Los nombres del padre



Descargar 1,68 Mb.
Página6/31
Fecha de conversión18.07.2017
Tamaño1,68 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31
“La cosa no se pone en camino gracias a los analistas. Es absolutamente inaudito el éxito que he obtenido hablando del analizante.”
Debería estar contento él, pero no, se queja. Tuvo demasiado éxito.
La alegría que causó en la otra escuela. Al día siguiente que yo lo dijera en mi Seminario (no lo dijo por primera vez en el seminario, lo dijo en una intervención) no hablaban sino del analizante. Naturalmente en mi escuela estábamos más atemperados y con razón. Y bien, la idea de que podían zafarse de esa dependencia, era el analizante quien lo hacía todo. Les ponía tan contento.”
Con lo cual, observen ustedes, que hay dos problemas. El que había diagnosticado yo y es que se reintroducía una dimensión de un A sin barrar, que para impactarles la oreja un poco más fuerte les dije un nuevo nombre de Dios, que es un Inconsciente como orden simbólico que calcula. ¿Entienden? Sería un castellano que calcula hacia donde va el castellano, las transformaciones que va a ir padeciendo. Sería activo. Para Lacan tiene otra función, el éxito de esta concepción porque como de paciente se pasa a analizante, indudablemente entiendan por qué pasó lo que pasó, porque el paciente como posición pasiva, pasó a analizante como posición activa. Entonces, lo que se hace se hace porque debe ser hecho y lo que no se hace es porque quien tiene la posición activa no lo hace. Yo me quedo callado, es resistencia. Lacan entonces propone, que es una dimensión aprovechada por el analista para irresponsabilizarse de la dirección de la cura. Entonces, no sólo yo sigo afirmando que el analista dirige la cura, sino que, para colmo, tenemos que estudiar una posición analítica que parece que es típica de resistirse el analista a asumir la responsabilidad de dirigir la cura. ¿Entienden? Y ano sería una polémica teórica. Yo creí, hasta estas semanas que me arreglé mejor con este problema, que era una posición teórica. La gran mayoría de los analistas que creen que el analista no dirige la cura porque el Inconsciente dirige la cura, yo y otros poquitos más que decimos que el analista dirige la cura y no el Inconsciente. Y pensé que era un problema teórico. ¿Quién tendrá razón?¿, ¿Qué teoría será más efectiva en lo real de la clínica?, ¿Cuál de las dos dejará mejor puesta la posición de ética del analista? Yo lo pensaba así. Pero Lacan agrega un problema y es un problema resistencial: que los analistas, la gran mayoría, sostienen que el Inconsciente dirige la cura porque se resisten a ocupar el lugar de responsabilidad que en esa dirección les compete.

Entonces, ahora sí, las heridas narcisísticas. Yo la vez pasada les había leído de Freud su texto sobre las heridas narcisísticas. Me parece que no hace falta, ya era conocido por ustedes, que lo vuelva a leer. Con lo cual, solamente querían que escuchen una pequeña selección de acepciones de evolución y de progreso. Porque el concepto darwiniano, si bien Darwin era el fascista ese que yo les presenté a ustedes en función de lo que tan claramente dice como conclusión en “La evolución de la especie humana”, si bien si leen a Stephen Jay Gould, ese autor que a mí tanto me gusta y que estudié tantísimo todo el año pasado, me da la impresión que gran parte de su obra está destinada a demostrar que no. Que si bien Darwin dijo esas cosas, su posición (por otras citas que él selecciona) no tenía esa posición. Así que es una polémica abierta, ustedes asumirán la posición que quieran. Yo como siempre, es mi posición, me quedo con la peor. O sea, si un autor produce una teoría subversiva en la concepción de asuntos que atañen al ser humano, puede ser su relación con las otras especies, puede ser el Inconsciente. Es una polémica que tuve también con algunos de ustedes. Por ejemplo Freud, si en Freud lo subversivo es “Z, Z, Z, Y, Z”. Es mantenerse en lo absolutamente nuevo que propone Freud. Pero si Freud, sin darse cuenta, conserva en su decir, algo del statu quo ante de la cosa, que sería “Y”. Nosotros como analistas, en una relación fuerte al espíritu científico de nuestra época, tenemos que ir a atacar este punto (señalando “Y” en la pizarra). Cada vez que yo lo hago siempre el público, no sé por qué casi siempre son chicas, me dicen: “Pero Freud dijo ‘Z, Z, Z’” Me parece que casi siempre son chicas porque en el público hay más chicas.

Cambio de cinta.

Siempre de una manera bastante enojosa. Yo no creo que sea enojoso como yo ataco la “Y” que encuentro en Freud. Pero me da la impresión que con Darwin lo mismo. Lo que tenemos que trabajar nosotros con más atención, no es donde él podría zafar. ¿Por qué? Porque si él propone una teoría subversiva, Darwin, Copernico, Freud, ¿qué van a encontrar como respuesta del auditorio? Una resistencia. Si van a encontrar una resistencia ¿dónde la van a montar? Si son muy estúpidos, como De La Rua, Bus, esos tipos estúpidos, la van a atacar in toto, totalmente. Van a decir: es falso. Si son un poquito más sutiles la van a atacar acá (señalando la “Y” en la pizarra). ¿Quieren una prueba? Lean todos los trabajos serios (...) sobre neurociencia que se producen hoy en el lugar fundamental en el mundo de las neurociencias que es Estado Unidos. Van a ver que los autores que tienen una mejor formación, o que tengan un concepto más amplio de la cosa humana, van a ver que siempre van a tener una o dos páginas destinas al “Proyecto ...” de Freud. Porque siempre van a decir: esto que decimos nosotros en las neurociencias, es lo que dijo Freud, en su “Proyecto de psicología para neurólogos”, lo que pasa es que los psicoanalistas no lo quieren aceptar. ¿Ven cuál es el problema? Que es justamente que la versión contraria anida en la insuficiencia del decir del autor que ha producido la subversión. Nosotros tenemos que ir a ese punto. ¿Para qué vamos a seguir diciendo: ¡Qué bárbaro Freud!, ¡Qué genio!, yo cuando lo leo (...)? Y sí, todo eso sí, peor la única forma que el psicoanálisis se sostenga es atacar este punto. No para ir ya a otro nivel, para sostener “Z” hay que atacar “Y”. Con lo cual se trata de atacarlos puntos de insuficiencia y con Darwin lo mismo. Podría ser cierto, como dice Stephen Jay Gould, que Darwin aún en la concepción de lo humano tenía ese paso franco dado, yo les digo: ese no es el problema. El problema es que escribió esa página fascista como conclusión que inaugura, para colmo, un período histórico increíblemente fascista, donde la idea de la supervivencia del más apto, llegó a la idea y práctica de eliminación total de pueblos enteros.

Irene Eizykovicz: Si hubiera sido el acento fuerte de toda su concepción (...) hubiese generado resistencia. En Darwin esto no es fácil de registrar.

Sí. Cosa que ya nos hace dudar de la herida narcisística que propone Freud. Uno podría decir: ¡Con cuanta asimilación favorable la gente recibió la herida narcisística! También es cierto Irene, que hay que contemporizar diferencias de épocas. No es lo mismo la época dl nacimiento de Freud, los años de su formación, el último tercio del siglo XX, con nosotros inaugurando el siglo XXI. O sea, hoy tampoco podríamos aceptar que Copernico sea una subversión. Lo que yo te digo es que quizás hoy se lo asimila con mucha facilidad, quizás en la época de Freud eran muchos más los que se resistían francamente a los desarrollos de Darwin. Hay más o menos 80 o 90 años de diferencia. Pero ya también estoy con vos en que no hubo tanta resistencia; más aún, las relaciones ciencia-religión cristiana, no digo que haya relación sexual entre ellas, pero es muy armónica. La Iglesia se lleva perfectamente bien con la ciencia. Mientras se siga sosteniendo lo que la ciencia no va a poder evitar, que es un margen no explicado, la religión va a anidar ahí y va a decir: estamos garantizados por la ciencia. ¿Qué dicen todos los creyentes?: “¿Acaso la ciencia explica todo?” Vieron que es el argumento. Con lo cual, las relaciones entre ciencia y religión son muy buenas en ese punto.

Intervención: Es la lógica complementaria.
Sí, según como se la maniobre.

Entonces lo primero que les quería proponer es separa el campo semántico, que para nosotros está confundido entre evolución y progreso. Lo que Darwin propuso es la evolución de las especies. Eso es indudable. Se dedujo de ahí una ideología fascista que en nuestra cultura, pero especialmente los que queremos hacer de ella cierta maniobra científica, para entender el campo de ideas en el que nos incluimos, se lo ha considerado como sinónimos. Y yo les pediría que hiciesen el trabajo de revisar si, en ustedes mismos, evolución y progreso no adquieren valores idénticos. Digo, en vuestro decir coloquial: ¿cómo es evolución? Argentina no ha evolucionado, no ha progresado nada últimamente, seguimos con los mismos problemas.


Irene Eizykovicz: Esto me empieza a aclarar una duda que (...) Si uno tiene la idea de evolución, la historia es una línea cronológica. Es una sucesión de acontecimientos lo que da cuenta de la historia de una sujeto.
Stephen Jay Gould lo llama a eso, la concepción científica del tiempo, la llama la flecha del tiempo. Él tiene un libro publicado con ese título que convendría que revisen. El cierre de ese libro es la vida de un psicótico. Muy interesante. Sí, seguí.

Irene Eizykovicz: Hay otra concepción de la historia, que tiene que ver con las fracturas y con los momentos puntuales de ruptura de una secuencia cronológica, justamente sería la concepción opuesta a la primera.


No, no es la opuesta es otra. Porque para mí la verdaderamente opuesta es decir que la historia y el tiempo humano tienen estructura de bucle. Vos estás trabajando con una díada... con un Bachellar, de cortes epistemológicos y de fracturas. En el tiempo real de los (...) no hay tal fractura. Por eso se puede articular. Ustedes saben que las tres dimensiones espaciales se caracterizan, en ciencia, por ser concebidas como en continuidad. Reina la continuidad, el tiempo también. No hay tales cortes en el tiempo. Lo que hay es cortes epistemológicos. Entonces, yo te propongo pensar que radicalmente el bucle, la otra sería esta:   , que es como todo el mundo concibe las cosas, inclusive los psicoanalistas lacanianos cuando escriben   , es flecha del tiempo. Porque si uno no hace un trabajo, no te quitás de la cabeza la flecha del tiempo. Lo podés leer en Lacan, pero si no hacés un trabajo no te lo quitás. Entonces, si no lo practicás en la clínica, no lo verficás. Con lo cual, tenemos la versión x (  ), la versión que vos proponés de cortes y fracturas () y una estructura del tiempo que es circular.
Irene Eizykovicz: Está bien, yo esta (...) no la “cazo” todavía, no la tenía, por eso te estoy proponiendo la pregunta. Porque en la experiencia psicoanalítica, después de años de trabajo en un análisis uno puede contar la historia de un sujeto en dos o en tres momentos que, sin duda, se buclearon, no es que sean tres estructuras aisladas entre sí. Tienen una lógica interna que, seguramente, vos la precisás mejor en esa tercera acepción. Pero, digo, en esta tercera entonces donde (...) ese instante del bucleo, ahí se puede hablar de progreso. Porque llegaste a hacer este tipo de bucleo...
No, progreso no. Ahora vamos a trabajar las acepciones de progreso, van a ver que no.
Irene Eizykovicz: Para entender el trabajo de un análisis.
No con el término progreso
Irene Eizykovicz: ¿Con qué termino?, ¿Recorrido, avance?
Ahora vemos. Porque es el problema de la dirección de la cura. No estamos tocando la viola, y yéndonos al c... Estamos pensando en cuál es el andarivel material fundamental para concebir un recorrido de la dirección de la cura. Si es de ir de A a B, o si es de ir de A a B para volver a A. Es muy distinta la dirección de la cura.
Intervención: Una preguntita. La introducción de la “Z” como algo subversivo, como algo realmente nuevo, ¿no produce una resignificación?
Si vos la trabajás como significante. Que uno diga que un significante es significante, que es una frase (...) No quiere decir que la gente se posicione como que el significante es significante. Evidentemente, si uno propone la evolución de las especies, la idea de progreso cambia de sentido. O sea, a partir de la evolución de las especies, el problema humano es: ¿y qué es el progreso entonces? Pero uno podría hacer de la evolución y del progreso cosas no significantes. La pregunta es, piénsenlo así, Saussure si uno lo fecha es simultáneo de Freud, primer tercio del siglo XX... Me cuesta esto del siglo XXI, tengo que hacer las cuentas (risas) Yo no había pensado que iba a cambiar el siglo, me avivé en los últimos años, 1999. ¿Cuándo se dieron cuenta del problema de que no sabías cómo decirlo? Del 2000 o de 2000. Ese problema nos apareció.... nos agarró sorprendidos y sabíamos que venía.

Una pregunta: si el significante es un significante, si bien los estoicos habían desarrollado bastante al respecto, ¿por qué Saussure surgió tan tardíamente en el mundo humano? Lo voy a decir como un carnicero, con muchísimo respeto a los carniceros, si hace más o menos mínimo que se supone que se habla 7000, 8000, 9000 años, ¿cómo se tardó 9000 en darse cuenta de eso, de que el significante es un significante, de que el significante en cuanto tal no significa nada? Porque se puede vivir una vida completa asumiendo la posición contraria. Con lo cual, uno podría llegar a decir, por ejemplo, ahora que se fundió el negocio, toda nuestra vida va a cambiar. En el sistema de esa lógica, de covariancia. ¿Pero acaso no vieron esa gente que vive toda la vida evitando reconocer los efectos de la caída del negocio? Empiezan a vender los sillones, después venden los cuadros y se quedan con un departamento que nunca tuvieron guita para pagar las expensas porque nunca quisieron reconocer que si habían fundido la fábrica ya no iban a poder seguir viviendo en Callao y Libertador. Veinte años fueron vendiendo, vendiendo. Si hubiesen vendido el departamento de Callao y Libertador y hubiesen puesto esa guita a interés y hubiesen alquilado un departamento tranquilo en Once, podrían haber vivido 200 años. No estoy hablando de cosas raras. Estoy hablando de la mitad de la clase media-alta que había en Argentina y que ahora un tercio se fue a vivir al extranjero, otro tercio esta bien en lo que hace y otro tercio se cayó. Se llama en la cultura argentina eso “barranca a bajo”. Hay un libro que se llama así. Con lo cual, uno puede vivir toda la vida desmiento el valor significante del significante. Es por eso que se tardaron 8000 años en poder producir una teoría del significante como la de Saussure. Más aún, habiendo sido producida la teoría de Saussure, hay muchos que dicen que sólo en la práctica analítica se verifica. O sea, que solamente se hace práctica de que el significante en cuanto tal no significa nada en el seno de la experiencia discursiva analítica que esta poco difundida en el contexto de la humanidad en general. En Buenos Aires todo el mundo se analiza, pero en Buenos Aires no hay tanta gente, con lo cual hay una experiencia mínima. Se puede vivir una vida desmintiendo eso. Con lo cual, que “Z” resignifique a “Y” puede ser, o vos podés aprovechar el “Y” de ese discurso para poner en tela de juicio “Z” y que quede todo igual. Es la lógica en juego por que los postfreudianos, en la crítica que les hace Lacan, en realidad, no proceden a un desvío de Freud. Lacan nunca ha dicho que los postfreudianos desviaron el descubrimiento freudiano. Lo que Lacan dice es que volvieron al statu quo ante. O sea, practican “Y”.


Intervención: Inaudible.
Sí claro, pero costó decirlo.
Intervención: Inaudible.
Me parece una buena idea la que trabajás, pero yo te pediría que no te quedes en eso nada más. Porque, por ejemplo, pensá este problema: ¿por qué se necesitó 2000 años para producir en aritmética lo que se había producido en geometría? Los elementos de Euclides, respecto de la fundamentación lógica del 1 hecha por Frege, siglo XIX, 2200 años. Ahí hay un problema. O sea, ¿por qué 2200 años de genio y 300 de ciencia fueron requeridos para que se pueda producir un paso equivalente? Se nota que el problema es más duro ahí, ¿no? O había más resistencia para poder encararlo. Saben que el problema se resuelve contando desde 0: 0, 1, 2. Esa es la clave, para decirlo de alguna manera. Para mostrarlo en el pizarrón me llevaría unos minutos más. Pero pensá este problema, porque hay veces que se verifica cual es la dureza del asunto por el tiempo que llevó resolverlo. Parece que a nivel geométrico fue bastante sencillo. Porque si no nos quedamos muy imbuidos de pensar que ciertas personas son como Dios: lo que pasa es que no hubo otro como Euclides, o no hubo otro como Freud. Creen que las personas son representantes directos de Dios y que fueron imbuidos... Hay una cosa maravillosa que les permitió decirlo. Si no hubiese estado Euclides, quizás otro, y no muy alejado en los años, hubiese producido algo equivalente. A pesar de lo cual, parece que hizo falta más de 2000 años, a pesar de que hubo muchísimos intentos de fundar de dónde venía el 1. Para la aritmética lo que fue crucial es cómo hacer para justificar el advenimiento del 1.

Entonces, evolución y progreso. Les traje citas del Diccionario de La Real Academia Española, del de usos de María Moliner y del Grand Robert. Rápido, para que ustedes escuchen porque es una diferencia perdida. Estimo yo, que para la mayoría de ustedes como para mí, hasta ahora perdida.


Diccionario de La Real Academia Española: “Evolución: 2. Movimiento de una persona, animal o cosa que se desplaza describiendo líneas curvas.”
La primera, para que ustedes me crean, así no dice: ¡Claro, este guacho agarra la que quiere!
1. Acción y efecto de evolucionar (no se las leí porque no nos sirve para nada)

“2. Movimiento de una persona, animal o cosa que se desplaza describiendo líneas curvas.”


Ya eso nos rompe la cabeza. Que evolución sea en líneas curvas. O sea, que no sea recta. Ya eso es un quilombo para nuestra cabeza.
“3. Desarrollo de las cosas o de los organismos, por medio del cual pasan gradualmente de un estado a otro. (cambio de estado nada más)

“4. Movimiento que hacen las tropas o los buques, pasando de unas formaciones a otras para atacar al enemigo o deshacerse de él.”



Vieron cuando uno ve un ballet o un grupo de gimnastas en el campo, que hacen una figura y después cambian a otra. ¿Ustedes utilizan el: ¡mirá cómo ha evolucionado!? No, ustedes cuando ven a las nenas de gimnasia artística un año y la ven al año siguiente, dicen: ¡Ay! Cómo mejoraron y evolucionaron tanto... Y felicitan a la profesora porque han evolucionado. O sea, hacen mejor las piruetas. Pero evolución tiene esta acepción. Ustedes dirán: Bueno, pero un significante en cuanto tal no significa nada. No, no, paren que es un concepto evolución, no es un significante.

“6. Desarrollo o transformación de las ideas o de las teorías.”



No dice cómo, no dice en línea recta, pero más bien deberíamos tomar que debe ser no-recto.

“7. Fil. Doctrina que explica todos los fenómenos, cósmicos, físicos y mentales, por transformaciones sucesivas de una sola realidad primera, (...)

“8. Cambio de forma.

“Biológica.

1.Proceso continuo de cambio en los seres vivos, mediante modificaciones progresivas ...”
Ahí ya el diccionario se “infestó” como diría mi vecina. Porque meten el progreso ahí en biología, que es nuestro problema, y es lo que vamos a discutir. Es un problema si es continuo, porque si es por mutación genética no puede ser continuo.

“Biológica.



1.Proceso continuo de cambio en los seres vivos, mediante modificaciones progresivas, por el cual se ha producido, a lo largo de las eras geológicas, la enorme variedad de formas y especies, actuales y extintas.”

Si es progresivo, los que estamos ahora “pipí-cucú”.

Intervención: Y si es proceso también.

No revisé proceso.

Intervención: Inaudible.

No sé por qué estás poniendo esa dimensión temporal en juego. No te sigo. No sé si es instante, proceso. Tendría que pensarlo porque es otro andarivel el que planteás. No sé.

Diccionario de La Real Academia Española. “Progreso: 1. Acción de ir hacia delante.

2. Avance, adelanto, perfeccionamiento.”

Ese es todo el problema.

En el Diccionario de Maria Moliner:

Evolución: 1. Cambio gradual de algo en cierto sentido.

2. Cambio en la conducta o en el pensamiento de alguien.

3. (en pl.) ‘Giros. Vueltas’. Movimientos de una cosa que va de un lado a otro describiendo líneas curvas: ‘Las evoluciones de una danza [de un avión, de una mariposa].”

Esta es muy importante. ¿Vieron los aviones que hacen jueguitos en el cielo? Esas son las evoluciones que hizo un aeroplano. ¿Qué habrá querido decir Darwin cuando utilizó evolución? ¿Qué habrá querido decir más allá de lo que él calculó que iba a decir con eso?.

Progreso: 1. ‘Adelanto’. Marcha hacia delante.

2. Acción y efecto de crecer o de mejorar en cualquier cosa.”

O sea, la psicología con la que pensamos el ser humano.

Ahora, es muy interesante en el Grand Robert como está. El Grand Robert es el diccionario francés-francés de 15 volúmenes. Una obra que se valora muchísimo, entre otros diccionarios, y que es más amplio que el de La Real Academia Española porque no es sólo, estrictamente, de la lengua. Si no de todos los términos que de utilizan, aún los técnicos. Si buscan ‘inconsciente’ lo encuentran, si buscan ‘transferencia’ lo encuentran. En el Grand Robert, transferencia: psicoanálisis, etc. En el de La real Academia Española, términos del psicoanálisis no van a encontrar. Porque son solamente de la lengua.

ÉVOLUTION n.f.

etimología 1536, selon Bloch, au sens milit.; 1at. Evolutio , du supin de evolvere, de e- (ex-), et volvere .”

Y si buscan ‘rouler” en el Diccionario de Grand Robert: “Desplazarse un cuerpo redondo haciendo un giro sobre sí mismo.”2 Esta, yo no sé si ustedes ya la tenían prevista. Evolución es cambio, nada más que cambio. O sea, lo que Darwin dijo que hay un cambio que pone en relación entre sí a las especies. Nosotros lo tomamos como progreso porque nos convenía, porque nos ponía a nosotros arriba de toda la cúspide. Hay otra cuestión, muy notable, y es que la noción de evolución tiene un origen etimológico en dar una vuelta sobre sí mismo. O sea, el bucle que se nos vuelve a aparecer de una manera, a mi gusto sorprendente.

Una cita de Lacan. Yo en la ensalada siempre pongo una cita de Lacan para los espíritus menos sugestivos, que son los mejores de los que están presentes; o sea, los que no se dejan sugestionar por mí. Para ellos, para que tengan algo que masticar de Lacan, “La ciencia y la verdad”, que ustedes saben que es la primer clase del seminario: “El objeto del psicoanálisis”. Lacan dice:

Por el psicoanálisis, el significado se define como actuando en primer lugar como separado de su significación.”

Yo había pensado trabajar con ustedes de Frege “Sobre el sentido y la denotación”. Porque esta significación es (...) La palabra que utiliza Lacan para “La significación del falo”. Pero Lacan mismo luego... Era en alemán esa conferencia. Cuando se traduce al francés, él es el que escribe la “significación del falo”. Más adelante dice: ¡Que c... que me mandé! Tendría que haber dejado la lógica de la (...) O sea, el problema de la denotación sobre el (...) de la lengua. Si a alguien le interesa ese pequeño escrito de Frege, me piden y les hago una copia.

Por el psicoanálisis, el significado se define como actuando en primer lugar como separado de su significación.”

No sé si alguna acepción esa frase tiene para ustedes. La pueden encontrar si hacen el algoritmo saussuriano de Lacan, escriben arriba: significante, la barra. Ahí en la barra Lacan, más adelante, a esta altura misma va a localizar al sentido. Abajo: al significado. Y si quieren trazan una flecha que haga una pancita entorno a la barra del significante al significado y allí escriben significación. O sea, la significación es la relación significante-significado. El significado se separa de las significaciones. ¿Entienden lo que esto quiere decir? Que no inscriben, si pierde el vínculo que tiene a la relación al significante.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   31


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal