Organización Mundial del Comercio



Descargar 439,63 Kb.
Página3/19
Fecha de conversión09.01.2017
Tamaño439,63 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

Argumentos de los participantes y los terceros participantes

  1. Alegaciones de error formuladas por los Estados Unidos - Apelante

    1. Cálculo del beneficio


          1. Los Estados Unidos piden al Órgano de Apelación que revoque la constatación del Grupo Especial de que el apartado d) del artículo 14 del Acuerdo SMC exigía que los Estados Unidos determinaran la adecuación de la remuneración por la madera en bruto proporcionada por el gobierno sobre la base de los precios no gubernamentales de la madera en bruto que se hayan observado en el Canadá, aun cuando la contribución financiera del gobierno influye considerablemente en esos precios o incluso los determine en la práctica.

          2. Los Estados Unidos aducen que las directrices para el cálculo del beneficio contenidas en el apartado d) del artículo 14 deben interpretarse de manera compatible con el término "beneficio" tal como, se utiliza en el párrafo 1 b) del artículo 1 del  Acuerdo SMC. Los Estados Unidos se remiten a la interpretación del término "beneficio" contenido en el párrafo 1 b) del artículo 1 que hizo el Órgano de Apelación en el asunto Canadá - Aeronaves y recuerdan que con la contribución financiera de un gobierno se otorga un beneficio si la "contribución financiera" coloca al receptor en "una situación mejor que la que habría tenido de no existir esa contribución", y que el mercado proporciona la base apropiada para la comparación.24 Los Estados Unidos critican la interpretación del Grupo Especial porque no permite identificar el potencial de distorsión del comercio de una contribución financiera. En cambio, exige un análisis circular en el que los precios gubernamentales se comparan con otros precios que sencillamente reflejan la participación del gobierno en el mercado.

          3. Los Estados Unidos sostienen que la expresión "condiciones reinantes en el mercado" utilizada en el apartado d) del artículo 14 sólo puede significar las condiciones del mercado "comercial", que no son determinadas por la contribución financiera del gobierno ni reciben de ésta una influencia importante. Los Estados Unidos están de acuerdo con el Grupo Especial en que las condiciones "reinantes" en el mercado son las condiciones que existen o que predominan en el mercado, pero aducen que el Grupo Especial interpretó incorrectamente la expresión "condiciones reinantes en el mercado" como las "condiciones reinantes de venta del bien en cuestión", sin preguntarse si las condiciones reinantes son condiciones de "mercado".25 Los Estados Unidos sostienen que no todas las condiciones reinantes son condiciones de mercado en el sentido del apartado d) del artículo 14. Aducen además que el hecho de que en la parte introductoria del artículo 14 se designen las disposiciones de ese artículo como "directrices" significa que son guías o principios, no normas rígidas que pretenden contemplar todas las circunstancias concebibles. Según los Estados Unidos, esta interpretación queda respaldada por la utilización de la amplia expresión "en relación con" antes de "condiciones reinantes en el mercado" en el texto del apartado d) del artículo 14.

          4. Los Estados Unidos, por lo tanto, objetan la constatación del Grupo Especial de que estaban obligados a utilizar los precios privados de la madera en bruto en el Canadá para estimar la adecuación de la remuneración por los derechos de tala gubernamentales. Aunque el Grupo Especial reconoció que, si el gobierno fuera el único proveedor de los bienes en cuestión, las condiciones reinantes no serían "condiciones de mercado", no tuvo en cuenta que, en el Canadá, los gobiernos provinciales controlan la gran mayoría de la madera en bruto y, por lo tanto, son los proveedores predominantes. Según los Estados Unidos, la conclusión debería haber sido la misma independientemente de si el gobierno era el único proveedor o el proveedor predominante. En consecuencia, los Estados Unidos sostienen que era apropiado que realizaran su análisis de la adecuación de la remuneración por los derechos de tala gubernamentales en el Canadá utilizando valores representativos que no sean los precios privados de la madera en bruto canadiense.
    2. Análisis de la transferencia


          1. Los Estados Unidos piden al Órgano de Apelación que revoque la constatación del Grupo Especial de que, al no realizar un análisis de la transferencia, los Estados Unidos actuaron en forma incompatible con el artículo 10 del  Acuerdo SMC y el párrafo 3 del artículo VI del GATT de 1994 y de que, por consiguiente, la imposición de derechos compensatorios por los Estados Unidos fue incompatible con el artículo 10 y el párrafo 1 del artículo 32 del  Acuerdo SMC y el párrafo 3 del artículo VI del GATT de 1994.26 Aunque los Estados Unidos aceptan que el  Acuerdo SMC exige que no se impongan derechos compensatorios en una cuantía superior a la "subvención que se haya concluido existe", sostienen que el Grupo Especial incurrió en error al constatar que es necesario un análisis de la transferencia respecto de las ventas de trozas por aserraderos titulares de tenencias, que producen madera blanda, a aserraderos no vinculados, y de las ventas de madera aserrada por aserraderos titulares de tenencias a reelaboradores de madera aserrada no vinculados. Los Estados Unidos no apelan contra la constatación del Grupo Especial de que, cuando un maderero independiente recibe una subvención, es necesario un análisis de la transferencia en el caso de las ventas a aserraderos no vinculados o a reelaboradores no vinculados.27

          2. Los Estados Unidos sostienen que el Acuerdo SMC no exige que la autoridad investigadora determine la "subvención que se haya concluido existe" para cada empresa específica o transacción específica antes de imponer derechos compensatorios. Por el contrario, según los Estados Unidos, en el  Acuerdo SMC se contempla expresamente la posibilidad de que, en una investigación, un Miembro adopte una metodología global, imponiendo derechos compensatorios a los distintos exportadores o productores sin investigar individualmente si esos exportadores o productores recibieron realmente una subvención.

          3. Teniendo esto presente, los Estados Unidos aducen que sólo es necesario un análisis de la transferencia cuando la subvención se otorga indirectamente. Por lo tanto, si alguien distinto de un productor del producto objeto de investigación recibe directamente una subvención, es necesaria una investigación para determinar si una parte o la totalidad de esa subvención se transfiere a empresas que efectivamente producen el producto objeto de investigación. Como la investigación realizada por el USDOC con respecto a la madera blanda procedente del Canadá se refería a subvenciones que se otorgaban directamente a los productores canadienses de madera blanda y no eran recibidas por alguien que no fuese un productor de madera blanda, los Estados Unidos aducen que no era necesario un análisis de la transferencia. Recuerdan que el producto objeto de investigación -la madera blanda- abarca tanto la madera en su forma primaria como la madera reelaborada. Los Estados Unidos sostienen que en el Acuerdo SMC o el GATT de 1994 no hay ninguna base para la constatación del Grupo Especial de que "lo que constituye el 'producto' para el que se miden las subvenciones depende en parte de lo que ocurre con el producto después de su producción".28 Tampoco hay ninguna base para la constatación del Grupo Especial de que los Estados Unidos estaban obligados a reducir la "subvención que se haya concluido existe" en la cuantía de las subvenciones atribuibles a determinados productos de la madera vendidos en el mercado interno, a menos que pudieran demostrar que esas subvenciones se transferían a un producto exportado.

          4. Los Estados Unidos aducen que el Grupo Especial incurrió en error al exigir un análisis de la transferencia para determinar qué parte de las subvenciones totales, si es que había alguna, podía asignarse específicamente a productos que entraban en los Estados Unidos y habían sido producidos por empresas que compraban trozas o madera aserrada a entidades no vinculadas. El párrafo 3 del artículo 19 del  Acuerdo SMC reconoce expresamente que los exportadores "que no haya[n] sido objeto de investigación" pueden estar "sujet[os] a" derechos compensatorios.29 Por consiguiente, en una investigación global, no se exige que se investigue si los distintos exportadores recibieron subvenciones. El párrafo 3 del artículo 19 prescribe simplemente que las empresas que no hayan sido investigadas individualmente podrán obtener exámenes rápidos. Los Estados Unidos aducen que, al constatar que era necesario un análisis de la transferencia en el presente asunto, el Grupo Especial amplió la obligación de determinar la subvención otorgada a la producción de un producto para incluir una obligación de determinar la subvención otorgada a los productores específicos de ese producto.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal