La traducción y el significado de las palabras jurídicas – Parte segunda



Descargar 281,94 Kb.
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño281,94 Kb.
LA TRADUCCIÓN Y EL SIGNIFICADO

DE LAS PALABRAS JURÍDICAS – Parte segunda
continuación de la presentación en powepoint
La terminología jurídica

(el vocabulario técnico - la univocidad, el vocabulario semitécnico – la equivocidad, el vocabulario general de uso frecuente en Derecho, otros registros lingüísticos)


La estructura de las unidades léxicas del español jurídico

(las palabras simples, compuestas, complejas, derivadas – los prefijos, los sufijos y las desinencias, las series léxicas, las palabras parasintéticas )


El significado de las unidades léxicas del español jurídico. La definición. La intensión y la extensión


La terminología jurídica
En este punto pretendemos clasificar las unidades léxicas atendiendo a su grado de especialidad. A estos efectos, llamamos terminología al conjunto de términos o vocablos propios de una profesión, ciencia o materia.
Siguiendo este criterio, distinguimos tres tipos de vocabulario: el técnico, el subtécnico y el general de uso frecuente en Derecho. A éstos tres habría que añadir un cuarto grupo: el de los términos técnicos no jurídicos. Dado que los procesos judiciales pueden versar sobre cualquier actividad humana, el léxico que abarcan es muy amplio. En el mundo contemporáneo son especialmente frecuentes los litigios relacionados con materias muy complejas, como la ciencia médica, las operaciones financieras, bursátiles o bancarias, los efectos de los compuestos químicos, los avances en la industria aeronáutica, los últimos descubrimientos de la tecnología, la ingeniería o la informática y un sinfín de especialidades y técnicas, a cual más densa y sofisticada. Muchos de estos términos se emplean, sobre todo en el Boletín Oficial del Estado, en su versión inglesa (Calvo, 1980: 66-69), a veces con traducción y a veces sin ella:
... lingotes para tubo (wire bar)

... los programas necesarios de software para la realización de dichos trabajos...

... para todas las prestaciones de handling en el aeropuerto...



... el importe del stock final, esto es, el que exista al final del ejercicio...
Todo esto, naturalmente, añade gran diversidad al lenguaje propio de las actuaciones judiciales, sin olvidar que, con el tiempo, alguna parte de este inmenso vocabulario termina instalándose en el propio texto de las leyes.
EL VOCABULARIO TÉCNICO. LA UNIVOCIDAD
Este grupo está formado por palabras técnicas, exclusivas del mundo jurídico, aunque muchas de ellas, como por ejemplo «hipoteca» (mortgage - hypothéque) o «pleito» (action, suit, lawsuit procés), pueden utilizarse, por analogía, en el lenguaje común:
Ha hipotecado (esto es, ha puesto en peligro de malograr) su porvenir con ese trabajo que ha aceptado.

El pleito (la discordia) entre esas familias arranca de varias generaciones.
Las unidades léxicas de este grupo se llaman «términos» y sus significados están definidos de forma unívoca dentro de una teoría (Cabré, 1993); los términos se caracterizan por:

a) su monosemia, o univocidad, con lo cual, gracias a la gran precisión de sus definiciones y a su gran estabilidad semántica, se obtiene una mayor seguridad jurídica; y

b) su carácter medular, ya que, si no se entienden, difícilmente se puede comprender la materia que se estudia.
Dado que algunos especialistas reservan la voz terminología sólo para las unidades léxicas de este grupo, podemos decir que, en un sentido amplio, la terminología jurídica es todo el vocabulario técnico utilizado por la profesión, mientras que, en sentido estricto, sólo comprende las palabras de este grupo técnico. En él se pueden distinguir unidades léxicas simples y unidades compuestas.


  1. Unidades simples


ADIR (accept an inheritance - accepter un héritage): manifestar la voluntad de adquirir la herencia, de forma simple o a beneficio de inventario.

ALBACEA (executor - exécuteur): persona que, por voluntad del testador o por designación del juez, interviene en la ejecución de un testamento.

COHECHO (bribery or attempted bribery of a judge or public servant - subornation, pot de vi): delito que comete el que soborna, o procura sobornar, a un juez o funcionario público.

EXHORTO (letter of request - commission rogatoire): comunicación que envía un juez a otro para que realice algún trámite en sustitución suya.

IMPENSAS (impensa; expenses incurred by a tenant for upkeep or improvement of property impenses): gastos en que incurre el in­quilino o arrendatario.

INTERDICTO (interdict, proceedings brought to determine right of possession - action possessoire): juicio posesorio, es decir, aquel que se promueve para determinar el derecho a la posesión de una cosa, sobre todo por impago de un crédito o cuando surge una disputa entre el dueño de una finca y el inquilino o arrendatario.

OTROSÍ (furthermore, moreover - en outre): en lenguaje forense significa «además» y se emplea delante de los distintos apartados de una exposición o argumentación. Como sustantivo significa cada uno de los apartados o pretensiones que siguen al principal en una demanda.


  1. Unidades compuestas


CADUCIDAD DE LA INSTANCIA (presumption of discontinuance, staying of proceedings for want of prosecution - forclusion): archivo de las actuaciones decretado por el juez cuando, pasado cierto plazo, las partes han dejado de realizar gestiones. En tal caso, se presume que los litigantes han abandonado sus pretensiones. Sin embargo, a diferencia de la prescripción, que es definitiva, la caducidad de la instancia no impide a las partes retomar el pleito en un momento posterior.

CARGA DE LA PRUEBA (burden of proof - charge de la preuve): obligación que recae en una de las dos partes en un litigio de demostrar fehacientemente la verdad de lo que alega contra el interés de su oponente; en las causas penales, salvo excepciones, le corresponde a la parte acusadora, ya que en caso de insuficiencia probatoria la presunción de inocencia favorece al procesado; procede del latín onus probandi.

LUCRO CESANTE (loss of earnings - manque à gagner): ganancia que se deja de percibir como consecuencia del acto u omisión de un tercero y que da derecho a indemnización; en el cálculo de la cuantía de la indemnización fijada por el tribunal, se contrapone a «daños emergentes», que se dividen entre las lesiones personales sufridas y los daños o pérdidas materiales ocasionados; procede de lucrum cessans, término latino que también se suele utilizar en francés.

EL VOCABULARIO SEMITÉCNICO. LA EQUIVOCIDAD
El segundo grupo, llamado «vocabulario semitécnico», y también «subtécnico», está formado por unidades léxicas del lenguaje común que han adquirido uno o varios nuevos significados dentro del español jurídico, como en los ejemplos que siguen del verbo «deducir», sacados todos de la LEC de 2000, en los que vemos, además de los significados generales de «inferir» y «descontar», el jurídico de «alegar»:
DEDUCIR1 (deduce, infer - déduire): inferir.

las diligencias de ordenación [...] que permiten deducir que la actuación correspondiente deben realizarla aquéllos...

DEDUCIR2 (deduct - déduire): descontar.

... sistema que se complementa deduciendo del avalúo el importe de las cargas subsistentes...

DEDUCIR3 [jur.] (plead, raise a plea, put in a plea, set up a plea - alléguer): alegar, presentar las partes sus defensas o alegaciones.



Esta pretensión se deducirá en el tribunal que conozca del asunto

El plazo para deducir demanda contra la resolución es de 30 días hábiles.


DEDUCIR (TESTIMONIO [jur.] (issu, deliver - alléguer, présenter un témoignage): librar; presentar testimonio, a los efectos de incoar un procedimiento.
El Juez ha ordenado deducir testimonio de la declaración de un testigo por apreciar que en la misma existen indicios de comisión de un delito.

El Tribunal que enjuició los hechos ha decidido deducir testimonio contra el padre que agredió a una de las victimas.


Este vocabulario, que es polisémico, se ha formado en la mayoría de los casos por extensión del significado mediante el proceso de analogía, añadiendo nuevas acepciones al significado original. Además de ser muy amplio, es probablemente este grupo el más difícil de dominar por la equivocidad que nace de las polisemias, por las connotaciones y por las sinonimias de muchas palabras. Sus significados se activan siempre dentro de un contexto, mientras que los términos del grupo anterior son monosémicos y se entienden dentro de una teoría o de un campo del saber.
La lista de este grupo es muy larga; a continuación comentamos los significados de «disponer», «instruir», «proveer», «prescripción», «auto» y «reconvención»:
DISPONER1 (order, arrange - ordonner, arranger): arreglar, organizar.

DISPONER.2 [jur.] (provide, order; stipulate, determine, establish - ordonner, stipuler, déterminer, établir): ordenar, estipular, establecer; determinar.

DISPONER3 [jur.] (make use of - disposer de): hacer uso de.
Han dispuesto las mesas de forma tal que todos puedan verse entre sí.

El juez ha dispuesto que la empresa le aporte una certificación de...

No puede disponer de la herencia de su padre hasta que cumplan 18 años.
INSTRUIR1 (instruct, train - instruire, enseigner): formar; educar, explicar; aleccionar.

INSTRUIR2 (inform instruire [[quelqu'un de quelque chose]): informar o comunicar formalmente la situación de las cosas, los resultados de lo actuado o las medidas que conviene tomar para el buen fin de una empresa.



INSTRUIR3 Uur. (investigate [a case] instruire): investigar judi­cialmente; formar el sumario en un asunto penal tomando de­claración a los implicados y testigos.
Las sesiones prácticas suelen instruir más que muchas conferencias magistrales.

Al agente especial se le ha instruido de todos los posibles peligros que puede encontrar.

El juez que instruye esta causa penal es de los más rigurosos en cuestiones de procedimiento.

PROVEER1 (provide, supply - fournir, pourvoir): proporcionar, ofrecer, abastecer, aprovisionar.

PROVEER2 [jur.] (give a ruling or an interim ruling, make an interim order - disposer que, décider que, prononcer): dictar un juez o tribunal una resolución que a veces es sentencia definitiva.

PROVEER3 [jur.] (fill [a position] - pourvoir une vacance): cubrir [una vacante]; esta acepción es muy corriente en el lenguaje jurídico-administrativo.
El poderdante está obligado a proveer de fondos al procurador, conforme a lo establecido...

El tribunal proveerá a esta petición ordenando la suspensión de las actuaciones...

La vacante que ha dejado el Sr. Martínez no se proveerá hasta dentro de dos años.
PRESCRIPCIÓN1 (prescription, order - prescription): mandato, orden; receta.

PRESCRIPCIÓN2 [jur.] (prescription, adverse possession - prescription acquisitive): modo de adquisición o extinción de un derecho real o acción de cualquier clase por el transcurso del tiempo en las condiciones previstas por la ley.

PRESCRIPCIÓN3 [jur.] (limitation, barring of an action by the statute of limitations - prescription): extinción de un derecho, una acción, o una responsabilidad por haber transcurrido el tiempo señalado para ello por la ley.
Se ha quedado en la cama por prescripción médica...

La oposición del demandado podrá fundarse en que posee la finca en virtud de prescripción...

La oposición a la ejecución fundada en títulos no judiciales se admite, entre otras causas, por la prescripción o caducidad del derecho del ejecutante.
AUTO1 ( [allegorical] religious play - auto): drama religioso de breves dimensiones.

AUTO2 [jur.] (arder ordonnance): resolución de un juez.



AUTOS3 [jur.] (court record - les dossiers en matiére civile): conjunto de actuaciones o de documentos que se producen en un juicio o en una causa; son frecuentes las expresiones como «el caso de autos», «la noche de autos», etc., en alusión a los hechos juzgados o los sucesos que forman la base de las actuaciones ante el tribunal.
A Calderón principalmente se debe el auge que tuvieron los autos sacramentales en el siglo XVII.

El juez instructor dictó un auto de prisión contra el imputado por la gravedad de los hechos.

Los juristas saben muy bien que lo que no está en autos no está en el mundo.

«¿Dónde se encontraba Vd. en la noche de autos?» le preguntó el abogado al testigo.
RECONVENCIÓN1(scolding, chiding, reprimand - reproche, réprimande): riña, reprensión, reprimenda.

RECONVENCIÓN2 [jur.] (counterclaim, set off - demande reconventionnelle): demanda que entabla el demandado al contestar al que promovió el juicio.



La Sala de lo Penal anuló los autos del magistrado con severas reconvenciones por «las medidas innecesarias, inadecuadas, desproporcionadas, irresponsables e irrazonables».

Se prohíbe la reconvención que no guarde relación con las pretensio­nes del actor.
EL VOCABULARIO GENERAL DE USO FRECUENTE EN DERECHO
El tercer grupo, que es el más copioso, está formado por las palabras del léxico común que, sin perder su significado propio, como en el grupo anterior, anidan esporádicamente en la especialidad o en sus aledaños. Las palabras de este vocabulario, que comprende también el «relacional», no son técnicas en el sentido estricto del término, porque conservan su significado primitivo, pero, por su elevado índice de presencia en el campo de interés, son tan imprescindibles como las de los otros dos subgrupos.
Uno de los verbos del vocabulario general que tiene un uso muy frecuente en el español jurídico es el verbo «practicar». Se emplea con el significado de «efectuar», «llevar a cabo» o «realizar» (carry out, perform - réaliser, effectuer), en expresiones tales corno «practicar una prueba», «practicar las actuaciones», «practicar detenciones», «practicar una redada», «practicar una autopsia», «practicar una citación», «practicar diligencias», etc. También es muy corriente el sustantivo «práctica»:
Citación para la práctica de diligencias preliminares.

La práctica de la prueba tendrá lugar durante la sesión.

Las prácticas fraudulentas pueden constituir un delito muy grave.
Igualmente pertenecen a este grupo sustantivos como «oficina», «autoridad», «plazo», «medida», «escrito», «pretensión», «audiencia» y «motivo», entre otros muchos, y verbos como «configurar», «notificar», «incorporar», «regular», «estimar», «apreciar», «resolver», «declarar» y un largo etcétera, junto a sus formas nominales (configuración, notificación, incorporación, regulación, etc.):
Es una medida que no ha gustado a nadie.

No existe motivo aparente que justifique la comisión de ese robo.

Esta ley configura una justicia civil nueva.

Al notificar la resolución a las partes, se indicará si es firme.

El voto particular; con la firma del autor, se incorporará al libro de sentencias.

La nueva ley pretende regular materias hasta ahora carentes de regulación


Con algunas de las anteriores voces se han formado palabras compuestas que pertenecerían al segundo grupo, o vocabulario sub técnico, tales corno:
MEDIDA PROVISIONAL (interlocutory order, provision, temporary measure - mesure provisoire).

MEDIDA CAUTELAR (injunction, provisional order - mesure conservatoire) .

MEDIDA COERCITIVA (coercive measure, restraining order - mesure coercitive).

MEDIDAS DE APREMIO (means of enforcement - mesures de contrainte).
MOTIVO DE NULIDAD (grounds for striking out, setting asidde, revoking an order, etc.] - motif de nullité).

MOTIVO DE DENEGACIÓN (grounds for refusal - motif de refus).
OTROS REGISTROS LINGÜÍSTICOS
Las características que hemos apuntado se refieren al lenguaje que utilizan los operadores jurídicos. Pero también hay otros registros que se observan en el mundo jurídico, sobre todo en el judicial: el de las expresiones coloquiales de algunos testigos, lleno de expresiones coloristas, no exentas en ocasiones de errores sintácticos, el de los peritos, y el marginal o de germanía (thieves' cant, underworld slang - argot, français vulgaire):


  1. El registro de los profesionales y expertos


Las leyes mandan o prohíben algo en consonancia con la justicia y para el bien de los ciudadanos. Ahora bien, este «algo» puede pertenecer a cualquier esfera de la realidad, desde el mundo de la ecología al de la economía, la medicina o la tecnología. La ordenación jurídica de estos sectores de la vida está aportando cada vez más vocabulario técnico a cada una de las especialidades del Derecho. Así, por ejemplo, cualquier regulación de los delitos ecológicos, de las autorizaciones y prohibiciones de las operaciones financieras, del aborto legal utiliza un léxico muy técnico o especializado, ya que no se puede obviar que, aunque las normas jurídicas, por su propia naturaleza, son de tipo general, van dirigidas en la mayoría de los casos a destinatarios muy concretos y exigen una definición y una terminología muy precisas.


  1. Las jergas del hampa y de los delincuentes

Lo primero que llama la atención son los distintos nombres que se aplican a la policía como cuerpo o al guardia individual: «la bofia», «la pasma», «la chusma», «los maderos», «los perros», «agua», «estupa», «guripa», «nacional», «picoleto» y algunos más.


He aquí algunos otros términos de este grupo:
CAMELLO (pusher, dealer - revendeur de drogue, dealer).

CACO/CHORIZO (thief, tea-leaf, crook, pickpocket filou, piqueur; tireur, chourreur).

COMERSE EL MARRÓN (carry the can, be the fall guy, face the music - tout prendre dans la greule).



ESTIRAR LA PATA (snuff it, croak, peg out, kick the bucket - casser sa pipe, tourner de l'oeil, clampser, passer l'arme á gauche).

HACERSE UN CANUTO (roll, smoke a joint - se rouler un joint, se rouler un pet).

MANGAR (swipe, nick - chaparder chiper, piquer).

MONO (cold turkey - le manque).

TRINCAR (nick, nab, pick up, bust - barbotet; chiper). CHIRONA/SOMBRA (nick, clink, jug - tôle, violon).



CHIVARSE (shop, grass, squeal, sing, spill the beans, tip off - rapporter, cafarder, moucharder).

CHIVATO (snitch, grass, nark, stool pigeon - rapporteur, mouchard) CHUTARSE/PICARSE (shoot up, give oneself a fix - se shooter, se piquer).

CARGARLE EL MUERTO A UNO (stitch somebody up, double-cross somebody, pin the blame on somebody - tout mettre sur le dos de quelqu'un, tout faire retomber sur quelqu'un).

PASAPORTAR A UNO/CARGARSE A UNO (bump somebody off, take somebody out, whack somebody, blow somebody away - descendre quelqu'un).

HAMPA (underworld, gangland - pégre, racaille).

BOFIA/PASMA (cops, fuzz, rozzers - les flics, les poulets, les keufs).




  1. Las expresiones coloquiales

A pesar de la tendencia del español jurídico hacia el vocabulario culto y las expresiones grandilocuentes, no faltan, corno en todas las profesiones, palabras, giros y expresiones coloquiales:


A LA SOMBRA (in the nick/clink, in jug, behind bars - sous les verrous, en tôle, au violon, .à. l'ombre): encarcelado.

DAR CARPETAZO (shelve, close the file on, put on the back burner -classer une affaire): archivar un asunto sin darle el curso normal ni terminar de tramitarlo.

EMPAPELAR (book, sue, take to court, have up - traîner devant les tribunaux): formar causa criminal a uno o abrirle expediente.

EN CAPILLA (on death row, in me condemned cell - en chapelle): en espera de la ejecución de la pena de muerte, en el llamado «corredor de la muerte».


La estructura de las unidades léxicas del español jurídico
Las unidades del léxico jurídico, como las del léxico general, pueden ser simples («efecto») y compuestas («efecto de comercio»):
LAS PALABRAS SIMPLES
A modo de ejemplo analizamos la palabra «efecto», por ser un término muy utilizado en el mundo del Derecho, como unidad simple, corno unidad compuesta y corno unidad compleja («a estos efectos», «surtir efectos», etc.). En la LEC de 2000 este sustantivo aparece 310 veces; el verbo «efectuar», 96; y el adjetivo «efectivo», 70.
EFECTO1 (effect, consequence, result - effet, conséquence, résultat): consecuencia, resultado.
El abogado, con su obcecación, ha conseguido el efecto contrario al deseado.
EFECTOS2 [jur.] (belongings, goods, chattels, contents, stock - effets, outils, ustensiles): objeto, artículo; se suele usar en plural con el sentido de «enseres», «utensilios», «instrumentos», etc.
Antes de la venta, entregó al comprador una relación de todos los efectos existentes en la tienda.
EFECTO3 [jur] (security, draft, bill, instrument effet): documento o valor mercantil; se usa con frecuencia en plural con el sentido de «títulos», «valores» o «documento de crédito».
Los ladrones no se llevaron dinero efectivo, sólo efectos, que ya han sido anulados.
EFECTO4 [jur.] (effect, coming into effect, commencement - inception effet): comienzo, entrada en vigor; esta acepción aparece sobre todo en la expresión «con efecto de» utilizada en contratos, pólizas de seguro y nombramientos.
El efecto de este seguro es de 1 de febrero de 2001.
LAS PALABRAS COMPUESTAS
Es muy elevado el número de palabras compuestas en el español jurídico: «falso testimonio» (perjury - faux témoignage), «acoso sexual» (sexual harassment harcèlement sexuel), «robo a mano armada» (armed robbery - vol à main armée), etc.
Antes de entrar en una clasificación de estas palabras, conviene mencionar un tipo de unidades léxicas, formadas por palabras simples amalgamadas, como «compraventa», «poderdante», «francotirador», «todoterreno», que para unos son unidades simples y para otros, palabras compuestas amalgamadas.
Las pautas más frecuentes que siguen las palabras compuestas no amalgamadas del español jurídico son las siguientes:

Nombre + adjetivo.

Éste es el grupo más abundante:


EFECTO DEVOLUTIVO (status of an appeal or objection pending before a higher court while proceedings continue in the lower - effet dévolutif): el de un recurso cuyo conocimiento corresponde por ley al tribunal superior, sin que se interrumpan las actuaciones del inferior mientras se resuelve.

EFECTO RETROACTIVO (retroactive effect, backdating effet rétroactif): el que produce consecuencias a partir de un momento anterior a la decisión de que se trate; por ejemplo, cuando tras unas negociaciones entre patrono y empleados, se acuerda una subida salarial que abarca un período de tres meses anteriores a la firma del pacto.

EFECTO SUSPENSIVO (effect of halting proceedings or delaying enforcement of a judment pending the outcome of the appeal - effet suspensif): el de un recurso que por ley provoca la paralización de las actuaciones del tribunal de instancia mientras el superior resuelve sobre la resolución impugnada.

EFECTOS COTIZADOS (quoted/listed securities - effets cotés): valores ofrecidos para su negociación en Bolsa.

EFECTOS PERSONALES (personal effects/belongings - effets personnels): bienes o enseres personales.

AMPARO JUDICIAL (protection of the court - protection judiciaire). APROPIACIÓN INDEBIDA (misappropriation, embezzlement - distraetion de biens).

COSA JUZGADA (res judicata - affaire jugée): situación en la que se encuentra un asunto cuando ha recaído sentencia firme sobre el fondo; por operación del principio non bis in idem («no se puede proceder dos veces en la misma causa»), la resolución produce efectos permanentes para las partes litigantes, que jamás podrán volver a someter la misma cuestión a la consideración de los tribunales.

EXPROPIACIÓN FORZOSA (compulsory purchase orden expropriation - expropriation forcée): resolución administrativa por la que los particulares quedan obligados a ceder parte de sus terrenos al ayuntamiento u otro organismo público para que éste pueda acometer unas obras de interés general; a cambio, los afectados reciben una compensación económica.

JUEZ INSTRUCTOR (examining magistrate - juge d'instruction): juez encargado de llevar a cabo la instrucción en los procesos penales.

PODER NOTARIAL (power of attorney - procuration): instrumento en el que se constar la facultad que alguien da a otra persona ante notario para que en lugar suyo y representándole pueda ejecutar actos.

PRUEBA TESTIFICAL (testimony, witness evidence, hearing of witnesses - témoignage): medio de prueba que consiste en las declaraciones de los testigos examinados ante el tribunal y sus respuestas a las preguntas que se les formulan.

RAZÓN SOCIAL (firm - entreprise): empresa.

VISTA ORAL (public hearing, trial proper - audience publique): audiencia pública; es la fase del juicio o proceso celebrada oralmente ante el tribunal, en la que las partes, por medio de sus abogados, exponen sus pretensiones y los argumentos jurídicos que tienen por convenientes, practican las pruebas y citan a declarar a sus testigos, con oportunidad para ambas partes de interrogar a los llamados por su oponente.
Nombre + de + nombre
EFECTO DE COMERCIO (commercial instrument, draft, bill - effet commercial): título negociable que es pagadero a la vista o a un vencimiento próximo.

ESTADO DE DERECHO (rule of law état de droit): organización jurídica del Estado mediante principios y técnicas que tienden a limitar el poder de los gobernantes.

FUNDAMENTOS DE DERECHO (legal reasons for decision – fondements juridiques): también llamados «fundamentos jurídicos», son los razonamientos jurídicos mediante los que los jueces, al redactar las sentencias, aplican las normas y preceptos de las leyes vigentes a los hechos considerados probados tras la celebración del juicio correspondiente.

ALLANAMIENTO DE MORADA (housebreaking, breaking and entering - violation de domicile): delito que consiste en entrar por la fuerza en la casa de alguien sin su consentimiento, normalmente con la intención de robar, causar destrozos o efectuar un registro ilegal.

REPERTORIO DE JURISPRUDENCIA (law reports - répertoire de jurisprudence): compilaciones ordenadas de sentencias de los distintos tribunales para consulta de los especialistas interesados en conocer, para fines prácticos, el detalle de las resoluciones judiciales publicadas con anterioridad y los motivos jurídicos de las mismas.
Nombre + preposición distinta a «de» + nombre
EFECTO A LA VISTA (bill payable at sight - effet exigible á vue).

FALSEDAD EN DOCUMENTO PÚBLICO (misrepresentation in a public

record, making/uttering a false instrument - faux en écriture publique).

LIBERTAD BAJO FIANZA (bail - mise en liberté sous caution).

ROBO CON ESCALO (burglary cambriolage).
Nombre + nombre
COCHE BOMBA (car bomb - voiture piégée).

FECHA LÍMITE/TOPE (deadline - date limite).
Expresión verbal
CAUSAR/PRODUCIR EFECTO (come into force, become operative - produire effet, faire effet).

PONER EN EFECTO, LLEVAR A EFECTO (carry into effect, carry out, give effect to, perform - donner effet à, mettre à exécution).

TENER EFECTO (take effect - avoir effet, être en vigueur).



Otras expresiones
A EFECTOS DE (for the putposes of, with a view to, with respect to - á l'effet de, en vue de, pour l'application de).

A EFECTOS LEGALES (for legal purposes - à effets de droit, à effet légal).

CON EFECTOS DESDE (with effect from - avec effet de).

SIN EFECTO (ineffective, of/to no avail, without legal effect - sans effet).


LAS PALABRAS COMPLEJAS
Son palabras complejas aquellos sintagmas nominales largos cuyas unidades mantienen una relación léxica estable y estricta de forma tal que se pueden memorizar («dar marcha atrás», en vez de «desdecirse»; «dar la espalda a alguien» por « rechazar»; «estirar la pata» por «morir», etc.).
En el español jurídico también se encuentran muchas palabras complejas:
ADMITIR A TRÁMITE (give leave/permission to proceed - autoriser à agir en justice,

admettre à un appel).

DILIGENCIAS PARA MEJOR PROVEER (ruling postponing final judgement until

further or better evidence is produced - mesure/décision prise dans le but d'obtenir de plus amples informations).

EXCEDERSE EN EL USO DE SUS ATRIBUCIONES (act ultra vires, exceed

one's duty, go beyond one's brief - sortir/dépasser de sa compétence).

PASAR A DISPOSICIÓN JUDICIAL (be brought before a magistrates' court -

traduire quelqu'un devant une juridiction).
LAS PALABAS DERIVADAS. Los PREFIJOS, LOS SUFIJOS Y

LAS DESINENCIAS. LAS SERIES LÉXICAS
Anteriormente hemos comentado la audacia que tienen los operadores jurídicos para formar nuevas palabras de acuerdo con sus necesidades («alienidad», «originación», «imperatividad», etc.). Como se ve, los sufijos -ad y -ción son muy corrientes; sin embargo, hay uno, el sufijo -al, que es muy característico del español jurídico:
La presente Ley se dicta en virtud de los títulos competenciales que la Constitución Española atribuye en exclusiva al Estado en el artículo 1.0 del párrafo 1...
Se considera, asimismo, que concurre interés casacional cuando las normas cuya infracción...
Los términos competencial y casacional son un claro exponente de la facilidad con que el español jurídico forma nuevas palabras, aplicando las reglas lógicas de la lengua, y el sufijo -a3 con su significado de «relacionado con» es muy productivo en el español jurídico (judicial, jurisdiccional, constitucional, ambiental, etc.).
Cada día es mayor el número de palabras acabadas en -al, sobre todo por in­fluencia del inglés (educacional, operacional, etc.), algunas de las cuales, como «negocial», aún no están recogidas en los diccionarios:
Los sujetos de carácter sindical en sus diferentes niveles organizativos tendrán legitimación negocial cuando reúnan determinados requisitos.
Las palabras «negocio», «negociar», «negociación», «negociable», «negocioso», «negociante», «negociador», etc., ocurren con naturalidad en el español común; en cambio, negocial no está registrada como palabra en los diccionarios habituales, ni se conoce su uso en el español cotidiano.
Con esta facilidad para la creación de palabras con los recursos léxico-morfológicos del lenguaje, abundan en el español jurídico series léxicas formadas a partir de una base, como han recogido Henríquez y de Paula (1998: 179-190):
admitir: inadmitir, inadmisibilidad, inadmisión, inadmisible, etcétera

culpa: exculpar, exculpatorio, exculpación, inculpar, inculpado, inculpatorio, etc.,

propio: apropiar, expropiar, expropiante, expropiatorio, etc.
El significado de la mayoría de estas palabras es transparente semánticamente, esto es, se puede deducir sin mucha dificultad a partir del de sus componentes. Sin embargo, en muchos casos, como afirman Henríquez y de Paula, los términos resultan tan forzados, que da la impresión de que «el lexicógrafo no ha pasado por allí».
Los principales recursos morfológicos con que cuenta el español jurídico para formar palabras derivadas son los prefijos, los sufijos y las desinencias del participio de presente y de pasado:
Prefijos: cooficial, desafiliar, desregulación, inimputable, prea­viso, contracautela, contrabando, contraaviso, etc.

Sufijos: absolutorio, admisibilidad, inadmisión, causación, cesionario, lesivo, gravamen, oneroso, etc.

Participio de presente: demandante, recurrente, endosante, concordante, enervante, discrepante, cedente, proponente, querellante, causante, etc.

Participio de pasado: encausado, imputado, procesado, [parte] recurrida, etc.


Debido a que en la mayoría de los actos jurídicos hay un sujeto activo y otro pasivo, el participio de presente y el de pasado son muy convenientes para expresar la relación entre este par de agentes querellante y querellado, demandante y demandado, exhortante y exhortado, ejecutante y ejecutado, etc.:
Los exhortos se remitirán directamente al órgano exhortado... Cumplimentado el exhorto, se comunicará al exhortante su resultado...

Si la sentencia fuese de condena dineraria, el ejecutado no podrá oponerse a la ejecución provisional [...]. Con estas normas, la Ley permite una eficaz tutela del derecho del acreedor ejecutante...
En ocasiones, el sujeto pasivo no se forma con el participio pasado sino con el sufijo -ario: «donante y donatario», «concedente y concesionario», «mandante y mandatario». A veces, el beneficiario de la acción del verbo se forma con el sufijo -ista, como en el ejemplo que sigue:
El derecho a la prestación de alimentos entre parientes habrá de regularse por la ley nacional común del alimentista y del alimentante.
Cuando existen verbos que expresen la reciprocidad de acciones se suele emplear el sufijo -or en los dos casos: «deudor y acreedor», «vendedor y comprador», etc.
LAS PALABRAS PARASINTÉTICAS
Por último, no se pueden pasar por alto las palabras parasintéticas que existen en el español jurídico. Estas palabras se forman anteponiendo un prefijo a una base formada por un nombre más un sufijo, base que no existe como nombre independiente. Por ejemplo, la palabra «excarcelar» es parasintética porque se ha formado con el prefijo «ex» añadido a la base carcelar, que no existe como palabra independiente. También son parasintéticas «enajenar», «endeudar» y muchas otras.
El significado de las unidades léxicas del español jurídico.

La definición. La intensión y la extensión
La imprecisión léxica está relacionada con la naturaleza resbaladiza del significado de las unidades léxicas. Es tan cambiante y escurridizo el valor semántico de las palabras que nos vemos obligados a negociaciones constantes en la conversación diaria para no incurrir en equívocos, o para deshacerlos cuando se producen. Piénsese, por ejemplo, cuántas veces tenemos que preguntar a nuestro interlocutor qué ha querido decir con tal o cual expresión o a qué se refiere determinado comentario suyo. Y con la misma frecuencia nosotros mismos, ante la cara de asombro con la que nos miran, nos vemos obligados a reformular parte de nuestra intervención o a precisar el alcance de algún término que espontáneamente nos ha salido.
Para dar un ejemplo que ilustra la ambigüedad provocada por el significado general o el técnico de una sola palabra, imagínese la confusión que podríamos provocar si dijéramos de repente a nuestro oyente,«Por cierto, ¿te han contado que la pobre Lola ha perdido el juicio?». Alertados por la expresión de horror del amigo, tendríamos que aclarar el sentido de la frase, diciendo algo así como «¡No, hombre! ¡tranquilo! No es que se haya vuelto loca. Lo que quiero decir es que ya ha salido la sentencia en el pleito ese por la herencia, y a Lola no le han dado la razón. Ha perdido».
Analicemos en primer lugar algunas cuestiones relacionadas con esta imprecisión léxica:


  1. El significado literal de las palabras

En el art. 675 de la LEC de 2000 se dice que «toda disposición testamentaria deberá entenderse en el sentido literal de sus palabras, a no ser que aparezca claramente que fue otra la voluntad del testador».


La pregunta que inmediatamente nos planteamos es si existe el «sentido literal» de las palabras, esto es, el que corresponde a un enunciado interpretado en un contexto cero. Pero, ¿es posible el contexto cero? La hipótesis de tal contexto se nos presenta con relativa frecuencia a todos los traductores cuando, tras luchar infructuosamente con alguna oración o párrafo cuya traducción nos han solicitado, optamos por consultar las dudas con el que nos ha encargado la labor y éste, que habitualmente sabe de lingüística lo imprescindible, nos insta a que le demos el sentido literal.
El lingüista Searle (1969) estima que lo que llamarnos «significado literal» de una oración no es más que el sentido que aplicamos a dicha oración de acuerdo con el contexto que asumimos en el momento de la emisión, o el que está más ampliamente aceptado dentro de la comunidad epistemológica o de conocimientos a la que pertenecemos. Por ejemplo, el enunciado «La potencia es lo que importa» tiene distintos significados según nos encontremos en la esfera de los deportes, las matemáticas, la física, la filosofía o cualquier otro dominio cognoscitivo.


  1. La definición: la intensión y la extensión

Tanto en la traducción interna de los jueces como en la externa de los traductores está en juego la caracterización del significado, cuestión que a lo largo de la historia ha preocupado a todos los estudiosos del lenguaje, ya sean los filósofos griegos o medievales, los traductores de la Escuela de Toledo o los lingüistas y filósofos de nuestra época. A los griegos, con su dicotomía metodológica llamada «naturaleza-convención», les preocupaba qué era el significado, cuestión que también fue abordada por los filósofos medievales con sus inacabables estudios sobre los modi significandi (Robins, 1975).


La visión del significado en la Escuela de Traductores de Toledo, a la fuerza, tuvo que ser más culturalista y menos ontológica. En el siglo XX, filósofos como Wittgenstein (1968) y Quine (1968), o lingüistas como Greimas (1966), Nida (1965, 1975) o Austin (1962), entre otros muchos, han indagado en la naturaleza del significado, desde distintas perspectivas. Un buen portavoz del estructuralismo, Greimas, con la visión funcionalista de la realidad que tuvo este paradigma lingüístico, llegó a la conclusión de que el significado sólo se podía entender a través de una traducción interna, que se consigue por medio de la definición.
En el preámbulo de la LEC de 2000 se asegura que esta nueva versión del texto legal «opta por definir de forma precisa qué debe entenderse por providencias y autos». La verdad es que no aparece la definición en el sentido tradicional de la palabra, esto es, una ecuación lógica en la que el definiendum, o cosa que se va a definir, equivale al definiens o definidor, el cual consta del genus o clase, más la differentia, o conjunto de rasgos diferenciales, mientras que al género más la diferencia se la llama la «especie».
He aquí el texto del artículo pertinente:


  1. Las resoluciones de los tribunales civiles se denominarán providencias, autos y sentencias.

  2. En los procesos de declaración, cuando la Ley no exprese la clase de resolución que haya de emplearse, se observarán las siguientes reglas:

1• Se dictará providencia cuando la resolución no se limite a la aplicación de normas de impulso procesal, sino que se refiera a cuestiones procesales que requieran una decisión judicial, bien por establecerlo la ley, bien por derivarse de ellas cargas o por afectar a derechos procesales de las partes, siempre que en tales casos no se exija expresamente la forma de auto.

2.a Se dictarán autos cuando se decidan recursos contra providencias, cuando se resuelva sobre admisión o inadmisión de demanda, reconvención y acumulación de acciones, sobre presupuestos procesales, admisión o inadmisión de la prueba, aprobación judicial de transacciones y convenios, anotaciones e inscripciones registrales, medidas cautelares, nulidad o validez de las actuaciones y cualesquiera cuestiones incidentales, tengan o no señalada en esta ley tramitación especial.

3•a Se dictará sentencia para poner fin al proceso, en primera o segunda instancia, una vez que haya concluido su tramitación ordinaria prevista en la Ley. También se resolverán mediante sentencia los recursos extraordinarios y los procedimientos para la revisión de sentencias firmes.
Como se ve, las definiciones de los términos de interés presuponen un conocimiento técnico previo, de suerte que no las comprenderá fácilmente el lector que no esté familiarizado con los conceptos jurídicos de «resolución judicial», «normas de impulso procesal», «cuestiones procesales», entre otras muchas expresiones jurídicas de las que está salpicado el texto. Sin embargo, se entiende fácilmente que las sentencias son resoluciones judiciales que ponen fin al proceso; los autos son resoluciones judiciales que deciden recursos contra providencias, etc.
Pero, a pesar de la importancia de la definición en una ciencia como el Derecho, las palabras «definir» o «definición» aparecen pocas veces como tales en los textos jurídicos. Las definiciones suelen ir introducidas por una serie de voces, entre las que destacan los verbos «ser», «considerarse, «entenderse» o «reputarse». A modo de ilustración, reproducimos a continuación las definiciones de «documentos públicos», «días hábiles», «horas hábiles», «nacido», «criatura abortiva» y «emancipado», «cláusulas abusivas» y «profesional»:


  1. Documentos públicos:

Artículo 1216 del CC. Son documentos públicos los autorizados por un Notario o empleado público competente, con las solemnidades requeridas por la ley.


  1. Días hábiles, horas hábiles:

Artículo 130 de la LEC. Las actuaciones judiciales habrán de practicarse en días y horas hábiles. 2. Son días hábiles todos los del año, excepto los domingos, los días de fiesta nacional y los festivos a efectos laborales en la respectiva Comunidad Autónoma o localidad. También serán inhábiles los días del mes de agosto. 3. Se entiende por horas hábiles las que median desde las ocho de la mañana a las ocho de la tarde, salvo que la ley, para una actuación concreta, disponga otra cosa.


  1. Nacido:

Artículo 30 del CC. Para los efectos civiles, sólo se reputará nacido el feto que tuviere figura humana y viviere veinticuatro horas enteramente desprendido del seno materno.


  1. Criatura abortiva:

Artículo 745 del CC. Son incapaces de suceder: Las criaturas abortivas,entendiéndose por tales las que no reúnan las circunstancias expre­sadas en el artículo 30.


  1. Emancipado:

Artículo 319 del CC. Se reputará para todos los efectos como emancipado al hijo mayor de dieciséis años que con el consentimiento de los padres viviere independientemente de éstos; los padres podrán revocar este consentimiento.


  1. Cláusulas abusivas:

Artículo 10 bis. 1. Se considerarán cláusulas abusivas todas aquellas estipulaciones no negociadas individualmente que en contra de las exigencias de la buena fe causen, en perjuicio del consumidor, un desequilibrio importante de los derechos y obligaciones de las partes que se derivan del contrato. En todo caso se considerarán cláusulas abusivas los supuestos de estipulaciones que se relacionan en la disposición adicional de la presente Ley.


  1. Profesional:

Se entenderá por profesional, a los efectos de esta disposición adicional, la persona física o jurídica que actúa dentro de su actividad profesional, ya sea pública o privada.
De todas formas, el intento de definición de esta palabra (profesional) no ha sido muy feliz en nuestra opinión por varias razones:
1) repetir el nombre de lo definido (profesional) en la definición (actividad profe­sional);

2) utilizar actúa con actividad; los verbos «ejercer», «dedicarse», «hacer», «obrar» y/o «trabajar» tienen muchos sinónimos que habrían valido;



3) emplear el indicativo actúa cuando parece más apropiado, dentro de las normas del español, el subjuntivo actúe.
Quizás habría sido mejor redactar la definición partiendo de las que da el DRAE o el DUE: «Se dice de quien ejerce un empleo, facultad u oficio con derecho a retribución».
Hemos dicho que la palabra «definir» o «definición» raras veces aparece como tal en los textos jurídicos. Sin embargo, en las leyes más recientes, como la del Plan Hidrológico Nacional de 2001, las definiciones se presentan de forma clara en el artículo 3:
Artículo 3. Definiciones

A los efectos de la presente Ley se entenderá por:

  1. Acuíferos compartidos: aquellas unidades hidrogeológicas situadas en los ámbitos territoriales de dos o más Planes de cuenca.

  1. Transferencia: la norma específica que autoriza el paso de recursos hídricos de un ámbito territorial de planificación hidrológica a otro distinto. Las conexiones entre diferentes sistemas de explotación dentro de un mismo ámbito territorial de planificación se ajustarán a lo dispuesto en su correspondiente Plan Hidrológico de cuenca.

  1. Trasvase: la autorización concreta de volúmenes que se acuerde transferir cada año o en cada situación concreta.

  2. Infraestructuras de trasvase: las obras e instalaciones que resulten precisas para ejecutar cada autorización.

  3. Transferencias de pequeña cuantía: transferencias entre diferentes ámbitos territoriales de la planificación hidrológica cuyo volumen anual no exceda de 5 hm3.

  4. Reservas hidrológicas por motivos ambientales: los ríos, tramos de río, acuíferos o masas de agua sobre los que, dadas sus especiales características o su importancia hidrológica, se ha constituido una reserva para su conservación en estado natural, de acuerdo con el procedimiento establecido en la presente Ley.


Las definiciones que acabamos de ver, en las que se expresan los rasgos, atributos o características de lo definido, se llaman «definiciones intensivas» o «por intensión», ya que según la semántica y la lógica formal, la intensión es el conjunto de rasgos significativos, atributos o cualidades que abarca un término o concepto. Por el contrario, la «definición extensiva» o «por extensión» consiste en la enumeración de los referentes concretos a los que se puede aplicar el término que se quiere definir, ya que en semántica se llama extensión al número de objetos denotados por un signo o subsumidos en él.
De esta manera, si tomamos por ejemplo un término como «Derecho», podríamos decir que una definición por intensión comprendería los atributos abstractos propios de esta noción, es decir, una serie de principios y preceptos morales o convencionales que rige las relaciones entre los ciudadanos. En cambio, una definición por extensión del mismo término abarcaría todas las manifestaciones concretas a las que es de aplicación, por ejemplo, el Derecho Civil, el Derecho Penal, el Derecho Administrativo, etc.
Como se ve, la definición intensiva es más abstracta, mientras que la extensiva tiende hacia la concreción. Y como es de esperar, la intensión y la extensión están inversamente relacionadas: cuanto mayor es la intensión de un signo, tanto menor es su extensión. Por ejemplo, las unidades léxicas «robo con escalo» y «robo a mano armada» tienen más intensión que «robo» y en consecuencia su extensión es menor. No es difícil entender por qué es así: conforme se van sumando más rasgos significativos a un término mediante la calificación, se va reduciendo paralelamente su ámbito de aplicación, o lo que es lo mismo, al incluir más atributos se aumenta la intensión al tiempo que se excluyen más posibilidades de referencia, reduciendo así la extensión, y a la inversa.
Como consecuencia previsible de lo que acabamos de exponer, el lector colegirá fácilmente que en una actividad práctica como el Derecho, cuyo ámbito de aplicación es coextensivo con la realidad humana misma, tiene mucho más peso el caso concreto que las elucubraciones abstractas o la especulación teórica. Naturalmente, esto no significa que la ciencia jurídica, y por ende el vocabulario con que ésta se expresa, no cuente con un amplísimo léxico para abarcar las situaciones generales, hipotéticas o supuestas; lo que quiere decir es que las definiciones extensivas o por extensión no son escasas. Como ejemplos típicos, sirvan estas definiciones, claramente extensivas, de la palabras «ingresos», extraída de un contrato, y la de «bienes inmuebles» del art. 334 del Código Civil:
Se entienden como «ingresos» todos los sueldos, salarios y jornales, así como las primas, las pagas extraordinarias, los premios y los pluses.
Son bienes inmuebles las tierras, edificios, caminos y construcciones de todo género adheridas al suelo.
Asimismo, en el Código Penal español no faltan las definiciones por extensión. He aquí la de «moneda» y la de «llaves»:
A los efectos del artículo anterior se entiende por «moneda» la metálica y el papel moneda de curso legal. A los mismos efectos se considerarán moneda las tarjetas de crédito, las de débito y los cheques de viaje (art. 385 del Código Penal).
Se consideran «llaves» las tarjetas. magnéticas o perforadas, y los man­dos o instrumentos de apertura a distancia y son llaves falsas las ganzúas u otros instrumentos análogos y las llaves legítimas perdi­das por el propietario u obtenidas por un medio que constituya in­fracción penal (art. 387 del Código Penal).
Por las mismas razones expuestas arriba, las definiciones por extensión también son muy frecuentes en los códigos de otros países; por ejemplo, en los Estados Unidos la palabra enterprise está definida por extensión (enterprise includes any individual, partnership, corporation, association, or other legal entity and any 1,117i017 or group of individuals associated in fact, although not an illegal entity). Las definiciones en este país normalmente las precisa el legislador en la ley o remite a fuentes de autoridad; no obstante, a veces a los tribunales superiores les corresponde entrar en tales definiciones para refinarlas o delimitarlas mejor, evitando así caer en el absurdo o la injusticia.
Como anécdota ilustrativa, recordemos el caso del delincuente norteamericano a quien se le condenó por numerosos delitos, entre ellos su pertenencia a una banda criminal dedicada a provocar incendios y al tráfico de estupefacientes. El tribunal de apelación revocó la sentencia condenatoria dictada por el tribunal de instancia alegando que la palabra enterprise no era de aplicación a una entidad ilegal (illegal entity). Posteriormente, el Tribunal Supremo revocó a su vez el fallo del tribunal de apelación, restableciendo la condena al razonar que la acepción dada a enterprise debe entenderse en un sentido amplio que abarque tanto las actividades legales como las ilegales.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal