La literatura española del s. XII la poesía épica: Mester de Juglaría. S. XII



Descargar 329,7 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión25.04.2017
Tamaño329,7 Kb.
  1   2   3
LA LITERATURA ESPAÑOLA DEL S. XII

La poesía épica: Mester de Juglaría. S. XII
En este siglo surge en la España cristiana la literatura de lengua vulgar.

Esta literatura era oral, consistía en cantos épicos y líricos a cargo de los juglares (cantores y actores que divertían con sus relatos, cobrando por ello).

Estas obras que cantaban reciben el nombre de obras juglarescas y la escuela literaria que representan se denomina Mester de Juglaría.
La poesía épica es el género más antiguo de la historia de la literatura. Por ejemplo:


  • el texto más antiguo (20 s. a. C.) es oriental y pertenece a este género.

  • Homero en el s. VIII a. c., La Iliada y La Odisea (Occidente)

  • La Biblia, judía, en el Génesis, también se puede considerar dentro de este género (héroes…)

Inaugurando la literatura española de la Edad media, tenemos:



  • la épica: narración en verso de las hazañas de un héroe

  • la lírica como expresión de los sentimientos.

Es de esta última de la que se conservan más documentos u obras, se cuentan por miles; frente a lo que conservamos de la poesía épica:




  • Poema de Mío Cid, se conserva casi integro, a excepción del primer folio y dos páginas interiores, 3730 versos.




  • Cantar de Roncesvalles, se conservan 100 versos




  • Poema de la Mocedades del Cid, del sigo XIV, que también se conserva




  • Se sabe de la existencia de otros textos reconstruidos a partir del estudio de crónicas medievales, donde el historiador prosifica algún fragmento:

Cantar de los siete héroes (infantes) de Lara

Cantar de la campaña de Huesca

Cantar del Rey don Sancho.
Características de la poesía épica
El término épica es un término moderno, desconocido en la Edad Media. A las epopeyas medievales se les designaba como gestas o cantares, que aluden a la forma en que eran recitados esos poemas: cantados o semicantados y en verso.
En el literatura española de la Edad Media, esta poesía épica recibirá el nombre de

Cantares de Gesta.
Nacida con fines narrativos o noticieros, frecuentemente se convierte en un poderoso medio de propaganda política.

El origen mismo de la épica marca sus características esenciales:




  • objetividad (verosimilitud).

  • realismo

  • tendencia a la historicidad

La épica se considera poesía narrativa pues tiene como objeto la “exposición de cosas realizadas o casi realizadas”. Trasmisora de la verdad, o de cierto aspecto de la verdad, posee un notable carácter objetivo, del que está privada la poesía lírica.

Esta poesía describe la defensa y el triunfo de valores colectivamente reconocidos, de los que son portadores los héroes.
Los lazos ente el poema épico y la historia o la leyenda se suelen establecer de forma realista.
Se pueden considerar tres momentos diferentes en la evolución de un cantar:

a)- el acontecimiento histórico

b)- la formación de la leyenda épica

c)- su elaboración como cantar de gesta.


De acuerdo con los cantares de Gesta conservados, se suele considerar la epopeya castellana formada por tres ciclos:

  1. el ciclo de los condes de Castilla

  2. el ciclo del Cid

  3. el ciclo carolingio (francés)

La épica castellana, se distingue de la épica europea en cuatro aspectos:



  • los pocos textos conservados

  • pervivencia del genero en dos tradiciones literarias no propiamente épicas: las crónicas castellanas y el romancero

  • la singularidad del Mío Cid, muy apartado de la tradición literaria por su realismo, sobriedad, desenlace feliz… que modifican los patrones del genero.

  • el papel de las mujeres, motivos amorosos y eróticos, celos, adulterios…ausentes en la épica francesa y alemana.



El teatro en el siglo XII
En cuanto a la producción teatral: el género dramático surge en España en el siglo XII, con obras que se representaban en las iglesias como parte del oficio litúrgico o al margen del mismo. Son actos o representaciones conservados por casualidad. Se trata de textos en castellano cuyo valor principal es su antigüedad.
La única obra teatral de este siglo (principios del XIII), es el Auto o Representación de los Reyes Magos.
No se conserva ningún texto dramático hasta los intentos teatrales de Gómez Manrique, ya en el siglo XV.


EL POEMA DE MIO CID
Manuscrito y autoría
El cantar o poema del Mío Cid, es el más antiguo de los cantares de gesta conservados y también el único del siglo XII que nos ha llegado casi completo. Figura en un manuscrito copiado en 1207 por un tal Pere Abad, quizá un juglar que saco copia como recordatorio para sus actuaciones.
Hoy se considera que el poema fue compuesto en la primera mitad del siglo XII, aunque algunos autores lo sitúan a principios del s. XIII.

No se sabe quien fue el autor, la teoría tradicional (Menéndez Pidal) atribuye la autoría a dos juglares, en dos fases distintas:



  • un juglar de San Esteban de Gormaz, que debió de escribir poco después de la muerte del Cid (1099), antes de 1120. compuso el primer cantar y parte de los dos siguientes; a él se debe el plan general de la obra.

  • un juglar de Medinaceli, reformo el primitivo poema, lo refundió y le añadió los rasgos mas novelescos, algunos años mas tarde, hacia 1140.

Quizá esto explica que el primer cantar y la primera mitad del segundo son más realistas. Es a partir del la segunda mitad del segundo cantar y en el tercero donde se ven algunos episodios fantásticos inventados.


Otra polémica es si el autor era culto o no, aunque hablamos de un poema propio del Mester de Juglaría, se le puede considerar culto si atendemos al conocimiento de las instituciones de la época.

Métrica

La métrica es irregular, al ser cantado no es necesario mantener el mismo número de silabas, los versos se adecuaban a las distintas variaciones de la melodía. Los versos oscilan entre las 12 y las 16 silabas. Hay también tiradas muy cortas y otras muy largas.


La rima es asonante, solo se repiten las vocales a partir de la última silaba acentuada. Esto cambia varias veces a lo largo del poema, que, por tanto, se compone de series o tiradas sucesivas y desiguales de versos irregulares asonantes.
Todos los versos están divididos en dos hemistiquios, esta separación –cesura- es para hacer una pausa en la lectura, (aunque en el manuscrito original no aparece tal separación).
Estructura, partes del poema
El texto de divide en tres partes, en tres cantares (los juglares lo recitaban en tres sesiones).
1º. El Cantar del destierro:

Este destierro es el tema inicial. Desterrado de Vivar, deja a su familia en un monasterio y comienza su andadura guerreando.


2º- Cantar de las bodas de las hijas del Cid.
Lo más importante a nivel histórico es la conquista de Valencia, en manos musulmanas (esta conquista por una motivación de sobrevivir). Al tratarse de una de las ciudades más poderosas, su conquista convierte al Cid en el gran héroe, reconciliándolo con el rey. (Se convierte en portavoz de la reconquista por casualidad)

Su familia se reencuentra con el en Valencia y por consejo real, las hijas se casan con los infantes de Carrión.

3º- La afrenta de Corpes
Es en este lugar don tiene lugar la afrenta de los de Carrión hacia sus mujeres, las hijas del Cid.

Se describe también la venganza, pero una venganza legal. El Cid acusa a sus yernos ante el rey. Reparado su honor, los infantes de Navarra y Aragón, desposan a las hijas, así el Cid emparentará con la corona. Final feliz, donde el héroe consigue triunfar.


Los rasgos del héroe: el Cid:

  • como cristiano: frente a judíos y musulmanes

  • como guerrero: frente a los altos nobles cortesanos que no guerrean

  • como castellano: frente al catalán Ramón Berenguer

  • como infanzón: frente a la alta nobleza, sus auténticos enemigos.



Valores literarios
El Mío Cid inaugura el género de la épica precisamente por esos valores, aunque hubiera antecedes esta es una obra maestra.
- El realismo: no muy habitual en el épica europea, da verosimilitud y lo hace creíble.
- Perfección estructural: los tres cantares giran en torno a un eje aunque los

enemigos sean distintos en cada caso: la nobleza en el destierro, los enemigos de religión (musulmanes) en la conquista de Valencia, los enemigos de parentesco, sus yernos, en la afrenta.

- Variedad de ámbitos: aunque predomina el héroe publico, también esta presente el ámbito privado: familia, amigos. Lo que hace al héroe un personaje más próximo.
- Diversidad de personajes: clérigos, niños, pueblo llano, nobleza, burgueses, mujeres… dan idea de la sociedad estamental de la época.
- Variedad de registros: aunque predomina el épico (batallas), encontramos un tono patético –destierro-, un tono dramático –afrenta de las hijas-, un tono sentimental –despedidas y encuentros con la familia-, incluso algunos elementos humorísticos
- La profundidad del personaje: no es personaje plano. El encontrar un héroe que llora, ríe, bromea… Dota al personaje de una riqueza psicológica nada habitual en la poesía épica.
- Las ironías narrativas del poema: sin el destierro no hubiera conseguido ser señor de Valencia, sin la deshonra de sus hijas no habría emparentado con la realeza, sin la acusación calumniosa de apropiarse de los impuestos no hubiera engañado a los judíos para quedarse con su dinero… El héroe es capaz de sobreponerse convirtiendo lo negativo en positivo.

LA LITERATURA ESPAÑOLA DE LOS SIGLOS XIII – XIV.
Los hechos fundamentales en nuestra literatura durante el siglo XIII son:


  • continuidad de los cantares de gesta, Mester de juglaría.

  • aparición del Mester de clerecía, en oposición al anterior. Gonzalo de Berceo máximo representante.

  • la figura de Alfonso X el Sabio. La escuela de traductores de Toledo.

  • se desarrolla la gran escuela de lírica galaico-portuguesa en Galicia. En Cataluña, surge la figura de Ramón Llull.

Por lo que concierne al siglo XIV:




  • a este siglo pertenecen aún los últimos cantares de gesta.

  • prolongación del Mester de clerecía, Juan Ruiz.

  • aparece otro gran prosista, D. Juan Manuel.


Obras y autores mas importantes
Siglo XIII: poesía.


  • Gonzalo de Berceo: temática religiosa

  • Libro de Aleixandre: cuenta la vida de Alejandro Magno

  • Libro de Apolonio: sobre el rey de Tiro, obra muy novelesca.

  • Poema de Ferrán González: tema épico con la formula propia del Mester de clerecía.


Siglo XIV: poesía y prosa.


  • Juan Ruiz, Arcipreste de Hita, con su gran obra El libro del buen amor,(poesía)

  • D. Juan Manuel, su obra mas conocida: El Conde Lucanor, (prosa)

  • Pedro López de Ayala, prosista y gran historiador de la época, con su Rimado de Palacio, en poesía y las Crónicas, de los cuatro reyes que conoció, en prosa.



POESIA:
El Mester de Clerecía. s. XIII
Escuela poética. Se refiere a la forma de escribir y al conjunto de creadores clérigos entre los siglos XIII-XIV.
Mester –oficio- de clerecía –clérigos-. (Clérigo no se refiere únicamente a hombre de Iglesia, es un término que engloba a cualquier hombre culto, que sabia latín y podía trasmitir cultura, posiblemente gracias a su paso por los monasterios).
Estos autores cultos, conscientes de que la mayoría no entendía latín, escriben en castellano ya que su intención primera es instruir y trasmitir conocimientos al pueblo.
Características-diferencias.


  • la presencia de un autor individual, aunque fuera anónimo, denota el orgullo que siente el autor por su obra. Diferenciándolo de la juglaria, a la que se considera propia de incultos.




  • La regularidad métrica y estrófica: su máxima expresión es la Cuaderna Vía:

Estrofa de cuatro versos alejandrinos (14 sílabas) con rima consonante todos ellos, que se pronuncian en dos hemistiquios, (cada 7 sílabas).

El hecho de no ser composiciones cantadas, genera la necesidad de una mayor medida.




  • las obras tienen su base en la erudición: en la tradición escrita (griega y romana). Esta tradición se mantiene como fuente de la autoridad máxima, frente a la tradición -memoria- oral del Mester de juglaria.




  • la defensa de los intereses económicos monásticos (en el s.XIII, ya no en el XIV), hace que muchas de estas obras sirvan de propaganda de los monasterios para recaudar ofrendas, donativos… Por ejemplo: Gonzalo de Berceo escribió la vida de tres santos distintos en tres monasterios diferentes: Santo Domingo de Silos, Santa Oria, y San Millán de la Cogolla.




  • en cuanto a los temas (variados: amorosos, políticos…), el Mester de clerecía, prefiere los relatos de tipo sacro, novelesco, moralizador o de historia antigua, frente al temas históricos de la Reconquista cantados por los juglares.


Gonzalo de Berceo (s. XIII)
Primer poeta español de nombre conocido, en sus distintas obras ofrece algunos datos autobiográficos. Nace en Berceo (Toledo) a finales del siglo XII, y muere a mediados del XIII. Como clérigo que fue, no se sabe si secular o regular, su vida transcurrió vinculada a los monasterios de San Millán de la Cogolla (Logroño) y Santo Domingo de Silos (Burgos).

Como fiel seguidor del Mester de Clerecía, todas sus obras están escritas en cuaderna vía. Estas obras se clasifican en:



  • obras de tipo doctrinal: Sobre el sacrificio de la misa, Sobre los signos que aparecen antes del juicio.







  • las obras marianas: siendo su principal obra Milagros de Nuestra Señora. Obra compuesta de una introducción alegórica y de veinticinco poemas que narran otros tantos milagros de la Virgen, que aparece como una figura muy activa presta a solucionar los problemas del devoto. Inspirada en fuentes escritas en latín, las traduce y personaliza. Esta obra se inscribe así en una extensa corriente de literatura marial que se produce en la Edad Media, tanto en latín como en todas las lenguas romances, (en el s.XII, la Iglesia acepta este culto a la Virgen).

Literariamente, Berceo tiene un estilo inconfundible, sencillo, diáfano, cordial, un estilo muy gráfico y muy popular (manejo de la lengua popular) que lo hace muy próximo al pueblo. Hay siempre un nota domestica y familiar en sus escritos.



Juan Ruiz, Arcipreste de Hita. (s. XIV)
Gran poeta del siglo XIV, es ideológicamente distinto a Berceo.
Disponemos de pocos datos biográficos. Nace en Alcalá de Henares (al igual que Cervantes). Lo único que sabemos con certeza es su nombre y oficio, que declara en su única obra, el Libro de Buen Amor. También alude a un pasado como juglar así como a su estancia en prisión, pero no se sabe si de forma real o metafórica.
- El Libro del Buen Amor (LBA), constituye un corpus poético de más de siete mil versos, carente de unidad. El hilo conductor es una supuesta autobiografía centrada en sus aventuras erótico-amorosas.

La obra ha llegado a nosotros en tres copias manuscritas, siendo la mas completa la de Salamanca. Pero en ninguno de estos manuscritos aparece el titulo, este se lo da la crítica a partir del texto.


La métrica: como poeta del Mester de clerecía, en la obra abunda la cuaderna vía, aunque con algunas variedades, ya admitidas en el s. XIV, como los versos de 8 + 8 o incluso algún tipo de poemas con versos mas cortos de tipo popular (en los poemas líricos suele usar metros juglarescos cortos, p.e. las serranillas).
El contenido: es muy diverso, enhebrando abundantes materiales dispersos. Con todos ellos compone una especia de arte de amar, que al presentarlo como autobiográfico consigue potenciar el realismo de lo que cuenta. Entre estos materiales podemos encontrar:

  • aventuras eróticas

  • sermones morales/religiosos

  • sátiras contra el dinero, los clérigos..

  • profecías

  • fábulas morales o didácticas (eixemplos)

  • adaptaciones de obras latinas (los amores de D. Melón y doña Endrina).

  • poesías líricas, religiosas y profanas

Cabe mencionar la aparición de la figura de la “alcahueta”: Urraca la Trotaconventos. Personaje que le proporcionara algunos éxitos amorosos y que a su muerte provoca un pesar que se plasma en la obra.


Las fuentes: quizás las mas importantes sean las fuentes árabes, (probablemente deriven de Toledo y sus traductores). Por ejemplo, la obra El collar de la Paloma, texto árabe que según algunos autores influye en el LBA. Pero sobretodo, señalar la mezcla de sensualidad y ascetismo como algo muy típico de las obras árabes, que esta presente en esta obra.


La intencionalidad: no hay acuerdo en cuanto a la finalidad del autor, por lo que encontramos distintas alternativas, ¿se trata de:

  • un libro de exaltación de los placeres (vitalismo)

  • un libro didáctico, enseñar a partir de lo que no se debe hacer.

  • una lucha alegórica entre las dos tendencias en conflicto: la sensual y la moralizante?

Juan Ruiz, no deja nada clara su intención, probablemente juegue a la ambigüedad, con una actitud muy moderna para su época, llegando incluso a dar al lector la opción de elegir.

Su estilo: gran defensor de la moral natural: moralismo ético-naturalismo. Se trata de un autor muy abierto, muy moderno, con una personalidad muy libre aunque con el condicionamiento de la época medieval.

Su estilo es de una extraordinaria riqueza léxica, de intensa plasticidad descriptiva, con comparaciones extremadas tanto para exaltar como para denigrar. Aun siendo poeta del mester de culto, su popularismo es extremado, (gran abundancia de refranes).




PROSA:
Siglo XIII:
Los textos conservados en prosa son posteriores a la poesía de este siglo, en concreto a la primera mitad del mismo. Bajo el reinado de Fernando III.
Muchas de las obras son de carácter jurídico (crónicas). Hay también, un conjunto de sentencias en castellano: colecciones de máximas, como por ejemplo:


  • Poridad de Poridades (secretos), de procedencia arábiga.

  • Bocados de oro, de fuentes latinas y árabes.

Quizá mas interesantes sean las propiamente narrativas, (cuentos).




  • Calila e Dimna

  • Sendebar o Libro de los engaños y cuallamientos de las mujeres

Que aunque provienen de traducciones árabes son de tradición hindú. En especial esta última muestra una gran relación con la estructura de Las mil y una noche, (una madrastra que trata de seducir al hijo del rey y al no conseguirlo lo acusa y condena a muerte, frente a lo cual, los sabios irán contando historias en un intento de alargar la ejecución de esta sentencia).

Se trata de cuentos misóginos, muy comunes en la Edad Media.


Alfonso X el Sabio y la escuela de traductores de Toledo. S. XIII.
Concretamente en la segunda mitad del siglo.
Rey de Castilla y León, (1221-1284), su grandeza reside fundamentalmente en las empresas culturales que acometió. Aunque culturalmente fue fundamental, políticamente fue un reinado fallido.

Se habla de un pre-renacimiento del s. XII, que en España no pudo darse por el contexto bélico con los árabes. Será el impulso de Alfonso X el que promoverá este resurgir cultural, con un siglo de retraso.

Tratando de imitar a los árabes: una misma lengua culta y viva, convierte el castellano en la lengua oficial del reino, redactando los documentos oficiales en esta lengua.

Cambia las leyes de la época, con la intención de hacer llegar esa legislación al pueblo.

Pero también quiso que el castellano fuera una lengua culta, no solo oficial; para ello utilizó la Escuela de Traductores de Toledo, en la que se tradujeron todo tipo de textos en latín, hebreo y árabe a la lengua castellana. Siendo su finalidad convertir la cultura universal al castellano.

Intento normalizar la lengua castellana, el castellano “derecho”: acometiendo una reforma ortográfica que no consiguió (nuestro castellano actual data del siglo XVII).

Aunque sí incremento el léxico, cogiendo muchos préstamos del árabe, cultismos del latín e introduciendo sufijos por primera vez.
Como escritor, solo compuso en gallego, lengua de moda para la poesía: Cantigas de Santa Maria: se trata mayoritariamente de cánticos en alabanza a la Virgen, aunque hay de todo.
Mando escribir una serie de obras:


  • de tipo organizativo-jurídico: Fuero juzgo y Siete partidas (en la que se plantea la organización de la sociedad medieval).




  • obras históricas: Estoria (historia de España) y General Estoria (con fuentes bíblicas, latinas, árabes… no la concluyó).




  • tratados científicos: Libros del saber de Astronomía, el Lapidario (o estudio de las propiedades mágicas de las piedras). Estos tratados se manejaran durante toda la Edad Media.




  • obras de entretenimiento: Dadas e tablas, libro de ajedrez.

El rey Alfonso, oriento la labor de sus traductores, corrigiendo luego las versiones para ponerlas en “castellano derecho”.


Tras su muerte, sube al trono su hijo Sancho IV (tras una guerra civil), y con él desciende todo este impulso cultural.

Siglo XIV:
El ultimo cuarto del s. XIII presenta ya unas características literarias plenamente configuradas: las traducciones, los textos científicos y la crónicas se escriben en prosa: el verso queda para el resto de la producción: cantares de gesta, literatura de entretenimiento, obras del Mester de clerecía, narraciones diversas…, a grandes rasgos, se puede decir que la literatura mas seria recurre a la prosa, sin duda por que se trata de libros destinados al estudio o la lectura individual.
Ese panorama empieza a sufrir alteraciones a finales del mismo s. XIII, con la aparición de relatos en prosa, sobre los más variados temas: asuntos que antes habían sido tratados en verso, en pocos años, cambian ahora su forma literaria, quizá buscando acercamientos a la historiografía y, por tanto, una mayor credibilidad a través de la prosa.
El Mester de clerecía continúa su andadura con gran fuerza, aunque sus autores no se sienten tan atados a la conservación de la cuaderna vía en su forma mas pura. Por el contrario, desde fines de siglo, estos autores tienden a emplear distintas combinaciones métricas en una misma obra.
A juzgar por los testimonios transmitidos por las crónicas, los cantares de gesta debieron tener un notable cultivo: textos épicos reaparecen con importantes transformaciones, fruto -posiblemente- de la transmisión oral (seria el caso del Cantar de los Infantes de Lara). Pero además, los manuscritos del Poema del Cid y del Roncesvalles son de comienzos del siglo XIV, y la versión original del poema de Fernán González y de Las Mocedades de Rodrigo, se sitúan en la segunda mitad del siglo XIII.

En este contexto se desarrolla un género nuevo, la novela, y aparecen también los primeros romances (composiciones lírico-narrativas que tendrán gran éxito en los siglos siguientes).


Los últimos años del s. XIII y comienzos del XIV, se consideran un momento de gran interés literario, tanto por la aparición de nuevos géneros como por los cambios de mentalidad que se están produciendo, pero, sólo la forma es innovadora: los temas se heredan de una tradición anterior, que puedes ser literaria o histórica.
La prosa de este siglo consiste en un material literario y artístico pero con una clara intención didáctica.

Encontramos dos géneros:


  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal