La expresión plástica en la educación es un elemento importante, ya que en estas edades la imagen es más importante que la palabra



Descargar 341,07 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión30.08.2017
Tamaño341,07 Kb.
1   2

VALORACIÓN DEL DIBUJO:

El niño está en la etapa adecuada para su edad, puesto que dibuja sin prestar atención a lo que está haciendo y moviendo todo el brazo sin control.


El niño ha dibujado los garabatos con múltiples colores sin haber sido elegidos previamente; al igual que tampoco presta atención al espacio (ya que en el dibujo se puede observar que se sale del folio sin importarle) ni a las formas, puesto que sólo hace rayas sin intención de realizar un objeto concreto.
Para concluir, hemos de decir que no le supuso ningún esfuerzo ni ningún interés el realizar el dibujo.


En algún momento el niño descubrirá que hay una vinculación entre sus movimientos y los trazos que ejecuta en el papel; éste es un paso muy importante, pues el niño ha descubierto el control visual sobre los trazos que ejecuta.
Aunque aparentemente no haya gran diferencia entre unos dibujos y otros, el haber logrado controlar los movimientos es una experiencia vital para el niño. El disfrutar de este nuevo descubrimiento estimula al niño y lo induce a variar sus movimientos.
En esta etapa los trazos del niño serán casi el doble de largos, y algunas veces tratará de usar diferentes colores en su dibujo; además, le gusta llenar toda la página. Todavía ensaya toda una variedad de métodos para sostener el lápiz y alrededor de los tres años ya se aproxima a la forma de tomar el lápiz que tiene el adulto.
Los garabatos son ahora mucho más elaborados y en algunas ocasiones el niño descubre, con gran alegría, ciertas relaciones entre lo que ha dibujado y algo del ambiente. Este control sobre el garabato también se refleja en el dominio que el niño adquiere sobre otras partes del ambiente.
El papel del adulto es ahora mucho más importante, ya que, a menudo, el niño acudirá a él con sus garabatos, deseoso por hacerlo partícipe de su entusiasmo. Esta participación en una experiencia es lo importante y no el dibujo en sí.
De manera general en esta etapa se pueden destacar las principales características:

  • Dirige su mano, con la vista, sobre la superficie donde grafica (coordinación visual-motora).

  • Al placer táctil y kinestésico se le suma su interés visual por las conquistas gráficas que va obteniendo.

  • Aparecen reiteraciones de trazos: circulares, líneas cortadas, puntos, etc. con centros de intersección.

  • Controla los espacios gráficos aunque a veces por el entusiasmo excede los límites del soporte.

  • Se reconoce autor por los trazos.

  • Puede superponer y alineas algunas piezas de construcción, sin combinarlas entre si.

  • Se interesa por dejar marcas reiteradas en los materiales moldeables.


EJEMPLO DE DIBUJO EN LA ETAPA DEL GARABATO CONTROLADO
EDAD DE LA NIÑA: 2 años y 8 meses.


VALORACIÓN DEL DIBUJO:

Este dibujo pertenece a una etapa determinada del garabateo denominada “garabato con control”, ya que la niña al realizar el dibujo se da cuenta del movimiento que hace su mano y lo controla, fijándose en lo que hace.


La niña se ha limitado a pintar en un espacio determinado aunque en ocasiones se ha salido de éste, puesto que aún no ha llegado al control perfecto, debido a que todavía le faltan unos cuantos meses para llegar a la edad de pleno auge, donde los niños llegan a controlar sus garabatos.
La utilización de los colores es indistinta, puesto que no intenta plasmar la realidad.

Esta etapa tiene lugar alrededor de los tres años y medio y es de mucha trascendencia en el desarrollo del niño. En este momento el niño comienza a dar nombre a sus garabatos; esta actitud es muy significativa, pues es indicio de que el pensamiento del niño ha cambiado.


En realidad, los dibujos en sí no han variado mucho desde los primeros garabatos. El niño puede ahora empezar con alguna idea sobre lo que va a hacer, por lo tanto, dibuja con una intención, pero también está influido por lo que ya ha hecho.
A pesar de que el niño de tres años y medio ha llegado generalmente a la etapa de dar nombre a sus garabatos, seguirá disfrutando del movimiento físico y si recibe un nuevo instrumento para dibujar pasará un tiempo considerable probándolo para ver como es en todos sus aspectos.
La cantidad de tiempo que un niño le dedica ahora al dibujo aumentará y los garabatos serán mucho más diferenciados. Los trazos pueden estar bien distribuidos por toda la página y a veces estarán acompañados por una descripción verbal de lo que está haciendo. No todos los niños hacen esto, pero es evidente que el dibujo es ahora una constancia de cómo se siente el niño acerca de ciertas cosas de su ambiente, y la manera como dibuja convierte al garabato en un importante medio de comunicación.
Puede ser realmente peligroso que los padres o los maestros impulsen al niño a que dé nombre o encuentre explicación a lo que ha dibujado. Por el contrario, padres y maestros deben tratar de inculcar confianza y entusiasmo en este nuevo modo de pensar.
En esta etapa se pueden mencionar las siguientes características primordiales:

  • Ejecuta formas cerradas, generalmente circulares y trazos sueltos que asocia con objetos de la realidad, dándoles así un nombre.

  • Hay intención representativa, aunque un adulto no pueda reconocer el objeto representado.

  • A veces anuncia que es lo que hará antes de comenzar, y muy a menudo cambia de nombre mientras trabaja o cuando ha terminado.

  • Usa el color con criterio subjetivo para reforzar el significado de las formas.

  • Al modelar aísla trozos de material, les de nombre y puede hacerlos actuar como si fueran objetos reales.

  • Con material de construcción logras estructuras sencillas.



EJEMPLO DE DIBUJO EN LA ETAPA DEL GARABATO CON NOMBRE:
EDAD DE LA NIÑA: 3 años y 7 meses.

VALORACIÓN DEL DIBUJO:

Este dibujo corresponde plenamente a la etapa del garabato con nombre, ya que la niña seleccionó lo que iba a realizar previamente.


En éste, también podemos observar como controla el espacio y las formas.
La niña tiende siempre a dibujar caras, en este caso concreto la de una niña triste, lo cual puede deberse a que ha comprendido la emoción primaria de tristeza.
La niña es consciente cuando un dibujo no le sale, puesto que rompió varios de ellos hasta conseguir el definitivo, es decir, el que le gustaba, ello le supuso un gran esfuerzo.
Además, ha utilizado el color indistintamente.

Ha comenzado un método diferente de dibujo: la creación consciente de la forma. Esta etapa surge directamente de los últimos períodos del garabateo. Los trazos y garabatos son ahora controlados y se refieren a objetos visuales. Los movimientos circulares y longitudinales evolucionan hacia formas reconocibles.


Generalmente, hacia los cuatro años el niño hace formas reconocibles. Hacia los cinco años, ya se puede observar, casi siempre personas, casa, árboles, y a los seis años las figuras han evolucionado hasta constituir dibujos claramente distinguibles y con un tema. El niño intenta establecer una relación con lo que representa lo que le provoca una gran satisfacción
El arte en esta etapa se puede considerar como un reflejo directo del niño mismo. El arte de los niños nos proporciona no sólo la oportunidad de comprender a las criaturas sino que además nos brinda la ocasión de influir en el desarrollo a través de la educación artística. El arte no sólo favorece el desarrollo en terrenos vitales sino que también ofrece una coyuntura para que el niño investigue, invente, explore, se equivoque, tenga sentimientos de temor y de rechazo, de amor y de alegría. Por último el niño tiene que tener experiencias de la vida por sí mismo, como entidad, como individuo que puede, debe y va a pensar por cuenta propia.
Para analizar esta etapa nos centraremos en los siguientes apartados:

ELABORACIÓN DEL ESQUEMA-IMAGEN CORPORAL
Generalmente el primer dibujo logrado es un ser humano. La figura humana se dibuja típicamente con un círculo por cabeza y dos líneas verticales que representan las piernas. Estas representaciones “cabeza-pies” llamadas “cabezón” o “renacuajo”, son comunes en los niños de cinco años. La importancia de las personas en los dibujos de los niños es bien evidente a lo largo de toda la infancia. El niño con esta representación lo que hace es dibujarse a sí mismo. La perspectiva egocéntrica del mundo es, en esta época, una visión de sí mismo.

Otro punto de vista es el que sostiene que la representación del “renacuajo” o “cabezón” es lo que en ese momento sabe el niño de sí mismo y no una representación visual en absoluto. La cabeza es el lugar por donde se come y se habla,. Piaget descubrió que los niños de seis años creían que el proceso de pensar tenia lugar en la boca. Es evidente que los ojos, la nariz y los oídos hacen la cabeza el centro de la actividad sensorial.




La adición de piernas y brazos hace de este centro algo móvil y puede indicar un ser realmente funcional. Los niños saben más sobre el cuerpo que lo que dibujan, pues la mayoría de ellos saben identificar rápidamente casi todas sus partes.


DISTRIBUCIÓN ESPACIAL


La representación del espacio en los dibujos depende del individuo en sí y de la cultura en la cual se desarrolla.

Cada esquema es independiente, tiene su propia identidad, forman un todo completo, en el que no tiene nada que ver cada uno de ellos con los contiguos. Es como si el niño hiciese muchos trabajos sobre el mismo papel.


Al ir ejecutando su grafismo, poco a poco va empezando a relacionar los distintos esquemas mediante una agrupación en torno a la figura o esquema principal, y que generalmente es una figura humana y casi siempre él mismo.
En esta etapa las relaciones espaciales no se establecen por similitud o reflejo de la realidad, ya que la dificultad que a nivel de abstracción supone el paso de las tres dimensiones a las dos del papel, junto a los intereses y necesidades específicas de la afirmación de la personalidad, impiden esa similitud. Las relaciones las establece el niño en función del significado emocional que cada uno de los elementos representados tiene para él. Lo mismo ocurre con las relaciones de tamaños, éstas nunca son objetivas. Las cosas o personas que para el niño son más importantes siempre son más grandes que las demás.
Hacia los cinco años el niño desarrolla escena que tiene ya un cierto orden. Este orden se manifiesta por la aparición de dibujos “en serie”, repetición casi idéntica del mismo esquema dentro del mismo trabajo, son generalmente grupos familiares que con frecuencia representan a las personas próximas al niño.
Esta proceso de ordenación se va desarrollando entre los 5 y 6 años gasta que el niño llega a la representación gráfica con un tipo de orden espacial caracterizado por la aparición de la “Línea de base” y la s correlaciones lineales entre los objetos, paso que le introduce en la etapa siguiente.
Se debe tener en cuenta que cuanto más detalles se encuentren en el dibujo de un niño, mayor será la conciencia que el niño va tomando de las casas que le rodean. Asimismo, mientras que el niño no logre establecer en un dibujo correlaciones espaciales, difícilmente podrá establecer los mecanismos de la lectura y escritura, ya que son correlaciones de orden superior. El análisis detallado del tratamiento del espacio nos informará del grado de madurez de cada niño para enfrentarse a dichos procesos.

SIGNIFICADO DEL COLOR


En esta etapa comienza a despertarse el interés a través de la relación dibujo-objeto, aunque el niño no establezca ni desee establecer una relación rígida de color, puesto que lo usa casi siempre a nivel emocional, eligiéndolo en función de sus sentimientos, del impacto visual que le produce en un determinado momento y a veces simplemente por azar, utilizando el que tienes más próximo.
No debemos criticar el uso subjetivo del color en sus trabajos, un árbol puede ser azul, rosa, etc, recordando que uno de los objetivos básicos del Área de Expresión Plástica es el desarrollo de la creatividad y libertad expresiva.

MOTIVACIÓN ARTÍSTICA
Para que la motivación sea exitosa, ésta debe estimular en el niño la tomo de conciencia de su ambiente y hacerle sentir que la actividad artística es extremadamente vital y más importante que cualquier otra cosa. Uno de los mejores medios de estimular las relaciones del niño con las cosas que lo rodean es comenzar con la función de las distintas partes del cuerpo humano.

TEMAS Y MATERIALES


Cuanto más entregado esté el niño a la actividad artística, más se identificará con lo que hace y más activamente empleará los sentidos; cuanto más suyo sea el proyecto, más significado será para él. A esta edad cualquier tema que está relacionado con el niño es importante.
En cuanto a los materiales, si se cambian o se introducen algunos nuevos se puede llegar a inferir en el proceso de dominar el material que es indispensable para que el niño pueda expresarse sus sentimientos. Los materiales que podemos utilizar son: témpera, plastidecores, tizas de colores, materiales para “collage”, etc.
El estudio de sus dibujos nos permite tener una perspectiva del método y del razonamiento que están detrás de sus acciones y a comprender el proceso mental infantil. A continuación aparecen una serie de dibujos y sus comentarios, como ejemplos e la etapa explicada.

EJEMPLO DE DIBUJO EN LA ETAPA PREESQUEMÁTICA
EDAD DE LA NIÑA: 4 años y 10 meses.

VALORACIÓN DEL DIBUJO:
Sin duda alguna este dibujo se encuentra en esta etapa puesto que como observamos la niña ha dibujado a su familia y a ella, tema principal en esta etapa. Además los ha dibujado mediante el llamado “renacuajo” o “cabezón”, cuyas características son: un círculo por cabeza y dos líneas verticales que representan las piernas.
En esta etapa el niño se dibuja a sí mismo o a lo que conoce de él. La perspectiva egocéntrica del mundo es una visión de sí mismo, esto se puede afirmar al ver como se dibuja a ella más grande que al resto de la familia, lo que nos muestra que se siente más importante.
La niña ha dibujado a varias personas, es decir, a todos los miembros de su familia. Sus dibujos aparecen “en serie” (generalmente grupos familiares que representan a las personas próximas al niño).
Encontramos una pequeña contradicción puesto que muestra madurez al dibujar las pestañas de los ojos y, sin embargo, no dibuja la boca, la razón puede ser que a la niña le cuesta mucho comer.
Además, en su dibujo no establece una relación entre el color y la realidad, sino que elige los colores en función de sus sentimientos, al impacto visual de los mismos o simplemente por azar, utilizando el que tiene más próximo.
Ha realizado el dibujo con lápices de colores.

La importancia etapa esquemática reside en que el niño llega a formarse un concepto definido de hombre y de su ambiente.


El esquema es el concepto al cual ha llegado un niño respecto de un objeto, y que repite continuamente mientras no haya una experiencia intencional que influya sobre él para que lo cambie. La diferencia entre el uso repetido de esquemas y el estereotipo es que el esquema es flexible y presenta desviaciones y variaciones y el estereotipo no.
Los conceptos que tienen los niños son muy individuales, las diferencias entre los esquemas dependen de las diferencias de personalidad del niño, las formas en que el niño ve algo, el significado afectivo que éste le adjudica, sus experiencias kinestéticas, la impresión táctil del objeto o la manera en que este funciona o se comporta.
Por lo tanto sabemos que el esquema demuestra el concepto del niño y demuestra su conocimiento activo de un objeto.
A esta etapa se llega alrededor de los siete años.
CARACTERÍSTICAS DE LOS DIBUJOS ESQUEMÁTICOS
ESQUEMA HUMANO

Concepto de una figura al cual el niño llega tras mucha experimentación.

Cuando un niño se va acercando a la conquista de un concepto de la forma, desarrolla gradualmente un símbolo para representar un hombre, y lo repite continuamente mientras no tenga una experiencia particular que le haga cambiar este concepto.
El esquema consiste en líneas geométricas. Cuando se separan de su conjunto pierden su significado. A veces se utilizan óvalos, triángulos, círculos, rectángulos o figuras irregulares para el esquema del cuerpo, y toda clase de formas para piernas brazos y ropa.
Círculo: cabeza.

Rectángulos: brazos y piernas.

Triángulos y cuadrados: diferenciación sexual.

Triángulo: figuras femeninas.

Rectángulo y cuadrado. Figura masculina.

Ojos: círculos, rara vez van acompañados de pestañas y cejas.

Pelo: elemento decorativo y de diferenciación sexual en las niñas.

Cuello: pude aparecer o no, porque se une con el tronco.

Manos y pies sino aparecen es porque las incluyen en piernas y brazos.
La opinión de que el perfil representa una etapa más avanzada en el concepto de la creación del niño es incorrecto.
El esquema humano es, por lo tanto, algo muy individual y puede considerarse como un reflejo del desarrollo del individuo.

ESQUEMA ESPACIAL

El principal descubrimiento durante esta etapa es la existencia de un orden en las relaciones espaciales.


El primer conocimiento consciente de que el niño es parte de su ambiente se expresa por un símbolo que se llama línea base, de aquí en adelante esta conciencia, que incluye todos los objetos en una relación espacial común, se expresa poniendo todo sobre esta importante línea base. La línea base es universal, se la pude considerar como parte del desarrollo natural de los niños y es un indicio de que el niño se ha dado cuenta de la relación entre él y el ambiente, todo lo coloca sobre esta línea base. Si los niños utilizan el arte como medio de comunicación, resulta muy natural que piensen que los objetos vienen uno después de otro en línea.
La contraparte de la línea base es la línea del cielo, esta trazada generalmente en la parte superior del dibujo y el espacio entre esta línea y la línea base significa el aire para los niño.

Cuando un niño está dibujando o pintando un tema de exteriores, la línea base simboliza unas veces la base sobre la cual se apoyan las cosas, y otras, la superficie del terreno del paisaje. La utilización de dos líneas base implica un desarrollo mayor y es un paso hacia la perspectiva.


En esta etapa el niño no ha alcanzado aún la conciencia de la representación de un espacio tridimensional, por eso el esquema del niño es una representación de dos dimensiones. El mayor descubrimiento en esta etapa es que hay un orden definido en las relaciones espaciales.

OTROS MEDIOS DE REPRESENTACIÓN ESPACIAL

Aunque la línea base es el medio más común utilizado por los niños para representar el espacio en sus dibujos y pinturas, en algunas ocasiones alguna experiencia afectiva les obliga a desviarse de ese tipo de esquemas y usar representaciones espaciales subjetivas. El proceso, frecuentemente usado, de “doblado”, pertenece a esta categoría de representaciones espaciales subjetivas. Por “doblado” entendemos el proceso de crear un concepto de espacio dibujando los objetos perpendicularmente a la línea base, aún cuando parezca que esos objetos están dibujados en forma invertida.


A veces, un niño que normalmente utiliza la línea base, la omite totalmente, ya que puede resultar que una experiencia emocional sea tan poderosa que supere la sensación e estar en contacto con el suelo.
Otro importante aspecto de las experiencias espaciales subjetivas se aprecia en los dibujos que presentan una mezcla de plano y elevación.

REPRESENTACIONES DE ESPACIO Y TIEMPO

Representaciones de espacio tiempo significa la inclusión en un mismo dibujo de diferentes secuencias de tiempo o de impresiones especialmente distintas.


Uno de los métodos de representación espacio-tiempo surge de la necesidad de comunicación. A un niño le gusta escuchar cuento, y a su vez narrarlos, esta es una razón por a cual encontramos diferentes episodios representados por distintos cuadros en una secuencia de dibujos. Estos pueden ser separados, aunque no están delimitados por una raya. Los episodios sobre viajes, paseos u otros acontecimientos semejantes, que requieren una secuencia de tiempo, pertenecen a este tipo de representaciones. En estos temas, generalmente se describen los acontecimientos más importantes. En dibujos separados se muestra un acontecimiento completo de modo que el tema de la serie es generalmente el mismo.
Otra forma de representación de espacio-tiempo es aquella en la que se asientan en un dibujo acciones que han tenido lugar en diferentes momentos. Esto no proviene del deseo de comunicar algo, sino de la importancia de la acción misma. Este episodio emocionante reduce la conciencia del niño, en lo que al tiempo se refiere, hasta el punto de que no se da cuenta de que estás representando diferentes momentos en un mismo dibujo. El niño está simplemente enfrascado en la expresión dentro de un dibujo que él considera lo más característico respecto de la acción, más o menos en la misma forma en que se usa alternadamente plano y elevación para expresar lo más característico de un objeto.
Es importante observar que en estas representaciones de espacio y tiempo la pintura o dibujo se reduce a una simple secuencia de acción o movimientos.
Colocar distintos aspectos próximos entre si e un espacio es meramente un método para representar las distintas propiedades de una experiencia particular.

LOS DIBUJOS DE TIPO RAYOS X

Un niño puede usar otra interesante forma no visual para mostrar diferentes aspectos que no sería posible percibir visualmente al mismo tiempo. Este sistema es el de describir simultáneamente el interior y el exterior de n edificio o el de cualquier otro ambiente cerrado. Esto se ve siempre que el interior es más importante que el exterior para el niño. En algunas ocasiones, si el niño está muy entusiasmado con el interior, llega a olvidarse por completo del exterior y , sencillamente, lo suprime. Por regla general se ve parte del interior y parte del exterior, como si éste fuera transparente.


Las representaciones pictóricas de los niños siguen sus propias leyes, que no tienen nada que ver con las leyes del naturalismo.

SIGNIFICADO DE LAS VARIACIONES EN EL ESQUEMA

Toda desviación del esquema del niño, adquiere una especial importancia de acuerdo con su origen y significado. Analizando las variaciones en el esquema podemos lograr una mejor perspectiva de las experiencias del niño.


Existen tres formas principales de desviaciones en los dibujos de los niños:

1- Exageración de partes importantes.

2- Desprecio o supresión de partes no importantes.

3- Cambios de símbolos para partes afectivamente significativas.


Los niños no son conscientes de esas exageraciones, más bien crean relaciones de tamaño que son “reales” para ellos. El origen de tales desviaciones reside ya sea en experiencias autoplásticas o en el significado relativo que ciertas partes tienen para el niño.
La desproporción proviene casi siempre de alguna intención experiencia definida, aunque esto no significa que la experiencia sea necesariamente consciente. Por consiguiente, no tenemos ningún derecho a hablar de “proporciones falsas”, puesto que este sería el juicio determinado por la actitud visual de un adulto, o sea, la de representar objetivamente el ambiente. Como el niño no tiene conciencia alguna de estar cometiendo una exageración u omitiendo partes, cualquier corrección que se la haga a su expresión sólo servirá para cambiar su sentimiento sincero y real por una forma rígida impuesta desde fuera que no tiene sentido alguna para el niño.

EL SIGNIFICADO DEL COLOR Y DEL DISEÑO

El niño descubre naturalmente que hay una relación entre el color y el objeto. No es una elección causal o de tipo afectivo la que determina el color que va a emplear en sus pinturas. Para el niño, en cambio, el poder comprobar que el color de su pintura es el mismo que el objeto que está pintando resulta un importante descubrimiento y una experiencia satisfactoria: ha comenzado a encontrar cierto orden lógico en el mundo y está estableciendo relaciones concretas con las cosas que le rodean. También en el color el niño descubre relaciones definidas similares, y repite los mismos colores para los mismos objetos.


El establecimiento de un color definido para un objeto y su constante repetición, es un reflejo directo del desarrollo progresivo del proceso intelectual del niño. El niño ha comenzado a desarrollar la capacidad de categorizar, de agrupar cosas en clases y de hacer generalizaciones.
Aunque hay colores comunes usados pro la mayoría de los niños para determinados objetos, cada niño desarrolla sus propias relaciones de color. El origen de estos esquemas de colores individuales puede encontrarse en un concepto visual o emocional del color. La primera relación significativa que el niño tiene con un objeto puede determinar su esquema del color.
Este esquema de color establecido no cambiará, a menos que el niño se vea envuelto en alguna experiencia en la cual adquiera importancia un cambio de color.
El esquema del color es pues, un indicio del proceso que conduce al pensamiento abstracto y muestra que el niño puede generalizarlo a otras situaciones, a partir de su propia experiencia.

EJEMPLO DE DIBUJO EN LA ETAPA ESQUEMÁTICA
EDAD DE LA NIÑA: 7 años y 6 meses.
VALORACIÓN DEL DIBUJO:

Como podemos apreciar en este dibujo, la niña ha descubierto el concepto de hombre, de mujer, y el concepto de contexto espacial.


Respecto al esquema de la imagen corporal podemos decir que está caracterizado por el uso de figuras geométricas, integradas de tal manera que componen las partes más significativas de la figura humana. La niña que observamos en el dibujo está compuesta por: un círculo, para representar la cabeza; dos círculos, para representar los ojos; un semicírculo, para representar la boca; una especie de rectángulos utilizados para el tronco y los brazos; un triángulo, para la falda...
A pesar de que en esta etapa muy rara vez los ojos van acompañados de pestañas, éstas si que las podemos observar en dicho dibujo. El rostro de la niña carece de nariz. El pelo, como característica de diferenciación sexual, lo ha dibujado muy largo y peinado con una trenza y un lacito en la parte inferior de ésta. El cuello no aparece, sin embargo si que dibuja claramente las manos y los pies.
Podemos afirmar que la niña es consciente de su contexto espacial, ya que utiliza la línea base del suelo, representada por el césped y las flores del dibujo, para organizar el espacio entorno a ella. Observamos que alrededor de la niña hay un gato y un perro, los cuales no aparecen tocando el suelo, si no flotando en el aire. A pesar de esto, ella si que aparece tocando el suelo. Tamara es consciente de que los animales son distintos, puesto que al dibujarlos los dibuja con características diferentes.
En la parte superior del dibujo observamos dos pájaros, los cuales están dibujados con todo detalle; dos mariposas dibujadas también muy detalladamente, e incluso con las alas decoradas.
Encima de éstos elementos, la niña ha dibujado tres nubes de forma alargada, y un gran sol.
En cuanto al color, existe una relación entre realidad y el color utilizado en la representación, es decir, todo aparece pintado tal y como es. Algunos ejemplos de estos son: (amarillo: sol y pájaros; naranja: pico y patas de los pájaros; verde: césped; marrón: perro y gato....).
Respecto a la técnica y a los materiales utilizados, podemos decir que han sido:

  • Lápiz, con el que ha hecho el dibujo previo.

  • Rotuladores, con los que después ha repasado el dibujo.

  • Y finalmente pinturas de colores, con las que ha rellenado sus propios dibujos.


Un rasgo sobresaliente de esta etapa es el descubrimiento de la sociedad para el niño, la cual tiene unos intereses similares. Esta edad es la de la amistad en grupo y la de grupo de iguales o pandilla; al igual que se observa un creciente desarrollo de la independencia social respecto de la dominación de los adultos.


Los grupos o las pandillas son generalmente del mismo sexo, cosa que lleva a la aplicación de unas normas, un lenguaje, un deporte, una vestidura, etc. determinada.
Las actitudes de los profesores, padres, tutores, etc. pueden provocar que los niños actúen mediante actividades secretas, para que ello no ocurra es necesaria la cooperación de los adultos.
En un experimento se comprobó que , por lo general, los niños sólo a partir de los once años pueden liberarse de su propio punto de vista y seleccionar con éxito imágenes que muestran una escena como la verían si estuviesen en una posición distinta.
En esta etapa el niño comienza a tomar conciencia de su mundo real al que pertenece.


CARACTERÍSTICAS DE LOS DIBUJOS DURANTE LA EDAD DE LA PANDILLA

Etapa de pura creación. El concepto de la figura humana como se expresaba durante la primera parte de la etapa esquemática; ahora el niño está interesado en expresar características vinculadas al sexo.


Las líneas geométricas ya no bastan, el niño se encamina hacia otra forma de expresión más estrechamente ligada con la naturaleza; por ejemplo:
Las niñas todavía no dibujaban los vestidos con arrugas, cosa que comienza a producirse a partir de aquí.
Es decir el niño comienza adquirir un cierto sentido para los detalles. Ahora que el niño desarrolla una mayor conciencia visual exagera el tamaño de la figura humana, los estudios han demostrado que el empleo de dicho recurso tiende a desaparece durante esta etapa del desarrollo.
La nueva conciencia de la apariencia visual de los objetos tiene poca relación con las verdaderas tendencias naturalistas. Ahora los niños critican como artificiales los dibujos del tipo de rayos X o los que utilizan el procedimiento del "doblado". Las niñas de esta edad se interesan más por los dibujos de los animales, en especial de los caballos; por otro lado nos encontramos con que los dibujos más interesantes para los niños son los automóviles.
Los sentimientos y las preocupaciones de un individuo son la base de la verdadera expresión artística.


SIGNIFICADO DEL COLOR

En esta etapa comienzan a distinguir entre un rojo anaranjado y un pulóver rojo violáceo.


Si un niño en esta edad del desarrollo todavía utiliza relaciones rígidas de color-objeto, es porque es lento para desarrollar sus relaciones de color. Esto es así porque aún no ha refinado su sensibilidad visual.
Cuanto más fina es la relación visual que el niño establece entre color y objeto.
El niño goza con los colores y ahora es capaz de una mayor sensibilidad hacia las diferencia y semejanzas; por cierto que conviene alentar sus entusiastas exploraciones del color con las hojas caídas de los árboles.
SIGNIFICADO DEL ESPACIO

El niño se aleja gradualmente de su dependencia con respecto a lo concreto y comienza ahora a manejar conceptos abstractos.


La habilidad para distribuir varias imágenes sobre una hoja de papel, de modo que tengan relación entre sí, significa que el niño está en condiciones de manejar esos objetos simultáneamente y no de ordenarlos solamente sobre una línea.
Como resultado de esta creciente conciencia visual, el niño descubre que el espacio entre las líneas de base adquiere significado, y además también descubre el plano.
El paso de la línea de base única al descubrimiento del plano es bastante rápido.
La etapa de transmisión puede apreciarse en dibujos que incluyen varias líneas de base; el espacio entre estas líneas de base aparece lleno.
La línea base comienza a desaparece; aunque para algunos niños la línea base continua siendo de uso frecuente, el espacio que queda debajo de dicha línea tiene ahora el significado de suelo. En este momento el niño no ha llegado a comprender el concepto de horizonte.
Descubrir que un objeto puede cubrir otro es importante, porque implica reconocer la existencia del otro objeto.


SIGNIFICADO DEL DISEÑO

Una de las principales funciones del diseño puede ser establecer relaciones armoniosas. A esta edad es importante que estimulemos el pensamiento del niño y le ofrezcamos oportunidades que den lugar a descubrimientos que se relacionen con la belleza natural de los materiales que él encuentra intacto en el medio ambiente.


Adquirir sensibilidad ante las cualidades de un material es de gran importancia y los niños improvisan por su cuenta combinaciones de materiales que no necesitan, obligatoriamente, servir a un fin útil.
De acuerdo con lo expuesto, parecería que damos especial importancia al conocimiento y a la comprensión de los materiales, mientras pasamos por alto todo lo concerniente al terreno del diseño.
Los resultados de tales relaciones entre un niño y los materiales serán vitales para capacitar a la criatura, pueda intuitivamente adaptar las cualidades inherentes de los materiales a cualquier diseño.
En esta etapa también podemos observar como un conocimiento consciente de la decoración. Las niñas se ocupan cada vez más de adornar los vestidos de sus figuras. Los varones, por su parte, cada vez se fijan más en los cuadros de sus camisas de moda.
Diseñar una greca decorativa para una toalla, por ejemplo, tiene muy poco sentido, y es totalmente inconveniente planear un diseño en papel parar calcarlo sobre otro material que al niño no le interese. En cambio, dibujos simples pueden servir para que el niño comprenda el sentido de la repetición como parte de los principios del diseño.
Identificarse con las necesidades de los materiales, aprender a conocer su comportamiento, es importante desde el punto de vista ético, pues servirá para crear un sentimiento de sinceridad y autenticidad en el diseño.


EJEMPLO DE DIBUJO EN LA ETAPA DEL REALISMO
EDAD DEL NIÑO: 11 años y 1 mes
VALORACIÓN DEL DIBUJO:
En el dibujo se puede observar un coche de carreras y un avión F18; éstos los representa con todo detalle, puesto que en esta etapa el niño está tomando conciencia de su mundo real.
Como podemos ver el niño ha intentado imitar el efecto del humo saliendo del tubo de escape.
Respecto al color, se puede comprobar que el niño no ha refinado la sensibilidad visual, puesto que no aprecia las diferencias que hay en un mismo color, cuando este recibe la luz del sol.
Sin embargo, si que establece una buena relación entre los colores de los objetos dibujados con la propia realidad.
En esta etapa el niño hace una representación mucho más naturalista, como resultado de esta creciente conciencia visual.

Tanto en el coche, como en el avión que ha dibujado se puede observar el perfil de ambos y el movimiento, sobretodo en el coche, en el que dibuja como el humo se queda atrás al moverse el vehículo.

Otra característica que se puede observar es la desaparición de la línea base y la del cielo.

Como se ha dicho anteriormente el niño representa los detalles del avión y del coche; decorándolo minuciosamente.


En cuanto a los materiales que ha dibujado son los siguientes:


  • El lápiz, para dar la forma a su dibujo.

  • Y lápices de colores, para rellenar el dibujo.



IMPORTANCIA DE LA ETAPA PSEUDONATURALISTA


Esta etapa del desarrollo marca el fin del arte como actividad espontánea y señala el comienzo de un período de razonamiento en el que el niño se hace cada vez más crítico de sus propias producciones. Es decir, un cambio desde el dibujar inconsciente lo que se conoce, a la realización consciente de lo que se ve hacia el modo adulto de expresión.


Sin embargo, este período es uno de los más difíciles e interesantes en el terreno del arte, ya que el niño se encuentra en una edad de inquietud y excitación, en la que ya no es un niño pequeño ni un adulto. Se trata de la llamada “pubertad”, en la que abundan grandes diferencias individuales en lo físico, mental, emocional y social.
Es entonces cuando se desarrolla una capacidad para el pensamiento abstracto, y comienza el impulso final hacia la independencia.
Esta será la última educación artística formal que reciban. Esto es muy importante, ya que las actitudes y destrezas que desarrollen a esta edad influirán en sus reacciones y sentimientos hacia el arte en su vida adulta.
El joven se interesa por su aspecto, por su vestimenta, por lo que dice y por cómo aparece frente a los demás. Se investiga a sí mismo, quiere saber quién es, qué piensa, qué puede hacer y qué es importante en la vida.
A la vez que el joven se hace más críticamente consciente de sus acciones, también se toma más críticamente consciente de su producción artística.
El papel del arte en esta etapa debe ser: prestar apoyo a la individualidad del joven, dar oportunidad para una liberación socialmente aceptable de sus emociones y tensiones, y facilitar la transición desde la expresión propia de un niño a la expresión que se espera de un adulto.

LA REPRESENTACIÓN DE LA FIGURA HUMANA


Sufre variaciones acordes con la progresiva toma de conciencia y preocupación respecto de los cambios que están empezando a tener lugar en el cuerpo del preadolescente. Dado que las niñas tienden a desarrollarse antes que los varones, encontramos mayor interés en la figura humana trazada por ellas. Las características sexuales de estos dibujos son muy exageradas, reflejando la preocupación por su desarrollo físico, ya que las modificaciones sexuales no pueden soportarse en forma pasiva. Si no incluye esos cambios en sus dibujos, puede estar mostrando temor por los mismos.
La caricatura se convierte en un medio de expresión favorito de algunos niños, ya que proporciona la oportunidad para la expresión satírica y escaparse del naturalismo.
Probablemente una de las tareas más difíciles que un joven tenga que afrontar en esta etapa pseudonaturalista es la de dibujarse a sí mismo, ya que los individuos proyectan su propia personalidad en estos dibujos, ejemplo: si un joven esta preocupado por su nariz, puede que exagere este rasgo.

LA REPRESENTACIÓN DEL ESPACIO
Uno de los descubrimientos que realiza es que el tamaño de los objetos distantes se reduce. Comienzan a apreciar ahora el espacio en sus cualidades tridimensionales.
La representación de la profundidad debe ser descubierta por el alumno, por ello no hay que evitar esto explicándole la perspectiva, puesto que significa privarlo de una importante experiencia.

LA IMPORTANCIA DEL COLOR Y DEL DISEÑO

Respecto a la psicología del color se ha hablado a cerca de sus efectos/reacciones emocionales sobre el individuo, determinadas por asociación a través de pasadas experiencias. Ejemplo: para un niño el “rojo” puede significar “horror” porque lo asocia a la “sangre”. Pero hay que insistir que el color es profundamente subjetivo en su significado.


Algunos cuadernos y hojas de papel suelen revelar los intereses y preocupaciones infantiles, referentes al propio autor de los dibujos y a los demás. Esta forma de expresión artística espontánea no deberá reprimirse.
Los problemas del color y diseño pueden adquirir un nuevo significado cuando los adolescentes los examinan con sentido crítico.


EL DESARROLLO SE REFLEJA EN EL ARTE DEL JOVEN ADOLESCENTE
El trabajo de los niños pequeños está íntimamente ligado a su nivel de desarrollo. Sus sentimientos y emociones y la comprensión del mundo que los rodea se reflejan claramente en su producción artística.

LA MOTIVACIÓN ARTÍSTICA
El estudiante de los primeros cursos está lleno de pensamientos y proyectos. El papel del profesor es proporcionar la guía y el estímulo para que esta expresión adquiera una forma significativa.
Si el joven no se siente entusiasmado por la actividad artística, entonces el dibujo o pintura se convierten en un mero ejercicio exigido por el sistema vigente. La motivación artística debe incluir todos los tipos de expresión.
La motivación puede variar según las condiciones de la clase, los intereses de los estudiantes, los objetivos de los profesores y las circunstancias del momento.

La motivación, cualquiera que sea la forma de darla o desarrollarla debe originar en el joven un deseo de crear y no debe estar programada para lograr que se construyan objetivos, se terminen proyectos o simplemente para que se mantengan ocupados los jóvenes.


SENTIMIENTOS Y EMOCIONES
La expresión de sentimientos y emociones debe tener un lugar importante en el programa artístico de la escuela, requiere un alto grado de sensibilidad. La expresión de sentimientos de alegría, tristeza, frustaciones aparecen en pinturas abstractas, en formas tridimensionales o en representaciones directas.

MATERIALES ARTÍSTICOS
Los materiales deben desempeñar un papel secundario en el programa artístico. El material debe adaptarse a las necesidades expresivas de los alumnos. Los jóvenes ya son capaces de dominar casi cualquier material.
De este modo, finalizaríamos nuestra explicación de los aspectos más importantes de la etapa pseudonaturalista, correspondiente entre las edades de 12-14 años.


EJEMPLO DE DIBUJO EN LA ETAPA PSEUDONATURALISTA
EDAD DE LA NIÑA: 14 años y 3 meses

VALORACIÓN DEL DIBUJO:

A estas edades observamos que ya no hacen los dibujos típicos; es decir, los chicos todo lo relacionado con la guerra, los coches... y las chicas, una casa, árbol, una niña... Por el contrario, hacen dibujos que les gustan por alguna razón y casi siempre son de su imaginación.


Por tanto, la niña ha dibujado a un personaje que dice ser un perro rodeado de corazones que representan el amor, los cuales tienen relación con el cartel que lleva el perro, en el que se puede leer “haz el amor y no la guerra”, tema que está de actualidad, por lo tanto afirmamos que es un mensaje que representa la realidad del momento.
Como podemos observar, la niña plasma muchos detalles en su dibujo, como por ejemplo: la raya de la lengua del perro, la solapa de la camisa, la huella de los pies, los clavos en el cartel...
Es consciente de la bidimensionalidad al hacer el grosor de algunos corazones.
En cuanto al color, la niña ha usado los respectivos a la realidad y los que a ella le gustan.
Los materiales utilizados han sido:

  • Rotuladores, para realizar el dibujo.

  • Lápices de cera, para colorearlo.


A lo largo de la realización de todo el trabajo hemos llegado a las siguientes conclusiones:


  • Mediante la representación de dibujos podemos hallar varias características con respecto al desarrollo físico, social y emocional del niño.




  • No se puede presionar a los niños para que dibujen.




  • Tampoco se les puede guiar excesivamente, pues ellos deben dibujar lo que deseen y como deseen.




  • No debemos dejar que los niños copien, pues cuando lo hacen no reflejan su concepto del mundo, su proceso de asimilación, reflexión y proyección exterior. Cuando copia se hace dependiente del esquema adulto del estereotipo inhibiendo sus propios logros. En definitiva, abandona la mejor facultad del ser humano: “La capacidad de crear”.




  • Además, todo lo que pasa alrededor del niño influye en él a la hora de realizar sus dibujos.

Gracias a la elaboración de este trabajo investigativo se ha podido llegar a conocer un tema de gran importancia para la carrera de educación escolar, ya que nos permitirá como docentes tener claros conceptos acerca de la diversidad de información que existe con respecto al tema de las etapas del dibujo en los niños en edad escolar.

Se ha podido llegar a conocer aspectos como cuales son las principales etapas del dibujo; las cuales son las siguientes: garabateo descontrolado, garabateo controlado, garabateo con nombre, etapa pre-esquemática, esquemática, de realismo y pseudonaturalista.

En cada una de ellas hemos podido llegar a analizar las diversas características que las conforman, entendiendo de manera más específica y detenida las mismas.

Comprendimos por medio de ejemplos y teorías cual es la gran importancia que posee la creatividad, el arte y la imaginación dentro del proceso educativo y en el desarrollo de los niños.

De igual modo se analizaron diversos aspectos por medio de los cuales se puede realizar un análisis básico acerca de los dibujos que son realizados por niños en edad preescolar y escolar, información que nos permitirá poseer conocimientos para aplicar en aula.

Se mostraron diversos dibujos que fueron realizados por niños de diversas edades, y pertenecientes a diversas etapas del dibujo. De los mismos se realizó un breve análisis basado en las características estudiadas en la elaboración del trabajo. De esta manera se explica la teoría mediante diversos ejemplos prácticos y visuales.

Finalmente, concluimos la realización de este trabajado afirmando que es fundamental para el desarrollo del dibujo de los niños dejar que se expresen y dibujen libremente.

BIBLIOGRAFÍA


  • www.geocities.com/divina_sabale

Programas Educativos. Educación Plástica. Evolución de la Creación Plástica Infantil.

  • www.bebecito.com.mx

México. Cabriola Centro de Aprendizaje para bebés Oaxaca.

  • www.pedregal.org

La evolución del dibujo.

ESCUDERO, Mariana; FERNÁNDEZ, María; SOSA, Marina; VILLAMAYOR, Natalia.

04 de Julio del 2.003.


  • www.tupediatra.com

Dr. MAGARICI, Meyer; Dr. GONZÁLEZ, Eduardo.

Médicos Pediatras y Psicoterapeutas de la Conducta Infantil.



Web Ilustrator´s.

  • www.naturino.com

Prof. CRISTOFANELLI, Pacífico.

Mundo Garabato.



  • www.doqsports.com.ar

QUIROGA, Daniel.

Psicólogo Social y Técnico de Coordinación Grupal.



Argentina. 2000-2003.

  • www.imaginarium.es

FERNANDEZ QUINTANA, Rebeca.,

2.000


  • http://www.zonapediatrica.com/psicologia/el-dibujo-infantil-parte2.html

  • LOWENFELD, V.:

"El niño y su arte".

Editorial Kapelusz. Buenos Aires, Argentina. 1.973



  • LOWENFELD, V.;

BRITTAIN, W.:

"Desarrollo de la Capacidad Creadora"

Editorial Kapelusz. Buenos Aires, Argentina. 1.972.



  • KELLOGG, R:

"Análisis de la Expresión Plástica en el Preescolar".

Editorial Cincel. Madrid, España. 1.986



  • MARTÍNEZ, E.;

DELAGDO, J.:

"El origen de la expresión".

Editorial Cincel. Madrid, España. 1.983.






1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal