Pacífico centro de



Descargar 5,66 Mb.
Página4/31
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño5,66 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31
2: Evolución de los retornos a la educación en el Perú con énfasis en la educación superior: Metodología, estimaciones y análisis 1985-2004

2.1 Marco teórico, metodología y trabajos previos
El marco teórico de referencia que guía la investigación es la teoría de inversión en educación como inversión en capital humano que se remonta originalmente a la visión de Adam Smith quien señalaba en “La riqueza de las naciones” que “un hombre educado a un costo muy alto de tiempo y trabajo es

comparable a una máquina muy costosa”, y que fue desarrollada modernamente por Gary Becker (1975).
Según la teoría del capital humano, la educación es una inversión que se realiza para incrementar la capacidad productiva futura. Así, los individuos eligen su nivel óptimo de educación hasta el punto en que los costos y los beneficios involucrados se igualan. Los costos son los gastos en educación así como el costo de oportunidad por dejar de trabajar. A su vez, los beneficios son los mayores ingresos laborales esperados. Por lo tanto, los ingresos laborales de los más educados deben ser lo suficientemente mayores para compensar los costos asociados a obtener mayor educación.
Al mismo tiempo, el nivel del retorno a la educación y su evolución en el tiempo depende de factores de oferta y demanda. En el caso de la oferta se trata de la cantidad de profesionales y técnicos que egresan de las instituciones educativas e ingresan al mercado laboral. En el caso de la demanda se trata del aparato productivo de bienes y servicios que demanda la mano de obra calificada. Estas demanda se ve potencialmente afectada por el ritmo de crecimiento de la economía en su conjunto, por el modelo de desarrollo vigente, por el grado de apertura de la economía, por el ritmo y sesgo del cambio tecnológico, etc.
Sin necesidad de asumir como dogma esta teoría, su gran ventaja es que nos permite tener un punto de partida inicial con una metodología empírica accesible y flexible que es la ecuación de Mincer (1974). La ecuación de ingresos por capital humano de Mincer relaciona con una regresión el logaritmo natural de los ingresos laborales con las inversiones realizadas en capital humano aproximadas empíricamente con los años de educación y años de experiencia laboral. El coeficiente de la variable años de educación se interpreta con frecuencia como la tasa de retorno a la educación pero esta interpretación es estrictamente correcta sólo bajo ciertos supuestos (Chiswick,

1997).
La inversión en capital humano adicional (por ejemplo un año más de educación) haría más productivo a un trabajador en el futuro y por tanto éste tendría un potencial de ingresos mayor. Para capturar sencilla pero rigurosamente esta característica básica de la ecuación de Mincer seguiremos el trabajo muy didáctico de Chiswick (1997) definiendo:
Eo = Ingresos anuales en el caso de un trabajador sin educación

Et = Ingresos anuales en el caso de tener un nivel t de educación

Ct = Valor monetario de la inversión realizada en el nivel t de educación

rt = Tasa de retorno a la inversión en el nivel t de educación

Kt = Ct / Et-1 = Inversión en el nivel de educación t como proporción del ingreso

anual potencial si no se hubiese realizado la inversión en el nivel t de

educación.
En el marco de esta investigación enfocada en los retornos a la inversión en educación, ignoramos por el momento la inversión post-educativa en

entrenamiento y experiencia laboral (aunque luego lo incorporaremos en las regresiones).
Si hubiese un período de inversión en educación, sus ingresos después de completar ese período de educación serían:


(1)

E1 = E0 + r1C1 = E0 + r1K1E 0 = E0 (1 + r1K1 )


Si hubiesen dos períodos de inversión en educación:


(2)

E2 = E1 + r2C2 = E1 + r2 K2 E1 = E0 (1 + r1K1 )(1 + r2 K2 )


Por inducción, para el caso de t periodos de inversión:



(3)

s

Es = E0 (1 + rt Kt )

t =1


en donde S es el número de años o niveles de educación completados.
Tomando logaritmos naturales a (3):



(4)

s

LnEs = LnE0 + Ln(1 + rt Kt )

t =1


Si rt .Kt es un valor pequeño, se puede aplicar la regla práctica que encuentra que Ln (1 + e) es aproximadamente igual a e para valores pequeños de e. Entonces:



(5)

s

LnEs = LnE0 + (rt Kt )

t =1


Valores separados de rt .Kt se pueden estimar para cada nivel de S ya sean años individuales de educación o niveles (primaria, secundaria, superior).
Si asumimos, como Mincer (1974) y cientos de trabajos empíricos posteriores, que rt y Kt no varían con los años de educación (rt = ro para todo t y Kt = Ko para todo t), entonces:


(6)

LnEs = LnE0 + (r0 K0 )S


Nótese que el coeficiente de los años de educación de esta ecuación no es la tasa de retorno a la educación sino ro.Ko. Si se conoce Ko y beta es el coeficiente de los años de educación de la ecuación, entonces el retorno a la educación ro es igual a beta/Ko.
Para que beta sea interpretado correctamente como el retorno a la educación hay que asumir K = 1 lo cual implicaría que el valor de la inversión en

educación equivale aproximadamente a un año completo de ingresos potenciales. Este supuesto sería realista si es que no hubieran costos directos de educación y el costo de oportunidad fuese un año completo de ingresos potenciales. Pero en realidad K puede ser mayor o menor a uno si es que se consideran los costos directos de la educación o si es que se asume que la asistencia a la escuela o universidad no excluye de manera completa actividades remuneradas a lo largo del año.
También es claro que el valor de r o K para un país o momento específico del tiempo no tienen porqué ser constantes entre niveles de educación. Si consideramos tres niveles: primaria (P), intermedia (I) y avanzada (A):


(7)

LnEs = LnE0 + (rp K p )P + (ri Ki )I + (ra Ka ) A


en donde S = P + I + A
Un procedimiento alternativo es utilizar en la regresión variables dummy para cada nivel de escolaridad. Si definimos Dp, Di y Da como las variables dummy que toman el valor de 1 si la persona ha cursado los niveles de educación primaria, intermedia y avanzada respectivamente. En tal caso, el coeficiente de regresión de la variables dummy Dj es rj.Kj.Sj donde Sj es el mero de años de educación del nivel de educación Dj.
En la literatura peruana sobre educación y mercado laboral (Barrantes e Iguiñiz, 2004), destacan los trabajos de Rodríguez (1993), Ramos (1996) y Saavedra y Maruyama (1999) que encuentran retornos a la educación del tipo Mincer (privados no ajustados) que fluctúan entre 4 y 11%. Estos retornos se ubican dentro de rangos relativamente bajos para niveles internacionales en un país de ingreso medio (Psacharopoulos, 1983). Por ejemplo, en Chile estos retornos han oscilado alrededor del 13% desde 1982 en Chile (Bravo y Marinovic, 1997, Yamada, 2004).
Por otro lado, en cuanto a la evolución en el tiempo, Saavedra y Maruyama encontraron que los retornos cayeron de 10% en 1985 a 7% en 1991 pero luego crecieron en 1994 a 9% y luego hasta 10% en 1997 sugiriendo que ellos tienen un patrón procíclico.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal