Organización Mundial del Comercio



Descargar 360,71 Kb.
Página6/10
Fecha de conversión09.01.2017
Tamaño360,71 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
VII. Apartado a) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC - Alegación de las Comunidades Europeas en relación con las prescripciones en materia de VAC

            1. Las Comunidades Europeas aducen que el Grupo Especial no examinó, incurriendo de esa forma en error de derecho, la alegación de las Comunidades Europeas de que las prescripciones en materia de VAC dan lugar a una subvención supeditada a los resultados de exportación, en contra de lo dispuesto en el apartado a) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC.107 Aunque las Comunidades Europeas no especifican el error concreto de derecho que alegan, ni se remiten a ninguna disposición del Acuerdo sobre la OMC que pueda haber sido infringida, parece que las Comunidades Europeas alegan que el Grupo Especial no actuó de conformidad con el artículo 11 del ESD, especialmente por lo que respecta a la aplicación del principio de economía procesal.

            2. El examen del informe del Grupo Especial pone de manifiesto que éste no ha hecho ninguna referencia en sus constataciones a la alegación subsidiaria de las Comunidades Europeas de que la condición impuesta por las prescripciones en materia de VAC en relación con la medida es incompatible con el apartado a) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC.108 A juzgar por todos los elementos de que disponemos, el Grupo Especial se limitó a prescindir de esa alegación subsidiaria. En cambio, se ocupó de diversas alegaciones conexas de las Comunidades Europeas y constató que las prescripciones en materia de VAC son incompatibles con el párrafo 4 del artículo III del GATT de 1994109 y con el artículo XVII del AGCS110, pero son compatibles con el apartado b) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC.111 El Grupo Especial constató asimismo que la medida es una subvención prohibida a la exportación con el sentido del apartado a) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC como consecuencia de la condición impuesta por las prescripciones en materia de proporción.112

            3. Al evaluar esta alegación de error de derecho formulada por las Comunidades Europeas, nos remitimos a las obligaciones de los grupos especiales, que se establecen de forma muy general en el artículo 11 del ESD. El texto de esta disposición, en la parte pertinente, es el siguiente:

[…] cada grupo especial deberá hacer una evaluación objetiva del asunto que se le haya sometido, que incluya una evaluación objetiva de los hechos, de la aplicabilidad de los acuerdos abarcados pertinentes y de la conformidad con éstos y formular otras conclusiones que ayuden al OSD a hacer las recomendaciones o dictar las resoluciones previstas en los acuerdos abarcados. (Las cursivas son nuestras.)

            1. El mandato uniforme para los grupos especiales, que se recoge en el párrafo 1 del artículo 7 del ESD, está formulado en términos muy similares. Los grupos especiales deben formular "conclusiones que ayuden al OSD" a hacer las recomendaciones o dictar las resoluciones. Con arreglo al párrafo 2 del artículo 7 del ESD, los grupos especiales "considerarán las disposiciones del acuerdo o acuerdos abarcados que hayan invocado las partes en la diferencia".

            2. No obstante, los grupos especiales, al cumplir las funciones que les encomiendan los artículos 7 y 11 del ESD, no están obligados a examinar todas las alegaciones jurídicas que les hayan sido formuladas. Los grupos especiales pueden aplicar el principio de economía procesal. En Estados Unidos - Medida que afecta a las importaciones de camisas y blusas de tejidos de lana procedentes de la India, declaramos lo siguiente:

Nada en [el artículo 11 del ESD] ni en la práctica previa del GATT exige que un grupo especial examine todas las alegaciones jurídicas formuladas por la parte reclamante. Los grupos especiales anteriores del GATT de 1947 y de la OMC han abordado con frecuencia sólo las cuestiones que consideraban necesarias para la solución del asunto planteado entre las partes, y han rehusado decidir sobre otras cuestiones. Por consiguiente, si un grupo especial consideraba que una medida era incompatible con una determinada disposición del GATT de 1947, por lo general no pasaba a examinar si esa medida era también incompatible con otras disposiciones del GATT, cuya infracción hubiese sido alegada por una parte reclamante.113

            1. Hemos perfilado esta idea en el asunto Australia - Medidas que afectan a la importación de salmón ("Australia - Salmón"), en el que declaramos lo siguiente:

El principio de economía procesal ha de aplicarse teniendo presente el objetivo del sistema de solución de diferencias, que consiste en resolver el asunto debatido y "hallar una solución positiva a las diferencias". Llegar a una solución solamente parcial del asunto debatido sería una falsa economía procesal. Los grupos especiales tienen que abordar las alegaciones respecto de las que es necesaria una constatación para que el OSD pueda formular recomendaciones y resoluciones lo suficientemente precisas como para permitir el pronto cumplimiento por el Miembro de que se trate de esas recomendaciones y resoluciones "con miras a asegurar la eficaz solución de las diferencias en beneficio de todos los Miembros".114 (Las cursivas son nuestras; no se reproducen las notas de pie de página.)

            1. En nuestra opinión, para "hallar una solución positiva" a la presente diferencia no era necesario que el Grupo Especial formulara una determinación sobre la alegación subsidiaria de las Comunidades Europeas acerca de las prescripciones en materia de VAC en relación con el apartado a) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC. El Grupo Especial había constatado ya que esas prescripciones infringían el párrafo 4 del artículo III del GATT de 1994 y el artículo XVII del AGCS. A nuestro juicio, al haber formulado esas constataciones, el Grupo Especial, podía perfectamente, en ejercicio de las facultades discrecionales que implica el principio de economía procesal, optar por no examinar la alegación subsidiaria de las Comunidades Europeas de que las prescripciones en materia de VAC son incompatibles con el apartado a) del párrafo 1 del artículo 3 del Acuerdo SMC.

            2. Hay que añadir que, no obstante, en beneficio de la transparencia y de la equidad con respecto a las partes, los grupos especiales deberían, en todos los casos, abordar expresamente las alegaciones que deciden no examinar y sobre las que no se pronuncian por razones de economía procesal. A estos efectos no es suficiente el silencio.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal