Mapas geográficos para personas ciegas y deficientes visuales



Descargar 224,72 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión15.02.2017
Tamaño224,72 Kb.
1   2

Un grupo de trabajo interdisciplinar


Para realizar una investigación teórica y un posterior trabajo práctico de tal envergadura, hemos contado con un grupo interdisciplinar de profesionales especializados en diferentes materias:


  1. Personas con amplios conocimientos geográficos.

  2. Personas con experiencia táctil en la exploración de mapas geográficos para personas con discapacidad visual.

  3. Expertos en signografía braille.

  4. Especialistas en relieve de centros educativos y profesores de niños y/o adultos ciegos.

  5. Técnicos de producción de materiales en relieve.

  6. Expertos en baja visión, tales como técnicos de rehabilitación visual.

  7. Personas ciegas y deficientes visuales con quienes poder contrastar los distintos prototipos y muestras de mapas.

El desarrollo de la investigación


El mencionado grupo de trabajo debió, en primer lugar, establecer unos criterios técnicos de carácter general que fueran aplicables a la elaboración de todo tipo de mapas geográficos en relieve. Estos fueron los siguientes:


  • Establecimiento de la tecnología de producción a utilizar.

  • Elección del material más idóneo para la producción de mapas.

  • Localización de mapas fuente adecuados.

  • Elección del área a representar en cada mapa en relieve.

  • Sistema de proyección y la escala.

  • Decisión sobre el braille y sus parámetros.

  • Tipos de relieve a utilizar.

  • Empleo de colores adecuados.

  • Características de los macrocaracteres (letras de mayor tamaño).

  • Criterios para la elaboración de Guías de claves.

Posteriormente, dichos criterios técnicos fueron sometidos a prueba, para lo cual se diseñó un prototipo de mapa político continental de Europa y un cuestionario de valoración, que se pasó a 200 usuarios con discapacidad visual. Esta muestra se realizó tanto con personas con ceguera total como con resto visual funcional, y de distintas edades —niños en edad escolar, jóvenes, adultos y personas mayores. Las pruebas se realizaron con usuarios de Madrid, Barcelona, Sevilla y Pontevedra. Los resultados obtenidos sirvieron para incluir en el mapa final algunas de las correcciones indicadas por los usuarios durante la evaluación.


Con el fin de proporcionar una explicación más detallada de los criterios técnicos generales, enumerados más arriba, a continuación, se analizarán uno a uno.

Elección de la tecnología de producción a utilizar


En el caso concreto de la CBE, la maquinaria y el software que se ha utilizado, tanto para las matrices originales como para las copias, ha consistido en:


  • programas de captura de imágenes, de diseño gráfico, y de 3D para la fresadora de control numérico,

  • plotter para impresión de la serigrafía en caracteres visuales sobre láminas de PVC flexible de 200 micras, y

  • máquina fresadora de control numérico para la preparación del master original que contiene el relieve y el braille, realizado sobre placa de resina, y, por último,

  • termoform para la impresión por calor de copias sobre láminas de PVC, previamente serigrafiadas.

Todo el proceso productivo se llevó a cabo con la tecnología del Servicio Bibliográfico de la ONCE.


Elección del material más idóneo


Como acabamos de ver, cuando nos referimos al material que debe utilizarse para la elaboración de mapas geográficos, debe diferenciarse claramente el usado para la producción de matrices de aquel otro que se empleará para realizar las copias individuales de cada mapa. En el caso específico de nuestra colección de mapas continentales, el material elegido para las matrices fue el de placas planas producidas a base de resinas termoendurecibles, reforzadas homogéneamente con fibra de celulosa y fabricadas a temperatura y presión alta, mediante el uso de una fresadora de control numérico que utiliza un programa de 3D, mientras que las copias se termoconformaron en láminas de PVC flexible que previamente habían sido serigrafiadas.
No obstante, la tecnología de producción que se elija en cada caso, determinará qué tipo de materiales deberán utilizarse tanto para las matrices originales como para las copias de los mapas.
Como criterio general, el material que debería usarse para producir las matrices debe ser suficientemente rígido y estable para soportar cambios bruscos de temperatura sin quebrarse ni astillarse, y para que pueda ser sometido a procesos de manipulación y mecanizado (procesos de fresado y de calentamiento por multitermoconformado). Entre estos materiales cabe mencionar, entre otros, las resinas, el PVC rígido, el metal y el metacrilato.
En cuanto a las características que debe reunir el material más idóneo para la confección de las copias de cada mapa, podemos enumerar las siguientes:


  1. Resistencia.

  2. Flexibilidad.

  3. Durabilidad.

  4. Ser agradable al tacto.

  5. Aceptar bien la serigrafía.

  6. Ser permeable al termoconformado.

Localización del mapa fuente


Para realizar mapas en relieve, accesibles a personas con discapacidad visual, es necesario buscar un mapa fuente adecuado, disponible en archivo electrónico o físico, que pueda procesarse informáticamente con programas de diseño gráfico. Este mapa debe ser claro y actualizado en cuanto a su información, y preciso en todos sus contornos. Estos mapas pueden localizarse en libros de texto, atlas geográficos, e incluso en soporte digital, normalmente realizados por instituciones cartográficas, en cuyo caso, suelen estar a la venta.

Elección del área a representar


Como es lógico, la decisión final sobre el área a representar en el mapa en relieve determinará sus dimensiones y su escala aproximada, en caso de que la tuviera. Las áreas de representación geográfica de mayor a menor son: mapamundi, mapas continentales, mapas de zonas geográficas, mapas de países y de regiones.
Hasta la fecha, solo se han realizado mapas de los niveles de representación más extensos, esto es, mapamundi y mapas continentales. Las dimensiones elegidas para los mapas fueron de 60x37 cm para el mapamundi, y de 60x45 cm para los mapas políticos continentales, tanto en formato horizontal como vertical.
Para producir mapas que representen áreas geográficas menores, como es el caso de los mapas de zonas geográficas de países o de regiones, deberá estudiarse qué dimensiones son las más adecuadas para que dichos mapas puedan ser útiles a los usuarios con discapacidad visual.

Proyección y escala


Los conceptos de proyección y escala deben relativizarse cuando se diseñan mapas geográficos para personas ciegas y deficientes visuales. Para los mapas de esta colección se ha utilizado una proyección cónica que ha debido modificarse como consecuencia de las exiguas dimensiones de algunos de los elementos que deben representarse, y que, dadas sus muy reducidas dimensiones, para poder ser percibidos táctilmente deben ser agrandados. Este es el caso de algunas islas correspondientes a archipiélagos-países de Oceanía, o de las Pequeñas Antillas en el mapa de América. Además, algunos accidentes geográficos, como estrechos, lagos, etc., deben aumentar artificialmente su tamaño a fin de poder ser percibidos con mayor claridad. Además, en mapas políticos continentales la inclusión de claves o abreviaturas en braille dentro de países cuya extensión es muy reducida requiere, a menudo, del retoque de fronteras del mismo, ampliándolas artificialmente.

El braille: parámetros y abreviaturas


Los parámetros utilizados para las celdas braille son los aprobados por la Comisión Braille Española como parámetros estandarizados para la rotulación de bienes y servicios. Son los siguientes:
Parámetros braille


Distancia horizontal entre centros de puntos contiguos de la misma celda braille

2,5 a 2,6 mm

Distancia vertical entre los centros de puntos contiguos de la misma celda braille.

2,5 a 2,6 mm

Distancia entre los centros de puntos idénticos de celdas braille contiguas

6,0 a 6,1 mm

Distancia entre los centros de puntos idénticos de líneas braille contiguas.

10,0 a 10,8 mm

Diámetro de la base del punto braille

1,2 a 1,5 mm

Altura del punto braille

0,5 mm

Todos los elementos significativos representados en un mapa deben ir escritos en braille, ya sea de forma literal o —como sucede en la mayoría de los casos por el condicionamiento que supone la escasez de espacio en los mapas— mediante el uso de claves o abreviaturas. En la elección de estas claves o abreviaturas es recomendable utilizar aquellas que puedan ser fácilmente asociadas a los nombres completos de los elementos representados. Así, por ejemplo, la abreviatura ESP es fácilmente asociable al país España, como BRA lo es a Brasil.


Esta forma de notación braille se ha utilizado preferentemente en mapas políticos continentales, y también es recomendable usarla en mapas políticos de áreas geográficas concretas o en mapas específicos de países.
Por otra parte, los mapas físicos necesariamente deben representar los accidentes geográficos: tierras bajas, ríos, cordilleras, etc. Este hecho disminuye el espacio plano útil para la colocación del braille, por lo que puede condicionar el número de caracteres braille que deban emplearse para codificar los diferentes elementos representados.
Una propuesta razonable a este respecto —que actualmente está siendo objeto de debate en el Grupo de Trabajo de Materiales en Relieve— consiste en la utilización de números braille sin su prefijo. Esta forma de representación nos daría 99 posibles claves de dos caracteres. Este número de claves sería suficiente para representar en braille todos los elementos significativos de dichos mapas. Además, también se podría utilizar una sola clave para representar varios elementos que se encuentren espacialmente próximos unos de otros. Un ejemplo claro al respecto en el mapa físico de Europa sería utilizar una sola clave para representar el estrecho de los Dardanelos, el mar de Mármara y el estrecho del Bósforo. En estos casos las claves braille harían referencia no a un único elemento sino a un área geográfica determinada.

Diseño del relieve


Como indicábamos más arriba, los mapas táctiles destinados a personas con discapacidad visual se estructuran en diferentes niveles de altura o cotas: mares, países, ríos, fronteras, cordilleras, capitales de estado, ciudades de más de un millón de habitantes, etc. Esta necesidad determina la utilización de diferentes formas de relieve, como son: líneas punteadas, líneas continuas, puntos de forma redondeada o cuadrada, texturas granuladas o estriadas, o masas con distinta gradación de altura.
A continuación se describen algunas formas de representación en relieve empleadas en los mapas, con referencia a los elementos representados.


Relieve

Elemento representado

Textura de líneas horizontales

Mares, océanos y lagos

Extensiones lisas

Países representados (continentales o insulares)

Líneas punteadas

Fronteras

Textura granulada

Continentes limítrofes

Puntos semiesféricos

Capitales de estado

Puntos cuadrados

Ciudades de más de un millón de habitantes

Líneas continuas

Grandes ríos y afluentes

Masa de relieve creciente

Cordilleras y montañas


El color


Con el fin de que los mapas táctiles puedan ser utilizados en entornos normalizados —esto es, conjuntamente por personas con y sin discapacidad visual, ya sea en entornos educativos o lúdicos— es preciso utilizar diferentes colores para representar áreas, países o zonas geográficas diferentes. Los criterios para la selección de colores empleados en los mapas de la CBE han sido asesorados por los técnicos en baja visión. Los aspectos fundamentales que se han tenido en cuenta han sido la utilización de un número reducido de colores (hasta un máximo de ocho), que estos fueran claramente diferenciables visualmente por personas con baja visión, y que entre sí tuvieran un alto contraste. Para los mapas políticos continentales se escogieron los siguientes:
Lista de colores para mapas políticos continentales


Colores

Elemento representado

Azul claro

Mares, océanos y lagos

Gris claro

Continentes limítrofes al representado que no son objeto del mapa

Amarillo

Países

Rojo

Países

Azul

Países

Verde

Países

Blanco

Países y plataformas de hielo del continente antártico

Negro

Países

Actualmente se están analizando los colores que serán utilizados en los mapas físicos continentales. No obstante, con toda probabilidad, además del color azul claro para mares, océanos y lagos, se empleará el color verde para representar las zonas de menor altura —como depresiones, cuencas fluviales o llanuras de poca altura—, el color azul oscuro para representar grandes ríos y afluentes importantes, y diferentes tonalidades de marrones, además del color negro para las cordilleras y cimas de mayor altura.


Los macrocaracteres


Teniendo en cuenta que la población de personas con discapacidad visual, que tiene un resto visual aprovechable supone cada vez un porcentaje mayor sobre la representada por las personas ciegas, la CBE consideró necesario que toda la rotulación de los mapas en caracteres visuales estuviera escrita usando fuentes de mayor tamaño que las habituales. En consecuencia, se han empleado tres tamaños distintos de fuentes: desde 24 hasta 36 puntos, dependiendo del espacio físico disponible y de los elementos geográficos a representar. Además se recomienda el uso de fuentes de palo seco (sin serifa), como, por ejemplo, Arial o Verdana.

Tamaños de fuente usados en los mapas


Tamaños de fuente

Elementos representados

24 puntos

Abreviaturas de nombre de países, bahías, cabos

30 puntos

Mares y océanos

36 puntos

Nombre del mapa


Guías de claves


Habida cuenta que la escritura en braille ocupa un espacio sensiblemente superior a la escritura en caracteres visuales, en los mapas tanto políticos como físicos se deben emplear frecuentemente claves o abreviaturas para representar nombres de países, ciudades, mares, ríos, o sistemas montañosos. Tal circunstancia, hace imprescindible que cada mapa vaya acompañado de una guía de claves, ordenadas por orden alfabético.


Figura 4. Mapa y guía de Europa


Además, esta guía deberá contemplar explicaciones sucintas sobre todos los elementos representados en cada mapa.


Siempre que ha sido posible, las abreviaturas utilizadas corresponden a las primeras letras de los nombres completos de los elementos representados o a sus acrónimos. Se han utilizado un máximo de tres caracteres braille, dependiendo del espacio disponible en el mapa. A continuación, se ponen algunos ejemplos:



Clave

Elemento representado

ARG

Argentina

RD

República Dominicana

CH

Cabo de Hornos

S

São Paulo

Además, se ha incluido, junto a cada una de las abreviaturas de país, un pequeño rectángulo con el color con que se representa en el mapa, de tal forma que sirva de orientación a alumnos con resto visual. Las guías de claves de los mapas políticos continentales también incluyen algunos datos complementarios, como la situación de cada país, su capital, las ciudades de más de un millón de habitantes, así como otros territorios (insulares o no) situados en otros continentes.


Asimismo, el Grupo de Materiales en Relieve de la CBE aconseja que los profesores que impartan conocimientos de Geografía en los distintos cursos de la Educación Secundaria, elaboren, para los diferentes niveles educativos, guías didácticas continentales que complementen el contenido presentado en los mapas y sus guías de claves.

Evaluación de los mapas

Metodología


Para llevar a cabo la evaluación del primer prototipo de mapa político de Europa accesible para personas con discapacidad visual, se elaboraron dos ejemplares de diferente tamaño: 29,7x42 cm (mapa A) y 45x60 cm (mapa B) respectivamente, que fueron presentados a 139 usuarios por evaluadores (profesores de los Centros de Recursos Educativos y técnicos del Grupo de Materiales en Relieve). De estos usuarios, 81 eran escolares de educación secundaria, pertenecientes a los CRE de Madrid, Barcelona y Pontevedra, y 58 eran adultos, de Madrid, Tarragona y Pontevedra.
El cuestionario de valoración constaba de cuatro partes:


  1. preguntas para determinar el perfil de usuario (edad, estudios, profesión, grado de visión, y grado de experiencia en la percepción táctil de relieves;




  1. pruebas prácticas de localización de elementos en el mapa, en las que se cronometraba el tiempo que se tardaba en realizarlas. Por ejemplo, enumerar los países limítrofes de Hungría;




  1. valoración de los usuarios sobre la representación de los elementos en el mapa: fronteras, mares y océanos, islas, capitales, etc., y




  1. preguntas para que el usuario definiera sus preferencias con relación tanto a la accesibilidad como al formato de los mapas objeto de valoración.

Además, los encuestadores cumplimentaron para cada cuestionario un apartado de observaciones realizadas por ellos mismos y por los usuarios.


Tras concluirse las pruebas, y una vez tabuladas las respuestas, los resultados más significativos apuntaron que, mayoritariamente, un 82% de los usuarios consultados prefirieron el mapa B (formato grande) desde el punto de vista de la accesibilidad a los elementos representados, mientras que solo un 10,3% se decantó por al mapa A (formato pequeño). Un 7% no tenía preferencia clara y, solo un 0,7 no expresó preferencia alguna.
En cuanto a la manejabilidad de los mapas, los usuarios consultados prefirieron también el mapa B, con un 57,8%. El mapa A fue elegido por un 18,7%, mientras que a un 19,5% les pareció que ambos formatos eran igualmente manejables. Por último, un 2% no expresó ninguna predilección.
Los resultados obtenidos en los cuestionarios, unidos a sus observaciones y las de los evaluadores, fueron utilizados para la producción definitiva del mapa político de Europa y, de acuerdo con idénticos criterios de representación, para el resto de los mapas que componen la colección de mapas políticos continentales en relieve y color.

Difusión


El proyecto piloto de mapa político de Europa fue presentado en la “Conferencia Internacional de Cartografía: iniciativas cartográficas para un mundo en trasformación”, que, bajo la organización de ICA (International Cartographic Association) tuvo lugar en La Coruña entre el 9 y el 16 julio de 2005. En dicha conferencia, los autores de Este artículo presentaron el panel titulado “Europe political map for blind and visually impaired persons”, en el que explicaron el proceso de producción de un mapa, ilustrado con fotografías de una plancha fresada (con la representación braille y en relieve) y una lámina serigrafiada con la información visual del mapa. Además, se mostraron, por un lado, la plancha fabricada en corian con el relieve fresado y, por otro, la lámina serigrafiada en cartón, cubierta con una lámina en plástico trasparente, que incluía el relieve. Por último, se presentó la ponencia titulada Tactile maps with large print and colours for people with vision imparment.

Próximo proyecto


Esta previsto que durante 2010 se pueda disponer del primer prototipo de mapa físico, sobre el que se estudiarán los elementos más significativos a representar. Una vez elaborado el consiguiente prototipo, se procederá a realizar una evaluación con usuarios, cuyo resultado se tendrá en cuenta para la producción definitiva de la matriz original, las copias termoconformadas y la guía de claves correspondiente. Es preciso indicar que los criterios que se establezcan para la realización de este mapa se harán extensivos al resto de la colección de mapas físicos continentales.

Fernando García Soria (fgs@once.es), Técnico Superior de Servicios Bibliográficos. Pedro Ruiz Prieto (prp@once.es), Técnico de Servicios Bibliográficos.


Departamento de Recursos Culturales de la Dirección de Cultura y Deporte. Dirección General de la ONCE. Calle del Prado, 24. 28014 Madrid.


Integración. Revista sobre discapacidad visual – Edición digital – N.º 57 – mayo/agosto 2010 – ISSN 1887-3383

http://www.once.es/new/servicios-especializados-en-discapacidad-visual/publicaciones-sobre-discapacidad-visual/revista-integracion
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal