La imagen documental como fuente creativa en la dramaturgia



Descargar 1,06 Mb.
Página1/6
Fecha de conversión20.09.2017
Tamaño1,06 Mb.
  1   2   3   4   5   6
LA IMAGEN DOCUMENTAL COMO FUENTE CREATIVA EN LA DRAMATURGIA.

Imagen documental: “El carnaval de la muerte” fuente creativa en la dramaturgia del texto “Trece Cabezas”

Trabajo para aspirar al título de:

Especialista en dramaturgia

ALEXANDER LOZADA ÁVILA

ASESOR

Jorge Iván Grisales

FACULTAD DE ARTES

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

EN CONVENIO CON

BELLAS ARTES ENTIDAD UNIVERSITARIA

CALI

2013

SISTEMATIZACION

LA IMAGEN DOCUMENTAL COMO FUENTE CREATIVA EN LA DRAMATURGIA
Metodología
La metodología de este trabajo está inspirada en el constructivismo y su desarrollo por procesos. Puede denominarse teoría constructivista, a aquella que entiende que el conocimiento es el resultado de un proceso de construcción o reconstrucción de la realidad que tiene su origen en la interacción entre las personas y el mundo. Por tanto, la idea central del Constructivismo reside en que la elaboración del conocimiento constituye una modelización más que una descripción de la realidad.1

Este movimiento artístico desarrollado en 1920 por Vladimir Tatlin, Se caracteriza por la elaboración del arte plástico a partir de la búsqueda de procedimientos, dando una marcada relevancia a la técnica con materiales experimentales y los procesos que se llevan a cabo en la construcción de la obra. La construcción representa el proceso creativo y la búsqueda de leyes para la organización visual; que en nuestro caso, obedece más a una estructura sobre la cual se soporta la obra.

El constructivismo aporta también desde otros aspectos en la labor creativa, ya que a partir de la corriente pedagógica desarrollada por Ernst von Glasersfeld, que postula la necesidad de entregar al sujeto herramientas que le permitan generar andamiajes para resolver una situación problemática, dando como resultado un proceso dinámico, participativo e interactivo del sujeto; de modo que el conocimiento sea una auténtica construcción.

_______________________________

1. Compilación realizada con fines docentes por Julio Roberto Sanabria. Escuela Normal Superior de Medellín. 2006.

La situación problemática es posible resolverla en dos vías; Piaget, se centra en cómo se construye el conocimiento partiendo desde la interacción con el medio o como lo expone Lev Vygotski, quien se centra en cómo el medio social permite una reconstrucción interna.

En este sentido, las dos formas de abordar el proceso son de gran utilidad en este trabajo, pues, trabajamos sobre una situación problemática que es posible de resolver a través, tanto de esa interacción que nos lleva a indagar sobre los materiales que el medio social nos proporciona (Todo el acopio documental) como también lo que se aporta al proceso desde la vivencia del creador a partir de su contexto socio, político y cultural.

Para lograr desarrollar el proceso creativo y su posterior materialización en el texto escrito, es necesario tener en cuenta algunos aspectos del constructivismo humano y artístico, así como algunos de los postulados pedagógicos que expone el profesor Giovanni Iafrancesco.2

1. “Lo que hay en la mente de quien aprende tiene importancia para facilitar nuevos aprendizajes”

2. “La mente no es una tabla rasa sobre la que se puede ir grabando información”.

3. “El comportamiento inteligente de una persona no depende de unos procesos abstractos, sino que está íntimamente ligado a la clase de conocimientos e ideas que dicha persona posee sobre la situación problemática planteada”.

4. “Las preconcepciones de los estudiantes no solo influyen en sus interpretaciones sino que también determinan incluso qué datos han de ser seleccionados y a cuáles hay que prestarles mayor atención”.

_____________________________________

2. Iafrancesco v., Giovanni M. Aportes a la Didáctica constructivista de las ciencias Naturales” Edit. Libros y Libres S.A. Bogotá. 1997. Pág. 41

5. “Las teorías y técnicas previas y los esquemas conceptuales preexistentes son importantes para el aprendizaje significativo ya que los conceptos son estructuras evolutivas”.

6. “Es necesario definir la influencia del contexto socio, político y cultural sobre los aprendizajes y contextualizar estos últimos en los primeros”.

7. “El que aprende es porque construye activamente significado”.

8. “Las personas cuando aprenden tienden a generar significados consistentes y consecuentes con sus propios aprendizajes anteriores”.

9. “Los aprendizajes implican procesos dinámicos y no estáticos, pues se producen cuando las estructuras de conocimiento ya existentes se pueden modificar y reorganizar en mayor o menor medida”.

10. “Los estudiantes son responsables de su propio aprendizaje; solo ellos pueden dirigir su atención hacia la tarea del aprendizaje y realizar un esfuerzo para generar relaciones entre los estímulos y la información acumulada, y poder construir por sí mismos los significados”.

11. “El maestro debe ser creador, inventor y diseñador de situaciones de aprendizaje adecuadas. No debe enseñar, debe facilitar el aprendizaje”.

12. “En un ambiente generalizado de actitudes negativas de rechazo al aprendizaje no es posible la construcción de conocimientos”.

13. “Los maestros no deben esperar recetas infalibles para mejorar las condiciones didácticas; deben estar atentos y en disposición de aplicar la imaginación y la creatividad sin caer en reduccionismos”.

14.“Es necesario estimular la investigación didáctica a la actividad del conocer, de tal manera que la información disponible, pueda convertirse en una herramienta útil para diseñar actividades de aprendizaje eficaces”.

El proceso tiene como punto de partida una temática de interés que en el caso de este trabajo, está centrada en: “La desaparición de personas en zonas urbanas”. Esta temática es el punto de partida, más no la fuente sobre la cual se comienza a desplegar el trabajo de escritura. La temática proporciona un norte a la investigación, que podrá orientarse en la búsqueda de una imagen detonante o la fuente inspiradora de una idea básica de escritura. Es muy importante que la imagen documental que se elige sea contundente, bien sea por su belleza, temática, acontecimiento o la fuerza expresiva de la misma fotografía.

Hallada esta fuente documental, se inicia una contextualización o cartografía de esa imagen; es decir, ubicar la fotografía en el tiempo, el espacio y las circunstancias reales. En este sentido, la dramaturgia cada vez más incursiona en la utilización de herramientas de otras ciencias que le permiten desarrollar su trabajo creativo. La cartografía social es una de ellas, ya que, la propuesta conceptual y metodológica permite construir un conocimiento integral de un territorio utilizando elementos técnicos y vivenciales. Según Habegger, S y Mancila, I (2006)3 la cartografía es una herramienta de planificación y transformación social, que permite una construcción del conocimiento desde la participación y el compromiso social. La cartografía social genera un acercamiento de la comunidad a su espacio geográfico (territorialidad) socio-económico e histórico-cultural.

Esta cartografía, elabora mapas tanto físicos como conceptuales del pasado, el presente y el futuro generando procesos comunicativos y la evidencia de saberes que nos permiten un mayor conocimiento del entorno. Dentro de los métodos de recolección de datos en la cartografía encontramos: la entrevista abierta o estructurada, la observación participativa, encuestas de percepción, narraciones de experiencias cotidianas, plenarias, talleres vivenciales, creaciones simbólicas y materiales visuales.

_____________________________________

3. Habegger, S y Mancila, I (2006) El poder de la cartografía social en las prácticas contrahegemonicas o La Cartografía Social como estrategia para diagnosticar nuestro territorio. Extraído el 1 de diciembre de 2007 de: htpp://areaciega.net/index.php/plain/cartografías/car_tac/el_poder_de_la_ cartografía_social

En definitiva, la cartografía social es una herramienta que facilita el manejo de la información mediante un impacto visual, devolviendo a los participantes una forma de ver cómo funcionan los fenómenos, las relaciones resultantes de los cambios culturales, analizando las consecuencias y generando soluciones a partes en conflictos.

Esta contextualización, nos permite tener acceso a los hechos que generaron esta imagen como documento y conocer algunas particularidades como: personajes, sitio donde se desarrolla los hechos, región, testimonios y referentes socio-políticos y culturales.

La contextualización aporta una información sobre la cual ya se puede nombrar un acontecimiento social, determinando una temática que luego generara una idea básica de escritura, una sinopsis, una fábula, frases que expresen o contengan la idea inspiradora y a partir de allí, empezar a elaborar líneas temáticas primarias y secundarias, definir perfiles de personajes e identificación de arquetipos. Teniendo todo este acopio de información, se pasa por un momento de escritura libre, tratando de dar forma a algunos personajes a través de monólogos o diálogos entre personajes. La escritura se desarrolla en forma de borrador para después ser revisada en un proceso más detallado o bajo una asesoría. La articulación de estos recursos, puede generar o hacer surgir un ente poético que nombrado pasa a conformarse en micropoetica.

Se ha expuesto en esta investigación, la vinculación de la imagen documental como documento histórico, en tanto esta se puede ubicar en un territorio, que cuenta un hecho, que denuncia unos acontecimientos y que cuenta aspectos de una región, quedando como material para la historia.

En este sentido, las micropoeticas se enmarcan dentro del estudio de lo teatral en el marco de la historicidad. El documento al ser nombrado crea una micropoetica que se vincula en dos aspectos según Jorge Dubatti en su artículo “Teatro y Poética Comparada: micropoéticas, macropoéticas, archipoéticas, poéticas enmarcadas”. “El investigador historicista debe establecer conexiones con el entramado/espesor de la historia al que se dirime en series históricas: estética, metafísica, religiosa, política, cultural, social, geográfica, económica, étnica, biológica, etc. (2011)

(Dubatti) De esta manera puede hablarse de una doble articulación de la historicidad: interna (o inmanente a la poética) y externa (o de la relación entre la poética y el polisistema histórico) (…) Es importante destacar que tanto las micropoéticas como las macropoéticas y las poéticas abstractas son históricas, tanto por su relación con los acontecimientos teatrales como por su enunciación o formulación. Todas son resultado del trabajo humano, se originan en un determinado momento de la historia y están sujetas para su constitución a desarrollos históricos. Las poéticas poseen historicidad. De allí que el estudio de las poéticas implique necesariamente el diseño de secuencias históricas de mayor o menor duración. (2011)

La transposición del acontecimiento o hecho real a acontecimiento teatral, implica nombrarlo como ente poético y por tanto micropoetica. Para Dubatti, la micropoetica o poéticas de individuos poéticos se refieren a la poíesis considerada en su manifestación concreta individual.

(Dubatti) La micropoetica es la poética de un ente poético particular, de un “individuo” (Strawson,1989) poético. Se trata de espacios poéticos de heterogeneidad, tensión, debate, cruce, hibridez de diferentes materiales y procedimientos, espacios de diferencia y variación, ya que en lo micro no suele reivindicarse la homogeneidad ni la ortodoxia (exigencia de los modelos abstractos) y se favorece el amplio margen de lo posible en la historicidad. Todo es posible en las micropoéticas, dentro del marco-límite que imponen las coordenadas de la historicidad. La micropoética propicia la complejidad y la multiplicidad internas, y suele encerrar en sus combinaciones sorpresas que contradicen y desafían los modelos lógicos, de acuerdo con el ab esse ad posse (De ser a poder, sus posibilidades y consecuencias) que atribuimos a la observación de la praxis teatral. El espesor individual de cada micropoética debe ser analizado en detalle: cada individuo poético está compuesto de infinitos detalles, o en palabras de Peter Brook, “el detalle del detalle del detalle” (video documental, 2005)

La definición del individuo o ente poético cobra gran importancia, pues, dependiendo del enfoque la micropoetica podrá ser analizada y a si desplegarse en el trabajo creativo.



Descripción del proceso metodológico

En esta etapa del trabajo de investigación, se intenta mostrar un orden o esquema que dé cuenta del proceso que se llevó a cabo en la construcción del texto dramatúrgico “Trece Cabezas”. Es importante destacar que los procesos cuando se llevan al campo de la sistematización, intentan hacer visible un orden que en muchos casos son una interpretación de esa realidad. Esta característica se nota en el orden que Giorgio Antei, en la revista “Queaser Teatral” reconoce en el trabajo de Santiago García de la improvisación, tratando de describirlo en seis puntos, pero que luego entiende que esa es su visión sistemática más no la realidad. Giogio Antei, plantea en esos seis puntos lo que para el ocurre al interior del grupo La Candelaria, o lo que debería ocurrir en relación a la improvisación. El problema es que se queda corto, porque no aclara que ello correspondería a una visión: la de Santiago García y como el mismo anota, él es director y dramaturgo. Lo que si es cierto, es que no todo proceso sistematizado es completo o descrito en estricto orden o importancia. Se quiere entonces en esta descripción del proceso nombrar los pasos llevados a cabo en la construcción del texto.

Dada la dinámica que ha llevado esta investigación, se puede entender esta descripción como el intento de mostrar ese orden, ya que el mismo proceso crea algunas variantes que el mismo trabajo creativo de acuerdo a los materiales de trabajo va desarrollando, y como ya lo dijimos anteriormente, cada trabajo de escritura basado en un documento de carácter histórico - documental puede encontrar su propia estructura.

Punto Cero.

Se considera que el proceso de escritura puede partir de una motivación, bien sea casual o recurrente. Entendemos por casual, el desarrollo de proyectos de escritura que el autor no ha venido pensando o simplemente no había sido de su interés, pero que a partir de un estímulo comienza a ser contemplado como posible idea a desarrollar. Se considera como recurrente, aquellos proyectos de escritura que por una u otra razón el autor ha vislumbrado, pues, se encuentran dentro de los temas que maneja, es especialista o simplemente tiene un interés por ellos.

En el proceso de escritura del texto “Trece Cabezas”, no podemos hablar de una motivación recurrente, dado que, inicialmente no se pensó escribir sobre esta temática. Se le ha denominado punto cero, ya que el autor en el momento mismo del proceso no sabe cuál será el rumbo de su escritura. En realidad, el punto de partida es la búsqueda que se hace en los distintos medios de comunicación, cuando el autor se ha decidido investigar una temática. En este punto cero, solo se llega a la temática; es decir, a nombrarla. Que en este caso llamamos “Las manos negras”

Cuadro - Proceso

Temática ---- (Investigación)------------------- Imagen documental -------------------- Contextualización

Punto cero - Sitios web. Autor cartografía

- Libros y documentales - Tiempo-espacio-circunstancias.

- Noticieros -sitio del acontecimiento.

Identificación - Tiempo cronológico.

- Ref. socio-políticas y culturales.

Fuente creadora - Población.

- Testimonios.



Tema - idea

Sinopsis - fabula

Líneas temáticas

Personajes y escenas

Realidad --- (Proceso de escritura) ----- Ficción

Ac. Social Ente Poético Ac. Teatral

Micropoética



Investigación temática

Es importante aclarar, por qué se denomina esta temática como casual y no recurrente, ya que de todas maneras el autor ha pensado en la temática. La diferencia radica en que el autor sabe que su fuente de inspiración la encontrara en la búsqueda de los medios de comunicación y que además su búsqueda está relacionada con un acontecimiento de carácter documental- histórico; razón por la cual, por ejemplo, su exploración en la red u otro medio de comunicación no se centraría en historias de ficción o fantásticas, sino en hechos reales.

Inicialmente la temática que se quería abordar era “Las manos negras”, organizaciones que aparecen haciendo limpieza social en los centros urbanos; pero la misma temática que queremos hacer visible a través del teatro en ocasiones parece escapar a nuestras posibilidades, ya que las mismas condiciones sociales de la temática impiden hacer un trabajo de investigación profunda, pues, en Colombia, no se tienen claras las motivaciones y los responsables de estos grupos de limpieza y hoy estas muertes permanecen en la impunidad; razón por la cual, la temática carecía de algunas condiciones que impedían su transposición de acontecimiento social a un ente poético.

Pero la investigación documental sobre esta temática encontró una crónica titulada “El carnaval de la muerte”, la crónica es acompañada por una fotografía que muestra trece cabezas expuestas después de la reconstrucción judicial. El documento periodístico, cuenta la desaparición de indigentes a mano de estas fuerzas oscuras, solo que esta vez la crónica hacia visible estas fuerzas oscuras a través de un testigo de los hechos. De esta manera, la temática se delimito aún más, pues, la crónica cuenta el oscuro episodio del tráfico de órganos, orquestado por una organización delictiva al interior de la Universidad Libre de Barranquilla. Es así como el tema se centraría en el tráfico de órganos, desarrollado a partir del personaje Oscar Rafael Hernández, protagonista de los hechos. La razón por la cual se decide trabajar sobre esta temática y sobre esta historia a partir de la imagen como fuente creativa, radica en que tanto imagen como crónica tienen los elementos fundamentales en la construcción de un texto dramático como:



  • Características de tiempo y modo y lugar.

  • Personajes que sustentan la historia.

  • Hay testimonios que hacen de la imagen un documento histórico.

  • La afectación de una población.

  • La historia tiene una progresión dramática.



Contextualización

El contexto en el desarrollo del texto es muy importante, porque aunque en la transposición de lo real a lo poético se crea una historia de ficción, se está construyendo un texto que parte de una imagen documental donde el hecho real es ineludible, no solo puede servir como fuente, sino que el texto tiene una responsabilidad con la población afectada, con la justicia, la verdad, la reparación de las víctimas, con la ética y la sensibilidad social.

Contextualizar la imagen fuente, crea una cartografía que permite acercarse al hecho y nombrarlo como un acontecimiento social a partir de sus características. A continuación se encuentra un cuadro cartográfico que deja ver esta contextualización.

Cartografía

IMAGEN


Fuente creativa. Detonante generador.

Espacio -tiempo

Barranquilla – Colombia

29 de Febrero de 1992

“El carnaval de la muerte”



Material que genera preguntas, temas y debela problemáticas.

¿Dónde? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Quién? ¿Quiénes? ¿Porque?

-La desaparición de indigentes.

-El tráfico de órganos.





Atrae la atención del autor o un conglomerado

-De la ciudad de Barranquilla, del país y del mundo.

-La comunidad universitaria y las autoridades.

-Prensa, radio y televisión.

-Se vuelve una historia de dominio público.

-Familiares de las víctimas.

.


Se intenta dar respuesta a estas preguntas a través de la crónica, el documental, la investigación judicial.



Se reconoce en la imagen fuente un acontecimiento que se nombra.



“La desaparición de indigentes a causa del tráfico de órganos en Barranquilla”



Se transpone el acontecimiento social a ente poético.

Construcción dramatúrgica:

-Idea – Tema.

-Sinopsis – Fabula.

-características: tiempo, modo y lugar.

-personajes – Arquetipos.

-La trama: organización de los acontecimientos.





Dataos reales del acontecimiento social:

-Victimas, victimarios, familiares.

-Lugar de los hechos.

-Situación socio -política y cultural.

- Testimonios documentales.





Poetización


Cuerpo de contextualización de la imagen fuente.

La cartografía nos muestra una ruta que permite hacer esta contextualización, de tal manera que, el cuadro anterior nos brinda unos parámetros sobre los cuales encontrar información. Esta información es concreta y debe salir de todas las fuentes que se hayan acercado al acontecimiento social desde diferentes puntos vista, bien sea testimonial, como documento periodístico visual o escrito o como documento histórico que hable de este contexto.



El cuerpo de la contextualización es importante en el trabajo creativo, porque nos acerca a los hechos de una manera práctica, a sus protagonistas, a las posibles razones que desencadenaron los hechos y sus consecuencias; de tal forma que, paralelo al cuerpo de la contextualización que nos brinda una mirada de los hechos, podemos construir un proceso que nos lleva a encontrar unas circunstancias de modo, tiempo y lugar, que develan paralelamente a la historia real una ficcional con su propia lógica.

Imagen: Fuente creativa, Detonante, generador.



Nombre de la imagen: “El carnaval de la muerte”

Espacio - tiempo de la imagen documental

Barranquilla – Colombia 29 de Febrero 1992



Temas:

La desaparición de indigentes en Barranquilla.

El tráfico de órganos en Barranquilla.

Preguntas que se generan con la imagen fuente.

¿Porque?

La investigaciones adelantadas en esa época por un grupo de jueces, apoyados por el DAS, la Policía, la Dijin y el F-2, sobre lo ocurrido en la Universidad Libre, ha dejado al descubierto una monstruosidad de proporciones inimaginables. En primer lugar, los investigadores han podido determinar que las desapariciones sistemáticas de indigentes, ocurridas en los últimos cuatro meses, están relacionadas con el tráfico de cadáveres que se realizaba desde la morgue de la universidad libre de Barranquilla. Una teoría que está cimentada en el reconocimiento de los cuerpos que se encontraron el primero de marzo. Todos ellos desaparecieron en circunstancias muy similares. Los indigentes desaparecían en las horas de la madrugada de su lugar de descanso, que son el cementerio central o los puentes de la ciudad. Hombres armados con garrotes y revólveres los sacaban de sus improvisadas camas y cargaban con ellos. Nunca más volvieron a aparecer.

Pero no sólo fueron indigentes los que desaparecieron y que cayeron en manos de los traficantes del anfiteatro de la Libre. De acuerdo con un informe de la Procuraduría Regional del Atlántico, cuatro meses antes de los hechos uno de los mayores problemas que enfrentaba Barranquilla era la cantidad de N.N. que eran reportados por la Policía. A diario se encontraban cuerpos de hombres y mujeres botados en los basureros y en la circunvalar. Pero desde octubre del año pasado, misteriosamente, no se volvió a reportar ningún caso de N.N. "Esto es muy grave. Estamos sobre pistas que nos conducen a relacionar estas desapariciones, sin reportes, dentro del tráfico de cadáveres que había en el anfiteatro de la universidad. Estamos casi seguros de que existe una red conectada con los funcionarios implicados de la Libre en el negocio de los cadáveres", señaló a SEMANA un funcionario del Ministerio Público.

Una teoría que ha tomado fuerza y consistencia a raíz de la declaración que rindió el jefe de vigilancia de la Universidad Libre, Pedro Viloria, en su declaración juramentada. Viloria señaló que tenía información sobre quiénes eran las personas que suministraban los cadáveres al anfiteatro de la universidad. Según su declaración, por cada cuerpo sin vida que llegaba sin la previa reseña de Medicina Legal, se pagaban entre 130 y 170 mil pesos. Pero no sólo se negociaba con los cadáveres. El otro gran negocio que se tenía montado desde el anfiteatro de la Libre era el tráfico de órganos humanos, Un hígado, por ejemplo, costaba 30.000 pesos, y un brazo, 20.000.  Investigaciones adelantadas por los cuerpos de seguridad, han permitido establecer que una vez las víctimas llegaban a la morgue, Santander Sabalza Estrada no sólo tenía la misión de preparar los cadáveres sino que debía conservar sus órganos para luego venderlos en el mercado negro. Según testimonios de estudiantes, les fueron ofrecidos estos órganos por parte de empleados de la universidad y señalan que este tráfico no es nuevo dentro de la facultad de medicina. Sus declaraciones harán parte fundamental del proceso que se adelanta por el grupo de jueces que tienen a su cargo este caso.



¿Dónde?

Los hechos se desarrollan en Barranquilla, Colombia. En la morgue de la Facultad de Medicina de la Universidad Libre.


¿Cómo?
Cuando los barranquilleros estaban metidos en las casetas y los clubes sociales gozando de las fiestas del carnaval, los indigentes de esta ciudad recorrían las desiertas calles en busca de desechos para vender a la mañana siguiente en las bodegas de Barlovento, donde operan las empresas de reciclaje de cartón y lata. Esa madrugada, varios indigentes fueron abordados por varios hombres quienes los subieron a un taxi después de golpearlos fuertemente o simplemente les ofrecían recoger el cartón de la Universidad Libre de Barranquilla. Los hacían entrar en la parte atrás, en uno de los patios, prometiéndoles que había una montaña de cajas que se podían llevar. Les abrían la puerta y les indicaban con la mano hasta dónde tenían que ir. Participaban cuatro personas que animaban a los indigentes para que se llevaran todo lo que les sirviera. Cuando se agachaban para recoger las cajas, les descargaban un garrotazo en la cabeza, quedando aturdidos. Les seguían pegando en diferentes partes del cuerpo durante unos minutos, luego les daban un tiro. Después eran arrastrados por el piso y llevados a un cuarto frío, los subían a una mesa de aluminio donde eran sacados sus órganos. Estos se vendían en el mercado negro o a estudiantes.

¿Cuándo?

Los hechos se desarrollan en la madrugada del 29 de Febrero de 1992, mientras los barranquilleros disfrutaban de las fiestas de carnaval.



¿Quién?

Los hechos son narrados por Oscar Rafael Hernández López, un joven de 25 años que desde hacía dos años recogía cartón. Esa madrugada pasaba frente a las instalaciones de la universidad, cuando fue abordado por un hombre que vestía camisa roja y que se encontraba en la puerta del plantel educativo y quien lo invito a recoger el cartón de la Universidad Libre de Barranquilla.



¿Quiénes?

Son todas las personas relacionadas con el acontecimiento social y que de una u otra manera el contexto nombra, sin importar si esta se relacionara con la historia de ficción. Estas personas se nombran de acuerdo a los testimonios o documentos y se ubican en categorías, pues, es debido a estas categorías que ellas encontraran en el mundo paralelo construido en la ficción un lugar; bien sea como arquetipo, como personaje creado en la trama o como personaje biográfico, es decir, un personaje que tiene una directa relación con el acontecimiento social. Estas categorías acompañadas de los nombres de estas personas se podrán ver hacia el final en el titulo “Datos concretos del acontecimiento social” y se encuentran al final, dado que, es en esta etapa es donde se hace la transposición del acontecimiento social al texto dramático.



El control social.

No son pocos los hechos que a nivel mundial han encontrado la verdad, la justicia y la reparación, gracias a la acción decidida de sus ciudadanos o del conjunto de entes que conforman esa sociedad especifica donde han transitado los acontecimientos. Dentro de estos entes, no solo se encuentran los oficiales sino todo aquel que puede intervenir para que de alguna manera los hechos sean vistos objetivamente y se pueda dar un restablecimiento del entorno social afectado. Muchos de estos entes juegan un papel importante, entre ellos los medios de comunicación, que en el caso de esta investigación han dejado su huella indeleble, pues, perviven en los archivos no solo físicos sino electrónicos y gracias a los cuales hoy podemos hacer una reconstrucción de los hechos. El teatro, es otro de los entes que ligado desde sus principios al transcurrir de los acontecimientos sociales, logra a través de su particularidad como medio vivo fijar una posición frente al hecho mismo que, queramos o no, deja ver su posición política y moral. De esta manera lo expone Jorge Grisales, en “La dramaturgia del acontecimiento social” citando Ricardo Bartis, quien declara que la dimensión política es natural en el teatro, en la medida que el teatro crea una dimensión social en todo esto. Y esa conciencia de lo social momentáneo, donde hay una historia, narradores, circulación de ideas, hipótesis de afirmación de una cultura, etc., convierte el teatro naturalmente en político, porque su forma constitutiva tiene formato político. Y afirma que, esto es independiente de la idea de que se piense en el teatro político, porque si el teatro cae en la política y pierde su carácter artístico, está obligado a afirmaciones de ideas y a acumulaciones de sentido que vienen necesariamente de la política y son contrarias al teatro y al arte.

Es importante entender que a pesar de la barbarie y de una falta de sensibilidad humana o indiferencia, siempre hay un gran número de seres humanos que reaccionan frente a la crueldad. Se sabe que uno de los casos más aberrantes como fue el holocausto judío en Alemania, llevado acabo como una política de estado, encontró contradictores; unos lógicamente a nivel mundial y del mismo pueblo judío, pero lo más sorprendente, es que en la misma Alemania muchos eran los que se oponían al exterminio y denunciaron antes y después de los hechos al ejército alemán. Fueron importantes en este momento, el aporte de los medios de comunicación y los ciudadanos alemanes quienes también se pararon frente a los victimarios en los juicios de Núremberg. Este ejemplo nos muestra la importancia del testimonio, de la denuncia y los medios de comunicación.
Grisales (20011) Al reconstruir poéticamente el acontecimiento social, construimos una identidad, politizamos la violencia que se ejecuta sobre los más inermes, para hacer ver; para hacer visible lo invisible como un asunto que le compete a la sociedad. El acontecimiento teatral crea una micropoética para nombrar lo acaecido: el verdugo, el corrupto, el agresor adquiere cuerpo, rostro, nombre; la poíesis lo desterritorializa y lo territorializa en su estado de naturaleza abyecta, ninguno se salva de la vergüenza de haber usado la violación y el asesinato vil como estrategia de guerra para someter, aniquilar, intimidar, obtener información, acallar a lo que ellos denominan como el enemigo.(Muriel, 2010)

Esta reconstrucción, bien sea desde el marco histórico-documental o artístico es muy importante, ya que es la misma sociedad quien puede culturalmente desarrollar un mundo con derechos fundamentales claros - que en el caso de los juicios de Núremberg, llevo a la barbarie nazi a ser catalogada como un crimen contra la humanidad a pesar de ser hecho a un solo pueblo. A partir de ese momento, la reglas del derecho internacional consignados en el tribunal de La Haya en 1907 se transformarían en conceptos claros y aplicables a todas la naciones - o una realidad simulada, capaz de aceptar lo impensable bajo una mirada teleológica donde el fin justifica los medios.

En el caso de Barranquilla aunque atípico, dadas las circunstancias como se llevaron a cabo las desapariciones de indigentes, la comunidad fue fundamental en el esclarecimiento de los hechos. Se debe tener en cuenta que quien hace la primera denuncia es un indigente, que en la escala social ocupa un nivel muy bajo y por tanto carente de credibilidad. En segundo lugar, su denuncia es echa contra un estamento social que es respetado como es un claustro universitario, que además tiene por objetivo educar para salvar vidas. Es aquí precisamente donde el colectivo juega un papel importante, cuando decide mirar más allá de las apariencias y escuchar la versión de un hombre en estado de indefensión. Si la versión de este hombre no hubiera sido escuchada, cientos de habitantes de la calle hubieran corrido la misma suerte. Lamentablemente, este clamor en nuestro país no ha sido escuchado a muchos, y gracias a ello, la muerte se sigue paseando por pueblos y ciudades, donde las estadísticas justifican el accionar de los victimarios.

Los hechos de Barranquilla parecen sacados de una novela, la realidad supera la ficción, pero aun así, la sociedad barranquillera dio a conocer la historia al país y luego al mundo. La prensa nacional e internacional, llevo a sus titulares la terrible historia que involucraba a funcionarios de alto y bajo nivel de La Universidad Libre de Barranquilla en el crimen sistemático de indigentes. Pero fue la misma comunidad estudiantil, quien demostró que el ser humano sin importar su condición merece respeto y dignidad. Conocidos los hechos, fue la misma comunidad estudiantil quien reclama a la institución universitaria aclarar que paso, luego reaccionaron algunos funcionarios que finalmente llevaron a las autoridades a investigar que había pasado. Recordemos que los hechos se desarrollaron el 29 de febrero del año 1992, cuando la ciudad vive en pleno el carnaval de Barranquilla, este fue un aspecto curioso de este crimen y que fue criticado por la prensa nacional, pues, era casi imposible llevar a cabo una investigación en una ciudad que prácticamente se paraliza en carnaval. Aun así, el crimen era de tal magnitud que ninguno de los entes encargados de la investigación pudo evadir su responsabilidad, no era fácil esconder cuerpos mutilados, una morgue que parecía más la antesala al infierno y los familiares y amigos tratando de confirmar la muerte de quienes dos o tres días antes habían visto.

Un aspecto importante de este acontecimiento, es que comienza a ser de dominio público; es decir, que quienes conforman el cuerpo social sienten como propio el crimen, exigiendo a las autoridades hacer justicia. Los medios de comunicación en este sentido juegan un papel importante, ya que en un principio se intentó por parte de los funcionarios involucrados en el crimen hacer creer que los medios y los familiares estaban sobredimensionando el crimen. Pero los testimonios de familiares, amigos y las versiones de dos sobrevivientes, dejaron sin piso a quienes intentaron desviar la información. El caso de Barranquilla, fue ejemplar en ese momento, ya que en nuestro país crímenes atroces han quedado en la impunidad, gracias a que los entes sociales han sido indiferentes o persuadidos, no de otra manera se explica la estela de violencia que aun recorre nuestro territorio.

se presentan a continuación algunos de estos documentos( Y anexos) en los que se muestran algunos de estos testimonios dados a la prensa, y que dejan ver, que los hechos sucedidos en Barranquilla fueron reales, que tienen unos rostros, tanto de victimas como de victimarios y que la realidad aquí presentada, parece superar a la ficción.



Acopio Documental: El trabajo de los medios de comunicación.

Se toman las siguientes crónicas o documentos periodísticos como un aporte al trabajo de la sistematización, dada su importancia, veracidad y rigor; ya que apuntan a un esclarecimiento de los hechos y aportando elementos dramáticos al trabajo de construcción del texto. Es decir, que estos elementos narrativos son los que llenan de espesura a la imagen fuente inicial, dando sentido y un carácter de espectacularidad. Un aspecto crucial a tener en cuenta en este acopio documental, es que lo que dice el documento lograría captar el interés humano, pues, finalmente el texto dramático deja ver los aspectos relevantes de la historia.

Los hechos que tienen lugar en la ciudad de barranquilla, sobrepasan toda racionalidad, y por tanto, hay una avalancha de documentos que se escriben frente al acontecimiento, razón por la cual, esta sistematización recoge algunos de los cuales considera pertinentes y otros que se encontraran en los anexos.

Se toman en este acopio, tres de las crónicas presentadas por el periódico El TIEMPO, la revista SEMANA y el diario EL HERALDO, ya que esta sistematización considera como ajustadas a los hechos reales.



EXTRAÑA MATANZA

Las evidencias de que varias personas vinculadas a la Universidad Libre de Barranquilla asesinaban a recogedores de cartón e indigentes con fines académicos, en las propias instalaciones de la institución, ensombreció ayer el ambiente del Carnaval. Dos hombres a quienes intentaron asesinar allí en la noche del sábado se salvaron milagrosamente. Uno de ellos, el basuriego Oscar Rafael Hernández López, porque se hizo el muerto después que le dieron el tiro de gracia, y logró escapar para dar aviso a la Policía. El otro, sin identificar aún, fue hallado cuando se produjo el allanamiento policial a la universidad. Estaba moribundo y con múltiples golpes en la cabeza y el cuerpo.
La Policía encontró en la morgue de la Facultad de Medicina de la Universidad Libre diez cadáveres, siete hombres y tres mujeres, cuatro de ellos de reconocidos vagabundos, con evidencias de haber sido asesinados en días anteriores. Es decir, entre dos meses y cuatro días, según los expertos policiales.
Estos cuerpos no tienen muestras de habérseles practicado la necropsia, que es de rigor cuando se trata de homicidios de NN. Y según los primeros reportes policiales, no aparecen en los registros que se llevan de levantamientos de cadáveres. Siete de estos indigentes fueron muertos con armas contundentes. Las restantes presentan impactos de bala.
Los restos de otras 12 personas fueron también hallados en el sitio. Lo que ha ocurrido aquí es horrible, y la justicia tiene que investigar hasta las últimas consecuencias, dijo el decano de Medicina, Remberto Racedo García, al conocer el caso.
José Zurit Rojas, un basuriego que fue citado por los celadores para que fuera a recoger cartones y hierros, pero que no asistió, reconoció a dos de los cadáveres. Se trata de El Cartagenero, de unos 40 años, de tez negra que presenta múltiples golpes, y La Chupichupi, una mujer de baja estatura, joven, y que por muchos años vivió en los alrededores de la calle 44 con la carrera 46, cerca de la Libre.

La conclusión inicial de los investigadores es que se está ante la presencia de un repugnante comercio de la muerte en el que estarían implicados, entre otros, los vigilantes de esa universidad, cuya morgue fue cerrada ayer por orden del juez que investiga el caso.


Hernández López, el único de los sobrevivientes que ha dado testimonios, dijo que fue invitado a entrar a los predios universitarios por uno de los celadores para recoger unos cartones, y luego atacado con un garrote grueso por dos hombres, que después le dieron un tiro cerca al oído.
Lo desnudaron; lo pusieron en una mesa de anfiteatro y allí vio cuando llegaron con el otro herido. Luego lo metieron en una cubeta de formol, de donde se salió para salvarse.
Se encuentra con vigilancia especial, aparentemente en estado aceptable de salud, en el Hospital de Barranquilla. El otro herido, un hombre de unos 40 años, de aspecto de mendigo, que también tiene un tiro en la cabeza, varias heridas con arma contundente en todo el cuerpo, principalmente en la cabeza e hinchazones en las manos.
El allanamiento fue ordenado por el Juez Sexto Permanente de Instrucción Criminal, Jairo Vergara Benítez. Las identidades de los retenidos no fueron suministradas oficialmente, pero se conoció que se trata de Saúl Hernández, acusado de ser el que llamaba a las víctimas, y otros cuatro hombres, dos de ellos de apellidos Arias y Muriel.
Dentro de la Universidad, los cartones que sirvieron de señuelo estaban ayer aún ensangrentados y había dos enormes manchas de sangre, una de ella ocultada cuando llegaron los periodistas con pintura amarilla a dos metros de la puerta de la morgue, y otra más en la parte de atrás donde están los aires centrales. La Policía desplegó intensos operativos para buscar más cadáveres, que, según un testigo, habrían sido sacados de la universidad antes que aquélla llegara.
El Juez pidió la presencia del director seccional de Medicina Legal para determinar la procedencia de los cadáveres hallados sospechosamente en la morgue de la Libre. El general Fabio Campos Silva, comandante de la Policía del Atlántico, anunció que la investigación se extenderá a las dos restantes universidades que tienen facultades de Medicina para establecer la forma como obtienen los cadáveres para sus prácticas académicas. Me hice el muerto y me salvé, asegura Oscar Hernández, yo pasaba por la universidad, subiendo de Murillo a la Catedral, recogiendo latas de Clausen, cuando un celador me llamó y me preguntó que si también recogía cartones, y le contesté que sí. Entonces me dijo que allá atrás (en el patio) había unos cartones y que podía llevármelos y yo entré, dejando el carro en la puerta. Eran como las 10 de la noche.
Cuando llegué atrás, a buscar los cartones, me salieron dos hombres que me atacaron con garrotes y me tumbaron. Después uno de ellos me dio un tiro aquí (señala detrás de la oreja) y yo me hice el muerto.
Me cogieron de pies y manos y me arrastraron hasta un cuarto (la morgue de la universidad). En el cuarto había sobre una mesa varios cuchillos y pedazos de hígado y otras partes, como las que uno ve en el mercado a los que venden mondongo y vísceras. En un balde de la basura había bastantes guantes y sanguaza.
Al cabo de un rato oí unos gritos; entonces me dije: ahí traen a otro. Después entraron con él y uno de ellos (de los atacantes) se me acercó, me tocó y dijo: éste está todavía muy blando. Entonces me metieron como en una piscina que tenía agua sucia y fría (aparentemente en una cubeta de formol) y me quedé quietecito. De ahí me salí y me escondí porque tenía mucho miedo. Como a las 3 de la mañana me fui pa la puerta, que se abrió cuando la moví, pero no salí enseguida sino como a las 6. Me les escondí a los celadores y llamé a la Policía, que me trajo hasta el hospital.
El testimonio es de Oscar Rafael Hernández López, de unos 25 años, hijo de Rita Antonia López y residente en el barrio Santo Domingo, sector La Esquina de Caraballo. Otros dos invitados Ayer, en medio de la sorpresa por lo ocurrido, aparecieron dos personas que habían sido invitadas a entrar a los predios de la universidad y se habían rehusado.
Ariel Romero, chef de cocina y de aspecto afeminado, también fue llamado por los vigilantes de la universidad a las 11 de la noche del viernes, pero no les prestó atención. Ellos me llamaban. Me dijeron que entrara para ver algo que tenían allá adentro, pero me pareció sospechoso; no les presté atención y seguí de largo.
Romero rindió indagatoria ante el Juez Ambulante que investiga el caso. Entre tanto, al basuriego José Zurit Rojas lo habían citado desde el viernes los mismos celadores para que fuera a las 10 de la noche del sábado, después de que se fueran los estudiantes, para que recogiera unos hierros y cartones que tenían ellos allá atrás.

No sé por qué, pero no vine, se me olvidó. No miento que me pareció sospechoso porque si me iban a dar algo por qué no lo hacían enseguida; de manera que ignoré el comentario. Me pareció una trampa.


Otros compañeros de la barra han desaparecido en los últimos meses, como El Guajiro, El Chino, Dávila, Castro, Cabezas, entre otros, cuyas edades están entre los 19 y 50 años. Uno los ve en la noche y al día siguiente no amanecen. Quienes hicieron esto no tienen corazón, dijo Rojas.

http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-51739

Sección: archivo

Fecha de publicación: 2 de Marzo de 1992.

  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal