La escuela secundaria, un espacio de convivencia entre maestros y adolescentes



Descargar 31,34 Kb.
Fecha de conversión31.10.2019
Tamaño31,34 Kb.

LA ESCUELA SECUNDARIA, UN ESPACIO DE CONVIVENCIA ENTRE MAESTROS Y ADOLESCENTES”

ESTRATEGIAS ARA EL ESTUDIO Y LA COMUNICACIÓN II”



Prof. MARIO ALBERTO GONZALEZ GALLEGOS

DIANA PAMELA CERVANTES FRANCO

LICENCIATURA EN EDUCACION SECUNDARIA


ESPECIALIDAD EN INGLÉS


2 SEMESTRE

ENSAYO:

¿Cómo será la convivencia que los maestros tendrán con los adolescentes en la escuela secundaria técnica No. 22 de la ciudad de Aguascalientes en el ciclo escolar 2018-2019?

En los últimos años hemos sido testigos de grandes transformaciones educativas. Estos cambios han tenido lugar en el marco de una reinterpretación de los modelos teóricos que modifican la concepción del papel de la escuela en la enseñanza y el aprendizaje; Cuando nos enfrentamos a la tarea de definir la diversidad de papeles que juega la escuela, el profesor y el alumno en el contexto educativo nos encontramos que existen serias diferencias en lo que enseña la escuela y lo que el alumno aprende, tesis con la que estoy de acuerdo ya que así lo menciona Lerner, 1996. Es por eso que en el presente documento hablare de como la escuela secundaria, es un espacio de convivencia entre maestros y adolescentes; es importante considerar que los saberes escolares no son sólo repetidos por los maestros, sino recreados y reinventados por los alumnos. El propósito de la escuela es incorporar a los alumnos en una cultura, lenguaje y pensamiento por medio de la educación.

Pero primero que nada comenzaremos por analizar lo siguiente:

¿Qué entendemos por Convivencia Escolar?

La Convivencia Escolar se entenderá como...“el proceso de interrelación entre los diferentes miembros de un establecimiento educacional..., no se limita a la relación entre las personas, sino que incluye las formas de interacción de los diferentes estamentos que conforman una comunidad educativa, por lo que constituye una construcción colectiva y es responsabilidad de todos los miembros y actores de la comunidad educativa”

Ahora bien establecer una buena comunicación hacia los maestros y hacia los alumnos es parte de una sana convivencia, lo que nos lleva a decir que existe un punto relevante e importante que tratar en este documento que se da dentro de las instalaciones de la escuela secundaria; “la comunicación entre maestro-alumno, alumno-maestro.

Tener una buena comunicación dentro del aula propicia un buen desenvolvimiento por parte de los alumnos en las actividades que se realicen, Precisamente, este escrito busca reflexionar con respecto a la comunicación en el salón de clases y el diálogo que se establece entre maestro-alumno, alumno-maestro en una clase determinada.

Cuantas experiencias de comunicación hemos tenido en nuestra vida estudiantil y como futuros docentes. Cuantas veces nos hemos sentido motivados por un maestro dialógico, cuantas veces nos hemos frustrado por el autoritarismo, y la falta de entendimiento de otros profesores. Sin embargo, todas ellas son situaciones de relación interpersonal. Precisamente, el salón de clases es un espacio de relaciones intrapersonales, interpersonales y grupales, donde entran en juego los diversos marcos de referencia de las personas que propician muchas veces progreso y otras conflictos.

Pero, ante esto, el maestro surge como una figura que propicia, promueve, media, y muchas veces más desorienta o conflictua la relación del grupo. La comunicación entre el maestro y el alumno es esencial cuando surge algún problema o cuando se requiere intercambiar información o concepciones de la realidad, o cuando se desea dar algo de sí. La comunicación es más que el maestro habla, el alumno oye. Es más que el simple intercambio de palabras entre personas.

Es lo anterior y la manera de expresar, la forma de dirigir el mensaje, el cual tiene dos significados, el directo dado por las palabras y la meta comunicativa, dado por la relación simbólica que se establece entre maestro y alumno.



La preocupación del estudio del aprendizaje no se ha enfocado sobre el desarrollo del conocimiento y la comprensión como una unidad. Ésta se construye permanentemente en la comunicación en la que el lenguaje hablado del profesor y del alumno enseña y muestra lo aprendido.

Es necesario un compromiso por parte de la educación que requiere de una comprensión mutua, donde los sentidos de los participantes expresen interpretaciones y valoraciones particulares de los temas que confrontan y que requieren un proceso negociador que ponga en contacto sus diversos sentidos. El individuo tiene la necesidad de desarrollarse en el interior de una sociedad por medio de todos y cada uno de los contactos que sostenga con los demás. Las relaciones sociales están en la base de la construcción de las características que hacen al ser humano propio de su cultura.

Por consiguiente, tiene como misión comunicar a las nuevas generaciones los saberes socialmente instituidos; es por eso que la relación entre alumno-maestro, maestro-alumno es una parte muy importante dentro de su desarrollo académico, considerando que la comunicación es un medio de conexión o de unión que tenemos para transmitir o intercambiar mensajes, puedo decir que para un buen resultado en la enseñanza se requiere lograr una buena comunicación entre docentes y estudiantes.

La comunicación y la enseñanza son parte de una misma e indivisible realidad.

Enseñar siempre es comunicar y la comunicación empieza por uno mismo, desde el plano de la intersubjetividad, además hay una comunicación interpersonal, y esta, es la que más repercute en nuestra labor como educadores. La comunicación es una habilidad muy importante que debe desarrollarse en toda la escuela, no sólo en el salón de clases, si no que los profesores de cualquier nivel educativo deben establecer los medios para comunicarse de forma eficiente con los alumnos.

Es vital establecer los canales correctos de comunicación para cada uno de los alumnos con los que traten; no es lo mismo la comunicación con alumnos que con sus padres de familia o tutores, o hablar con otros profesores que con las personas que integran la mesa directiva de la escuela.

Nunca hay que olvidar que la labor principal es con los alumnos, demostrarles que siempre hay que estar dispuesto a escuchar sus necesidades, y recordar la importancia de la retroalimentación para mejorar las actividades en clase. También hay que establecer una forma correcta para que ellos escuchen, pues entre mejores relaciones se entablen, más confianza habrá. Si bien el maestro no es un amigo más de los alumnos, sino que es un facilitador durante toda su educación. Eso significa ayudar y apoyar en lo que necesiten para lograr el objetivo de aprendizaje.

Según la metodología de la convivencia escolar del magisterio la educación tiene como finalidad contribuir al desarrollo integral de los niños, niñas y jóvenes; colaborando en su proceso de integración a la vida social, habilitándolos para la participación responsable en la vida ciudadana y protagonismo en el desarrollo de su propio proyecto de vida. Esta misión cobra cada día más importancia ya que la vida social está en permanente transformación y, por tanto, las formas de participación y de vivir en sociedad varían y se hacen más diversas. Abordar la convivencia en la escuela, como parte de la formación general e ineludible de los sujetos que aprenden, nos remite a la búsqueda participativa y deliberada de nuevos sentidos para la convivencia humana.

Entendiendo que innovar para mejorar la convivencia posibilita el desarrollo de competencias básicas para aprender a ser y a vivir junto a otros en contextos diversos y, a veces, también adversos. Este no es un tema simple, si consideramos que la escuela es una institución tensionada cuando es exigida a mostrar eficiencia y calidad en el proceso de formación y convivencia humana.

Los Estándares de Calidad de la Convivencia Escolar son un instrumento que nos sugiere horizontes de calidad y es probable que al evaluar la convivencia por medio de este instrumento se constate que existen muchos elementos que están logrados y otros de más débil presencia. Sin embargo, el aprendizaje profundo de la comunidad educativa es el desarrollo de habilidades permanentes para visualizar participativamente las fortalezas y oportunidades para mejorar y reconstruir pedagógicamente los estilos de convivencia escolar y, de esta manera, estimular aprendizajes de calidad en los niños, niñas y jóvenes del país.



Por último y en conclusión debo decir que mantener una buena comunicación entre alumno- maestro, maestro-alumno es vital para establecer una buena convivencia, ya sea dentro o fuera del plantel educativo; una buena comunicación en la escuela siempre es en beneficio de las personas a las que se brinda el servicio, y de quienes lo proporcionan.

Bibliografía:

  • http://www.monografias.com/trabajos90/comunicacion-pedagogica/comunicacion-pedagogica.shtml#ixzz4kgN65uts

  • http://www.redalyc.org/pdf/270/27034103.pdf

  • http://www.razonypalabra.org.mx/anteriores/n54/vinculos.html

  • http://portales.mineduc.cl/usuarios/convivencia_escolar/doc/201104251146320.Convivencia_Escolar_Metodologia_de_Trabajo_para_las_Escuelas_y_Liceos_comprometidos_con_la_calidad_de_la_Educacion.pdf

  • La socialización del adolescente y el joven: el papel de la familia; Nina Horwitz campos

  • lectura la defensa de jose arenivar padilla


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal