Las partículas elementales



Descargar 220,65 Kb.
Página1/28
Fecha de conversión16.02.2017
Tamaño220,65 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28
  • Juan José Suárez Menéndez
  • IES “Pando” de Oviedo

Las partículas elementales

  • Paradójicamente, la física de las partículas es una actividad a la vez enorme y discreta, imponente y mal conocida.
  • Moviliza unos medios colosales pero no recibe grandes títulos de gloria. Menos, desde luego, que la conquista del espacio: cuando un astronauta pisó por primera vez el suelo lunar, todos los hombres pudieron «proyectarse» en su aventura, cualquiera que fuese su cultura y su latitud.

Las partículas elementales

  • Es en cierta forma como si la humanidad entera, psicológicamente preparada por Julio Verne y por Hergé (Impey Barbicane y Tintín), hubiese dado esos mismos pasos sobre la luna.
  • Pero si unos físicos detectasen mañana el famoso «bosón de Higgs» cuya existencia predicen casi todos los teóricos, ¿qué sucedería?

Las partículas elementales

  • Provocaría también por su parte un exaltado júbilo, pero esa embriaguez quedaría limitada a una comunidad de expertos.
  • Por ello, si queremos que esa alegría, prometida para un momento inminente, sea una alegría compartida, conviene que las mentes estén preparadas.
  • En definitiva, se trata de que todos nosotros nos volvamos contemporáneos de nosotros mismos.

Las partículas elementales

  • Si alguien se pregunta qué es ese «bosón de Higgs» y qué interés se puede ofrecer, que sepa que no es el único.
  • En eso coincide incluso con personas eminentes, ya que el propio ministro británico encargado de la ciencia, sir William Waldegrave, planteó esa pregunta a los científicos un día de primavera de 1993.

Las partículas elementales

  • Llegó incluso a prometer una botella de champán a quien consiguiera explicarle de forma comprensible el interés que tendría financiar la investigación de dicho bosón.
  • El desafío es de altos vuelos, pero ¿por qué no intentar elevarnos todos juntos a su altura?

Foto de una cámara de burbujas: La cámara de burbujas es un dispositivo de detección de las partículas. Cada uno de esos dos términos, cámara y burbujas, evoca el reposo y la siesta, pero son engañosos. Por el contrario, este detector pone de manifiesto los violentísimos arcanos de lo infinitamente pequeño. Por su pesado manejo ya no se utiliza hoy, pero desde su invención en 1953 permitió identificar numerosas partículas.

  • Foto de una cámara de burbujas: La cámara de burbujas es un dispositivo de detección de las partículas. Cada uno de esos dos términos, cámara y burbujas, evoca el reposo y la siesta, pero son engañosos. Por el contrario, este detector pone de manifiesto los violentísimos arcanos de lo infinitamente pequeño. Por su pesado manejo ya no se utiliza hoy, pero desde su invención en 1953 permitió identificar numerosas partículas.

Las partículas elementales

  • La ciencia no es una actividad democrática.
  • Y por cierto tampoco tiene vocación de llegar a serlo: nunca se ha planteado la cuestión de votar a favor o en contra de la gravitación universal, y, en 1905, Einstein y su relatividad tuvieron razón contra la mayoría de los físicos.

Las partículas elementales

  • Pero la ciencia, que no es democrática en su construcción, no deja de ser republicana en su espíritu: es un «asunto público».
  • Corresponde a quienes la viven, y viven de ella, explicarla, explicarla y volverla a explicar.

Las partículas elementales

  • La física de las partículas es, por su objeto y sus metas, una disciplina fronteriza.
  • En su expresión teórica, recurre a unos conceptos matemáticos muy elaborados, y bastante alejados de nuestras matemáticas de instituto; en su aspecto experimental, está al límite de las posibilidades tecnológicas del momento, hasta tal punto son gigantescos y sofisticados los medios que maneja. Las cosas están así: el mundo llamado de «lo infinitamente pequeño», de apariencia tan diáfana, reclama una física pesada.
  • Ese es el precio que debemos pagar para poder seguir los pasos de lo real.

Las partículas elementales

Las partículas elementales

  • Una página de artículo especializado puede resultar más ilegible que un galimatías, y cuando en un seminario un teórico se dirige a sus colegas, dice cosas incomprensibles para los neófitos.
  • Eso no debe desanimarnos.

Las partículas elementales

  • Al fin y al cabo, las matemáticas puras son todavía más difíciles, y también los mecanismos de la economía internacional, que incluyen directamente en nuestra vida diaria.

Las partículas elementales

  • Si aquellos y aquellas que no “están en el ajo” leyeran esto, no entenderían íntegramente las palabras del físico mencionado antes, pero al reconocer el preludio de la melodía que toca, captarían de qué habla.
  • Habrían dado lo que podríamos llamar un primer paso.

Las partículas elementales

  • La física de las partículas es una disciplina reciente.
  • A principios del siglo XX, sólo eran unas decenas de físicos en el mundo (sobre todo en Europa) lo que se interesaban por las partículas.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   28


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal