Índice Síntesis p. 2 Logros de mi pg p. 4 Introducción p. 5 Cv p. 7 Declaración jurada de autoría p. 12 Síntesis



Descargar 7,14 Mb.
Página8/24
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño7,14 Mb.
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   24
2. 3. La gran ciudad y la guerra como tema:

El Expresionismo de Max Beckmann; Otto Dix, George Grosz, Conrad Felixmuller, Ludwing Meidener y Lyonel Feininger.

En este grupo podemos reunir a estos 6 pintores que ni se conocían personalmente, ni atravesaron un proceso estético en común. A diferencia del resto de los expresionistas pertenecientes a El puente y a El jinete azul, a ellos no es posible clasificarlos según una ciudad, ni una región en común. Lo que lo une es la ciudad y su arquitectura como tema central de su obra. Meidner formuló: “Nosotros pintamos lo cercano, nuestra ciudad – mundo, las tumultuosas calles, la elegancia de los puentes colgantes, los gasómetros, el colorido de los autobuses o de las locomotoras de los trenes, los ondulantes cables telefónicos…y después la noche, la noche de la gran ciudad”.

Lo que separa a estos artistas de todo lo tratado anteriormente es la experiencia de la Primera Guerra Mundial. Las experiencias de la guerra fueron un punto de partida para estos seis pintores, más jóvenes. Todos ellos dan la espalda al individualismo y ven al hombre como ente social y como víctima de las intrigas políticas.



En esa época, G.F. Hartlaub acuña el término Neue Sachlichkeit (Nueva Objetividad) como denominador común de una serie de pintores Grosz, Dix, Groz y Beckmann - que, apartándose tanto de la proyección emotiva del yo de los expresionistas como de la especulación abstracta, se centran en el objeto y en la capacidad de la pintura para desentrañar la realidad de su tiempo. Posteriormente algunos autores señalaron que el terminó “Objetividad” con que se catalogaba a estos pintores no era correcto. Rámon Esparza sostenía: “No hay más que observarlas acuarelas de Beckmann para darse cuenta de lo inadecuado del término objetividad para definir su obra, como tampoco la de Georges Grosz u Otto Dix … Bechamann a los veinte años decidió abandonar la mímesis académica en busca de nuevas formas de describir el mundo; formas que encajen más con su propia expresión personal. La temática que ocupa a los tres, y que resulta patente en la obra de Beckmann es la realidad social, el estado de las cosas (traducción más adecuada al término alemán “sachlichkeit” que el de objetividad). El reflejo de la compleja sociedad de su tiempo, así como lo cotidiano, sin dejar de lado el aspecto crítico”. Beckmann manifestó desde muy joven su interés por las desigualdades sociales, el sufrimiento o la degradación moral que encontraba reflejada en obras como la de Dostoievsky o en su propia experiencia de la Gran Guerra.

Figura 19: Pintura de Max Bechmann. Embarcadero de hierro, 1922. Disponible en: http://lh4.ggpht.com/_NRQLwmCEeHQ/RdELhGyGQMI/AAAAAAAABuc/O7b-

En la figura 19, del año 1922, puede apreciarse como Bechmann recurre al tema de la gran ciudad.

Luego del estallido de la guerra Bechamann, se había enrolado voluntariamente como soldado enfermero en el frente de Bélgica. En el papel de observador y cronista, quería participar de lo que imaginaba idealmente como la heroica lucha del hombre por la superviviencia. “Para mí, la guerra es un milagro, aunque sea un tanto incómodo. Mi arte tiene de comer aquí”, escribía eufórico a su esposa en 1915. Sin embargo, él también habría de experimentar pronto que la anónima muerte en masa en las trincheras nada tenía que ver con sus ingenuas ideas de lucha heroica. El horro de la guerra fue introduciéndose paulatinamente en sus obras. En Julio de 1915 sufrió un colapso físico y psíquico y fue dado de baja.

Después de la guerra hay un cambió en la pintura de Bechmann. Concentraba ahora su mirada en el individuo, en su situación, su impotencia y desamparo. Redujo también el colorido y la aplicación de pintura se tornó más fluida. Café opaco, gris y amarillo dominaban la superficie. Los cuerpos y los rostros aparecían mortecinos. Los cuerpos de sus personajes se tornaron extremadamente largos, de contornos angulares y rígidos.

En la figura 20 se puede apreciar, una de las obras más sobresalientes de Beckmann fechada como 18 de marzo de 1919. Para el artista era importante transmitir la fecha de la obra. Después de estallido de la revolución de noviembre de 1918 imperaban la violencia, el caos, el crimen político, y la población padecía hambre. En La noche de Bechmann, la violencia de la calle penetra en la casa. Tres delincuentes han entrado y torturado a una desamparada familia. El hombre es estrangulado y le rompen su brazo izquierdo, mientras que la mujer ha sido violada. La perspectiva espacial aparece rota y desfigurada.



Figura 20: Pintura de Max Bechmann. La noche .1918. Disponible en: http://www.temakel.com/fotogpodoce.jpg

1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal