Pedro ruiz gallo


EXPLICACIÓN DE LOS NIVELES DEL CONO DE DALE



Descargar 1,49 Mb.
Página6/9
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño1,49 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

1.3.2.1. EXPLICACIÓN DE LOS NIVELES DEL CONO DE DALE





  1. Experiencias directas. Este nivel agrupa los recursos que permiten la interrelación entre los alumnos y los hechos u objetos de la realidad en el mismo instante en que ocurren, favoreciendo de esta manera una mejor aprehensión y un menor grado de distorsión de la realidad. Así mismo, estos recursos posibilitan el ejercicio y la estimulación de un mayor número de capacidades sensoriales: ver, oir, tocar, gustar. Entre estos recursos tenemos:

  • C

    ortar una manzana.

  • Hacer un dulce.

  • Criar un animal.

  • Sembrar una planta.

  • Comprar y vender algo.

  • Oler el perfume de una flor.




  1. E

    xperiencias artificiales.
    En este nivel se ubican los medios educativos que tienen alguna aproximación con la realidad. Es menos variado en cuanto a estímulos. Si bien se simula la realidad, ésta no es completa. Por ejemplo:

  • Los modelos de esferas, de sistemas solares, de los átomos, etc.

  • Las maquetas.

  • Las conversaciones por teléfono.

  • Modelos de especies animales y objetos: del espacio, del mar, colecciones de botánica, etc.




  1. Experiencias Dramatizaciones. Aquí se encuentran las obras de teatro o las representaciones de algunos pasajes históricos, etc. Se adaptan muy bien para el estudio de la historia, así como su efectivo medio de comunicación.

Las dramatizaciones no son reales, pero por la variedad de recursos que ofrece pueden emplearse, también en la enseñanza de la literatura y la música.


Dentro de este nivel, menos cercano a la experiencia directa, podemos citar algunos recursos didácticos:

  • Dramas.

  • Títeres.

  • Sociodramas.

  • Dramatizaciones espontáneas.

  • Desempeño de roles espontáneos o ensayados.




  1. D

    emostraciones.
    Los recursos agrupados en este nivel son de efectos sensoriales menos directos que las dramatizaciones. Permiten explicar el proceso de un fenómeno o el funcionamiento de alguna máquina:

  • Escribir las letras del alfabeto.

  • Manejar instrumentos musicales.

  • Utilizar el pizarrón.

  • Demostrar experimentos en el laboratorio.

  1. E

    xcursiones de campo.
    Por lo general, se realizan con el propósito de que los alumnos tengan la oportunidad de observar y percibir hechos sociales o testimonios culturales, a los que se puede llegar en forma directa a través de varios sentidos, y que además, el estudio de estos fenómenos sería difícil en el aula si quisiéramos propiciar vivencias reales. En cambio, el contacto de los alumnos con los hechos o lugares mismos, les permitirá formarse una concepción más exacta de su realidad, lo que se logrará mediante:

  • Visitas a fábricas.

  • Visitas a museos.

  • Visitas a lugares históricos.

  • Viajes a otras comunidades, etc.




  1. E

    xposiciones.
    Se realizan usualmente en un ambiente determinado y reúnen diversos trabajos, ya sea de producción individual o colectiva de los alumnos y/o producción industrial. Estos trabajos que se exponen pueden ser de diferentes tipos: exposición de especímenes animales, pinturas, material didáctico para la enseñanza de las ciencias, afiches, productos agrícolas, minerales, etc.

Las exhibiciones tienen la naturaleza de ofrecer al público asistente la oportunidad de apreciar y conocer objetos y trabajos numerosos, reunidos en un local o ambiente.




  1. T

    elevisión.
    Es un recurso audiovisual educativo que nos brinda las comunicaciones más perfectas entre el sonido y la imagen. Incluso mediante ella, podemos visualizar hechos pasados como si ocurrieran en el momento en que se contemplan.

La televisión educativa nos permite observar:



  • Transmisiones directas.

  • Programas de vídeo cinta, que pueden repetir las veces que se desean.

  • Programas vía satélite, desde largas distancias y en el instante preciso de su realización.

Podemos señalar como algunas de las desventajas de la televisión educativa, su velocidad constante, lo que no permite a los televidentes hacer preguntas en el momento oportuno y recibir la respuesta esperada. El tamaño pequeño de la pantalla no permite que la audiencia sea mayor.


En nuestro medio se han realizado algunos esfuerzos por utilizar la televisión con fines educativos, a través de programas infantiles, pero aún resta mucho para conseguir niveles óptimos que, sin embargo, en el aspecto comercial sí le viene aprovechando exitosamente.


  1. Cinematografía. Las películas educativas constituyen un magnífico complemento de la enseñanza, cuando presentan largas historias en un corto tiempo de duración. La proyección de una película educativa puede detenerse en el momento o hacerse la aclaración sobre el tema desarrollado; también permite observar lugares y hechos distantes, aunque no con la responsabilidad y el momento preciso en que ocurren, como lo puede ofrecer la televisión.

Las películas deben prepararse especialmente para satisfacer o apoyar determinado tema educativo. O también puede recomendarse películas elaboradas con propósitos de entretenimiento, previa selección, para complementar el estudio de un curso u objetivo propuesto. Aunque la película se utiliza más con fines comerciales, sin embargo, hay algunas que se pueden recomendar con fines educativos después de un minucioso análisis de su contenido educativo.




  1. V

    istas fijas, radio grabaciones.
    Las vistas fijas son recursos que permiten visualizar objetos o fenómenos pero en forma estática. Sirven bastante para la práctica de la observación y el análisis correspondiente. Para que las imágenes fijas cumplan con mayor efectividad su objeto de presentar situaciones inmóviles que transmitan un mensaje, y que éste sea comprendido por los receptores, es conveniente considerar algunos aspectos complementarios. Se pueden acompañar de fechas o recuadros, que dirijan y mantengan la atención de los que observan la imagen, pues de un análisis detallado de las vistas fijas se obtendrá mejores conclusiones y explicaciones respecto a una imagen que podría ser:

  • Afiches motivadores.

  • Filminas sobre diversos aspectos de la vida.

  • Dibujos en revistas y textos.

  • Fotografías, etc.


La radio y las grabaciones son poderosos recursos de comunicación cultural, por su gran alcance a grandes distancias y numerosa audiencia. A través de la radio se puede transmitir programas educativos para diversas edades y sobre los temas más variados. Un ejemplo del gran poder de alcance de la radio, lo constituyen las orientaciones sobre las acciones a desarrollar durante un sismo o después del mismo; a fin de calmar los nervios y organizar a la población para su normalización.
Las grabaciones también son utilizadas como un auxiliar educativo de efectivos resultados; especialmente en la enseñanza de la música; manejo de instrumentos musicales, idioma, etc. Así mismo se emplean cuando los personajes importantes no pueden llegar a tiempo por diversos motivos a los estudiantes. En la enseñanza autoinstructiva también se utilizan las grabaciones por que permite que la grabación se detenga o repita la misma cuantas veces considere conveniente. Actualmente en el mercado existen numerosos materiales grabados, tales como: cassettes de audio, los video cassetts, los cds, hasta los DVDs.


  1. Símbolos visuales. Son representaciones alejadas de la realidad; usadas para aclarar ciertas ideas o procesos, dar recomendaciones sobre accidentes, tránsito, seguridad contra incendios, etc.




Las representaciones visuales constituyen un gran auxiliar de los diseñadores de libros de texto, para presentar muñequitos guiadores, motivadores, etc.


Igualmente se utiliza en la pizarra para completar los conceptos en las diversas líneas de acción: mapas, bosquejos de construcciones, comparaciones en gráficas de barras, poligonales, etc.
Los símbolos visuales están constituidos, por los diferentes tipos de letras que se utilizan para rotular: afiches, pizarrón, periódicos murales, etc.


  1. Símbolos verbales. Son los más alejados de la realidad. Aparecen conformados por los símbolos verbales hablados, referidos a la conversación, al enlace de conceptos, al enriquecimiento del vocabulario. El uso cada vez más correcto del lenguaje hablado, constituye un gran aliado educativo, sobre todo en la transmisión de conocimientos en clase y, en general, para el logro de una adecuada comunicación entre el que enseña y el que aprende.




      1. EL “ROMBO DE LA EXPERIENCIA” DE LEFRANC

Lefranc, también clasifica los medios didácticos diferenciando a los que se acercan más a la realidad de aquellos que se alejan de ella; es decir, de la experiencia directa con la realidad. La diferencia radica en que Lefranc ubica en una parte del rombo a las experiencias y medios didácticos que se aproximan a la realidad en diversos grados. Y en la otra parte, coloca aquellos recursos audiovisuales que, por su propia naturaleza, sólo constituyen representaciones de la realidad.


EL “ROMBO DE LEFRANC”
Símbolos verbales




    1. CRITERIOS DE SELECCIÓN DE LOS MEDIOS EDUCATIVOS

Los criterios resultan variables, pero según Méndez, son los siguientes:




  • Que tengan relación con los objetivos y capacidades. Para ello el docente ha de saber qué enseñar y qué serán capaces de hacer los estudiantes.




  • Debe haber correspondencia con las siguientes características del estudiante:

    • Ritmo de aprendizaje

    • Percepción verbal

    • Percepción auditiva y visual

    • Experiencia en el uso del medio

    • Inteligencia

    • Motivación




  • Niveles de sofisticación. Si algunas veces el objetivo puede oscurecer la utilidad de los medios, debemos de emplearlos considerando en cuenta las características del estudiante, explicándoles como funcionan, con un lenguaje claro.

  • Costo. Aunque éste no limitará la utilización del medio óptimo, debemos de tenerlo en cuenta.




  • Disponibilidad. Conviene utilizar fundamentalmente los recursos del medio, de la comunidad.




  • Calidad técnica. Las ideas se presentan en forma clara y realista, sin exagerar los rasgos.




  • El medio debe ser funcional, Algunos medios motivan, orientan, permiten retener y desarrollar el aprendizaje y las destrezas mentales.




  • Cantidad e información y nivel de participación del alumno. Ha de evaluarse los niveles y sabremos que los sistemas simbólicos imparten mayor información que la imagen, los medios visuales motivan la participación directa del estudiante.




  • El alumno estará preparado o poseer destrezas mentales, para poder decodificar los mensajes.




  • Los factores físicos que aludirán, a la organización del grupo, tiempo disponible y el espacio en el cual el medio será utilizado.



    1. CRITERIOS PARA APLICAR LOS MEDIOS EDUCATIVOS

Según Méndez, plantea lo siguiente:




  • Si los contenidos y los procedimientos evocan respuestas similares, se dará mayor grado de transferencia en el aprendizaje. Ejemplo: en una práctica del curso de lenguaje resulta más adecuado trabajar con medios auditivos ya sea directamente del profesor o grabadas en una cinta, cuando se trata de buscar mejorar la pronunciación.




  • Los hechos y los conceptos al presentarse en forma visual permiten mejorar el aprendizaje. Ejemplo: el mapa del Perú señalando los pisos ecológicos, cada color nos guiará en el aprendizaje.




  • En los medios visuales, el estudiante puede descubrir diversas relaciones que no siempre son expresadas en forma escrita. Ejemplo: Al observar la película “la guerra de las rosas”, en ella no sólo toman conocimiento del pensamiento, guerras, sino de aspectos que no estudiamos, en ese momento: costumbres, vestimenta, lugares, etc. De modo tal que el estudiante muéstrese atento y se cansa menos en clase.




  • La utilización del medio visual obliga al cambio de ritmo: motivando y atrayendo la atención.




    1. DESVENTAJAS

Según Arce, considera las siguientes cuando:




  • Los medios no presentan en relación directa con los objetivos – capacidades.

  • No está relacionado directamente con el tema.

  • No es aplicado en el momento oportuno.

  • Es utilizado para distraer.

  • Los alumnos no están familiarizados con el uso de los medios.

  • Las actividades no aparecen debidamente planificadas.

  • El costo de elaboración o adquisición resulta demasiado alto.

  • Falta exactitud en las ilustraciones.

  • El contendido es parcializado.

  • Los materiales están sucios y desordenados.

  • La calidad de información permanece por debajo de la capacidad de recepción.

  • Existe en el medio ambiente tanta información que limita la posibilidad de comprender.


2. LOS MATERIALES EDUCATIVOS.


    1. ¿QUÉ ES MATERIAL EDUCATIVO?

Se considera material educativo a todos los medios y recursos que facilitan el proceso de enseñanza y la construcción de los aprendizajes, por que estimulan la función de los sentidos y activan las experiencias y aprendizajes previos, para acceder más fácilmente a la información, al desarrollo de habilidades, destrezas y a la formación de actitudes y valores.


Según Gimeno y Loyza, los materiales constituyen elementos concretos, físicos, que portan los mensajes educativos, a través de uno o más canales de comunicación, y se utilizan en distintos momentos o fases del proceso de enseñanza – aprendizaje. Estas fases en el acto de aprender son, según Gagñé (1975) las siguientes: Motivación, aprehensión, adquisición, recuerdo, generalización, realización o desempeño y retroalimentación.



    1. LOS MATERIALES EDUCATIVOS Y LAS TEORÍAS DEL APRENDIZAJE



2.2.1. JEAN PIAGET
Sostiene que el desarrollo intelectual progresa poco a poco, en cada nivel ocurren nuevas adquisiciones bajo la forma de asimilaciones y acomodaciones.
a. La asimilación. Consiste en incorporar nueva información en un esquema previamente existente; es decir, cuando un sujeto ingresa información nueva, ésta será manejada con la información ya existente que parece apropiada para la situación, de manera que el esquema no sufrirá un cambio sustancial, sino se ampliará para aplicarlo a situaciones nuevas.


  1. La acomodación. Es el momento en que la información asimilada se incorpora al esquema produciendo cambios esenciales en él, ocurre cuando un esquema se modifica para poder incorporar información nueva que no encuentra esquemas anteriores compatibles.

Los dos procesos descritos permiten que los esquemas del sujeto se encuentren siempre adaptados al medio ambiente y al continuo desarrollo. Aprender significa también modificar activamente los esquemas mentales a través de las experiencias o transfiriendo los esquemas ya existentes a nuevas situaciones. El proceso de aprendizaje parte de lo que el sujeto ya conoce o posee.


El impulso para el desarrollo y el aprendizaje esta dados por el equilibrio, que consiste en un mecanismo de autorregulación a fin de lograr una buena interacción entre el desarrollo y el medio, de tal modo que el mundo que percibe el sujeto tenga coherencia. El desequilibrio, es lo que se conoce como conflicto cognitivo y es el primer paso para conseguir el desarrollo y el aprendizaje.
Piaget pone énfasis en que la modificación y equilibrio de los esquemas de un sujeto, su desarrollo y su aprendizaje, se producen como resultado de la interacción con el mundo. Por esta razón, se plantea que la educación debe dar las oportunidades y los materiales para que los estudiantes puedan aprender activamente y elaborar sus propios conceptos.
Trabajar con materiales educativos no impresos provoca en los estudiantes una experiencia activa de relación con los contenidos informativos que se están aprendiendo. Esta experiencia activa es parte del proceso de enseñanza aprendizaje, el docente facilita la manipulación de los materiales y permite observar los efectos de esa manipulación, así los discentes podrán inferir las propiedades, cualidades, características, y obtener sus propias conclusiones sobre los hechos o fenómenos observados. La interacción del alumno con el material puede provocar que en su estructura mental suceda el conflicto cognitivo y ocurra así el desequilibrio necesario para que se produzcan el aprendizaje y el desarrollo de sus estructuras cognitivas.
El desarrollo cognitivo y su relación con el uso de los materiales educativos.


Pensamiento Preoperatorio 2 a 7 años.

Operaciones concretas

7 a 11 años

Operaciones formales

11 a 16 años

  • Desarrollo de la capacidad de representar objetos y acontecimientos.




  • Empieza el desarrollo del lenguaje.

  • Las operaciones mentales se llevan a cabo sobre la base de objetos concretos.




  • Aparecen los conceptos de causalidad, espacio, tiempo y velocidad.

  • Adquieren un mayor poder de abstracción.

En la etapa de las operaciones formales (11 a 16 años), el pensamiento ya no depende de puntales concretos, porque los estudiantes pueden manejar relaciones con abstracciones.


Las características propias de esta etapa son:


  • La habilidad de pensar más allá de la realidad concreta. Esto significa que adquieren mayor poder de abstracción. Ante un problema determinado se plantean todas las posibilidades de interacción o combinación que pueden darse entre todos los elementos del problema.




  • El razonamiento es de carácter hipotético deductivo. Esto denota que pueden razonar sobre conjeturas y las someten a comprobación experimental obteniendo conclusiones.




  • La capacidad de manejar en el nivel lógico enunciados verbales y proporciones en vez de únicamente objetos concretos. Así el lenguaje desempeña una función muy especializada frente al pensamiento.

Piaget afirma que es de mucha importancia facilitar a los estudiantes ambientes físicos y socialmente ricos que les brinde mayores oportunidades de experimentación activa. Es así como la utilización de materiales educativos se justifica en sus estudios sobre el aprendizaje. Argumenta que las condiciones a las que llegan los educandos por sí mismos generalmente les resulta más significativas que aquellas propuestas por otros. Si se le ofrece la posibilidad de experimentar activa y libremente sus ideas con un material organizado alrededor de ciertos contenidos, problemas o nociones físicas, puede favorecerse el aprendizaje espontáneo y el desarrollo de sus habilidades cognitivas.


2.2.2. JEROME BRUNER

Sostiene que el aprendizaje resulta del procesamiento activo de la información y cada persona lo realiza a su manera, así mismo indica que más importante que la información obtenida son las estructuras formadas a través del proceso de aprendizaje.


Bruner habla del aprendizaje por descubrimiento como la manera de reordenar o transformar la información, de modo que permita ir más allá de la información misma para lograr así la construcción de un nuevo conocimiento. El aprendizaje por descubrimiento está regido por doce principios que son los siguientes:


  • Todo el conocimiento real es aprendido por uno mismo.

  • El significado es producto exclusivo del descubrimiento creativo y no verbal.

  • El conocimiento verbal es la clave de la transferencia.

  • El método del descubrimiento es el principal para transferir el contenido.

  • La capacidad para resolver problemas es la meta principal de la educación.

  • El entrenamiento en la heurística del descubrimiento es más importante que la enseñanza de la materia de estudio.

  • Cada niño es un pensador creativo y crítico.

  • La enseñanza expositiva es autoritaria.

  • El descubrimiento organiza de manera eficaz lo aprendido para emplearlo ulteriormente.

  • El descubrimiento es el generador único de motivación y confianza en sí mismo.

  • El descubrimiento es una fuente primaria de motivación intrínseca.

  • El descubrimiento asegura la conservación del recuerdo.

Bruner afirma que cuando a los estudiantes se les permite observar, manipular, practicar y encontrar sus propias soluciones a los problemas que esas prácticas les plantean, no sólo desarrollan habilidades para resolver problemas, sino que también adquieren confianza en sus propias habilidades de aprendizaje, así como una propensión a actuar después en la vida como solucionadores de problemas. Ellos aprenden a aprender a medida que aprenden.


L

a disposición del docente para provocar la curiosidad y la reflexión de sus alumnos con el uso de materiales educativos no impresos puede favorecer el aprendizaje por descubrimiento. Como ejemplo se puede poner el uso de un microscopio escolar con el cual el docente puede motivar a los alumnos a observar diferentes elementos. Esta observación debe ser acompañada de preguntas, cuestionamientos, indicadores, que el docente debe hacer a sus estudiantes para que estas preguntas induzcan a la construcción de sus propios aprendizajes significativos.

2.2.3. BANDURA
Considera que los individuos no pueden aprender mucho a través de la observación a no ser que presten atención y perciban perfectamente los aspectos significativos del comportamiento del modelo. De ahí que ciertos medios faciliten el aprendizaje por observación. Algunas formas de modelaje son intrínsicamente recompensadoras, de tal manera que llaman la atención de la gente a cualquier edad y por largos períodos. El mejor ejemplo de ésta afirmación es el modelaje hecho a través de la televisión.
2.2.4. DAVID AUSUBEL
Manifiesta que la evolución del conocimiento en las áreas de psicología y pedagogía, junto con la disponibilidad de los modernos equipamientos, constituyen, para Ausubel, los factores que modifican y amplían el papel de los medios para la instrucción. El empleo de esos medios debe acompañar, no sólo al estadío de desarrollo cognitivo del alumno, sino también a la complejidad de los contenidos. Su utilización no debe restringirse a funciones importantes en la transmisión de información al alumno. Por esta razón, y especialmente después de los grados más elementales, los materiales curriculares deben seleccionarse en función de los estudiantes y no de los profesores.
En éste gráfico Ausubel da mayor aproximación a los enfoques contemporáneos sobre el desarrollo de materiales de instrucción. El profesor provee retroalimentación y coordinación. La transferencia de conocimientos de la disciplina al alumno se da mediante experimentación, libros, filmes, programas, etc.

Asignatura Estudiante




El proceso de educación en el que la función principal del profesor es planificar los materiales de enseñanza y los recursos de aprendizaje y desempeñar un papel de apoyo y de guía. Los enfoques modernos de la construcción se aproximan más a este esquema.


Afirma que una de las vías más promisorias para mejorar el aprendizaje escolar, consiste en mejorar los materiales de enseñanza, e incluye en ellos los medios, dada su obvia relación con los materiales de enseñanza. En ésta teoría los medios se vuelven más importantes en la medida que facilitan el aprendizaje significativo.



    1. ESTILOS DE APRENDIZAJE Y SU RELACIÓN CON EL USO DE LOS MATERIALES EDUCATIVOS.

Hablar de estilos de aprendizaje implica referirse a las diferentes formas en que los sujetos aprenden, son los rasgos cognitivos, afectivos y fisiológicos que indican como los sujetos perciben, interaccionan y responden a sus ambientes de aprendizaje.


Honey y Mumford buscaron la respuesta a por qué si dos personas se encuentran compartiendo el mismo proceso de enseñanza – aprendizaje, una aprende y la otra no. Concluyeron que se debe a las diferentes reacciones ante el modo como se exponen al aprendizaje. Los estilos de aprendizaje originan en las personas diferentes respuestas y diferentes comportamientos ante el mismo. Los estilos de aprendizaje que definen son:


  1. Activos. Las personas que corresponden al estilo activo se involucran plenamente y sin prejuicios en nuevas experiencias. Son de mente abierta, nada escépticos y acometen con entusiasmo las tareas nuevas. Les gusta vivir nuevas experiencias; sus días son muy activos. Crecen ante los desafíos. Se aburren con los largos plazos. Son personas que estrechan relaciones de grupo, que se involucran en los asuntos de los demás y centran a su alrededor todas las actividades.

Los materiales han de ser rápidos, con movimiento, de uso no muy prolongado y que no signifiquen demasiada teoría. Un juego de pupinúmeros, en el que se deben encontrar operaciones aritméticas entre muchos números escondidos en un cuadro, es un juego sencillo, divertido que permite la actividad mental y física del alumno.





  1. Reflexivos. A las personas que corresponden al estilo reflexivo les gusta considerar las experiencias y observarlas desde diferentes perspectivas. Recogen y analizan datos con mucho detalle antes de llegar a cualquier conclusión. Su filosofía es ser prudentes, mirar bien antes de actuar; consideran todas las alternativas antes de realizar un movimiento. Disfrutan observando la actuación de los demás, los escuchan y no intervienen hasta que se han adueñado de la situación. Crean a su alrededor un ligero aire distante y condescendiente.

Los materiales deben hacerlos pensar, deben plantearles retos interesantes y propiciar el análisis y la elaboración de conclusiones. A este grupo de alumnos se les puede plantear que analicen el trabajo hecho por los compañeros que crearon un nuevo modelo de pupinúmeros, dándoles las pautas necesarias para que realicen esa labor.




  1. Teóricos. Las personas que corresponden a este estilo enfocan los problemas de manera vertical escalonada, por etapas lógicas. Tienden a ser perfeccionistas. Integran los hechos en teorías coherentes; analizan y sintetizan la información; profundizan en su sistema de pensamiento; piensan que lo que es lógico es bueno; buscan la racionalidad y la objetividad huyendo de lo subjetivo y de lo ambiguo.

Los materiales deben de ayudarlos a integrar las teorías con la realidad. Un material como el de los pupinúmeros no se adecua especialmente al estilo teórico, de manera que, si se están trabajando las operaciones aritméticas, es conveniente presentarles el material acompañado de otros ejercicios, o que a partir del material propuesto elaboren problemas aritméticos combinando las operaciones ahí planteadas.




  1. Pragmáticos. Las personas que corresponden a este estilo prefieren la aplicación práctica de las ideas, descubren el aspecto positivo de las ideas nuevas y aprovechan la primera oportunidad para experimentarlas. Tienden a ser impacientes con personas que teorizan. Pisan tierra cuando hay que tomar una decisión o resolver un problema.

Se les debe plantear materiales innovadores, propuestas únicas y que desarrollen creatividad. Se puede mostrar un pupinúmeros como un juego para ser construido por los alumnos, pidiéndoles que hagan variaciones sobre el tema, es decir, que los presenten como operaciones o problemas por resolver, sólo así constituirá un reto interesante para la creatividad.
El uso de materiales educativos no impresos han de prestarse para que el docente exponga a sus educandos diversas estrategias adecuadas a sus características para aprender. Un mismo material puede cubrir diferentes estilos de aprendizaje dependiendo de la forma como el docente proponga a sus estudiantes el uso del material.
Todos los alumnos deben interactuar con distintos tipos de materiales, de manera que puedan entrenarse en las cualidades de los diferentes estilos. Cabe mencionar que sería imposible pretender utilizar un material no impreso por cada estilo, en cada actividad de aprendizaje. Lo recomendable es sacar provecho del material que se tiene, intentando adaptarlo a la mayor cantidad de estilos. Puede ocurrir que haya materiales que, por su contenido, no se adapten a muchos estilos; sin embargo, el uso de éstos también, es válido en la medida que todas las personas pueden entrenarse en los diversos estilos. Lo que se ha de tener siempre presente es la importancia de variar el tipo y uso de materiales en cada actividad, considerando el estilo de aprendizaje de los alumnos, de tal modo que cada vez se vea beneficiado un grupo diferente.


    1. RELACIÓN ENTRE EL DESARROLLO DE HABILIDADES Y LA UTILIZACIÓN DE MATERIALES EDUCATIVOS NO IMPRESOS

Las habilidades que se han tomado en cuenta en este estudio se han dividido en habilidades intelectuales, motoras y sociales.




  1. Habilidades intelectuales. Se relacionan con el nivel funcional de adquisición conceptual y con la habilidad general de razonamiento. Todas las actividades intelectuales ponen en juego, en mayor o menor medida, habilidades que determinarán la eficacia de dicha actividad. Son muchas las habilidades intelectuales que pueden desarrollarse con el uso de materiales educativos no impresos, tales como:

  • Habilidad numérica

  • Procesos aritméticos

  • Razonamiento aritmético

  • Información general

  • Clasificación

  • Comprensión

  • Riqueza léxica

  • Fluidez verbal

  • Comprensión lectora

  • Creatividad

  • Análisis y síntesis

  • Identificación y resolución de problemas

  • Habilidad para aprender por cuenta propia

  1. Habilidades motoras. Están vinculados con el desarrollo psicomotor puesto que en el proceso de adquisición de estas habilidades se obtienen otras tales como las de establecer contactos, expresarse, explorar y utilizar su entorno.

Los alumnos descubren el mundo de los objetos mediante el movimiento y la vista, éste sólo será rico cuando sean capaces de tocar, coger, dejar, cuando hayan adquirido el concepto de distancia entre ellos y el objeto manipulado. La evolución psicomotora se desarrolla en forma paralela a las posibilidades madurativas.


Las habilidades psicomotoras básicas para el aprendizaje que son entrenadas con el uso de materiales educativos son:

  • Habilidad de recreación y velocidad

  • Direccionalidad

  • Lateralización

  • Orientación temporal

  • Agudeza auditiva

  • Decodificación auditiva

  • Asociación auditivo vocal

  • Memoria auditiva

  • Memoria visual

  • Memoria visomotora

  • Coordinación muscular visomotora fina

  • Manipulación visomotora de espacio y forma

  • Velocidad de aprendizaje visomotor

  • Integración visomotora




  1. Habilidades sociales. Parte de la riqueza de trabajar con materiales educativos no impresos, es que estos tienen un potencial formativo muy grande pues, además de desarrollar aspectos académicos y cognitivos, propician en los estudiantes experiencias de interrelación entre ellos y generar situaciones de entrenamiento de sus habilidades sociales.

Las habilidades sociales, representan conductas que permiten la evolución de las personas en un contexto individual o interpersonal, desarrollan la capacidad de expresar sus sentimientos, opiniones, deseos, derechos, de una manera adecuada y en el momento preciso, respetan las conductas de los otros y resuelven los problemas de un modo eficaz.


Las habilidades sociales que pueden entrenarse a través de los materiales educativos son:

    • Aceptación social: Es la habilidad para llevarse bien con sus congéneres.

    • Juicios de valor: Es la habilidad para reconocer y responder a asuntos ético – morales.

    • Madurez social: Es la habilidad para asumir responsabilidad social.

Emplear materiales educativos no impresos permite al docente la posibilidad de entrenar habilidades sociales en sus estudiantes. Esto puede darse a través de la participación en equipos, donde los estudiantes aprenden a respetar las características de los otros, acatar las normas de participación y a valorar las diferencias.

También es muy útil para propiciar discusiones sobre diversos temas formativos, desarrollar la capacidad crítica y el sentido común.


    1. ACTITUDES FRENTE A LOS MATERIALES




  • Actitud de temor y rechazo. Basta recordar los prejuicios de Platón ante la utilización de documentos escritos en la enseñanza por el posible desplazamiento que pensaba podía sufrir la expresión oral. Más recientemente, la misma reacción se produjo cuando se inició el uso de la radio, la televisión y las computadoras en las instituciones educativas. Es importante analizar si, en realidad, el profesor teme ser desplazado de su lugar protagónico en el proceso de enseñanza-aprendizaje y, por ende, reacciona desarrollando actitudes de rechazo respecto a nuevos medios.




  • Actitud de aceptación acrítica. Se trata, según explica Rosales, de una actitud totalmente contraria a la anterior en función de la cual ciertos profesores realizan un uso indiscriminado de medios y materiales, sin previa adecuación a la realidad bio-psico-social de los estudiantes.

Quizás con una confianza ciega en que la utilización de los mismos va a resolver los numerosos problemas inherentes a las tareas de enseñanza aprendizaje.

Esta actitud se manifiesta en aquellos maestros que siguen exactamente la secuencia de enseñanza que proponen los libros de texto y subordinan la actividad de los educandos a los mismos, dejando toda posibilidad de incorporar o integrar nuevos recursos.

También se evidencia en aquellos casos en los que se hace un uso excesivo de materiales audiovisuales o de trabajo con computadora sin un análisis profundo de los objetivos que pretende alcanzar.


  • Actitud de aceptación crítica. Constituye la manifestación más positiva frente a los medios y materiales educativos. En este caso, el profesor se preocupa por analizar sus características, las ventajas y desventajas que tiene su utilización en el aula, así como los resultados de investigaciones que permitan evaluar su aplicación en nuestro contexto.

En esta actitud existe una inquietud en el profesor de cambiar e integrar sus propios recursos a los que puede obtener de su medio.






Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal