Mi regreso al tíbet



Descargar 0,51 Mb.
Página1/31
Fecha de conversión10.07.2017
Tamaño0,51 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31

MI REGRESO AL TÍBET


MENSAJE DE NAVIDAD 1969 – 1970

CON LAS CLAVES PARA EL CONTROL DE LA NATALIDAD Y LA CURACIÓN DEL CÁNCER



SAMAEL AUN WEOR

KALKI AVATARA DE LA NUEVA ERA DE ACUARIO



PRIMERA EDICIÓN – BOGOTÁ – COLOMBIA, 1969

Presentado por www.gnosis-samaelaunweor.org
PREFACIO

POR EL V. MAESTRO GARGHA KUICHINES

Coronamos una década más, hemos llegado al año de 1970. Recuerdo como si fuese ayer lo que nos acontecía allá por el año de 1953, habían salido las primeras tres obras del entonces Maestro Aun Weor: «El Matrimonio Perfecto o La puerta de Entrada a la Iniciación», «La Revolución de Bel» y «Apuntes Secretos de un Gurú», este último relata a grandes rasgos la triste permanencia del Maestro entre nosotros, la lucha era contra todo y contra todos. Perseguido el Maestro por las autoridades dictatoriales de Colombia para aquellos días, por los pastores de todas las iglesias militantes, por la medicina oficial, los espiritualistas de aula y gentes de la localidad, sobre todo los sostenedores de vicios y placeres.

Fue tanta la persecución que tuvimos que enterrar las obras que habían salido para defenderlas de la persecución reinante. El Maestro tuvo que emigrar a las montañas vírgenes de la Sierra Nevada para evitar la tragedia de inspectores de Policía, sanidad, Resguardos, retenes y en fin de todos los pequeñuelos a quienes se revestía de autoridad sin merecimiento alguno y casi siempre al servicio de gentes autoritarias que los mantenían en sus cargos.

Una vez en plena selva comenzó a instruir a los campesinos que lo rodearon y a levantar el templo de la Nevada. Lo que hoy constituye el Summum Supremum Santuarium, visitado y respetado por miles de estudiantes que como peregrinos llegan a sus puertas. Cuántos episodios maravillosos tuvimos el agrado de presenciar, lo mismo que apreciar la tremenda lucha para sacar las toneladas de rocas de las entrañas de la tierra a pico y pala. Mas adelante escribiremos esas memorias para conocimiento del estudiantado gnóstico universal.

Desde aquel templo cuando apenas contaba con un pequeño salón y una cámara, recibimos de labios del Maestro profecías tales como que para el año 70 ya el hombre habría puesto sus plantas sobre la Luna. Que uno de los papas después de Pío XII visitaría varios lugares del mundo y otro Papa visitaría a Colombia, que se veía en una gran ciudad nuestra y multitudes lo vitoreaban. Que en la tercera guerra mundial sería arrasado el Vaticano por los enemigos de la cristiandad, pero que el Papa de la época no seria destruido y se encontraría sano y salvo en un país de América Latina, que por su magnitud parecería el Brasil. Que a Colombia le tocaba pagar un gran karma y correría mucha sangre, de que la sabiduría de la Castidad Científica se extendería primeramente por toda la América y más tarde por todos los continentes, en fin una serie de informes que nos desconcertaban a todos los oyentes y nos parecía que el Maestro divagaba o soñaba.

Hasta el Maestro llegaban eruditos en el conocimiento espiritual, recordamos una ocasión que uno de esos eruditos me discutía atacando las enseñanzas del Maestro y yo lo defendía, pero el razonamiento del erudito debilitaba mis propias fuerzas, el Maestro se encontraba meditando metido dentro de una hamaca a pocos pasos de nosotros y para buscar su ayuda le manifesté: Maestro, lo están atacando y Ud. no se defiende; a lo cual, me contestó: "veo ante mi dos tercos que tratan de apabullarse mutuamente; no tengo interés en dejarme embotellar por ninguno de los dos"...

Concluida la obra del Maestro en el templo, bajaba con su familia de aquellas montañas con el propósito de predicar en todos los pueblos su cuerpo de doctrina, la Doctrina de Acuario. Alarmados por su salida, tanto los hermanos de la Sierra como mi persona, le preguntamos: Maestro, ¿por qué regresa a ese mundo que lo persigue? y nos contestó: "¿Y qué hace el Santo en la montaña? El bien se prueba con el mal, además el mal le da fuerza al bien". Le preguntamos al Maestro, pero Ud. anunció que su salida, era para el año 62 al comenzar la era del Acuario. Y nos contesta: "Saliendo ahora lo que hago es adelantarme a mis enemigos; ellos me esperan para esa época y yo habré pasado; eso es todo".

Nosotros los estudiantes del Templo no deseamos que el Maestro volviera hasta el mundo que lo vejó y persiguió, menos después de su permanencia en las montañas donde había estudiado miles de plantas, y escrito su cuarta obra: «Medicina Oculta y Magia Práctica», que chocaría con la soberbia de la medicina oficial y que nuevamente sería perseguido; se lo hacíamos ver pero también nos desconcertaba cuando nos decía: "Para que esos señores me encuentren, tendrán que buscarme en el mapamundi, yo enseñando y ellos persiguiéndome, vamos a ver quién se cansa primero". Ya hoy no tememos nada porque sabemos que la fuerza Crística nos salva de la maldad del mundo y entendemos aquello del Señor Jehová: "Si cumplieres mis mandatos te haré columna de mi templo y gobernarás mis atrios".

Con estos mensajes de Navidad está dando a conocer el Quinto Evangelio para develar los cuatro Evangelios ya conocidos. Con ayuda de la esposa sacerdotisa prendemos la llama del amor y el fuego sagrado o sacro que se encuentra encerrado en el hueso de la espina dorsal que lleva su mismo nombre. Con este fuego sagrado vamos formando a Cristo en nosotros, lo cual nos hace hermanos en Cristo, aprendemos a manejar una sana amistad con las hermanas de la senda y acabamos con la tentación que sembró desde el Paraíso le serpiente tentadora; gozamos de una afinidad con las hermanas de la senda que antes nos fue desconocida, lo mismo le sucede a la mujer que levanta sus fuegos espinales que solo ve en el varón el bastón de los patriarcas convertido en un loto resplandeciente y embriagada de éxtasis se convierte en la núbil vestal del templo del amor...

Todo mortal se puede convertir en inmortal. Un cambio total existe para los hijos de la resurrección, para los que sembraron su semilla en el templo del Dios Viviente y aprendieron a formar con ella el pan candeal y el vino de los dioses; a los que no segaron con la guadaña de la muerte, a los que no se mancomunaron con la maldad del mundo.

Todo el andamiaje social se mantiene de millones de esclavos, esclavos amaestrados por la presente civilización, cuando tratamos de darles el camino de la redención se oponen con todas sus fuerzas. Cada liberado es un rebelde que deja de someterse a lo natural y busca lo sobrenatural. Pensamos por un instante, que el hombre se libertará de las enfermedades y dolencias. ¿Qué seria de los médicos, clínicas, hospitales, droguerías, farmacias, laboratorios, de la fabricación e industria de instrumentales y maquinarias con que se reparan los cuerpos que se dañan? Todo ello provocaría un desquiciamiento social. Esto nos sugiere que el error es el mejor negocio del andamiaje social de la presente civilización, porque forma la consiguiente industria que vive del error, todo eso mas económicamente que enseñarlo a que se liberte y salga del laberinto a que lo conduce el criterio erróneo que formó aceptando desprevenido u obligado el conocimiento humano, este conocimiento que llevó a la conclusión de controlar la natalidad dándole vida a nuevas industrias y que produjo las bombas atómicas y de hidrogeno para arrasar a los enemigos.

Que la paz más profunda reine en su corazón.

Summum Supremum Santuarium, octubre 27/69.

JULIO MEDINA V.


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal