Mantener al anciano en su entorno el mayor tiempo posible apoyando a toda la red informal, principalmente al cuidador principal



Descargar 341,89 Kb.
Página6/6
Fecha de conversión01.03.2017
Tamaño341,89 Kb.
1   2   3   4   5   6


Actividades de Atención Domiciliaria:

  1. Captación:

    1. Avisos domiciliarios.

    2. Revisión de historias.

    3. En consultas con otros profesionales.

    4. Informes de alta hospitalaria.

    5. Unidades de día, clubs, comedores sociales.

    6. Información de la comunidad.

  2. Intervención:

    1. Prevención de enfermedades y promoción de salud:

      1. Valoración integral.

      2. Enseñanza de autocuidado.

      3. Vacunación.

    2. Recuperación de la salud:

      1. Diagnóstico y plan de cuidados del equipo.

      2. Enseñanza de autocuidados.

      3. Apoyo de los cuidadores.

    3. Prevención y tratamiento de incapacidades y minusvalías.

    4. Participación comunitaria:

      1. Coordinación con sistemas sociales...

    5. Investigación y formación del personal:

      1. Formación pre y postgrado.

      2. Características de la población anciana.

      3. Estudios de la zona.

Criterios de inclusión en Atención Domiciliaria:

        • Grado de dependencia: escala de valoración junto con la historia de Enfermería.

        • Apoyo familiar.

        • Objetivos del equipo.

        • Disponibilidad de recursos socio-sanitarios.


TEMA 4: PREVENCIÓN Y CUIDADOS DEL ANCIANO Y SU ENTORNO EN LAS PRINCIPALES ALTERACIONES QUE AFECTAN A LAS SIGUIENTES NECESIDADES

  1. OXIGENACIÓN: NEUMOPATÍA CRÓNICA OBSTRUCTIVA. CARDIOPATÍAS. HIPERTENSIÓN ARTERIAL. ACCIDENTE VASCULO – CEREBRAL.

El paso del tiempo hace que algunos órganos sufran cambios:



  • Corazón: < peso, volumen y tejido elástico; atrofia de fibras; rigidez valvular; > grasa subepidérmica.

  • Aorta: > perímetro, espesor, volumen, peso y longitud; rigidez fibras elásticas.

  • Arterias: alargamiento, dilatación, tortuosidad y rigidez.

  • Venas: > tejido conjuntivo (esclerosis); < fibras elásticas y musculares; dilatación.

  • Cambios funcionales: alargamiento duración sístole y diástole; > gasto energía; < fuerza contracción; modificación TA.

  • Pulmón:

    • Modificaciones morfológicas:

      • < volumen, peso y consistencia.

      • Dilatación cavidades alveolares.

      • Adelgazamiento tabiques interalveolares.

      • < número y grosor capilares.

      • Engrosamiento y endurecimiento arterias pulmonares.

      • Adelgazamiento pared y dilatación bronquios.

      • < elasticidad caja torácica.

    • Modificaciones funcionales:

      • > FR y volumen residual.

      • < capacidad vital y pulmonar total.

      • < ventilación.

      • < volumen espiratorio.

      • < difusión alveolo – capilar.


Cuidados de Enfermería:

  • Cuando el anciano llega al servicio:

  • Higiene bucal.

  • Ingesta de líquidos (2-3 l/día).

  • Hábito tabaco.

  • Fisioterapia respiratoria.

  • Prescripción de posturas o posiciones (según la ubicación de las secreciones).

  • Información sobre las medidas a seguir en su domicilio.

  • En su domicilio:

  • Añadir agua destilada en la oxigenoterapia.

  • Evitar la fatiga prematura (fotocopia).


Prevención de los trastornos respiratorios:

  • Enseñar técnicas correctas:

    • Respiración profunda.

    • Expectoración. Asegurarse de que sabe realizar una respiración abdominal profunda, mejor sentado y recién levantado de la cama.

    • Espirometría.

    • Administración de O2. Recomendaciones en el domicilio:

      • No acercar a fuente de calor.

      • No afeitarse con maquinilla eléctrica.

      • No quitar gafas nasales para comer (excepto cuando esté indicado).

      • Controlar el % de O2.

      • No aumentar los l/min en caso de disnea --> carbónico.

    • Cambios posturales.

    • Caminar.

    • Posturas correctas.

    • Comidas no copiosas.

    • Líquidos abundantes. Excepto en la IC.

    • Revisiones periódicas.

    • Vacunaciones.

  • Enseñar al anciano con padecimiento respiratorio:

    • Evitar actividades que produzcan disnea:

      • Aprender a descansar y trabajar a un ritmo lento.

      • Respirar lentamente durante los periodos de actividad física.

      • Evitar problemas emocionales.

    • Evitar la exposición a irritantes respiratorios:

      • Abstenerse de fumar.

      • Evitar el frío excesivo.

      • Evitar cambios bruscos de temperatura.

    • Prevenir infecciones respiratorias:

      • Observar el esputo y acudir al médico en caso de cambios en la cantidad y las características.

    • Conservación del estado general:

      • Dieta equilibrada.

      • Descanso antes, durante y después de las comidas.

      • Evitar líquidos excesivamente fríos o calientes.

      • Evitar alimentos flatulentos.


Principales enfermedades:

        • Insuficiencia respiratoria.

        • Enfisema pulmonar.

        • EPOC.

        • Neumonía y bronconeumonía.

        • TBC.

HIPOTENSIÓN ORTOSTÁTICA.

Descenso de TA de 20 mmHg o más al cambio de postura.

Etiología:


  • Cambios bruscos de posición afectan al reflejo barorreceptor.

  • Trastornos del SN.

  • Problemas circulatorios.

  • Medicación.

  • Hipovolemia.

  • Insuficiencia suprarrenal.

Valoración:

  • Cambios de posición: visión borrosa y vértigo.

  • Síncope con o sin caída.

  • Cambios después de comidas copiosas, toma de diuréticos, baño caliente o calor ambiental.

  • Diuresis, ingesta de líquidos.

Intervenciones:

  • Evitar baños calientes y luz solar directa.

  • Tomar comidas pequeñas y frecuentes.

  • Mover los pies / hora o mecerse.

  • Levantarse paulatinamente.

  • Aumentar la duración del paseo regularmente.

  • Maniobra de Vasalva.

  • Ingesta de líquidos.

  • No inclinarse ni levantar objetos pesados.

  • Movilización adecuada del anciano.

  • Registro.

AVC.


La precocidad de la actuación determina el pronóstico (recuperación total – secuelas – muerte (30%)).

Factores de riesgo:

  • Tabaco.

  • HTA.

  • Sedentarismo.

  • Diabetes.

  • Hipercolesterolemia.

  • Alcohol.

  • Anticoagulantes.

  • Antecedentes de enfermedades cardiovasculares previos.

Cuidados:

  • Nutrición adecuada.

  • Higiene bucal.

  • Vigilancia de incontinencias.

  • Fomento del autocuidado y participación familiar.

  • Atención a cambios emocionales.

  • Rehabilitación: fisioterapia, terapia ocupacional, logoterapia, apoyo psicológico.

  • Vigilancia de signos y síntomas: cefalea intensa, somnolencia, confusión, vértigo...

Protocolo de actuación:

  1. Valoración de la situación del anciano:

    • Posición de seguridad vigilancia de ventilación.

    • Constantes.

    • Escala de Glasgow (valoración neurológica).

    • Presencia trombosis pulmonar.

    • Cambios posturales.

    • Cuidados oftalmológicos.

    • Vigilancia y control balance líquidos.

    • Reflejo deglutorio.

    • Nutrición adecuada.

    • Evitar inmovilidad y sedentarismo.

    • Rehabilitación.

IAM.


Características:

  • Bastante frecuente.

  • Sintomatología inadvertida:

    • Características del dolor:

      • Leve.

      • Localizado: región dorsal, epigastrio, apéndice, colecístico.

  • Analítica:

    • No aumento de velocidad de sedimentación.

    • No transaminasas.

    • No leucocitosis.


Complicaciones:

  • Shock.

  • Descompensación.

  • Muerte.

  • Derivadas de la inmovilización y el reposo absoluto:

    • Úlceras por presión.

    • Trombos...

NEUMONÍA NOSOCOMIAL.



Se trata de una amenaza hospitalaria que, una atención cuidadosa de Enfermería, puede prevenir.

Factores que favorecen su aparición:

  • Aumento del empleo de antibióticos de amplio espectro.

  • Aumento del empleo de los equipos de terapia respiratoria.

  • Cirugía.

  • Intubaciones endotraqueales.

  • Anestesia: deprime los reflejos tusígeno y deglutorio.

  • Sondaje nasogástrico.

  • Dolor postoperatorio: disminuye la expansión torácica.

  • Malnutrición.

  • Inmunodepresión.


Etiología:

  • Comunidad:

    • Neumococos 50 – 60%.

    • Estafilococos. 20 – 30%.

    • Bacilos gram -.

    • Otros 10%.

  • Hospital o unidad de larga estancia:

    • Bacilos gram – 40-60%.

    • Anaerobios 35%.

    • Neumococos 20%.


Cuidados de Enfermería:

  • Vigilancia de la hidratación del paciente (2500ml / día).

  • Vigilancia de los signos de infección.

  • Control de catéteres, sondas y drenajes.

  • Medidas de control de la infección (lavado de manos).


Profilaxis:

  • Búsqueda de signos de malnutrición.

  • Fisioterapia respiratoria postoperatoria.

  • Evitación de la autocontaminación.

  • Lavado de manos.

  • Evitar lesiones en las mucosas.

  • Esterilidad en los equipos respiratorios.

  • Medidas para evitar aspiraciones.

  • Comodidad en el postoperatorio.

  • Profilaxis activa:

    • Vacuna antigripal.

    • Vacuna antineumocócica.


Recogida de muestra de esputo expectorado:

  • Conocimiento de la anatomía de las vías respiratorias.

  • Tras despertar por la mañana.

  • Enjuague de la boca, sin lavársela.

  • Coger aire.

  • Toser lo más fuerte posible.

  • Muestra libre de contaminantes.

  • Rotulado del frasco.

  • Muestras inmediatamente a laboratorio.


CUIDADOS DE UN PACIENTE CON SNG:

  • Comprobar la cantidad existente.

  • Introducir la cantidad de nuevo.

  • Restar dicha cantidad a la alimentación pautada.

  • Registro.

En caso de mala praxis, el contenido gástrico pasa a las vías aéreas por vasos comunicantes, produciendo una infección (neumonía). A esto se le une además, el sedentarismo y la incapacidad para toser y expectorar de los ancianos.


  1. ELIMINACIÓN: INCONTINENCIA. ESTREÑIMIENTO.

Llenado de vejiga --> 50 – 500 ml/h durante el día (mitad durante la noche).

  • Conciencia de existencia de orina en la vejiga: 300 ml.

  • Molestias en vejiga: 500 ml.


Características urinarias del anciano:

  • No existe vaciado completo (orina residual: 50 – 100 ml).

  • No percibe la presencia de orina en vejiga.

  • Aparición de molestias sin previo aviso.

  • Pérdida de capacidad para inhibir la necesidad de micción.

  • Posible existencia de un corto periodo de tiempo entre la aparición de molestias y la necesidad obligatoria.

  • Incontinencia urinaria.

  • Poliuria.

  • Polaquiuria.

  • Disminución fuerza sistema urinario.

  • Retardo inicio micción.

  • Aumento contracciones vesicales involuntarias.

  • Reducción capacidad vesical.


Alteraciones urinarias:

  • > frecuencia (c/1 – 2 horas).

  • Urgencia.

  • Incontinencia.

INCONTINENCIA URINARIA.

La incontinencia urinaria es la fuga involuntaria de orina y, aunque aumenta con la edad, no es parte del proceso normal de envejecimiento.

Los componentes implicados en la micción normal son:


  • Vías urinarias inferiores.

  • Médula espinal.

  • Encéfalo: mediador de la micción.

  • Sistemas nerviosos autónomo y somático:

    • Simpático: controla la relajación vesical y la contracción uretral.

    • Parasimpático: estimula la contracción vesical.


Tipos de incontinencia urinaria:

      1. Aguda (transitoria): la continencia se restablece cuando se resuelven la enfermedad aguda, la inmovilidad y la dependencia resultante.

También pueden deberse al consumo de determinados fármacos:

  • Antidepresivos.

  • Antipsicóticos.

  • Analgésicos narcóticos.

  • Agonistas adrenérgicos alfa y beta.

  • Bloqueantes canales del calcio.

      1. Persistente (establecida):

        • DE ESFUERZO: la fuga involuntaria de orina se produce con actividades físicas tales como toser, estornudar, reír, levantar pesos o hacer ejercicio.

Predomina en las mujeres, donde se asocia con daños de la musculatura pelviana durante el embarazo, con los partos vaginales o con traumatismos operatorios.

En varones aparecen rara vez, excepto en lesiones uretrales (prostatectomía).



        • POR INESTABILIDAD DEL DETRUSOR: la fuga involuntaria de orina se produce porque la vejiga carece de la inhibición del SNC y se contrae espontáneamente.

        • POR REBOSAMIENTO: la fuga involuntaria de orina se produce cuando la vejiga se vacía de forma incompleta y se produce retención urinaria, provocando una presión vesical que supera a la presión uretral.

        • FUNCIONAL: la fuga involuntaria de orina se produce por factores físicos, mentales, psicológicos y ambientales.

          • Discapacidades físicas.

          • Discapacidades cognoscitivas.

          • Depresión aguda y carencia de motivación.

          • Barreras ambientales.


Proceso de Enfermería:

VALORACIÓN.

Objetivo: descubrir los mecanismos alterados que producen la incontinencia urinaria.

La valoración comprende:



  • Historia clínica:

    • Problemas médicos y tratamientos actuales.

    • Antecedentes.

    • Número de embarazos.

  • Exploración física:

    • Inspección general de la marcha y equilibrio.

    • Valoración neurológica de MMII.

    • Exploración abdominal.

    • Exploración rectal.

    • Exploración cardiopulmonar y medición de TA.

    • Exmane de la pelvis.

  • Valoración psicosocial: consecuencias que la incontinencia tiene en la vida del paciente:

    • Restringe sus actividades.

    • Afecta a su autoestima, comportamiento o actividad sexual.

    • Afecta a las relaciones familiares.

  • Valoración funcional: capacidad de funcionamiento.

  • Valoración ambiental: barreras:

    • Altura del retrete.

    • Distancia al baño.

  • Evaluación urodinámica: un volumen residual > ó = 100ml indica retención urinaria.

    • Valoración incontinencia de esfuerzo: prueba del pañal.

    • Valoración incontinencia por inestabilidad del detrusor: paciente oiga correr el agua y que se lave las manos.

  • Diario de los hábitos vesicales y episodios de incontinencia: determina:

    • Frecuencia de la micción.

    • Frecuencia de los episodios de incontinencia.

DIAGNÓSTICO.

      • Incontinencia de esfuerzo.

      • Incontinencia por inestabilidad del detrusor.

      • Incontinencia por rebosamiento.

      • Incontinencia funcional.

PLANIFICACIÓN.

  • Incontinencia de esfuerzo:

El objetivo a largo plazo será que el paciente reduzca o elimine los accidentes debidos a esfuerzos.

  • Incontinencia por inestabilidad del detrusor:

El objetivo a largo plazo será que el paciente reduzca o elimine los accidentes de este tipo.

  • Incontinencia por rebosamiento:

El objetivo a largo plazo será que el paciente reduzca la incontinencia producida por la retención urinaria y la fuga por rebosamiento.

  • Incontinencia funcional:

El objetivo a largo plazo será que los cuidadores ayuden al paciente mediante estrategias conductuales específicas para reducir o eliminar los accidentes urinarios.

EJECUCIÓN.

Se centra en terapias conductuales, que dependen de:



  • Tipo de incontinencia.

  • Estado cognoscitivo y físico del paciente.

  • Entorno del paciente.

Estas terapias incluyen:

  • Micción programada (entrenamiento vesical y entrenamiento del hábito).

  • Micción forzada (obligada).

  • Entrenamiento de los músculos del suelo de la pelvis.

  • Entrenamiento con biorretroalimentación.

Conductas de promoción sanitaria:

  • Aceptar la necesidad de realizar una detección selectiva precoz.

  • Beber una cantidad de líquido adecuada.

  • Evitar las bebidas con cafeína (efecto diurético).

  • Tomar líquidos y alimentos que acidifiquen la orina y disminuyan el riesgo de infecciones vesicales.

  • Realizar 1 micción /3-4h. No ignorar las ganas de orinar.

  • Valorar los factores ambientales que contribuyan en la incontinencia.

  • Informar de cualquier dificultad con el control vesical al enfermero u otro sanitario.

  • Realizar ejercicios para la musculatura de la pelvis:

      1. Continuar llevando el diario vesical.

      2. Realizar 45 ejercicios del suelo de la pelvis todos los días:

        • 15 cada vez.

        • 3 veces al día.

        • 15 tumbado.

        • 15 sentado.

        • 15 de pie.

      3. En cada ejercicio:

        • Apretar durante X segundos.

        • Relajarse durante X segundos.

      4. Relajar todos los músculos del abdomen cuando se realiza estos ejercicios y seguir respirando normalmente.

      5. Practicar frenando o deteniendo el chorro al orinar.

Cuidados:

  • Socioambientales:

    • Facilitar el acceso al baño.

    • Facilitar el desplazamiento.

    • Adaptar el baño.

    • Respetar la intimidad.

  • Personales:

    • Cuidados higiénicos.

    • Vestuario adecuado.

    • Programa educacional.

  • Medidas específicas:

    • Control de diuresis.

    • Ficha de incontinencia.


ESTREÑIMIENTO.

Se define que existe estreñimiento cuando, en relación con el patrón de defecación del individuo, se describe o se observa:



  • Menos de 3-5 defecaciones / semana.

  • Escasa cantidad de heces.

  • Defecación incompleta.

  • Heces anormalmente duras y secas.

  • Dificultades en la defecación más del 25 % de las veces.

  • Cambios relacionados con la edad:

  • Disminución de la saliva.

  • Alteración del gusto y del olfato.

  • Alteración de la masticación y deglución.

  • Adelgazamiento de la pared del colon.

  • Aumento de la presión luminal.

  • Atrofia muscular.

  • Anomalías de las glándulas mucosas.

  • Hipertrofia de la muscularis mucosae.

  • Pérdida de neuronas del SN intrínseco.

  • Peristaltismo inverso.


Consecuencias del estreñimiento:

  • Distensión abdominal.

  • Disminución ingesta oral.

  • Deshidratación y malnutrición.

  • Hemorroides y fisuras anales.

  • Impactación fecal.


Factores que influyen en el estreñimiento:

  • Cambios estructurales y funcionales del tracto gastrointestinal a causa del envejecimiento.

  • Dieta: fibra y consumo de líquidos.

  • Actividad: correlacionada con la propulsión de la masa en el colon.

  • Procesos médicos:

    • Alteraciones gastrointestinales.

    • Alteraciones endocrinas y metabólicas.

    • Afecciones neurológicas.

    • Depresión.

    • Demencia.

    • Ansiedad.

  • Medicación:

    • Favorecen la defecación: laxantes:

    • Productos formadores de bolo: proporcionan una forma más concentrada de fibra.

    • Ablandadores de heces: facilitan la mezcla de las sustancias acuosas y oleosas en la masa fecal.

    • Lubricantes: envuelven el contenido fecal y disminuyen la absorción colónica de grasa.

    • Laxantes osmóticos: atraen los líquidos al interior de la luz intestinal, produciendo un mayor volumen intraluminal que estimula la motilidad intestinal.

    • Laxantes estimulantes: promueven la peristalsis irritando la pared del colon y lo nervios que la inervan.

    • Dificultan la defecación:

    • Minerales.

    • Narcóticos y opiáceos.

    • Antihipertensivos.

    • Antiarrítmicos.

    • Anticolinérgicos.

    • Simpaticomiméticos.

    • AINES.

    • Diuréticos.

  • Ambiente: factores ambientales influyentes en el estreñimiento:

    • Acceso al retrete.

    • Privacidad.

    • Ayuda disponible para ir al baño.

    • Vergüenza o repugnancia del asistente hacia la defecación.

    • Capacidad de mantener la actividad física.


Tipos de estreñimiento:

    1. Estreñimiento producido por cambios fisiológicos que afecten la función intestinal.

    2. Estreñimiento producido por la administración de fármacos u otros tratamientos médicos.

    3. Estreñimiento producido por factores extrínsecos (edad, actividad física, ingesta inadecuada de líquidos y fibra, y procesos ambientales desfavorables).


Proceso de Enfermería:

El objetivo del tratamiento es detectar y prevenir el estreñimiento.



VALORACIÓN.

Objetivo: descubrir los factores que causan o pueden causar estreñimiento.

La valoración comprende:



  • Historia clínica.

  • Historia intestinal.

  • Historia dietética.

  • Medicación.

  • Medio ambiente.

  • Examen físico.

DIAGNÓSTICO.

Las características que definen este diagnóstico son:



  • Defecación inferior a 3-5 veces / semana.

  • Insuficiente cantidad de heces como para producir una sensación de evacuación completa.

  • Defecación incompleta.

  • Defecación de heces duras y secas.

  • Molestias en la defecación más del 25% de las veces.


PLANIFICACIÓN.

Objetivo: una defecación de heces blandas sin molestias al menos 1 vez / 3 días.

EJECUCIÓN.

Las intervenciones están dirigidas a:



  • Dieta.

  • Actividad.

  • Entrenamiento de hábitos

  • Laxantes: sólo después de que resulten ineficaces o imposibles de implementar otras medidas.

Elementos para el tratamiento domiciliario de la defecación:

  • Revisar la hospitalización reciente.

  • Identificar los factores causales.

  • Desarrollar un plan basado en el entorno y el cuidador.

  • Valorar las actitudes del cuidador hacia el mantenimiento de la defecación.

  • Revisar los procedimientos de compra y preparación de alimentos.


Fecaloma:

  • Signos de existencia:

    • Diarrea.

    • Excreción continua de líquido.

    • Dolor rectal y cólico abdominal.

    • Deseo insatisfecho de defecar.

    • Estreñimiento.

    • Distensión abdominal.

    • Masa dura y palpable en el bajo vientre.

  • Extracción:

    • Información del procedimiento.

    • Preparación del profesional: guantes + vaselina.

    • Colocación del paciente: decúbito lateral izquierdo con rodillas flexionadas.

    • Procedimiento:

      • Respetar intimidad.

      • Introducir el dedo untado en vaselina.

      • Romper el fecaloma.

      • Extraer el fecaloma.

      • Enema de agua corriente.




  1. MOVILIDAD: HIGIENE POSTURAL DEL PACIENTE Y FAMILIA. EJERCICIO FÍSICO. OSTEOPOROSIS. ARTITIS. CAÍDAS.

Gran parte del deterioro que se produce en los ancianos se debe a la disminución de la actividad física, y cuando el cuerpo no se ejercita se deteriora.

La actividad física es una necesidad básica, por lo tanto, una actividad física continuada predispone a una vida sana y activa, así como un retraso en la aparición de los síntomas del envejecimiento.

Los sistemas del cuerpo que se benefician del ejercicio físico son:


  • A nivel muscular.

  • A nivel cardiovascular.

  • A nivel respiratorio.

  • A nivel nervioso.

Además de estos beneficios físicos, existen unos beneficios psicológicos:

  • Mejora de las relaciones interpersonales y afectivas.

  • Aumento de la alegría e ilusión de vivir.

  • Disminución del grado de depresión y ansiedad...


VALORACIÓN.

  • Domicilio, residencia...: existencia de barreras arquitectónicas y peligros en el entorno físico.

  • Actividad física: realización de deporte, vestuario.

  • Utensilios de apoyo (fotocopia).

  • Cuidador principal:

    • Movilización y cambios posturales del enfermo.

    • Masajear al enfermo.

    • Posturas y actividades de la vida diaria del cuidador.

    • Equilibrio psíquico.

    • Vestuario adecuado.

    • Relaciones familiares.

    • Recursos materiales: colchones antiescaras...


CAÍDAS.

Las caídas constituyen uno de los síndromes geriátricos más importantes por la elevada incidencia en este sector de la población y, sobre todo por las repercusiones que tiene sobre la calidad de vida tanto del anciano como de cuidador.

Existen evidencias de que diferentes cambios en el sistema nervioso y locomotor del anciano junto con el aumento de la comorbilidad, alteran el equilibrio modificando los mecanismos compensadores y las cualidades propias.

La caída es la expresión de múltiples patologías por lo que a este cuadro se le denomina “síndrome de caídas”. La mayoría de los ancianos consideran que la inestabilidad y las caídas son atributos propios del proceso de envejecimiento y no trastornos de su salud.



Concepto.

Evento caracterizado por la pérdida de la estabilidad postural con un desplazamiento del centro de gravedad hacia un nivel inferior, sin pérdida del conocimiento y sin pérdida de tono muscular, que ocurre de manera no intencional.



Etiología:

Además de las alteraciones secundarias al envejecimiento, existen muchas otras causas:



    • Peligros ambientales:

      1. Camas altas.

      2. Escaleras sin barandillas y con escalones altos y estrechos.

      3. Iluminación insuficiente.

      4. Muebles y objetos mal ubicados.

      5. Ropa y calzado inadecuado.

      6. Suelos resbaladizos...

    • Enfermedades:

      1. Crónicas:

        1. Neurológicas: Parkinson, demencias...

        2. Cerebrovasculares.

        3. Cardiovasculares: hipotensión, arritmias, insuficiencia cardiaca, síncopes...

        4. Musculoesqueléticas: osteoartritis, osteoporosis, fracturas...

      2. Agudas: deshidratación, anemias, cuadros febriles...

    • Fármacos: influencia de varios factores:

      1. Automedicación.

      2. Mal cumplimiento de las dosis.

      3. Confusión entre los diferentes fármacos.

      4. Pluripatología y plurifarmacia.

      5. Fármacos: hipotensores, diuréticos, hipoglucemiantes, betabloqueantes, hipnóticos, neurolépticos, antidepresivos...

Proceso de Atención de Enfermería:

  1. VALORACIÓN:

  • Edad y etapa de desarrollo.

  • Estilo de vida.

  • Habilidad para control voluntario de movimientos.

  • Historia de traumatismos frecuentes y antecedentes de vértigos o mareos.

  • Signos vitales.

  • Orientación temporo-espacial.

  • Medicamentos que toma.

  • Detección de peligros y actuación en consecuencia.

  • Equilibrio y marcha.

  • Alineación corporal.

  • Estado general de la piel.

  • Estado nutricional.

  • Hábitos higiénicos y continencia esfinteriana.

  • Estado anímico.

    • Manifestaciones de independencia: en relación a su situación física y biológica.

      • Marcha estable y segura.

      • Buena coordinación de los movimientos.

      • Conservación del equilibrio.

      • Buena forma física.

      • Conocimiento y uso de medidas para mantener y facilitar una marcha adecuada.

      • Capacidad para desarrollar medidas correctoras en su entorno más cercano.

      • Entorno seguro: buena iluminación, no barreras arquitectónicas...

      • Identificación de situaciones o signos de riesgo para pedir la ayuda necesaria.

      • Capacidad de relacionar los cambios propios de la edad con las medidas preventivas que requiere su función locomotora.

    • Manifestaciones de dependencia:

      • Alteraciones o inestabilidad en la marcha y en la postura.

      • Alteraciones visuales, auditivas y vestibulares  desorientación.

      • Cansancio, fatiga, mareos.

      • Dieta no equilibrada.

      • Abuso de alcohol.

      • Barreras arquitectónicas, iluminación deficiente...

      • Incapacidad para mantener un ambiente seguro y ordenado.

  1. DIAGNÓSTICOS:

  • Anciano:

  1. Deterioro de la movilidad física r/c deterioro musculoesquelético m/p cambios en la marcha.

  2. Riesgo de traumatismos r/c problemas de equilibrio.

  3. Riesgo de deterioro de la integridad cutánea r/c inmovilización física.

  • Cuidador:

  1. Riesgo de cansancio en el desempeño del rol de cuidador r/c responsabilidad de los cuidados durante 24 horas.

  1. INTERVENCIONES: afectan a:

    1. Movilidad y postura.

    2. Higiene, estado de la piel y tegumentos.

    3. Seguridad.

    4. Comunicación y sexualidad.

    5. Aprendizaje.




  1. COMUNICACIÓN: DEMENCIAS.

DEMENCIA.

Síndrome de naturaleza orgánica, caracterizado por una decadencia progresiva y global de las funciones intelectuales con conservación de la conciencia, de intensidad tal que llega a interferir en la actividad social y laboral.


Manifestaciones clínicas:

ÁREA


FASE INICIAL

FASE INTERMEDIA

FASE AVANZADA

Memoria


Dificultad para la memoria reciente

Amnesia para los hechos recientes y se mantiene la memoria de evocación sobre todo en los hechos más significativos

Pérdida total de la memoria reciente y de evocación

Lenguaje

Defectos en la articulación de palabras y ligera reducción del vocabulario

Discurso relentizado, incompleto y reiterativo, léxico empobrecido y expresión de ideas sin sentido

Mutismo total, estereotipia verbal y frases incoherentes

Orientación

Agnosia digital, dificultad para identificar la fecha y desorientación espacial

Somatoagnosia y desorientación temporo-espacial.

Desorientación total

Coordinación

de movimientos



Capacidad para realizar gestos simbólicos (saludar, aplaudir...)

Incapacidad parcial para gestos simbólicos y de la vida diaria

Incapacidad total para gestos simples, para imitarlos y para utilizar correctamente los objetos

Gnosia

Confusión en la utilidad de los objetos

Dificultad para integrar información, para discriminar objetos y situaciones peligrosas

Agnosia, prosopagnosia y despersonalización

Comportamiento

Introversión con humor variable, preferencia por lo familiar, negación de pérdidas de memoria, posible depresión

Disforia, ensimismamiento y frialdad sensitiva, posible vagabundeo, desconfianza, labilidad emocional, ideas delirantes o alucinaciones, pérdida de autocrítica, coprolalia y copropraxia.

Pérdida de emociones

Realización

de actividades



prácticas

Coordinación y actividad motriz relativamente buenas y cumplimiento de las actividades cotidianas con poca o ninguna asistencia

Necesidad de ayuda para las actividades de la vida diaria, dificultades en la marcha y pérdida de coordinación y equilibrio

Incapacitación motriz, ayuda total para las necesidades fundamentales y posible estupor y estado comatoso


Principios básicos de los cuidados:

  • Obtención de información previa de los hábitos de vida, modificaciones de carácter y estado físico general.

  • Valoración de las capacidades que mantiene.

  • Determinación del modo de atención más adecuado (de soporte, de ayuda o de suplencia).

  • Tiempo necesario para la respuesta comunicativa.

  • Destinar el tiempo suficiente para las actividades de la vida diaria y los procedimientos de autocuidado.

  • Creación de un entorno tranquilo, seguro y estable.

  • Proporcionar “claves ambientales” para orientarle.

  • Programación de actividades y cuidados manteniendo rutinas en el tiempo y en el espacio.


Criterios diagnósticos:

  • Pérdida lo bastante intensa de la capacidad intelectual como para interferir el funcionamiento social y laboral.

  • Deterioro de la memoria.

  • Estado de conciencia no obnubilado.

  • Al menos 1 de los siguientes síntomas:

    • Deterioro del pensamiento abstracto.

    • Deterioro del juicio.

    • Otros trastornos de las funciones corticales superiores (afasia, apraxia, agnosia, dificultad en la construcción).

    • Modificaciones en la personalidad (alteración o acentuación de los rasgos premórbidos).

  • Además uno u otro:

    • Evidencia de un factor orgánico específico que se supone etiológicamente relacionado con el trastorno.

    • Existencia de un factor orgánico necesario para el desarrollo del síndrome si se han excluido otras alteraciones al margen de los trastornos mentales orgánicos y si el cambio conductual refleja un deterioro cognitivo en diferentes áreas.


Implicaciones en las necesidades fundamentales:

NECESIDADES FUNDAMENTALES

PROBLEMAS DE DEPENDENCIA


Respirar

Modificación potencial de la permeabilidad

Comer y beber

Alimentación inadecuada

Eliminación

Alteración potencial (incontinencia en fase avanzada)

Moverse y mantener una buena postura

Hiperactividad, inactividad, sedentarismo, inestabilidad

Reposo y sueño

Agitación, insomnio, inversión del ritmo circadiano

Vestirse

Uso alterado de las prendas

Mantener la temperatura corporal

Uso inadecuado de los sistemas de protección contra el frío y el calor

Higiene

Hábitos higiénicos inadecuados / ausentes

Evitar peligros

Vulnerabilidad frente a cualquier tipo de riesgo

Comunicación

Incapacidad progresiva

Prácticas, creencias

Incapacidad progresiva

Ocuparse para realizarse

Incapacidad progresiva

Aprendizaje

Incapacidad progresiva

Recreación

Falta de conciencia respecto a sus actos, incapacidad para elegir lo apropiado, abandono, falta de constancia



1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal