Nobel en primera plana los premios Nobel de física en los diarios franceses



Descargar 160 Kb.
Fecha de conversión05.05.2017
Tamaño160 Kb.
Suzanne de Cheveigné y Eliseo Verón
NOBEL EN PRIMERA PLANA

Los premios Nobel de física en los diarios franceses

Traducción de Laura Iribarren
Hemos estudiado el modo en que los principales diarios franceses anunciaran los premios Nobel de física otorgados a P. G. de Gennes en 1991 y a G. Charpak en 1992. Encontramos que sus estrategias enunciativas se distinguen de acuerdo a dos criterios independientes: si el enunciador se presenta, o no, como familiarizado con los problemas científicos; y si intenta, o no, explicar el contenido científico del descubrimiento. Las distintas combinaciones de estas estrategias corresponden a las diferentes relaciones que los diarios proponen a sus lectores. También aparecen diversas teorías acerca del descubrimiento científico: como el trabajo de un equipo y una institución, o como la invención de un individuo excepcional.

Introduccion
La relación entre los medios y la comunidad científica en Francia es una suerte de amor/odio. Los científicos sienten que, a menudo deben una explicación al público que supuestamente elige estar informado acerca de cuestiones técnicas ‑y que supuestamente los financian‑ pero los medios que publican esta explicación son acusados frecuentemente de malentender, deformar o simplificar demasiado el mensaje. Este artículo es un intento de comprender parte de la compleja relación entre medios y ciencia: de qué manera los diferentes diarios tratan la noticia científica, y qué modelos implícitos de ciencia están debajo de esta interacción. (1)
En 1991 y 1992 los físicos franceses Pierre‑Gilles de Gennes y George Charpak sucesivamente ganaron el premio Nobel en física. Este, por supuesto, fue un evento importante para la prensa francesa y, cada vez, todos los diarios nacionales cubrieron inmediatamente el tema. (2) Examinamos los artículos publicados en las ediciones posteriores al anuncio. Nuestro estudio original cubrió ocho diarios y tres revistas semanales de noticias. (3) Este artículo sólo considera los cinco diarios nacionales principales: Le Monde, Libération y Le Figaro, que podrían llamarse "diarios de calidad"; y France Soir y Le Parissien considerados más "populares". (4)
Para comprender cómo los medios tratan a la ciencia, es importante considerar no sólo qué escriben (o dicen o muestran), sino también cómo lo hacen, en otras palabras, no sólo el contenido sino también la enunciación. Examinamos artículos de diarios que, en términos de contenido, dicen todos aproximadamente lo mismo: "El premio Nobel en física ha sido recién otorgado a...". Pero que, sin embargo, lo dicen de muy diferentes maneras.
1. El dispositivo enunciativo (5)
Todos los textos estudiados fueron escritos por periodistas "reales" para ser leídos por lectores "reales". El promedio de lectores no conoce nada acerca de ninguno de los dos. Los artículos no pertenecen a periodistas habituales y no se define explícitamente el target. Por otro lado, los textos llevan marcas que esbozan dos seres "virtuales", el enunciador, o la imagen que el escritor construye de sí mismo en el texto, y el destinatario, o la imagen que el escritor da, nuevamente en el texto, de su supuesto lector. Estas son las únicas criaturas que el escritor "real" encontrará y, en el contexto presente, que nosotros como observadores estudiaremos. (6) Ninguna "información exterior" que nosotros, como miembros de la comunidad académica, podamos tener (concerniente, por ejemplo, a la especialidad del periodista o a las categorías socioprofesionales de los lectores) es pertinente para nuestro análisis, a) porque el lector "real" no se suministra con ellas y b) porque no determina el modo en que el enunciador y el destinatario son construidos. Un periodista dado, en diferentes momentos, puede perfectamente construir diferentes enunciadores y destinatarios.
Propongamos un ejemplo caricaturesco. Supongamos que el enunciador (que aquí tomará el pronombre "él") aparece en el texto como un maestro, reconocible por el hecho de que usa frases tales como "ahora, todos sabemos que...", "Ud. recordará que...", etc. Que crea un destinatario en la posición de un pupilo, aparentemente listo y esperando aprender. Bateson ha analizado los tipos de cambio que pueden tener lugar en tales situaciones. (7) No se produce un cambio, obviamente, durante la lectura del diario, pero el texto de hecho propone una relación entre el enunciador y el destinatario, en este ejemplo la de un maestro‑pupilo, la cual es complementaria en los términos de Bateson. El receptor, el lector "real", puede aceptarlo. Por otro lado, ellos pueden rechazarlo, prefiriendo leer algún otro diario que les ofrezca una posición más halagadora.
La estrategia enunciativa es la manera en que enunciador, destinatario y la relación entre ellos, se construyen dentro del texto. Cada diario tiene la suya propia, la cual es más o menos exitosamente adaptada a las expectativas de sus lectores en conjunto. El hecho de que estemos trabajando con artículos que tienen aproximadamente el mismo contenido nos da acceso, por comparación, a la estrategia enunciativa de los diferentes diarios, y a la relación que ellos construyen con sus lectores ‑que llamaremos el contrato de lectura. (8) Esto nos lleva más allá del estilo de un periodista dado ‑y nuestras observaciones aún se mantienen cuando cambien las firmas. El contrato de lectura está relacionado con lo que podría llamarse el "tono" o "estilo" global del diario. (9)
Es evidente que las estrategias enunciativas no aparecen azarosamente. Ellas son parte de la estrategia discursiva de cada diario, concernientes a todas las áreas y no sólo a la ciencia, y son dictadas por lo que los editores, periodistas, etc. creen que son las expectativas de su público. Esta estrategia es relativamente estable en el tiempo ‑un diario no puede cambiar su "tono" o "estilo" de un día a otro sin desconcertar a sus lectores.
La relación entre enunciador y destinatario construida dentro del contrato de lectura es particularmente compleja en el caso de la prensa. En un nivel, se crea entre el diario mismo y sus lectores (de una manera similar a la que se da entre una marca comercial y sus consumidores): "El Washington Post dice...". La firma ‑la identidad personal de un periodista particularmente famoso‑ podría afectar la relación. Este no es el caso de nuestro estudio, principalmente porque la ciencia usualmente no está en las noticias de primera plana, y los escritores científicos no son tan conocidos como los comentaristas políticos. Por lo tanto, los artículos noticiosos sobre ciencia estarán fuertemente marcados por la estrategia enunciativa global de cada diario, la cual tiene que ser captada para comprender como la ciencia es presentada.
2. Metodología
Los premios Nobel nos proveen una ocasión excepcional para aislar las características de la enunciación en los artículos bajo estudio, por dos razones relacionadas con la metodología:
1. Comparación. Cada muestra anual es homogénea en el sentido de que todos los artículos fueron producidos bajo condiciones similares (el mismo tema, pero además la misma urgencia, la misma competencia con otros eventos simultáneos, etc.). La muestra es completa ya que todos los diarios franceses cubrieron el evento. La única manera de descubrir lo que es característico de un diario es comparándolo con otros, y estableciendo el campo de estrategias que soportan las elecciones que han sido hechas. Solo las diferencias o comparaciones pueden proveer información: como se enseña a los jóvenes físicos, decir que algo es grande no significa nada si no se explicita sobre qué escala se está trabajando.
2. Regularidad. La doble muestra (1991 y 1992) nos permitió chequear nuestros resultados. Un año es un período relativamente corto en la escala de tiempo de la evolución del contrato de lectura de un diario, por lo tanto es improbable que la estrategia discursiva haya cambiado.
El texto de los artículos bajo estudio fue explorado y almacenado en computadora como archivo de textos. Para cada artículo se extrajeron los siguientes elementos:

Todas las citas, clasificadas de acuerdo a su fuente, tal como fue presentada al lector: el ganador del premio, colegas y autoridades (el director del Centro Nacional de Investigación Científica, el Ministro de Investigación, etc.).
Explicaciones técnicas o términos científicos.
Elementos relacionados a la posición del enunciador: juicios hechos por el enunciador, juicios atribuidos a otros, frases que marcan distancia con el conocimiento científico, marcas de citas, etc.
Elementos relacionados con el modo en que el trabajo científico se llevó a cabo, las cualidades destacadas de los físicos premiados, etc.
El uso práctico de los descubrimientos.
Los elementos de un retrato físico o moral de los ganadores del premio.

La oración fue la unidad más pequeña. Calculamos el porcentaje del texto, en caracteres, dedicado a alguno de estos temas, pero sólo contamos las variaciones más significativas.
Este tipo de método semi‑cuantitativo fue muy útil para determinar el origen de las diferencias de "tono" entre los diferentes artículos, perceptibles en la simple lectura. Claro que se pueden extraer otros elementos, pero buscamos sólo aquellos relacionados con las explicaciones de los descubrimientos, con los motivos para adjudicar los premios y con la relación enunciador‑ciencia.
3. Elecciones estratégicas
Examinando los textos, encontramos que se han elegido dos estrategias principales: una concerniente a la construcción, por parte del enunciador, de su propia legitimidad; la otra concierne a las hipótesis del enunciador acerca de las expectativas de los destinatarios en términos de explicaciones científicas. Las dos elecciones fueron independientes, por lo tanto, hubo cuatro combinaciones posibles.
3.1. El mundo de la ciencia: ¿interno o externo?
Una primera elección es averiguar cómo el enunciador justifica el hecho de que nos esté hablando acerca del premio Nobel en física. ¿Cómo se define a si mismo con respecto al mundo de la ciencia? ¿Se trata de un corresponsal permanente que ha estado en el sitio por años, familiarizado con el lenguaje y las costumbres? ¿O se trata de un corresponsal especial enviado a describir un evento excepcional que tuvo lugar en un mundo extraño? Estas son las clásicas figuras en los medios informativos. Ellas expresan las hipótesis que el medio realiza en referencia a la importancia del área ‑geográfica o intelectual‑ bajo consideración, en términos de abundancia o rareza de las noticias. Los corresponsales permanentes se establecen en países donde se esperan eventos regulares y pertinentes; los corresponsales especiales se envían a países que sólo excepcionalmente aparecen en el foco de atención. El mundo "pertinente" es claramente definido en el sistema de hipótesis que el medio realiza en referencia a la relación entre sus lectores y, en nuestro caso el mundo de la ciencia, y, consecuentemente en referencia a la centralidad o marginalidad de este mundo dentro de nuestra sociedad.
Podemos reconocer un enunciador que es construido como familiarizado con el mundo de la ciencia por el hecho de que personalmente hace juicios científicos, en lugar de dejarlos a expertos que podría citar. Un enunciador no‑familiarizado no hará tales juicios sino que conservará su distancia. Esto se puede hacer explícitamente utilizando marcas de citas sobre términos técnicos o expresiones tales como "conocido como" o "llamado", que subrayan el hecho de que las palabras pertenecen a una comunidad en relación a la cual el enunciador es externo. Esquemáticamente, el enunciador familiarizado dirá "lo que X ha hecho es fundamental...", mientras que el enunciador no-familiarizado dirá "lo que X ha hecho suena terriblemente complicado, pero su colega Y dice que es fundamental.".
Le Monde construye un enunciador familiarizado:
Especialista en física del estado sólido, este agrégé [un alto nivel de diploma francés] en física ha hecho importantes contribuciones teóricas en áreas tan variadas como magnetismo, superconductividad, polímeros, cristales líquidos o hidrodinámicos. (M, PGG) (10)
El enunciador puede reconocer "importantes contribuciones teóricas" y no se distancia de los términos como magnetismo, superconductividad, etc.. France Soir construye un enunciador no‑familiarizado:
Las motivaciones de la Academia desde luego podrían dejar algo circunspectos a aquellos que no son especialistas en física. (FS, PGG)
Una vez más, es la posición del enunciador la que tomamos en cuenta ‑marcas en el texto‑ y no los diplomas de su autor.
3.2. ¿Popularización o noticia ?
La segunda elección es tratar de explicar ‑o no‑ el contenido científico del trabajo de los dos ganadores del premio. Los artículos elegidos para estudiar nos hablan acerca de un evento que ha ocurrido recientemente, noticia en otras palabras. Hemos seleccionado artículos publicados el día del anuncio (el mismo diario puede tener, por ejemplo, una sección semanal de ciencia con diferentes características). Un artículo puede estar completamente escrito en lo que llamaremos el "modo noticia", nombrando los descubrimientos pero sin explicarlos, y concentrándose sobre las felicitaciones del Presidente de la República, o sobre los gustos culinarios del ganador. En ese caso, nada lo distingue del artículo que anuncia que X ha ganado el Oscar por su desempeño en el film Y. Por otro lado, parte del artículo puede contener una explicación del contenido científico o técnico del descubrimiento; diremos que esta parte se escribe en el "modo popularización".
La estructura lingüística del discurso de popularización ha sido caracterizada por muchos autores como una suerte de movimiento de ida y vuelta entre un discurso del especialista y un discurso que el lector en general puede entender. (11) Los términos técnicos están acompañados por una explicación en forma de definición:

"...entonces comienzo a interesarme en el extraordinario mundo de los superconductores, estos materiales excepcionales que dejan pasar la corriente a bajas temperaturas sin resistencias." (M, PGG)
o un ejemplo:
De esta manera, partículas (partes de átomos tales como los electrones) son aceleradas y lanzadas unas contra otras, o contra blancos inertes. (M, GCH)

o una analogía:
Una partícula atravesando el gas lo ioniza por medio de un proceso análogo al de un relámpago atravesando la atmósfera. (M, GCH)
o aplicaciones:
Asociadas a la tomografía de emisión de positrón (una de las técnicas más sofisticadas de representación cerebral que existe hasta el presente), ellas aumentan la sensibilidad para la detección de la radioactividad de las moléculas marcadas. (M, GCH)
El "modo noticia" (que no es necesariamente excluyente del modo popularización) se caracteriza por marcas temporales de urgencia, marcas espaciales de localización, y por el modo narrativo:
El mismo Charpak dice estar sorprendido. Cuando el teléfono llamó desde Estocolmo ayer por la mañana en su casa de la región de Gex, cerca de Ginebra, Carlson, uno de sus colegas, hizo la señal de la cruz sobre su corazón, jurando que no era una broma. (L, GCH)
Estas oraciones no explican nada científico, crearon la ilusión de que el periodista

estaba en el lugar, justo cuando sonó el teléfono. La elección de explicar o no, una vez

más, depende de cuáles son las expectativas de los lectores que se creen. Estas dos

alternativas, la construcción de un enunciador familiarizado/no‑familiarizado y de usar o

no el modo popularización, permiten cuatro combinaciones diferentes. Esquemáticamente

el enunciador puede decir:
I) "Conozco todo acerca del tema, y sé que Ud. quiere que yo se lo explique."
II) "Conozco todo acerca del tema, pero se que Ud. no quiere que se lo expliquen."
III) "Todo esto es nuevo para mí, pero sé que Ud. quería que se lo explicara."
IV) "Todo esto es nuevo para mí, y sé que Ud. no quiere ninguna explicación."
Observando citas reales, veremos que podemos clasificar los diarios de la siguiente manera:

FAMILIARIZADO NO‑FAMILIARIZADO



POPULARIZADOR Le Monde France Soir

NO‑POPULARIZADOR Libération Le Figaro

Le Parissien
Comencemos con los casos en los que el enunciador se construye a sí mismo como familiarizado con el mundo de la ciencia.

4. Enunciador familiarizado con el mundo de la ciencia
Dos enunciadores están familiarizados: los de Le Monde y Libération. Sin embargo, sus visiones de este mundo son completamente diferentes.
4.1. Le monde: un popularizador
El enunciador construido en los artículos de Le Monde está familiarizado con el mundo de la ciencia. Es competente para expresar juicios en su propio nombre:
El elogio es meritorio, y el reconocimiento del trabajo de Pierre‑Gilles de Gennes por el Comité Nobel ha sido esperado desde hace mucho tiempo. (M, PGG)
Su distinción claramente representa otro reconocimiento de este gran laboratorio, el mejor del mundo en física de partículas. (M, GCH)
El enunciador toma a su cargo las explicaciones sin marcar distancia con los términos científicos. Las citas sirven para otros propósitos. Los colegas no son mencionados (excepto el biologista que trabaja con Charpak, ¿quizás el enunciador está admitiendo su falta de familiaridad con este campo?). Los ganadores del premio nos relatan la historia o el futuro:
"De repente, en 1957, comenzamos a comprender. Aquellos fueron años de gran felicidad." (M, PGG)
"Esto debería guiarnos hacia un gran adelanto de aquí al año 2000", él estima. (M, GCH)
Se cita a un enorme número de autoridades, ésta es la legendaria institucionalidad de Le Monde: el Ministro de Investigación, varios directores del Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) y del CERN, el Presidente de la República, etc.
4.2. Institucional vs. individual
La presencia o ausencia de las autoridades de la institución científica es sintomática de la concepción del descubrimiento científico sostenido por los medios y la posición que ellos le atribuyen al ganador del premio con respecto a esta institución. Encontramos dos extremos: un modelo extractivo, donde el ganador es descripto como "sin igual" (literalmente más allá del grupo de sus pares), un genio cualitativamente diferente de sus colegas; y un modelo jerárquico en el cual el ganador se presenta como un físico indudablemente excelente, pero no cualitativamente distinto a los otros. En el último caso, las instituciones y los colegas están presentes y juegan un papel en el trabajo del ganador. Pero la atribución del premio crea un problema: ¿cómo puede estar destinado a un individuo si la ciencia es una realización colectiva? (La cuestión de los premios Nobel otorgados a científicos que trabajaron con detectores inventados por Charpak, se relaciona con esto).
Le Monde tiene un punto de vista jerárquico, y los colegas y las instituciones científicas son parte de la historia:

Cada vez, en estos dominios, encontró el modo de estimular la investigación tanto en los grupos que él creó como en los que trabajó. (M, PGG)
Este premio Nobel otorgado por segundo año consecutivo es sobre todo un signo del valor de la Física Francesa. (M, GCH)
Sin embargo, esto también enfatiza fuertemente las cualidades personales del ganador:
Pierre‑Gilles de Gennes y George Charpak tienen en común una gran creatividad, ayudada por un conocimiento profundo y muy "abierto" de sus disciplinas y de disciplinas vecinas. (M, GCH)
Le Monde nos proporciona un típico ejemplo de discurso popularizador, en verdad, todos los ejemplos dados anteriormente provienen de este diario. Las explicaciones dadas directamente por el enunciador, más a menudo son del orden de la definición que de la analogía o de la aplicación. La mediación del escritor nunca se subraya. Todos los términos técnicos son explicados si son desconocidos, o puestos entre comillas si provienen del lenguaje cotidiano, (por ejemplo, "target", "colisión" o "suceso", sus significados pueden ser supuestos).
En resumen, este enunciador está familiarizado con el mundo que está describiendo y explicando a su destinatario, de aquí la posición que le hemos dado a Le Monde en nuestro diagrama.
4.3. Libération o ciencia apasionada
Libération también construye un enunciador familiarizado con el mundo de la ciencia, pero no es exactamente el mismo mundo. Libération equipara la ciencia con la pasión ‑ es el único diario que transmite la idea de que la ciencia puede ser divertida.
... los científicos hoy se apasionan por la biología. (L, en un titular, GCH)
Aún si parece complicado y no fácilmente generalizable, el Profesor de Gennes persiste en él con deleite. Es un enamorado de la "física de todos los días" en los términos del Instituto donde es admirado por sus estudiantes. (L, PGG)
Sin embargo, el enunciador de Libération está familiarizado con el mundo de la ciencia y sostiene juicios científicos:
Sus fórmulas simples sobre cristales líquidos, superconductores o pegamentos... (L, en un titular, PGG)
Producir partículas con máquinas cada vez más poderosas, así como atravesar los misterios de la materia, está bien. Saber detectarlos con precisión y rapidez es capital. (L, GCH)
La dificultad del vocabulario científico jamás se subraya, al igual que, como veremos más adelante, lo hacen los anunciadores no‑familiarizados. Un impersonal "se" evita usar un "ellos" que podría poner al enunciador fuera del mundo de la ciencia, o un "nosotros" que podría sostener que fue un miembro de ella. Esto es justamente un visitante familiar:
En los tradicionales almuerzos de domingo que reúnen desde hace años a toda la tribu en su gran casa de Orsay, él quisiera sólo aparecer brevemente. El quisiera emerger de su oficina, con su mechón de pelo desaliñado, desplegando su inmensa silueta por detrás de su escritorio. Después del café, él ya ha desaparecido corriendo hacia un avión o hacia "l'Ecole"... (L, PGG)
La descripción física y moral del ganador ocupa el 40% del artículo sobre de Gennes y el 25% del de Charpak, mientras que Le Monde sólo dice una palabra o dos acerca de su modestia.
Sesenta y ocho años, ojos azules intensos, alto, elegante y encantador, Georges Charpak es un físico que ningún colega puede ignorar. (L, GCH)
Como corolario de esta importancia dada a lo individual, las instituciones están apenas presentes: los científicos ganaron sus premios porque son individuos excepcionales.
Un Nobel por su talento fuera de serie para hallar explicaciones. (L, PGG)
Antes de Charpak estábamos en la prehistoria de los detectores. Él ha comenzado a escribir la historia. Y si hay que poner una fecha, habría que decir que la revolución ha comenzado realmente en 1968. (L, GCH)
Libération tiene sin embargo, un modelo implícito de ciencia que es bastante diferente al de Le Monde: hay una diferencia cualitativa entre el ganador del premio y los otros. La atribución del premio Nobel a un solo individuo no crea problemas particulares. El diario ha construido un enunciador familiarizado con el mundo de la ciencia y un destinatario que quiere su descripción pero no que sea explicado, la relación propuesta es la de complicidad y es más simétrica, en los términos de Bateson, que la que Le Monde propone a sus lectores. (En el estudio completo, encontramos que Le Quotidien, L'Humanité, La Croix y el semanario Le Nouvel Observateur podrían ser clasificados con Le Monde, y el suplemento de ciencias semanal de Le Monde con Libération. Hay diferencias sutiles entre cada categoría que son discutidas en el informe completo.).
5. Corresponsales especiales en el mundo de la ciencia
Después de haber examinado a los anunciadores que parecen familiarizados con el mundo científico, observaremos ahora a aquellos que lo descubrieron con diversos grados de fascinación.
5.1. France Soir: la curiosidad máxima
Ya hemos dado un ejemplo de enunciador del France Soir que construye su ignorancia sobre el mundo de la ciencia y, por complicidad, la de su destinatario. Aquí presentamos otro ‑el "sic" fue parte del artículo:
Otorgado a Pierre‑Gilles de Gennes, premio Nobel en física 1991, por haber descubierto que los métodos desarrollados para describir el orden de los sistemas simples se pueden generalizar y ser aplicados a las formas más complejas de la materia, en particular a los cristales líquidos y polímeros (SIC), esta persona es simplemente considerada como el "Isaac Newton de nuestros tiempos", no menos, y se lo ha querido recompensar. (FS, PGG)
Este enunciador no familiarizado no hace juicios sobre la ciencia en su nombre. Aún hay deseos de explicar, aunque es modesto en el sentido de que se introducen pocos términos dificultosos, no obstante, cuando aparecen son a menudo explicados a través de sus aplicaciones.
Su trabajo sobre polímeros ha permitido la fabricación de fibras de polímeros con innumerables aplicaciones. Basta con ver la pantalla de televisión plana, una calculadora pocket o un reloj, para estar frente a su trabajo sobre los cristales líquidos. (FS, PGG)
La mayoría de las explicaciones provienen de colegas o autoridades:
"Estas cámaras detectan las trayectorias de las partículas que la cámara de video está fotografiando", explica Jacques Lewiner, director científico de la escuela superior de física y química industrial de París. "Conectando los detectores a un ordenador, se obtiene una imagen electrónica que permite reconstituir la trayectoria y realizar mediciones en el momento que uno quiera.". (FS, PGG)
Este interés por las explicaciones nos permite clasificar a France Soir entre los popularizadores. El enunciador descubre el mundo de la ciencia y se lo describe al destinatario, pero sin fascinación, sus habitantes son gente común:
Pero el condecorado es lo opuesto a la imagen de científico solitario e inaccesible. (FS, PGG)
En su conferencia de prensa Georges Charpak dijo que su detector originalmente fue solo una "pequeña máquina" ("un petit machine"). France Soir toma la expresión, repitiéndola cinco veces, dos de ellas en titulares. (Le Monde nunca la cita, y la mayoría de los otros diarios mencionados sólo lo hacen una o dos veces.). La institución científica está presente en France Soir.
Con esta elección, seguramente es la investigación francesa en física la que se valoriza, pero aún más lo hace la escuela superior de física y de química industrial de París, dirigida por Pierre‑Gilles de Gennes, y donde enseña Georges Charpak, quien es condecorado. (FS, GCH)
Y el ganador del premio es un líder dentro de ella:
Apóstol de la multi‑disciplinariedad, Pierre‑Gilles de Gennes siempre ha tratado de comprender el orden y el desorden en la naturaleza para extraer sus aplicaciones prácticas. (FS, PGG)
GUIA

(FS, titulo intermedio, PGG)
Esta vez, combinamos una visión institucional de la ciencia y un interés por la explicación, pero venimos de un enunciador que no se presenta a sí mismo como un enunciador familiarizado con el mundo de la ciencia. (En el estudio completo encontramos al semanario Le Point en la misma posición.).
5.2. Le parissien: un mundo como cualquier otro
El enunciador en Le Parissien es exterior al mundo de la ciencia y no está particularmente interesado en él. Los científicos se presentan, aún más que en France Soir, como gente completamente común, celebrando con una copa de champagne o saliendo de casa junto a los niños.
"¡Podré comprarme zapatos nuevos!" dijo con humor Georges Charpak, sesenta y ocho años, el nuevo premio Nobel francés de física ... (P, GCH)

Le Parissien brinda una pequeña información acerca del trabajo del ganador del premio, siempre a través de sus aplicaciones:
Se le deben algunas aplicaciones bastante revolucionarias a sus trabajos diversos y variados. Desde la pantalla plana de los televisores hasta la pantalla de las calculadoras o los relojes, la lista seria larga... Y no se termina. Hoy el hombre se interesa de cerca en los superpegamentos. Juntar materiales que son demasiado diferentes para ser pegados. ¿Su nuevo desafío? Pegar partes de aviones o submarinos en vez de remacharlas. (P, PGG)
El enunciador marca su distancia con respecto a los pocos términos utilizados:
La máquina por la que el profesor Charpak viene de recibir el premio Nobel data en realidad de fines de los sesenta: un detector de partículas llamado "cámara proporcional multi‑fibras" que equipa hoy a todos los grandes centros de investigación nuclear del mundo. (P, GCH)
Las instituciones están marcadamente presentes. La investigación se describe como una actividad larga y monótona:
En los tubos de ensayo, las soluciones descansan, apenas turbadas por la noticia... (P, PGG)
Al principio pensó que era una broma: en el Centro Europeo de Investigación Nuclear, donde su silueta ha rondado por casi treinta años, el nombre de este bricoleur genial de partículas había sido pronunciado como "nobelizable". (P, GCH)
Le Parissien junto a Libération en su interés por la vida privada de los ganadores del premio, proponen complicidad en la ignorancia del contenido de sus trabajos. La diferencia entre los dos proviene de la posición del enunciador con respecto al mundo de la ciencia: familiarizado con un mundo de pasión o exterior al mundo del aburrimiento. Le Parissien maneja un retrato de gente que no es muy diferente a su destinatario, ¿la vida de quién no es más excitante que la suya... por qué decir más acerca de esto?
5.3. Le Figaro: rienda suelta al lirismo
Desde los imanes a los superconductores, luego a los cristales líquidos, a los polímeros y finalmente a los coloides, las colas y otros superpegamentos, de la física del sólido a la de la materia blanda, es, entre otras cosas, con los conceptos de desorden organizado y de orden caótico con los que él ha jugado y brillado. (F, PGG)
La Academia sueca ha matado dos pájaros de un tiro recompensando a Francia dos años consecutivos. Georges Charpak ha manifestado la misma modestia que Pierre-Gilles de Gennes, Nobel 1991, y los dos científicos trabajan en la Escuela superior de física y de química de París. Pero la similitud termina aquí. Si los suecos son efectivamente monomaníacos, su obnubilación se ejerce sobre esta disciplina intermedia entre las investigación fundamental y su aplicación industrial, que empuja a los solitarios a profundizar en la ciencia, todo para ayudar a los humanos en sus vidas diarias. Una generación verdaderamente ha pasado entre Pierre y Marie Curie (premio Nobel 1903) o Louis‑Victor de Broglie (1929), y Georges Charpak. La física también participa de la vida cotidiana. (F, GCH)
Estos dos fragmentos fijan el tono: el enunciador describe con grandilocuencia un mundo extraño y fascinante. En el caso de Gennes se proponen dos vistas diferentes. Primero, un artículo poco técnico, con numerosas citas:
Para Pierre Bergé, tanto como para Etienne Guyon, la fascinación está ahí, palpable, cuando se habla de Pierre‑Gilles de Gennes. "Sus cursos en el Colegio de Francia eran para nosotros una fuente de inspiración", recuerdan los investigadores de Saclay. "El sabe explicar de manera simple y sin ecuaciones las teorías más abstractas". (F, PGG)
Un segundo artículo conduce a los lectores a través de la jungla de la investigación de Gennes, ostentando términos técnicos como coloridos pájaros exóticos, sin una palabra de explicación. El texto no tiene objetivos pedagógicos; por el contrario, se advierte al destinatario que no comprenderá.
Sus descubrimientos teóricos, adornados con nombres que son bárbaros para los profanos, como las propiedades estáticas de las llaves o el concepto de reptación en las dinámicas de las llaves enmarañadas, no fueron letra muerta (F, PGG)
Este fragmento se puede comparar con aquel tomado de Le Monde, donde los términos técnicos eran menos especializados y más explicados, y con aquel de Libération, donde la distancia ‑nada parecida a "nombres que son bárbaros para los profanos"‑ no se marcó.
El artículo sobre Charpak es menos exótico, y aún da algunas explicaciones:
Más simplemente, el físico ha encontrado el medio, con este famoso aparato de 10 por 10 cm, de poner en evidencia esas partículas fundamentales que los sentidos humanos no pueden detectar y que participan en la formación de la materia. En teoría, él ha extendido las fibras en su caja, contra las cuales, como cordones bañados con cola que atrapan moscas, las partículas colisionan. Estas últimas producen una señal eléctrica que una vez capturada puede ser computarizada. (F, GCH)
La no‑familiaridad del enunciador se confirma a través del modo en que marcan las palabras de los científicos:
...conocido con el nombre de "cámara de Charpak". (F, GCH)
El enunciador hace juicios no acerca del trabajo científico de los ganadores del premio, sino acerca de sus cualidades morales:
¿Cuál es el secreto de este espíritu superior? (F, PGG)

Si hoy, la última parte de la operación parece casi evidente, es necesario ese aplomo científico que caracteriza a los grandes para pensar a la electrónica moderna de la época (mediados de los años sesenta) y conectar un detector a un ordenador. (F, GCH)
Hay numerosas citas, particularmente de Gennes (más de un tercio del artículo "no‑técnico"). Se citan explicando muchos colegas explicando cómo trabaja y juzgando sus resultados.
"Él sabe como abordar las cosas, no mediante el cálculo abstracto sino por el abordaje fenomenológico, el lado dimensional, cualitativo", Pierre Bergé explica. "Esquemáticamente, elabora un pequeño modelo que le permite testear el terreno. Si comprueba que es sólido, se lanza hacia los grandes cálculos. También tiene el coraje de dejar caer rápidamente los dominios en que se siente bloqueado. Una de las características importantes de su modo de pensar es la analogía. Un pequeño ejemplo. Fue capaz de elaborar un modelo de reticulación de polímeros, la formación de gel, por analogía con la percolación, el pasaje de agua en un sólido." (F, PGG)
Charpak, por otro lado, cuenta su propia historia, y solo se cita un colega.
"La cámara multi‑fibra es a las cámaras a burbujas lo que el cine es a la fotografía. Se pasa de una imagen fija en dos dimensiones a una visión dinámica en tres dimensiones", explica Jacques Lewiner colaborador de Georges Charpak y director científico de la Escuela superior de física y química de París. (F, GCH)
(La misma persona, usando la misma imagen, se cita abajo, de un modo más técnico, en France Soir).
Las diferencias entre el artículo sobre de Gennes y el de Charpak pueden ser puramente relacionadas a las circunstancias (la disponibilidad de los ganadores del premio, etc.). Más significante es la completa ausencia de autoridades, exceptuando a la Academia Sueca. La institución científica no es muy importante: los premios se han otorgado a individuos excepcionales:
En efecto, no es menor la paradoja del científico, este teórico sin par está dotado de un buen sentido experimental y está interesado en las aplicaciones prácticas. (F, PGG)
Sus itinerarios hacen de él, de hecho, un científico excepcional, pero en el CERN sus cualidades humanas, su naturaleza, es apreciada mucho más. (F, GCH)
Todavía hay individuos marginales, como en el caso de Charpak. La palabra fue introducida por Charpak mismo, pero Le Figaro la tomó con particular insistencia, con su narrativa enfática:
Retrato de un científico que sueña con "salir de la marginalidad". (F, GCH, como título)
Y esta conclusión:
Porque con la celebridad comienza la verdadera marginalidad, es que más de un artista llama a la soledad. (F, GCH)
Grandilocuencia, negativa a la pedagogía, descripción del ganador del premio como un individuo excepcional: ambos, el enunciador y el destinatario de Le Figaro son profanos, y tienen la intención de seguir así.
6. Conclusiones
Volviendo a nuestro diagrama que distingue anunciadores familiarizados y no-familiarizados con el mundo de la ciencia, por un lado, y popularizadores y no-popularizadores por el otro, hay cuatro relaciones posibles entre enunciador y destinatario:
1) El enunciador está familiarizado con el mundo de la ciencia, y es popularizador. Se encarga él mismo de las explicaciones, y construye un destinatario que quiere aprender. Esta es la relación de enseñanza ("complementariedad", en los términos de Bateson) propuesta por Le Monde.

2) El enunciador está familiarizado con el mundo de la ciencia, pero no populariza. No está ofreciendo al destinatario la posición subordinada de pupilo: la relación es más simétrica, y existe complicidad con respecto a la falta de interés por una explicación. "Podemos hablar sobre ciencia, aún usar términos técnicos, pero no sentimos que tengamos que hundirnos en el árido conocimiento científico". Libération construye un destinatario que rechaza la situación pedagógica, pero no reivindica la ignorancia.
Estos dos primeros tipos de diarios, que tienen "corresponsales permanentes" en el mundo de la ciencia, consideran que esta es un área importante sobre la que sus lectores quieren escuchar‑ pero de dos diferentes maneras. Los otros dos tipos no piensan que la ciencia sea parte de las principales expectativas de sus lectores.
3) El enunciador no está familiarizado con la ciencia, pero populariza. Esto no lo puede hacer por sí mismo sino que cita expertos. Enunciador y destinatario son ignorantes y quieren aprender. Aproximadamente tienen una posición simétrica, el reportero ha hecho preguntas que podría haber hecho el lector. Esta es la posición ocupada por France Soir.
4) Finalmente, el enunciador no está familiarizado con el mundo de la ciencia, y no brinda explicaciones. Construye complicidad en la ignorancia con el destinatario. Este es el caso, de dos modos distintos, de Le Parissien y Le Figaro.
La relación del destinatario con su propia ignorancia juega como pivote en este potencial encuentro entre lector, periodista y científico. Esto determinará que la posición dada al lector sea aceptada de buena gana ‑ y acompañar con "acuerdos" similares en las áreas de política, asuntos exteriores o cocina, esto determinará qué diario leerán.
Nuestra principal conclusión es que hay grandes diferencias entre los diarios. Esto significa que es imposible hacer afirmaciones generales acerca de la prensa y es opuesto, por ejemplo, a la descripción de Dorothy Nelkin: "Aún una característica sorprendente de la ciencia del periodismo es su homogeneidad. Mientras que los reportes periodísticos sobre ciencia y tecnología varían en exactitud, profundidad y detalle, la mayoría de los artículos se enfocan sobre los mismos temas, usando las mismas entrevistas e información, e interpretando al material en términos similares" (12). De hecho existen importantes diferencias, pero deben ser halladas en el lugar correcto: en el dispositivo enunciativo, en la relación entre el diario y sus lectores.
Analizando el discurso de la prensa nacional de Francia concerniente al mismo evento científico, la asignación del premio Nobel en física primero a Pierre‑Gilles de Gennes, luego a Georges Charpak, encontramos una serie de variaciones en las representaciones hechas por los medios concernientes a la ciencia, la investigación, el descubrimiento científico, y las relaciones entre ciencia y sociedad. Estas variaciones no son erráticas: pueden ser analizadas alrededor de dos ejes: uno que expresa la relación del enunciador con el universo en cuestión (familiarizado/no‑familiarizado); y uno referido a la relación entre el enunciador y su destinatario potencial (popularizando o no). Estas representaciones son simplemente el resultado del modo de trabajo general de la prensa. Son parte del juego de la oferta y la demanda, como expresión de hipótesis implícitas que los medios hacen sobre los intereses y la cultura de sus lectores.
Moraleja: la única esperanza para aquellos que tratan de comprender la difusión del conocimiento científico en nuestras sociedades modernas es estudiando cuidadosamente la compleja intersección entre la necesidad de información, exactitud y pedagogía concerniente al conocimiento científico, y las múltiples estrategias que corren a través del mercado mediático de imágenes y discurso.

NOTAS
1 Un número de libros ha sido escrito sobre la relación entre ciencia y medios. En inglés Nelkin, D. 1987, Sellins Science: How the press covers Science and technology (New York: W. H. Freeman); Friedman, S. M., Dunwoody, S., y Rogers, C. L., 1986, Scientist and Journalists: Reporting Science as News (New York: Free Press); Goldsmith, M., 1986, The Science Critic: A Crihcal Analisys of the popular presentation of Science (Londres: Routiedge y Kegan Paul)
2 El 17 de octubre de 1991 (con data del 18 de octubre para Le Monde) y 15 de octubre de 1992 (16 de octubre para Le Monde)
3 Cheveigné, S. y Verón, E., documento no publicado.
4 Fechado el 17 de octubre de 1991 (18 de octubre para Le Monde) para de Gennes y firmado por Jean François Augereau y Jean Paul Dufour (Le Monde), Guy Benhamou y Dominique Leglu (Libération), Jean‑Luc Nothias (Le Figaro), Arnaud Lévy (France Soir), y Mariline Baurmard (Le Parissien). Con fecha del 15 de octubre de 1992 (16 de octubre para Le Monde) para Charpak y firmado Jean‑François Augereau (Le Monde), Dominique Leglu (Libération), Jerôme Strazzulla y Laurent Mossu (Le Figaro), Arnaud Levy (France Soir), y Jean Darriulat (Le Parissien). En el estudio original, también examinamos los diarios La Croix‑l'Evénement, L'Humanité y le Quotidien, y los semanarios Le Point, le Nouvel Observateur y L'Express. El informe en francés está en manos de los autores.
5 El estudio de los mecanismos de enunciación, tema central en la lingüística contemporánea, se encuentra en un punto de convergencia de dos tradiciones conceptuales: una tradición francesa a través de los trabajos de Benveniste, Ducrot y Culioli, entre otros, y una tradición anglosajona, representada principalmente por el desarrollo de la teoría de los "actos del habla" en el trabajo de Austin, Stawson y Searle, entre otros.
6 En este estudio analizamos los textos "en producción". Un estudio "en recepción" sería posible e indudablemente interesante. En ese caso deberíamos examinar el discurso de los lectores "reales" como reacción ante el texto. Para una discusión teórica de la relación entre la producción y la recepción ver Verón, E., 1987, La Semiosis Social, fragmentos de una Teoría de la discursividad. Gedisa. Buenos Aires.
7 Bateson, G., 1973, Steps to an Ecology of Mind (Londres: Paladín Granada).
8 Verón, E, 1985, Análisis del "contrato de lectura", un nuevo método para los estudios de posicionamiento de los soportes de los media, en "Les Médias: Expériences, recherches actuelles, applications" (París: IREP), pp. 203‑230; Verón, E.,

1988, Presse écrite et théorie des discours sociaux: production, réception, régulation. La presse. Produit, production, réception. (Paris: Didier Erudiyon), pp. 11‑25
9 Verón, E., 1992, Reading is doing: enunciation in the discourse of the print media. Marketing Signs, 14‑15.
10 Usamos las siguientes abreviaturas para identificar las citas: Le Monde, M; Libération, L; Le Figaro, F; France Soir, FS; Le Parissien, P. Las iniciales PGG se refieren a los artículos de Pierre‑Gilles de Gennes y GCH a los de Georges Charpak.
11 Ver en Francia un trabajo especial de Langue Française (1982), o Jacobi, D., y Schiele, B., 1988, Vulgariser la science: le procés de l'ignorance (Paris: Champ Vallon).

12 Nelkin, D., 1987, Selling Science: How the Press covers Science and Technology (New York: W. H. Freeman), p. 9.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal