Ofrezco mi vida por la iglesia y la salvaci



Descargar 308,12 Kb.
Página4/4
Fecha de conversión21.08.2017
Tamaño308,12 Kb.
1   2   3   4
Hago voto de

OBEDIENCIA
« Se hizo obediente hasta la muerte »

Filp. 2, 8


TEXTO :

Lc. 22, 41-42.



PROFUNDIZACIÓN :


  1. La obediencia de Cristo.

Textos :

Lc 2, 51 ; - Jn. 4, 34 ; 5, 30 ; 6, 38 ; 8, 29.

Lc. 22, 41 ; - Jn. 19, 30.

Mt. 6, 10 ; 7, 21 ; - Mc. 3, 35 ; - Hebr. 5, 8 ; 10, 9 ; - Rom. 5, 19 ; - Filp. 2, 8.
La obediencia de Jesucristo es una obediencia totalizante. Fue un actitud habitual.

La vida de Cristo se entiende toda ella en clave de obediencia, fue un ininterrumpido « si » a la voluntad del Padre :



  • Al comienzo de su vida - « He aquí que vengo a hacer tu voluntad » - Hebr. 10, 7.

  • Al final de su vida - « Todo está cumplido » - Jn. 19, 30.

  • Toda su vida se desarrolla en la obediencia - « Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado » - Jn. 4, 34.

  • Un « si » que se mantiene en la tentación - Mt. 26, 39 - Getsemaní.

Pablo resume la obra salvadora de Cristo en esta frase :

« ... y se humilló a si mismo

obedeciendo hasta la muerte,

y muerte de cruz » - Filp. 2, 8.

Esta es la actitud radical de Cristo : el Hijo que vive en el amor incondicional del Padre hasta no pertenecerse.

Obedece tan apasionadamente porque ama el Padre con pasión.

Su obediencia no es de esclavo, sino de Hijo ; no lo aliena, lo realiza.

La pasión es el culmen de su obediencia - Hebr. 10, 5-7. « Sufriendo aprendió a obedecer » - Hebr. 5, 8.

Su obediencia es la que nos salva - Rom. 5, 19 - : « Por la obediencia de Cristo constituirá justos a una multitud ».





  1. La obediencia es cuestión de amor - art. 67-70.




  • El plan de amor del Padre para todos nosotros se realiza a través de la obediencia de Cristo.

  • El amor del Padre por cada uno de nosotros se manifiesta en su designio de salvación que va realizando en nosotros por diferentes medios y mediaciones. Esa es su voluntad..

  • Nosotras aceptamos su voluntad, nos adherimos a ella - obediencia. Luego acoger su voluntad - obedecer - es acoger su amor de Padre - art. 70.




  1. La obediencia es cuestión de fe - art. 68-69.




  • Creo, me « fío » de Dios y pongo mi voluntad en la del Padre.

  • Acojo las llamadas de Dios en la fe, a través de mediaciones.

  • Acojo las decisiones, acepto las responsables... - art. 73, 74, 75.



  1. Qué es la obediencia.




  • Es participar en la obediencia filial de Cristo - art. 69.

  • Es ser introducidos por el Espíritu es este movimiento de obediencia de Cristo.

  • Es colocar nuestra voluntad en la del Padre en la FE - art. 68.

  • Es hacer a Dios la ofrenda de nuestra propia voluntad - art. 77.

  • Es participar en el misterio pascual de Cristo - art. 69,

- identificarnos con Cristo por la ofrenda total de sí.



  1. La obediencia que se nos pide es RADICAL.




  • Hasta la cruz como Cristo - art. 67.

  • Participar en la misma ofrenda de Jesús - 69.

  • Don de nosotras hasta le renuncia total - 68.

  • Disponibilidad total como María - 68.

  • Ofrenda a Dios de nuestra voluntad - 77.

  • Conversión continua - 70.




  1. Nos compromete a :

  • acoger las mediaciones - art. 69 ;

  • buscar juntas y personalmente la voluntad de Dios - art. 69 ;

  • reconocer las responsables - art. 73 .

Todo eso nos lleva :



  • a discernir - art. 71, c. 20 ;

  • a colaborar con las responsables - art. 73 ;

  • a la responsabilidad - art. 72, c. 22 ; 74, 76, 77.




  1. La obediencia es un acto de libertad, es fuente de paz.

Art. 70 :



  • La obediencia no quita la libertad porque es optar por vivir como Cristo para la voluntad del Padre que es la salvación del hombre. « Conduce a la persona a la madurez haciendo crecer la libertad de los hijos de Dios. » (« Perfectae Caritatis » 14).

  • La obediencia debe ser adulta y madura, ésta no ahoga las iniciativas y creatividad sino ayuda a desarrollarlas.

  • Nos abre al servicio de la Iglesia y los hermanos.

  • Es fuente de PAZ porque :

  • realizamos la voluntad del Padre y acogemos su amor ;

  • no nos sentimos « esclavas » sino realizadas como personas que saben lo que les conduce a realizar el designio de Dios.



REVISIÓN DE MI VIDA :
¿ Qué es la obediencia para mí ? ¿ la veo como manifestación del amor del Padre ?
¿ La obediencia de Cristo, motiva mi obediencia sobre todo cuando es dolorosa y crucificante ? ¿ la sé unir al misterio pascual ?
¿ Acojo en la fe las mediaciones ?

Cf. Carta n° 16 de S. Maura.


Hago voto de

CASTIDAD
« Lo miró con amor y le dijo :

sígueme »

Mc. 10, 21
TEXTO :

Mt. 19, 11-12.



PROFUNDIZACIÓN :
1. La castidad es un don - art. 78.


  • Un don que Dios nos da gratuitamente :

  • Dios escoge y llama para realizar una alianza con la persona elegida ;

  • le da fuerza para preferirle a Él con amor preferencial ;

  • esta alianza es señal de la alianza de Cristo con su Iglesia .

  • Un don que nosotras hacemos a Dios y a los hermanos.

Implica : donación, servicio, ayuda, entrega, amor, amistad, apertura a todos sin exclusión, anuncio del Reino.



  1. Es un misterio de amor personal a Cristo - art. 78.

« De unión a Cristo » - Gal. 2, 20.


Supone :

  • creer en el amor personal de Dios por nosotras,

  • orientar toda la vida al Señor y a su Reino,

  • amar incondicionalmente,

  • « aceptar a Dios como el compañero fundamental de nuestro amor » (S. Maura)

  • vivir un amor preferencial por el Señor - art. 79.



  1. Cómo vivir este amor preferencial.




  1. La experiencia de Dios :

la oración, la contemplación,

la vida eucarística intensa ;

es ir llenando el corazón de Dios y los hermanos ;

crecer en la actitud de FE y la confianza en el ESPÍRITU.




  1. En la vida comunitaria :

en la comunidad FRATERNA, en la ayuda mutua,

en la amistad, la confianza,

las expansiones - art. 83-84.

« Debe vivirse la castidad de modo humano, en una atmósfera de verdadera ayuda afectiva, de amor abierto y respetuoso, donde cada una se sienta aceptada y estimada... ¿ Sabemos amar, ayudar, hacer que los otros amen, o más bien criticamos, alienamos, rivalizamos con las otras... ? (Sr. Maura, carta 18).




  1. El servicio a la misión :

dispuestas a dar la vida desinteresadamente,

a amar el estilo de María,

abiertas a la amistad, la caridad universal.

« Este voto debe hacernos más amorosas, más compasivas, más tiernas, más amables, en una palabra, más semejantes a Cristo. » (ibid.).





  1. La castidad señal de esperanza.




  • Vivida en la humildad y la alegría - art. 81,

  • anuncia la llegada del Reino - señal escatológico - Mt. 19, 12,

  • señal de donde se encuentra el amor verdadero : la plenitud en Dios-Amor.




  1. B. - La castidad debe integrarse previamente en una madurez humana.

La madurez afectiva supone un proceso y un aprendizaje.

Cada persona necesita un centro « unificador » : Cristo, su amor personal.

Los sucedáneos : trabajo, amistades, poder... no unifican una vida.

Cf. Leer la Carta n° 18 de Sor Maura.

Ir viendo y respondiendo a las preguntas que se hacen en esta carta.


Hago voto de pobreza, obediencia y castidad
PARA SIEMPRE,

SEGÚN LA CONSTITUCIONES DEL INSTITUTO DE LAS FRANCISCANAS MISIONERAS DE MARÍA

PARA SIEMPRE ...


un estado, o se asume establemente, o no es un estado.

Es una TOTAL OFRENDA ;

por eso tiene un carácter y un dinamismo orientados hacia la perpetuidad.

La perpetuidad es parte integrante de la totalidad que implica la vida religiosa.


« Para siempre »... : por todo el tiempo de mi vida. Esta entrega no tendía sentido si se hace a título provisional ; no se entregaría todo, si no se entrega para siempre.


  • Hoy se cuestiona esto de un compromiso para toda la vida, igual sucede en el matrimonio. Hay inestabilidad en los jóvenes, no les agrada los compromisos definitivos.

Desde el punto de vista de la sicología humana el compromiso definitivo es difícil de comprender, pero es posible porque :

  • Los hechos : En el matrimonio y la vida religiosa encontramos personas que han sido y son fieles toda la vida a sus compromisos y son felices y realizados.

  • Hay en cada persona algo que transciende lo temporal. La persona cambia pero es él mismo. Hay vivencias que deseamos que permanezcan porque están avaladas por experiencias y razonamientos que nos dan un sentido en la vida.

Tenemos en nosotros elementos de eternidad que aseguran nuestra continuidad interior en lo que nos proponemos.

El hombre, aún en el día de hoy debe enfrentarse con opciones definitivas : ejem. en la fe, los valores, la conducta...



  • El amor transciende el espacio y el tiempo. Los sentimientos cambian pero el amor, si es verdadero, no ; tiene como elemento esencial el « siempre ».

  • La llamada de Dios. Dios es el « fiel » y da la gracia para responderle toda la vida. La llamada es irrevocable, perpetua, duradera. Nunca deja de llamar - Rom. 11, 28.. Dios nunca retira sus dones. Lo que da una vez, lo da para siempre. Pero esta llamada debe irse realizando día a día.

UNA PREGUNTA : ¿ Se puede perder la vocación...?

- Cuando existe verdadera vocación, esta es perpetua y compromete la vida.

Dios sigue llamando pero el llamado puede irse cerrando a la voz de Dios. En este sentido se dice que puede ir perdiendo la vocación.

Se puede perder por descuido, malicia, cuando no se dan las condiciones necesarias para vivir la consagración religiosa. Ejem. el hábito de la castidad, o un equilibrio humano.

Algún autor ha dicho que « la llamada vocación temporal es una invención para tranquilizar conciencias » (Alonso - « La Vida Consagrada).



... SEGÚN LAS CONSTITUCIONES DEL INSTITUTO DE LAS FRANCISCANAS MISIONERAS DE MARÍA :
Los votos los tenemos que vivir según lo que nos piden las Constituciones, no según lo que yo pienso. Son « nuestra ley ».

El compromiso lo tomo « según las Constituciones ». Vivir la pobreza, obediencia y castidad tal como está descrito en las Constituciones.


Los votos son algo muy serio. Es un compromiso con Dios.

Dice Sor Maura :

« Es sorprendente ver que la seriedad de los votos se comprende muy poco. El hecho de haber decidido ser testigos de Dios, de su amor y misericordia, de su compasión y su justicia y de su paz, tiene consecuencias que nos comprometen a nosotras religiosas y misioneras en el mundo de hoy. El hecho de haber tomado tal decisión como f.m.m. en el Instituto nos compromete todavía más. Amar a Dios y al pueblo de Dios, ser pobre y solidaria con los pobres, y obedecer plenamente nos lleva a dar un testimonio de radicalidad. » (Informe Cap. Gen. 90. 4. 11.)
Decir « según las Constituciones... » quiere decir y expresar :

MI PERTENENCIA A UNA FAMILIA RELIGIOSA CONCRETA : las FMM.


Cf. art. 1 -

« Dios nos consagra en un instituto religioso

con una misión profética.

según un carisma fundacional. »
Nuestra consagración nos da una identidad : somos parte de esta familia religiosa que en adelante será nuestra familia.
Los signos de nuestra consagración tienen este significado de pertenencia :

el distintivo,



  • el anillo - art. 90.

Tema 10 :

... PIDO LA GRACIA DE SER FIEL HASTA LA MUERTE
« Dios de ternura y fidelidad... »

Const. art. 211


PROFUNDIZACIÓN :


  1. Dios es el « Dios fiel ».

En este « Dios fiel », afianzamos nuestra fidelidad - art. 51.

La fidelidad es la característica de Dios - Ex. 34, 6 - : « Dios rico en misericordia y fidelidad ».


  • AMOR y FIDELIDAD, son los dos atributos complementarios.

Así nos presenta la Biblia a Dios siempre que se trata de su relación con el pueblo.

AMOR y FIDELIDAD indican que la Alianza es a la vez un don gratuito del amor de Dios y un vínculo fuerte que resiste la prueba de los siglos :



  • Sal. 100 (99), 5 - « su fidelidad por todas las edades ».

  • Dt. 7, 9 - « es el Dios fiel que guarda la alianza y el amor por mil generaciones ».

  • Sal. 25 (24), 5 ; 40 (39), 3 ; 119 (118), 89-90.

Es el refugio seguro, la roca, la fortaleza...

  • Dios quiere unirse a su pueblo con vínculo eterno.

La estabilidad y permanencia de la promesa de Dios.

Dios quiere también una RESPUESTA ESTABLE permanente :

 Jr. 31, 3 - « Con amor eterno te he amado ».


  • Os. 2, 22 - « Tú serás para mí una esposa fiel ».

Exige fidelidad a su Alianza :

  • Jos. 24, 14 ; - Dt. 18, 3.

  • Cf. « Atentas a la escucha de la Palabra » pag. 41.

  • Esa fidelidad de Dios sigue incluso cuando el pueblo no es fiel :

  • Sal. 79 (78), 8 ; 107 (106) , 6 ; - Os 3, 1 ; 5, 7.

No retira su amor de Israel :

Permanece fiel a su pueblo, lo guía, lo soporta :

  • Is. 46, 4 : « Hasta su vejez yo seré el mismo y los apoyaré hasta que sus cabellos se pongan blancos ... yo los salvaré, yo me encargo de ellos. »



  1. « Ser fiel hasta la muerte... » ¿ a qué ? ¿ a quien ?




  1. A Dios, a Jesucristo :

  • a la llamada que nos hace cada día ;

  • tener el oído abierto a las exigencias de cada día ;

  • dar respuestas nuevas - art. 93 ;

  • la conversión es tarea permanente - art. 93 ;

  • dejarnos poseer por el Señor - art. 50 ;

  • dejarnos transformar por el Espíritu - art. 1 y 8.




  1. A nuestros compromisos de la vida religiosa, a la Alianza con Dios :

  • A la profesión religiosa : los tres votos.

No es la pertenencia jurídica al Instituto lo que nos hace fieles. He vivir cada día los votos en radicalidad y seguimiento a Cristo. Si no hay esta vivencia y configuración con Cristo no hay fidelidad ni pertenencia al « alma », al espíritu del Instituto.

  • Al compromiso de vida fraterna en comunidad :

participar en la construcción de la comunidad y fraternidad.

  • Fieles al CARISMA - art. 1 :

Vivir nuestra especificidad en la Iglesia. Esto lo piden con insistencia los documentos de la Iglesia : Puebla, Sto. Domingo.


  1. Fieles a la Iglesia y al Papa - art. 7 :

Rasgo eminentemente franciscano - cf. 1Re. vt. 3 ; 2 Re. 1, 2.


  1. Fidelidad al hombre y a nuestro tiempo.

Cf. « Orientaciones formativas », 18).



  1. Qué hacer para ser fieles.




  1. Afianzarnos en el « Dios fiel »... - cf. Ap. 3, 14.

En él cimentamos nuestra respuesta - 2 Tim. 1, 12.

En Jesucristo está la plenitud de amor y fidelidad - Jn. 1, 14. 17.

Cristo nos mantendrá firmes hasta el fin - 1 Cor. 1, 8-9 : - 1 Tes. 5, 24 ; - Hebr. 10, 23 ; 13, 8.

Dios, « si somos infieles él permanece fiel » - 2 Tim. 2, 13.




  1. ...en María « la Virgen fiel ».




  1. Apoyándonos en la comunidad.

Los votos y el carisma se viven en comunidad :

« llamadas a vivir un mismo carisma »,



  • apoyarnos mutuamente en comunidad - art. 20 ;

  • las hermanas nos ayudan y enseñan a amar más a Cristo - art. 21 ;

  • la comunidad crea el ambiente favorable para vivir nuestro compromiso - art. 19, 83, 86.




  1. Las Constituciones :

Son nuestra ley pero también nuestra libertad.

Son camino de libertad ya que son ley del espíritu.. Tienen la capacidad de llevar a la plenitud a la persona, haciendo desplegar todas las posibilidades espirituales y humanas para alcanzar la realización personal.




  1. Otras personas.




  1. Nosotras mismas,

mediante la vigilancia y oración - cf. 1 Pe. 5, 8 ; - Mt. 6, 13 ; 26, 41.
1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal