Mesa 2: Representaciones estéticas del pasado reciente Coordinadores y relatores



Descargar 4,83 Mb.
Página2/14
Fecha de conversión02.07.2017
Tamaño4,83 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

La memoria bajo la dictadura: entre el testimonio y la hipervanguardia


Nelly Richard describe la configuración de espacios enunciativos en el campo literario e intelectual bajo el gobierno de Pinochet, y confronta dentro del “polo victimado” –que de ningún modo resulta uniforme ni coordinado– dos escenas culturales como alternativas a las crisis provocadas por la dictadura, dos campos discursivos que interpelan al régimen militar.13

Por un lado, las estéticas del testimonio, las épicas de la resistencia que, para Richard, “siguen subordinadas al contenido programático de referentes totales y hegemonizadores de sentido”14 y, por el otro, las estéticas de la ruptura, las poéticas del desajuste, el deshecho, la fragmentarización y la reconstrucción que caracterizan a gran parte de las producciones de las artes plásticas, la fotografía y la literatura.

Los dos polos antes mencionados se continúan en la apertura democrática dando lugar al discurso sociológico, por un lado; y al anti-proyecto de “crítica cultural” de Nelly Richard, surgido en torno a las prácticas culturales de la hipervanguardia o escena de avanzada15, por el otro. El primero utiliza la perspectiva de la sociología y se preocupa por la elaboración de marcos teóricos para pensar –en la transición– la reforma del estado, el perfil de la democracia, los resabios del autoritarismo, los problemas de la modernización y del neoliberalismo, entre otros. Sus representantes más destacados son José Joaquín Brunner, Norbert Lechner, Martín Hopenhayn y Tomás Moulian. Mientras que el otro polo emplea la lengua literaria y las herramientas del arte para ocuparse de otras problemáticas de la sociedad postdictatorial menos procesadas, como lo residual y contradictorio, lo traumático e intempestivo del recuerdo y de la violencia. Ambas posiciones implican diversas –casi opuestas– políticas de intervención en la esfera pública: mientras desde la sociología se intenta tender puentes con la recientemente inaugurada transición; en cambio la Revista de Crítica Cultural y el grupo de artistas de la avanzada, radicalizan su crítica. Teresa Basile resume las dos posturas en la transición chilena: “mientras FLACSO buscó los modos de reconducir el proceso democrático a través del ‘consenso’ y la ‘negociación’ de las partes escindidas del cuerpo social e incluso la participación activa de algunos de sus miembros (...) Richard se opone a esas alianzas de poder y elige una suerte de margen extremo y siempre desarticulante”.16 Un margen que opera en términos de resistencia.

También ambas posiciones disponen vías alternativas para la memoria. Nelly Richard valoriza los modos en que el arte y la literatura procesan el pasado reciente, evitando cualquier tipo de cristalización o fijeza. Por otro lado, acusa a la cultura de izquierda, (acercando la izquierda partidaria y militante a la izquierda renovada) de revalidar el Chile anterior al Golpe de 1973 en un proyecto de restitución de la memoria y a partir de la prédica de una continuidad de los valores fracturados por la experiencia de la dictadura. Sin embargo, los intelectuales de FLACSO –en abierta polémica con N. Richard– prefieren y defienden una memoria que tenga capacidad de institucionalizarse, y que permita en su nombre articular políticas de diversa índole. Así, la cuestión de la “memoria” surge en un espacio fracturado de revisión y elaboración del pasado, que incluye desde un lenguaje que narra la condición posdictatorial en términos de trauma, duelo, melancolía, hasta las “discursividades en fuga” que, sostenidas por el disenso, desterritorializan el lenguaje y experimentan con el sentido.

Es necesario destacar que este mapeo del contexto chileno de la posdictadura es funcional al proyecto de Nelly Richard, quien contrasta dos posiciones estéticas –y políticas, dejando de lado otras intervenciones que también constituyen el campo cultural chileno, para así posicionarse como uno de los polos en cuestión, aquel que ejerce la crítica retrospectiva de la dictadura, frente a quienes prefieren la negociación. Para la ensayista chilena, el discurso de las ciencias sociales carece del registro problematizador de la lengua poética, de la matriz desestabilizadora del arte, necesaria para cuestionar la trama social y cultural que dejó la dictadura. La palabra violentada necesita reencontrar nuevos sentidos y busca intervenir desde un margen, para no ser incorporada al aparato estatal del consenso: “Las palabras resignificándose a sí mismas en polémicas verbales con los léxicos de la academia o de la institución, son parte del trabajo crítico-cultural que consiste en echar el signo a pelear contra el reparto oficial de las categorizaciones acreditadas”.17 Así, en una incisiva entrevista hecha por la Revista de Critica Cultural a José Joaquín Brunner18, despunta la crítica a los “referentes plenos”, a la “linealidad y transparencia” socio-comunicativa, atribuidos a las ciencias sociales, caracterizadas como reticentes a nuevas búsquedas discursivas. A su vez, Brunner, desde la sociología, cuestiona “el elogio de los márgenes”, apuntando con ello a la posición de N. Richard, como inoperante y defiende la necesidad de lo institucional –y del mercado– porque, indefectiblemente, el objetivo es intervenir en el espacio público.

Al ubicarse como interlocutora en un espacio bipolar, aun desde una defensa del margen, Nelly Richard buscará un acceso a la centralidad, apelando al arte y a la literatura como prácticas del disenso en medio de los pactos conciliatorios post Pinochet. Me interesan las intervenciones de este proyecto en tanto interrogan acerca de una “poética de la memoria”: qué posibilidades discursivas iluminan un pasado traumático en el presente conflictivo; de qué manera es posible dar cuenta de ello y qué papel le cabe, entonces, a la literatura en esta coyuntura.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal