Masarykova univerzita



Descargar 0,79 Mb.
Página1/6
Fecha de conversión11.01.2017
Tamaño0,79 Mb.
  1   2   3   4   5   6


MASARYKOVA UNIVERZITA

BRNO
Filosofická fakulta

Ústav románských jazyků a literatur




TERMINOLOGÍA DE LA PINTURA

Bakalářská diplomová práce

Alena Řežábková
Vedoucí práce

Mgr. Ivo Buzek, Ph.D.

Brno

2008


Prohlašuji, že jsem bakalářskou diplomovou práci vypracovala samostatně s využitím uvedených pramenů literatury.

V Brně 30.4. 2008 .......................................

Ráda bych poděkovala panu Mgr. Ivu Buzkovi, Ph.D. za cenné rady, které mi pomohly při psaní této práce, a za velice vstřícný přístup.
ÍNDICE


INTRODUCCIÓN 6

1. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS EL LÉXICO ESPAÑOL 8

2. FORMA Y FORMACIÓN DE PALABRAS 11

2.1. Neología formal 12

2.1.1. Palabras simples 13

2.1.2. Palabras derivadas 13

2.1.3. Palabras compuestas 13

2.1.4. Abreviación 16

2.2. Neología semántica 16

3. ETAPAS Y LA INCORPORACIÓN DEL EXTRANJERISMO 17

3.1. Primera etapa 18

3.2. Segunda etapa 18

3.2.1. Asimilación gráfica 18

3.2.2. Asimilación fónica 19

3.2.3. Asimilación morfológica o gramatical 20

3.2.4. Asimilación semántica 22

4. PRÉSTAMO 22

4.1. Préstamo cultural 23

4.2. Préstamo íntimo 23

4.3. Préstamo dialectal (interno) 24

5. EL PRÉSTAMO Y SU CLASIFICACIÓN LINGÜÍSTICA 25

5.1. Préstamo formal 26

5.2. Préstamo morfológico 26

5.3. Préstamo semántico 26

5.3.1. Análogos (parónimos) 27

5.3.2. Homólogos (calco semántico) 28

5.4. Préstamo léxico 29

6. CALCO 29

En general, el calco se caracteriza como un tipo del préstamo. El calco siempre trata de traducir un nuevo extranjerismo que entra en el español. El calco lo podemos dividir en los siguientes tipos: 30

6.1. El calco léxico o calco estructural 30

6.1.1. Calco literal 30

6.1.2. Calco aproximado 30

6.2. Calco fraseológico, idiomático o locucional 31

6.2.1. Locuciones 32

6.2.2. Enunciados 32

7. ANÁLISIS DEL CORPUS 32

7.1. Préstamos crudos 33

7.2. Etimología de las voces 35

7.3. Análisis temático 40

8. ILUSTRACIÓN GRÁFICA 45

46

47


48

CONCLUSIÓN 49

BIBLIOGRAFÍA 50

INTRODUCCIÓN


La pintura tiene en España una historia muy larga. El mundo entero conoce las famosas pinturas murales de la cueva de Altamira que provienen de la historia más remota, los pintores geniales como a El Greco, Velázquez o Goya hasta los maestros de la pintura de los tiempos recientes como Picasso o Dalí. Por eso nos parece interesante dedicarnos a la pintura de otra manera, por su léxico.

En el presente trabajo vamos a ocuparnos de la terminología de la pintura. En concreto, intentaremos describir el sistema de la formación de las palabras que abarca el mundo de la pintura. Dicho trabajo contendrá un apéndice – un corpus – que abarcará los términos de varias esferas del dicho tema. No nos dedicaremos sólo a una esfera de la pintura. Nos parece más interesante, según el punto de vista etimológico, dedicarnos a varias esferas.

El trabajo mismo estará dividido en dos partes. En la primera parte nos ocuparemos de la teoría y en la segunda del análisis, que reunirá los conocimientos de la primera parte y del corpus.

En cada capítulo tendremos intención de enseñar el fenómeno tratado en las voces que están estrechamente unidas con el tema de nuestra tesina y aparecen en nuestro corpus. Todas las palabras de nuestro corpus estarán explicadas, para separarlas de los otros ejemplos y si no estará citada otra fuente, todas estas explicaciones provienen del Diccionario de la Real Academia Española.

En el primer capítulo nos dedicaremos a los elementos constitutivos del léxico español. Abarcaremos todas las lenguas que han tenido importancia, durante el eterno proceso de la formación de las palabras, pero también los idiomas que no han influido al castellano notablemente, ya que en el tema de la pintura podemos encontrarnos con ellos. A continuación nos dedicaremos a la forma y el proceso de la formación de las palabras. Este proceso lo dividiremos en dos grupos básicos, en la neología formal y la semántica. En el capítulo dedicado a la integración de las palabras a la lengua y en la de los préstamos, trabajaremos con los libros de Juan Gómez Capuz pero siempre conectado con los ejemplos del corpus. A la problemática de los préstamos le dedicaremos mucha atención porque suponemos que la mayoría de las voces de la pintura se hayan incorporado al español en forma de préstamo.

Los datos recogidos los ilustraremos con los diagramas que incluiremos en la segunda parte, junto con el análisis de las expresiones tratadas en el corpus.

El apéndice, el corpus mismo que reuniremos, constará de 200 palabras y estará dividido en cinco partes, según el tema. Por supuesto, ningún corpus puede abarcar todas las expresiones de cualquier tema y somos conscientes de que el material analizado no será completo. Dicho corpus contendrá siempre una expresión acompañada por un contexto de un artículo escogido de Internet, para mejor ilustración del uso de la expresión.

1. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS EL LÉXICO ESPAÑOL


El español es una lengua románica. La mayor parte del léxico español tiene su origen en el latín. Pero no sólo el latín ha formado el léxico español. Vamos a ver, por orden cronológico, cuáles eran las naciones o tribus que han influido en él.

Antes de la llegada de los romanos a la Península Ibérica, ocupaban Hispania varias tribus, tales como los celtas, lusitanos o iberos. De su influencia al léxico español no se sabe mucho, pero hasta hoy se utilizan algunos topónimos, nombres de personas y varios sufijos provenientes de ellos.

En el castellano podemos encontrar unas palabras que surgen del griego: tríptico ‘pintura, grabado o relieve distribuido en tres hojas, unidas de modo que puedan doblarse las de los lados sobre la del centro’, encáustica ‘dicho de una pintura: Hecha al encausto’

Con la llegada de los romanos a la Península Ibérica comienza la completa romanización en todas las esferas de la vida de los habitantes nativos.


Concedemos al latín una importancia primordial, porque así se desprende de los hechos comprobados y comprobables. En el caudal de esta lengua distinguimos tres capas diastráticas o diafásicas: 1.˚ términos de la lengua elevada, pertenecientes al estilo sostenido, 2.˚ términos familiares del habla cotidiana, 3.˚ términos de la lengua vulgar.1
Es interesante que en el español queden unas palabras del origen latino, que en otras lenguas románicas ya no existen. El territorio español, aunque fue el más lejano de todas las provincias bajo el mando del Imperio Romano de la Península Itálica, tiene el léxico más conservado y más parecido al latín.

Las palabras que tienen el origen en el latín, dentro de nuestro corpus, son por ejemplo: carboncillo ‘palillo de brezo, sauce u otra madera ligera, que, carbonizado, sirve para dibujar’ espátula ‘paleta, generalmente pequeña, con bordes afilados y mango largo, que utilizan los farmacéuticos y los pintores para hacer ciertas mezclas, y usada también en otros oficios’ cuadro ‘lienzo, lámina, etc., de pintura’. Existen muchas palabras que no tienen origen en el latín sino que por medio del latín habían sido adoptadas de otras lenguas: del griego: ocre ‘1. mineral terroso, deleznable, de color amarillo, que es un óxido de hierro hidratado, frecuentemente mezclado con arcilla. Sirve como mena de hierro y se emplea en pintura 2. color de cualquiera de estos minerales’; del céltico: camisa, cerveza o «del germánico, que vino al latín en dos oleadas: a través de los contactos entre el imperio romano y los germanos en los siglos I a IV, y como consecuencia de las invasiones germánicas a partir del siglo V»2: blanco adj. del color que tienen la nieve o la leche. Es el color de la luz solar, no descompuesta en los varios colores del espectro’

Desde el año 711 empieza el dominio de los árabes en Hispania. Con los árabes penetra al léxico español un gran número de nuevas palabras, que abarcan: agricultura, cocina, arte militar, minerales, arquitectura o indumentaria. En el campo de la pintura están por ejemplo los términos: almagre ‘óxido rojo de hierro, más o menos arcilloso, abundante en la naturaleza, y que suele emplearse en la pintura’ albayalde ‘carbonato básico del plomo, sólido, de color blanco y se emplea en la pintura’.

Hay varias lenguas románicas, con las cuales sigue o siguió el español en contacto. Son francés, italiano, gallego, catalán, portugués y occitano. Para el tema de nuestra tesina son muy importantes los italianismos. El español asume las palabras italianas desde el siglo XV hasta la contemporaneidad. En las artes, los italianismos son una fuente muy extensa. Abarcan términos de teatro, artes, arquitectura, escultura y música. Aparecen asimismo muchos italianismos en la esfera de pintura: modelo ‘persona u objeto que copia el artista’, caricatura ‘dibujo satírico en que se deforman las facciones y el aspecto de alguien’ o graffiti ‘letrero o dibujo circunstanciales, generalmente agresivos y de protesta, trazados sobre una pared u otra superficie resistente’.

En cuanto al número de los préstamos originarios de una lengua románica, el más importante es el francés. En la Edad Media influye al léxico castellano en las esferas de la vida religiosa, caballeresca, militar o la vida de la corte. De la pintura son por ejemplo: collage ‘técnica pictórica consistente en pegar sobre lienzo o tabla materiales diversos’, grisalla ‘pintura realizada con diferentes tonos de gris, blanco y negro, que imita relieves escultóricos o recrea espacios arquitectónicos’ o marrón ‘dicho de un color: Castaño, o de matices parecidos’.

La llegada de los galicismos al español era más destacada durante los siglos XVIII. y IXX. El léxico francés tiene influencia en español hasta hoy, por ejemplo: ordenador, palabra usada con mucha frecuencia, proviene del francés.

De las partes de España, donde hasta hoy se habla la lengua catalana surgen las cosas típicas para esas provincias. Una palabra, que no es típica para catalán pero entra en el castellano mediante catalán y abarca la esfera de la pintura es por ejemplo pincel ‘instrumento, usado principalmente para pintar, compuesto por un mango largo y delgado de madera o metal que en uno de los extremos tiene sujeto un manojo de pelos o cerdas’. El papel semejante lo desempeña el idioma occitano. Por el catalán y el occitano entraban en el español muchas palabras francesas o de origen latino. Por ejemplo la palabra papel ‘hoja delgada hecha con pasta de fibras vegetales obtenidas de trapos, madera, paja, etc., molidas, blanqueadas y desleídas en agua, que se hace secar y endurecer por procedimientos especiales’ tiene su origen en latín pero en el castellano entra por el catalán.

No se puede decir que la lengua del vecino de España – Portugal – no influyera en el español. No obstante, debido a las relaciones complicadas, no se adquieren tantas palabras como esperaríamos. Del portugués surgen varias palabras del círculo de la navegación.

Las palabras que se integraron al español por vía culta se designan como los cultismos. El castellano toma las palabras del latín que están conservadas en textos latinos y en la liturgia religiosa. Estas palabras entran en español por influjo eclesiástico en la Alta Edad Media: espíritu, oración, siglo; más tarde durante el Renacimiento, traídas por los humanistas: adusto, joven, auspicio y mucho más tarde fueron adoptadas por el castellano por el influjo de las ciencias y de la técnica: diccionario, inyección, elipse. Todas las lenguas siguen recibiendo nuevas palabras, bien entendidas en el mundo entero. Se trata de modernas formaciones grecorromanas como, acuarela ‘pintura sobre papel o cartón con colores diluidos en agua’, autorretrato ‘retrato de una persona hecho por ella misma’. La mayoría de estos términos entra en el español de modo indirecto, por francés, italiano o inglés norteamericano.

El léxico español abarca varias palabras de las lenguas orientales, que a través del portugués entran en las lenguas europeas. En el campo de la pintura las palabras

de origen oriental son por ejemplo manga ‘tebeo japonés man – cómico, chistoso ga – imagen pintada, dibujada o impresa’3, batik ‘técnica de estampado de tejidos al estilo javanés’.

Existen varias lenguas indígenas que han influido al español. El proceso empezó con el descubrimiento de América. Las nuevas palabras entran en el español por la necesidad de nombrar unas cosas desconocidas como por ejemplo maíz, patata, hamaca, tiza ‘arcilla terrosa blanca que se usa para escribir en los encerados y, pulverizada, para limpiar metales’

El inglés tiene mucha influencia en todas las lenguas. La gran llegada de los anglicismos empieza después de la Segunda Guerra Mundial. El español es una lengua muy receptiva a nuevas palabras.
Hay una tendencia a la hispanización de la terminología, aunque las soluciones no siempre son las mismas en Hispanoamérica que en España. Así, driblar o driblear se enfrenta a regatear, córner a saque de esquina, offside a fuera de juego.4
La asimilación se puede ver en calcos semánticos y adaptaciones formales, por ejemplo: zapear, enfatizar, patético. La mayoría de las palabras en el campo de la informática, electrónica, ciencia y finanzas o deporte y moda provienen del inglés. De la pintura es por ejemplo la voz cómic ‘serie o secuencia de viñetas con desarrollo narrativo’ póster ‘cartel que se fija en la pared sin finalidad publicitaria o habiendo perdido ese carácter’.

2. FORMA Y FORMACIÓN DE PALABRAS


La formación de palabras es una rama de la lingüística, que abarca los procesos formales para enriquecer el léxico de una lengua.

Según algunos lingüistas, cada lengua funciona como un organismo vivo. Todos los años nacen nuevas palabras y otras desaparecen. Las palabras desaparecidas siempre dejan de existir junto con la realidad que designan. Por ejemplo: marvedí – ‘moneda vieja’, tílburi – ‘coche de dos plazas’. El proceso de desaparición del significante de una palabra es poco frecuente. Por la evolución de nuestra sociedad y de nuevas tecnologías hay que denominar más y más cosas. A veces, una palabra puede perder su significado original (por no ser ya utilizado) y recibe el significado nuevo para designar una cosa nueva. Es el caso de la palabra azafata. En el pasado, la palabra azafata significaba ´criada de la reina’ pero en nuestros tiempos, todo el mundo conoce la palabra azafata como ‘mujer encargada de atender a los pasajeros a bordo de un avión, de un tren, de un autocar, etc.’


Los continuos cambios e innovaciones que ocurren en el léxico español, obligan a los lexicólogos a no sólo registrar y valorar los neologismos que van surgiendo diariamente sino a revisar también los mecanismos según los que se generan las nuevas unidades igual que su rentabilidad actual.5
El proceso de la formación de las palabras, según la división básica, lo podemos dividir en dos grupos. El primer grupo se designa como neología formal. La neología formal crea las palabras que aún no están presentes en la lengua, mientras que formación semántica se otorgan nuevos significados para los significantes ya existentes.
2.1. Neología formal
Para comprender mejor cómo se forman las palabras, hace falta saber de qué elementos están construidas.

E. Spitzová distingue tres tipos de morfemas en una palabra:



1. la raíz, que tiene solamente el significado léxico y no la función sintáctica,

2. los afijos, que se añaden a la raíz creando así las palabras derivadas,

3. las desinencias que tienen sólo el significado gramatical.
2.1.1. Palabras simples
Este tipo de palabras está constituido solamente por la raíz o base y a veces pueden estar acompañadas por desinencias: gris ‘se dice del color que normalmente resulta de mezclar el blanco y el negro’ bloc ‘conjunto de hojas de papel superpuestas y con frecuencia sujetas convenientemente de modo que no se puedan desprender con facilidad’
2.1.2. Palabras derivadas
Las palabras derivadas son las que constan de raíz, y uno o más afijos.

Las palabras derivadas podemos dividirlas en: a) primarias – se forman de una palabra simple: carnación ‘color de carne’, pincelada ‘trazo o golpe que el pintor da con el pincel’, aguazo ‘pintura hecha con colores disueltos en agua que se aplica sobre papel o tela’

b) secundarias – se forman de una palabra derivada: caballeresco (de caballero, derivado de caballo)
Las palabras derivadas pueden ser formadas mediante los afijos derivativos.

El origen de los afijos derivativos puede ser:



latino: con-torno ‘conjunto de las líneas que limitan una figura o composición’

árabe: al-marge, al-bayalde

griego: mono-tipo , poli-cromo ‘de varios colores’

italiano: mini-atura ‘pintura primorosa o de tamaño pequeño, hecha al temple sobre vitela o marfil, o al óleo sobre chapas metálicas o cartulinas’
2.1.3. Palabras compuestas
Las palabras compuestas están constituidas de dos raíces: claroscuro-claro+oscuro ‘diseño o dibujo que no tiene más que un color sobre el campo en que se pinta, sea en lienzo o en papel’

«La lingüística española moderna tiende a incluir entre los compuestos la unión de dos palabras autosemánticas que conservan su independencia formal, pero forman una unidad semántica: cine ficción, máquina herramienta, puente grúa6

La palabra originaria pero también la palabra que fue compuesta puede pertenecer a: sustantivos, adjetivos, verbos, adverbios y pronombres. Los dos componentes pueden pertenecer a la misma categoría gramatical: dos sustantivos: aguatinta ‘dibujo o pintura que se realiza con tinta de un solo color;’ dos adjetivos: claroscuro ‘distribución muy acusada de la luz y de las sombras en un cuadro,’ sordomudo. En el caso de que dos componentes pertenezcan a varias categorías léxicas, el compuesto suele recibir la categoría gramatical del segundo componente: ojinegro, medianoche, salvaguardar. No obstante, pueden aparecer palabras compuestas que reciben la categoría del primer componente: quienquiera, aguardiente o que no tienen la categoría de ninguno de los componentes: graniforme. El grupo que abarca muchas palabras es la combinación de adjetivo con sustantivo: bajorrelieve

Entre otras combinaciones aparecen: sustantivo con adjetivo: veladura ‘tinta transparente que se da para suavizar el tono de lo pintado’

pronombre y verbo: dondequiera

verbo y sustantivo: abrelatas, pintarrajo ‘pintura mal trazada y de colores impropios’

adverbio y adjetivo: malsano

numeral y sustantivo: unicornio, díptico ‘cuadro o bajo relieve formado con dos tableros que se cierran por un costado, como las tapas’.

Algunos autores incluyen en las palabras derivadas formaciones gráficamente unidas. Las subclasifican en: sinapsia, disyunción, contraposición, yuxtaposición.
Sinapsia

Las sinapsias se utilizan con mucha frecuencia en los lenguajes especiales pero penetran también en el habla común. Algunas sinapsias pueden estar clasificadas como unidades frasemas. Ambas unidades son léxicas y denominativas y pueden pertenecer a la misma categoría: pintura al temple ‘la hecha con colores preparados con líquidos glutinosos y calientes, como el agua de cola’, pintura al óleo ‘la hecha con colores desleídos en aceite secante’



Disyunciones

Disyunciones son el tipo aún más productivo. Se forman por combinación de sustantivo + adjetivo, sustantivo + sustantivo. Existen formaciones que crean léxico de botánica y zoología. De nuestro corpus podemos señalar como disyunciones: pintura acrílica, cuadro casual, retrato ecuestre,



Contraposición

Entre las formaciones que surgen por contraposición podemos clasificar las adjetivas que se escriben con o sin guión: Las formaciones sustantivales son de diferente tipo.



  • Las de subordinación calificativa: televisión basura, tema estrella

  • Las de subordinación especificativa: coche salón, hora cero

  • Relación de coordinación: perro guía, escuela taller

Yuxtaposición

Las yuxtaposiciones difieren de las categorías precedentes por la vinculación de los componentes. Se forman mediante varias clases gramaticales:


sustantivo + adjetivo: veladura

adjetivo + sustantivo: bajorrelieve

sustantivo + sustantivo: iconografía, aguatinta

adjetivo + adjetivo: claroscuro

verbo + sustantivo: montacaballo saltacaballo

verbo + verbo: bullebulle, duermevela

adverbio + verbo: menospreciar, malversar

Un tipo especial de palabras compuestas son también los ya mencionados cultismos. Están unidos de una parte prefija y otra sufija: ideografía ‘representación de ideas, palabras, morfemas o frases por medio de ideogramas’, aerógrafo ‘pistola de aire comprimido, cargada con pintura, que se usa en trabajos de fotografía, dibujo y artes decorativas’, autorretrato ‘retrato de una persona hecho por ella misma’

En la lengua española podemos encontrar palabras compuestas de dos componentes. Éstas se clasifican como hipercompuestas y contienen tres raíces: trampantojo ‘trampa o ilusión con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es’

Existen palabras que se originaron por combinación de composición y derivación. Este proceso se designa como parasíntesis: picapedrero, rioplatense.


2.1.4. Abreviación
Un modo especial de formación de las palabras es la abreviación.

De apócope podemos hablar si se pierden las sílabas finales de una palabra. Se utiliza con mucha frecuencia en la jerga estudiantil o profesional: profe(sor), tele(visión), metro (politano).

La aféresis es el contrario a la apócope, se pierden las sílabas iniciales: (auto)bús, (mu)chacha, (Mar)tina.

Acronomia es una abreviatura formada por las primeras sílabas o por una combinación de sílabas y letras principales. Las nuevas voces reciben los significados de las palabras constituyentes: sitcom – Situacion + comedy,

morfosintaxis – morfología + sintaxis
Siglación
La siglas que constan de letras o sílabas iniciales designan nombres propios de partidos, sociedades, organizaciones; estas denominaciones van constituidas de sintagmas bastante largos. Se pronuncian como una sola palabra adaptada al fonetismo español.7
Si una sigla no se puede pronunciar como una palabra se lee deletreando, como un grupo de letras: PP (Partido Popular), ADP (Asociación de Diseñadores Profesionales)

2.2. Neología semántica


Para nuestra tesina, el tipo de neologismo semántico más importante es el préstamo.

En estos tiempos de globalización, los préstamos aparecen en todas las lenguas. El español, en cuanto a su importancia demográfica, en el pasado tenía un papel muy importante en distribución de los préstamos. La lengua más avanzada en la influencia de nuevas palabras es el inglés. En el mundo entero, el idioma con el cual se habla más, es el chino. El español ocupa el segundo lugar en cuanto a número de hablantes nativos. Queda claro que existen muchas influencias internas dentro del español europeo e hispanoamericano.

El español recibe tantas palabras que a veces no es fácil distinguir si ya se trata de un préstamo o todavía de un extranjerismo. Para estos casos, el lingüista francés Deroy8 utilizó el término xenismo (del griego). Hoy, algunos lingüistas interpretan el xenismo como un extranjerismo o préstamo no adaptado. Otros autores lo interpretan como un término que designa una cosa no adaptada a la sociedad. En español el xenismo se entiende como un préstamo no asimilado, pero puede ocurrir cierta confusión porque español utiliza para los préstamos no asimilados la designación extranjerismo.

En cada lengua existe cierta forma de nacionalismo. Se trata de un esfuerzo de usar los equivalentes nativos y evitar el empleo de un extranjerismo innecesario. Este esfuerzo se realiza con el uso de recursos neológicos internos (composición, cambio semántico, derivación). En español este fenómeno no es tan avanzado como en otras lenguas pero sí, existe cierto esfuerzo.


3. ETAPAS Y LA INCORPORACIÓN DEL EXTRANJERISMO


En estos tiempos, con tanto desenvolvimiento técnico no es posible, que en castellano, no entren nuevas palabras.

Vamos a ver cuáles son las etapas del proceso, cuando una nueva palabra entra en el español.


3.1. Primera etapa
En la primera etapa una nueva palabra entra en otro idioma. Esto ocurre en las lenguas culturales, con las palabras en el nivel del lenguaje técnico. Las palabras se designan como préstamos culturales.9 Esta primera etapa suele ser bastante crítica y el préstamo puede ser rechazado.

En la etapa inicial la palabra recién llegada a la lengua la usa sólo la gente que se interesa por el campo de dónde procede (arte, deportes, música, etc.). Durante mucho tiempo la palabra no es conocida por la gente que no se interesa por dichos temas. Así pues hace falta divulgar y explicar la palabra por los sectores socio-profesionales. Los procesos no son muy económicos pero al principio hace falta usarlos por peligro de que el hablante medio no entienda y que los sustituya por equivalentes nativos. Se recurre a la utilización de sinónimos, explicaciones o paráfrasis. Por ejemplo: Es un concierto unplugged, es decir, sin instrumentos eléctricos.


3.2. Segunda etapa
En la segunda etapa del proceso la palabra ya tiene más esperanza para incorporarse a la lengua española que en la primera. Ya podemos hablar de cierto uso de la voz y ya no existe el peligro de que la palabra sea expulsada por el equivalente nativo. Al final de esta etapa, en algunos casos, podemos hablar de la transformación completa y ya no se habla del extranjerismo sino del préstamo. En este proceso bastante largo se acomodan las pautas fónicas, gráficas, morfológicas y semánticas, de la lengua receptora. Pero lo más importante es que después de este proceso las palabras están usadas, estabilizadas y difundidas.
3.2.1. Asimilación gráfica
Al entrar el extranjerismo en español, siempre hace falta asimilarlo según las reglas de dicha lengua.

  1. Colocar tilde a donde pertenece. Recurso frecuente en los galicismos agudos acabados en vocal como bigarré > abigarrado ‘de varios colores, mal combinados’

  2. Facilitar grupos de consonantes internos: beefsteak > bistec

  3. Simplificar consonantes dobles: modello modelo

  4. Cambiar de letras simples (y vocálica, k, w) y dígrafos que no existen en español (sh, ck en inglés; gh, gl, gn en italiano): ticket > tique, cognac > coñac

  5. Adjunción de la vocal e a principio de voz, a los italianismos e anglicismos que empiezan con s-líquida: slogan > eslogan, sfumato > esfumato ‘técnica que consiste en suavizar o difuminar los contornos de las figuras que se pintan mediante sombras y colores’10

  6. El español sólo admite algunas consonantes a final de palabra (-s, -z,-n, -d, -l,). La última consonante de las palabras que entran en español suele ser diferente. La lengua nos ofrece dos soluciones:

  • En la América Latina es habitual adición o paragoge vocálica de una vocal final de apoyo –e/-o (lunch > lonche). Esta resolución del problema fue adoptada por la RAE pero en España casi no se usa: block > bloque

  • La eliminación: corset > corsé, ticket > tique

Estos recursos fueron utilizados en los años sesenta y setenta. Hoy, con tanta influencia de nuevas palabras, no pueden ser suficientes. Por ejemplo en plural pueden aparecer coñaques o fanes.

3.2.2. Asimilación fónica


La asimilación fónica no atrae tanta atención como la gráfica. Sin embargo existen unas reglas para aceptar nueva palabra en el nivel fónico.

  1. Varias lenguas tienen mucha diferencia entre pronunciación y escritura. Los extranjerismos que entran en el español por vía escrita reciben la pronunciación española con la grafía extranjera. A este grupo pertenecen los anglicismos y galicismos más antiguos. Por ejemplo: jersey [xerséi]

  2. Muchas palabras entran en lengua oralmente. En las lenguas que sufren gran desfase entre escritura y pronunciación puede ser esta introducción imperfecta. El sistema fónico de cada lengua es diferente y por eso hay que aplicar unas reglas básicas de correspondencia entre grafía y sonido:

  • La –e final en español no se pronuncia: el galicismo assemblage, grattage. La j y la g+e/i prepalatal fricativa sonora del francés se sustituye por el sonido [s]: beige [beis] ‘Dicho de un color’. Esta interpretación es muy fiel. Durante los últimos años la g+e/i y la j prepalatal africada sonora del inglés ha sido objeto de una imitación más fiel mediante el fonema castellano /y/ en los anglicismos jockey [yókei].

  • La pronunciación de las lenguas románicas es siempre muy españolizada y suena un poco ridícula: el italianismo maglia se pronuncia siempre [maglia] en lugar de [malla].

  • Nuevas consonantes simples finales: [b] pub, [p] videoclip, [f] sheriff, [k] cómic ‘Serie o secuencia de viñetas con desarrollo narrativo’, batik

  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal