Las Vanguardias: El Surrealismo



Descargar 1,46 Mb.
Página1/13
Fecha de conversión24.03.2017
Tamaño1,46 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13
Introducción

El autor explicado es Joan Miró, un pintor español del surrealismo. Un autor que aparte de pertenecer al surrealismo, de una manera diferente a los otros, pasa por una serie de movimientos artísticos antes y después.

Las motivaciones por las que he elegido este autor son la riqueza de colores usados en sus obras, la vida que hay detrás de estas. Los cambios que hace en toda su evolución, la manera que aparta los movimientos artísticos usados.

Miró es un gran autor muy destacado por sus obras, además es un pintor muy relacionado con Mallorca, por lo que con más ganas he elegido este trabajo. Ese amor que tiene hacia la isla de Mallorca es representado en algunas de sus obras, igual como el amor hacia Cataluña.

Un gran hombre detrás de estas magnificas e interesantes obras pictóricas y escultóricas.

Las Vanguardias: El Surrealismo

En la primera mitad del siglo XX el arte experimenta unos grandes cambios profundos y rápidos. Aparecen grupos de artistas que conscientemente se plantean llevar a cabo experiencias comunes i fijan sus objetivos en manifiestos y publicaciones diversas. Estos movimientos artísticos reciben el nombre de vanguardias o ismos y responden a la necesidad de ir más allá, de buscar nuevos caminos para un arte que ya no puede ser de imitación de la realidad. La esencia de las vanguardias es la innovación, la modernización, la ruptura con lo que se hacía hasta su aparición. (1)

Miró y el surrealismo se encuentran en el primer periodo, Miró como uno de los grandes genios ya que se aleja de los planteamientos iniciales y elabora un lenguaje plástico propio.

Con el Manifiesto Surrealista de André Breton se inicia un nuevo movimiento artístico y literario, el Surrealismo. Muy unido al dadaismo al principio.

<>. – André Breton (2)

El concepto básico es el automatismo, tienen que surgir de una manera didacta del inconsciente. En las actitudes vitales se encuentra una actitud combativa contra la cultura burguesa pensando en crear una nueva cultura en una sociedad nueva que se llegaría mediante la revolución.

En el surrealismo se pueden distinguir dos grupos: los artísticas que aplican el concepto de automatismo puro, i los pintores que se basan en la imagen onírica i en la plasmación del mundo de los sueños.

Joan Miró – Biografía y evolución

Nació en Barcelona en el año 1893, hijo de madre mallorquina. Un niño que todos los veranos iba a Mallorca a pasar el verano con la familia de su madre o en casa de los Juncosa. Con el transcurso de los años contrajo matrimonio con uno de sus miembros, Pilar Juncosa.

Asiste en las clases de la Escuela de Comercio de Barcelona, siguiendo de forma paralela los cursos de la Escuela de Bellas Artes de la Lonja, hasta que en el año 1911 tras una larga convalecencia en Mont-Roig decide dedicarse plenamente a la pintura. Entre los años 1912 y 1915 frecuenta la escuela de arte de Galí, donde las clases se amplían con excursiones para dibujar al natural. Desde el año 1912, que escribe la primera, hasta el año 1922 Joan Miró remite una serie de cartas a Bartomeu Ferrà, en ellas se revela las inquietudes, los deseos, las luchas del artista consigo mismo y con su arte. En la primera ya señala su experiencia en la Academia Galí, demostrando también su cariño hacia Mallorca. En el 1915 estudia dibujo en la academia de San Lluc, que marca el inicio de su amistad con Prats, Llorens Artigas y Ràfols.



Hasta el 1923 Joan Miró se encuentra dentro la pintura realista. Entre el 1915 y 1917 realiza obra principalmente paisajistas influenciadas por el fauvismo y los pintores Cézzane y Van Gogh. Su primera exposición la realiza en las galerías Dalmau de Barcelona en el año 1918 con una serie de cuadros que presentaban paisajes detallistas. Ese mismo año realiza la Agrupación Courbet junto con Ràfols, Domingo, Ricart y Sala.

Pasó a una etapa más detallista entre 1918 y 1922, haciendo así una serie de obras en las que representa objetos como si de ellos hiciera inventario. Etapa muy paisajística y de temas rurales influenciados por el cubismo, la estampa japonesa i los frescos románicos. Obras como Retrato de V. Nubiola (1917), Calle de Prades y Retrato de una niña (1918). En 1919 pinta entre otros, Autorretrato (El joven de la garibalidina roja) y Mont-Roig, la iglesia y el pueblo.



Viaja por primera vez a París en 1919. Con anterioridad Miró había seguido y estudiado el movimiento dadaísta, especialmente las obras de su inspirador Picabia. Leía también publicaciones francesas de las vanguardias, no llevaba a la capital parisina, capital mundial de la cultura y el arte, totalmente desnudo. Poseía una formación intelectual y artística del arte dispuesta a romper con todas las barreras formales de un arte caduco y amanerado. Allí entra en contacto con las vanguardias artísticas y visita el museo de Louvre. Vuelve a París en 1920 y, gracias a Gargallo, consigue una vivienda en el número cuarenta y cinco de la calle Blomet, en la que se encuentra el café Noire, donde conoce a su círculo de amistades, formado por Leiris, Limbour, Desnos y Artaud.

Vuelve durante los veranos a Mont-Roig; allí esboza en 1922 su obra La masía, que acaba en París y expone en un café de Montparnasse, Ernest Hemingway la adquiere más tarde. Es una obra clave de Miró ya que en ella se inicia el cambio de estilo hacia lo fantástico. Comienza una depuración del lenguaje que le lleva hacia la abstracción. Así sus obras posteriores van perdiendo el interés por el detalle, como se observa en La masovera, Flores y mariposas y La espiga de trigo.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal