Organización Mundial del Comercio



Descargar 439,63 Kb.
Página5/19
Fecha de conversión09.01.2017
Tamaño439,63 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

Alegaciones de error formuladas por el Canadá - Apelante


1. Contribución financiera

            1. El Canadá pide al Órgano de Apelación que revoque la constatación del Grupo Especial con respecto a la existencia de una "contribución financiera". El Canadá sostiene que el Grupo Especial incurrió en varios errores de derecho al formular interpretaciones jurídicas relativas a lo que constituye una "contribución financiera" en el sentido del párrafo 1 a) del artículo 1 del  Acuerdo SMC.

            2. En primer lugar, el Grupo Especial incurrió en error al interpretar la palabra "goods" ("bienes") empleada en el párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 del  Acuerdo SMC. El Canadá sostiene que el Grupo Especial interpretó incorrectamente el texto del referido párrafo, en su contexto, al constatar que esa palabra se refería a propiedades personales tangibles o muebles, distintas del dinero. Aunque el Canadá está de acuerdo en que la definición del Grupo Especial refleja el sentido corriente del término, sostiene que, en el contexto del párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 del  Acuerdo SMC, el término "bienes" se limita a "artículos comerciables que tienen o pueden tener una clasificación arancelaria".31 En apoyo de esta opinión, el Canadá observa que el párrafo 1 b) del artículo 3 del Acuerdo SMC se refiere a medidas que favorecen los "productos nacionales con preferencia a los importados" y sostiene que el término "importados" en este contexto significa que los bienes deben ser comerciables. El Canadá argumenta que esto significa que los "goods" ("bienes") a que se refiere el párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 también deben ser comerciables. Además, el Canadá observa que los términos "bienes" y "productos" son sinónimos y se utilizan en distintas disposiciones de los Acuerdos Multilaterales sobre el Comercio de Mercancías (Anexo 1A del  Acuerdo de Marrakech por el que se establece la Organización Mundial del Comercio (el "Acuerdo sobre la OMC")) para referirse a los artículos que son objeto de comercio o se importan o exportan. De ello se sigue, a juicio del Canadá, que todos los "bienes" y "productos" deben ser comerciables y susceptibles de tener una clasificación arancelaria. Además, incluso si se acepta que el término "bienes" abarca las propiedades personales tangibles o muebles distintas del dinero, el Canadá aduce que el Grupo Especial incurrió en error en su caracterización jurídica de los hechos que tenia ante sí. A juicio del Canadá, el Grupo Especial constató que árboles no identificados, firmemente arraigados en el suelo, constituían propiedades personales tangibles o muebles. El Canadá sostiene que el Grupo Especial incurrió en error porque la madera en pie no es un bien mueble.

            3. Por último, el Canadá sostiene que el Grupo Especial incurrió en error al constatar que los gobiernos provinciales canadienses "proporcionan" madera en pie mediante sus programas de derechos de tala. A juicio del Canadá, el Grupo Especial cometió un error al dar a la palabra "proporciona" la interpretación amplia de "poner a disposición". Esto es incorrecto, según el Canadá, porque a través de todo el  Acuerdo sobre la OMC, el significado del término "proporciona" se limita a "suministrar" o "dar". El Canadá aduce que lo único proporcionado por los gobiernos provinciales con arreglo a los programas de derechos de tala es un derecho intangible a la extracción. Este derecho a la extracción no puede equiparse al suministro de madera en pie, sin convertir de hecho en "bienes" el derecho intangible de explotación.

            4. El Canadá pide al Órgano de Apelación que, en caso de que revoque las constataciones del Grupo Especial relativas a la existencia de una contribución financiera, recomiende al OSD que pida a los Estados Unidos que pongan sus medidas en conformidad con el  Acuerdo SMC, entre otras cosas revocando los derechos compensatorios sobre la madera blanda y reembolsando los depósitos efectuados.
    1. Argumentos de los Estados Unidos - Apelado


1. Contribución financiera

            1. Los Estados Unidos sostienen que, al constatar que la madera en pie constituye un "bien" en el sentido del párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 del Acuerdo SMC, el Grupo Especial interpretó el término "bienes" de manera coherente con su sentido corriente y su contexto, y a la luz del objeto y fin del Acuerdo SMC. Los Estados Unidos coinciden con el Grupo Especial en que el sentido corriente del término "bienes" comprende las cosas que han de separarse de bienes inmuebles, tales como la madera en pie. Nada en el texto del párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 ni en el contexto de la expresión "bienes" en dicha disposición indica que el término se circunscriba en manera alguna a los productos que pueden ser objeto de comercio. Tampoco el objeto y fin del  Acuerdo SMC apoya la posición canadiense. En particular, los Estados Unidos aducen que no puede interpretarse que el uso de la expresión "imported goods" ("productos ... importados") en el párrafo 1 b) del artículo 3 del Acuerdo SMC, y terminología similar empleada en otros Acuerdos, implique que el término "bienes" utilizado en el párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 sólo puede significar bienes que pueden ser importados u objeto de comercio. Los Estados Unidos señalan la ausencia de un calificativo tal como "importado" en el párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1. Además, sostienen que la interpretación del término "bienes" efectuada por el Canadá haría superflua la excepción expresa estipulada en el párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 para la "infraestructura general", dado que esa disposición nunca podría abarcar ninguna infraestructura si se interpretase la palabra "bienes" de una forma tan restringida. Si así se hiciera, no habría necesidad alguna de la excepción expresa. Los Estados Unidos sostienen también que el argumento canadiense relativo a si la madera en pie es un "bien mueble", es inapropiado. Según los Estados Unidos, el Grupo Especial actuó correctamente al no intentar interpretar las leyes relativas a los bienes, ni necesitaba hacerlo al examinar si la madera en pie es un bien en el sentido del párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1.

            2. Los Estados Unidos sostienen además que, al constatar que los gobiernos provinciales proporcionaron madera en pie a los titulares de tenencias, el Grupo Especial interpretó el término "proporcionar" empleado en el párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 del Acuerdo SMC de manera coherente con su sentido corriente y su contexto y a la luz del objeto y fin del  Acuerdo SMC. A juicio de los Estados Unidos, el Canadá eleva la forma sobre la sustancia al argumentar que lo único proporcionado por los gobiernos provinciales es un derecho intangible a la extracción, y que la concesión de ese derecho no es el suministro de bienes. Los Estados Unidos, señalando que la definición de "proporcionar" incluye el "poner a disposición" y "suministrar o suplir para su uso", sostienen que no puede discutirse que cuando un gobierno transfiere la propiedad de bienes al dar a una empresa el derecho de tomarlos, el gobierno está proporcionando esos bienes en el sentido del párrafo 1 a) 1) iii) del artículo 1 del  Acuerdo SMC.

            3. Por último, los Estados Unidos aducen que, en caso de que el Órgano de Apelación constatara que los Estados Unidos no han actuado de conformidad con las obligaciones que les corresponden en virtud del  Acuerdo SMC o el GATT de 1994, el Órgano de Apelación debería abstenerse de formular cualquier recomendación con respecto a la manera concreta en que deberían aplicarse tales constataciones.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal