Las aptitudes



Descargar 130,12 Kb.
Fecha de conversión09.03.2017
Tamaño130,12 Kb.



INSTITUTO DE EDUCACIÓN TÉCNICA Y FORMACION PROFESIONAL

13 DE JULIO”

A

1012

Humberto I 102 4361-7075

Ciudad de Buenos Aires www.13dejulio.edu.ar 4307-6575

(C1103ACD) info@13dejulio.edu.ar





LAS APTITUDES
Aptitud significa capacidad para hacer algo, capacidad de rendimiento. Ahora bien, no debemos confundir aptitud con rendimiento. Rendimiento es lo que el hombre realiza en una determinada actividad o trabajo; aptitud es la capacidad potencial del individuo para realizar dicha actividad o trabajo: el que luego, posteriormente, su rendimiento sea bueno en dicha actividad o trabajo dependerá no sólo de su aptitud, sino también de su voluntar y motivación.
Rendimiento = Aptitud + Motivación
Todas las personas poseen las mismas aptitudes básicas, pero en distinto grado. Es decir, todos poseemos algo de cada una de las aptitudes básicas que existen. Así, si nos referimos a la aptitud inteligencia, todas las personas poseen esta aptitud, pero mientras algunos la poseen en alto grado, son muy inteligentes, otros solamente la tienen en pequeño grado y por ello son poco inteligentes.

Las aptitudes son innatas, son fundamentalmente hereditarias, pero se desarrollan con el entrenamiento hasta la adolescencia y comienzan a perder intensidad a partir de los 30/35 años.

La intensidad depende de la herencia, pero también del medio que es el que permite un mayor o menor desarrollo de las mismas.
Las aptitudes se pueden clasificar teniendo en cuenta tres aspectos:
Aptitudes mentales o intelectuales

Se refieren a funciones del intelecto humano, como agilidad mental, memoria, velocidad de los procesos de pensamiento, razonamiento abstracto etc. Entre las aptitudes mentales hemos de citar en primer lugar la inteligencia por ser la aptitud más estudiada y más correlacionada con las funciones intelectuales del hombre.


Aptitudes sensoriales

Son aquellas relacionadas con las funciones de los sentidos. Son las siguientes:

Aptitud visual; Aptitud auditiva; Aptitud Táctil; Aptitud olfativa; y Aptitud gustativa.
Aptitudes Motoras

Son aquellas relacionadas con las funciones motoras como la destreza manual, la actividad manipulativas, control muscular etc.

También existen otras aptitudes que podemos denominar “especiales” y que son en realidad el conjunto de una serie de aptitudes básicas. Tales como:

Aptitud mecánica; Administrativa; Artística; Musical etc.


Que cada trabajador posea las aptitudes adecuadas para el trabajo a realizar dependerá, no sólo su posterior rendimiento, sino también su mayor facilidad y satisfacción en el trabajo.


LAS ACTITUDES

Las actitudes son una cierta tendencia mental, una predisposición a formar ciertas opiniones.

En otro sentido una actitud es un marco de referencia y como tal influye sobre nuestra forma de ver las cosas.

Las opiniones, en cambio, son específicas ya que se refieren a la interpretación que las personas dan a hechos o situaciones concretas.

Una opinión representa siempre la interpretación de los hechos, pero en la mayoría de los casos la naturaleza de esta interpretación depende de la actitud de cada persona, y cuanto a estas personas se les pregunta por qué tienen esa particular opinión nos dan una justificación que n describe la causa de la opinión. Es importante que tengamos esto en cuenta, ya que cuando intentamos conocer la causa de las opiniones de los trabajadores de una empresa y les preguntemos a ellos, siempre nos darán sus justificaciones. Para intentar conocer estas causas habrá que remontarse a lo que precede a la opinión, y será necesario, por tanto, analizar los hechos que concurren en la situación y conocer las actitudes de los trabajadores.
Las actitudes explican las contradicciones: Todos habremos observado que existen muchas personas que mantienen opiniones contradictorias. Estas contradicciones no se deben siempre a la falta de inteligencia como suele suponerse, sino a la existencia de ciertas actitudes. Con una determinada actitud personas muy inteligentes pueden sostener opiniones que para otros sean contradicciones evidentes. Cuando reconozcamos que gran parte de nuestras opiniones se basan en nuestra actitud, reaccionaremos de forma más razonable, sin dejarnos llevar por la indignación y toleraremos más fácilmente el punto de vista de los demás.


Las actitudes organizan los hechos: La interpretación de los hechos depende, no sólo de los hechos mismos sino también de la forma en que éstos se interrelacionan y organizan.

Un operario joven que obtiene una producción de 70 piezas diarias, puede parecernos malo si lo comparamos con otros cuya producción sea de 80, 95 ó 100. Pero si tenemos en cuenta ciertos factores(que su producción aumenta diariamente, aunque sea poco, que es joven y nuevo en el puesto, que el trabajo que ha de realizar es complejo etc) quizá ya no nos parezca tan malo.



Por todo ello es aconsejable separar los elementos interpretativos de los hechos en sí. Si queremos ser imparciales y objetivos en nuestras opiniones y juicios, debemos ser capaces de agrupar los hechos en todas las diversas formas posibles y después determinar qué interpretación es la que mejor se ajusta a la realidad.
Las actitudes seleccionan los hechos: Ante cualquier situación las personas tendemos a seleccionar los hechos que son compatibles con nuestra actitud y a ignorar o rechazar los que se oponen. En este aspecto la actitud es una especie de filtro de los hechos.



Educación hacia el futuro


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal