La filosofía del profesor o el profesor de filosofía.



Descargar 14,5 Kb.
Fecha de conversión08.07.2017
Tamaño14,5 Kb.

La filosofía del profesor o el profesor de filosofía. (Hacia un saber cultural, ecosófico y complejo)

  • Prof. Tit. Rigoberto Pupo Pupo
  • Doctor en Filosofía. Doctor en Ciencias.
  • Especialista en Filosofía de la educación y la cultura.
  • Universidad de La Habana, Cuba.

Buscando sentido

  • Se requiere que la pedagogía, la filosofía, las ciencias, el arte, el conocimiento cotidiano y la cultura en general, devengan metáfora de la vida existencial del ser humano con sentido bioético ecosófico.
  • Hay que pasar de la Enciclopedia a la Ecopedia o Cosmopedia para evitar la locura ecocida y la desaparición del Planeta Tierra.
  • He ahí la necesidad de una hermenéutica ecosófica de la educación y la cultura que medie todo saber y praxis magisterial.

Sumario

  • 1. El por qué del título.
  • 2. Premisas de la formación y actualización docente.
  • 3. El método como camino.
  • 4. Necesidad de superar los paradigmas obsoletos.
  • 5. El elan cultural de la filosofía del profesor.
  • 6. Verdad e intersubjetividad.
  • 7. La hermenéutica ecosófica tiene mucho que decir y hacer…
  • 8. Presentación final: J. M. Serrat.

1. El por qué del título

  • Todo profesor, independientemente de la especialidad que ejerza hace filosofía de la educación y filosofía, en general. ¿Por qué?

Preguntas necesarias.

  • ¿Cuál es la filosofía del profesor?, ¿o las filosofías?
  • ¿Qué filosofía debe asumir el profesor, independientemente de la disciplina que imparta?
  • ¿Por qué debe primar la razón holístico – cultural, la sensibilidad inclusiva y la pluralidad discursiva?
  • 4. ¿Esto es posible sin reformar el pensamiento y las mentalidades de los profesores?
  • 5. ¿Es posible hacer cambios profundos en la educación, desde la educación misma?

2. Premisas de la formación y actualización docente

  • Un saber con sentido cultural, plural y complejo, fundado en la hermenéutica analógica ecosófica, la epistemología de segundo orden y el constructivismo analógico dialéctico, deviene premisa insoslayable de todo ejercicio magisterial. Con esta filosofía o visión cosmovisiva, resulta posible dirigir el proceso enseñanza – aprendizaje por cauces científicos y humanistas al mismo tiempo.

3. Seguir la lógica especial del objeto particular: el método

  • 1. El método como edificio del todo en lo que tiene de esencial.
  • 2. Como lógica especial: Seguir la lógica especial del objeto particular sin obviar las diferencias específicas.
  • 3. El método como camino cierto e incierto.
  • El método es un discurso, un ensayo prolongado de un camino que se piensa. Es un viaje, un desafío, una travesía, una estrategia que se ensaya para llegar a un final pensado, imaginado y al mismo tiempo insólito, imprevisto y errante. No es el discurrir de un pensamiento seguro de sí mismo, es una búsqueda que se inventa y se reconstruye continuamente.
  • Nada más lejos de esta visión del método que aquella imagen compuesta por un conjunto de recetas eficaces para la realización de un resultado previsto. Esta idea de método presupone el resultado desde el comienzo.

4. Necesidad de superar los paradigmas obsoletos

  • El paradigma de la racionalidad moderna. Particularidades.
  • Es necesario que el profesor supere el paradigma exclusivista de corte gnoseologista y objetivista y asuma la realidad a través de las infinitas formas aprehensivas que posee el hombre.

5. El elan cultural de la filosofía del profesor

  • . ¿Qué es lo que cualifica a la cultura?
  • . Partir del hombre, su actividad y la cultura como ascensión humana.
  • . El sentido cultural. Sus especificidades.

El enfoque cultural resulta de urgente humanidad.

  • Una estrategia educativa, con fundamentos culturales, de una forma u otra se encamina a una comprensión profunda del hombre y la actividad, para desarrollar una conciencia – actitud, capaz de unir el mundo de la vida, el mundo del trabajo y el mundo de la escuela.
  • Porque hace de la educación una metáfora de la vida, un verdadero proceso de aprehensión del hombre como sujeto complejo que piensa, siente, conoce, valora, actúa y se comunica.

6. Verdad e intersubjetividad

  • La verdad se revela y descubre en las relaciones intersubjetivas, en espacios comunicativos.
  • Una verdad, fuera de la práctica del consenso, no encuentra legitimación, y por tanto resulta estéril.
  • Lo mismo que sin riqueza espiritual no hay acceso posible a ella.
  • La creación subjetiva, humana, plena de sensibilidad, abre caminos a la verdad.
  • Las vías poéticas del lenguaje, sustantivan las potencias del pensamiento.

Verdad, praxis y vocación incluyente

  • La misión del discurso que busca la verdad, debe ser su vocación incluyente, abierta, tolerante, crítica, en resumen, con sentido ecuménico e integrador.
  • La tropología, y en particular la metáfora, por sus infinitas excelencias creativas, transita, se vincula en unidad indisoluble con la teoría del conocimiento, en la representación del cosmos humano y el Universo que le sirve de claustro materno, y viceversa.
  • La gnoseología imprime cauces nuevos expresivos a la sintaxis tropológica.

Alternativa de construcción de la verdad

  • Busquemos la verdad con sentido histórico- cultural humano, imaginación, razón utópica y vocación ecuménica incluyente.
  • Una concepción del saber, como integralidad abierta al diálogo, a la crítica y a la comunicación puede ser una alternativa posible de construcción de la verdad, incluyendo por supuesto, la propiamente de las ciencias naturales.

7. La hermenéutica ecosófica tiene mucho que decir y hacer…

  • Un estudio profundo, desde un pensamiento complejo, ecologizado, sobre el hombre, la actividad humana, la cultura, y su mediación central, la praxis, desde una perspectiva incluyente, sienta las bases para una comprensión profunda del devenir humano por parte de los educadores. La hermenéutica ecosófica tiene mucho que decir y hacer…

La hermenéutica ecosófica como base de la filosofía profesoral

  • La hermenéutica ecosófica, debe ser base de la filosofía profesoral, porque interpreta la conducta moral, sus ideas, principios y valores que norman o dan cauce al quehacer humano en sus mundos de la escuela, del trabajo y de la vida, desde una perspectiva cósmico – planetaria, sin perder los contextos socioculturales específicos.

Hermenéutica ecosófica y construcción humana.

  • Una hermenéutica ecosófica, siguiendo el elan integrador, cultural y complejo que la caracteriza puede aportar mucho a la interpretación constructiva y transformadora de una moral, fundada en el bien común, la justicia, la libertad y la virtud del ser humano.
  • La misión de la hermenéutica ecosófica, por estar comprometida con el destino de nuestro planeta y de la vida que la habita, está en condiciones de mirar al mundo en relación con el hombre y la vida en general, desde un prisma eco-humanista raigal.

La mirada ecosófica abre caminos

  • La mirada ecosófica de los infinitos textos (significaciones humanas) que median las relaciones del hombre con la naturaleza y la sociedad, no constituye una simple traducción interpretativa, al margen de contextos, necesidades, intereses culturales, humanos. Es una mirada interpretativa – comprensiva, en perenne actitud de sospecha, “que hace camino al andar”.

La hermenéutica ecosófica discursiva martiana

  • La hermenéutica ecosófica discursiva martiana, interpreta la realidad con sentido cósmico, porque ella misma es un Cosmos pensante que siente, actúa, valora y se comunica. Una comunicación que no pone límite. Se despliega como Logos buscador que unifica y diversifica para captar el todo vivo como sistema abierto. El objeto de la vida, y también la verdad que afanosamente buscamos, no son aprioris dado en sí y por sí. Son procesos complejos culturales.

Visión hermenéutica ecosófica de la vida

  • “¿Y el objeto de la vida?- Pregunta Martí- El objeto de la vida es la satisfacción del anhelo de perfecta hermosura; porque como la virtud hace hermosos los lugares en que obra, así los lugares hermosos obran sobre la virtud. Hay carácter moral en todos los elementos de la naturaleza: puesto que todos avivan este carácter en el hombre, puesto que todos lo producen, todos lo tienen.

Sentido hermenéutico ecosófico de la verdad, la bondad y la belleza

  • Así, son una la verdad, que es la hermosura en el juicio; la bondad, que es la hermosura en los afectos; y la mera belleza, que es la hermosura en el arte. El arte no es más que la naturaleza creada por el hombre. De esta intermezcla no se sale jamás. La naturaleza se postra ante el hombre- y le da sus diferencias, para que perfeccione su juicio; sus maravillas, para que avive su voluntad a imitarlas; sus exigencias, para que eduque su espíritu en el trabajo, en las contrariedades, y en la virtud que las vence.

Hay que hacer camino al andar

  • Una hermenéutica ecosófica puede hacer mucho en los tiempos actuales, si es capaz de interpretar el espíritu del mundo con ansia de humanidad, y aprehender la conducta del hombre en su complejidad real, como eticidad concreta, sin imposiciones epistemológicas ni abstractos apriorismos.
  • Y hay que hacer camino al andar… No queda otra alternativa, si queremos que emerja una cultura del ser y una ética del género humano que garanticen la existencia de la vida presente y futura.

Misión profesoral: preparar para el trabajo creador y la vida con sentido

  • Una persona culta, sensible, con riqueza espiritual, es capaz de aprehender la verdad, la bondad y la belleza en su expresión unitaria, mediante la fuerza unitiva del amor fundante. No importa la profesión que ejerza. Está en condiciones de mirar su entorno con ojos humanos, ya sea, ante un teorema matemático, una fórmula química, una bella flor, una pieza musical, la salida y puesta del Sol, contemplar la Luna y el cielo estrellado y asumir el drama del hombre con compromiso social y ansias de humanidad.

Reflexiones hermenéuticas (A manera de conclusiones interrogativas)

  • ¿En qué se funda la necesidad imprescindible de cambio de paradigma?
  • ¿Por qué la educación debe convertirse en metáfora de la vida?
  • ¿Qué hacer para que la educación devenga programa cultural, capaz de preparar al ser humano para el trabajo creador y la vida con sentido?
  • ¿Por qué una hermenéutica con sentido complejo, cultural y bioético ecosófico?

Discurso de Joan Manuel Serrat

  • Presenta el devenir humano como metáfora de la vida.
  • Sentido cultural y plural del discurso.
  • Se nota el tránsito de la enciclopedia a la cosmopedia, en correspondencia con el contexto.
  • Se trata de un texto ecosófico incluyente.
  • Por eso hace camino al andar


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal