Otoño 2003 Volumen 8, N



Descargar 489,95 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión03.04.2017
Tamaño489,95 Kb.
  1   2   3   4
VER/OÍR
BOLETÍN TRIMESTRAL SOBRE DIFICULTADES VISUALES Y SORDOCEGUERA PARA FAMILIAS Y PROFESIONALES

Esfuerzo conjunto de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas (Texas School for the Blind and Visually Impaired)



y de la Comisión para los Ciegos de Texas (Texas Commission for the Blind).

Otoño 2003 Volumen 8, No. 4





Índice


FAMILIA




¿Quién Necesita los Deportes?

2

¡Soy una Bailarina!

4

Jóvenes Deportistas con Impedimentos Visuales Juegan Baseball con Sonido (Beep Baseball)

5

Patinaje sobre Hielo, Tendencia en Aumento

6

Asociación de Artesanos Enseña a los Estudiantes el Arte de la Alfarería

8

TAPVI Informa

9





PROGRAMACIÓN




Introducción al Aprendizaje Activo de la Dra. Lilli Nielsen

11

Sistema de Comunicación que Perdura Toda la Vida: Implicancias y Estrategias para Adolescentes y Adultos Jóvenes

13
La Importancia de la Capacitación Auditiva para Niños Sordociegos

17

Escritura en Braille para Estudiantes que se Graduarán en el 2015

22

Estrategias para Aprobar la Clase de BCIS (Business Computer Information Systems)

25






NOVEDADES Y PERSPECTIVAS





La Evolución de la Escuela para los Ciegos e Impedidos Visuales de Texas en el Siglo 21

28

Comienzan las Actividades de Consolidación

30

¡No Viva Nunca Más Sin RECC! Usando los Recursos para el Curriculum Central Expandido

31

Fundación para los Ciegos de Norteamérica Lanza el Helen Keller Kids Museum Online

33

CD-Rom Sobre CHARGE Ahora Disponible

33

Proceso para Identificar Estudiantes que Pueden Estar en Riesgo de Sordoceguera

33

Reuniones de Información y Contribución Pública TEA, Otoño 2003

34

Acompañe a ARTHUR de PBS KIDS en una Aventura de Comunicación en www.pbskids.org/arthur

35

Nuevo Material en el Sitio Web de la TSBVI

35

Perceptions of Light – International

36






ANUNCIOS CLASIFICADOS





Listas y Eventos de Capacitación Regionales, Estatales y Nacionales

37

FAMILIA



Lamentamos la partida de Olivia Cruz, dedicada madre,

defensora de los niños sordociegos y una amiga.




¿Quién Necesita los Deportes?

Por Jean Robinson, Especialista en Apoyo a la Familia, TSBVI Visually Impaired Outreach



Resumen: Este artículo es el primero de una serie de artículos que se publicarán este año en Ver/Oír y que se concentran en elementos del curriculum central expandido. Este artículo examina los beneficios obtenidos al trabajar en las habilidades de esparcimiento y recreación para los estudiantes con impedimentos visuales y sordoceguera y ofrece algunos recursos a los padres y a los profesores.

Palabras Claves: deportes, recreación, esparcimiento, deportista, ciego, sordociego.

Nota del Editor: Durante el próximo año, planeamos dedicar parte de la sección “Familia” a destacar formas en que las familias tienen éxito con sus hijos cuando trabajan en habilidades del curriculum central expandido y al mismo tiempo logran momentos de mucha diversión. Esta edición se concentra en las actividades de esparcimiento y recreación. Cuando los niños con impedimentos visuales (incluyendo a aquellos con sordoceguera y discapacidades múltiples) tienen la oportunidad de participar en una actividad organizada, no sólo estos niños descubren más sobre lo que les agrada hacer en su tiempo libre, sino que también tienen la oportunidad de trabajar en aquellas habilidades sociales que son tan importantes.

Me he preguntado por qué a algunas personas les agrada practicar deportes. Odio sudar, e incluso como espectador, siento pena por quienes pierden. Me identifico con ellos, ya que tengo pocas habilidades deportivas. En la escuela secundaria, sentía temor ante las clases de Educación Física (P.E.) y buscaba excusas para no participar en ellas. A comienzos de la década de 1970, era fácil que una chica se graduara sin tener que enfrentar demasiada actividad física.

Treinta años después, debo admitir que mi limitada participación en las actividades físicas y deportes en equipo durante mi juventud obstaculizaron mi progreso en el desarrollo de habilidades que son útiles para transformarse en un adulto exitoso. Es difícil entender y desarrollar cualidades como la confianza en sí mismo, la determinación, la valentía, la persistencia, la franqueza, la justicia, la paciencia y el respeto, sin experimentarlas. Practicar deportes individuales y en equipos es una maravillosa forma de desarrollar estas cualidades y al mismo tiempo disfrutar momentos extraordinarios con nuestra familia, con otros estudiantes y dentro de nuestra comunidad.

Sí, un niño ciego o con baja visión puede convertirse en un deportista. Generalmente, esto requiere una enseñanza sistemática de habilidades específicas que otros adquieren observando. También requiere que tengan la oportunidad de usar esas habilidades constantemente para lograr competencia. El mayor obstáculo no es la ceguera, sino las oportunidades perdidas debido a ideas preconcebidas, estereotipos y actitudes.



Treinta y cuatro estudiantes, con una pérdida de visión importante, de todo Texas no desperdiciaron la oportunidad de descubrir sus talentos escondidos en dos Campamentos Deportivos (Sport Camps) realizados durante la escuela de verano en la TSBVI. Estos campamentos fueron posibles gracias a una subvención de dos años de la United States Association of Blind Athletes (Asociación de Deportistas Ciegos de Estados Unidos) (USABA), administrada a través del Department of Blindness & Low Vision (Departamento de Ceguera y Baja Visión) de la Western Michigan University (WMU).


Carrera de atletismo, Campamento Deportivo en el Campus de la TSBVI

Los objetivos de los campamentos son introducir diversos deportes disponibles para estudiantes ciegos y enseñar habilidades específicas para fomentar su participación en las actividades de su escuela y de la comunidad, junto a sus compañeros videntes.

El programa contó con el modelo de los Sports Education Camps for Visually Impaired and Blind Youth (Campamentos de Educación en Deportes para Jóvenes Ciegos y con Impedimentos Visuales) desarrollados por el Dr. Paul Ponchillia en la WMU. Uno de los principales objetivos es entrenar a pre-profesionales, profesores de educación regular y especialmente a profesores de PE/APE sobre la forma en que los estudiantes con impedimentos visuales pueden y deben participar en educación física, actividades deportivas y programas de recreación de la comunidad en sus distritos locales. El Campamento Senior (Senior Camp), para jóvenes de 13 a 18 años, incluye atletismo, natación, gimnasia, lucha libre, bowling y goalball. El Campamento Primario (Elementary Camp), para niños de 10 a 12 años, incluye una introducción a carreras, lanzamientos, saltos, natación, gimnasia, lucha libre y goalball.

El primer año, muchos estudiantes fueron inscritos en el Campamento Deportivo por sus padres y no tenían la intención de participar. Habían tenido malas experiencias en relación a los deportes. Las ideas preconcebidas de los estudiantes respecto a los deportes quedaron claras en sus respuestas a una prueba preliminar. Estas respuestas incluían: No me agradan los deportes; No creo que sea mejor en deportes que la mayoría de los niños de mi edad; No me considero un buen deportista. Otros comentarios fueron: Soy criticado en mi clase de gimnasia regular; No soy tratado como los demás y No participo en las clases de gimnasia con mis amigos.

Durante los campamentos de fin de semana, cada estudiante tuvo tiempo individual para aprender y practicar las nuevas habilidades. Los campamentos concluyeron con eventos competitivos. Me sorprendió el esfuerzo que hicieron estos estudiantes en un caluroso día de verano. El resultado más gratificante se vio en sus rostros mientras los voluntarios y miembros de su familia los alentaban cuando terminaban la competencia. Las pruebas posteriores comprobaron su sentimiento de éxito y camaradería. Sus percepciones cambiaron a Me agradan los deportes; Soy mejor en deportes que la mayoría de los niños de mi edad y Me considero un buen deportista. La mayoría informó que aprendieron cómo adaptar un deporte para que pudieran participar. Muchos pensaban que podrían participar en las actividades deportivas que ofrece su escuela y la comunidad. Casi todos querían participar nuevamente en el Campamento Deportivo el próximo verano para mejorar sus habilidades deportivas y tener la oportunidad de competir con otros niños que tienen una visión limitada.

Hunter Mouton, un apuesto jovencito de 16 años, descubrió la diversión de competir en un equipo de goalball y quiere formar un equipo en el área de Houston. El estaba tan entusiasmado con esta experiencia en el Campamento Deportivo Senior, que volvió como voluntario al Campamento Deportivo Primario junto a su padre David. Su madre, Suzanna, hizo estos comentarios sobre el Campamento Deportivo Senior:

Realmente pienso que ésta ha sido una de las mejores cosas que ha hecho la TSBVI durante el verano. El Campamento de Desafíos (Camp Challenge) fue bueno, pero el campamento deportivo superó todas las expectativas, ya que incluyó actividades que los niños podrían seguir practicando en sus escuelas. Mi hijo odiaba las competencias de natación y juró que no podría hacerlo. En el campamento deportivo no sólo nadó, ¡además le agradó! Creo que el campamento deportivo le dio la oportunidad de experimentar algunos deportes en los que nunca habría pensado participar. Los otros niños estaban tan entusiasmados. Me complace mucho haber estado ahí. Mi esposo también disfrutó el Campamento de Deportes Primario. ¡Ahora soy fanática del goalball!.

Si le interesa saber más de este tema, por favor contáctese con Hunter o con sus padres Suzanna y David Mouton, en el teléfono 281-955-7066 o en el correo electrónico SUZANNA.MOUTON@cfisd.net.

¿Cuáles son sus ideas preconcebidas de lo que su hijo puede hacer? ¿Alguna vez ha conocido o leído sobre un esquiador, luchador, patinador en hielo o jugador de golf ciego? Si no lo ha hecho, deje tiempo para leer un artículo anterior de Ver/Oír sobre Rebeca Soto de San Antonio, quien es totalmente ciega . Después de postular a una beca para participar en un programa de deportes al aire libre para personas discapacitadas, se fascinó tanto con el “downhill ski” que ahora entrena para el U.S. Paralympic Ski Team (Equipo de Esquí Paraolímpico de Estados Unidos).

USABA entrena a atletas ciegos y con impedimentos visuales en nueve deportes - - esquí alpino y nórdico, goalball, judo, levantamiento de pesos o “power lifting”, natación, ciclismo en tándem, atletismo y lucha libre. Los mejores deportistas son seleccionados para formar parte del equipo de USA y son elegibles para competir en los Juegos Paraolímpicos. Los Juegos Paraolímpicos son una competencia de diversos deportes para personas con discapacidades múltiples, en la que participan los mejores deportistas discapacitados del mundo. Hay patrocinios disponibles a través de organizaciones como USABA. Averigüe sobre las oportunidades disponibles en o llame al (719) 630-0422.

El levantamiento de pesos o “power lifting” es otro deporte abierto a los atletas ciegos. Cody Colchado, Jr. es campeón nacional y mundial en este deporte. El lema de Cody es: La adversidad hace que algunos hombres sean abatidos y a otros batir el récord. Nació sordo y perdió su visión a causa de una lesión. Continuó jugando fútbol durante su último año de escuela secundaria, siguiendo las claves que le entregaban sus compañeros de equipo. Para saber cómo él enfrentó sus desafíos, visite .

Los incentivo a informarse sobre las oportunidades disponibles y a dar a conocer a su distrito escolar y a su centro de servicio regional sobre su interés en actividades deportivas, de esparcimiento y de recreación. La mayoría de las escuelas secundarias tienen equipos de lucha libre. La única modificación necesaria para la lucha competitiva UIL es que los participantes “se toquen para comenzar” y mantengan contacto durante el juego. El equipo de lucha libre de la TSBVI compite con otros equipos de lucha en el área de Austin. Los estudiantes con impedimentos visuales tienen la oportunidad de participar en competencias regionales, igual que sus compañeros videntes. Si desea verlos en acción, visite nuestro sitio web e ingrese la clave “wrestling” (“lucha libre”) para ver el calendario y fotografías anteriores.

Otra oportunidad es el “Sports Extravaganza”, que se realiza en el otoño en el área de Dallas. Este es un evento abierto a los niños y jóvenes con impedimentos visuales. Tiene actividades y competencias para todas las edades – desde niños que empiezan a caminar hasta adolescentes. Para averiguar más sobre las experiencias de los participantes previos, realice una búsqueda en Internet usando los siguientes títulos de artículos en el sitio web de la TSBVI: “Goalball Highlights Third Annual Sports Extravaganza”, “My Day at Sports Extravaganza”, A Proud Mom” y “A Proud Athlete”. Podrá encontrar links o hipervínculos de información sobre el Sports Extravaganza en la página VI Supplemental Services del sitio web de ESC Region 10 . También puede contactarse con Kitra Gray en el (972) 348-1580 o con Randy Foederer en el (972) 348-1570 para solicitar información.

Podrá encontrar una lista informativa de recursos nacionales en
toronto2002/sports.htm>. Esta incluye información sobre dónde ordenar equipos.

Los siguientes artículos demuestran cómo los padres lograron que sus hijos participaran en su comunidad local.


¡Soy una Bailarina!”
Por Al’An Kessler, Especialista en Niños TCB, Abilene, Texas
Resumen: Una pequeña niña recibe lecciones de danza y cumple su sueño de convertirse en bailarina.

Palabras Claves: Recreación, esparcimiento, ballet, ciegos, facultad

Nota del Editor: Al’ An compartió conmigo esta historia en 1998. Nunca he olvidado a Amanda, quien parecía tener la experiencia de “florecer” en la vida, simplemente porque alguien escogió ayudarla a hacer su sueño realidad. Espero que donde sea que Amanda esté ahora, sepa que hay muchas personas animándola mientras logra un éxito tras otro.

Quiero compartir una maravillosa historia sobre una niña llamada Amanda. Cuando la conocí, Amanda tenía seis años y repetía el kindergarten. Era pequeña para su edad, era rubia y tenía unos enormes ojos azules como el mar. Nadie se imaginaba que había tenido problemas en la escuela el año anterior porque no podía ver. Resultó tener múltiples problemas de visión - - - ROP, ambliopía, estrabismo y cicatriz retinal. Era extremadamente tímida, le asustaba jugar, tenía miedo de correr y no tenía ningún amigo. El primer día en que la vi, ella estaba de pie y observaba a los otros niños jugar durante el recreo, mientras se sujetaba de la baranda. Su profesora dijo que allí era donde ella pasaba todos los recreos. Su mamá dijo que había tratado de que su hija saliera y jugara, pero que ella tenía miedo porque se caía frecuentemente. Conversé un rato con Amanda y le pregunté lo que quería. Me dijo con su voz muy baja, como un susurro, que quería ser bailarina. Su madre me contó que Amanda entraba en su habitación, cuando no había nadie mirando, y simulaba estar bailando.

La Comisión para los Ciegos de Texas pudo entregarle lecciones de danza a esta pequeña niña. La única profesora en su pueblo no quería darle clases y fue difícil convencerla. Después de todo, la niña no podía ver y podría haber causado un retroceso en las otras estudiantes. Estuvo a punto de decir que ella no era el “tipo” de niña que generalmente tomaba lecciones de ballet.

Después de una lección, la profesora llamó, con voz de disculpa, e indicó lo complacida que estaba de tenerla en su clase. Después de tres lecciones, su mamá llamó y dijo, “¡¡¡Amanda tiene AMIGOS!!! En su ARD, todos los profesores y el director señalaron, “Desde que comenzó a bailar, es una niña diferente. Ella corre, juega y participa en todas las actividades. ¡Tiene mucha confianza en sí misma!”

En la primavera, pude verla bailar en una presentación de ballet de Peter Pan. Su cabello rubio, amarrado en su cabeza, con un vestido rosa satinado, Amanda se volteó y me dio un abrazo. Me dijo, “¡Soy una Bailarina!”.

Yo dije, “¡Sí, lo eres!”



Jóvenes Deportistas Con Impedimentos Visuales Juegan Baseball Con Sonido (Beep Baseball)

Por Eric Garza , Escritor del Personal de Monitor, Harlingen Texas, egarza@themonar.com Reimpreso con autorización de The Monitor


Resumen: Infórmese sobre cómo los niños de Rio Grande Valley tienen la oportunidad de experimentar el juego de baseball con sonido (beep baseball).

Palabras Claves: Ciegos, baseball con sonido (beep baseball), deportes, recreación, esparcimiento.

Nota del Editor: Otro deporte específico para las personas ciegas es el Baseball con Sonido (Beep Baseball) <www.NBBA.org>. Como se describe en el siguiente artículo, el personal de la Comisión para los Ciegos de Texas entrega una gran oportunidad a los estudiantes de participar en equipos locales de baseball con sonido.

Edinburgo - Una pequeña multitud gritaba fervorosamente cuando el siguiente bateador llegaba a su posición en el campo de baseball de South Park en Edinburgo. Cuando el árbitro gritó “batear”, la multitud se tranquilizó y hubo un silencio total.

Aunque eran juegos de baseball de verano al que los niños asistían tomados de la mano, este juego era diferente. Era importante que el público se mantuviera en el mayor silencio posible, de lo contrario los jugadores no podrían oír y saber dónde iban. Todos los deportistas en el campo de juego eran ciegos o tenían impedimentos visuales. Debían confiar en su audición para batear y atrapar una bola especial que emitía un sonido corto y agudo (beep).

El baseball con sonido se juega en forma muy similar al baseball tradicional, pero con algunas modificaciones. Sólo hay una base a la que deben correr los jugadores. Apenas el bate golpea la bola, que está puesta en un soporte (tee), la base comienza a sonar. Para anotar una carrera, el bateador debe alcanzar la base de esponja de 4 pies de alto antes de que un contrario atrape la bola y la levante sobre su cabeza. Todos los jugadores tienen vendas en los ojos para asegurar imparcialidad, ya que algunos tienen una vista parcial.

El juego del sábado era una confrontación entre los Little Roadrunners y los Little Whitewings. Los jugadores que formaban los dos equipos provenían de todas las regiones de Rio Grande Valley. Algunos participantes venían de más lejos, como de Laredo.

“Personalmente veo que esto mejora su autoestima”, dijo Martin Aceves, funcionario de la Comisión para los Ciegos de Texas de El Paso. “Están allí jugando, golpeando la bola y corriendo. No se puede esperar que suceda de un día para otro, pero realmente se observa que mejoran su autoestima”.

Aceves fue contactado por la Comisión para los Ciegos de Texas en Valley el año pasado, cuando buscaba ayuda para enseñar a los niños de la comunidad local a practicar este juego. La comisión realizó el primer juego de baseball con sonido en la región el año pasado en Harlingen.

Sin embargo, enseñar a un niño a practicar un juego que no ha visto nunca antes puede ser una ardua tarea. El señaló que alguien que nunca ha visto un juego de baseball podría no tener una perspectiva de cómo debe correr o sostener un bate.

“Tenemos la perspectiva de cómo se hace porque podemos verlo”, dice Aceves. “Si alguien gana, grandioso, pero tenemos que enseñarles las reglas básicas”.

Ralph Rangel, director regional de la Comisión para los Ciegos del estado, dijo que espera que los juegos de baseball con sonido generen suficiente interés para realizar por lo menos un evento al año.

“El propósito de esto es hacer que los niños lo disfruten, pero también se concentra en sus habilidades y capacidades”, agrega. “Ellos son capaces de participar en las mismas actividades que realizan las personas sin impedimentos físicos”.

Miguel Robledo, residente en McAllen, estaba en el juego con su hijo Luis de 9 años. Su hijo participó por primera vez en este juego el año pasado en Harlingen. Miguel Robledo señaló que el juego le dió a los niños la oportunidad de participar en actividades que para muchas personas son cotidianas.

“Es excelente que ellos hagan algo que no hacen normalmente”, dijo. “No esperamos que los ciegos jueguen baseball. Esto es importante para ellos porque realmente les permite adquirir la idea de lo que sucede cuando participamos en un juego de baseball”.

Patinaje sobre Hielo, Tendencia en Aumento

Por Stephanie Sparkman, Escritor

Reimpreso y editado con autorización de Midland Reporter Telegram
Resumen: Una jovencita con albinismo califica para el Soutwest Regional figure skating competition (competencia de patinaje artístico Regional del Sudoeste).

Palabras Claves: Deportes, patinaje sobre hielo, albinismo, adolescente, ciega

El patinaje sobre hielo competitivo no es un deporte que se relacione con frecuencia con West Texas. De hecho, ningún patinador sobre hielo reconocido proviene del área de Permian Basin.

Sin embargo, si tres jóvenes de Midland tienen alguna influencia en ello, ese hecho podría cambiar pronto.

Jentry Courter, 13 años, Stephanie Miller, 13 años y Tiffany Miller, 10 años, todos de Midland, calificaron en Dallas para competir en el Soutwest Regional figure skating competition (competencia de patinaje artístico Regional del Sudoeste), a realizarse en Colorado Springs.

En el Broadmoor Open – una de las más grandes y prestigiosas competencias de patinaje artístico del año – Jentry, que competía por primera vez en nivel intermedio, se llevó la medalla de Oro en la competencia Artística en una pista de 70 patinadores.

El padre de las hermanas Miller, Brad Miller, dijo que las familias decidieron inscribir a las niñas en el Boradmoor Open para tener un idea sobre cómo se comparaban las habilidades de las chicas de Midland con las de otros patinadores de toda la nación.

Cada una de las niñas tiene grandes aspiraciones de tener una carrera en el patinaje artístico.

“Si Dios lo permite, quiero competir para los Juegos Olímpicos del 2006 y si eso no resulta, para los del 2010”, dijo Jentry.

Las niñas hacen más que sólo soñar con ser competidoras Olímpicas. Han puesto su corazón, su alma y la mayor parte de su tiempo en sus esfuerzos.

Mientras que otros niños disfrutan sus vacaciones de verano, Jentry y las hermanas Miller practican dentro y fuera del hielo.

Mientras que otros niños trabajan en clases durante el año escolar, las niñas trabajan en el hielo y en el MGM Ice Rink de Odessa.

Aunque las tres niñas están ansiosas con la idea de ser las primeras habitantes de Midland que compiten en patinaje artístico en los Juegos Olímpicos, Jentry tiene una motivación adicional.

“No sólo sería la primera competidora de West Texas, sino también la primera persona con albinismo y además con impedimento visual, que igual puede patinar”, dijo Jentry.

El albinismo, un desorden genético que afecta la pigmentación del cabello, la piel y los ojos, a menudo produce impedimentos visuales.

“Mi impedimento visual me confunde un poco”, explicó Jentry. “No puedo distinguir qué tan cerca de mí están las personas y qué tan lejos están las paredes y realmente debo concentrarme en dónde está todo en el hielo, para no chocar con la pared en un salto o algo parecido”.

Y aunque las diferencias físicas la distinguen de los otros patinadores – su largo y grueso cabello es blanco, su piel es totalmente clara y sus ojos azules como el mar a veces se mueven de un lado a otro - Jentry se niega a que ellas le impidan alcanzar el éxito.

Y sus motivaciones no se centran totalmente en sí misma.

“Puedo mostrar a las personas que son como yo que pueden participar y lograrlo”, dice Jentry. “Sólo deben divertirse y agradecer a Dios por ello y decir ‘¿Saben qué? Puedo tener impedimentos visuales pero voy a participar y voy a hacer esto lo mejor que pueda y veremos qué sucede”.

“Simplemente, soy igual que todos”.

Mirar a su hija es una fuente de inspiración para Gina Courter.

“Ella tiene impedimentos visuales, pero no permite que esto afecte su determinación”, dice la Sra. Courter. “Está en manos de Dios si ella llega o no a los Juegos Olímpicos, pero al mismo tiempo estoy muy orgullosa de su visión y de su clarividencia – lo que parece un juego de palabras, pero ella tiene mucha determinación y su ética de trabajo es muy sólida”.

“Ella es un buen ejemplo”, agrega la Sra. Courter. “Ella es un buen ejemplo para todos los que la conocen”.

“Donde quiera que vamos, la recuerdan – en parte porque tiene el cabello blanco y es muy diferente, pero también porque tiene un gran corazón. Ella ama a las personas”.
Asociación de Artesanos Enseña a los Estudiantes el Arte de la Alfarería
Por Linda Stewart Ball, Escritora del Personal del Dallas Morning News

Reimpreso con autorización del Dallas Morning News


Resumen: Los estudiantes de Dallas obtienen beneficios de clases de alfarería específicamente diseñadas para personas con impedimentos visuales.

Palabras Claves: Ciegos, sordociegos, recreación, esparcimiento, alfarería.

Nota del Editor: A veces hay razones físicas y de salud que impiden que un niño participe en algún deporte físico, pero no necesariamente eso debe limitar sus oportunidades de aprender y desarrollar otras actividades de recreación y esparcimiento. Los extractos del siguiente artículo muestran claramente cómo dos niños se beneficiaron al asistir a clases de alfarería.

El sonido de un trozo de arcilla húmeda golpeando repetidamente el torno del alfarero cautiva el oído atento de Erik Carillo. Pero sentir la arcilla fría y mojada girando debajo de sus dedos captura el corazón del niño de Lewisville.

“Oh, hombre” dice Erik, de 8 años, dibujando una sonrisa en su cara. “Me gusta”.

Ni él ni los otros tres estudiantes que participan en el taller de alfarería gratuito para los impedidos visuales pueden ver claramente las obras de arte que están haciendo; pero pueden sentirlas. Pueden tocarlas. Y después de que las piezas de alfarería se cuecen, se esmaltan y se vuelven a cocer en un horno caliente, pueden llevarlas a casa para mostrarlas con orgullo a sus familiares y amigos.

Desde 1994, la instructora Sharon Komorn ha dictado talleres de alfarería a impedidos visuales en la Asociación de Artesanos de Dallas, una organización sin fines de lucro para aspirantes a artistas y artesanos. Con el paso de los años, las inscripciones en los talleres han disminuido al punto que el número de voluntarios es mayor que el número de estudiantes. Los niños que participaron inicialmente en las clases se graduaron y se fueron al college. Por lo tanto, el año pasado la Sra. Komorn abrió también los talleres a los adultos con impedimentos visuales.

“El principal problema es el transporte y el tiempo”, dice la Sra. Komorn, explicando que los estudiantes deben tener a alguien que esté dispuesto a llevarlos a los talleres. Las sesiones duran aproximadamente tres horas, generalmente domingo por medio. Los talleres se ofrecen dos o tres veces al año. Las donaciones permiten que la asociación ofrezca talleres de alfarería en arcilla a los ciegos y discapacitados visuales en forma gratuita.

“Definitivamente los talleres son necesarios”, dice Tammy Durett cuya hija Taylor, de 9 años, está inscrita en las clases.

La Sra. Komorn concuerda en que la disminución en las inscripciones no refleja la falta de necesidad en el área de Dallas. “Estos tipos de programas definitivamente son impulsados por las personas”, dice. “Si hay personas con el corazón puesto en él, sobrevivirá”.

El año pasado la Dallas Lighthouse for the Blind dejó de ofrecer sus clases de cerámica gratuitas, en las que participaban principalmente personas mayores ciegas y con discapacidad visual.

“Honestamente tuvimos que revisar la capacidad de afrontar los gastos y la eficacia de realizar ese o algún otro programa”, dice Steve Vanderpoeal, vicepresidente de Dallas Ligthouse para relaciones con la comunidad. Dice que el financiamiento limitado, la falta de conocimiento y los problemas de transporte llevaron al cierre de la clase de cerámica.

La Sra. Komorn, una alfarera con amplia experiencia en las artes dramáticas manejaba una organización sin fines de lucro que enseñaba a voluntarios a leer libros para los ciegos. A través de su trabajo, conoció a algunas personas con impedimentos visuales y esto le inspiró a crear un taller de arte “multisensorial” para trabajar en arcilla.

Para prepararse, fue a la Dallas Low Vision Clinic (Clínica de Baja Visión de Dallas), donde usó anteojos para simular diferentes impedimentos visuales. “Ver algo es mejor que no ver nada”, concluyó, agregando que la experiencia le hizo comprender mejor esta discapacidad.

En un taller de alfarería para los impedidos visuales a principios de este mes, se quema incienso y se escucha suavemente música de fondo de la Nueva Era. Es el intento de la Sra. Komorn de apelar a todos los sentidos. Ella dice a los estudiantes que pueden ver con su “tercer ojo” – su mente y espíritu.

A lo que Taylor Durett, una animosa estudiante de tercer grado que ha sido ciega desde su infancia, responde rápidamente “Veo con mi corazón y con mis manos”.

“Esto es fantástico” dice, sosteniendo uno de dos loros de cerámica con alas multicolores, una pieza terminada abandonada de otra clase. “¿Y no se quiebran?”.

La Sra. Komorn le asegura que aunque se quebraran, no sería un problema. “Tenemos un dicho en este laboratorio”, dice a la clase “No hay nada que no pueda arreglarse”.

Mientras que Erik Carrillo está ocupado modelando bolas de arcilla con ayuda del instructor Stephen Sander, que también es ciego, otros construyen paisajes con el tema del otoño. Es un proceso de múltiples etapas que a veces puede ser un poco desordenado.

Mientras la Sra. Komorn distribuye las paletas de pintura, le pide a los estudiantes que decidan si quieren pintar sus creaciones del color real de la canela, como un pastel de calabaza con especias oscuras o como una naranja brillante como el sol. ¿Para la base, quieren usar un verde que es como caminar sobre el pasto o como un rico chocolate marrón? Sus descripciones combinan color con gusto con tanta frecuencia que en un momento Taylor dice que realmente puede oler la canela en su pincel.

“Quiero que quede bien”, dice la niña, dudando de aplicar la pintura a su trabajo. Su madre la ayuda guiando el pincel en la mano de Taylor.

Mientras tanto, la Sra. Komorn reparte generosamente elogios recorriendo la sala. John French - - - cuyo hijo, David, 26 años, de Irving, está en el taller – celebra las instalaciones de la asociación y dice que el arte es una de las pocas expresiones creativas de su hijo, quien es legalmente ciego.

“Con certeza, ellos no tienen que hacer esto”, dice el Sr. French. Pero a él y a los demás estudiantes les agrada hacerlo.

“Me gusta trabajar con arcilla y conocer a otras personas”, dice Lisa Lacore, 20 años, de Flower Mound, quien participó en el taller cuando era niña y regresó.



Craft Guild of Dallas (Asociación de Artesanos de Dallas) se ubica en 14325 Proton Road en North Dallas. Para obtener más informaciones sobre los talleres de alfarería, llame al 972-490-0303 o visite .


TAPVI Informa
Resumen: Infórmese sobre la más reciente organización en Texas para las familias que tienen hijos con impedimentos visuales.

Palabras Claves: Ciegos, sordociegos, TAPVI, padres, grupo de apoyo, listserve (lista de distribución de correo electrónico), challenger ball, juguetes.

Nota del Editor: En este boletín, comenzamos la que esperamos sea una gran tradición de tener una columna dedicada a compartir información de la recientemente formada Texas Association for Parents of Children with Visual Impairments (TAPVI) (Asociación de Padres de Niños con Impedimentos Visuales de Texas). La primera reunión del consejo ejecutivo de TAPVI se realizó a través de una llamada de conferencia en septiembre de 2003. Los padres están ocupados redactando estatutos, creando un folleto, preparando un sitio web, postulando a subvenciones y entregándose mucho apoyo mutuo. Todas estas actividades son necesarias para afiliarse a la National Asociation for Parents of Children with Vision Impairments (Asociación Nacional de Padres de Niños con Impedimentos Visuales). Además, se desea la participación de los miembros de la familia para tener mayor impacto y cubrir todas las áreas de Texas.

Una forma de conectarse con otras familias de Texas en las que hay niños con pérdida de visión, incluyendo a los sordociegos y a los que presentan discapacidades múltiples, es integrarse a la listserve (lista de distribución de correo electrónico) de la Texas IV Family Network, visitando el siguiente sitio web o enviando un correo electrónico a . La mayoría de los actuales miembros de la TAPVI están activos en esta lista. Si está interesado en unirse a la TAPVI, lea la siguiente carta enviada por los vicepresidentes y considere su inscripción. ¡La unión hace la fuerza!



¡LLAMANDO A TODOS LOS PADRES!

Con gran orgullo y entusiasmo anunciamos el inicio de TAPVI, Texas Association for Parents of Children with Visual Impairments (TAPVI) (Asociación de Padres de Niños con Impedimentos Visuales de Texas). El comité directivo de TAPVI, compuesto por padres, nació como una respuesta a las familias como las nuestras, que luchan por lograr apoyo y recursos educativos para sus hijos con impedimentos visuales. Nuestro comité reconoció el hecho de que en todo Texas los niños con impedimentos visuales y sus familias carecían de la información y de la camaradería que puede existir en un grupo de apoyo.

Necesitamos abordar las necesidades únicas de nuestros hijos. Necesitamos compartir todas nuestras ideas, experiencias, frustraciones y alegrías. Compartiendo las experiencias escolares, las experiencias sociales y los hitos en el desarrollo de nuestros hijos, podremos ayudarlos no sólo durante su etapa escolar, sino también después de su graduación e incorporación a la fuerza laboral.

Nos sentimos afortunados de haber conocido a tantas familias preocupadas y comprometidas. Sé que juntos podemos hacer una diferencia positiva en nuestras vidas y en las de nuestros hijos. Si desea ser miembros de TAPVI, por favor contáctese directamente con la asociación en 11816 Plainbrook, La Porte, TX 77571, por teléfono al (361) 441-4712 o por correo electrónico a .



Atentamente,
Laura Boening, Vicepresidente, TAPVI

teléfono móvil: 361-441-4712

correo electrónico: lbaying@aol.com

Alaine Hinds, Vicepresidente TAPVI

11816 Plainbrook

La Porte, TX 77571



CHALLENGER T-BALL

Mi nombre es Fredia Bassam y soy abuela de Heather Jo. Vivo en Baytown, Texas. Deseo compartir cierta información sobre la Challenger T-ball. Jugar con la Challenger T-ball es una actividad divertida y entretenida que puede ser disfrutada por todos. Los padres o voluntarios ayudan a los miembros de los equipos en sillas de rueda. Los miembros de los equipos que son ciegos o tienen impedimentos visuales usan una bola con sonido y son ayudados a llegar a sus bases por los voluntarios.

La Challenger League está autorizada por el Little League Club y participa en las ceremonias de apertura y cierre. Cada niño recibe un trofeo al final de la temporada. Los niños logran un sentimiento de independencia y de participación cuando discuten sus juegos con la t-ball con sus hermanos y hermanas, sus compañeros y los miembros de sus familias. Sus amigos y familiares obtienen maravillosas recompensas cuando pueden ir y observar los juegos.

Para obtener más información sobre cómo iniciar una Challenger League en su área, contáctese con Fredia Bassham en el (281) 421-0150 o al coreo electrónico e incluya la palabra “t-ball” en el asunto.



COMENTARIO DE PRODUCtO – PEEKABLOCKSTM

Soy Cheryl Whitten de Houston, Texas y soy la editora de TAPVI Newsletter. Esta mañana, descubrí un nuevo juguete Ficher Price que tiene posibilidades definidas para mi hija Catie. Peeka BlocksTM viene en diferentes variedades y son bloques con colores brillantes de más o menos 2” x 2”. Un set se llama Touch SensarionsTM. Tienen diversas texturas en cada cubo, que son maravillosas para los niños con impedimentos visuales, ya que les da la oportunidad de explorar diferentes tipos de texturas. Otro set se denomina Sound SensationsTM y emiten diversos sonidos cuando se agitan o cuando se gira el dial. Este set incentiva a su hijo a interactuar con el mundo y aprender sobre causa y efecto.

Invito a otros padres y familiares a compartir su información y experiencia enviándome artículos por correo electrónico: .

PROGRAMACIÓN

Introducción al Aprendizaje Activo de la Dra. Lilli Nielsen
Por Stacy Shafer, Especialista en Niñez Temprana, TSBVI Visually Impaired Outreach

Reimpreso con autorización del boletín VISIONS, Volumen 3, No.2, Junio 1995


Resumen: Este artículo discute algunas de las estrategias básicas de la Teoría del Aprendizaje Activo de la Dra. Lilli Nielsen.

Palabras Claves: Ciegos, sordociegos, Lilli Nielsen, Aprendizaje Activo, Little Room, jugar, objetos.

Nota del Editor: Estamos iniciando una serie de artículos sobre la teoría del Aprendizaje Activo de la Dra. Lilli Nielsen que continuarán en cada edición de Ver/Oír durante este año escolar. Nos agradaría especialmente compartir información de las personas que están usando el Aprendizaje Activo con sus estudiantes. Si usted es una de esas personas y está dispuesta a compartir sus experiencias, por favor contáctese con Stacy Shafer en . Estamos comenzando la serie con este artículo, que cubre algunos de los aspectos básicos de la teoría del Aprendizaje Activo de la Dra. Nielsen.

La Dra. Lilli Nielsen ha trabajado como asesor de educación especial en el Refsnaesskolen, Instituto para los Niños y Jóvenes Ciegos y con Visión Parcial de Dinamarca desde 1967. Ella fue entrenada como profesora preescolar y psicóloga. Ha realizado investigaciones en el área de las relaciones espaciales con infantes con ceguera congénita y ha escrito varios libros sobre la educación de niños con impedimentos visuales y discapacidades múltiples. El planteamiento de la Dra. Nielsen se denomina Aprendizaje Activo. Ella ha ofrecido sesiones de capacitación de una semana sobre cómo desarrollar el máximo potencial de niños pequeños con impedimentos visuales y discapacidades múltiples en varios países del mundo. Tuvimos mucha fortuna al tenerla en Dallas, Texas en mayo de 1994. Esta es parte de la información que ella compartió en esa oportunidad.



Todos los niños pequeños aprenden a través de los juegos. Ellos necesitan ser incentivados a explorar su ambiente y los objetos que hay en él. La Dra. Nielsen cree que todos los niños pequeños aprenden siendo activos, más que receptores pasivos de la estimulación. Necesitamos observar a niños típicos para ver cómo ellos aprenden a mover su propio cuerpo (levantar su cabeza, alcanzar objetos, enderezarse, etc.); a usar su cuerpo para explorar lo que los rodea (incluyendo los objetos que hay a su alrededor) y a participar activamente en interacciones con otras personas. Un impedimento visual evita que un niño tenga suficientes posibilidades de desarrollar estas habilidades y de tener estas experiencias sin intervención. Ella incentiva a los adultos a preparar el ambiente del niño de modo que pueda hacerlo.

RECOMENDACIONES DE LA dRA. nIELSEN PARA DESARROLLAR
EL AMBIENTE DEL NIÑO


Observe al niño. Es imperativo que sepamos lo que el niño puede hacer, qué actividades disfruta, qué tipo de objetos le agradan, etc. Evaluar las habilidades y preferencias existentes en el niño es la primera etapa en la programación. La observación lo ayudará a notar las habilidades del desarrollo que actualmente tiene el niño. Las preferencias del niño indican las fortalezas fundamentales de este sistema. Estas preferencias pueden guiarlo en la selección de objetos y actividades. Es necesario que conozca el repertorio del niño, para que pueda notar los cambios y avances.

Presente al niño más actividades y objetos similares a los que le agradan. Esto incentivará al niño a explorar y experimentar nuevas cosas y a ampliar su conocimiento base. Los niños pequeños con impedimentos visuales necesitan ser estimulados a explorar no sólo juguetes en la juguetería, sino también objetos cotidianos de la casa.

Dé al niño oportunidades de practicar y/o comparar. Como adultos, a menudo nos vemos tentados a retirar los materiales apenas el niño muestra que puede usarlos. Todos relacionamos la información nueva con cosas que ya conocemos. Por ejemplo: la primera vez que usted condujo con éxito un automóvil alrededor de la manzana, todavía necesitaba tener más experiencias al conducir en diferentes ambientes, en diferentes tipos de caminos y carreteras, diferentes vehículos, a diferentes horas del día y de la noche, con diferentes tipos de tráfico, con la radio encendida y apagada y con amigos en el automóvil, antes de que realmente dominara todas las habilidades y conceptos relacionados con la conducción. Cuando un niño comienza a golpear un objeto con otro, necesita tener la oportunidad de golpear varios objetos diferentes en varias superficies diferentes. (El sonido producido cuando se golpea una cuchara de metal en el sofá es muy diferente al que se obtiene al golpearla en la mesa o con una ensaladera metálica). Los niños necesitan poder repetir una acción muchas, muchas veces para poder aprenderla.

Entréguele algunos materiales y actividades que eseén en un nivel del desarrollo levemente más alto para presentarle un desafío, de modo que el niño no se aburra. Cuando presenta información al niño, usted sólo modela la forma de usar los objetos o completar las actividades. No espere que él imite lo que usted hace hasta que él imite por iniciativa propia.

No interrumpa al niño hablándole cuando él está activamente involucrado en un juego. La mayoría de nosotros ha tenido la experiencia de conversarle a un niño cuando él está ocupado pateando sus piernas y hacer que deje de patear para que escuche su voz. Cuando un niño esté explorando o jugando con un objeto o practicando un nuevo movimiento, no lo interrumpa con un comentario. Es necesario que esperemos para conversar con el niño sobre lo que está haciendo hasta que se vuelva hacia nosotros para compartir la experiencia, o por lo menos hasta que tome un breve descanso en la actividad. Esto no significa que debemos dejar de hablarles a nuestros hijos con impedimentos visuales, sólo que debemos elegir el momento adecuado.

Vaya más lento al interactuar con un niño. Debemos estar dispuestos a esperar y dar al niño tiempo para que asuma su turno en la interacción. Al jugar con un niño, la Dra. Nielsen dice que debemos darle tiempo para que explore un objeto solo, en lugar de saltar y mostrarle el objeto para que lo use. En una conferencia, durante una demostración con niños, la Dra. Nielsen ofreció a un niño un cepillo facial operado con batería Dejó que lo explorara a su manera. Puso el cepillo en diversas partes de su cuerpo, lo movió de una mano a otra, lo giró, lo dejó sobre una bandeja, lo movió contra otros objetos de la bandeja, lo volvió a tomar, lo puso en sus labios e hizo muchas otras cosas con él. Luego se volteó hacia la Dra. Nielsen para compartir la experiencia. En ese momento ella conversó con él sobre el cepillo facial y las cosas que había hecho mientras jugaba con él.

Deje que el niño tenga control de sus manos. La Dra. Nielsen cree que es importante al interactuar con un niño con impedimentos visuales, que no tomemos sus manos y lo llevemos a los materiales. En lugar de ello, es necesario que desarrollemos estrategias alternativas para presentar objetos al niño (por ejemplo rozar ligeramente el juguete en el brazo o la pierna del niño para alertarlo de la presencia del objeto, hacer ruido con el objeto para despertar su curiosidad e incentivarlo a acercarse, poner varios objetos de manera que toquen el cuerpo del niño o muy cerca de él, de modo que cualquier movimiento que pudiera hacer pondrá su cuerpo en contacto con el objeto).

La Dra. Nielsen ha desarrollado diversos equipos para entregar a los niños con impedimentos visuales oportunidades de participar activamente en sus ambientes. Uno de estos “ambientes especiales” es la Little Room. La Little Room consiste en una estructura metálica que soporta tres paneles laterales y un techo de Plexiglas, desde donde se suspenden diversos objetos que el niño encuentra interesantes y disfruta con ellos. Esto da al niño la oportunidad de experimentar las propiedades de los objetos, comparar diferentes objetos e intentar hacer diferentes cosas con el objeto por sí solo, sin que los adultos interpreten esa experiencia para él. Como los objetos son estables, permiten que el niño repita sus acciones con un objeto las veces que lo necesite, a intervalos de uno o dos segundos, sin que se le caiga y lo pierda. La repetición inmediata permite que el niño almacene la información obtenida de las experiencias en su memoria.



REFERENCIAS:

Nielsen, Lilli. “Environmental intervention for visually impaired preschool children with additional disabilities,” VIP Newsletter, Vol. 8, No.3

Nielsen, Lilli. “The blind child’s ability to listen”,” VIP Newsletter, Vol. 10, No.3.

Nielsen, Lilli. “Active Learning,” VIP Newsletter, Vol. 10, No.1.

Nielsen, Lilli. Space and Self, SIKON, 1992.

Nielsen, Lilli. Early Learning Step by Step, SIKON, 1993.

Nielsen, Lilli. Are you Blind?, SIKON, 1990.

Notas no publicadas tomadas de charlas dadas por la Dra. Lilli Nielsen en conferencias en Albuquerque, New Mexico, en septiembre de 1992, en Milwaukee, Wisconsin en octubre de 1993 y en Dallas, Texas, en mayo de 1994.


Sistema de Comunicación que Perdura Toda la Vida:
Implicancias y Estrategias para Adolescentes y Adultos Jóvenes

Por Maurice Belote, Coordinador de Proyectos, California Deaf-Blind Services

Reimpreso de Resources, Verano 2002, Volumen 10, Número 13 con la autorización de California Deaf-Blind Services,


Resumen: Este artículo trata sobre la preparación de individuos que son sordociegos para que tengan una suave transición desde la educación especial a los servicios para adultos. Discute la importancia de dejar el sistema escolar con un “sistema de comunicación efectivo, funcional, dinámico y accesible”.

Palabras Claves: Sordociegos, transición, comunicación.

Satisfacer las necesidades de los individuos que se están preparando para dejar los sistemas educativos e ingresar a los servicios para adultos y a la vida adulta es un desafío. Entre las diversas consideraciones que son únicas para esta población, es vital que los estudiantes abandonen la escuela con sistemas de comunicación que sean efectivos, funcionales, dinámicos y accesibles. El acceso a un sistema de educación formal no es sólo una meta del IEP o una tarea a considerar una vez que se han identificado las fuentes de financiamiento adecuadas. Es más bien un derecho humano, que permite que los individuos tengan una vida satisfactoria y enriquecedora, lo que incluye compartir sentimientos, emociones, deseos profundos, preocupaciones respecto al futuro y los encantos del pasado.

Primero, es necesario definir dos términos para que quede clara la intención de las siguientes estrategias. El término “sistema de comunicación formal” se refiere a un sistema que está documentado, que se usa consistentemente entre diversas personas y ubicaciones y que acompaña al individuo donde quiera que vaya – de programa en programa y en la vida adulta. Es un sistema que, en la mayoría de los casos, es único para una sola persona y que está diseñado para abordar efectivamente las necesidades expresivas y receptivas de un individuo específico. El término edad de transición no sólo se refiere a la edad cronológica de un individuo – generalmente 14 a 21 años – sino también a la naturaleza del programa escolar de ese individuo, el que probablemente para esa edad incluye una instrucción basada en la comunidad, habilidades para la vida, experiencia laboral y capacitación en el trabajo.

Las siguientes son estrategias o sugerencias que podrían ayudar a los equipos educativos y a las familias cuando piensen en formas de satisfacer mejor las necesidades de sus estudiantes, clientes, hijos e hijas.



Crear el mejor sistema de comunicación posible

mientras el individuo que es sordociego aún recibe servicios de educación especial

En muchos casos, el nivel de apoyo que reciben los individuos sordociegos mientras están en la escuela supera con creces el nivel de apoyo que recibirán una vez que abandonen la escuela e ingresen al sistema de servicios para adultos. Probablemente el sistema de servicios para adultos no cuente con los mismos especialistas en comunicación, con el mismo nivel de frecuencia y con el mismo nivel de habilidades que el sistema escolar.

El resultado es que, para la mayoría de los individuos, el sistema de comunicación que tienen cuando abandonan la escuela es el sistema de comunicación que usarán por muchos, muchos años. Es probable que el sistema de comunicación no sea expandido o mejorado significativamente después de que el individuo se gradúe de la escuela.

Sin embargo, admitir este hecho no es lo mismo que aceptarlo; podemos y debemos luchar por construir servicios para adultos que sean lo más individualizados posible. También conocemos excepciones; por ejemplo, programas de empleo con apoyo que tienen acceso a especialistas en comunicación aumentativa y alternativa, quienes adaptan los sistemas de comunicación para satisfacer necesidades interpersonales y ambientales específicas. Los miembros de la familia también pueden estar en posición de ayudar a expandir y mejorar el sistema de comunicación. Además, el individuo que es sordociego siempre estará expandiendo o cambiando el sistema – agregando nuevos signos, nuevas fotografías, nuevos dibujos, etc. Pero esto no garantiza que estos cambios o adiciones serán documentados o formalizados en el sistema, sin la ayuda de un proveedor de servicios que tenga los conocimientos necesarios.

La meta es crear sistemas dinámicos que permitan el crecimiento y el cambio y, al mismo tiempo, estar consciente de que los sistemas pueden mantenerse estáticos por largos períodos.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal