Manuel Hernández. El Consejo Académico de la Universidad de Antioquia



Descargar 23,43 Kb.
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño23,43 Kb.
RESOLUCIÓN ACADÉMICA 1838

18 de mayo de 2006

Por la cual se recomienda, al Consejo Superior Universitario, el otorgamiento del título Honoris Causa de Maestro en Artes plásticas, al pintor Manuel Hernández.
El Consejo Académico de la Universidad de Antioquia, en uso de sus facultades legales y estatutarias, en especial de las conferidas en el Acuerdo Académico 270 de 2005 que reglamenta la concesión del título Honoris Causa, y


CONSIDERANDO





  1. Que el Consejo de la Facultad de Artes solicitó, al Consejo Académico, que recomendara, al Consejo Superior Universitario, la concesión del título Honoris Causa de Maestro en Artes Plásticas al pintor Manuel Hernández, como reconocimiento y exaltación a su vida, a su obra, a sus aportes relevantes enmarcados en el contexto del desarrollo del arte de las últimas décadas. El maestro Hernández es reconocido como el pintor moderno colombiano por excelencia y el artista más sugerente de todo el arte colombiano.




  1. Que, por motivos históricos, el arte colombiano mantuvo durante gran parte del siglo XX unos vínculos muy estrechos con tendencias figurativas, al principio de corte academicista y más adelante con salidas de carácter expresionista. Sólo a finales de la década de los cuarenta y en los años siguientes aparece una generación de artistas que, en parte por sus propuestas de orden abstracto, rompe con la historia tradicional y vincula el arte colombiano con las discusiones estéticas que entonces se desarrollan en el nivel mundial. Desde el punto de vista generacional, Manuel Hernández se ubica, justamente, dentro del grupo de esos pioneros, junto a figuras como: Alejandro Obregón (1920 – 1992), Edgar Negret (1920), Enrique Grau (1920 – 2004), Eduardo Ramírez Villamizar (1923 – 2004), Omar Rayo (1928) y Fernando Botero (1932), entre otros.




  1. Que, en la historia del arte, es de gran importancia en este caso hacer referencia a lo que críticos e historiadores reconocidos han conceptuado acerca de Manuel Hernández. Ello equivale a los conceptos y a la valoración que la comunidad académica más especializada ha construido alrededor de la obra del artista. Dentro de una amplísima serie de opiniones, se transcriben las que se consideran más significativas.




  1. Hernández abstrae, seleccionando con igual participación de inteligencia y sentimiento, los elementos esenciales de la naturaleza; reconstruye bellamente lo que ve; tiene fuerza, gracia y buen gusto. A través de estas tres cualidades, la alusión a la realidad se convierte fácilmente en obra de arte. Un color mágico o inventado, como quiera llamársele para expresar que no sale de la realidad sino del artista, ilumina los cuadros”. (Marta Traba, 1956)

  2. Se trata de la búsqueda plástica quizá más intensa a nivel de la investigación de lo abstracto y sus posibilidades. […] es admirable también la honestidad con que Hernández se ha enfrentado siempre al trabajo artístico”. (Mario Rivero, 1976)

  3. En el caso de Manuel Hernández la codificación de formas visuales que se hacen constantes, se transforman y permutan de una obra a otra, indican el camino de una espiritualidad muy recóndita, que ahonda en las relaciones de signo y espacio y en las tensiones emergentes en las cuales se plasma una comprensión nostálgica pero agónica –como debía ser– del mundo contemporáneo con la que nos sentimos inmediatamente solidarios”. (Juan Calzadilla, 1977)

  4. La obra de Manuel Hernández certifica la moralidad desde el punto de vista individual; es una obra que ante todo proyecta particularidad. Y Hernández logra exactamente lo que se propone sin necesidad de contraprestaciones extrapictóricas, y sin acudir a justificaciones y teorías cuya comprobación dependa de palabras. Su pintura ha sido el testimonio más constante en nuestro medio de que el arte es un continuo desarrollo, que se nutre de sí mismo y no de metáforas o arengas literarias. La dignidad de su trabajo carece de retórica, y en tal sentido, muy poco en la pintura colombiana se compara con su logro”. (Eduardo Serrano, 1977)

  5. Manuel Hernández es uno de nuestros artistas más serios, pensantes y sensibles”. (Francisco Gil Tovar, 1981)

  6. Su obra es sin lugar a dudas una de las más significativas del arte contemporáneo del país y de América Latina. Su extrema sensibilidad, su impecable manejo del color y su obsesivo y elemental lenguaje pictórico, lo convierten en un artista insular en nuestro medio”. (Tulio Rabinovich, 1983)

  7. Hernández es un hombre tan definitivo en la historia del arte colombiano que nuestro arte abstracto sería otro sin él” (Fausto Panesso, 1999)

  8. Hernández insiste en un estilo, en unos cuantos elementos, pero siempre se renueva […]. Su trabajo obedece a un imperativo categórico: cambiar, constantemente variar, pero sin ser infiel a un modo, a un tono y a un carácter”. (Germán Pubiano, 2000)


Podrían agregarse muchísimas otras referencias porque Manuel Hernández es el pintor moderno colombiano por excelencia y uno de los artistas más sugerentes de todo el arte colombiano, lo que lo convierte en punto de referencia de muchos jóvenes creadores, críticos e historiadores. Después de todos los puntos de vista anotados, debe agregarse que no se conoce ningún juicio de valor de un crítico o historiador reconocido que descalifique o conceptúe negativamente sobre la obra de Manuel Hernández.


  1. Que, luego de la evaluación correspondiente, la Corporación acordó, por unanimidad, acoger la recomendación del Consejo de la Facultad de Artes,




RESUELVE



Artículo Único: Recomendar, al Consejo Superior Universitario, el otorgamiento del título Honoris Causa de Maestro en Artes Plásticas, al pintor Manuel Hernández.

Martiniano Jaime Contreras Ana Lucía Herrera Gómez

Presidente Secretaria


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal