Las clases de palabras



Descargar 66,17 Kb.
Fecha de conversión30.01.2017
Tamaño66,17 Kb.


TEMA 2: PALABRAS VARIABLES1

LAS CLASES DE PALABRAS

Las palabras se clasifican en palabras variables (sustantivos, adjetivos, determinativos, artículos, pronombres, verbos) y palabras invariables (adverbios, preposiciones, conjunciones e interjecciones). Las distintas clases de palabras se denominan también categorías gramaticales.

Las palabras variables son las que sufren modificaciones en su forma para expresar género, número, grado, tiempo, modo o persona: la palabra niño, por ejemplo, presenta las variantes niña (femenino singular), niños (masculino plural) y niñas (femenino plural). Otro ejemplo de palabra variable puede ser habré amado, pues este verbo presenta las variantes de persona (1ª), número (singular), tiempo (futuro perfecto) y modo (indicativo).

Las palabras invariables son las que no sufren modificaciones en su forma: sin, y, luego, así… son ejemplos de palabras que no varían.

SUSTANTIVO

Los sustantivos o nombres son los tipos de palabras que sirven para referirnos a todas las entidades reales (personas, animales, objetos…) o pensadas (conceptos, sentimientos, cualidades…). Llevan morfemas de género y número, que establecen la concordancia con las palabras que los acompañan (determinativos o artículos o adjetivos): en los niños estudiosos, el artículo los y el adjetivo estudiosos concuerdan con el sustantivo niños en género (masculino) y número (plural). Por su significado los dividimos en los siguientes tipos:




Comunes

(ciudad)


Concretos

(mesa)


Contables

Individuales (oveja)

Colectivos (rebaño)

Incontables (agua)

Abstractos (miedo)

Propios

(París)



Topónimos (Francia)

Antropónimos (Juan)

Como ejemplo de análisis morfológico de un sustantivo podemos tomar la palabra oveja. Tendríamos que decir que oveja es un sustantivo femenino singular. Aunque estéis acostumbrados a añadir que es un sustantivo común, concreto y contable, debéis saber que eso no hace falta especificarlo en un análisis morfológico: eso es un análisis semántico (=de significado) del sustantivo.

ADJETIVO

El adjetivo calificativo expresa propiedades o características del sustantivo al que se refiere (con el que concuerda en género y número como se ha dicho en el apartado anterior). El adjetivo, al igual que algunos adverbios, puede graduarse.

GRADO

TIPOS

EJEMPLO

Positivo

Unos zapatos nuevos


Comparativo

Superioridad

Juan es más alto que yo

Igualdad

Pepe es tan trabajador como Elsa

Inferioridad

El plástico es menos duro que el granito


Superlativo

Absoluto


Un coche muy caro, sumamente caro, etc.

Un piso carísimo

Un caprico supercaro, un cigarrillo extralargo, etc.

Relativo


El más caro de mi barrio

El menos caro de los que tengo



Según su significado, los adjetivos pueden usarse como explicativos o como especificativos:

  • Explicativos: Solo informan de las cualidades que posee el sustantivo. En Se puso su lindo sombrero, el adjetivo lindo se limita a ofrecer una cualidad del sustantivo sombrero.

  • Especificativos: Indican cualidades que distinguen al sustantivo de otros de su misma clase. En Se puso su sombrero rojo, el adjetivo rojo selecciona un sombrero entre un grupo de ellos.

Como ejemplo de análisis morfológico de un adjetivo podemos tomar la palabra carísimo: adjetivo masculino singular en grado superlativo absoluto.

ARTÍCULOS Y DETERMINATIVOS

Los artículos y los determinativos (=adjetivos determinativos) presentan al sustantivo al que acompañan y con el que normalmente concuerdan en género y número. El artículo no es un determinativo, pero sus funciones y su relación con el sustantivo son muy parecidas, por lo que los presentamos juntos. Es importante que recuerdes que hablaremos de “determinativos” para referirnos a la clase de palabra, mientras que reservaremos el término “determinante” para expresar la función sintáctica que estos determinativos desempeñan.



ARTÍCULOS

Expresan una realidad conocida.

Determinados: el, la, los, las, lo.

El dueño se ha ido.

Expresan una realidad por conocer.

Indeterminados: un, una, unos, unas.

Una paloma cruzó el cielo.

D E T E R M I N A T I V O S

DEMOSTRATIVOS

Indican distancia entre la realidad y el hablante.

este/a, ese/a, aquel/la, estos/as, esos/as, aquellos/as.

Ese reloj está roto.

POSESIVOS

Señalan a quién pertenece la realidad nombrada.



Mi/s, tu/s, su/s, (formas apocopadas); mío/a/s, tuyo/a/s, suyo/a/s, nuestro/a/s, vuestro/a/s, suyo/a/s (formas plenas).


Mi coche es rojo.

NUMERALES

Indican una cantidad exacta.

Cardinales: uno, dos, tres…

Tengo tres perros.

Indican un orden.

Ordinales: cuarto, décimo…

La primera vez es difícil.

INDEFINIDOS

Indican una cantidad imprecisa.



Un, algún, ningún, poco, bastante, varios, todo, tanto, cualquier, mismo, mucho, otro, demás, mucho, cierto, cada… y sus variantes femeninos y plurales si los tienen.


Dame algunos clavos.

RELATIVOS

Hacen referencia a una palabra que antes había aparecido.

cuanto, cuyo.

Es del chicho cuyo padre trabaja aquí.

EXCLAMATIVOS

Expresan intensidad, sorpresa, cantidad…

qué, cuánto/a/os/as, cuál/es.

¡Qué chica tan guapa!

INTERROGATIVOS

Sirven para preguntar por una realidad que se desconoce.

qué, cuánto/a/o/s, cuál/es.

¿Cuántos folios quieres?

El análisis morfológico, por ejemplo, de la palabra primera sería adjetivo determinativo numeral ordinal femenino singular.

PRONOMBRES

Los pronombres son palabras que sustituyen al sustantivo o a todo un sintagma nominal. Muchas de sus formas coinciden con las de los determinativos. Los pronombres pueden ser de varios tipos:

  • Personales

Persona

Singular

Plural

persona

yo, mí, me, conmigo

nosotros, nosotras, nos

2ª persona

tú, usted, ti, te, contigo

vosotros, vosotras, ustedes, os

3ª persona

el, ella, ello, le, la, lo, se, sí, consigo

ellos, ellas, les, las, los, se, sí, consigo



  • Relativos: que, el/la/los/las/que, quien/es, el cual, la cual, los cuales, las cuales. (los estudiarás, sobre todo, en cursos posteriores)l

  • Demostrativos, indefinidos, posesivos, numerales, interrogativos y exclamativos: coinciden con las formas de los determinativos. Para distinguir unos de otros, recuerda que los determinativos acompañan al sustantivo, mientras que los pronombres los sustituyen: Quedan aquellos espectadores (aquellos es un determinativo porque presenta al sustantivo espectadores) / Quedan aquellos (aquellos es un pronombre porque sustituye al sustantivo espectadores).

El análisis morfológico, por ejemplo, de la palabra aquellos en el segundo ejemplo tendríamos que decir que es un pronombre demostrativo masculino plural.

VERBO

El verbo es la palabra más importante de una oración. Expresa acciones (estudiar), estados (permanecer) y procesos (envejecer). Aunque nos referimos a ellos en infinitivo, cuando aparecen en una oración son muy variables, puesto que sus terminaciones son capaces de ofrecer información sobre la persona gramatical (primera, segunda o tercera), el número (singular o plural), el tiempo (presente, pasado o futuro), el aspecto (perfecto o imperfecto) y el modo (indicativo, subjuntivo o imperativo). Además, puede presentarse en construcciones activas o pasivas, lo que tradicionalmente se ha llamado la voz activa (El escritor firmó el libro) y la voz pasiva (El libro fue firmado por el escritor).

Pues bien, las distintas formas que puede presentar un mismo verbo (amo, amaré, habré amado, amad…) constituyen la conjugación verbal. Debes estudiar las tres conjugaciones de los verbos modelo (1ª: verbos terminados en –ar; 2ª: verbos terminados en –er; 3ª: verbos terminados en –ir) en las páginas 244, 245 y 246 de tu libro de texto.



Añadamos ahora más información sobre los verbos. Vamos a explicar qué son verbos auxiliares y verbos irregulares:

  • Verbos auxiliares son los que ayudan a formar otros verbos. Los más importantes son el verbo haber (con el que se construyen las formas compuestas: he estudiado) y el verbo ser (con el que se forma la voz pasiva: fue publicado). Existen también otros verbos auxiliares que sirven para formar las perífrasis verbales que, por el momento, no vamos a estudiar.

  • Verbos irregulares son aquellos que no mantienen la raíz o lexema de su infinitivo o presentan variaciones en las terminaciones con respecto a los verbos modelo o ambas cosas a la vez: el verbo jugar, por ejemplo, no mantiene su raíz en el presente de indicativo (juego); el verbo venir presenta por ejemplo variación en su terminación verbal cuando se usa en el futuro vendré (la forma regular sería *veniré).

Todo lo estudiado en este apartado explica que cuando analizamos morfológicamente un verbo, por ejemplo, el verbo amaré tenemos que decir que está en 1ª persona del singular del futuro imperfecto de indicativo en voz activa.

1 Estos apuntes, elaborados por el Departamento de Lengua castellana y Literatura del IES “La Fuensanta”, están basados principalmente en los libros de Lengua castellana y Literatura 2º de la ESO de las editoriales Akal y Oxford modificados con algunas aportaciones personales.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal