Isaac Benítez. (Pintor). Nacido el 5 de septiembre de 1927, en ciudad de Panamá. Cayó trágicamente enfermo de tuberculosis, enfermedad que lo llevó a la muerte en esta ciudad el 6 de noviembre de 1968



Descargar 0,83 Mb.
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño0,83 Mb.
Isaac Benítez. (Pintor). Nacido el 5 de septiembre de 1927, en ciudad de Panamá. Cayó trágicamente enfermo de tuberculosis, enfermedad que lo llevó a la muerte en esta ciudad el 6 de noviembre de 1968. Desde su infancia manifestó una fuerte inclinación hacia las artes plásticas. Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Nicolás Pacheco, que en aquella época dirigía el destacado educador Ernesto Jiménez. Luego, continuó su aprendizaje en el Instituto Nacional, donde llegó a cursar hasta el tercer año. Ingresó a la Academia de Bellas Artes y allí se ganó la consideración de sus condiscípulos como también la de su maestro Humberto Ivaldi, quién murió trágicamente en 1947. La pintura de Benítez comenzó a llamar la atención del público y de los críticos y fue durante este período que conoció al joyero Moisés Stern, su protector, quien luego lo presentó a la sociedad Pen Women. De esta manera Benítez viaja a Italia a cursar estudios de pintura en Florencia, donde permaneció dos años; regresó a Panamá tras una enfermedad psíquica. A pesar del estado en que se encontraba Benítez logró brillantes exposiciones patrocinadas por particulares, instituciones nacionales e internacionales como la UNESCO. Aunque la calidad de su arte fue reconocida por su superioridad, hubo quienes en forma egoísta negaron al pintor el apoyo necesario que le permitiera difundir la evolución de una nueva técnica desarrollada a través de su arte. Decepcionado ante una sociedad que no supo comprenderlo, vendía sus cuadros a bajo precio para ganarse el sustento. Amaba la soledad y la madre naturaleza; por eso poco hablaba y permanecía sentado por largos ratos en alguna banca del Parque de Santa Ana o en el Parque Anayansi. En esta forma Benítez manifestaba su protesta como un ser excepcional fuera de su época y asimismo lograba impregnar su propia revolución en el fondo mismo de su arte. A Isaac Benítez le agradaron los temas abstractos o donde figuraban bodegones. Su estudio permanente fue un pequeño cuarto en el barrio de El Chorrillo en donde confundía los colores al óleo para darle vida a sus creaciones. Su sistema para pintar lo realizaba a base de ecuaciones aritméticas o a través de notas musicales con el propósito de lograr mayor efectividad en sus combinaciones. (Ver: Épocas... hoy... mañana... al servicio de la cultura nacional. -- Panamá: Imprenta de la Academia, año 1-5, no. 1-144, (ago-ene 1946.). (Actualizado CDV: 31/12/2004)





Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal