Introducción planteamientos y metodología de la investigación



Descargar 1,62 Mb.
Página1/32
Fecha de conversión20.03.2017
Tamaño1,62 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32
INTRODUCCIÓN

Planteamientos y metodología de la investigación

El desarrollo de la investigación que ha dado lugar a esta tesis comenzó determinando su tema de interés, sus alcances y, desde luego, sus propios límites. De ahí deriva la importancia de introducir sus resultados presentando la justificación del tema elegido, el problema y las cuestiones planteadas y los objetivos que se trazaron para este trabajo, pues estos aspectos ayudarán a clarificar las características, el horizonte metodológico y las estrategias que sustentan la investigación que aquí se presenta.



Justificación

A partir del análisis sobre la situación y las tendencias actuales en el ámbito universitario, esta investigación sobre la proyección de la universidad en las sociedades del conocimiento pretende tanto identificar las realidades futuras de las sociedades y de las universidades como comprender: (uno) el papel de la universidad en la innovación y (dos) el cambio que experimentará el conocimiento en cuanto a su productividad y aportación a la sociedad.

Hoy la sociedad crea y recrea una serie de realidades que, al ser estudiadas sistemáticamente, permiten identificar la tendencia de las sociedades del futuro. Se trata, entonces, de lanzar una mirada prospectiva, de descubrir los factores y los hilos que desde el presente conduzcan a visualizar el papel y la aportación que las universidades pueden hacer en el mundo globalizado y en la sociedad del conocimiento. De esta manera, la finalidad de esta investigación consiste en precisar el futuro de la universidad y su papel dentro de la mundialización, teniendo como base un enfoque prospectivo.

Para realizar dicha proyección se han tomado como ejes centrales: (uno) la situación de las instituciones relacionadas con el conocimiento, la ciencia y la técnica; (dos) las tendencias del desarrollo mundial en los planos económico, político, social e incluso cultural, y (tres) el momento actual del sistema de educación superior de los países y los bloques continentales más relevantes. En este último aspecto ha resultado muy importante reflexionar sobre los procesos progresivos de evaluación y mejora de la calidad, enfatizando en los principales propósitos y perspectivas de las universidades para lograr la acreditación y el reconocimiento, tanto de la sociedad como del medio académico.

Este estudio será útil, ya que la mirada sobre la universidad y su relación con los procesos sociales contribuirá a la comprensión de las tendencias que hoy siguen estas instituciones, y por lo tanto permitirá entender los fundamentos sobre los que se está construyendo el futuro universitario.

Esta tesis debe beneficiar a la sociedad en su conjunto, puesto que pretende esclarecer dichos fenómenos, aportando claridad sobre el modo en que actúa la universidad; a las universidades, ya que les permitirá tanto avanzar en la comprensión del porqué y el para qué de sus cambios como visualizar sus posibilidades frente a los retos que la sociedad les impone; y a la propia autora de esta investigación, puesto que además de avanzar en su proceso de formación y optar por su título de doctora, también le da la posibilidad de ganar en la comprensión y profundizar en estos importantes fenómenos sociales y su proyección futura.



Objetivos

Para responder a las expectativas propuestas en esta tesis, se definieron dos tipos de objetivos: unos generales y otros específicos.



Objetivos generales

En esta tesis se pretendió desarrollar los objetivos generales que a continuación se presentan:



  1. Identificar las tendencias y el papel de la universidad con calidad en las sociedades del conocimiento, por medio del estudio de sus condiciones y sus posibilidades, para aportar a la producción de conocimiento.

  1. Identificar el desarrollo y las proyecciones de las dos funciones básicas de la universidad, la crítica y la social.

Dichos objetivos sirvieron de directriz para el presente trabajo, pues se constituyeron en una guía permanente para la investigación, encauzando los diferentes escenarios en los que se inscribe esta investigación.

Objetivos específicos

Los objetivos específicos que se enuncian a continuación fueron los ejes orientadores de los aspectos particulares de la investigación. A partir de ellos se crearon los diversos escenarios tanto en lo académico como en lo social y lo económico:



  1. Identificar las tendencias y el conocimiento que se genera en la universidad, tomándolo como base del desarrollo de la sociedad del conocimiento.

  1. Identificar el valor de cambio que se le asignará al conocimiento en las sociedades del futuro y la relación que éste mantendrá con la universidad.

  1. Establecer la relación de la producción del conocimiento con el quehacer de la universidad, desde las acciones de innovación y creatividad que se desarrollan en ella.

  1. Subrayar el papel del pensamiento complejo como fundamento de las universidades del futuro.

  1. Determinar la aportación de la virtualidad y de los avances tecnológicos en el desarrollo de las universidades del futuro.

Planteamiento del problema

En este momento las sociedades están abocadas a un gran cambio, pues desde las entrañas de los países desarrollados se teje un nuevo sistema social que se genera a partir de la globalización y cuyo epicentro será el conocimiento.

La globalización produce las condiciones para una nueva sociedad mundial configurada a partir de los grandes desarrollos tecnológicos y telemáticos que se han dado durante el siglo XX. Estos avances han hecho que las colectividades se integren conformando poco a poco un escenario homogéneo para su acción, un mundo unido básicamente por lo económico y los grandes intereses financieros y políticos de las transnacionales.

A partir de la consolidación de la globalización y de los factores económicos, sociales y políticos que este fenómeno provoca, se puede hablar de una nueva lógica social, y en consecuencia de nuevos epicentros para el desarrollo del mundo. Desde esta perspectiva, cada país se verá obligado a aceptar las nuevas condiciones y parámetros de desarrollo mundial que se desprenden de ella.

Paralelamente a este fenómeno económico y político, la sociedad en su conjunto viene exigiendo que se revisen: (uno) la contribución social que realizan las universidades, (dos) el tipo y la calidad de los profesionales que emanan de ellas y (tres) los aportes de productividad, en términos de conocimiento, que vienen haciendo.

Desde 1980, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) empezó a cuestionar la calidad de las universidades. En diversos seminarios y congresos internacionales ha enfatizado la imperiosa necesidad de mejorar la cualificación de los docentes y promover la investigación en la educación superior.

La UNESCO recalca que las instituciones deben apropiarse de los nuevos desarrollos tecnológicos para que sean la base de los procesos de formación de los estudiantes universitarios. Por ese motivo y para responder a los retos planteados por la sociedad, las universidades han realizado profundas reestructuraciones. Los cambios van desde la concepción de universidad, pasando por replantear su papel en la formación de los futuros profesionales y dirigentes, hasta buscar una nueva visión en lo que se refiere a la gestión administrativa.

Todos estos cambios implican que las universidades se piensen, se evalúen y abran sus puertas a la mirada de la sociedad. Dicha apertura reconoce la importancia de la evaluación externa y provoca que las instituciones actúen en consecuencia, elaborando planes continuados que les permitan ir cualificándose en una dinámica progresiva para que se les reconozca credibilidad y aceptación social.

El objetivo de todas estas transformaciones es lograr que las universidades del mundo mejoren su calidad y respondan a las exigencias de la sociedad. Según el Consejo Nacional de Acreditación de Colombia (1988) “la calidad es la mayor aproximación al prototipo ideal definido históricamente como la realización óptima de lo que es propio según el género al que pertenece”. Así, cuando se habla de calidad de la educación superior se espera que ésta logre satisfacer a plenitud las expectativas de quien lo requiera. La forma que se diseñó para medir la calidad de estas instituciones es la acreditación.

Siendo la acreditación el medio que permitirá a las universidades tener crédito nacional e internacional, es de esperar que quienes cumplan con este proceso tengan la capacidad de formar los profesionales, investigadores y científicos que requiere la sociedad. Así, la acreditación se convierte en la garantía de las aportaciones significativas que las universidades, en todos sus desarrollos, deben hacer a la sociedad. Por lo tanto, la reestructuración académica, los ajustes curriculares, la internacionalización de las universidades, la búsqueda de docentes con doctorado y la mejora sustancial del bienestar estudiantil y de las líneas de investigación forman parte de dicho proceso.

Todos estos cambios que se van tejiendo poco a poco parecen no tener relación entre sí; sin embargo, a pesar de esa apariencia, existe una profunda relación entre los fenómenos económicos, políticos, sociales y culturales, y los procesos de cualificación del sistema educativo mundial. Por eso, no es gratuito que tantas investigaciones y estudios tengan como eje central la calidad de la educación y la eficiencia o efectividad de los sistemas de evaluación, pues en lo más profundo de la sociedad actual se empiezan a visualizar los nuevos escenarios que configurarán las sociedades del futuro, y éstas no son otra cosa que las denominadas sociedades del conocimiento.

Las sociedades del conocimiento surgen como un nuevo paradigma sustentado en el saber, la creatividad y la innovación, pues únicamente estos factores garantizarán a los diferentes países del planeta una amplia posibilidad competitiva. Así, el desarrollo de cada nación dependerá de su capacidad de apropiación y producción de conocimiento. Esto convierte a las universidades en epicentro y factor fundamental para el logro de dichos propósitos. De ahí deriva la importancia de observar y estudiar detenidamente estos procesos.



Formulación del problema

El problema de la investigación se planteó como la preocupación fundamental hacia la cual se teje el horizonte teórico y práctico de la investigación, por tanto permite al investigador orientarse en la resolución del mismo. Es importante tener en cuenta que las respuestas a los interrogantes centrales de esta investigación son múltiples y que para darlas se tomaron como puntos de partida las tendencias que actualmente mueven e influencian la universidad en el mundo.

Esta investigación tomó como base una doble preocupación: (uno) clarificar las tendencias que se observan hoy en la universidad y proyectarlas al futuro dentro del marco de las sociedades del conocimiento y (dos) determinar las posibles aportaciones que la universidad puede hacer en cuanto a la producción de conocimiento. A partir de estas dos preocupaciones surge un tercer aspecto que se relaciona directamente con los otros. Este tercer eje temático corresponde a la función de la universidad como creadora de conocimiento crítico y generadora de procesos sociales que contribuyan al desarrollo tanto de las naciones como de la humanidad.

Estos tres aspectos fueron el centro de la investigación. Cada uno de los pasos que se dieron en la misma, desde lo teórico, lo metodológico y lo práctico, estuvieron dirigidos a dar respuesta a las preguntas que se presentan a continuación: ¿cuál será la proyección de las universidades en las sociedades del conocimiento?, ¿cuál será su papel en el desarrollo de las sociedades del conocimiento?, ¿cuál es la aportación de estas instituciones a la producción de conocimiento? y ¿cómo proyecta la universidad sus dos funciones básicas (crítica y social) en las sociedades del conocimiento?



Enfoque y diseño metodológico

La propuesta metodológica para desarrollar esta tesis doctoral se basó en la adopción de un enfoque sistémico. Dicha visión, como parte de la prospectiva, comprende el sistema como un conjunto orgánico en el que sus partes crean subsistemas dependientes. Esto implica la articulación del todo y sus partes para darle sentido a la totalidad del fenómeno abordado.

Una de las características de un sistema es que en él tiene lugar una continua retroalimentación (feedback) lo que genera un sinnúmero de relaciones entre el sistema y sus partes. Así, cualquier cambio que se produzca en una parte del sistema educativo va a afectar a la totalidad, obligando a los demás subsistemas (programas, otras universidades o todo el bloque continental) a asumir nuevos cambios o decisiones. De esta forma, el todo afecta a las partes y las partes expresan el todo.

El enfoque sistémico fue un gran apoyo para la comprensión de los hechos o acontecimientos estudiados en este trabajo, pues como método de análisis contribuyó a comprender lo que pueden llegar a ser y requerir las sociedades del conocimiento. A partir de dicha comprensión se realizó una proyección hacia el futuro que permitió a la investigación aportar argumentos para las decisiones futuras que puede o no tomar la sociedad, pues la prospectiva consiste en estudiar los fenómenos que están sucediendo en el presente y detectar en ellos los elementos o las raíces del futuro.

La prospectiva presenta las potencialidades tanto de las acciones como de los actores de los procesos, y por tanto permite visualizar un futuro probable y/o deseable. En palabras de Chavarro “la prospectiva presenta un enfoque sistémico o una visión global como un punto de partida en sus disquisiciones sobre la anticipación, exploración y selección del futuro, condición que se debe a que ella hereda el enfoque de la teoría de sistemas.” (2001: 25)

Es importante tener en cuenta que la prospectiva debe presentar una visión holística, donde las variables cualitativas, la apertura del futuro y las relaciones dinámicas se integren y estén correlacionadas para generar una proyección del cambio que se puede dar en el conjunto del sistema. En este caso, tiene por objeto el sistema educativo con miras a la sociedad del futuro, ya que:

La prospectiva, en su calidad de aproximación constructora del porvenir, brinda además la posibilidad de reflexionar sobre el futuro, diseñando la imagen deseada y proyectando las acciones hacia el presente, para lograr tanto una mejor comprensión del mismo como un acercamiento progresivo al futuro deseable. Se engloba en el uso de todas aquellas técnicas que permitan de alguna manera comparar un futuro o una tendencia, así el futuro con respecto a sí mismo en otras situaciones o circunstancias diferentes o similares. Estas técnicas permiten jerarquizar los futuros y dar elementos para su selección. (Chavarro. 2001: 23)

Por eso, las estrategias de investigación de este trabajo presentan un carácter generador, pues buscan estimular la creatividad y la participación, propiciando el diseño y rediseño de las alternativas dependientes en un proceso continuo de enriquecimiento e innovación. Del mismo modo, habrá que estimar la relación existente entre los futuros factibles y el entorno. Esto genera un amplio campo de análisis y por consiguiente se identificaron sólo aquellas opciones que permitieron un mayor movimiento y creatividad.

Adoptar un enfoque sistémico permitió comprender: (uno) la dinámica de acción de los procesos educativos, (dos) la retroalimentación de cada una de las fases que se encontraron en el escenario actual y (tres) la relación de los actores como partes del todo, en este caso el sistema educativo en general.

Es necesario destacar que el educativo, como todos los sistemas, actúa en un contexto determinado al que influye y por el que es influido. En otras palabras, la universidad no se determina por si sola, ya que forma parte de una sociedad con la que mancomunadamente construye su presente y su futuro; pero, a su vez, los propios actores del mundo académico actúan y con ello modifican la realidad en la que se desempeña el sistema. Así, para realizar una proyección que permita tomar decisiones hacia el futuro fue necesario tener en cuenta todos estos aspectos y cómo se relacionan entre sí.

Resolver los problemas del porvenir siempre ha sido el anhelo de la humanidad; pero eso es imposible, ya que por meticuloso y planeado que sea el proceso, el futuro siempre traerá eventos inesperados o tendrá circunstancias que lo hagan variar. Sin embargo, lo que sí es posible, es visualizar las tendencias que se generan a partir de la realidad presente. En este sentido, metodologías como la prospectiva ayudan a clarificar ese comportamiento en los futuros escenarios. Al respecto:

La prospectiva como ciencia y, más aún, la prospectiva como arte, como ‘praxis’ tiene una gran misión que cumplir, no sólo en el plano de las previsiones teóricas, sino en el de las actuaciones concretas. Hemos visto que su finalidad no se limita a poner ante nuestros ojos una imagen más o menos verosímil del futuro, sino que la prospectiva tiene que darnos también, junto a los esquemas de prospección, los instrumentos que nos permitan actuar e influir sobre el futuro, de encaminarlo hacia un futuro deseable, hacia un horizonte humano, despejado de las visiones catastróficas y alienantes de la destrucción, la despersonalización y la dependencia. (Seminario Internacional. 2003: 24)

La situación actual es cambiante en todos los órdenes, en especial en lo que se refiere a la educación superior. En diferentes eventos internacionales que realizan las autoridades educativas se perciben diversas fuerzas (sociales, económicas y políticas de los países desarrollados) que presionan y demandan mayor atención frente a las situaciones presentes y futuras de la universidad. Para responder a estas demandas es necesario que las instituciones educativas generen las condiciones que permitan atender los nuevos escenarios con flexibilidad y con altos niveles de competitividad social y científica.

Dichas fuerzas esperan respuestas inmediatas, lo que plantea la necesidad de realizar esfuerzos por conocer el futuro y prever los movimientos continuos y cíclicos que se darán en el sistema educativo. De ahí surge la necesidad de sistematizar la información para interpretar las tendencias que orientarán el futuro de la educación superior. Sin embargo, es importante tener claro que el mañana es múltiple, abierto, y que simultáneamente está condicionado por los factores internos y externos del proceso educativo, ya que:

El futuro no sólo moldeará el carácter de la organización y la educación misma impartiendo nuevas formas fundamentales, sino que el propio sistema, a su vez, será moldeado en grado considerable por la educación. Es un futuro en el que imperan los conocimientos y en el que tomarán el lugar del tamaño de la fuerza laboral o del crecimiento económico (Seminario Internacional. 2003:22)

De ahí, la importancia de asumir un enfoque prospectivo, pues esta metodología nos ofrece (uno) un medio para poder visualizar el futuro partiendo de un diseño de lo deseado y (dos) identificar formas efectivas para alcanzarlo, por eso:

La investigación prospectiva implica un análisis y una evaluación permanente y simultánea de las tendencias fuertes, de las ideas y de los hechos portadores de futuros que, como Pierre Masse definía en función de su carácter, pueden ser ínfimos en su dimensiones actuales, pero inmensos a lo que se refiere a sus consecuencias futuras. (Campo y Bernal. 2003: 6)

Asumir la prospectiva como base de análisis fundamenta las directrices a seguir en el campo de la toma de decisiones, ya que permite visualizar la mejor opción, entendiendo sus implicaciones y las posibles consecuencias que se desprenden de ellas. Esto a su vez permite medir los riesgos y actuar anticipadamente sobre los efectos que las posibles decisiones produzcan sobre la realidad.

La prospectiva y la toma de decisiones se han convertido en dos campos estrechamente ligados entre si, pues la aceleración de los cambios y la imperiosa necesidad de dar respuestas asertivas y de largo alcance a los problemas las hacen indispensables en los procesos sociales, políticos y económicos. En este sentido es importante señalar que: “a los seres humanos nos corresponde tomar una decisión frente a la forma de tomar decisiones. Seguir improvisando continuamente, como lo hemos hecho hasta ahora, o aplicar la prospectiva como disciplina para la acción... que disminuye los riesgos y las incertidumbres.” (Campo y Bernal. 2003: 10)

La prospectiva, sin olvidar que el futuro es incontrolable, se orienta a identificar acciones que permitan comprender lo que se quiere hacer y prevenir lo que puede ocurrir. Es importante resaltar que aunque el mañana es amplio no se puede concebir como infinito, por eso es necesario establecer unos límites para su proyección. Para la presente investigación dichos límites se generaron a partir de los siguientes escenarios:



  1. Escenario actual: momento presente de la educación superior en el mundo y sus principales desarrollos.

  1. Escenario probable: principales tendencias que se visualizan para la educación superior en los diferentes contextos en el mundo.

  2. Escenario deseable: cómo se quieren y se visualizan los procesos educativos en las universidades. Este espacio está orientado hacia las tendencias futuras, analizando los rasgos fundamentales, que permitan tomar las mejores decisiones, para trazar las directrices más adecuadas.

Aplicación del método Delphi

El método Delphi es una técnica para obtener opiniones independientes de un foro de expertos mediante la utilización de una serie de cuestionarios. El objetivo es lograr un consenso entre los participantes. Por eso, necesita de un proceso de retroalimentación compuesto por muchas secciones o cuestionarios interactivos. Las respuestas que se dan en cada una de las fases son presentadas a todos los participantes. Así, los especialistas pueden revisar continuamente tanto sus respuestas como las de los demás para apoyarse y comprender la totalidad del proceso.

El método Delphi se aplicó en el último capítulo de la tesis doctoral. En él por medio de un foro virtual se desarrolló el debate entre los expertos a partir del cual se configuraron los escenarios probable y deseable de la universidad del futuro en las sociedades del conocimiento.

El método Delphi pretende maximizar las ventajas y minimizar los inconvenientes que presentan los métodos basados en grupos de expertos. Para ello, aprovecha la sinergia del debate a través del foro virtual, ya que éste permite plantear diversos puntos de vista, dejando espacio para la reflexión serena de los postulados y la comunicación constante. Este método presenta tres características fundamentales:



  1. Anonimato: durante un Delphi ningún experto conoce la identidad de los otros que componen el grupo de debate. Esto conlleva una serie de aspectos positivos, entre ellos: (uno) impide la posibilidad de que un miembro del grupo sea influenciado por la reputación de los otros o por el peso que supone oponerse a la mayoría, (dos) la única influencia posible es la congruencia de los argumentos, (tres) permite que un miembro pueda cambiar sus opiniones sin que eso suponga una pérdida de imagen y (cuatro) el experto puede defender sus argumentos con la tranquilidad que da el saber que en caso de estar en un error, su equivocación no va a ser conocida por los otros.

  1. Iteración o realimentación controlada: como los resultados obtenidos se van mostrando junto con los nuevos cuestionarios, los expertos pueden ir conociendo al mismo tiempo su proceso personal y los puntos de vista de los otros participantes. Esto les da la posibilidad de ir modificando su opinión si los argumentos presentados por los demás les parecen más apropiados que los suyos.

  1. Respuesta del grupo en forma de síntesis: la información que se presenta a los expertos no es sólo el punto de vista de la mayoría pues se incluyen todas las opiniones, indicando el grado de acuerdo que han obtenido.

En la realización de un Delphi aparece una terminología específica que es importante clarificar:
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   32


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal