Más allá del feminismo: Caminos para andar



Descargar 44,08 Kb.
Fecha de conversión04.06.2017
Tamaño44,08 Kb.


Más allá del feminismo: Caminos para andar.

Coord. Márgara Millán. (2014)

Ed. Red de feminismos descoloniales. México,D.F.
Presentación y comentarios

Ma. Eugenia Sánchez Díaz de Rivera.

Introducción
Más allá del feminismo. Caminos para andar es un tejido de diálogos que cristalizan en 14 textos , además de una introducción y un anexo. 14 textos escritos por una red de feminismos y feministas descoloniales. Es decir que van más allá del feminismo, pero desde la intencionalidad crítica de lo femenino, desde lo femenino como lugar de una enunciación politizada que desde distintos márgenes se pregunta sobre el sentido de una totalidad otra. Y aunque tienen como trasfondo el enfoque de la modernidad/colonialidad, toman una distancia crítica de dicho enfoque. Es por eso que las autoras y el autor optan por el concepto de descolonial y no decolonial. Las reflexiones se orientan hacia la búsqueda de modernidades alternativas, o de una contrahegemonía, no sé si llamarla insurgente como lo haría Boaventura de Sousa, o más bien de una contrahegemonía civilizatoria, o ambas, aunque, el mismo concepto de contrahegemonía es, finalmente, inadecuado al espíritu del texto.

Es un libro que, más allá de los feminismos, busca y provoca desde "lo femenino", concepto tan seductor como resbaladizo, que es la brújula para una construcción epistemológica rebelde. Porque, sin duda, la tonalidad de las luchas contra las diferentes formas como se ha configurado el capitalismo o más ampliamente, la civilización del “progreso”, inequitable y depredadora , han sido básicamente desde lo "masculino", concepto también resbaladizo, y que no es posible definir demasiado, a riesgo de caer en esencialismos improcedentes, pero que nos habla de conquistas de poder, de racionalidades instrumentales, de la desvalorización de la cotidianidad, y que Raquel considera, atinadamente, el universo de la producción que invisibiliza, niega, oprime, al universo de la reproducción material y simbólica, mientras que "lo femenino", y en este libro lo respiramos, nos inspira construcción de relaciones horizontales, racionalidad empática, densidad corpórea, profundidad simbólica y política de la cotidianidad.

Es un libro que se enfrenta al “universalismo sustitutivo”, como diría Seyla Benhabib, un universalismo que no solo invisibiliza a las mujeres sino que invisibiliza y niega dimensiones humanas fundamentales, lo que podríamos llamar la dimensión femenina de la realidad. Y si los feminismos modernos cumplieron un papel importante en favorecer la emergencia de la mujer como sujeto social, parece ser que, de alguna forma, se entramparon en el paradigma de la pseudomodernidad, por llamar de una manera a "la modernidad realmente existente", como la llama Márgara Millán. Y se fue construyendo un discurso de género que poco a poco fue refuncionalizado en beneficio de la visión y la estructura patriarcal.

Los feminismos descoloniales enfatizan lo femenino como horizonte civilizatorio, lo femenino como punto de partida epistemológico, lo femenino como otra forma de vivir y hacer política, como otra forma de ver y experimentar el mundo. Decía Leonardo Boff, que la civilización del “progreso” había exiliado: el pathos, la tierra, la espiritualidad y lo femenino. ¿No es acaso precisamente, la tierra viva, el pathos - esa conmoción, compasión horizontal y solidaria - , la espiritualidad, como el registro más hondo de lo humano, como la posibilidad de ternura de la cotidianidad, como posibilidad de una resistencia creativa, lo que podríamos llamar el lugar de lo femenino? ¿esa capacidad de pensar con el cuerpo, de captar totalidades, de sentir profundidades? ¿ No es desde ahí desde donde emerge la diversidad, la multitemporalidad y la pluriversidad, de la que hablan algunas autoras, como formas de experiencias del mundo? ¿Cómo nuevas formas de vivir la política?

Y si como dice Albert Memmi la identidad de dominador y dominado son simbióticas y cuando el dominado se yergue mirando a los ojos al dominador, la identidad de éste se resquebraja, ¿ no está ocurriendo que la construcción descolonial del pensamiento, de los sentimientos y de las prácticas, que en este libro se analizan, lo que está haciendo es cuestionando la "identidad" de una civilización masculina?

De ahí el que varias autoras retomen la experiencia zapatista , no solo la de las mujeres, sino de todo el proceso, así como el proceso de otros pueblos indios, como una clave de comprensión de lo que implica enfrentar el parteaguas o el colapso civilizatorio. 11 de los 14 textos parten de un diálogo con el mundo indígena.

Pero los enfoques son muy variados y de un interés enorme, porque como señala Márgara Millán, coordinadora del libro, se trata de visualizar lo descolonial como un proceso vivo ,no como una teoría cerrada; de visualizar lo femenino en plural, de construir una epistemología descolonizante desde los saberes femeninos, de detectar las posibilidades de construir un nuevo sentido común, de descubrir los anclajes prefigurativos de una modernidad no capitalista. Un mundo con otras medidas, diría Raquel. Los textos forman parte de debates y de formas de conocimiento en ciernes, diría yo. De caminos para andar. Y esa es su riqueza y su provocación.


  1. Feminismos en camino descolonial de Sylvia Marcos

Sylvia Marcos reconoce los logros de los feminismos del norte , logros en el ámbito de la sexualidad, del aborto, de la participación en la vida pública ,pero propone un feminismo "desde abajo y a la izquierda", no solo de la izquierda, pues recuerda la expresión de muchas mujeres sobre el machismo-leninismo, sino desde abajo. Propone romper ese dualismo sexo-género como el referente binario de los movimientos feministas y asume el aporte del feminismo indígena, sobre todo a partir de las mujeres zapatistas, el de la vinculación del cuerpo con el cosmos y con todos los seres humanos, de la articulación de cuerpo y mente, de cuerpo y espíritu. Y que supone, ante todo, escuchar.


  1. Ontología de la diversidad de Mariana Favela

Escribe un texto filosófico-poético para una teoría crítica con nuevos referentes: El sujeto, el cosmos, la vincularidad. Un cosmos pareado y parido, que es urdimbre en movimiento, en el que todo lo que existe es a la vez distinto a sí mismo. Las ontologías de la diversidad que se oponen a la noción de unidad de la tradición aristotélica. Se inspira en el pensamiento maya, en el que el corazón es el centro dinamizador de nuestro sentisaber, sentipensar. El vínculo entre los compartes. Los compartes complementarios que tienden al equilibrio dinámico, esfuerzo constante contra el caos.




  1. "Esencialismos estratégicos" y discursos de descolonización de Aura Cumes

Aura Cumes, mujer maya, plantea un problema poco trabajado, el de los riesgos y consecuencias de la idealización del mundo indígena. Se pregunta ¿qué pretendemos transformar cuando hablamos de descolonización? Porque hay constelaciones diversas de subordinaciones. Hay que tener cuidado de no caer en la moda, de dialogar sistemáticamente sobre la realidad colonial, pero con los pies en la tierra. Hay que evitar que los dictados de las tendencias terminológicas se antepongan a la comprensión de la realidad. Problematiza, como casi todas las autoras, la rigidez de las categorías de clase y de género, pero propone problematizar el discurso de la colonialidad, que contienen con frecuencia el esencialismo estratégico, categoría acuñada por Gayatrik Spivak, es decir el de las imágenes idealizadas del pasado indígena. Es un esencialismo defensivo , que podría comprenderse como necesario, temporal o estratégico, pero tiene la desventaja de que se presenta en función de los otros. Se construyen imágenes indígenas para corresponder al esencialismo racista, a costa de sacrificar los problemas de la realidad. No hay garantía de que un esencialismo que haya sido abrazado como temporal no termine convirtiéndose en una especie de verdad absoluta. Cuestiona lo de sacralizar pensamiento y comportamientos separándolos de las relaciones de poder. Con estas premisas, ella profundiza en el pensamiento Maya y enfatiza la importancia de un diálogo horizontal con otras búsquedas.


  1. Políticas en femenino. Reflexiones acerca de lo femenino moderno y del significado de sus políticas de Raquel Gutiérrez Aguilar.

Raquel nos propone una lectura desde la matemática y la filosofía, a partir de la lógica simbólica. Su reflexión es compleja pero fundamental por su alcance teórico. Su postura se inserta en los feminismos de la diferencia pero de una manera crítica.

El yo moderno femenino, plantea Raquel, es el sitio de la colonización. Considera que releer lo femenino y su política desemboca en un pensamiento disruptivo de la colonización masculinizante y del discurso filosófico del par universal-particular.

Entiendo por femenino, dice Raquel, los espacios/tiempos en los cuales social e históricamente han sido colocadas las mujeres ; tales espacios/tiempos exhiben para mí, de manera muy diversa , los rasgos más plenos y profundos de la colonización.

Enlaza lo femenino y las políticas y trata de enfrentar la trampa de la relación entre lo particular y lo universal centrándose en la construcción de "lo común". El capitalismo es la destrucción de lo común, afirma.

Estamos en un orden masculino y moderno, el de la producción–explotación, en el que la producción de lo común y la reproducción de la especie quedan establecidos como secundarios, y se inscriben como ausencia, como falta. Por eso es que puede hablarse de lo femenino , como sitio por excelencia, de la colonización, aunque por supuesto heterogéneo. Lo femenino es el lugar no autorizado.

Propone la categoría, de el “neutro ordenador”, es decir, que la fusión que la modernidad hace del hombre (varón) con el capital, con lo neutro, es lo universal; y lo particular , lo femenino, queda arrinconado en un lugar ambiguo en el que las jerarquizaciones marcan nuestros cuerpos.

El orden universal es masculino, propietario, heterosexual. En lo particular se amontonan: mujeres, homosexuales, locos, niños, y yo añadiría, los discapacitados)

Con una análisis anclado en la matemática y la filosofía propone desplazar del orden general del pensamiento el par universal/particular; objeto/concepto, abstracto/concreto; individuo/sociedad. Lo que necesitamos es lo común y no lo universal. Para ello propone la utilización de un artefacto de la lógica simbólica el de generalización múltiple, y el nosotras concreto

Desde ese “lugar femenino del mundo” es desde el cual podemos pensar renovadas y polifónicas políticas en femenino



  1. Feminismos y descolonización epistémica: nuevos sujetos y conceptos de reflexión en la era global de Verónica Renata López Nájera.

Ante la llamada crisis de paradigmas, la autora se pregunta cómo se plantea teórica y políticamente la emergencia de nuevos sujetos de transformación, cuando los referentes ideológico-políticos que les dieron origen y sustento se encuentran fracturados. ¿ Qué papel juegan las luchas de los mujeres y los feminismos? Reflexiona sobre la forma como en medio de un acartonamiento teórico van emergiendo las propuestas de comprensión del colonialismo como una matriz productora de subjetividades que sostiene al sistema de dominación de raza, de clase, de sexo y de conocimiento. Enfatiza los desafíos epistemológicos que plantean dos espacios de reproducción del conocimiento : las formas organizativas de las comunidades indígenas y los espacios de identidad como el feminismo. Articular comunidad, feminismo y conocimiento es una forma de desestabilización de lo naturalizado.


  1. Alcances político ontológicos de los feminismos indígenas de Margarita Millán.

Márgara Millán vincula la crítica de la economía política con la descolonización del feminismo. El eje de su reflexión son las prácticas de las mujeres indígenas a partir de la contradicción básica valor/valor de uso, primer hecho de colonización de la vida. Se inspira en el ethos barroco de Bolívar Echevarría, que permite detectar en el México Profundo - aunque no use ese concepto - esa apuesta por el valor de uso, ese espacio de resistencia y de posibilidad de modernidades alternativas.

Analiza la forma como el movimiento zapatista cuestiona el sentido del progreso y del bienestar capitalista. Y sostiene que la forma nación Estado y sus instituciones son el primer objetivo de la reflexión crítica de un feminismo que se quiere descolonial. Un feminismo que parte del locus de abajo y a la izquierda, desde los pequeños, desde los sin nombre. Eso supone la descolonización del feminismo; y nos habla desde el lenguaje indígena de "lo parejo" en el género , "lo parejo" en lo social. Hace alusión crítica a la categoría de mestizaje como aspiración de la blanquitud física y cultural, por lo que considera que la modernidad alternativa tendría que ser india y poscapitalista.




  1. Saberes femeninos en el ámbito comunitario campesino. Contrahegemonía , defensa del territorio y lo cotidiano en la Lacandona de Ana Valdez

Este texto se centra en la terrible realidad actual del despojo del territorio y con ello del desmantelamiento de las comunidades y del acoso a la dignidad de los pueblos. Propone recovecos femeninos de saberes y haceres ante la velocidad de la colonización neoliberal actual en Chiapas. Habla de la resistencia ante la destrucción de las posibilidades de reproducción de la vida, esa que une a las mujeres con la tierra , de la resistencia desde los espacios y la praxis cotidiana.

  1. Repensando la política y la descolonización en minúscula. Reflexiones sobre la praxis feminista desde el zapatismo de Mariana Mora.

Se trata de un análisis casi lúdico de experiencias vividas en la gesta de las mujeres zapatistas, en la que se vislumbra otra política, en femenino.

Mariana Mora retoma la reflexión crítica que Chandra Mohanty y Jaqui Alexander hacen de Franz Fannon. Esas autoras resaltan la importancia de invertir la mirada , partiendo de la politización de la vida cotidiana y de las micro dinámicas de poder como punto de partida necesario para detonar fisuras profundas en las lógicas de gobernanza y del capital .

Con este bagaje , la autora comparte la vida de mujeres zapatistas durante una década en el municipio 17 de noviembre y se pregunta ¿ Cómo vamos a construir desde la colectividad, vocabularios nuevos, conocimientos alternos y prácticas para trascender la encrucijada de la muerte?

A partir de un diálogo de saberes, la autora nos presenta testimonios emblemáticos de la "política y la descolonización en minúscula" , quizás como lo más profundo y lo más sencillo a lo que podemos , desde nuestros múltiples nosotros, aspirar ahora.



  1. Algunos aprendizajes en el difícil reto de descolonizar el femenino de Rosalva Aída Hernández

Rosalva Aída Hernández autora parte de la experiencia de su propio proceso de descolonización como feminista a partir de diálogos interculturales con mujeres indígenas, algunas víctimas de violación de sus cuerpos y de sus comunidades. Y denuncia al feminismo anglosajón como una forma de colonialismo. Entre los diferentes diálogos que narra, me parece particularmente relevante aquél en el que menciona el caso de Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega, mujeres me'pha (tlapanecas) violadas por militares en guerrero , en la comunidad Barranca Tequiani, del municipio Ayutla de los Libres, y cuyo caso llegó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos gracias al Centro de DDHH Tlachinollan de la montaña de Guerrero. La fuerza de estas mujeres de luchar a contracorriente es impresionante.

  1. Resistencia desde adentro: mujeres indígenas y vida cotidiana en el CERESO de San Miguel de Meztli Yoalli Rodríguez Aguilera.

La autora relata y reflexiona sobre las historias de de 8 mujeres indígenas presas. Analiza la interiorización de los lugares de subalternización así como la fortaleza de la palabra compartida y de la autoreflexividad para los procesos de descolonización de la propia subjetividad. Las historias evidencian cómo la violencia sexual y doméstica marcaron sus vidas y muestran, esa terrible realidad, del racismo y la diferenciación de clases al interior de la cárcel. La cárcel , dice Meztli Yoalli, es el espacio en donde las reglas coloniales se ejercen con toda su fuerza, es el lugar en donde se pone en juego la colonización del cuerpo.



  1. En el tiempo de las jacarandas de Mariana Favela.

Con una prosa , muy poética , Mariana Favela comparte su experiencia de “otra política" . Nos habla de la risa, que se cuela por todas partes, que en el país de la muerte es el amarre a la vida, y que convoca políticamente.

El movimiento #Yo soy 132 es el centro de su análisis y de su experiencia. Nos recuerda aquello que circuló en las redes sociales, de estudiantes de diversas universidades, poco después del incidente de Peña Nieto en la Ibero. “ Peña, te esperamos con los baños abiertos”.

Escribe desde una narrativa fluida y existencial, acerca de una política que no renuncia ni a la ambigüedad ni a la contradicción. Y afirma: donde la racionalidad política opone lo reflexivo y lo emocional para justificar la dominación, la política desde los afectos propone fundarse en la confianza. Confianza porque queremos tejer, no sumar.



  1. Mujeres indígenas y derechos reproductivos. Fraguando modernidades alternativas de Gisela Espinosa Damián

El tema de este trabajo es la salud reproductiva y el eje de la reflexión es un análisis sobre las concordancias y las diferencias entre dos acontecimientos relacionados con los derechos de las mujeres que ocurrieron hace 20 años: La Conferencia Mundial del Cairo y la Ley Revolucionaria de las mujeres zapatistas. La autora reflexiona sobre el proceso de politización del sufrimiento de los cuerpos por parte de las mujeres indígenas, de los énfasis y enfoques diferenciados y también complementarios de las feministas en el Cairo con las zapatistas de Chiapas. Por ejemplo el tema del placer y del aborto no aparece en los textos de la Ley Revolucionaria, así como en El Cairo el tema de la relación hombre-mujer se visualiza de manera distinta.

Analiza los dispositivos del "biopoder" y considera que de las mujeres indígenas parte una modernidad alternativa.



  1. Entre sodomitas y cuilonime, interpretaciones descoloniales sobre los "indios vestidos de mujer" y la homosexualidad en los grupos nahuas del siglo XVI de Óscar González Gómez

Es un texto distinto, primero porque es un análisis histórico, segundo porque el tema no son las mujeres, sino la homosexualidad, o más bien la fluidez masculino-femenino en la corporeidad de los seres humanos. Se analiza desde fuentes históricas, las formas de interpretación de la homosexualidad entre los nahuas en el siglo XVI. La confrontación entre la visión de la homosexualidad desde el cristianismo colonial vista como sodomía y crimen de herejía, y la dualidad, la transición fluida entre lo femenino y lo masculino del mundo indígena. El cuiloni era un varón cuyo elemento masculino también transitaba hacia la feminidad. Los conquistadores hablan de los "indios vestidos de mujer", y los satanizan. Por otra parte el origen del nombre cuiloni, viene de cui la región trasera del cuerpo, y tiene algo que ver con suciedad (cuitatl). No queda claro si ese nombre lo ponen los conquistadores o si así se llamaban, lo que tal vez supone una ambigüedad respecto a la homosexualidad. El autor analiza, de manera muy interesante, la relación de la sexualidad y la homosexualidad con el rito y con la guerra, y aporta elementos muy relevantes que dan pistas de reflexión sobre el tema de los “géneros” en el mundo náhuatl.



  1. Encuentro con lo común de una forastera. Política y vida en el Laberinto de Guiomar Rovira Sancho

Guiomar Rovira retoma el enfoque teórico de Raquel Gutiérrez, para hablar de la política en femenino, desde una forastera, y a partir de una razón cosmopolita vs. la razón indolente como propone Boaventura de Sousa Santos. Plantea una “microsociología de las ausencias", como una crítica no nada más a la academia , sino al mainstream del activismo político que se ha erigido en política en masculino, a la izquierda ortodoxa que ha empequeñecido "lo común". Habla de la rebelión de lo femenino como propone Raquel y compara a la mujer como a un forastero dentro de la cultura masculina hegemónica.

Nos comparte una narrativa autobiográfica muy rica y bellamente escrita. Rastrea cómo se ha dado en ella el tejido de lo común, desde su abuela, campesina de Jaén a quien no conoció, su infancia en Cataluña durante el franquismo, su juventud involucrada en movimientos anarquistas, su ser "forastera" en México, y el haber encontrado a su "abuelita" en Chiapas.

Y escribe: No hay luchas perdidas….El otro mundo posible ha estado aquí y seguirá estando , en las formas múltiples de arraigar y de darse de lo común. Hagamos del destello de lo común nuestra búsqueda más placentera y feliz .



Epílogo

He intentado presentarles un panorama de la riqueza, la frescura y , como decía al inicio , la provocación que este libro plantea, provocación al pensamiento, a los sentimientos y a las prácticas. Por supuesto que surgen preguntas. ¿Por qué descolonial y no poscolonial, por ejemplo? ¿Cómo se puede continuar elaborando el concepto de " lo común" que parece hacer alusión a supervivencia digna en resistencia, o a cotidianidad "insurgente" y que hace alusión a otras temporalidades y vinculaciones? ¿Es posible hablar de modernidades alternativas tomando en cuenta que el eje de la modernidad es la idea de emancipación que ha significado la ruptura de ataduras? Liberarse de las ataduras de la naturaleza mediante la tecnología, liberarse de las ataduras de los dioses , a través de la secularización, liberase de las ataduras de la colectividad, mediante la construcción del sujeto individual y autónomo. ¿Cómo separar esa idea de emancipación del capitalismo y de la civilización del "progreso"? ¿ Qué sujetos transformadores , descolonizados y descolonizadores emergen desde " lo común", desde lo "femenino?



En todo caso, es indudable que el libro comparte búsquedas muy relevantes, en plural, que lo hace de manera muy heterogénea, fresca, vital y rigurosa. Es un diálogo que parte de un enfoque desde " lo femenino", desde lo que ha sido invisibilizado, oprimido, expoliado, exiliado, y que el libro me inspira plantearlo como la reconfiguración de los vínculos con la tierra; los vínculos de "inter-in-dependencia"1 entre los seres humanos; los vínculos con lo más hondamente humano, lo íntimo, lo espiritual; los vínculos entre lo femenino y lo masculino que fluyen en la corporeidad de todos los seres humanos. Y entonces la "emancipación" sería la reconfiguración de esas relaciones, asumiendo la tensión y la conflictividad en su interacción que es de donde precisamente emerge una creatividad generativa. Asumiendo otras temporalidades, la "tempiternidad"2 versus el tiempo lineal. Y digo emerge, porque de hecho, esas formas de vínculos ya están presentes, de manera activa, dolorosa y gozosa a la vez, como una especie de fermento.

1 Panikkar, Raimon (1999). El mundanal silencio. Barcelona: Ed. Martínez Roca.

2 Ibid.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal