Organización Mundial del Comercio



Descargar 360,71 Kb.
Página8/10
Fecha de conversión09.01.2017
Tamaño360,71 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
IX. Párrafo 1 del artículo I y párrafo 1 del artículo II del AGCS

            1. El Canadá apela contra la conclusión del Grupo Especial de que la exención de derechos de importación es incompatible con el párrafo 1 del artículo II del AGCS. En primer lugar, apela contra la constatación del Grupo Especial según la cual la medida pertenece a la categoría de las medidas que afectan al comercio de servicios, comprendida en el ámbito de aplicación del párrafo 1 del artículo I del AGCS.151 En segundo lugar, apela contra la constatación de que el Canadá no otorga inmediata e incondicionalmente a los servicios y a los proveedores de servicios de cualquier otro Miembro un trato no menos favorable que el que dispensa a los servicios similares o los proveedores de servicios similares de otro país, en contra de las obligaciones que ha contraído en virtud del párrafo 1 del artículo II del AGCS.152

A. Párrafo 1 del artículo I del AGCS

            1. El Canadá sostiene que el Grupo Especial incurrió en error al constatar que la exención de derechos de importación está comprendida en el ámbito de aplicación del AGCS. A juicio del Canadá, el Grupo Especial concluyó erróneamente que el hecho de que una medida esté o no comprendida en el ámbito de aplicación del AGCS está determinado por la compatibilidad o incompatibilidad de esa medida con determinadas obligaciones sustantivas, como las del artículo II, y no por el hecho de que la medida esté o no comprendida en el ámbito del artículo I del AGCS.153

            2. El Grupo Especial examinó en primer lugar la cuestión general de si la exención de derechos de importación constituye una medida "que afecte […] al comercio de servicios" en el sentido del artículo I del AGCS. A continuación, se remitió a los informes del Grupo Especial y del Órgano de Apelación en el asunto Comunidades Europeas - Bananos, en los que se constata que "el ámbito de aplicación de las palabras 'que afecten' en el artículo I del AGCS es muy amplio, y que por consiguiente ninguna medida está a priori excluida del ámbito de aplicación de dicho acuerdo".154

            3. Por último, el Grupo Especial constató lo siguiente:

[l]a determinación de si una medida afecta al comercio de servicios no puede hacerse en abstracto, sin examinar si el efecto de esa medida es compatible con los compromisos y obligaciones asumidos por los Miembros en virtud del AGCS. En el presente caso, la determinación de si la MVTO de 1998 y las SRO son medidas que afectan al comercio de servicios en el sentido del artículo I del AGCS debe hacerse analizando si esas medidas constituyen trato menos favorable para los servicios y los proveedores de servicios de algunos Miembros que para los de otros (artículo II) y/o para los servicios y los proveedores de servicios de otros Miembros que para los nacionales (artículo XVII).155

            1. En Estados Unidos - Prohibición de las importaciones de determinados camarones y productos del camarón, declaramos, en relación con el artículo XX del GATT de 1994, que un grupo especial no puede prescindir de "la estructura y lógica fundamental" de una disposición al decidir el orden indicado de los pasos seguidos en su análisis, so pena de correr el riesgo de llegar a resultados viciados.156 De forma análoga, en el presente caso la estructura y lógica fundamental del párrafo 1 del artículo I, en conexión con el resto del AGCS, requiere que la determinación de si una medida está, de hecho, abarcada por el AGCS, se efectúe antes de que pueda evaluarse la compatibilidad de esa medida con cualesquiera obligaciones sustantivas establecidas en ese Acuerdo.

            2. El párrafo 1 del artículo II del AGCS declara expresamente que dicho precepto sólo es aplicable a "toda medida abarcada por el presente Acuerdo". Esta referencia expresa al ámbito de aplicación del AGCS confirma que es necesario que se constate que la medida en litigio es una medida que afecta al comercio de servicios en el sentido del párrafo 1 del artículo I y, por consiguiente, está abarcada por el AGCS, antes de que pueda realizarse lógicamente cualquier examen de su compatibilidad con el artículo II. Por consiguiente, constatamos que el Grupo Especial debería haber analizado, como cuestión previa, si la medida está comprendida en el ámbito de aplicación del AGCS, examinando si la exención de derechos de importación es una medida que afecta al comercio de servicios en el sentido del artículo I. Al no haberlo hecho, el Grupo Especial incurrió en error en el enfoque que adoptó para su interpretación.

            3. Procedemos a continuación al análisis previo del artículo I del AGCS. El texto del párrafo 1 del artículo I del AGCS, en su parte pertinente, es el siguiente:

Artículo I

Alcance y definición

1. El presente Acuerdo se aplica a las medidas adoptadas por los Miembros que afecten al comercio de servicios.

2. A los efectos del presente Acuerdo, se define el comercio de servicios como el suministro de un servicio:

a) del territorio de un Miembro al territorio de cualquier otro Miembro;

b) en el territorio de un Miembro a un consumidor de servicios de cualquier otro Miembro;

c) por un proveedor de servicios de un Miembro mediante presencia comercial en el territorio de cualquier otro Miembro;

d) por un proveedor de servicios de un Miembro mediante la presencia de personas físicas de un Miembro en el territorio de cualquier otro Miembro.

(Las cursivas son nuestras.)


            1. El artículo XXVIII define determinados términos utilizados en el AGCS. Nos referimos, en particular, a los siguientes:

a) "medida" significa cualquier medida adoptada por un Miembro, ya sea en forma de ley, reglamento, regla, procedimiento, decisión o disposición administrativa, o en cualquier otra forma;

b) "suministro de un servicio" abarca la producción, distribución, comercialización, venta y prestación de un servicio;

c) "medidas adoptadas por los Miembros que afecten al comercio de servicios" abarca las medidas referentes a:

[...]


iii) la presencia, incluida la presencia comercial, de personas de un Miembro en el territorio de otro Miembro para el suministro de un servicio;

d) "presencia comercial" significa todo tipo de establecimiento comercial o profesional, a través, entre otros medios, de:

i) la constitución, adquisición o mantenimiento de una persona jurídica, [...]

[...]


dentro del territorio de un Miembro con el fin de suministrar un servicio;

[...]


f) "servicio de otro Miembro" significa un servicio suministrado:

[…]


ii) en el caso del suministro de un servicio mediante presencia comercial o mediante la presencia de personas físicas, por un proveedor de servicios de ese otro Miembro;

g) "proveedor de servicios" significa toda persona que suministre un servicio;



[…]

            1. Teniendo presentes esas disposiciones del tratado, consideramos que para determinar si una medida pertenece a las que afectan al comercio de servicios deben examinarse dos cuestiones jurídicas fundamentales: en primer lugar, si hay "comercio de servicios" en el sentido del párrafo 2 del artículo I; y, en segundo lugar, si la medida en cuestión "afecta" a ese comercio de servicios en el sentido del párrafo 1 del artículo I.

            2. Examinamos en primer lugar si en el presente caso hay "comercio de servicios". A los efectos del AGCS, en el párrafo 2 del artículo I se define el "comercio de servicios" como el "suministro de un servicio" por medio de uno de los cuatro modos de suministro que se enuncian en ese párrafo. En el presente caso se trata del suministro de un servicio por medio del modo c) del párrafo 2 del artículo I, es decir del suministro de un servicio "por un proveedor de servicios de un Miembro mediante presencia comercial en el territorio de cualquier otro Miembro" (las cursivas son nuestras). A su vez, en el apartado d) del artículo XXVIII se define la "presencia comercial" como "todo tipo de establecimiento comercial o profesional, a través, entre otros medios de: i) la constitución, adquisición o mantenimiento de una persona jurídica […]".

            3. Los reclamantes en el presente caso alegan que el "comercio de servicios" pertinente es el de "servicios comerciales al por mayor de vehículos automotores", que constituye una categoría de servicios reconocida en la Clasificación Central de Productos.157 El Canadá no niega que haya proveedores de servicios de los Estados Unidos, las Comunidades Europeas y el Japón establecidos en el Canadá que suministran servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor.158 En consecuencia, concluimos que el "comercio de servicios" pertinente en el presente caso es el de los servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor suministrados por proveedores de servicios de determinados Miembros mediante su presencia comercial en el Canadá.

            4. Tras haber concluido que en el presente caso hay, efectivamente "comercio de servicios" analizamos a continuación si la medida en cuestión "afecta" al comercio de servicios. En Comunidades Europeas - Bananos declaramos lo siguiente:

En nuestra opinión, el empleo de la expresión "que afecten" refleja la intención de los redactores de dar al AGCS un amplio alcance. En su sentido corriente, la palabra "afectar" denota una medida que tiene "un efecto sobre", y ello indica un amplio campo de aplicación. Esta interpretación se ve reforzada por las conclusiones de grupos especiales anteriores en el sentido de que las palabras "que afecten" en el contexto del artículo III del GATT de 1947 tienen un alcance más amplio que términos tales como "regular" o "regir".159

            1. En ese asunto constatamos, además, que la materia regulada por el GATT de 1994 y por el AGCS son distintas, que hay determinadas medidas que "podrían considerarse comprendidas tanto en el ámbito del GATT de 1994 como en el del AGCS" y que tales medidas son las "que se refieren a un servicio relacionado con determinada mercancía o a un servicio suministrado conjuntamente con determinada mercancía".160 En ese asunto, añadimos lo siguiente:

Si determinada medida que afecta al suministro de un servicio relacionado con determinada mercancía será examinada en el marco del GATT de 1994 o en el del AGCS, o en el de ambos acuerdos, sólo podrá decidirse en cada caso concreto.161

            1. No obstante, en los supuestos en que es posible examinar la misma medida tanto en el marco del GATT de 1994 como en el AGCS, el centro de atención y los aspectos específicos de la medida que han de examinarse en conexión con cada uno de esos acuerdos serán diferentes, porque la materia regulada por los acuerdos es distinta. En el marco del AGCS, como declaramos en Comunidades Europeas - Bananos, "la atención se centraría en la forma en que la medida afecta al suministro del servicio o a los proveedores de servicios involucrados".162

            2. Observamos que el Canadá aduce que la exención de derechos de importación no es una medida que afecte al comercio de servicios en el sentido del artículo I del AGCS, porque es una medida arancelaria que afecta a los propios productos y no al suministro de servicios de distribución.163 En tal concepto, según el Canadá, la medida en litigio no "afecta" a un proveedor de servicios en su calidad de proveedor de servicios y en su suministro de un servicio.164 El Canadá se remite a nuestro informe en Comunidades Europeas - Bananos en apoyo de su afirmación de que la exención de derechos de importación está comprendida exclusivamente en el ámbito de aplicación del GATT de 1994, por cuanto afecta al comercio de mercancías como tales y no se refiere a un servicio relativo a una determinada mercancía ni a un servicio suministrado conjuntamente con una determinada mercancía.165

            3. No obstante, el Grupo Especial determinó lo siguiente:

Como las medidas en litigio en el asunto CE - Bananos III, la exención de derechos de importación otorgada exclusivamente a los fabricantes beneficiarios influye en las condiciones de competencia en el suministro de servicios de distribución, con independencia de que regule directamente el suministro de esos servicios o lo afecte indirectamente. Por tanto, a nuestro entender, la exención de derechos de importación está comprendida en la tercera categoría de medidas identificadas por el Órgano de Apelación en el asunto CE - Bananos III, que comprende las medidas que se refieren "a un servicio relacionado con determinada mercancía o a un servicio suministrado conjuntamente con determinada mercancía", que podrían ser examinadas "tanto en el marco del GATT de 1994 como en el del AGCS".166

            1. En Comunidades Europeas - Bananos, estuvimos de acuerdo con el Grupo Especial en que "los operadores, tal como están definidos en los reglamentos pertinentes de las Comunidades Europeas son, en efecto, proveedores de "servicios comerciales al por mayor", comprendidos en la definición que figura en la Nota General a la Sección 6 de la CCP."167 Aunque en este caso los operadores realizaban algunas actividades no comprendidas estrictamente en la definición de "servicios comerciales de distribución" que figura en la Nota General a la Sección 6 de la Clasificación Central de Productos, concluimos que "no se plantea ninguna duda de que también realizan otras actividades, incluida la distribución al por mayor de banano, que están comprendidas en esa definición".168 Con respecto a la integración vertical de los operadores con los productores, maduradores y detallistas, declaramos, en ese asunto, que "una empresa, incluso si está integrada verticalmente, e incluso si desempeña otras funciones relacionadas con la producción, importación, distribución y elaboración de un producto, en la medida en que también suministre "servicios comerciales al por mayor" y, en consecuencia, resulte afectada en cuanto ejerce esa actividad por determinada medida de un Miembro al suministrar esos "servicios comerciales al por mayor", es un proveedor de servicios comprendido en el ámbito del AGCS".169 (Sin cursivas en el original.)

            2. En el presente caso, el Grupo Especial no examinó ningún tipo de pruebas relativas al suministro de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor en el mercado canadiense y, en consecuencia, no formuló ninguna constatación fáctica en cuanto a la estructura del mercado de vehículos de motor en el Canadá, ni en cuanto a las empresas que suministran efectivamente servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor. Como consecuencia de ello, el Grupo Especial no examinó tampoco en ningún momento si la exención de derechos de importación afecta a los proveedores de servicios comerciales al por mayor en su calidad de proveedores de servicios, sino que se limitó a declarar lo siguiente:

Como las medidas en litigio en el asunto CE - Bananos III, la exención de derechos de importación otorgada exclusivamente a los fabricantes beneficiarios influye en las condiciones de competencia en el suministro de servicios de distribución, con independencia de que regule directamente el suministro de esos servicios o lo afecte indirectamente.170 (Las cursivas son nuestras.)

            1. No consideramos que esta declaración del Grupo Especial constituya una base suficiente para una constatación jurídica de que la exención de derechos de importación "afecta" a los servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor como tales, o a los proveedores de servicios comerciales al por mayor en su calidad de proveedores de servicios. El Grupo Especial no analizó las pruebas que figuraban en el expediente en relación con el suministro de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor en el mercado canadiense, ni precisó lo que a su juicio exigía el párrafo 1 del artículo I con el empleo de la expresión "que afecten". El Grupo Especial, tras interpretar el párrafo 1 del artículo I, debería haber examinado todos los hechos pertinentes, incluidos quiénes suministran servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor mediante la presencia comercial en el Canadá y cómo se suministran esos servicios. Las hipótesis no son suficientes. Por último, el Grupo Especial debería haber aplicado su interpretación de la expresión "que afecten al comercio de servicios" a los hechos constatados.

            2. Las Comunidades Europeas y el Japón pueden perfectamente estar en lo cierto al afirmar que la posibilidad de obtener la exención de derechos de importación que se ofrece a determinados fabricantes beneficiarios de los Estados Unidos establecidos en el Canadá, y la paralela imposibilidad de que los fabricantes beneficiarios de Europa y el Japón establecidos en ese país la obtengan, tiene un efecto sobre las actividades en el Canadá de los proveedores de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor y, por consiguiente, "afecta" a esos proveedores de servicios comerciales al por mayor en su calidad de proveedores de servicios. No obstante, el Grupo Especial no examinó esta cuestión, sino que se limitó a exponer su conclusión, sin aclarar de qué forma o por qué razones había llegado a ella. Esa forma de proceder no es satisfactoria.

            3. Por las razones expuestas, consideramos que el Grupo Especial no ha examinado si la medida es una medida "que afecte […] al comercio de servicios", como requiere el párrafo 1 del artículo I del AGCS. El Grupo Especial no ha puesto de manifiesto que la medida en litigio afecte a los servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor, como tales, ni a los proveedores de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor, en su calidad de proveedores de servicios. No obstante, proseguimos nuestro análisis de las cuestiones planteadas en la presente apelación en relación con el párrafo 1 del artículo II, y examinamos si, a la luz de esta disposición, la medida otorga un trato "no menos favorable" a los servicios similares y a los proveedores de servicios similares de otros Miembros.

B. Párrafo 1 del artículo II del AGCS

            1. El Canadá aduce que, aun en el caso de que el AGCS se hubiera considerado aplicable a la medida en litigio, el Grupo Especial seguiría incurriendo en error al constatar que esa medida otorga a los servicios similares y proveedores de servicios similares de cualquier otro Miembro un trato menos favorable en el sentido del párrafo 1 del artículo II.171 El Canadá afirma que ni las Comunidades Europeas ni el Japón sostienen que la exención de derechos de importación discrimina "de jure", sino que aducen que esa exención discrimina "de facto", al otorgar de hecho un trato menos favorable a determinados servicios y proveedores de servicios.172 A juicio del Canadá, el Grupo Especial estaba obligado a establecer la base de la que se deduce que las medidas otorgan un trato menos favorable a determinados servicios y proveedores de servicios y a poner de manifiesto cómo se otorga, de facto o de jure, ese trato menos favorable a los servicios o proveedores de servicios de determinados Miembros.173

            2. Al examinar la apelación del Canadá en relación con el párrafo 1 del artículo II del AGCS, comenzamos analizando el texto de esa disposición:

Artículo II

Trato de la nación más favorecida

1. Con respecto a toda medida abarcada por el presente Acuerdo, cada Miembro otorgará inmediata e incondicionalmente a los servicios y a los proveedores de servicios de cualquier otro Miembro un trato no menos favorable que el que conceda a los servicios similares y a los proveedores de servicios similares de cualquier otro país.



            1. De esta disposición se desprende que el análisis de la compatibilidad de una medida con el párrafo 1 del artículo II debe realizarse mediante varios pasos. En primer lugar, como hemos visto, debe determinarse previamente, en conexión con el párrafo 1 del artículo I, que la medida está abarcada por el AGCS.174 Esa determinación requiere que haya "comercio de servicios" con arreglo a uno de los cuatro modos de suministro, y que haya además una medida que "afecte" a ese comercio de servicios. Hemos indicado ya que el Grupo Especial no llevó a cabo ese análisis.175

            2. Si lo que hay que determinar ante todo es que la medida está abarcada por el AGCS, el siguiente paso es la evaluación de su compatibilidad con las prescripciones del párrafo 1 del artículo II. El párrafo 1 del artículo II exige esencialmente una comparación entre el trato otorgado por un Miembro a los "servicios y a los proveedores de servicios" de cualquier otro Miembro y el trato concedido a los servicios "similares" y a los proveedores de servicios "similares" de "cualquier otro país". El Grupo Especial debería haber establecido en primer lugar, sobre la base de esos elementos jurídicos esenciales, su interpretación del párrafo 1 del artículo II y haber formulado a continuación constataciones fácticas en relación con el trato otorgado a los servicios comerciales al por mayor y a los proveedores de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor de diversos Miembros con presencia comercial en el Canadá. Por último, el Grupo Especial debería haber aplicado su interpretación del párrafo 1 del artículo II a los hechos constatados.

            3. El Grupo Especial no hizo nada de eso. No examinó la forma en que está estructurado el mercado de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor en el Canadá, ni explicó cómo la medida en litigio daba lugar a un trato menos favorable. En lugar de ello, se dedicó a hacer especulaciones sobre la "posibilidad" de determinadas relaciones.176 En respuesta al argumento del Canadá de que no hay competencia entre proveedores de servicios al por mayor debido a la integración vertical y a los arreglos de distribución exclusiva en la industria de vehículos de motor, el Grupo Especial manifestó que la integración vertical:

[…] no elimina ni la posible competencia en la relación entre mayoristas y fabricantes ni la competencia efectiva en la relación entre mayoristas y minoristas. Aunque como consecuencia de la actual estructura del mercado los proveedores de servicios comerciales al por mayor compran sus vehículos a los mismos fabricantes, ninguna medida gubernamental impide ni siquiera a un distribuidor mayorista integrado verticalmente entrar en contacto con distintos fabricantes para adquirir vehículos de motor.177

            1. Sobre la base de este análisis especulativo, el Grupo Especial procedió a formular las siguientes "constataciones":

Constatamos, que la integración vertical y los arreglos de distribución exclusiva entre fabricantes y mayoristas en la rama de producción de vehículos de motor no excluyen la posibilidad de otorgar un trato menos favorable a proveedores de servicios comerciales al por menor para vehículos de motor. Constatamos asimismo que la integración vertical y los arreglos de distribución exclusiva no impiden la posible competencia entre mayoristas para la adquisición de vehículos a los fabricantes ni la competencia efectiva intermarcas en las ventas a los minoristas.178 (Las cursivas son nuestras.)

            1. Consideramos que esas "constataciones" del Grupo Especial son meras especulaciones. Como hemos manifestado antes, el Grupo Especial no estableció una interpretación del párrafo 1 del artículo II ni aplicó su interpretación a constataciones fácticas. El Grupo Especial no identificó pruebas que definieran la relación entre los fabricantes y los proveedores de servicios al por mayor para vehículos de motor en el mercado canadiense. Tampoco examinó en concreto la estructura de la competencia en el mercado de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor del Canadá. Su razonamiento parece basarse exclusivamente en el argumento del Canadá de que la industria de vehículos de motor se caracteriza por la integración vertical de la producción y la distribución así como por los arreglos de distribución exclusiva.179 El Grupo Especial no llevó a cabo un análisis de si la exención de derechos de importación afecta a los comerciantes al por mayor vinculados con los fabricantes que se benefician de esa exención, en comparación con los mayoristas vinculados a fabricantes que no se benefician de ella, y de qué forma. Por estas razones, revocamos las "constataciones" del Grupo Especial que figuran en el párrafo 10.254 de su informe.

            2. El Grupo Especial examinó también otros dos argumentos de los reclamantes. Las Comunidades Europeas y el Japón adujeron ante el Grupo Especial que, aunque los criterios para obtener la exención de derechos de importación no se basan expresamente en la nacionalidad, la exención representa una discriminación de facto con arreglo al artículo II del AGCS, ya que todos o casi todos los proveedores de servicios de otros Miembros que se benefician de la exención son proveedores estadounidenses.180 El Canadá puso en duda esta afirmación y respondió que al menos dos fabricantes beneficiarios son originarios de las Comunidades Europeas (Volvo Canada Ltd. y DaimlerChrysler Canada Inc.). Mantuvo también, ante el Grupo Especial, que el CAMI es una empresa conjunta al 50 por ciento entre personas jurídicas del Japón y de los Estados Unidos. Las Comunidades Europeas y el Japón alegaron, ante el Grupo Especial, que la exención de derechos de importación tiene también por consecuencia una discriminación de jure en el sentido del artículo II porque, en su opinión, la existencia de una lista cerrada de fabricantes beneficiarios constituye formalmente un caso de trato diferenciado.181

            3. Tras constatar que DaimlerChrysler Canada Inc. y Volvo Canada Ltd. son personas jurídicas de los Estados Unidos, y que no hay pruebas que permitan determinar cuál es la persona jurídica que "controla" CAMI, el Grupo Especial declaró lo siguiente:

Aunque ninguno de los criterios para otorgar la exención de derechos de importación se basa expresamente en la nacionalidad, la prescripción en materia de presencia manufacturera, circunscrita al período 1º de agosto de 1963 - 31 de julio de 1964 en la MVTO de 1998, sólo ha permitido a tres proveedores de servicios de los Estados Unidos (Chrysler Canada Ltd., General Motors of Canada Ltd y Ford Motor Company of Canada Ltd.) y a un proveedor de servicios de Suecia (Volvo Canada Ltd.) obtener la exención de derechos de importación. Más arriba se ha señalado que Volvo Canada Ltd. quedó recientemente bajo el control de una persona jurídica de los Estados Unidos (Ford Motor Co.). Se han utilizado SRO para ampliar la categoría de fabricantes beneficiarios permitiendo a otros dos fabricantes/mayoristas de automóviles (Intermeccanica of Canada and CAMI, una empresa conjunta al 50 por ciento entre Suzuki Motor Co. del Japón y Motor Corp. de los Estados Unidos) y a varios fabricantes/mayoristas de autobuses, y vehículos comerciales específicos obtener la exención de derechos de importación.182 (No se reproduce la nota de pie de página.)

            1. El Grupo Especial, una vez que ha determinado "de" qué Miembros son los fabricantes beneficiarios, no aclara la pertinencia de esas constataciones a su análisis en el marco del párrafo 1 del artículo II. En particular, establece una vinculación clara entre esos "fabricantes beneficiarios" y los proveedores de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor, que, de conformidad con el párrafo 1 del artículo II, son las entidades pertinentes.

            2. El Grupo Especial llega a la siguiente conclusión:

En nuestra opinión, la exención de derechos de importación prevista en la MVTO de 1998 y las SRO tiene por consecuencia el otorgamiento de un trato menos favorable a los servicios y los proveedores de servicios de cualquier otro Miembro en el sentido del párrafo 1 del artículo II del AGCS, ya que sus beneficios se otorgan a un grupo limitado e identificable de fabricantes/mayoristas de vehículos de motor de algunos Miembros, seleccionados sobre la base de criterios como la presencia manufacturera en un año de referencia dado. Observamos también que las prescripciones en materia de presencia manufacturera en la MVTO de 1998 y en las SRO excluyen expresamente a los proveedores de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor, que no fabrican vehículos en el Canadá, del otorgamiento de la exención de derechos de importación. Además, el hecho de que en 1989 el Gobierno del Canadá dejara de emitir SRO hace que la lista de beneficiarios de la exención de derechos de importación sea una lista cerrada. Como consecuencia de ello, los fabricantes/mayoristas del sector de vehículos de motor de algunos Miembros pueden importar vehículos en el Canadá en régimen de franquicia, mientras que se prohíbe expresamente a los fabricantes/mayoristas de otros Miembros la importación en el Canadá de vehículos de motor en régimen de franquicia.183

            1. El Grupo Especial constató, por último, a partir de este razonamiento, que "en lo tocante a la exención de derechos de importación otorgada a un número limitado de fabricantes/mayoristas del sector de vehículos de motor, el Canadá no ha otorgado inmediata e incondicionalmente a los servicios y los proveedores de servicios de ningún otro Miembro un trato no menos favorable del que otorga a servicios y proveedores de servicios de cualquier otro país".184 Basándose en ello, el Grupo Especial constató que la exención de derechos de importación es incompatible con las disposiciones del párrafo 1 del artículo II del AGCS.185

            2. En este punto, el Grupo Especial ha agravado el error que cometió anteriormente al constatar que la exención de derechos de importación de que gozan determinados fabricantes de vehículos de motor se otorga a "un grupo limitado e identificable" de fabricantes/mayoristas de vehículos de motor. El Grupo Especial parece decir que la exención de derechos de importación se otorga a determinados mayoristas de un número limitado de Miembros, y no a los mayoristas de los demás Miembros. Además, el Grupo Especial aclara que, como consecuencia de la lista cerrada, los mayoristas de vehículos de motor de un número limitado de Miembros pueden importar vehículos en el Canadá en régimen de franquicia, mientras que se prohíbe expresamente a los mayoristas de otros Miembros la importación en el Canadá de vehículos de motor en régimen de franquicia.186

            3. Es evidente que el Grupo Especial confunde a este respecto la aplicación de la exención de derechos de importación a los fabricantes con sus posibles efectos sobre los mayoristas. En nuestra opinión, el Grupo Especial ha realizado un análisis de esta medida basado en las "mercancías", y se ha limitado a extrapolar a los proveedores de servicios al por mayor para vehículos de motor su análisis de la forma en que la exención de derechos de importación afecta a los fabricantes. El Grupo Especial ha dado por supuesto, sin analizar los efectos de la medida sobre los mayoristas como proveedores de servicios, que la exención de derechos de importación, otorgada a un número limitado de fabricantes, afecta ipso facto a las condiciones de competencia entre los mayoristas en su calidad de proveedores de servicios. Como hemos manifestado antes con respecto a si la medida en litigio afecta al comercio de servicios, el Grupo Especial no ha puesto de manifiesto de qué forma la exención de derechos de importación otorgada a determinados fabricantes, pero no a otros, afecta al suministro de servicios comerciales al por mayor y a los proveedores de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor. Al llegar a sus conclusiones en relación con el párrafo 1 del artículo II del AGCS, el Grupo Especial no ha evaluado los hechos pertinentes -no encontramos ningún análisis de datos relativos al suministro de servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor-, ni ha interpretado el artículo II del AGCS y ha aplicado esa interpretación a los hechos constatados.

            4. Por las razones expuestas, revocamos la conclusión del Grupo Especial de que la exención de derechos de importación otorgada en virtud de la MVTO de 1998 y las SRO es incompatible con las disposiciones del párrafo 1 del artículo II del AGCS187, así como las constataciones conducentes a esa conclusión.

            5. Con nuestra conclusión no pretendemos sugerir que la exención de derechos de importación no afecte a los servicios comerciales al por mayor para vehículos de motor en el Canadá, ni deducimos que el Canadá conceda a los servicios y proveedores de servicios de cualquier Miembro un trato no menos favorable que el que otorga a los servicios similares y a los proveedores de servicios similares de cualquier país, en consonancia con el párrafo 1 del artículo II del AGCS. No formulamos una conclusión en ese sentido. Nos limitamos a manifestar que el Grupo Especial, en el presente caso, no ha fundamentado su conclusión de que la exención de derechos de importación es incompatible con el párrafo 1 del artículo II del AGCS. En consecuencia, no nos queda otra opción que revocar las constataciones y conclusiones del Grupo Especial relativas al párrafo 1 del artículo II del AGCS.

            6. Al llegar a esta conclusión, somos conscientes de la importancia del AGCS como nuevo acuerdo multilateral de comercio abarcado por el Acuerdo sobre la OMC. La presente apelación constituye sólo el segundo caso en el que se nos ha pedido que revisemos las constataciones de un Grupo Especial sobre disposiciones del AGCS. Dada la complejidad de la materia objeto del comercio de servicios y la novedad de las obligaciones derivadas del AGCS, consideramos que las alegaciones formuladas al amparo del AGCS merecen profunda atención y deben ser objeto de un análisis cuidadoso. Dejamos la interpretación del artículo II del AGCS para otro caso y otro momento.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal