Memoria científico técnica del proyecto investigador principal: María Angeles Cases Capdevila



Descargar 0,98 Mb.
Página3/8
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño0,98 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8

JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO:

Origen, problema que se pretende resolver, importancia económica y social del mismo. Adecuación a las líneas estratégicas.


El volumen de plantas aromáticas y medicinales (PAM) comercializadas a nivel mundial durante los años 90, ha sido cuantificado por Lange, D. (2006) en 467.000 t anuales y algunas fuentes citan un crecimiento anual del 7% de la demanda de estos productos durante los últimos años. De toda esta cantidad, se estima que el 60-90% de la materia prima utilizada por las principales compañías que fabrican y comercializan productos elaborados a base de PAM provienen de la recolección (Laird y Pierce, 2002).

En cuanto a la importancia económica y social, podemos decir

que el mercado actual de las plantas aromáticas, medicinales y condimentarias en nuestro país, tiene dinámicas propias y una evolución singular, aunque hay algunos rasgos que se pueden generalizar como son:



  • Demanda creciente de materia prima de calidad contrastada.

  • Exigencia en el seguimiento de buenas prácticas, tanto de cultivo como de recolección, transformación y manufactura.

  • Demanda de trazabilidad del producto.

  • Precios más competitivos.

  • Demanda de producto ecológico (Línea 3.8).

Según el estudio de Peroy (2003), las especies de mayor demanda en los próximos años serían: romero (Rosmarinus officinalis), salvia (Salvia officinalis y Salvia lavandulifolia), ajedrea (Satureja montana) y orégano (Origanum vulgare) por su contenido en antioxidantes. Los tomillos (Thymus spp.) en general y las lavandas (Lavandula spp.) podrían tener también buena salida comercial. Ante esta demanda creciente, el mercado necesita material vegetal homogéneo, de calidad conocida y con una periodicidad de suministro establecida. Estas exigencias del mercado sólo se pueden alcanzar con material vegetal que provenga de cultivos cuya trazabilidad sea totalmente contrastable.

El cultivo de PAM tiene como finalidad principal, la obtención de una materia prima con alta concentración de principios activos, para lo que es necesario partir de material vegetal seleccionado, este material sin procesar abastece a diferentes sectores y mueve una gran cantidad de planta y dinero. Así, en 2006, el valor total de las importaciones mundiales de plantas usadas en farmacia, perfumería e insecticidas fue 1.227 millones de dólares, siendo los principales compradores EEUU, Alemania y Japón. Los principales volúmenes importados se destinaron a EEUU, Alemania y Hong Kong, habiéndose importado más de 450.000 t a nivel mundial. El volumen de las exportaciones mundiales de esta partida ascendió a más de 525.000 t, con un valor de casi 1.169 millones de dólares, siendo China el principal país proveedor (International Trade Centre calculations based on COMTRADE statistics).

Los principales sectores industriales utilizadores de las especies propuestas en el proyecto son:

SECTOR MEDICINAL



Farmacia y fitoterapia

Los principales mercados mundiales de fitomedicamentos son la UE, China, EEUU y Japón (Lange, 2006). En el año 2006 Alemania es el mercado europeo más importante en lo referente a la fitoterapia, ocupando el 39% de las ventas en la UE, seguida de Francia con un 29%. España se sitúa en el sexto lugar con un 4%, por detrás de Italia, Reino Unido y Polonia (Silano et al., 2004). El 16% de los fármacos del Vademécum español son derivados de plantas y en el año 2006 se censaron en España 47 laboratorios farmacéuticos, dietéticos o de plantas medicinales comercializadores de unas 1.110 especialidades (Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Punto Farmacológico núm. 45 “El mercado farmacéutico de productos medicinales a base de plantas”).



Aromaterapia

Este mercado ha engendrado una demanda de aceites esenciales de calidad superior a la que se pedía tradicionalmente. Entre los que se pueden producir en España se encuentran los de tomillo, lavanda, romero o salvia española (Salvia lavandulifolia).



Fitoterapia veterinaria

Los fitomedicamentos son ya muy habituales en tratamiento de animales domésticos, y se observa que las plantas medicinales se usan cada vez más en la profilaxis de los animales de engorde, en particular en formas de tratamientos de fondo o en complementos alimentarios.



Fitocosmética

Los laboratorios cosméticos utilizan gran variedad de plantas medicinales para la fabricación de extractos, cremas, emulsiones, lociones, geles, aceites, jabones, desodorantes etc, para su uso dermacéutico principalmente.


SECTOR ALIMENTARIO

Condimentación

Entre los años 2000 y 2004, el valor de las importaciones de especias se incrementó una media anual de 1,9%, mientras que el volumen se incrementó un 5,9%. En 2004, el comercio mundial de especias fue de 1.547 millones de T valoradas en 2.970 millones de dólares. Los principales mercados son los EEUU, la UE, Japón, Singapur, Arabia Saudí y Malasia, siendo los países proveedores: China, India, Madagascar, Indonesia, Vietnam, Brasil, España, Guatemala y Sri Lanka (International Trade Centre, 2006).

En el año 2006 en España existían más de 100 empresas envasadoras de plantas condimentarias, 11 de las cuales acapararon el 80% del mercado interior, comercializándose unas 40 especies (MERCASA 2006).

En las Estadísticas de Comercio Exterior del año 2004 se observa un balance positivo en comercio exterior español en pimentón, perejil y otras hierbas frescas, tomillo, adormidera, cilantro, regaliz, laurel, alcaparra, azafrán y otros condimentos (a parte del te y las especias), mientras que el balance es negativo para la salvia, comino, lúpulo, anís, serpol, hinojo, enebro, alcaravea y alholva (Moré et al., 2007).

Productos destinados a la industria

El consumo de plantas aromáticas por el sector de la aromatización de alimentos ha tenido un fuerte crecimiento en los últimos veinte años, en todas sus formas (frescas, secas, congeladas) y derivados (extractos y aromas), aprovechando sus propiedades antioxidantes (Miguel et al., 2003, Miguel et al., 2005, Miguel et al., 2007) y bactericidas (Faleiro et al., 2003, Rota et al., 2004). Destaca su uso en la industria de la chacinería, de bebidas y de aperitivos (Moré et al., 2007).


SECTOR PERFUMERÍA

En 2007, el comercio exterior de aceites esenciales fue del orden de 2,5 millones de dólares, siendo los principales destinatarios EEUU, Francia y Reino Unido, ocupando España la posición 11 de los importadores y siendo los proveedores EEUU, India y Francia, con España en la posición 13 de los exportadores (ITC Trade Map www.trademap.org). España destaca como el principal proveedor de aceite de tomillo, proveniente de la recolección silvestre y con relativa importancia en lavandín “super” (Moré et al., 2007). Según las estadísticas de COMTRADE, España es tercer exportador mundial de aceite esencial de lavanda (espliego) y lavandín, después de Francia i Bulgaria (ITC Trade Map www.trademap.org).



Perfumería industrial

Los fabricantes de ambientadores y detergentes utilizan mayoritariamente esencias sintéticas, aunque debido al creciente interés por productos más naturales y al auge de la aromaterapia, se ha incrementado el uso de aceites esenciales naturales, sobre todo del género Lavandula.



Cosmética

Existe una amplia gama de productos que contienen composiciones aromáticas a base de aceites esenciales puros (geles de baño, jabones, lociones, cremas, etc.), más como política comercial que por sus propiedades.



Perfumería de alta gama

Los perfumes contienen una parte importante de aceites esenciales y otros extractos de origen vegetal, ya que son indispensables para asegurar la calidad del producto final.


Los aceites esenciales extraídos de las PAM también pueden tener aplicaciones en una agricultura sostenible o incluso en agricultura ecológica como biocidas. Se ha estudiado la actividad fungicida o fungiestática de algunos aceites (Fraternale et al., 2003, López-Escudero et al., 2007) y también su uso potencial como bioherbicidas (Dudai et al., 1999).

La calidad de una planta medicinal está definida por su contenido en metabolitos secundarios y su rendimiento en biomasa y está influenciada por muchos factores. La información genética del material vegetal, el estado fenológico de la planta, las condiciones de crecimiento o cultivo (temperatura, pluviometría, fertilización, altitud, radiación, horas de luz y tipo de suelo), las de transformación y manipulación posterior y el almacenamiento, son el conjunto de factores que influirán en la calidad final del material vegetal (Peñuelas y Estiarte, 1995; Poutaraud y Girandin, 2005). La manera en que todos estos factores afectan a la calidad y la cantidad de planta producida depende básicamente de la especie, de la parte de la planta en la cual el principio activo se acumula y de la ruta metabólica y la estructura química del principio activo (Línea 1.13).

De forma generalizada, se cree que en condiciones de estrés las plantas activan su metabolismo secundario, pero atendiendo a la bibliografía publicada sobre este supuesto, esta respuesta no se puede generalizar y varía mucho en función de las diferentes especies, del estado fenológico o del desarrollo de la planta. Cuando los recursos están disponibles, la planta utiliza el carbono principalmente para crecer, cuando un recurso específico como por ejemplo el nitrógeno o el agua limitan el crecimiento más que la fotosíntesis, la planta tiende a dirigir los fotoasimilados hacia la síntesis de metabolitos secundarios (Bryant et al., 1983; Herms y Mattson, 1992).

La disponibilidad de agua y las condiciones de estrés hídrico, son objeto de numerosos estudios con resultados, a menudo opuestos. Para Hypericum brasileiense Choisy (Nacif, I. et al., 2005) el déficit de agua incrementa la concentración de compuestos fenólicos (quercitrina y rutina) y reduce el crecimiento en biomasa; en cambio, según Piccaglia, R. (1998) en Thymus vulgaris estas mismas condiciones de déficit hídrico maximizan la concentración de thymol y carvacrol e incrementan las concentraciones de aceite esencial y la riqueza en thymol en Thymus zygis (Sotomayor, J.A. et al., 2004). Estas mismas condiciones también han generado resultados opuestos, viéndose que Tanacetum parthenium incrementaba la concentración de fenoles cuando se la sometía a riegos frecuentes (Fonseca J.M. et al., 2006) y que Thymus vulgaris incrementaba su crecimiento, contenido en aceite esencial y fenoles, en condiciones de riego y luz suplementaria (Letchamo y Gosselin 1994). Jordán, M.J. et al., (2003) no encuentra ninguna influencia en el riego y el contenido de aceite esencial cuando trabaja con Thymus hyemalis y en la misma línea Hornok, L. (1986), vio que el riego incrementaba el rendimiento en aceite esencial en coriandro y anís y disminuía en eneldo.

En cuanto a la fertilización nitrogenada, también existe la hipótesis basada en el balance de carbono, que predice un incremento en el reparto de este elemento hacia los metabolitos secundarios, cuando la planta crece bajo deficiencias en nitrógeno (De la Fuente et al., 2003), pero en sentido opuesto otros ensayos han demostrado que la fertilización nitrogenada no afecta ni a la cantidad ni a la composición del aceite esencial en diferentes variedades de hinojo (Chatzopoulou, 2006), ni de Salvia officinalis (Piccaglia, 1998). Sin embargo una fertilización rica en potasio afecta a la concentración de β-tujona, α-humulene, β-caryophylene y ρ-cimene en esta misma especie. Al contrario, una fertilización rica en nitrógeno incrementa el contenido de aceite esencial en Nepeta cataria (Manukyan, 2005).

Sobre el estado fenológico y la época de cosecha todos los estudios consultados coinciden en atribuirles muchas de las diferencias en la composición y el contenido total de los aceites esenciales o de otros compuestos. Por ejemplo el máximo contenido en aceite esencial de Thymys vulgaris L. se da después de la floración y este también es el momento de más riqueza en compuestos fenólicos, thymol y carvacrol (Gimpsey, et al., 1994; Macchia, et al., 2002). Salvia officinalis L. y Mentha x piperita L. también tienen mucha variación de composición y contenido de su aceite esencial según el estado fenológico y la época del ciclo vegetativo (Piccaglia, 1998) y así Thymus hyemalis produce mas aceite en invierno que en verano (Jordán, et al., 2003).

Además de todo lo mencionado, la respuesta frente a factores externos de los diferentes componentes tambien varía dependiendo de su estructura química. Los flavonoides y los fenoles, tienen patrones de respuesta diferentes ante las mismas condiciones: mientras el contenido en flavonoides aumenta con la sequía y la alta radiación UV, los fenoles disminuyen (Turtola, et al., 2005).

La densidad de plantación, el origen de las diferentes poblaciones (Piccaglia, 1998) y las diferentes variedades (Chatzopoulou, 2006) también inciden sobre la riqueza en principios activos de una especie.

Conocer como afectan todos estos factores a la calidad de la planta, es imprescindible para poder iniciar un proceso de selección y mejora, con el objetivo de obtener nuevas variedades de las especies con las que se trabaja y también es un prerrequisito básico para ubicar una especie en un lugar determinado, ponerla en cultivo y establecer el manejo agronómico mas adecuado para obtener un producto final comercial y competitivo, con la concentración de principios activos establecida por la farmacopea de cada país.

El cultivo de PAM en España ha adolecido desde sus inicios de la necesaria selección y domesticación de plantas autóctonas, que posibiliten la homogeneidad de las producciones tanto en cantidad como en calidad, motivo por el cual no se han llegado a conseguir plantaciones comerciales o industriales importantes. Para conseguir la viabilidad del sector, se debe proceder a realizar unos trabajos imprescindibles como son: la selección de material vegetal y procesos de domesticación, a la vez que se optimizan las técnicas de cultivo (Línea 1.3).

Actualmente la falta de datos de rendimiento y calidad de las plantas a lo largo de su ciclo productivo (son especies plurianuales con ciclos de 5, 6 o mas años) conjuntamente con el desconocimiento de las prácticas culturales (Línea 3.6) y su incidencia en la calidad, así como la inexistencia de material vegetal seleccionado de partida del que puedan disponer los posibles agricultores, son aspectos que limitan la consolidación de estas especies como alternativa de cultivos no alimentarios (Línea 1.10). Estos mismos déficits de conocimiento limitan también, que se puedan establecer contactos comerciales con industrias demandantes de esta materia prima.

Por último, queremos hacer constar que organizaciones empresariales y asociaciones de desarrollo rural reconocidas internacionalmente, que operan en Castilla La Mancha, tales como Alcarria Flora, FADETA y CEDER Alcarria Conquense, en Castilla y León como SORIA NATURAL, ASAJA y ARMONIA VACCEA y la Cooperativa COCOPE y las de Cataluña:: Associació Catalana de Productors de Plantes Aromàtiques i Medicinals ACPPAM, Agrupación sectorial de dietética y plantas medicinales, Amorós S.A., AFEPADI Asociación Española de Fabricantes de Preparados Alimenticios Especiales, Dietéticos y Plantas Medicinales, Antonio Puig. Perfumes, Provital SA, AEDHER Asociación Española de Profesionales de la Herbodietética y de la Medicina Natural y Gremi d’Herbolaris de Catalunya, se pueden ver beneficiadas con el presente proyecto, en la medida en que contribuya a resolver los problemas de abastecimiento del sector productivo y de distribución.






ESTADO ACTUAL DEL PROBLEMA:

Investigaciones previas y su relación con la bibliografía consultada. Posibles solapamientos y/o coordinación con otros equipos españoles o extranjeros no participantes en el proyecto.


En el año 2.000 y tras una reunión convocada por el INIA en la que participaron numerosos representantes de las industrias del sector y de las CCAA interesados en el desarrollo de las PAM, se decidió la creación de un grupo de trabajo formado por investigadores de distintos Centros de Investigación, que mediante un proyecto iniciasen el estudio de las plantas medicinales y aromáticas, como cultivos para zonas agrícolas donde era necesario diversificar las producciones. Esto dio lugar al proyecto coordinado: INIA SC00-052-C7, “ESTUDIO DE MULTIPLICACIÓN, REQUERIMIENTOS HÍDRICOS Y DE FERTILIZACIÓN DE DIFERENTES ESPECIES AROMÁTICAS Y MEDICINALES DE INTERÉS COMERCIAL ACTUAL”.

Uno de los objetivos planteados fue estudiar la respuesta agronómica de una serie de especies sometidas a diferentes manejos de cultivo. Las especies escogidas fueron diferentes Thymus (T. vulgaris, T. zygis y T. hyemalis), Hypericum perforatum y Echinacea purpurea que en esos momentos tenían una demanda de mercado muy alta. Se trabajó en la incidencia de las dosis de riego, la fertilización nitrogenada, densidad de plantación, influencia de la época de corte y de la ecología en el rendimiento en biomasa y en el contenido y calidad de sus principios activos (aceites esenciales y componentes no volátiles). Puesto que en el mercado nacional no existen variedades comerciales mejoradas, el material vegetal para los ensayos procedía de variedades comerciales extranjeras, cuyo comportamiento se comparó simultáneamente con el de material vegetal autóctono de las especies en estudio, iniciando así una primera fase de selección.

De los resultados obtenidos pudimos deducir que:



  • en cuanto a la aptitud de los tomillos, se vio claramente que Thymus vulgaris de origen francés era apto para producir hoja y Thymus zygis y Thymus hyemalis para producir aceite.

  • Las diferentes especies estudiadas producen mas biomasa con aplicaciones complementarias de riego que sin ellas, y en el caso concreto de Echinacea purpurea, solo puede plantearse su cultivo industrial bajo una dotación de riego superior a 1300 mm anuales repartidos de marzo a octubre. Hypericum perforatum puede dar un buen rendimiento anual con una pluviometría de 800-900 mm anuales, pero solo puede dar dos cortes (primavera, otoño) cuando en verano se aporta agua al cultivo para recuperar mas del 38% de la ETo.

  • El riego no incide en el rendimiento de aceite esencial en los tomillos, pero si que lo hace en su composición, siendo las plantas sometidas a mayor riego las que tienen mayor contenido en thymol y carvacrol. No sucede lo mismo en hipérico, en el que riego no afecta la concentración en hipericina ni en el primero ni en el segundo corte.

  • Con el paso de los años, en los tomillos, las plantas de secano acusaron más el envejecimiento que las de regadío, tanto en la producción de biomasa como en calidad (contenido en thymol y carvacrol). El riego homogeniza la producción por cortes. El secano tiene un corte de primavera muy abundante y un corte de verano y de otoño más pobres.

  • El abonado nitrogenado no afectó a la riqueza en metabolitos secundarios en hipérico, pero si al rendimiento anual del cultivo, siendo la dosis alta de fertilización un 15% mas productiva que la dosis baja.

  • Las densidades de plantación no influyen en el resultado final, ni en biomasa ni en riqueza en aceite esencial en las tres especies de tomillos estudiadas.

  • Los ciclos productivos de las especies estudiadas se pudieron estimar en 3 años para Hypericum perforatum y Echinacea purpurea y mas de 4 para Thymus vulgaris, T. zygis y T. hyemalis, no se adaptaron a las condiciones ambientales de la parcela experimental ubicada en Manresa y solo sobrevivieron 2 años sin embargo en Murcia su adaptación fue excelente.

Simultáneamente se puso a punto la tecnología de “cultivo de tejidos”, estudiando el saneamiento y micropropagación de muchas especies aromáticas y/o medicinales, así como su conservación “in vitro”, para sanear y rejuvenecer el material vegetal y así mejorar las condiciones de reproducción vegetativa posterior en vivero. En el momento actual disponemos de clones seleccionados de Thymus (varias especies).

A pesar de la cantidad de información obtenida, quedaron numerosas dudas por resolver y se vio la necesidad de seguir trabajando en esta dirección para afianzar los conocimientos adquiridos y contrastarlos bajo nuevas situaciones. En el caso del riego, por ejemplo, solo conocemos la respuesta a las dosis ensayadas, pero desconocemos la dosis óptima para conseguir buen rendimiento y calidad.

En cuanto a la duración de los ensayos y para que los resultados fuesen útiles para los productores españoles, es evidente que se deberían adecuar a la de los ciclos productivos de estas especies que son plurianuales. En el caso de las labiadas, este ciclo es de 5 o mas años, y no se pude concluir disponiendo solamente de los resultados obtenidos en los dos primeros años del cultivo. La abundante bibliografía consultada presenta respuestas muy diferentes en función de las especies, de su procedencia y de las condiciones de cultivo, razones que justificaron continuar trabajando en esa dirección.

Tras la evidencia de haber logrado consolidar un importante grupo de trabajo pluridisciplinar y con un objetivo común, también quedó patente la necesidad de iniciar un proceso de selección y mejora en algunas especies con interés comercial, con el objetivo de obtener variedades comerciales propias que nos liberen de la necesidad de comprar semillas en el extranjero de especies que son propias de nuestra flora.



Simultáneamente, en el año 2.000, los grupos del INIA y el CIA de Castilla-La Mancha pusieron en marcha el proyecto coordinado RF00-019-C6: “RECURSOS GENÉTICOS DE PLANTAS AROMÁTICAS Y MEDICINALES DE CASTILLA-LA MANCHA” con el objetivo de recolectar la mayor variabilidad genética posible, conservarla en bancos de germoplasma, evaluar la germinación de las semillas de los géneros Arctostaphylos, Hypericum, Lavandula, Satureja y Thymus, recolectar la mayor variabilidad genética posible, conservarla en bancos de germoplasma, evaluar la germinación de sus semillas y conocer el contenido en principios activos que caracterizan los géneros Hypericum (hipericina) y Thymus (aceite esencial) y la variabilidad de su composición en los distintos hábitats naturales y documentar e informatizar las colecciones conservadas para facilitar su utilización.
Actualmente, este grupo está desarrollando el proyecto INIA RTA2005-00168-C04: “Prospección, recolección y conservación de germoplasma, caracterización química, selección, estudios de propagación y cultivo en ecológico, de poblaciones silvestres de plantas aromáticas y medicinales de la flora española” que se inició a principios del 2006, siendo las especies en estudio: Lavandula latifolia, Rosmarinus officinalis y Salvia lavandulifolia

Durante los meses de enero y febrero de 2006, se procedió a la recopilación de toda la información disponible sobre distribución geográfica y fenología de las tres especies, estableciéndose la estrategia de recolección, con itinerarios que nos permitieran muestrear en toda su área de distribución y entre 206 y 2008 se realizaron los trabajos de recolección de material vegetal de 701 poblaciones, 326 de romero, 143 de salvia y 232 de espliego. Un resumen del material colectado se presenta en la siguiente tabla:




Romero

Salvia

Espliego

Total

Andalucia

42

1

10

53

Aragón

24

-

28

52

Baleares

2

-

-

2

Castilla y León

3

34

17

54

Castilla-La Mancha

106

71

97

274

Cataluña

42

9

32

83

Madrid

17

17

7

41

Murcia

49

11

27

87

Navarra

-

-

3

3

País Vasco

-

-

4

4

Valencia

41

-

7

48

TOTAL

326

143

232

701

Las 701 muestras de material vegetal recolectadas se entregaron al Laboratorio de Plantas Aromáticas y Medicinales del INIA para su análisis, conociéndose actualmente su rendimiento en aceite esencial, la composición química del mismo y la de los extractos metabólicos de los residuos de la destilación (ácidos fenólicos y flavonoides). Todos los datos de pasaporte se han incorporado al inventario de PAM. A la vista de los resultados obtenidos, se puede adelantar que existe una gran variabilidad tanto en la concentración en aceite esencial, como en su composición y lo mismo sucede con los componentes no volátiles.

En la caracterización química de las poblaciones, hemos podido observar una gran variabilidad tanto en el rendimiento en aceite esencial como en su composición. En el caso del Rosmarinus officinalis los rendimientos oscilan entre 0,71% de una población de Cuenca y 3,80% de otra de Toledo, en Salvia lavandulifolia encontramos rendimientos entre 1.32% en Guadalajara y 2,82% en Cuenca, por último los rendimientos en Lavandula latifolia varían entre 1,48% en una de Palencia y 6,19% de Tarragona. En cuanto a la composición en Rosmarinus officinalis, se pueden considerar los siguientes grupos: por su alto y bajo contenido en 1-8 cineol y alcanfor, por estar esos dos componentes en proporción similar y por su alto contenido en verbenota. Considerando la posibilidad de poder definir quimiotipos En la composición del aceite esencial de Lavandula latifolia los tres componentes mayoritarios varían entre 20,28% y 46,63% el 1-8 cineol, 3,74% y 49,37% el linalol y 2,48% y 46,69% el alcanfor. A la vista de esta gran variabilidad y del número de poblaciones tan elevado que tenemos caracterizado de cada especia, consideramos la necesidad de darle continuidad a este trabajo.

En los ensayos agronómicos planteados en el proyecto: A. época de corte en distintas localizaciones, B. dosis de riego, C. densidad de plantación y D. cubiertas vegetales, hasta ahora solo se han obtenido dos cosechas, la del año 2007 y 2008. Los resultados, hasta la fecha, son solo preliminares, pero creemos que ya se puede pronosticar una dificultad de manejo agronómico en las especies estudiadas que empieza por la puesta en cultivo (ya que el porcentaje de marras, en el caso de Lavandula latifolia ha sido muy importante (20%) en los dos primeros años del cultivo), por lo que consideramos de gran interés continua estos trabajos durante los años posteriores sobre todo en Salvia lavandulifolia en la que se dan muchas “muertes súbitas”. En general y aunque de forma preliminar y durante estos dos años del ciclo productivo se ha podido observar lo siguiente



  • Rosmarinus officinalis: tuvo un buen establecimiento de cultivo (< 2 % marras), siendo las parcelas con riego donde más marras se han producido (figura 1). Responde bien a la dosis de riego alta siendo mayor la producción por planta cuando la densidad de plantación es baja (figura 2). Presenta dificultad al rebrote el segundo año de producción (2008) y por tanto se ha visto incrementado el número de marras y la producción ha sido entre el 60 y 70 % menor que el primer año de cultivo.

  • Salvia lavandulifolia: tuvo un buen establecimiento de cultivo, aunque el número de marras en las parcelas de secano (7 %) fue superior que en las de riego (figura 1). En los años siguientes la tendencia es inversa y se observa mayor número de marras en las parcelas de regadío. Responde bien a la dosis de riego alta y a la densidad de plantación baja, aunque el último año (2008) se ha observado que en los tratamientos con riego la producción por planta ha disminuido entre el 20 y el 50 % respecto al segundo año de cultivo. Sin embargo, se mantiene constante en las parcelas de secano (figura 2).

  • Lavandula latifolia: tuvo un establecimiento de cultivo difícil (el primer año 10-12 % marras; el segundo año 10-12 % marras), pero en el tercer año las marras han disminuido hasta el 4 % (figura 1). Responde bien al riego, pero el máximo rendimiento se da en la dosis de riego baja en el segundo año de cultivo (2007), no presentando diferencias entre dosis de riego. En el último año (2008), el mayor rendimiento por planta se da a densidad baja. Y si comparamos la producción de este parámetro, en los dos últimos años de cultivo se ha incrementado entre el 1 y el 20 % en función del tratamiento (figura 2).




Figura XXX.- Evolución del porcentaje de marras para Salvia lavanduliolia, Lavandula latifolia y Rosmarinus officinalis


1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal