Índice Síntesis p. 2 Logros de mi pg p. 4 Introducción p. 5 Cv p. 7 Declaración jurada de autoría p. 12 Síntesis



Descargar 7,14 Mb.
Página5/24
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño7,14 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24
Figura 8: Pintura de Max Pechstein. La mujer y el Indio. 1910. Disponible en: http://media-2.web.britannica.com/eb-media/24/52624-004-5D4E1407.jpg

En la figuras 7, 8, y 9 podemos apreciar a través de las pinturas de Heckel, Pechstein y Müller, el desnudo como tema central. También cabe destacar en estas tres figuras los colores estridentes con los cuales los artistas creaban sus obras, los altos contrates de los colores y los angulaciones y pequeñas deformaciones con que pintaban los rostros y los cuerpos.

El desnudo como tema fue uno de los más pintados por los expresionistas de El Puente, y desempeño un papel muy sobresaliente. Este motivo pictórico se encontraba profundamente enraizado en la tradición y para el que existían referentes modernos muy notables dentro y fuera de Alemania, en obras como las de Ferdinand Hodler, Ludwig von Hofmann, Edvard Munch y, desde luego, Cézanne y Gauguin.

Pero el tratamiento dado por los pintores de El Puente a dicho tema se presenta en su obra como episodio revolucionario. Hicieron de él, un asunto privilegiado de su poética primitivista y del ideal de simbiosis de arte y vida. Los cuadros de bañistas, de desnudos tomando el sol, o jugando al aire libre que ocupan parte de la producción de Kirchner, Pechstein, Heckel, Mueller y Schmidt-Rottluff no resultan del rendimiento de la fantasía, sino que son ante todo y sobre todo reporte de vivencias reales.



Figura 9: Pintura de Otto Muller. Desnudos femeninos al aire libre. 1920. Disponible en: http://www.artehistoria.jcyl.es/arte/jpg/MUD17059.jpg


Las fuentes de inspiración más cercanas de los artistas de El Puente fueron otros pintores cuya obra se consideraba fuertemente volcada hacia la emotividad y la expresión personal: Cèzanne, Van Gogh, Gauguin y Edvar Munch. Lo característico de las obras de El puente, ya sea en los cuadros como en los grabados, es una suerte de manifiesta aversión por la armonía y la belleza, una exclusión deliberada de lo agradable y lo elegante, y una ostentación de lo contrario: fealdad, miseria física, brutalidad y grosería.

En 1911, el grupo se muda a Berlín. Allí era otro ambiente el que se vivía. El anonimato de la gran ciudad, los contrastes de clases sociales y la palpitante vida nocturna. En Berlín notaron que sólo el pintor que hubiera desarrollado un estilo personal e independiente podría hacer frente a la competencia local. De tal modo que a la mudanza a Berlín le prosiguió un intento por liberarse del estilo colectivo alcanzado. Los artistas pasaron los meses de verano solos o en grupos de dos, ya no todos juntos.




1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal