Mara nacional de apelaciones en lo contencioso administrativo federal



Descargar 23,85 Kb.
Fecha de conversión26.05.2017
Tamaño23,85 Kb.
CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES

EN LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO FEDERAL

SALA V
BIM BAM BUM S.A.

APELACIÓN

FECHA: 20/02/11
IMPUESTO A LAS GANANCIAS. DIFERENCIA ENTRE EXENCIÓN Y SUBVENCIÓN ESTATAL.
VISTOS Y CONSIDERANDO:
I.- Que a fojas 899 la Corte Suprema de Justicia de la Nación decidió, remitiéndose a los fundamentos vertidos en el dictamen de la Procuración General de la Nación (fs. 898), declarar formalmente procedente el recurso extraordinario, dejar sin efecto la sentencia dictada por la Sala II a fojas 855/857 y enviar las actuaciones a esta Cámara para que se procediera a dictar un nuevo pronunciamiento.
II.- Que a los fines de una mayor claridad expositiva, conviene reseñar los antecedentes de la cuestión planteada.
En primer lugar, el Tribunal Fiscal de la Nación decidió, en lo que aquí interesa, confirmar la resolución de fecha 28 de junio de 1996 de la Dirección General Impositiva, por cuyo conducto se determinó de oficio la obligación de BIM BAM BUM Producciones S.A. frente al impuesto a las ganancias por los períodos 1990, 1991 y 1992, con más actualización e intereses resarcitorios. Por otra parte, dispuso declarar la nulidad de las determinaciones de tributos practicadas respecto de los señores José Ricardo Holassian, Liberto Rabovich y Juan A. Felis Kaulen como responsables solidarios (fs. 743/746).
Interpuesto el recurso previsto en el artículo 86 inciso b) de la Ley Nº 11.683 contra dicho decisorio, la Sala II de esta Cámara hizo lugar a la apelación del Fisco Nacional, y extendió la deuda hacia los nombrados, en su carácter de responsables solidarios con la empresa contribuyente, invocando lo dispuesto por los artículos 8º inciso a) y 68 de la Ley Nº 11.683 (t.o. 1998) y el precedente del Alto Tribunal en la causa “Brutti” (Fallos 327:679) (v. sentencia de fs. 855/857).
Los responsables solidarios dedujeron el recurso extraordinario federal contra la mencionada sentencia, cuyo acogimiento favorable por parte del Alto Tribunal hace necesario un nuevo pronunciamiento en cuanto a la cuestión debatida. Cabe señalar que en dicho decisorio (y con remisión a los fundamentos de la Procuración General de la Nación) se estimó que la Sala II había omitido considerar un argumento propuesto por los recurrentes, como lo era que la sociedad en que se desempeñaron como directivos se dedicaba a la producción de obras de teatro nacionales y que, por ende, se encontraba exenta de gravamen en virtud de lo establecido por los Decretos Nros. 1251/58 y 6066/58. Se hizo notar también que, si bien el Tribunal Fiscal de la Nación había resuelto este argumento en sentido contrario a sus pretensiones, ello no les causaba agravio, en la medida en que el tribunal administrativo decidió declarar la nulidad de las resoluciones determinativas de oficio que les afectaban al extenderles la responsabilidad, en base a otros fundamentos. Además, se advirtió que los responsables había mantenido el planteo relativo al alcance del beneficio fiscal al contestar la expresión de agravios del Fisco Nacional.

III.- Que en atención a lo resuelto por el Alto Tribunal, corresponde examinar en esta oportunidad el argumento de que se trata, relacionado con el alcance de la exención invocada por los recurrentes. Ello, toda vez que, de existir la mentada exención, no habría deuda del contribuyente, de modo que no podría extenderse la responsabilidad solidaria a los directivos de la empresa.
Al respecto, cabe señalar que esta Sala tuvo oportunidad de expedirse en torno a una problemática similar en los autos "Werthein, Julio (TF 16814-I) c/ DGI", sentencia del 15/12/2009, luego de que en tales autos recayera una decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (sentencia del 4/08/2009). En esa ocasión esta Sala resolvió la cuestión de fondo en sentido concordante con el expuesto por la Procuración General de la Nación en su dictamen de fecha 13/08/2007 recaído en esa misma causa.
III.1.- Por ello, corresponde exponer los argumentos en base a los cuales se resolvió acerca de la interpretación de la exención citada.
En primer lugar, debe recordarse que el artículo 9º del Decreto-ley Nº 1251/58 (texto según su similar Nº 6066/8, ratificados por la Ley Nº 14.467) exime de todo impuesto nacional y municipal en la jurisdicción de la Capital Federal a los espectáculos teatrales definidos en el artículo 11, cuando se trate de obras en idioma nacional de autores argentinos o extranjeros con no menos de cinco años de residencia en el país. En el caso de autos no ha sido materia de debate que la actividad de la contribuyente encuadra dentro del supuesto de hecho contemplado en esta norma.
En cambio, el Fisco Nacional ha cuestionado la vigencia de dicha exención, en tanto estaba suspendida por la Ley Nº 23.697 (originalmente por 180 días), suspensión que fue mantenida por los Decretos Nros. 435/90, 612/90, 1930/90 y 1923/91. Cabe consignar que el Tribunal Fiscal se expidió en sentido coincidente con el postulado por el Fisco, observando que el Decreto Nº 824/89, al reglamentar la ley precitada, incluyó a las exenciones dentro de los beneficios que ella suspendía. Por otra parte, estimó que no le correspondía expedirse acerca del planteo de inconstitucionalidad de este decreto, por estar ello vedado por el artículo 185 de la Ley Nº 11.683.
III.2.- Ahora bien, la Procuración General de la Nación, en su dictamen recaído en la causa "Werthein" se refirió a los alcances del artículo 2º de la Ley Nº 23.696, que disponía la suspensión de "subsidios, subvenciones y todo otro compromiso del mismo carácter". Al respecto, diferenció una exención tributaria de una subvención o subsidio, que está dada por el hecho de que estas últimas importan una erogación, un pago por parte del Estado hacia un particular u otro ente privado, en virtud de una norma que así lo establece. Conforme a la interpretación del Ministerio Público, al dictarse la ley aludida, el Congreso tuvo presente el deslinde entre estos institutos, puesto que, cuando fue necesario referirse a las exenciones (por ejemplo, en el artículo 5º de la ley) lo hizo en forma inequívoca. Por tal razón, estimó que la exención prevista en el artículo 9º del Decreto-ley Nº 1251/58 (según la modificación de su similar Nº 6066/58), que la contribuyente invocaba en sustento de su postura, no había sido suspendida por la Ley Nº 23.696.
Cabe añadir a los fundamentos vertidos por el Ministerio Público, que la doctrina también ha distinguido entre ambos institutos. En efecto, aunque ha admitido una naturaleza en parte coincidente entre las exenciones y las subvenciones, al menos desde el punto de vista económico, señala también que, desde el punto de vista jurídico "el único punto de contacto entre ambos institutos es que los dos permiten al Estado desplegar una política incentivadora". No obstante ello, "este elemento finalista no permite reconducir subvenciones y exención a un concepto unitario de beneficios fiscales". En cuanto a la subvención, se ha dicho que es "una atribución patrimonial a fondo perdido. Se produce en ella un efectivo desplazamiento patrimonial que no existe en el caso de las exenciones. Esta es la distinción esencial entre ambas figuras" (Herrera Molina, Pedro Manuel, La exención tributaria, Madrid, Colex, 1990, pág. 52; lo destacado es del original).
En lo que respecta al Decreto Nº 824/89, que en cambio sí se refiere a la suspensión alegada por el Fisco en forma inequívoca, el dictamen reseñado consideró que modificaba la norma legal precitada, lo cual está en contradicción con los artículos 4º, 17 y concordantes de la Constitución Nacional, invocando la constante y unívoca jurisprudencia respecto del principio de reserva de ley o de legalidad en materia tributaria (Fallos 316:2329; 318:1154; 319:3400; 321:366; 326:4251, entre otros). Por tales razones se postuló que el citado decreto era inconstitucional, criterio que esta Sala ha compartido en el precedente "Werthein" antes mencionado.
III.3.- Por consiguiente, la actividad desempeñada por BIM BAM BUM Producciones S.A. estaba amparada por la exención prevista en el Decreto-ley Nº 1251/58 y su modificatorio. Por lo tanto, la deuda tributaria pretendida por el Fisco no podía ser reclamada a dicha contribuyente, ni podría postularse una responsabilidad solidaria en cabeza de sus directivos, al faltar un presupuesto, como lo es la deuda del principal obligado. En tal entendimiento, resulta innecesario expedirse acerca de los demás agravios expuestos por la citada empresa contra el pronunciamiento de 743/746, así como respecto del recurso deducido por el Fisco contra dicho decisorio.
III.4.- Por las razones expuestas, corresponde rechazar el recurso fundado por el Fisco Nacional a fojas 758/763 contra la sentencia de fojas 743/746, en tanto declaró la nulidad de las determinaciones de oficio practicadas respecto de los Sres. José Ricardo Holassian, Liberto Rabovich y Juan A. Felis Kaulen como responsables solidarios, decisión que en este punto se confirma aunque por las razones expuestas en este decisorio.
IV.- Que en cuanto a la determinación de oficio efectuada respecto de BIM BAM BUM Producciones S.A., confirmada por el tribunal a quo en su pronunciamiento de fojas 743/746, conviene formular algunas precisiones, dado que se impone abordar en esta oportunidad la apelación interpuesta por dicha contribuyente a fojas 791/800 contra el pronunciamiento del tribunal a quo de fojas 789, que aprobó la liquidación de fojas 768/772.
Al respecto, es oportuno recordar que la sociedad y los directivos respecto de los cuales se determinó la obligación tributaria (como responsables por deuda ajena) conforman lo que Palacio denomina "litisconsorcio necesario impropio o cuasi necesario". Observa este autor que esta figura procesal se verifica "cuando, existiendo varias personas eventualmente legitimadas para interponer una determinada pretensión, o para oponerse a ella, la sentencia es susceptible de afectarlas a todas por igual, aun en el supuesto de que no hayan participado o no hayan sido citadas al correspondiente proceso. No se exige, por lo tanto, como ocurre en el litisconsorcio necesario, que todas esas personas demanden o sean demandadas en forma conjunta" (Palacio, Lino Enrique, Derecho Procesal Civil, Tomo III, Buenos Aires, Abeledo-Perrot, 2004, págs. 217/218). Un ejemplo que da el autor es el de la pretensión tendiente al cumplimiento de una obligación solidaria (Palacio, op. cit., pág. 219), lo cual se adecua a la situación de los recurrentes de autos (esto es, tanto la empresa como sus directivos), de conformidad con los artículos 6º y 8º inciso a) de la Ley Nº 11.683. Ahora bien, resultando inexigible la obligación del deudor principal -en virtud de la exención vigente-, tampoco puede serlo la obligación de los demás recurrentes, en su carácter de directivos de la empresa.
Por consiguiente, atento a la conclusión expuesta en el considerando precedente respecto de la vigencia de la exención invocada, resulta claro que dicha defensa es común a todos los litisconsortes. Por lo tanto, el recurso contra la sentencia de fojas 743/746 deducido por los directivos de la empresa beneficia a también a esta última, en tanto que litisconsorte (Palacio, op. cit., Tomo III, págs. 216/217). En consecuencia, la mencionada sentencia, en lo relativo a la determinación del tributo respecto de la empresa, debe ser dejada sin efecto, así como también la aprobación de la liquidación efectuada a fojas 789.
En tal entendimiento, deviene abstracto examinar el recurso deducido por BIM BAM BUM Producciones S.A. contra lo decidido a fojas 789 por el tribunal a quo, toda vez que tal decisión (sobre la liquidación del tributo que corresponde abonar) presupone la existencia de una deuda exigible en cabeza de dicha recurrente.
Por las razones expuestas,
SE RESUELVE:
1) Desestimar el recurso interpuesto por el Fisco Nacional a fojas 758/763 y confirmar la sentencia del Tribunal Fiscal de fojas 743/746, excepto en lo relativo a la determinación del tributo respecto de BIM BAM BUM Producciones S.A., que se deja sin efecto, juntamente con lo resuelto a fojas 789.
2) Declarar abstracto el tratamiento del recurso deducido por esta última contra la resolución de fojas 789.
3) Imponer las costas de ambas instancias al Fisco Nacional en su calidad de vencido (art. 68 primer párrafo del CPCCN).
Regístrese, notifíquese y devuélvase.

GUILLERMO F. TREACY PABLO GALLEGOS FEDRIANI JORGE FEDERICO ALEMANY


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal