Los nombres del padre



Descargar 1,68 Mb.
Página9/31
Fecha de conversión18.07.2017
Tamaño1,68 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   31

Lo otro, lo único otro, una idea la moda bacteriana, este fenómeno de cómo es la mutación. Lo otro que tiene que pensar que es muy interesante (gráfico en la pizarra: esta es la puerta del bar, este es el cordón de la vereda y esta es la calzada de la calle, acá está el borracho) Hay un problema teórico que tienen que pensar es que estamos pensando curvas que tienen un límite. El borracho sale del bar, y va caminando chocándose contra las paredes, ¿qué va a terminar sucediendo? Seguro, se va a caer a la calle porque de la pared va a rebotar. Quiere decir que la campana no puede modificarse para ambos lados. Son campanas que tienen un límite para un lado. Quiere decir que toda la variabilidad va a estar explotada hacia ese lado. Si ustedes tienen en casa una silla giratoria, cada tanto ¿qué tendrán que hacer? La tienen que subir porque hay una fuerza que es la gravedad. Hay un límite a las posibilidades de permutación. Una silla giratoria, que tiene las mismas posibilidades de moverse tanto para la izquierda como para la derecha, ¿para dónde terminará la suma de del total de los movimientos produciendo la tendencia? Hacia donde haya un límite, y el límite es la ley de la gravedad. Si ustedes le pegan un movimiento que tiende a bajar va a ser abalado pro la gravedad. Si le pegan un movimiento que tienda a subir, va a subir menos. ¿Qué va a terminar sucediendo? Va a terminar pegada abajo.

Con lo cual, también tienen que pensar que muchas (...) son tendencias. Pero sino habría que decir: lo que pasa es que los borrachos tienden a caerse en la calle. Los borrachos no tienden a caerse en la calle, lo que pasa es que no se pueden caer para el otro lado. Siempre se va a terminar cayendo en la calle, pero no hay tendencia.

Tienen que desconfiar muchísimo de todas las cosas que ustedes ven que son tendencia. Porque hay cosas que parecen tendencias pero no lo son. En realidad es, son curvas que se caracterizan por tener un límite. Acá (señalando en la pizarra) es de complejidad cero, ¿en realidad cuál es? El unicelular. O sea, evidentemente toda la variabilidad tenía que ir para este lado, pero la variabilidad para ese lado no implica tendencia. Si no sería: “Hay una tendencia de los borrachos a caerse en la calle”:

Intervención: Inaudible.

Claro, como acá es: siempre va a rebotar (...) Hace falta que al menos una vez vaya par aun lado y una vez vaya para el otro para que se caiga a la calle.

Intervención: Puede ser más complejo, pero nunca menos complejo.

Claro. Y sí, porque nunca puede haber vida de menos de la estructura... No puede cambiar para ese lado. Para ese lado empezó. Empezó y explotó de ese lado, esa fue la bacteria. Esa explosión no ha variado. Lo que sí ha habido es, por mutación genética azarosa, modificación. Esas modificaciones, a veces, han resultado ser aptas para ambientes locales. Nada de esto permite hablar de una tendencia de la evolución hacia el progreso. O sea, no hay progreso en la vida, no hay progreso en ningún lado.

La biología que tenemos que revisar mucho, nosotros, es ¿por qué tiene tanta consistencia?

Terminé de decirlo...

Intervención: Inaudible.

O más, o hay un efecto de cultura radical, como habla Freud en “El malestar en la cultura”, de que desde el comienzo se compitió a la altura de la existencia de una estructura sin centro. Y, quizás, Dios vino ya a ese lugar. Es quizás una cosa más radical. Por ejemplo, Derrida habla del origen de la ciencia y la filosofía occidental. El verdadero problema es que nosotros requerimos siempre de tendencia, o de origen, o de centro que son los nombres que requiere una presencia en ese lugar de la estructura donde hay un vacío. Como nada habla esto de cuestiones como la castración, el rechazo de la castración, etc. Esto es re psicoanalítico. Lo que pasa es que podés atravesar la historia de la cultura con esto. ¡Da miedo! Cuando empezás a hablar así decís: “Me fui al c..., estoy hablando del mundo, ¿de qué estoy hablando?” Pero quizás estamos frente a las tendencias más fuertes. Derrida permite verlo. Es el único tipo que dice que occidente se caracteriza por la idea de estructura, y por su rechazo. ¿Cómo se produce ese rechazo? Llenando con presencia el vacío, por ejemplo, la forma más sutil de occidente moderno, nosotros no creemos tanto en el origen divino, lo que dijo Freud: herida narcisística. Ninguna herida narcisística, lo hemos sustituido con un telos. Sí, Dios no hay en el origen, pero hay (...) Hemos logrado colocar una presencia, ese sería según Stephen Jay Gould (yo coincido) ser el prejuicio fundamental que rige la vida del hombre moderno. Dicho así, es también la que reina en la cabeza del psicoanalista. ¿Cómo nos curaríamos de eso? Quizás todo el análisis y el pase final sea combatir esta idea. Toda la cuestión de la castración, la falta, el objeto a, tienen que ver con modalidades de presentarse eso en un discurso, como el psicoanalítico, bajo la lógica de lo particular.

Intervención: Claro, porque en esa teleología, la roca viva de la castración (...)

Yo discuto siempre este problema con todo el mundo. ¿Vos sabés lo que quiere decir la roca viva de la castración? Ustedes tienen una quinta en Mashwitz y quieren hacer un pozo para lo otro o para agua.

Intervención: Es el centro...

¡Duro! Es una presencia. Es una desgracia esa metáfora de Freud. Porque ‘roca viva’ es cuando vos hacés el pozo en la tierra y l máquina hace ¡pum!. El tipo te dice: “Sonamos, roca viva”. Roca viva quiere decir que es más dura... tengo que romperla. Roca viva de la castración ya es una forma de decirlo que la niega. Es el punto radical de ausencia de toda materialidad. Para decirlo mejor, tomemos Derrida que sabe mejor que yo las cosas, de toda presencia. Es el rechazo de la ausencia de ese punto de presencia e interno.

Intervención: O tomás por la roca viva o tomás por la angustia de castración.

¿Pero ves como es Freud? Son los puntos que te dejan dormirte de vuelta. Hace falta la segunda vuelta de Lacan para terminar de decir cómo está armado el campo freudiano. Porque Freud te dice la roca viva de la castración, te c... porque te puso algo más duro que la tierra, que es la roca viva. Es una metáfora terrible. Lo que pasa es que con ‘viva’ uno se confunde y parece que es de la sustancia viva. No, no es la roca dura. Viva es que ya no tiene tierra tapándola, que apareció la roca.

Dejamos aquí.

Versión no corregida por el autor.



Curso de Postgrado: “Los nombres del padre”
Prof. Lic. Alfredo Eidelsztein
Clase No 5, 06 de Junio de 2003
Hoy vamos a trabajar, como yo ya les había comunicado y esta vez vamos a cumplir, con la última clase del Seminario X, el seminario sobre “La angustia”, es la clase del 3 de Julio del ’63. El 20 de Noviembre fue la única clase del Seminario “Los nombres del padre”. O sea, de Julio a Noviembre es el salto temporal y ya en esa reunión, en la última del Seminario X, Lacan dice de una manera (a mi entender bastante indicativa) que: “Si nada lo impide y es posible seguir adelante con el proyecto que me propongo, el próximo año trabajaré con ustedes los nombres del padre”. Con lo cual, me huele que ya el conflicto estaba francamente manifestado y que él dudaba sobre las condiciones o las posibilidades de dictar “Los nombres del padre”. Nosotros vamos a encarar esta última clase por varios motivos: primero porque allí aparece ‘los nombres del padre’ como designación. Tengo entendido que sería la primera vez que Lacan dice no el Nombre-del-Padre sino ‘los nombres del padre’. Segundo, porque aparece una definición de padre muy sorprendente, de hecho, hasta donde yo leí, es la nunca vez que aparece tal definición de padre y, aunque les parezca mentira, Lacan articula esa concepción de padre a la posición del analista en análisis; cosa que sería sorprendente porque más bien estamos acostumbrados a que ese tipo de equiparaciones sean hechas por post-freudianos no lacanianos estilo: El analista como un padre ideal al cual el neurótico termina su análisis identificándose, etc. Y para colmo, les advierto, que es muy próxima la concepción de padre que Lacan da en esta última clase del Seminario X, a lo que solemos tener de los post-freudianos con los que Lacan discutía y dialogaba en su época porque, efectivamente, esa noción de padre que se equipara a la posición que Lacan sostiene que debe tener un analista, implica un recorrido hecho. En ese sentido, ustedes ven que se podría emparentar a la cuestión de la concepción del analista habilitado a cierta posición en especial por su análisis didáctico, esto es por un recorrido hecho. No sé si ustedes saben que Lacan no rechaza el didáctico, jamás lo rechazó. Lo que dijo, en realidad, es que él dio por primera vez la teoría del didáctico. Lacan dice que hasta él no había teoría del didáctico. No crean que Lacan rechazó el didáctico. Lo que le sucede en este intermezzo entre Julio del ’63 y Noviembre del ’63, es que a él lo tachan de la lista de didactas. Porque tampoco es que lo echan. Con excomunión, uno puede suponer que lo tacharon de la lista de analistas. A Lacan no lo tachan de la lista de analistas, lo tachan de la lista de didactas. Con lo cual, cualquiera que estuviese en análisis con él, si fuese analista, sabría que concluido ese análisis no iba a ser reconocido como analista por la I.P.A. porque le faltaba un rubro que es analizarse en un análisis didáctico, y el análisis didáctico (como no hay teoría del didáctico) no era otra cosa que hacerlo con un analista didacta. Por eso es tan importante quien es didacta y quien no es didacta en aquella época, porque no había otra forma de establecer cuándo un análisis era didáctico. Lo que demuestra categóricamente la falta de teoría. ¿Entienden que sería como analizarse con una mujer, analizarse con un hombre, analizarse con un joven, analizarse con un viejo, analizarse con alguien que hizo un análisis?

Bien, entonces tenemos que es donde aparece ‘los nombres del padre’, donde ya está presente el conflicto vinculado a los nombres del padre; al menos así parece indicar el texto. Aparece una definición de padre que se articula a la posición del analista, pero no es por eso que lo encaramos, sino porque vamos a revisar esa noción de padre y, por otra parte, porque nos va a permitir trabajar de una manera, a mí me parece, muy interesante los problemas que nos han quedado en cuanto a los desarrollos freudianos respecto de la introyección del rasgo paterno. Porque el padre va a entrar en el punto donde se trata de un punto de introyección. Todo eso es por qué la clase 25 del Seminario X.



Por otra parte, les advierto, que en general, los que ya trabajaron conmigo en otros cursos donde trabajamos seminarios ya lo saben, yo suelo trabajar la última clase del seminario anterior. Primero, porque las últimas clases de los seminarios son magníficas, como cierre del año lectivo para Lacan cuando él se prepara el tema que viene. Pero además en esta clase, Lacan hace algo así como un resumen de todo lo desarrollado en el trascurso del año respecto de la angustia. Con lo cual, nosotros vamos a trabajar muy acotadamente, pero con todos los pasos necesarios la teoría de Lacan de la angustia. Esto es, la relación de la angustia con el objeto a causa de deseo del Otro. Vamos a trabajar la teoría de la angustia, la teoría del objeto a, la teoría del deseo del Otro. Y vamos a intentar armar este esquema:

Yo me equivoqué por automatismo de escritura, cuando lo empecé a escribir en el pisaron antes que ustedes lleguen puse la flecha hacia la otra dirección. Tomado imaginariamente por la forma del Grafo del deseo. Observen que hasta por la inversión de la flecha se nota que no lo es. Es muy importante que nosotros hagamos todas las articulaciones que la enseñanza de Lacan autoriza, y que establezcamos con muchísima precisión cuáles no tienen nada que ver, son meras apariencias imaginarias. En una enseñanza tan vasta, tan difícil y tan creativa, como la de Lacan, la búsqueda de articulación es importante (...) Esta no hay que establecerla. Si esta no hay que establecerla, entonces ¿qué quiere decir esta escritura? Lacan no lo dice, pero yo les propongo una lectura y no veo la posibilidad que haya otra. Consiste en esto: Éste es un punto de inflexión (señalando el punto fálico en el esquema anterior) y hay que establecer estas relaciones:

Habrá que ver si es una relación directa o inversa (...) Que se plantea Oral → Superyó y Anal → Escópico. Hay una relación, esta escritura lo indica. O sea, es un quiebre con la teoría evolucionista.



La vez pasada no se los dije(no teman, no voy a volver sobre evolución), pero en las acepciones de evolución, yo les propuse que tengan en cuenta que para esas acepciones, hay que tener en cuenta que es sobre la base de eso como se establece revolución. Y una revolución es una vuelta circular. A nosotros, para colmo, se nos hace muy difícil de entender (a los más jóvenes de los presentes no, porque no se criaron ya en esa cultura), los de mi edad sí porque nosotros nos criamos en una época revolucionaria. Donde si la cosa no era revolucionaria, para qué la ibas a hacer: si ibas a hacer una película que no era revolucionaria, para qué la ibas a hacer; si ibas a escribir un poema que no era revolucionario para qué lo ibas a escribir. Con lo cual, lo revolucionario estaba presente permanentemente en nuestra forma de concebir las cuestiones vinculadas al saber, a la producción intelectual. Pero para nosotros revolución era cambio absoluto. Lacan propone subversión para no trabajar con revolución, porque revolución es vuelta circular. Es sobre la base de la idea de evolución que se pueden plantear las revoluciones, porque la revolución es esto:


Con lo cual, nosotros vamos a intentar conservar, al menos, que no hay problema con la evolución, nosotros lo que rechazamos es que la evolución sea un progreso.

El esquema ataca la idea de progreso, que es: trauma de nacimiento, oral, anal, uretral (si nos ponemos un poco con lujos), genital, pero es progresivo, es lineal.



Observen ustedes, que Lacan ya lo plantea, no lo dice pero esta creando la base epistemológica de la argumentación. Porque observen ustedes, que si es como digo yo, estas líneas pueden plantearse (las del primer esquema), entonces se quiebra esta idea (la lineal). Porque si se articula íntimamente, entonces no evoluciona progresivamente comenzando por lo oral. Hay un punto de inflexión donde hay un ida y vuelta.



Estos esquemas, ustedes saben, siempre es complejo establecer la lógica de dónde esto empieza y dónde esto termina. Hay autores, que son en los que yo me apoyo, que proponen que en realidad es la observación de un recorrido circular. Es como si se escribiese sobre una pelota de fútbol un recorrido circular. Yo les digo recorrido circular pero no es recorrido circular es línea cerrada de Jordan.. No importa que tenga o no la forma de un círculo (...) Digo recorrido circular para hablar rápido. Topológicamente, viene a ser línea cerrada de Jordan. Esto, para muchos autores es de comienzo y fin. Para otros es un círculo escrito sobre una pelota, que luego se las presentan de este modo (explica con sus manos). Necesariamente, en la estructura de esto no esta dicho que esto no cierre en forma circular. Mi impresión, es que sería muy conveniente que la lógica que ustedes apliquen a esto sea estructura circular para, directamente, corregir todo lo que en la concepción que nosotros hacemos de la entrada y el desarrollo de lo desiderativo (del deseo) y de lo pulsional quiebre la idea de evolución, porque no es evolutivo. Evolutivo en sentido progresivo, que se empieza por menos se termina por más, se empieza por imperfección se termina por perfección. Ustedes saben que justamente lo que se propone como fin de análisis, porque se equipara al neurótico con el primitivo y con el niño; o sea, cualquiera que se ha quedado en niveles evolutivos previos. Entonces, la dirección de la cura sería llegar a la posición genital. Se acuerdan que hasta Lacan eso era concebido como un tipo de amor, era el amor de la índole del don (...) tan solo está en la posición de recibir. Eran analistas que atacaban mucho el narcisismo, pero nosotros creemos que el ataque al narcisismo es lacaniano: “Todo no se puede”, “Usted es narcisista” estaba súper (...) porque justamente lo que se buscaba era un amor en cuya estructura estuviese contemplado darle al otro lo que el otro requiere para que en el acoplamiento genital haya relación sexual Justo la teoría la revés de Lacan. Lacan dice que no hay relación sexual a partir del Seminario XXI, XXII porque entran dos 1 (1 y 1) y salen dos 1. La teoría de Lacan va en contra radical a la teoría de Freud del Eros: fuerza unificante que de dos hace uno. Para Lacan el no hay relación sexual, una de sus acepciones, además de los problemas de escritura y la lógica, etc., es que para el coito entran dos, transcurren dos y concluyen dos. Nunca hay de esos dos la realización de un uno. Acá está todo concebido al revés. Entonces, si el niño, el primitivo y el neurótico se han quedado... ¿Se acuerdan como era?

Todavía hoy ustedes deben escuchan en vuestros consultorios, que muchos de vuestros pacientes creen que el problema que ellos tienen es que son como niños. Pero además observen que si el problema es que si hay que llegar a este punto (genital), el analista se postula en este punto (genital también). El analista tiene que estar acá, ese es el producto del didáctico. Es por eso que la fisonomía del analista de la I.P.A. es siempre un tipo muy calmado, muy sereno, escuchan todo muy atentamente, “es muy interesante lo que dices”. Porque es como dice Lacan: son genitales. En Chile dirían “huevones”, pero son muy genitales. ¿Entienden por qué? Porque están muy en la posición de dar. Siempre son muy generosos, muy tranquilos, nunca se ofuscan, nunca se enojan. No sé si ustedes conocen analistas de la I.P.A., tienen una parcimonia para moverse por el mundo y una afabilidad... pero es identificatoria. Es por la posición en que la deben estar para, ellos mismos, ser coherentes con la teoría que sostienen de cómo dirigen la cura. Esto es porque es progresivo, porque es evolución como progreso.




Compartir con tus amigos:
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal