Library of the Carabobo University, Health Sciences Faculty, Aragua Campus (Venezuela): study of users



Descargar 75,5 Kb.
Fecha de conversión16.08.2017
Tamaño75,5 Kb.
Library of the Carabobo University, Health Sciences Faculty, Aragua Campus (Venezuela): study of users.

 Leticia Castillo



Carabobo University-Venezuela

Abstract

This research is intended to identify characteristics and needs of users from library belonging to the Carabobo University, Health Science Faculty, Aragua Campus. Following aspects were taken into consideration: a) Frequency of visits; b) Motives for visits; c) Other informative resources employed by users. d) Requested services. Information was taken from a structured questionnaire which was applied to a sample of 156 users of the “António Pérez Romero” library and two libraries associates with this (Teacher assistant library- Central Hospital of Maracay, and Medical Library Dr. Luis A. Moret - Central Hospital José Maria Benitez, La Victoria – Aragua State). This users were conveniently selected: 92 Medicine students, 60 Bioanalisys students, and 8 nursery students; with ages ranging from 16 to 39 years old; sexual gender 116 female and 39 males. Results reflect that 58% of surveyed students use library service on a daily basis; visits motives are related with borrowing request for bibliographic material (books) 60,6%; 38,6% prefer to access INTERNET services to satisfy their information needs and 22.6% go to other libraries; among most requested services are photocopies (90%) and INTERNET (80%). Based on this results is recommended: a) work on divulgation process oriented to show the library as a tool for create and consolidate knowledge, it lets improve the use of the library, that today is used as an auxiliary of programs study requirements; b) re-defined the library services with implement of new technologies, this adaptations will offer to users a better and faster access to information without hours and space restrictions; c) create a program for give to users a basic formation for work with different information sources, like electronic (data base, CD Rom, DVD) and physic (dictionary, magazine, journal); d) Research about users requirements for adjusts the library services, with the aim to provide a good service.



Key Words: Libraries, Medical; Library of the Carabobo University, Health Sciences Faculty, Aragua Campus, Venezuela - study of users. 

INTRODUCCIÓN
La humanidad ha vivido una serie de transformaciones donde el conocimiento ha sido el eje central de las mismas, Drucker (1998), expone que pasamos por una Revolución Industrial (1750 – 1900) donde el conocimiento se aplicó como herramienta para generar productos, procesos y instrumentos; hacia 1880 hasta mediados de la Segunda Guerra Mundial, surge lo que se ha llamado la Revolución de la Productividad que no es más, que el conocimiento aplicado al trabajo; después de la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días, nace la Revolución administrativa, el conocimiento aplicado como única fuente de producción; en cambio Tezanos (2001), señala que la humanidad ha vivido tres grandes revoluciones, la agrícola, la industrial y la de hoy en día, que es la Sociedad Tecnológicamente Avanzada; Alvin Toffler expresa que de la sociedad pastoril, Primera Ola y la Segunda Ola, que es la sociedad mecanizada conocida como Revolución Industrial, nos encontramos frente a la Tercera Ola, es decir, en la Sociedad de la Información.

Los avances tecnológicos, el desarrollo de las telecomunicaciones crearon una infraestructura favorable para el surgimiento de un fenómeno histórico que rige nuestra sociedad, la globalización, que no es más, que un proceso de expansión hasta niveles planetarios de actividades humanas importantes como las económicas, políticas o culturales que inicialmente se extendían apenas a pocos países, hoy, las redes de comunicación llevan la información desde los centros de poder económico – político - científico, hasta los más recónditos lugares del planeta y viceversa. Esta fabulosa telaraña comunicacional y una intención deliberada del capitalismo mundial sustenta, no sólo las transacciones casi instantáneas que caracterizan la economía actual sino que a todas luces fortalecen el poder desconocido de las grandes corporaciones.

La educación en la Sociedad de la Información y el Conocimiento surge como un sector estratégico decisivo en el desarrollo de las naciones, por ello las instituciones de aprendizaje (escuela, universidad, bibliotecas, empresas, medios de comunicación, etc.) deben motivar, estimular y dirigir al alumno no sólo a adquirir nuevas habilidades de alfabetización, que van más allá de la lectoescritura, sino también a saber manejar los diferentes sistemas de información, discriminar la calidad de la fuente, determinar la fiabilidad de la fuente, aplicar la información para resolver problemas reales, comunicar la información para generar nuevos conocimientos, utilizar el tiempo con eficiencia y dominar la sobrecarga de informacional.

En tal sentido, Drucker (1998) señala que las universidades están frente al reto de formar al Hombre educado, es decir, aquel capaz de procesar la información para entenderla y generar nuevos conocimientos, este proceso es posible gracias a la información organizada, clasificada, accesible y con valor agregado, así lo exige el nuevo panorama laboral caracterizado por la velocidad, flexibilidad y versatilidad del conocimiento.

Hoy en día, las bibliotecas universitarias, científicas y especializadas no sólo tienen como función coleccionar, organizar y difundir información sino que son las puertas de acceso al conocimiento, el pensamiento y la cultura.

En este sentido, las bibliotecas biomédicas, como instituciones u organizaciones responsables de apoyar, complementar, auxiliar en la formación académica, profesional, de investigación, a los estudiosos de la materia, deben garantizar a todos sus usuarios los recursos y servicios necesarios para la adquisición de Información Basada en el Conocimiento.

De esta manera, la Standards for Hospital Libraries 2000, publicada por la Medical Library Association, con el objeto de guiar el funcionamiento de las bibliotecas hospitalarias, considera que la Información Basada en Conocimiento es de vital importancia para la toma de decisiones en el proceso de diagnóstico, terapéutica de los pacientes, orientación a los familiares, gestión hospitalaria, prevención, investigación, etc.

Por su parte, Lorca (2003) expresa que las bibliotecas de instituciones sanitarias son agentes catalizadores para que los hospitales, no sólo sean organizaciones del conocimiento sino que aprenden, “facilitando la liberación de conocimiento tácito y liberando el poder de la innovación, contribuyendo a la mejora de la efectividad, a la disminución del riesgo asociado a las decisiones clínicas y a la mejora de la seguridad de los pacientes”.

La transformación de la sociedad, amerita la adaptación del personal, los servicios y productos de las bibliotecas y todas las unidades de información a las nuevas necesidades y comportamiento de los nuevos usuarios, surgidos a raíz del auge y crecimiento de las tecnologías de información y comunicación, la especialización, la multidisciplinariedad del conocimiento, entre otros aspectos.

En tal sentido, los estudios de usuarios como metodología de investigación para determinar el perfil, los requerimientos, características son indispensables para el diseño o reestructuración de las unidades de información, la toma de decisiones estratégicas, en cuánto a, colección, tecnologías, productos, etc.

A este respecto, Rondón (2000) señala que estos estudios permiten: a) aprovechar al máximo los recursos en función a las demandas reales de información de los usuarios; b) planificar, evaluar y mejorar los servicios; c) diseñar las herramientas necesarias para formar a los usuarios en las nuevas tecnologías de información; d) planificar actividades de extensión para complementar la formación de los usuarios.

Existe consenso en la bibliotecología en cuanto la importancia de los estudios de usuarios en el proceso de gestión bibliotecaria, sin embargo, debido a las características particulares de cada unidad de información, la metodología de aplicación y diseño de estos estudios son diversos.

Diversos trabajos se han presentado sobre la temática, entre ellos, el de Vincentelli y Castillo (2005), en el cual se aplicó un cuestionario estructurado a 45 estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador, Maracay – Estado Aragua, Venezuela, con el objeto de conocer entre otros aspectos, los motivos de la visita a la biblioteca y los servicios que demandan los usuarios. Los resultados obtenidos indicaron entre otros particulares que el motivo de la visita esta relacionado con el cumplimiento de exigencias académicas (86%) y los servicios que más demandan son Internet (75,5%) y espacio físico adecuado (69,7%).

De igual manera, Pérez-Ventana, C., Caro, C. y Ramoneda, M. (2000), elaboraron un estudio de evaluación cualitativa de los servicios de información y documentación dentro de los hospitales con el objeto de medir la calidad de los mismos y conocer las necesidades de los usuarios. Aplicaron una encuesta anónima de once preguntas a 900 personas pertenecientes al personal sanitario, en tres hospitales de la Provincia de Barcelona, España, en la cual, se analiza la frecuencia de uso, fuentes de información distintas a las de la biblioteca, la valoración de los servicios, información requerida y el impacto en las decisiones clínicas. Los resultados evidencian lo siguiente: a) el principal usuario son los médicos (204) seguidos de las enfermeras (101), este último grupo, señala un porcentaje elevado de desconocimiento de la existencia de la biblioteca y de sus recursos; b) la subscripción personal a revistas profesionales (41%) constituye la fuente de información distinta a la biblioteca más utilizada; c) el 19% de los usuarios considera necesaria la introducción de nuevas bases de datos; d) La información requerida por los usuarios es principalmente con el objeto de la publicación de artículos.

De este mismo modo, Al-Ansari, H. y Al-Enezi, S, examinaron el nivel de diecisiete bibliotecas de ciencias de la salud ubicadas en los hospiatales en Kuwait, en términos de su personal, colección, uso de la información tecnológica, servicios de información y cooperación, los datos obtenidos reflejan que éstas bibliotecas cuentan con una colección relativamente pequeñas, la mayoría de las personas encargadas de los mismos no son profesionales, no se encuentran automatizadas y sólo se limitan a suministrar información de los recursos del servicio lo que limita la formación profesional y la aplicación y generación de nuevos conocimientos de los usuarios.

Las bibliotecas biomédicas, por sus características de grado de especificidad, la obsolescencia de la información, el volumen vertiginoso de datos, fuentes de información diversas (libros, revistas, CD, DVD, en línea, literatura gris, etc.), su importancia en la toma de decisiones clínicas y estratégicas, tienen el reto de asumir científicamente la planificación de su estructura, organización y funcionamiento; para promocionar y divulgar a través de todos los medios, su existencia, la importancia de la misma, servicios con valor agregado que permita al universo de los usuarios tanto potenciales como reales, tomar las decisiones más eficientes, fomentar el desarrollo de nuevos conocimientos.

En este contexto, se consideró la conveniencia de realizar un estudio con el objeto de identificar las características y necesidades de los usuarios de las bibliotecas pertenecientes a la Universidad de Carabobo, Facultad de Ciencias de la Salud, Núcleo Aragua en relación a los siguientes aspectos: a) Frecuencia de visita; b) Motivo de la visita; c) Otros recursos informativos que utilizan los usuarios; y d) Servicios que demandan. .Es conveniente señalar la ausencia de consultas dirigidas a los usuarios como receptores del servicio.
MÉTODO
Muestra:

La consulta se realizó a una muestra seleccionada por conveniencia, de 160 usuarios: 92 estudiantes de la escuela de Medicina, 60 estudiantes de la escuela de Bioanálisis y 8 estudiantes de Enfermería; con edades comprendidas de 16 a 39 años; sexo 120 femenino y 40 masculino



Material:

Para la obtención de la información se elaboró un cuestionario estructurado, con los siguientes aspectos: a) Datos personales: carrera/especialidad; año que cursa, si es el caso; edad; sexo; tipo de usuario (estudiante pre-grado, estudiante post-grado, personal administrativo, investigador, docente, visitante), b) Seis (6) preguntas dirigidas a obtener información sobre: 1) Frecuencia de visita, 2) Razones de no acudir a la biblioteca, 3) Otros recursos de información que utilizan, 4) motivo de la visita, 5) Solicitud de orientación del servicio y 6) Servicios que demandan.


Procedimiento:

1) En forma oral, se le solicitó a los usuarios su colaboración voluntaria para responder el cuestionario; 2) La consulta se efectuó bajo el siguiente criterio: Biblioteca Central “Antonio Pérez Romero”, todos aquellos usuarios que solicitaron información, orientación y servicio bibliotecario en el turno de la tarde (de 1:00 pm a 7:00 pm); Subcentro Biblioteca Módulo Docente Asistencial – Hospital Central de Maracay y Subcentro Biblioteca Médica Dr. Luis A. Moret – Hospital Central José María Benitez en La Victoria, Estado Aragua, todos aquellos usuarios que acudieron a la biblioteca en un período de una semana (de lunes a viernes).


RESULTADOS Y DISCUSIÓN

Los datos obtenidos a través de la consulta realizada a los usuarios, se expresan en términos de porcentajes en los gráficos: I, II, III, IV, V y VI



El gráfico I, recoge las respuestas de los usuarios con relación a la frecuencia de visita a las bibliotecas, se observa que un porcentaje elevado de 57% de los usuarios acuden a la misma diariamente, de lunes a viernes, que corresponde al período de funcionamiento, en tanto que, el 28% lo realiza por lo menos dos veces a la semana.

Esta información nos permite inferir, que los recursos de las bibliotecas de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo, Núcleo La Morita, son esenciales para la formación académica y profesional de sus usuarios, por ello, se refleja la alta asiduidad; por otra parte, las obras en las ciencias médicas presentan generalmente un elevado costo monetario comparado con el tiempo de obsolescencia de las mismas, al igual que motivado a la explosión de la información de los últimos tiempos hace que resulte imposible para los estudiantes y profesionales, abarcar toda la ciencia médica, incluso una especialización.



El gráfico II, refleja que el 40% de los usuarios acuden a las bibliotecas para solicitar, renovar o devolver libros, lo que refleja que el motivo principal esta ligado al cumplimiento de exigencias académicas, lo que contrasta con las características propias de las bibliotecas biomédicas de su carácter dinámico, generador de nuevos conocimientos productos de la investigación multidisciplinaria; el 33% utiliza las bibliotecas para estudiar utilizando los libros de la colección y el 11% para estudiar con sus propios materiales bibliográficos, libros y guías, con porcentajes significativamente inferiores se encuentran la consulta a revistas especializadas (5%) y los trabajos de investigación (3%), estos últimos datos deben ser considerados, ya que las ciencias médicas por su alto nivel de obsolescencia, las revistas y trabajos de investigación constituyen las fuentes de información principales de consulta, luego de las bases de datos.

Las respuestas a la pregunta abierta referida a las otras fuentes y recursos de información utilizados por los usuarios para satisfacer sus necesidades informacionales distintos a las bibliotecas, se obtuvo que Internet (42%) y otras bibliotecas (25%) son los más consultados, de igual manera destaca las guías de los profesores (18%), que lejos de servir como instrumento para incentivar a los estudiantes a investigar y complementar las informaciones allí suministradas, lo limitan en su visión holística de la materia.



Conocer las necesidades de los usuarios es fundamental para la reestructuración y evaluación de las unidades de información, como ya se ha dicho, el gráfico IV, refleja que el servicio de fotocopiado (25%) y consulta a Internet (22%) son los más demandados. Es conveniente señalar, que el servicio de fotocopiado es fundamental sobretodo, en los subcentros (Biblioteca Módulo Docente Asistencial y Biblioteca Médica Dr. Luis A. Moret) donde el usuario no tiene el servicio de préstamo circulante y queda distante el lugar de reproducción del material, por su parte las bibliotecas no gozan del servicio de Internet, ni en las áreas administrativas, y por lo tanto, mucho menos a la disposición de los usuarios, salvo el subcentro Biblioteca Módulo Asistencial, que si cuenta con este fundamental servicio.


RECOMENDACIONES

Considerando las limitaciones del presente trabajo y en función de los resultados reseñados, se sugiere:



  • La realización de otros estudios con el propósito de conocer con mayor cobertura las necesidades y características de los usuarios de las bibliotecas de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Carabobo.

  • Divulgar los deberes y derechos de los usuarios establecidos en el reglamento interno de la biblioteca para garantizar el orden dentro del recinto.

  • Reestructurar los servicios considerando las características propias de los usuarios de la información biomédica, los cuales, carecen de tiempo para acudir al recinto bibliotecario y requieren información con valor agregado.

  • Programar actividades de extensión como charlas, foros, conferencias, etc; que permitan la actualización y la integración de las bibliotecas con la comunidad.

  • Informar a los usuarios, a través de todos los medios, tanto electrónicos como físicos, sobre los servicios, productos y novedades de las bibliotecas.

  • Diseñar estrategias de integración entre todos los actores del sector salud, con el objeto de consolidar una red de información biomédica del Estado Aragua.

  • Promocionar las bibliotecas como centros de investigación, formación, divulgación, donde sus funciones no se limitan a satisfacer las demandas de las obligaciones académicas de los estudiantes, sino que presentan un universo de conocimientos para explorar y dar respuestas a este nuevo panorama mundial.

  • Instalación inmediata del servicio de Internet en las bibliotecas estudiadas, lo que permitirá el acceso a bases de datos como Medline, EBSCO, etc; la transferencia e intercambio de información biomédica con bibliotecas similares, agilizar los procesos técnicos, garantizar el contacto permanente con BIREME y la Medical Library, entre otras posibilidades.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

.- Al-Ansari A, Al-Enezi S. Health sciences libraries in Kuwait: a study of their resources, facilities, and services. Bulletin of the Medical Library Association. 2001 July; 89(3): 287-293.

.- Drucker, P.F. (1999) La sociedad postcapitalista. Bogotá: Editorial Norma.

.- Gluck JC, et al. Standards for hospital libraries 2002. Journal of the Medical Library Association. 2002 Oct; 90(4):465-72

.- Lorca, J. Modelo de Gestión del Conocimiento del Hospital Carlos Haya. Ponencia presentada en la X Jornadas de Documentación e información en Ciencias de la Salud; 13 de Noviembre de 2003, Málaga, España.

.- Malagón-Londoño,G., Galán M., R. y Pontón L., Gabriel (2002) Administración hospitalaria. 2ª ed. Bogotá: Editorial Médica Panamericana.

.- Oliveri, N., Sosa-Iudicissa, M. y Gamboa, C. (1997) Internet, telemática y salud. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana.

.- Pérez-Ventana, C., Caro, C. y Ramoneda, M. Aplicación del control de calidad en bibliotecas biomédicas: estudio comparativo [monografía en Internet]. Barcelona: Abadid; 2003 [citado 3 de agosto de 2005]. Disponible en: http://www.abadid.es/5jornadas-salud/comunicacion35.htm



.- Vincentelli H, Castillo L. Perfil de los usuarios: bibliotecas de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador – Maracay, Venezuela. Revista Investigación y Postgrado. 2005.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal