Inventario de estilos de aprendizaje



Descargar 120,08 Kb.
Página2/2
Fecha de conversión09.01.2017
Tamaño120,08 Kb.
1   2



Figura 1: Normas del Perfil del Estilo de Aprendizaje para la Encuesta de Estilos de Aprendizaje
Cabe aclarar que no se mide su estilo de aprendizaje con un 100 por ciento de exactitud. Es una simple orientación de cómo se ve a usted mismo como aprendiz. Necesitará datos de otras fuentes si desea evaluar su estilo de aprendizaje más exactamente (por ejemplo cómo toma decisiones en su trabajo, cómo lo ven los otros y qué clase de problemas usted resuelve mejor). Sea consciente de estereotiparse (uniformarse) a usted mismo y a los otros con los puntajes de la encuesta. Sus puntajes indican qué modos de aprendizaje usted enfatiza más en general. Puede cambiar de a lo largo del tiempo o acorde a la situación.

Ninguno de los estilos es mejor o peor que los otros. Incluso un perfil enteramente balanceado es necesariamente el mejor. La clave para un aprendizaje efectivo es ser competente en cada uno de los estilos en el momento apropiado. Un alto puntaje en uno de los estilos puede indicar una tendencia a sobre – enfatizar ese aspecto del proceso de aprendizaje a expensas de los otros. Un bajo puntaje en uno de los estilos puede indicar una tendencia a anular ese aspecto del proceso.
Una orientación hacia la experiencia concreta se centra en estar involucrado en experiencias y tratar con situaciones humanas inmediatas de una manera personal. Se enfatiza la percepción del sentimiento, ocupándose de la unicidad y complejidad de la realidad presente como opuesto a las teorías y generalizaciones, un acercamiento intuitivo y “artístico” opuesto a un acercamiento sistemático y científico de los problemas. Son aquellos que disfrutan relacionarse con otros, son generalmente buenos al tomar decisiones en forma intuitiva y funcionan bien en situaciones desestructuradas. La gente con esta orientación valora la relación con otros, el estar involucrados con experiencias reales y tienen una mente abierta con respecto a cómo enfrentarse en la vida.
Una orientación hacia la observación reflexiva se focaliza en la compresión del significado de ideas y situaciones mediante una observación cuidadosa y una descripción imparcial de las mismas. Se enfatiza la comprensión como opuesto a la aplicación práctica, la preocupación por lo que es verdadero o por como suceden las cosas como opuesto a lo que es práctico, la reflexión como opuesta a la acción. La gente con una orientación reflexiva disfruta con pensar en el significado de las situaciones e ideas y se desempeñan correctamente en observar sus implicancias, en mirar las cosas desde perspectivas diferentes y en apreciar los diferentes puntos de vista. Les gusta confiar en sus propios pensamientos y sentimientos para formar opiniones. Valoran la paciencia, la imparcialidad y consideran los juicios fundados.
Una orientación hacia la conceptualización abstracta, utiliza la lógica, las ideas y los conceptos. Prioriza el pensamiento como opuesto a los sentimientos, están comprometidos en construir teorías generales como opuesto a la comprensión intuitiva de áreas únicas y específicas, utiliza un acercamiento a los problemas en forma científica como opuesto a un acercamiento artístico. Las personas con esta orientación disfruta y es buena en planeamiento sistemático, en el manejo abstracto de símbolos y en el análisis cuantitativo. Valoran la precisión, el rigor y la disciplina en el momento de analizar ideas y la aséptica cualidad de los sistemas claros y conceptuales.
Una orientación hacia la experimentación activa se centra en personas que influyen activamente a los otros y en situaciones cambiantes. Enfatiza las aplicaciones prácticas en contraposición a la comprensión reflexiva, lo pragmático como opuesto a la verdad absoluta, y hace hincapié en el hacer como opuesto al observar. Las personas orientadas a la experimentación activa disfrutan y son buenos en llevar a cabo las cosas. Están deseosos de tomar algunos riesgos para lograr sus objetivos. También valoran tener influencia e impactar en el medio ambiente que los rodea y ver los resultados.
IDENTIFICANDO SU TIPO DE ESTILO DE APRENDIZAJE

_________________________________________________________________
Es improbable que su estilo de aprendizaje sea descripto con exactitud en solo uno de párrafos anteriores. Esto se debe a que el estilo de aprendizaje en cada persona es una combinación de los cuatro modos básicos de aprendizaje. Es por lo tanto útil describir su estilo de aprendizaje a través de un solo dato que combine los puntajes de los cuatro modos básicos. Esto se lleva a cabo utilizando las dos combinaciones de puntajes, CA – EC y EA – OR. Estas escalas indican el grado en que se enfatiza lo abstracto sobre lo concreto y la acción sobre la reflexión respectivamente.

En la figura 2 se muestran los puntajes brutos para estas dos escalas sobre las líneas cruzadas (CA – EC sobre la vertical y EA – OR sobre la horizontal) y los resultados en percentiles basados en el grupo normativo a los costados. Marcando sus puntajes brutos sobre las dos líneas y trazando su punto de intersección, podrá encontrar cuál de los cuadrantes de estilos de aprendizaje usted ocupa. Estos cuatro cuadrantes, llamados acomodador, divergente, convergente y asimilador, representan los cuatro estilos de aprendizaje dominantes. Si su puntaje resultante de CA – EC fuera – 4 y su puntaje del EA – OR fuera de +8, usted definitivamente ocuparía el cuadrante acomodador. Un puntaje en el CA – EC de +4 y uno en el EA – OR de +3, lo ubicaría apenas en el cuadrante convergente. Cuanto más próximo el punto esté de donde las líneas se cortan, más balanceado será su estilo de aprendizaje. Si se encuentra cercano a cualquiera de las esquinas, esto indica que usted se ubica firmemente en un estilo de aprendizaje particular.



Figura 2: Grilla del Tipo de Estilo de Aprendizaje
Lo que sigue es una descripción de las características de los cuatro estilos básicos de aprendizaje basados tanto en la búsqueda como en la observación clínica de estos patrones de los puntajes de la Encuesta de los Estilos de Aprendizaje.
El estilo de aprendizaje divergente tiene las fortalezas opuestas al estilo convergente, poniendo énfasis en la experiencia concreta y en la observación reflexiva. La mayor fortaleza en esta orientación se basa en la habilidad imaginativa y en el conocimiento de los significados y los valores. La primera habilidad adaptativa en este estilo es la visión de las situaciones concretas desde muchas perspectivas y la de la organizar muchas de la relaciones dentro de una significativa “Gestalt.” El énfasis en esta orientación está puesto en la adaptación a través de la observación más que en la acción. Este estilo es llamado “divergente” porque una persona que pertenece a este tipo se desempeña mejor en situaciones que llaman a generar ideas alternativas e implicancias tales como el “brainstorming.” Las personas orientadas hacia la divergencia están interesadas en las personas y tienden a orientarse hacia lo imaginativo y a los sentimientos. Los divergentes poseen amplios intereses culturales y suelen especializarse en las artes. Este estilo es característico de los individuos dedicados a las ciencias humanas y al arte liberal. Los counselors, los especialistas en el desarrollo de las organizaciones y los gerentes de recursos humanos tienden a caracterizarse por este estilo de aprendizaje.
En la asimilación, las habilidades de aprendizaje dominantes son la conceptualización abstracta y la observación reflexiva. La mayor fortaleza en esta orientación yace en el razonamiento inductivo, en la habilidad de crear modelos teóricos y en asimilar observaciones dispares dentro de una explicación integrada. Como en la convergencia, esta orientación está menos centrada en la gente y más comprometida con las ideas y los conceptos abstractos. Las ideas, sin embargo, son menos juzgadas por su valor práctico. Aquí es más importante que la teoría sea lógica y precisa. Este estilo de aprendizaje es más característico en individuos que se desempeñan en las ciencias básicas y en las matemáticas que en las ciencias aplicadas. En las organizaciones, las personas con este estilo de aprendizaje se encuentran más frecuentemente en los departamentos de investigación y de planeamiento.
El estilo de aprendizaje convergente tiene la fortaleza opuesta al estilo divergente. Las habilidades de aprendizaje dominantes son la conceptualización abstracta y la experimentación activa. La mayor fortaleza reside en la resolución de problemas., la toma de decisiones y la aplicación práctica de ideas. Llamamos a este estilo de aprendizaje “convergente” porque una persona con este estilo parece desempeñarse mejor en situaciones tales como en los tests de inteligencia convencionales, donde solo hay una sola respuesta correcta o solución a una pregunta o problema. En este estilo de aprendizaje, el conocimiento es organizado de tal manera que, a través de un razonamiento hipotético – deductivo, se puede centrar en problemas específicos. La investigación de Liam Hudson sobre individuos con este estilo de aprendizaje, muestra que las personas convergentes controlan su expresión de las emociones. Prefieren tratar con tareas y problemas técnicos que con temas sociales e interpersonales. Los convergentes a menudo se especializan en las ciencias físicas. Este estilo de aprendizaje es característico de los ingenieros y los especialistas técnicos.
El estilo de aprendizaje acomodativo tiene las fortalezas opuestas a las de la asimilación., enfatizando la experiencia concreta y la experimentación activa. La mayor fortaleza en esta orientación reside en hacer cosas, en llevar a cabo planes y tareas y en involucrarse en nuevas experiencias. El énfasis adaptativo de esta orientación se encuentra en la búsqueda de oportunidades, tomar riesgos y en la acción. Este estilo se llama “acomodación” porque encaja mejor en situaciones en las que uno debe adaptarse a las circunstancias cambiantes. En situaciones donde la teoría o los planes no encajan con los hechos, la mayoría con este estilo, descartarán el plan o la teoría (en el estilo de aprendizaje opuesto, asimilación, se reexaminarían los hechos). La gente con una orientación acomodativa tiende a resolver problemas en forma intuitiva y errónea, dependiendo de otras personas para ser informados más que de su propia habilidad analítica. Los individuos con un estilo de aprendizaje acomodativo son calmos con otras personas, pero a veces son vistos como impacientes y “agresivos.” Suelen dedicarse a las áreas técnicas o prácticas como los negocios. En las organizaciones, las personas con este estilo de aprendizaje suelen encontrarse en tareas “orientadas a la acción”, a menudo en marketing, ventas, o management.
1   2


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal