Introducción metodologíA



Descargar 304,44 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión08.01.2017
Tamaño304,44 Kb.
1   2   3

CONCLUSIÓN

EXISTE UNA ARQUITECTURA CULTURAL, DEMOSTRADA CON LOS PROYECTOS ANALIZADOS


Parafraseando al Movimiento Moderno: “ La forma sigue a la función”, podríamos agregar: “ La forma sigue a la cultura”.
Aceptando también la idea que el hombre es un ser inserto en tramas de significación que él mismo ha tejido, que la cultura es esa urdimbre y que el análisis de la cultura ha de ser por lo tanto, una ciencia interpretativa en busca de significaciones. Podríamos concluir que los proyectos analizados en Sudamérica, Asia y África, dan cuenta de esa red de significados y por lo tanto dan fe de la existencia de una arquitectura con gran capacidad de representación cultural.
Han surgido un gran número de proyectos en diversos lugares del planeta que están buscando insertarse en esta red de significados. Esta arquitectura es realizada por arquitectos, generalmente anónimos y desconocidos en los grandes sistemas de poder del oficio. En estos profesionales los elementos culturales son un factor de diseño consciente y quizás una alternativa o un ejemplo para muchos otros.
Todos estos proyectos tienen resultados formales muy diversos y usan métodos también diferentes, pero su objetivo es el mismo, la arquitectura como representación cultural. Sin embargo son obras aisladas, que muchas veces no se conocen entre ellas, ni sus autores ni los proyectos. Por esta razón es necesario escribir sobre ellas, para poder aglutinarlas como un sistema y así poder pasar a un segundo período de la Arquitectura Cultural, que supere la etapa inicial del descubrimiento y que pase a la segunda fase del intercambio de experiencias y métodos para potenciar su crecimiento y en definitiva su utilidad social.

EXISTEN MUCHOS MÉTODOS PARA ENFRENTAR EL PROYECTO


Los ejemplos seleccionados dan cuenta que existen muchas aproximaciones posibles al proyecto, desde muchas perspectivas, a través de estos ejemplos puedo determinar al menos cuatro métodos de aproximación distintos, que pueden ser usados en conjunto o en forma aislada:

1.- Método tradicional del arquitecto como productor de formas.


En muchas ocasiones el método tradicional de trabajo del arquitecto, también puede producir resultados culturalmente potenciados. El énfasis en la forma o en el objeto tiene relevancia cuando la comunidad para la que se trabaja produce imágenes culturales evidentes y nítidas, como los proyectos para la Escuela en Luong Son, en Vietnam o la Iglesia San Vicente de Paul y el Mercado de Dalcahue, en Chiloé.

2.- El collage un camino para fusionar lo popular y lo académico.


Un caso intermedio es el reciclaje como collage, que hace Edward Rojas en los proyectos del Hotel Unicornio Azul y el Museo de Arte Moderno de Chiloé. En ellos las ideas de hibridez y mestizaje están en la concepción misma del proyecto, con un gran desprejuicio formal y abandono del diseño tradicional. El reciclaje y collage están considerados como la posibilidad de tomar cualquier elemento de valor constructivo e incluirlo en una nueva obra, modificando su significado de acuerdo a un nuevo acuerdo social.

3.- El arquitecto como activista cultural o social.


En otros casos, cuando la realidad tiene otras determinantes y es más complejo el problema por resolver, debemos optar por un cambio en la metodología, lo que es más radical e implica un abandono de la visión tradicional del arquitecto artista como productor de formas, para llevarlo a la idea del arquitecto como activista cultural. Es el caso de los proyectos; Pequeñas plazas de luz en Santiago de Chile o el proyecto de Vivienda en los ríos Limpopo y Zambeze de Mozambique. En ambos casos es más importante el método de producción del proyecto y su construcción, antes que el objeto finalmente diseñado. El cual puede ser incluso inexistente como en el caso de Mozambique.
Aquí se está más próximo al planteamiento de Duchamp de un arte no retiniano, no visual, pues en estos proyectos lo visual queda absolutamente relegado a un segundo plano en pos de lo esencial, resolver un conflicto social. Aunque asombrosamente el resultado final puede ser muy estético, como el de las Pequeñas Plazas de Luz en la Noche, lo que implica también que el arquitecto nunca abandona esta preocupación.

4.- El azar como sistema de trabajo.


Existen otros casos donde el método es intermedio, con técnicas tradicionales de la arquitectura donde la forma es la materia de estudio, pero mezclados con métodos de la sociología, próximos a las técnicas etnográficas, para poder así incluir el mayor número de opiniones de los sujetos dentro del proyecto.

El azar funciona aquí como método y aglutinador en la composición final que sólo puede conocerse cuando el proyecto y el acuerdo social está terminado. Ejemplo de este caso son la Casa de los Arrayanes y la Casa Chamiza 1, ambas en el sur de Chile.

Todos estos métodos están comprobados en la práctica. Aunque pueden existir muchos otros, tantos como problemas y escalas de ellos se intenten resolver, entendiendo que la arquitectura pudiese centrarse en su capacidad de resolver cuestiones sociales y de representación de la trama de sentidos culturales.
Este grupo de diez proyectos en tres continentes distintos, me permiten afirmar que existe una arquitectura de la cultura en los más diversos territorios; desde ciudades de seis millones de habitantes como Santiago de Chile o caseríos junto a un río como en el Limpopo y el Zambeze en Mozambique.

ALGUNOS TEMAS PENDIENTES PARA FUTURAS INVESTIGACIONES


Las cuestiones abiertas para futuras investigaciones son variadas, entre ellas puedo visualizar:
A.- ¿Deberíamos hablar de Arquitectura Cultural o de Arquitecturas Culturales? El sentido plural es importante en este caso, pues refuerza la idea del respeto a las diferencias. Esto es más que una simple discusión semántica, sino que tiene que ver con el sentido profundo de la valoración de las diferencias, de la democracia y de los Derechos Humanos.
B.- Un segundo tema pendiente, es el análisis de otras formas de enfrentar metodológicamente el proyecto de arquitectura, sin determinar leyes, sino potenciando la trama de sentidos culturales.

En este caso prefiero hablar de formas de metodología del proyecto, no de resultados formales del proyecto, pues estas últimas serán solo una conclusión lógica y poética, de la aplicación de un método que haga énfasis en el descubrimiento de los procesos culturales.

En este sentido con los ejemplos mostrados puedo ver que existen varias posibilidades metodológicas, pero se debe investigar más en ellas y en otras que puedan ser más eficientes y democratizadoras.
C.- Cual puede ser el real alcance de la Arquitectura Cultural, de acuerdo a su capacidad para modificar las lógicas proyectuales y como puede sintonizar más intensamente con los procesos de pensamiento contemporáneos.
Creo que estas cuestiones pueden ser materia de estudios más amplios y más específicos de alguno de los muchos aspectos que toca la Arquitectura Cultural.

Jorge lobos



arquitecto Universidad de Chile
BIBLIOGRAFÍA
AMPHOUX, Pascal. Convocatoria Europan VI, Editorial Europan, Comunidad Europea, Suiza, 2001.
ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, Declaración Universal de los Derechos humanos, 10 de diciembre de 1948.
BENÉVOLO, Leonardo. Historia de la arquitectura moderna. Gustavo Gili, edición 2ª tirada, Barcelona, 2002.
BERG, Lorenzo, Restauración iglesias de Chiloé, Editorial universitaria, Santiago de Chile 2005.
BODENMANN, Ritter Clara, Josephs Beuys. Cada hombre, un artista. Editorial Antonio Machado, Conversaciones en Documenta 5, Kassel, Alemania, 1972.
BOFF, Leonardo. "Estamos en la edad de piedra de la globalización" entrevista Diario El País, Madrid, 6 de julio del 2001. Juan Bedoya - El País .

http://www.morfonet.cl/secciones/mundo/007.htm
BUENO, Gustavo. El mito de la cultura. Ensayo de una filosofía materialista de la cultura. Prensa Ibérica, Barcelona.1996
CABANNE, Pierre, Conversaciones con Marcel Duchamp, Editorial Anagrama, Barcelona 1972.
CURTIS, William. La arquitectura moderna desde 1900, Phaidon Press Llimited, 3ª edición en español, London, 2006.
CURTIS, William. La arquitectura moderna desde 1900, Phaidon Press Llimited, 3ª edición en español, London, 2006.
CHARLES, Daniel, Para os pájaros. Conversaciones con John Cage, Monteávila editores, Caracas, Venezuela, 1981.
CHARLESWORTH, Esther. Architects Without Frontiers, Edition Architectural Press, London, UK, 2006.
FERNÁNDEZ COX Cristian, Hacia una Modernidad Apropiada, en libro Nueva Arquitectura en América Latina. Edit. G. Gili, Barcelona España.1991
FERNÁNDEZ COX Cristian, Arquitectura y Modernidad Apropiada. Editorial Taller América, Santiago de Chile.
FRAMPTON Kenneth, Towards a Critical Regionalism: Six Points for an Architecture of Resistance, in The Anti-Aesthetic. Essays on Postmodern Culture. Edited by Hal Foster, Bay Press, Port Townsen. 1983.
GARCIA, Sierra Pelayo, Diccionario filosófico, Biblioteca Filosofía en español, http://filosofia.org/filomat
KOSTELANETZ, Richard, Conversing with Cage, Limelight editions, New York, 1988.
LOBOS, Jorge, Guía de arquitectura de Chiloé, ed. Junta de Andalucía, 405 pag. Sevilla, España 2006.
LOBOS, Jorge, Arquitectura Cultural. En: Revista de Urbanismo, Nº11, Santiago de Chile, publicación electrónica editada por el Departamento de Urbanismo, F.A.U. de la Universidad de Chile, diciembre 2004, I.S.S.N. 0717-5051.

http://revistaurbanismo.uchile.cl/CDA/urb_complex/0,1311,SCID%253D13776%2526ISID%253D496%2526IDG%253D2%2526ACT%253D0%2526PRT%253D13008,00.html
MORANDE, Pedro. Cultura y Modernización en América Latina. Ensayo sociológico acerca de la crisis del desarrollismo y su superación. Cuadernos del Instituto de Sociología, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1984. Reeditado por Encuentro Ediciones, Madrid, 1987.
MUNTAGNOLA, Thornberg Joseph. Topogénesis, Fundamentos de una nueva arquitectura, Collección Arquitext 11, edición de la Universidad Politécnica de Cataluña, Barcelona, España. 2000.
MUNTAÑOLA, Thorberg Joseph. Mind, Land and Territory. Ediciones Ex-libris, Barcelona, España. 2006.
PIFERRER García, Raimon. Responsable logístico, Unidad de emergencias MSF. Entrevista. 13 Abril 2007, Barcelona, 2007.
ROJAS, Edward, El reciclaje insular. En colección Somosur. Editorial Escala, Bogotá,1996.
SAN MARTIN SALA, Javier, Teoría de la cultura, Editorial Síntesis S.A. Madrid, 1999.
SALAS, Julián, Director Postítulo de Asentamientos Humanos, ETSAM. Madrid, 2000.
SAVATER, Fernando. Diccionario filosófico. Planeta. Barcelona.1995

SAVATER, Fernando. “Universalismo e identidades / civilizacion versus cultura”, Conferencia en ETSAM 22/02/1999

SAVATER, Fernando. Sobrevivir, Editorial Ariel S.A. Barcelona, 2001, 3° edición.
SIMMEL, Georg. The Metropolis and Mental Life.
SOMMER, Robert. Personal space: the behavioral basis of design. Englewood Cliffs, N. J: Prentice-Hall. 1969.
THAMES&HUDSON Design Like You Give a Damn, Architectural Responses to Humanitarian Crises. Edition Architecture for Humanity, London, 2006.
TAYLOR, Sir Edward B. PRIMITIVE CULTURE, 1871.

Antropología cultural, http://es.wikipedia.org/wiki/Antropolog%C3%ADa_cultural


YOUNÉS, Chris. Convocatoria Europan VI, Editorial Europan, Comunidad Europea, Francia, 2001.

APÉNDICES


1.- TEORIA DE LA CULTURA

JAVIER SAN MARTIN SALA

Editorial Síntesis S.A. Madrid 1999.

1.- EL CONCEPTO DE CULTURA DESDE LOS DIVERSOS CAMPOS DEL SABER

1.1.- Genealogía del concepto cultura.
“Para las ciencias sociales...aparece no antes del siglo XIX, con la etnología, etnografía o antropología cultural...Así lo enuncia Leslie White en la Ciencia de la cultura, aceptando la tesis de Kroeber que fue .-el antropólogo (...) quien descubrió la cultura.- (1964: 18) .

Aceptan al menos que como campo semántico existía al menos ya en La Ilustración, (...) en la que se aúnan dos elementos: un elemento descriptivo(...) que no procede de la naturaleza, (...) y un elemento normativo que marca una gradación axiológica en lo humano, en donde lo humano aparece como un vector desde lo salvaje, bárbaro, improductivo, no fértil, incultivado hasta lo más humano. Esta tensión es la que se pierde en el concepto de cultura de las ciencias sociales.

(...) La palabra .-culto.- por ejemplo en el castellano del Siglo de Oro era frecuente, (...) alude de modo preferente al motivo axiológico.”

“Aunque, según Lévi-Strauss, la mitología de casi todos los pueblos piensa la oposición Naturaleza/Cultura.


El sentido etimológico de la palabra es otro antecedente “cultura como educación, formación. Cultura es el abstracto de colere, labrar el campo aplicado al ser humano. (...) En Grecia a esta formación la llamaban paideía, ya que debía ejercitarse principalmente sobre os niños. (...) Por eso bastaría con un estudio a fondo de los elementos de la educación griega para poner alguna base imprescindible de la filosofía de la cultura.

El cultivo de un campo exige protegerlo y cuidarlo: hegen und pflegen, dicen los alemanes.

Es sabido que Cicerón es el primero que habla de cultura animi, en semejanza con la cultura agri. En esa utilización la palabra asume la tradición griega de la paideía y el sentido etimológico de la cultura agri
(...)En el orden natural siempre se es igualmente natural; en el orden humano, al contrario, desde el momento que está constituido por actuaciones reguladas, cabe cumplir mejor o peor la norma(...) Hay por tanto un ideal, un gradiente. Este gradiente es lo que resalta en la traducción de la paideía con la palabra latina .-cultura.-
La evolución del concepto de cultura en el Renacimiento, en el Siglo de Oro español y en la Ilustración se centrará en este aspecto ideal axiológico, el ideal humano que debe ponerse como meta que hay que conseguir en la educación, en la formación en la .-Ilustración.- (...) Parece que fue Samuel Pufendorf, profesor de Derecho primero en Alemania y luego en Suecia, el que por primera vez contrapone en su obra de 1686, Eris Scandica (Disputación escandinava), la cultura al estado natural.

Kant realiza un meritorio esfuerzo en su escrito Probable inicio de la historia humana (1994: 57 y ss), en la página 83 de la Crítica del Juicio nos da una definición explícita de cultura, relacionándola con la arquitectura teleológica36 de la naturaleza. (...) Para este cultura está en el contexto de la autodisciplina, por tanto del autocultivo,


(...)Al final de la ilustración, la Cultura, ahora ya con .-K.- la Kultur, es aquello a lo que el ser humano como fin de la naturaleza está llamado para ser auténticamente maduro. Esta cultura tiene grados, siendo la cultura por excelencia la cultura superior, el sistema normativo regulado de los tres ámbitos básicos de la vida humana: en el conocimiento, la Ciencia; en el comportamiento, la Moral; y en el goce el Arte. Así, la ciencia, la moral y el arte son los tres grandes ámbitos de la cultura objetiva superior, cuya formación y adquisición determinan la del ser humano.

(...) A partir de ahí se formará un ideal político básico, el de impulsar en una sociedad el desarrollo de esos ámbitos al margen de los intereses concretos y prioritarios de los individuos. Así se configura la idea del Estado de Cultura; Estado que tenía que trabajar para lograr una implementación e implantación satisfactoria del dominio de la cultura.

Las líneas para llegar a esa idea son varias y en ellas el idealismo alemán es decisivo. Primero habría que tener en cuenta a Herger, en quien, en opinión de Gustavo Bueno, estaría el .-embrión de la nueva idea de cultura.- (Bueno, 1996: 55). En segundo lugar estaría Fichte, sobre todo por su llamada al pueblo alemán en sus Discursos a la nación alemana, (Fichte, 1977: 93 y ss.). También habría que tener en cuenta a Hegel. En este tanto la idea de espíritu subjetivo como de espíritu objetivo son claramente formulaciones de lo que ya entonces se llamaba cultura.
En España Savater plantea una presumible diferencia entre cultura y civilización, usando la palabra cultura para los ámbitos particulares y restringidos y civilización para los ámbitos universales (1995: 404). En opinión de San Martín es una distinción arbitraria. Para Kant civilización implica sólo el uso de las normas establecidas pero sin alcanzar el comportamiento ético. En ese sentido Humbolt entenderá por civilización una formación meramente exterior y por cultura una formación interna en el sentido de constitución de una personalidad ética (Schnadelbach, 1996: 320).

(...) Ahora bien en los países que tenían colonias se habló en general de civilización, con lo cual aludían a la europea, que era la designada como la cultura por excelencia, la cultura superior. La civilización aparecía en la triada salvajismo, barbarie, civilización (Paris, 1994: 58). Pérez Tapias alude, con buen criterio, a que en muchos contextos (el término civilización) se ha reservado para lo que es resultado del desarrollo material y marcadamente expansivo de ciertas culturas; ahí se generaría la diferencia entre culturas, pues no todas han protagonizado el salto a .-grandes civilizaciones.- (Pérez Tapias, 1995: 21).

Carlos Gómez, comentando el texto El porvenir de una ilusión de Freud, y haciéndose eco de la escuela de Frankfurt, identifica los aspectos idealistas de la sociedad con lo que algunos llaman cultura, y los utilitarios con lo que a veces se denomina civilización (gómez, 1998: 6; también Freud 1968: 73 y ss.). Pero ni el uso diferenciado equivalente de Freud ni el uso de la Escuela de Frankfurt han impedido que la herencia Kantiana se mantuviera viva a lo largo de este siglo (XX). Ultimamente sobre todo por el influjo de Norbert Elias, esta contraposición en la que la civilización representa todo aquello que habría que desechar de la cultura contemporánea, es ya ajena a la generación actual, siendo sólo un ejemplo de aquella ideología alemana en la que se contraponía la cultura europea a la civilización técnica americana (Schnadelbach 1996: 319 y ss.)
En resumen si en todo caso consideramos la cultura como el modo básico del ser humano, en oposición al ser meramente natural, la civilización sería, en la dirección que fuere, un modo de vivir esa cultura, bien de una manera pervertida, de acuerdo al uso fundamentalmente alemán, bien como ideal de una civilización cosmopolita, que sería el modo que propone Savater.

1.2.- La cultura desde las ciencias sociales


El uso del concepto cultura por parte de los filósofos desde mitad del siglo toma como referencia la concepción antropológica. Gustavo Bueno como Jesús Mosterín lo toman como refencia. A este concepto la llamaremos descriptivo-morfológico.

Kroeber y Kluckhohn entienden la cultura como “conjunto de atributos y productos de las sociedades humanas, de carácter extrasomático y transmisibles por mecanismos distintos de los biológicos. Este concepto no existiría antes de 1700, aunque reconocen su uso en el ámbito alemán, y por tanto con “k”.

Tylor en su famosa definición, (primitive culture 1871) canónica en sentido etnográfico y por su éxito epistemológico pasa a ser la definición clásica de cultura “En sentido etnográfico amplio, es aquel todo complejo que incluye el conocimiento, las creencias, el arte, la moral, el derecho, las costumbres y cualesquiera otros hábitos y capacidades adquiridos por el hombre en cuanto miembros de la sociedad” (en kahn, 1975: 29).

En este sentido cultura es algo ya dado , hecho, definitivo y por lo tanto sólo cabe describirlo y explicitarlo, pero nunca se cuestionan los rasgos ontológicos que muestra eso que se trata de adquirir. Tampoco importa como se adquiere o como se trasmite...

1.4.- La cultura como mito.
G. Bueno clarifica la enorme ambigüedad en el uso del término cultura.: La gran amplitud del concepto cultura, así como la confusión en que su continuo uso está inmerso. Dentro de la primera idea podemos decir que es una fuerza que moviliza afectivamente, vale tanto como la libertad, la igualdad, la riqueza o la democracia.

Dentro de la segunda está la idea de una cultura cosmopolita, de la cultura universal, de la aldea global. La TV es una tecnología universal, como el mercado, el deporte, la política, etc. Existe una cultura universal? Porqué la constitución nos asegura que todos tenemos derecho a ella? Si la cultura es un valor ¿En que sentido lo és, por ejemplo, el futbol es un elemento de la cultura universal?

Sin que G. Bueno lo mencione explícitamente, podemos hablar de tres núcleos en los que se condensa la idea de cultura.

El primero es de la cultura como ideal superior, al que todos tenemos derecho, un ideal con prestigio tan alto como la libertad o la democracia.

El segundo se refiere a la cultura como conjunto de elementos distintivos peculiares de un pueblo que este considera importante conservar porque se identifica a través de ellos.

El tercero es el de la cultura en sentido universal, es decir aquel conjunto de elementos que han surgido en pueblos concretos pero que los han trascendido y se han asentado en todo el planeta como una “cultura universal”.

Bueno habla mas bien de civilización universal, lo mismo que Savater en su diccionario (1995: 404). Pero esto no es más que escamotear el problema porque ontológicamente son lo mismo: por ejemplo el uso del tabaco es un rasgo de las culturas precolombinas, al traspasar sus límites americanos, ¿deja de ser un valor cultural y se transforma en uno civilizatorio, lo mismo que el baile, el fútbol, la ciencia o la tolerancia?.
En la primera aproximación tenemos una dimensión política de la idea de cultura, de ella surgen los Ministerios de Cultura hasta las Casas de la Cultura, todas las que están destinadas a impulsar y promover los elementos de diversión y arte de una sociedad, existiendo una vinculación en esta idea con las horas de ocio del día, oponiéndose de este modo a las horas de negocio, nec-ocium, de no ocio, de trabajo.

1.5.- Deducción y método de la Filosofía de la cultura.


La cultura para ser aprendida tiene que existir, luego lo que la presupone como instalada e instituida no puede servir como definición, aunque la etnografía se contente con ello, en la Filosofía no puede ser igual, no se puede contentar con caracteres meramente descriptivos.

La revolución del pensamiento de Kant consiste, en invertir la relación usual entre el conocimiento y lo conocido; en lugar de partir de lo conocido, nos debemos ocupar de las condiciones del conocer mismo (Cassirer 1964, I: 10). Kant no se queda en las condiciones del conocer, sino que considera también la condiciones de la actuación ética y del juicio estético.


2.- FENOMENOLOGÍA DE LA CULTURA


La cultura es un término sumamente abstracto, ya que abarca desde un plato de comida, un saludo o una catedral. Encontrar el punto de vista adecuado para que todos estos “objetos” muestren su aspecto cultural es difícil.

Para esto se citan a Ortega, Husserl y Heidegger


2.1. La Filosofía de la cultura según Ortega

La consideración filosófica de la cultura fue una de las constantes del primer tercio del siglo. La filosofía neokantiana consideraba la filosofía de la cultura como una cuestión clave. Quizás ello no era sino un reflejo de la política que se había propuesto la lucha por la cultura como un objetivo prioritario.

En ese contexto, el problema de España, a raíz de la pérdida de los restos del imperio colonial, en que crece Ortega, es un problema de cultura, de que es la cultura y cual cultura queremos desarrollar en España. La polémica famosa entre Unamuno y Ortega que tuvo lugar en esos años es precisamente sobre que cultura hay que desarrollar en España. El mismo Ortega considera sus reflexiones “aportaciones a una filosofía de la cultura” (Ortega, I: 68; San Martín, 1998: 42).

Para Ortega dice Morón Arroyo (1968: 335 y ss.) la cultura es: “la herencia científica, moral y estética acumulada lentamente en la historia. Tiene el carácter de objetividad; de reducirse a los tres modos de conocimiento consagrados por la cultura europea moderna, y tiene un carácter decididamente normativo”. Los tres modos supremos de la vida humana que constituyen la cultura son la ciencia, la moral y el arte. En los tres hay un progreso; cultura implica progreso, un progreso cuyo límite es lo infinito (Ortega I: 65).

Este carácter o este modo de la cultura, es para Ortega el modo plenamente humano, es el producto de Grecia, que introduce en la vida humana, en la cultura humana, el vivir mirando a un ideal sin límites. Para Ortega en su juventud, este era el modo humano; los otros, los anclados a metas finitas, ni siquiera serían humanos, serían solo posibilidades de lo humano.

Posteriormente cuando el evolucionismo quede superado, también Ortega dará ese paso, pero este sentido griego no será abandonado ni en su obra cumbre “la rebelión de las masas” (1929-30).

Ortega sin embargo no cita a los tres elementos fecundadores de la cultura, sino solo la ciencia y la moral, y excluye el arte, porque este tiene serias dificultades para justificarse en la escala del progreso, para justificar sus razones (Ortega I: 64) y 70).

Las meditaciones del Quijote que publicó Ortega a sus treinta y un años, constituye la gran aportación española a la filosofía de la cultura. Los estudios de Inman Fox sobre este libro, señalan que este es una respuesta al desafío que D. Miguel de Unamuno lanza a los europeístas, entre los cuales el joven Ortega es el precoz estandarte y para quienes “España es el problema y Europa la solución”, es decir en esta frase está implícita una noción de cultura y un ideal de cultura, en este caso la europea.

Unamuno pensaba por el contrario que la cultura europea llevaba en su seno el nihilismo; la modernidad europea era disolvente de los valores humanos, por eso prefería a San Juan de la Cruz que a Descartes y por lo mismo al final del “sentimiento trágico de la vida” lanza un desafío a los europeistas diciéndoles que hagan riqueza, patria, arte, ciencia, ética, que hagan cultura, “que así mataréis a la vida y a la muerte”. (Unamuno 1993: 321)

Bibliografía:
Bueno, Gustavo (1996): El mito de la cultura. Ensayo de una filosofía materialista

de la cultura. Prensa Ibérica, Barcelona.

Cassirer, Ernst (1964): Philosophie der symbolischen Formen. Wissenschaftliche Buchgesellschaft, Darmstadt. Trad. Cast. Filosofía de las formas simbólicas.FCE. México.

Fichte, Johann Gottlieb (1977): Discursos a la nación alemana. Trad. De L.A.

Acosta y M° J. Varela, Orbis. Barcelona.

Freud, Sigmund (1927) El porvenir de una ilusión. Obras Completas, vol. II, pag

73-99. Trad. De L. López-Ballesteros. Biblioteca Nueva, Madrid.

Gómez Sánchez, Carlos (1998): Freud, crítico de la Ilustración. Crítica, Barcelona.

Kant, Immanuel (1958): Crítica del juicio, Traducción por Manuel G. Morente,

Librería General Victoriano Suarez, Madrid.



  • (1994): Ideas para una historia universal en clave cosmopolita y otros escritos sobre filosofía de la historia. Estudio preliminar de R. Rodriguez Aramayo. Trad. De C. Roldán Panadero y R. Rodriguez Aramayo. Tecnos, Madrid.

Kahn, J.S. (1975): El concepto de cultura: textos fundamentales. Compilados y prologados por J.S.Skahn. Anagrama. Barcelona.

Morón Arroyo, Ciriaco (1967): El sistema de Ortega y Gasset. Ediciones Alcalá, Madrid.

Paris, Carlos (1994): El animal cultural. Biología y cultura en la realidad humana.

Crítica, Barcelona.

Pérez Tapias, José Antonio (1995): Filosofía y crítica de la cultura. Trotta, Madrid.

Savater, Fernando (1995): Diccionario filosófico. Planeta. Barcelona.

San Martín, Javier. (1998): Fenomenología y cultura en Ortega. Ensayos de interpretación. Tecnos, Madrid.

Schnadelbach, Herbert (1996): “Pladoyer fur eine kritische Kulturphilosophie”, en

Konersmann 1996ª, pp. 307-326.

White, Leslie A. (1964): La ciencia de la cultura. Paidós, Buenos Aires.



2.- SOBREVIVIR

Fernando Savater

Editorial Ariel S.A. Barcelona, 2001, 3° edición.
QUINTA PARTE

Lo universal y lo diferencial en la cultura.

(pag. 259 – 266)
“El tema de esta nota es la contraposición existente en la actualidad entre dos conceptos de cultura, uno que hace hincapié en los caracteres diferenciales ... de la cultura y otro que concede primacía a la vocación universalista inscrita en ... la cultura”.

“Durante el XIX y buena parte de los comienzos del XX se impuso una concepción unitaria y hasta imperialista de la cultura, etnocéntricamente europea .-algo así como el occidentalismo científico y cristiano unificado.- cuya validez se supuso por encima de todos los restantes .-balbuceos.- de pueblos menos aptos o menos afortunados”.

“... El surgimiento de los movimientos nacionales de liberación, que fueron acompañados y estimulados por sus correspondientes rescates de la propia identidad cultural, dio un vuelco a esta hegemonía y reivindicó la universalidad y peculiaridad frente al universalismo conquistador. Pero la exacerbación política de esta tendencia...” ha llegado a distorsiones y a la desgracia de un cierto tercermundismo antropológico.
“Cultura es el conjunto de respuestas simbólicas y técnicas que posee una comunidad humana para interpretar, valorar y utilizar su circunstancia vital”
“El intento de imponer una cultura universal, lo que llamamos .-occidentalismo científico y cristiano unificado.- ...tiene como consecuencia la uniformidad coactiva y el desarraigo de las peculariadidades, la monotonía...de un mundo sin contrastes...y la justificación del dominio de unos pueblos sobre otros.”

“...En un temprano texto Raza e historia señalaba Lévi Strauss que no existe un único patrón del cual jerarquizar las culturas ni una única línea sobre la que fijar sus avances o retrasos. Algunas habrán potenciado al máximo los procesos técnicos pero serán pobres en la utilización del propio cuerpo; y las hay que generadoras de una compleja jurisprudencia igualitaria, desconocen la fraternidad espontánea ciertos grupos...”

“...No se trata solamente de una nostalgia folclórica: cada cultura es una perspectiva irrepetible de lo humano...el deseo de afirmar su propia diferencia es lucha por el propio ser. El pensador venezolano J.M. Briceño en Discurso Salvaje resume... La voluntad occidental de poder quiere universalizar, reducir la multiplicidad de mundos culturales a la unidad de su mundo, meter en su círculo estrellas y canciones, océanos y mitos, pájaros y parentelas, caléndulas y juegos infantiles, que pasen todos por su aro, que obedezcan todos el chasquido de su látigo intelectual... No niego la comunicación entre naciones... pero para comunicarse tienen primero que existir. Existir es ser diferente. Soy porque soy diferente.”
Quizás aquí habría que agregar soy porque soy diferente y porque soy igual.
“La sensibilidad contemporánea vibra ante este planteamiento, ahora bien ¿no existe el peligro de confinarse, por reacción contra una unilateralidad imperialista en otra aún más estrecha?...

Tomemos el caso .-citado por Bernard Williams en su introducción a la ética.- de la reacción de los conquistadores españoles ante los sacrificios humanos de los aztecas. Se sintieron horrorizados por un comportamiento que reprobaron de inmediato como perverso hasta lo monstruoso. ¿Se les puede acusar por este escándalo de etnocentrismo y de falta de respeto a las tradiciones ajenas? En realidad, lo que demostraron con esto es que tomaron a los aztecas realmente por hombres...” Del mismo modo, la petición de que respetemos la teocracia homicida de Jomeini salvo si somos chiitas iraníes, o las atrocidades israelitas en los campos de refugiados libaneses si no somos hebreos”,

o las matanzas de Bush en Afganistán si no somos afganos

“La única y verdadera forma de respetar al otro .- es decir en tenerle juntamente por distinto y por igual a mi en humanidad.- es incluirle en mi valoración ética. Lo contrario es degradar lo humano a convención biológica...”


“De este modo se crean una serie de mitos contrapuestos respecto a la función deseable de la cultura: unos hacen hincapié en su carácter diferencial y otros en su universalismo...

1.- Oposición entre –identidad vs. Ideal de perfección humana.- Quien hace énfasis en la identidad propone llegar a ser o que ya se es, es excluyente por su oposición diferencial a otras identidades, mientras que el ideal de perfección aconseja abandonar los particularismos..”

2.- El ideal de pureza con el mestizaje fertilizador.

3.- La localización de la cultura frente a su universalidad o internacionalismo, es decir el genius loci del enraizamiento cultural en un paisaje o una lengua y costumbres, frente al espíritu que sopla donde quiere.


En general podríamos decir que los diferencialistas tienden a una naturalización de la cultura... es lo que somos, lo que nos va.- Para los universalistas resaltan su artificialismo, lo que queremos nuestro proyecto...”
En definitiva Savater propone “...una suerte de diferencialisnmo que no naturalizase la cultura ni doblegase el ideal común de perfección al narcisismo de la identidad... Es necesario potenciar las diferencias y dar a cada grupo humano la posibilidad de participar a su irrepetible modo en los valores que sellan la conflictiva condición del hombre; pero también me parece importante recordar que los más destacados de esos valores obtienen su fuerza de lo común y están por encima de cualquier peculiaridad folclórica.”
Quizás esta la idea más interesante para la arquitectura que está siempre en esa tensión entre la particularidad y la universalidad... la idea de LA CULTURA COMO UNA PRODUCTORA DE UNIVERSALIDAD.
Jorge Lobos, noviembre del 2002

3.- “UNIVERSALISMO E IDENTIDADES / CIVILIZACION VERSUS CULTURA”

Fernando Savater

Filósofo español

Conferencia en ETSAM 22/02/99


1.- El tema de los últimos dos siglos (fines del XVIII) cuando surge la idea de los derechos del hombre.

Revolución francesa (Luis XVI) lucha contra las monarquías.

Guerra civil de EEUU, lucha contra el esclavismo.
2.- VESTIGIO: El mito “Las suplicantes en la tragedia griega”:

Dos mujeres huyen de los egipcios y se refugian en Tebas. Llegan los egipcios a requerirlas. Surge la idea de porque no refugiarlas y la disputa contra los que opinaban que era mejor entregarlas a los demandantes.

Pero triunfa la idea de cobijarlas en la ciudad aunque no habían nacido en ella, eran de otro lugar, pero sin embargo prevalece su condición de ser humano, de ser de la misma especie, por sobre el origen.

Aquí se entiende la ciudad como un lugar de refugio, de protección al hombre y la mujer.


3.- Donde no hay nación, no hay ideología y por lo tanto no hay diferencia.

La nación enfatiza la condición de nacimiento y por lo tanto de defensa de un territorio, de hostilización para los que no son de ese territorio.


4.- Los seres humanos sólo tienen a los otros seres humanos.

Anécdota: Alvar Nuñez Cabeza de Vaca, descubridor del sur de Florida, se interna por un río, huyendo de una batalla, diezmado y agotado.- donde habitaban al decir de los indígenas unos caníbales peligrosísimos. Naufraga con sus soldados, llegan a la orilla exhaustos, donde se encuentran con los indígenas. Se sientan en círculo con las cabezas gachas esperando una muerte inevitable y atroz, pero cual sería su sorpresa cuando sienten que los nativos rodeándolos en gran número, lloraban junto con ellos.


5.- “Todos los seres humanos se parecen más de lo que sus culturas dejan ver”,

el caso del genoma humano, que define un parecido de un 99% en los genes de los humanos de entre los 30000-35000.

La universalización agota las diferencias entre los seres humanos, lo que también es identidad , pero entre los humanos, los de una misma especie.

La civilización es una, las culturas son muchas, los seres humanos millones y todos estos distintos grupos y subgrupos tienen identidad.


Jorge Lobos, Madrid 2000

DIAGRAMA DE LÍNEA DE TIEMPO

IMÁGENES DE LOS PROYECTOS ANALIZADOS

SUD AMÉRICA
Lámina 1 Mercado de Dalcahue, Archipiélago de Chiloé

Lámina 2 Iglesia San Vicente de Paul, Archipiélago de Chiloé

Lámina 3 Hotel Unicornio Azul, Archipiélago de Chiloé

Lámina 4 Museo de Arte Moderno de Chiloé, Archipiélago de Chiloé

Lámina 5 Pequeñas Plazas de luz en la Noche, Santiago de Chile

Lámina 6 Casa Chamiza 1, Puerto Montt, Chile; Sistema de proyecto

Lámina 7 Casa Chamiza 1, Puerto Montt, Chile; Obra construida

Lámina 8 Casa de los arrayanes, Archipiélago de Chiloé; Sistema de proyecto

Lámina 9 Casa de los arrayanes, Archipiélago de Chiloé; Interior con arrayanes

ASIA
Lámina 10 Escuela en Luong Son, Vietnam

Lámina 11 Puente en Maosi, China

ÁFRICA
Lámina 12 Protección de las Inundaciones en Mozambique; Rios Llimpopo y

Zambeze; Organización social
Lámina 13 Protección de las Inundaciones en Mozambique; Rios Llimpopo y

Zambeze; Estrategia de comunicación



1 Este concepto fue usado por primera vez en Febrero de 1999, en las escuelas de verano de la Universidad de Chile, por Jorge Lobos. Luego fue publicado un avance de este trabajo en: LOBOS, Jorge, Arquitectura Cultural. En Revista de Urbanismo, Nº11, Santiago de Chile, publicación electrónica editada por el Departamento de Urbanismo, F.A.U. de la Universidad de Chile, diciembre 2004, I.S.S.N. 0717-5051.

2 SAN MARTIN SALA, Javier, teoría de la cultura, Editorial Síntesis S.A. Madrid, España 1999.

3 Bueno, Gustavo: El mito de la cultura. Ensayo de una filosofía materialista de la cultura. Prensa Ibérica, Barcelona. 1996

4 SAVATER, Fernando. “Universalismo e identidades / civilizacion versus cultura”, Conferencia en Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, ETSAM 22/02/1999.

5TAYLOR, Sir Edward B. PRIMITIVE CULTURE, 1871. Antropología cultural, http://es.wikipedia.org/wiki/Antropolog%C3%ADa_cultural

6 SAN MARTIN SALA, Javier, teoría de la cultura, Editorial Síntesis S.A. Madrid, España 1999.

7 SAVATER, Fernando. Diccionario filosófico. Planeta. Barcelona, España.1995

8 SAVATER, Fernando. Sobrevivir, Editorial Ariel S.A. Barcelona, 2001, 3° edición.

9 BOFF, Leonardo. "Estamos en la edad de piedra de la globalización" entrevista Diario El País, Madrid, 6 de julio del 2001. Juan Bedoya - El País .

http://www.morfonet.cl/secciones/mundo/007.htm

10 TAIBO Carlos, Cien preguntas sobre el nuevo desorden. Ediciones Suma de letras, Madrid, España 2002.

11 MORANDE, Pedro. Cultura y Modernización en América Latina. Ensayo sociológico acerca de la crisis del desarrollismo y su superación. Cuadernos del Instituto de Sociología, Pontificia Universidad Católica de Chile, 1984. Reeditado por Encuentro Ediciones, Madrid, 1987.

12 SAVATER, Fernando. “Universalismo e identidades / civilización versus cultura”, Conferencia en Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, ETSAM 22/02/1999.

13 GEERTZ, Clifford LA INTERPRETACIÓN DE LAS CULTURAS, Gedisa, 1987,

14 CURTIS, William. La arquitectura moderna desde 1900, Phaidon Press Llimited, 3ª edición en español, London, 2006.

15 BENÉVOLO, Leonardo. Historia de la arquitectura moderna. Gustavo Gili, edición 2ª tirada, Barcelona, 2002.

16 FRAMPTON, Kenneth. Towards a Critical Regionalism: Six Points for an Architecture of Resistance, in The Anti-Aesthetic. Essays on Postmodern Culture. Edited by Hal Foster, Bay Press, Port Townsen. 1983

17 FERNÁNDEZ COX Cristian, Hacia una Modernidad Apropiada, en libro Nueva Arquitectura en América Latina. Edit. G. Gili, Barcelona España.1991

FERNÁNDEZ COX Cristian, Arquitectura y Modernidad Apropiada. Editorial Taller América, Santiago de Chile.



18 Dirigida por el arquitecto colombiano Carlos Morales.

19 MUNTAÑOLA, Thornberg Joseph. Topogénesis, Fundamentos de una nueva arquitectura, Collección Arquitext 11, edición de la Universidad Politécnica de Cataluña, Barcelona, España. 2000.

20 PIFERRER García, Raimon. Responsable logístico, Unidad de emergencias MSF reunión 13 Abril 2007, Barcelona, 2007.

21 ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, Declaración Universal de los Derechos humanos, 10 de diciembre de 1948.


22 SALAS, Julián, Director Postítulo de Asentamientos Humanos, ETSAM Madrid 2000.

23 CABANNE, Pierre, Conversaciones con Marcel Duchamp, Editorial Anagrama, Barcelona 1972.

24 AMPHOUX, Pascal. Convocatoria Europan VI, Editorial Europan, Comunidad Europea, Suiza, 2001.

25 BODENMANN, Ritter Clara, Josephs Beuys. Cada hombre, un artista. Editorial Antonio Machado, Conversaciones en Documenta 5, Kassel, Alemania, 1972.

26 KOSTELANETZ, Richard, Conversing with Cage, Limelight editions, New York, 1988.

CHARLES, Daniel, Para os pájaros. Conversaciones con John Cage, Monteávila editores, Caracas, Venezuela, 1981.



27 SAVATER, Fernando, Universalismo e identidades. Civilización versus cultura. Conferencia en ETSAM, Madrid 1999.

28 YOUNÉS, Chris Convocatoria Europan VI, Editorial Europan, Comunidad Europea, Francia, 2001.

29 SALAS, Julián, Director Postítulo de Asentamientos Humanos, ETSAM Madrid 2000.

30 CHARLESWORTH, Esther. Architects Without Frontiers, Edition Architectural Press, London, UK, 2006.

31ROJAS, Edward, El reciclaje insular. En colección Somosur. Editorial Escala, Bogotá,1996.

32 BERG, Lorenzo, Restauración iglesias de Chiloé, Editorial universitaria, Santiago de Chile 2005.

33 THAMES&HUDSON. Design Like You Give a Damn, Architectural Responses to Humanitarian Crises. Edition Architecture for Humanity, London 2006


34 LOBOS, Jorge, Arquitectura Cultural. En: Revista de Urbanismo, Nº11, Santiago de Chile, publicación electrónica editada por el Departamento de Urbanismo, F.A.U. de la Universidad de Chile, diciembre 2004, I.S.S.N. 0717-5051

35 Mozambique tiene los siguientes datos según N.U.: Mortalidad infantil 122 por 1.000. Esperanza de Vida 38,1 años. Población Urbana 33,3 %. Analfabetismo 37,7 % en hombres y 68,7 % en mujeres. Internet 1,7 por 1.000 hab.

36 Teleología: en filosofía, doctrina de las causas finales


1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal