Métodos más conocidos y prácticos de



Descargar 404,53 Kb.
Página3/6
Fecha de conversión05.05.2017
Tamaño404,53 Kb.
1   2   3   4   5   6

Se exploran los elementos o los factores que pueden tener que ver con un fenómeno y se procede a  revisar ordenadamente cada uno de ellos por separado para ver si es exacto, correcto o ambiguo. Las ciencias positivas como la física, la química y la biología utilizan este método con preferencia a otros. Ellas parten de la experimentación y del análisis de gran número de casos. Pero sintetizan sus análisis y establecen leyes generales.
El método consiste en partir de aspectos parciales y seguir un camino lento pero seguro para llegar a formulas principios o consignas que sean siempre universales. Rara vez lo consiguen, pues siempre hay casos que son excepciones y se escapan de la ley general. Ello hace pensar que son muy pocas cosas las que absolutamente siempre cumplen las leyes de la naturaleza.

7. Método de los modelos
Consiste en presenta modelos o paradigmas que están muy estudiados y sobre los cuales no hay ya ninguna duda y convertirlos en referencia. Todo lo que presenta conforme al modelo es infaliblemente seguro. Es evidente que este método puede resultar engañoso en muchos terrenos, por ejemplo en el de la educación. Los modelos pueden ser inexactos o mal interpretados por los observadores que los consideran referencia más por motivos afectivos o interesados que por constataciones firmes.
8. El método heurístico
Es el que se apoya en cualquier sistema de búsqueda de datos antes de formular postulados o hipótesis. De esa forma no se hacen los interrogantes en función de los prejuicios que ya se tienen. Las cuestiones, la búsqueda de pruebas, la reflexión viene después de encontrarse los problemas.
Es muy importante que toda cuestión vital brote de la vida y no se haga depender la vida de la cuestión. La investigación es sólo una actividad para aclarar y para mejorar, no para alterar lo que la sabia naturaleza ha realizado en la vida.
Por ello el maestro debe sentir deseo de investigar aquello que es conveniente para mejorar su labor. Por eso a este método se le conoce también con el nombre de socrático. El maestro ateniense de Platón primero persuadía de la ignorancia grande que tenemos (fase irónica del método). Conseguida la adhesión y la humildad hacía lo posible por alumbrar la verdad (fase mayéutica) del procedimiento.
Evidentemente el que va a investigar con aire de sabio, sabiendo ya lo que le va a salir en la investigación rara vez obtiene más luz en sus problemas y en sus incógnitas. Y es que sin humildad científica no hay acercamiento a la verdad.

2. Método científico o experimental
Es el que más universalmente se aplica a la investigación de las ciencias naturales, sociales y positivas y el que más se debe emplear en las investigaciones educativas. El investigador plantea sus problemas a partir de hechos sorprendentes. Con frecuencia lo hace como superación de ideas ingenuas y tradicionales. Para ello precisa instrumentos seguros y planteamientos serenos y honestos, sin prevenciones ni corrupciones intelectuales.
Se parte de la observación y se asciende, por medio de la experimentación a la documentación, a la clarificación y a la conversión.
Se considera a Galileo su mejor exponente. Este sabio astrónomo y físico llamaba experiencia al experimento. Decía que “es sabido, que debemos hablar con la Naturaleza y recibir sus respuestas mediante curvas, círculos, triángulos, en un lenguaje matemático o, más precisamente, geométrico, no en el lenguaje del sentido común ni en el de los símbolos".
Esta actitud se apoyaba en el valor de la observación directa y la firmeza que supone realizar prueba firmes y objetivas y obtener resultados que confirman o rectifican lo que la observación inicialmente proporciona.
Mario Bunge reconocía en el proceso de observación científica cinco elementos que hacen posible acercarse a la ciencia:

  1. El objeto de la observación

  2. El sujeto u observador

  3. Las circunstancias o el ambiente que rodean la observación

  4. Los medios de observación

  5. El cuerpo de conocimientos de que forma parte la observación


Con la observación no acercamos a la necesidad de buscar las pruebas. Y el instrumento preferente para la búsqueda es la experimentación. La experimentación pertenece a la categoría de los medios para llegar a determinados fines. Y ella se apoya en el experimento.
El experimento en ciencia es:
- un hecho externo y objetivo, directamente observable y contestable;

- un hecho cuantificable o mensurable, lo que hace posible su comparación numérica con otros hechos semejantes que acontecen en idénticas o semejantes condiciones;

- un hecho que se ha de poder repetir cuantas veces sea necesario para su estudio riguroso

Hay dos tipos de experimentos. Unos se dan en situaciones artificiales, como son los laboratorios, o lugares de trabajo controlado. En ellos se crean artificialmente las condiciones que parezcan convenientes y se preparan los hechos para ser observados rigurosamente. Otros son los "experimentos de vida", los recogidos en condiciones naturales y en donde las circunstancias no alteradas hacen las reacciones más espontáneas

El experimento y la observación objetiva es lo que hace posible y dan vida al método científico o experimental. En la Psicología y en la Pedagogía modernas, llamadas científicas con cierta vanidad, se impone de forma predominante el llamado método experimental, el cual exige el experimento como instrumento de trabajo primordial para llegar a conclusiones rigurosas y seguras.
La Psicología es una ciencia eminentemente vital y prefiere los experimentos de vida, aunque no rechaza los de laboratorio como técnica de elaboración de sus trabajos. Los experimentos psicológicos en cierto modo se hicieron siempre; pero se divulgaron, como sistema preferente, desde 1879, en que W. Wundt (1832-1920) organizó su primer laboratorio de Psicología en Leipzig.
En 1884 Francisco Gallón (1822-1911) tenía ya un Laboratorio antropométrico en Londres. Pero era ya para entonces costumbre hacer experimentos psicológicos y se había divulgado por Sikorski en 1879, en Rusia, por Stanley Hall en 1883, en Baltimore, por Cattell (1861-1934) en 1890 siguiendo a Wundt, por Th. Ribot (1839-1916) y por A. Binet (1857-1911) en Francia.
Lo importante de los experimentos, y del método experimental, es que se convierte, en lenguaje intercientífico. Ello facilita el que se puedan compartir datos y experiencias y precisar constante­mente los hallazgos para fundamentar mejor las conclusiones. Un experimento psicológico conduce a otro y a la vez se apoya en los anteriores.
De la Psicología, el experimento pasó al campo de las ciencias educativas. Y surgía una corriente poderosa que tiene mucho que ver con la investigación de los educadores de los diversos niveles y en las más variadas áreas. Es la Pedagogía experimental
Expertos en este campo como el profesor de Lovaina K. Buyse, el suizo Jean Piaget, de pedagogo de Francia Gaston Mialaret, Ernesto Memuman y el también belga Emilio Planchard pueden presentarse como emblemas del valor y de los postulados del experimento en las ciencias de la educación.
La acumulación de experimentos, o la repetición oportuna de ellos cuando se juzga conveniente, facilitan los elementos que se precisan para hacer afirmaciones científicas. Es posible realizar una recogida de datos más planificada, buscando características comunes en la información recogida. Pero no es la cantidad de datos sino su calidad lo que interesa para hacer ciencia.
En la medida de lo posible, la ciencia busca generalizar las explicaciones, con el fin de hacerlas extensibles a otras situaciones o hechos. Es lo que se denomina formulación e teorías, o construcción de sistemas.
El método científico no es una técnica instrumental y material; es una operación del espíritu, un acto de inteligencia, una manera de pensar y de enfocar los problemas. El científico no se contenta con exponer sus “impresiones”. Necesita sus “comprobaciones”. El instrumento material del experimento es sólo la expresión de esa intención de su espíritu sutil y sobre todo objetivo
Por eso en el método podemos caminar con desahogo: desde los primeros descubrimientos se siente la necesidad de buscar los primeros documentos. Se expresan unas primeras conclusiones frágiles y se diseñan experimentaciones con el fin de llegar a afirmaciones más fuertes, eficaces y permanentes. Los experimentos permiten persuadirse de forma objetiva que se pueden convertir los primeros datos en pruebas o que es conveniente retirarlo a tiempo. Por eso los experimentos son la puerta de paso. Llegados ya a definir y pulir las hipótesis, los científicos saltan a las afirmaciones fuertes y definitivas. Esas son las teorías o los sistemas científicos.
El siguiente gráfico familiariza con la idea de la investigación experimental y observativa. El experimento no lo absorbe todo. Pero permite el itinerario del progreso.
1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal