Patrimonio religioso y eclesial



Descargar 135,2 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión05.09.2017
Tamaño135,2 Kb.
1   2   3
cultura se indica, en sentido general, todo aquello con lo que el hombre afina y desarrolla sus innumerables cualidades espirituales y corporales; procura someter el mismo orbe terrestre con su conocimiento y trabajo; hace más humana la vida social, tanto en la familia como en toda la sociedad civil, mediante el progreso de las costumbres e instituciones; finalmente, a través del tiempo expresa, comunica y conserva en sus obras grandes experiencias espirituales y aspiraciones para que sirvan de provecho a muchos, e incluso a todo el género humano.

10. PONTIFICIA COMISION PARA LOS BIENES CULTURALES DE LA IGLESIA (PCBCI) 1999, Sobre el inventario, Introducción: “La incidencia del patrimonio histórico-artístico de la Iglesia en el conjunto de los bienes culturales de la humanidad es enorme, tanto por la cantidad y variedad de los objetos, como por la cualidad y belleza de muchos de ellos. No podemos olvidarnos de las grandes figuras que han puesto su ingenio al servicio de la Iglesia. Cada vocación artística puede, de suyo, dar testimonio del mensaje cristiano ante todos los pueblos. Todas las obras de arte de inspiración cristiana son expresiones de una espiritualidad universal y local. Pueden coincidir con la búsqueda religiosa, individual y comunitaria, alcanzando, en algunos casos, formas de total sintonía espiritual entre el camino creativo y fruitivo.”

11. O. LO PRETE, Tutela del patrimonio cultural: marco jurídico estatal, en AADC, XIX (2013), [desde derecho civil argentino]: Más de mil “bienes” se habían incorporado hasta el mes de octubre del año 2013 al Registro que lleva la “Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos”, organismo estatal creado en 1940 y que tiene como misión -en sustancia- preservar, defender y acrecentar el patrimonio histórico y artístico de la Nación Argentina. … La riqueza y variedad del elenco, que se amplía año a año, son datos que informan acerca del magnífico patrimonio cultural que ostenta el país. Algo más de una quinta parte del Registro, cuyo catálogo se agrupa en diferentes “tipologías“, atañe a bienes de naturaleza “religiosa“, en altísimo porcentaje concernientes a la Iglesia Católica.

12. Catecismo de la Iglesia Católica. Compendio (2005): síntesis del Catecismo de la Iglesia Católica, editado en 1992 como fruto del Concilio Ecuménico Vaticano II (1962-1965).

13. CONCILIO VATICANO II, Sobre la Iglesia (Lumen gentium: LG) 7,8: Cristo, por cierto, ama a la Iglesia como a su propia Esposa, como el varón que amando a su mujer ama su propio cuerpo (cf. Ef., 5,25-28); pero la Iglesia, por su parte, está sujeta a su Cabeza (Ef., 5,23-24). "Porque en Él habita corporalmente toda la plenitud de la divinidad" (Col., 2,9), colma de bienes divinos a la Iglesia, que es su cuerpo y su plenitud (cf. Ef., 1,22-23), para que ella anhele y consiga toda la plenitud de Dios (cf. Ef., 3,19).

14. Cfr. LG 8,1.

15. LG 13,3: De aquí dimanan finalmente entre las diversas partes de la Iglesia los vínculos de íntima comunicación de riquezas espirituales, operarios apostólicos y ayudas materiales. Los miembros del Pueblo de Dios están llamados a la comunicación de bienes, y a cada una de las Iglesias pueden aplicarse estas palabras del Apóstol: "El don que cada uno haya recibido, póngalo al servicio de los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios" (1 Pe., 4,10).

16. LG 17: … Por eso se ve impulsada por el Espíritu Santo a poner todos los medios para que se cumpla efectivamente el plan de Dios, que puso a Cristo como principio de salvación para todo el mundo. Predicando el Evangelio, mueve a los oyentes a la fe y a la confesión de la fe, los dispone para el bautismo, los arranca de la servidumbre del error y de la idolatría y los incorpora a Cristo, para que crezcan hasta la plenitud por la caridad hacia Él."

17. A. BUSSO, La legislación eclesiástica y la conservación del patrimonio cultural, en El patrimonio cultural. Conciencia, Valoración, Tutela, ed. CEA 1994, pág. 95.

18. D. IGUACEN BORAU, Diccionario del patrimonio cultural de la Iglesia, Ediciones Encuentro, Madrid 1991, artículo: patrimonio cultural y siguientes, págs. 695-706.

19. Motu Proprio Inde a Pontificatus Nostri inicio (25 marzo 1993).

20. Constitución Apostólica Pastor Bonus (28 julio 1988).

21. JUAN PABLO II, Mensaje a la PCBCI (12 octubre 1995).

22. Motu Proprio Pulchritudinis fidei (30 julio 2012).

23. Cfr. PCCP, Carta sobre formación sacerdotal y bienes culturales (1992), cita varios documentos anteriores del siglo XX, en n. 8, nota 7:

- Secretaria de Estado, Circular sobre monumentos 1902

- Circular sobre conservación de archivos y bibliotecas 1923

- Circular a los ordinarios de Italia 1924



- Congregación Concilio, Disposición objetos de historia y arte 1939.

24. Cfr. P. RUBIO MERINO, Archivística eclesiástica. CELAM 1998, 161-195.- SIMEONE DELLA SACRA FAMILIA OCD, Brevi Appunti di Archivistica generale ed eclesiastica, 1986-3a. ed.,127-145.

25. Cfr. PCBCI: 1992: formación sacerdotal; 1994: bibliotecas; 1994: bienes de institutos religiosos; 1997: archivos; 1999: inventarios; 2000: nueva evangelización; 2001: museos; 2006: patrimonio artístico.

26. Cfr. CIVCSVA: 2005: enajenación; 2008: informe periódico; 2014: gestión.

27. Cfr. JUAN PABLO II: Mensajes a las Asambleas Plenarias , celebradas en los años 1995, 1997, 2000, 2002.

28. Cfr. Mons. Mauro Piacenza: 2006, 2006, 2007.- Estas últimas ponencias forman parte de un acontecimiento mayor, que puede consultarse con provecho: Ciclo de Conferencias Las Piedras, los sonidos, los colores de la casa de Dios, en Agencia FIDES 2006-2007.

29. Algunos ejemplos de otros documentos del Vaticano, que de alguna manera se refieren a los bienes culturales: Congregación para el Clero (1971): sobre patrimonio histórico-artístico; Congregación para el Culto (1987): sobre conciertos; Consejo de la Cultura (1999): sobre pastoral de la cultura; Consejo para los Emigrantes e Itinerantes (2001 y 2009), sobre la pastoral de turismo.

30. Cfr. ANUARIO ARGENTINO DE DERECHO CANÓNICO (AACD), XIX (2013).

31. CONCILIO VATICANO II, Sobre la sagrada liturgia (Sacrosanctum Concilium: SC) 45-46.

32. SC 126: Al juzgar las obras de arte, los Ordinarios de lugar oigan a la Comisión diocesana de arte sagrado y, si el caso lo requiere, a otras personas muy entendidas, como también a las comisiones de que se habla en los art. 44, 45 y 46.- Vigilen con cuidado los Ordinarios para que los objetos sagrados y obras preciosas, dado que son ornato de la casa de Dios, no se vendan ni se dispersen.

33. Cfr. CEA, Asamblea Plenaria 94°, noviembre de 2007.

34. O. LO PRETE, o.c., nota 29.

35. Cfr. H. VON USTINOV, La tutela de los bienes culturales en el Derecho Canónico, en AADC, XIX (2013), 273-289.

36. CÓDIGO DE DERECHO CANÓNICO (CDC), 1983: canon 1205.

37. Un fenómeno parecido, en menor escala, se puede ver en la plaza del Fundador de la ciudad de Córdoba, un lugar marcado en donde estuvo el antiguo Seminario Diocesano, donde estudió el beato José Gabriel Brochero, y en cuya capilla celebró su primera Misa.

38. Col 1,18-20: Él es también la Cabeza del Cuerpo, es decir, de la Iglesia. Él es el Principio, el Primero que resucitó de entre los muertos, a fin de que él tuviera la primacía en todo, porque Dios quiso que en él residiera toda la Plenitud. Por él quiso reconciliar consigo todo lo que existe en la tierra y en el cielo, restableciendo la paz por la sangre de su cruz.

39. En los templos cristianos y capillas se pueden apreciar: frescos y pinturas sobre tela, imágenes de bulto, y otros objetos, representando las escenas de la vida de Cristo, de la Virgen y de los santos, para hacer presente a los fieles los misterios de la fe, en paredes, techos, columnas, pechinas y galerías.

40. Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a los participantes de la IV Asamblea del PCBCI (2002), 3.

41. Cfr. D. IGUACEN BORAU, o.c., artículo "templo católico", págs. 930-932

42. Citado en la conclusión de: PCBCI, Bienes culturales y familias religiosas (1994).

43. Cfr. D. IGUACEN BORAU, o.c., varios artículos sobre "arte", págs., 155-165.

44. Cfr. Mons. Mauro PIACENZA, Los archivos eclesiásticos, en Ciclo de Conferencias Las Piedras, los sonidos, los colores de la casa de Dios, en Agencia FIDES 2006-2007.

45, PABLO VI, Discurso a los participantes del V Congreso de archiveros eclesiásticos (1963): "Es Cristo quien obra en el tiempo y escribe, ciertamente Él, su historia, de manera que los trozos que sueltos en los papeles que nosotros componemos son ecos y huellas del paso de la Iglesia, mejor dicho, del paso por el mundo del Señor Jesús. Y he aquí que, entonces, el tener admiración por estos papeles, por los documentos, por los archivos, quiere decir, como consecuencia, participar en el culto de Cristo, tener sentido de Iglesia, darnos a nosotros mismos y dar a quien vendrá, la historia del paso ,es decir, del transitus Domini por el mundo".

46. JUAN PABLO II, Mensaje a los participantes de la II Asamblea del PCBCI (1997), n. 2.

47. JUAN PABLO II, Discurso a los participantes en la I Asamblea de la CPBCI (12/10/1995), sobre la importancia del patrimonio artístico en la expresión y en la inculturación de la fe, n. 3: En este contexto se ha querido dar un significado preciso y un contenido in­mediatamente comprensible también al mismo concepto de bien cultural, inclu­yendo en él, ante todo, los patrimonios artísticos de la pintura, la escultura, la arquitectura, el mosaico y la música, puestos al servicio de la misión de la Iglesia. Además, a éstos hay que añadir los libros contenidos en las bibliotecas eclesiásticas y los documentos históricos conservados en los archivos de las co­munidades eclesiales. En fin, pertenecen a este ámbito las obras literarias, teatra­les y cinematográficas producidas por los medios de comunicación social.

48. Cfr. H. AGUER, La música religiosa como bien cultural, en El patrimonio musical de la Iglesia, CEA (1998), 161-176.

49. D. IGUACEN BORAU, o.c., artículo "Autos Sacramentales", pág. 174, donde hace referencia al Diccionario de Historia Eclesiástica de España, t. 2.

50. Cfr. CONGREGACIÓN PARA EL CULTO DIVINO, Directorio sobre piedad popular y liturgia (2002), nn. 109 y 144.

51. JUAN PABLO II a los participantes del Congreso: "El cine ha afrontado, y sigue afrontando hoy, argumentos inspirados en la fe. En este contexto, la Escritura, la vida de Jesús, de la Virgen y de los santos, así como los problemas de la Iglesia, son fuentes inagotables para quien busca el sentido espiritual y religioso de la existencia. Así, el arte cinematográfico a menudo ha sabido transmitir un mensaje sublime, contribuyendo a difundir el respeto a los valores que enriquecen el espíritu humano, y sin los cuales es muy difícil vivir una vida plena y completa. De ese modo, el cine puede dar una valiosa aportación a la cultura y una cooperación específica a la Iglesia."

52. CDC, canon 1171: Las cosas sagradas destinadas al culto divino mediante dedicación o bendición deben ser tratadas reverentemente y no se utilizarán para el uso profano o impropio, aunque estén en dominio de particulares.

53. CDC, canon 1189: Cuando necesiten de reparación imágenes preciosas, es decir que se destaquen por su antigüedad, arte, o culto, expuestas en las iglesias u oratorios a la veneración de los fieles, nunca serán restauradas sin licencia escrita dada por el Ordinario, el cual, antes de concederla, consultará a personas expertas.

54. Se consideran "reliquias" sagradas los cuerpos de los santos o alguna parte de ellos, como también los objetos santificados por el contacto directo con los mismos.- CDC, canon 1190,1: Está terminantemente prohibido vender reliquias sagradas.

55. "Exvotos" son ofrendas hechas a Dios, a la Virgen y a los santos, como testimonio visible de gratitud y veneración, de ordinario por una gracia recibida. A través del tiempo y en los diversos lugares, han adquirido las formas más diversas.- Cfr. CDC, cc. 1234,2 y 1292,2.

56. Cfr. PCBCI, Carta circular sobre la función pastoral de los museos eclesiásticos (2001), 1.3.

57. D. IGUACEN BORAU, o.c., artículo "tesoro", págs. 940-941.

58. PCBCI, Carta circular sobre la función pastoral de los museos eclesiásticos (2001), introducción.

59. Ibidem

60. JUAN PABLO II, Mensaje a la II Asamblea de la PCBCI (1997), 2.

61. Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a los participantes de la III Asamblea del PCBCI (2000), 3.

62. Cfr. PCBCI, La función pastoral de los Museos eclesiásticos (2001), 1.1.

63. Cfr. Ibidem, 4.3.2.

64. Cfr. JUAN PABLO II, Mensaje a los participantes de la II Asamblea PCBCI (1997), 2; Discurso a los participantes de la III Asamblea del PCBCI (2000), 4.

65. Cfr. PCBCI, La función pastoral de los Museos eclesiásticos (2001), 1.1.

66. Cfr. Ibidem, 2.1.1-2.

67. Cfr. JUAN PABLO II, Mensaje a los participantes de la I Asamblea de la PCBCI (1995), 2.

68. Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a los participantes de la I Asamblea del PCBCI (1995), 2 y 6.

69. Cfr. PCBCI, La función pastoral de los Museos eclesiásticos (2001), 2.2.2.

70. GS 62,5

71. Cfr. PCBCI, Tercera Asamblea Plenaria (2000), 5.

72. Cfr. PABLO II, Discurso a la II Asamblea Plenaria de la PCBCI (1997), 2.

73. Cfr. PCBCI, La función pastoral de los Museos eclesiásticos (2001), 1.2. y 4.2.1.

74. Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a los participantes de la III Asamblea del PCBCI (2000), 3.

75. Cfr. PCBCI, Mons. Mauro PIACENZA, Bienes Culturales y evangelización (2007).

76. JUAN PABLO II, Discurso a la II Asamblea Plenaria de la PCBCI (1997), 4.

77. Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a la III Asamblea Plenaria del PCBCI (2000), 4.

78. Cfr. PCBCI, Necesidad y urgencia del inventario y catalogación de los bienes culturales de la Iglesia (1999), 3.1.

79. Cfr. PCBCI, Función pastoral de los archivos eclesiásticos (1997), n. 1.3.

80. GS 22.- Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a los participantes de la III Asamblea del PCBCI (2000), 3.

81. Cfr. PCBCI, Necesidad y urgencia del inventario y catalogación de los bienes culturales de la Iglesia (1999), 3.1.

82. Cfr. PCBCI, Tercera Asamblea Plenaria (2000), 1.

83. Ibidem, 3-4.

84. Discurso al Consejo Pontificio para la Cultura, 15 junio 2007.

85. PCBCI, Tercera Asamblea Plenaria (2000), 2.

86 Cfr. JUAN PABLO II, Discurso a la III Asamblea Plenaria del PCBCI (2000), 4.

87. Ibidem, 6.

88. Cfr. PCCP, Carta circular Formación de los futuros presbíteros en el cuidado de los bienes culturales de la Iglesia (1992), introducción y 5.- Editado por la CEA, La función pastoral de los archivos y museos eclesiásticos, Buenos Aires 2006, 7-32.

89. Cfr. PCBCI, Bienes Culturales y familias religiosas (1994),. Editado por la CEA, La función pastoral de los archivos y museos eclesiásticos, Buenos Aires 2006, 89-101.- CIVCSVA, Carta sobre la enajenación de bienes de los Institutos (2005).

90. Cfr. PCBCI, Necesidad y urgencia del inventario y catalogación de los bienes culturales de la Iglesia (1999), sobre todo 3.4.- Editado por la CEA, La función pastoral de los archivos y museos eclesiásticos, Buenos Aires, 33-70.

91. Cfr. Mons. Héctor AGUER, Discurso inaugural en el Primer encuentro (1994), publicado en CEA, El Patrimonio Cultural de la Iglesia, Conciencia, Valoración, Tutela, Buenos Aires 1995, p. 8.- N.C. DELLAFERRERA, Los archivos eclesiásticos en el Código de Derecho Canónico, en La Curia Diocesana. Aspectos jurídicos y pastorales, Facultad de Derecho Canónico de la UCA, 3a. edición, Buenos Aires 2011.
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal