IntroduccióN: "Apuntes Sobre La Pastoral Evangélica"



Descargar 117,15 Kb.
Fecha de conversión25.02.2017
Tamaño117,15 Kb.
1

Sol

El Señor es mi pastor, nada me faltará

El Señor es mi pastor

En pastos delicados Él me hará descansar

Junto a aguas de reposo me pastoreará

Confortará mi alma

Me guiará por sendas de justicias

Por amor de su nombre

2

INTRODUCCIÓN:

"Apuntes Sobre La Pastoral Evangélica"

Existen hoy día muchas estrategias modernizantes para la pastoral. Estoy convencido de que son los principios y los valores que nuestro Señor Jesucristo modeló y enseñó a sus discípulos los que hacen la pastoral en cualquier época relevante. He seleccionado tres de esos principios o aspectos para basar mi presentación en este día: el pastor y su ministerio de la predicación; el pastor y s ministerio de pacificación; y el ministerio de presencia. Comencemos con unos apuntes generales sobre la pastoral evangélica.


La Biblia, del Génesis al Apocalipsis, nos retrata un Dios que siempre se identifica con los pequeños, los marginados y los humildes. El oficio pastoril era por lo general oficio del pobre, del humilde, del pequeño. Aun más, en la mayoría de los casos, la labor pastoril le tocaba al hijo menor. A medida que los hijos iban creciendo y se iban convirtiendo en adultos, estos se iban uniendo al padre de la familia en otros oficios como el arado, la carpintería, la albañilería, la milicia o aquellos empleos que eran más prestigiosos y que demandaban más fortaleza y destreza física. Así se iba pasando el trabajo de cuidar las ovejas en el orden de edad, del hermano mayor hasta el menor.

No obstante, este oficio de tan humilde procedencia y naturaleza, ha llegado a ser la imagen metafórica más empleada para describir el cuidado que Dios siempre ha tenido por su pueblo. El salmista David, quien a su vez en su niñez fue un pastorcillo diestro y consumado, utilizó la metáfora inspirado a componer su maravilloso poema que hoy nosotros conocemos como el Salmo 23. En ese salmo breve y genial, David dice de su Dios: “Jehová es mi pastor, nada me faltará”.

Luego, otro salmista llamado Asaf, usa la misma imagen poética para escribir un cántico de plegaria y dirigiéndose a Dios le dice:

Oh, Pastor de Israel, escucha; Tú que pastoreas como ovejas a José, que estás entre querubines, resplandece. Despierta tu poder y ven a salvarnos. Oh Dios restáuranos. Haz resplandecer tu rostro y seremos salvos.” -Salmo 80 1-3

La metáfora pastoril asentó tan bien en el pensamiento judío, que con el correr del tiempo, a los líderes del pueblo hebreo se les llamó con frecuencia pastores. El autor del libro de Eclesiastés explica en el c. 12:

Las palabras de los sabios son como aguijones. Y como clavos hincados son las de los maestros de las congregaciones, dadas por un pastor.”

Los profetas antiguos también hicieron uso de la imagen del pastor para traer sus mensajes al pueblo. El profeta Ezequiel entre ellos, profetizó contra los malos pastores diciendo:

¡Ay de los pastores que se apacientan a sí mismos y no apacientan los rebaños!”

Fue a través de Jeremías que Dios le hace la gran promesa al pueblo de un pastor que vendría que sería “el pastor de los pastores”. Dios a través del profeta le dice a su pueblo:

Yo Jehová, salvaré mis ovejas. Levantaré sobre ellas un pastor, y él las apacentará...Los salvaré de todos sus pecados y los limpiaré; y me serán por pueblo y yo a ellos por Dios... Y todos tendrán un solo pastor.”

Siglos más tarde, por allá por Galilea apareció Jesús de Nazaret anunciándole al pueblo y diciéndole: “Yo soy el buen pastor.” Fue Jesús quien le dio a ese glorioso llamado y vocación de pastor su significado y eficacia suprema. En esta mañana quiero compartir con ustedes algunas ideas y apuntes sobre lo mi experiencia e investigación me ha permitido descubrir y apreciar del ministerio pastoral que compartimos. En esta mi introducción a mi presentación comienzo diciendo que . . .

La Pastoral auténtica y verdadera, es originalmente concepción, creación y diseño divinos.

El ministerio pastoral no es invención humana. No es idea de hombre alguno. Es idea de Dios. Es idea que nace en el corazón de Dios, quien se empeña en reconciliar al mundo para sí. Y en su empeño, viene a este mundo a llamar hombres y mujeres, como les llama Pablo, <> y les dice: “Si me amas, apacienta mis ovejas”. No creo que existen pastores en el mundo porque la idea se la haya inventado ningún ser humano. El ministerio pastoral nace de Dios. Y como vino de Dios, requiere consideración, requiere respeto, requiere honra.



La Pastoral auténtica es genuinamente y esencialmente bíblica.

Como obrero responsable con su vocación, el pastor verdadero se entrega a una pastoral que empuña el libro sagrado como su guía y enfoque primarios. Los pastores tienen que ser “gente de la Biblia”. Los dispensadores de los misterios de Dios aprenden su oficio del manual que se llama “Las Sagradas Escrituras”.

Fue un pastor de la antigüedad, conocido por nosotros como el apóstol Pedro, el primer pastor de nuestra era cristiana quien dijo:

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” (II Pedro 1:19).

El pastor marcha por los caminos escarpados y bifurcados del valle de sombras del dolor humano, con la Biblia en la mano, abierta e incrustada en su corazón para que sus ovejas se alienten, vean el camino, y marchen con paso firme.

Otro pastor italiano de nuestra era, se regocijaba mucho al decir que vio su concilio llevar “procesionalmente”, la Biblia al centro de su Iglesia. Y se alegraba mucho porque su iglesia había escondido por muchos siglos la Biblia del vernáculo del pueblo. Y ya por fin en el 1964 en aquel gesto simbólico e histórico, decía él que veía “la recuperación por parte de su Iglesia de su sentido y responsabilidad de orientación para el pueblo”. Es la Palabra de Dios la que abre el diálogo investigativo y revelador, entre el hombre y su Dios, entre el redimido y su Salvador.

Escuché la historia de un atleta corredor que en su primera carrera colegial perdió, y muy enfadado exclamó cuando se le entrevistó después de su derrota: “Jamás volveré a ser atleta”. No deberá ser así con los pastores del rebaño de Dios. La pastoral auténtica, no fracasa, no pierde, no se ahuyenta, no se rinde porque su punto de partida es la Biblia y de ahí se desprende hacia su meta suprema, la de alcanzar la humanidad para Dios.

La Pastoral auténtica es obligatoriamente pertinente al humano en su historia y su ambiente.

La pastoral bíblica, Cristo-céntrica, se compromete a alcanzar al hombre en su realidad existencial y en su contexto histórico. Dios, ni es indiferente al dolor humano, ni es desatento con el curso de su historia. Tan así es, que el plan salvífico tuvo su punto cumbre, no en el cielo, ni en ninguna esfera ultra humana, sino en el meollo mismo de nuestra historia. La encarnación, aunque muchos no la entiendan, ni la quieran creer, le sirvió de vehículo a Dios para abordar nuestra humanidad y rescatarnos; y ni siquiera nuestra humanidad le restó a su deidad. Y aunque esa obra salvífica se ejecutó en la tierra y Dios se tuvo que hacer humano para lograrla, aún así, la salvación sigue siendo divina; aun así "la salvación pertenece a nuestro Dios”.



Es el ser humano el objeto de la pastoral

El humano, en su devenir histórico, en su ajetreo existencial, no se le puede escapar a Dios. Porque Dios con constancia de amor, le tiende lazos pastorales que traen “buenas nuevas a los pobres, sanidad a los quebrantados de corazón, libertad a los cautivos y los oprimidos, y vista a los ciegos”.

Existen pastores porque Dios quiere sanar y libertar a la raza humana a través de ellos. En ningún siglo, en ninguna época de nuestra historia han faltado pastores. Porque siempre ha habido humanidad enferma y quebrantada aunque a esos pastores se les haya llamado Rabino, Profeta, Sacerdote, Reverendo o Ministro. Mientras existan pastores, Dios seguirá sanando su pueblo y mientras Dios siga sanando su pueblo seguirá llamando pastores.

La Pastoral auténtica es imprescindiblemente profética(escatológica).

La pastoral verdadera también apunta hacia aquel horizonte que llamamos la eternidad. La pastoral Bíblica, aunque aplicada (contextualizada) a la realidad del hombre en su época, apunta también a una esperanza futura (escatológica). La pastoral buena, se preocupa por el humano en su presente y en su mundo. Pero ahí no termina todo. El ministerio pastoral que solo se concierne con “el más allá”, mata la fe práctica. Pero la pastoral que se preocupa solo del “aquí y el ahora”, asesina la esperanza de gloria.

Fue otro pastor consumado, y este pastor y teólogo Puertorriqueño, el Rev. Domingo Navarro, quien escribió:

El hombre es un ser histórico. Pero más que de carne y hueso, está hecho de recuerdos y esperanzas. Por ello, celebra horas, apunta días, fija puntales en el tiempo que le van dando la medida de la vida que se va, y de la que viene”.

¡Qué hermoso lo dijo! El rumbo que ha de llevar el pastorado que es netamente escritural, es como un avión que despega de la pista, siempre hacia el frente y en forma ascendente. Una pastoral que también va avanzando hacia una esperanza futura.

El Pastor y la Evangelización

El ministerio de Evangelización o “Proclamación muy esencial en la pastoral cristiana. Cristo nos llamó a proclamar las “Buenas Nuevas de Gran Gozo” a un mundo sin esperanza y saturado de malas noticias. Jesucristo es como dijera el escritor puertorriqueño José David Rodríguez, “el iniciador y la base de la misión evangelizadora." Es Jesús mismo a la vez, la esencia de nuestra proclama. La misión de evangelización es función vital para la Iglesia y el ministro. La Misión de proclamación de Buenas Nuevas era la marca que identificaba al Mesías prometido (Isaías 61:1-2; Lucas 4:16-21), y es la marca que identifica el pueblo redimido por ese mismo Mesías.


El Pastor y el “Discipulado”

Muy cercana a la obra evangelizadora está la tarea de hacer discípulos. Esta última complementa lo que conocemos como “La Gran Comisión”. El discipulado cristiano va en busca de una transformación del individuo que se da a través de la sinergia espiritual de la obra del Espíritu Santo en el ser, la nutrición que brindan las Escrituras como Palabra de Dios, y la integración vital que proporciona la comunidad de fe al creyente al cuerpo de Cristo que es la Iglesia. La meta del discipulado es injertar al creyente en la comunidad de fe participando de los medios de gracia provistos para el disfrute de los santos, y aportando de sus dones para la complementación del ministerio eclesial.

Es el pastor la persona con la mayor responsabilidad de la obra evangelización y discipulado en la congregación. Esto no significa que el pastor tendrá que estar siempre a cargo o que siempre dirija cualquier esfuerzo o programa evangelístico o de discipulado. No obstante, el pastor el que tiene el compromiso primordial de que en su iglesia se cumpla la comisión del Señor. La predicación y la docencia bíblica cumplen la mayor parte de estos últimos dos ministerios ya mencionados.


El Pastor y el Desarrollo de Liderato

Otro sub-ministerio es el de liderato. El pastor debe ser líder de líderes. Muchos pastores aun con grandes habilidades homiléticas han fracasado por no saber desarrollar y enseñar destrezas del líder cristiano dentro de la congregación. Las horas de púlpito de un pastor son muy pocas comparadas con las horas que el pastor tiene que funcionar ejerciéndose como líder del pueblo. El liderato pastoral encierra muchas facetas. Entre ellas están: ofrecer servicios de mentoría a futuros líderes; contribuir al proceso de decisiones de la congregación con mente y disposición positivas y abiertas; mantener a la congregación con una visión latente y clara de la misión; aportar con toda buena intención de servicio al proceso administrativo de la iglesia local; impartir entusiasmo y dinamismo contagioso al resto de la congregación.

Conclusión

Concluyo mi introducción a mi presentación diciendo lo siguiente. Sin pretender ser exhaustivo he preparado este taller que representa mi humilde y somera filosofía de lo que a mí entender comprende el ministerio pastoral cristiano. Es mucho más lo que se tendría que decir. Simplemente, deseo compartir con ustedes mis colegas de la Obra Hispana en forma de resumen algunos apuntes que se desprenden de mi experiencia pastoral. Espero estas lecturas les sean de bendición.



3

EL PASTOR Y SU MINISTERIO DE PREDICADOR

4

Introducción

Alguien dijo: “Si el cristianismo fuese encontrado muerto, encontrarían que el puñal clavado en su pecho es la predicación.” En otras palabras, la predicación está matando el cristianismo. Algunas de las causas de este decaimiento son:


  1. El respeto que perduró por siglos en cuanto a los predicadores ha decaído en los últimos 30 años con la proliferación de la predicación televisada y los escándalos en la conducta de predicadores de universal

  2. La comunicación ha sufrido cambios drásticos en los últimos años con los avances de la tecnología y la predicación está todavía en el proceso de adaptación

  3. La predicación está siendo relegada a ser un ministerio de segundo plano en muchos círculos cristianos donde se realzan otras formas y funciones ministeriales sobre la proclamación de La Palabra

  4. La escases de tiempo adecuado que a veces carecen los pastores a quienes se les exige múltiples responsabilidades cada semana, cada día, que no les permiten dedicar el tiempo propicio a la preparación de sus predicaciones.


La predicación es un ministerio vital para la iglesia. Esta postura deberá ser proclamada y cultivada porque también a través de la buena predicación la iglesia podrá aprender a servir con autoridad.
PRIMERA PARTE:

"Notas Preliminares en Torno a la Predicación"
5

Varias descripciones de la predicación como Palabra de Dios

La predicación, en su mejor expresión, no es otra cosa que la palabra humana puesta al servicio de la Palabra de Dios.”


"Predicación es un acto divino-humano en el cual los seres humanos son llamados a un nuevo encuentro con la Palabra de Dios a través de las palabras de un testigo convencido."
"Predicación es la comunicación de la verdad por un ser humano a otro la cual conlleva y combina dos elementos que no pueden ser omitidos, la verdad y la personalidad."
"Predicación es la comunicación oral de la verdad divina con el propósito de persuadir."

6

"Predicar el Evangelio no solo es decir palabras, sino que también es un evento dinámico por el que Dios reproduce su redención en un encuentro vivo a través del predicador."
7

La Función Del Espíritu Santo En La Predicación

La presencia y participación del Espíritu Santo en la predicación es imprescindible.

  • El Espíritu es el que inspiró La Palabra (1 Ped. 1:16-21)



"Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia. Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo. Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;  entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,  porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo."

8

  • El Espíritu es el que ilumina la mente y el corazón humano (Juan 16:7-8)


"Pero yo os digo la verdad: Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio."

9

  • El Espíritu es el que unge al predicador para predicar con autoridad y poder (Lucas 4:17-19)

"Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; 19 A predicar el año agradable del Señor."



Todo lo bueno que tengo

Lo he recibido de Dios

Me ha dado paz en su gracia

Me ha dado gozo y amor

Por eso con toda el alma

Quiero agradarte Señor

Cuando te conocí yo recibí de ti

La más hermosa bendición

Yo recibí de Dios tan grande salvación

Por eso canto y soy feliz

10
Diferencias fundamentales entre la gente de los tiempos bíblicos y la gente moderna

El predicador tiene que estar consciente que a su alcance y responsabilidad hay dos grupos radicalmente diferentes: (1) la gente de la Biblia; (2) la gente de su audiencia


Nosotros tenemos una mentalidad conceptual, ellos una mentalidad funcional

  • Nosotros enfatizamos en las ideas ellos en la función de lo concreto

  • Apenas encontramos versículos que nos expresen conceptos abstractos de Dios. Por el contrario, encontraremos innumerables escrituras que nos dicen qué hace Dios por el ser humano en forma concreta

  • Ellos necesitaban pensar e interpretar la vida y la fe en forma funcional ya que estaban en constante lucha contra la naturaleza y el ambiente

  • Por ejemplo la palabra gloria (Kadosh) era una de las pocas que ellos expresan como algo abstracto sin reclamar haber visto a Dios, por lo tanto las escrituras que describen la gloria de Dios lo hacen usando la palabra “como." Aun así ellos enfatizaban en la una presencia real de Dios.

  • Otro ejemplo es la palabra amor. Para nosotros es una emoción pero para ellos amor era un compromiso o pacto

  • El número siete


Nosotros medimos el tiempo en forma lineal, ellos en forma cíclica

  • Nosotros nos preocupamos mucho por el futuro, ellos por la historia que se repite. Todo símbolo e imagen de su fe actual estaba conectado a su historia. Ejemplos:

- Juan el Bautista era el nuevo Elías

- El libro de Apocalipsis está escrito como un panorama simbólico que brinda esperanza presente y futura señalando el principio de la fe y la historia de un pueblo

  • Ellos no se adaptaban mucho al cambio

  • Los verbos hebreos no se conjugan en forma linear de pasado presente y futuro sino por la calidad de su acción

  • Para ellos vejes era más sublime que la juventud; lo viejo era más valioso que lo nuevo

  • Lo nuevo se expresaba con la simbología de lo antiguo (Ej. La simbología en los libros proféticos y Apocalípticos)


Nosotros visualizamos al ser humano en forma departamentalizada, ellos la veían en forma integral

  • Nosotros tenemos divisiones en la composición del hombre (influencia griega), ellos veían el ser humano como un ente integral.

  • La vida para nosotros se divide entre lo espiritual y lo secular, para ellos todo era un solo ámbito

  • Nosotros valoramos la gente como individuos, ellos como miembros de la comunidad mayor

  • Su sociedad circundaba alrededor de las relaciones de los unos con los otros


11

Nosotros enfatizamos en el valor de los logros individuales de la persona, ellos en el valor de la persona con respecto a su relación con la comunidad mayor



  • El individualismo no era una virtud y ser expulsado o abandonar la comunidad mayor era la mayor afrenta como hijo de Israel

  • Nuestra mentalidad es “I did it my way”, la de ellos, “I did it God’s way” (la ley del éxito versus la ley de Dios / obediencia versus logros)

  • Nosotros enfatizamos la independencia, ellos la interdependencia

  • Pecado se expresaba en la analogía del aislamiento y la separación (ex. Lepra - Jesucristo tuvo su peor momento en el punto en que se sintió abandonado por su Padre no en el de morir porque ahí tuvo un grito de victoria, “En tus manos encomiendo mi Espíritu”.)

  • Son muy pocos los versículos que enfatizan la salvación como algo individual. Por el contrario, siempre las implicaciones de la fe tienen que ver con la relación con el resto de comunidad (ex. [1] la palabra justo) [2] “cada uno dará cuenta a Dios de sí . .

  • Los términos honor y vergüenza tenían mucho más peso que los términos correcto o incorrecto.


Nosotros nos relacionamos en forma directa y precisa, ellos en forma críptica

  • Ellos apenas se comunicaban con lenguaje directo, nosotros sí.

  • Era para ellos riesgoso ser demasiado directo (Ej. El mensaje del profeta Natán a David - 2 Samuel 12

  • Cristo siempre uso historietas y otras imágenes para comunicarse

  • Cuando Cristo decía: “De cierto de cierto te digo”, era la forma de señalar que se iba a directo.

  • En las narrativas bíblicas el lugar y la hora son siempre importantes.


Nosotros enfatizamos en la seguridad que proporcionan los recursos humanos, ellos en la seguridad de los recursos que proporciona Dios

  • Para ellos los recursos eran extremadamente escasos y negociables

  • Su mayor recurso humano radicaba en la interdependencia de relaciones y el mayor recurso o bendición divina era “la presencia de Dios"


12

DESARROLLO DEL ESTILO HOMILÉTICO

Los Tres Exponentes en un Sermón


El estilo es importante porque la predicación es la combinación de tres componentes

  1. La Palabra – es la verdad eterna que se utiliza de base para el mensaje

  2. La Profecía – es el mensaje preciso extraído de la Palabra

  3. La Persona – es el instrumento humano para exponer el mensaje extraído de la Palabra


Definición

  1. El estilo se entiende la forma individual de expresión.

  2. El estilo es la personalidad del predicador reflejada en la acción de la comunicació

  3. El estilo es la manera característica de un predicador expresar sus ideas oralmente

  4. El estilo es el hombre (J. Broadus – p. 203)

  5. El estilo no se inventa, se desarrolla

  6. El estilo puede hacer el sermón memorable

El Problema del Estilo (J. Broadus – p. 203)


  1. El estilo puede hacer aceptable y aun atractivo lo mediocre

  2. El estilo puede hacer seductivo el error

  3. El estilo puede hacer que se ignore la verdad por carecer de su ayuda

Consecuencias de Estilos Pobres


  1. Tenemos grandes disparateros de gran éxito

  2. Tenemos grandes teólogos sin ninguna atracción

  3. Tenemos estilos de moda y mucha gente que se enamora de estilos

  4. Hay estilos que solo se prestan para entretener

Influencias que moldean el estilo


  1. La cultura

  2. La educación

  3. Los modelos

  4. La personalidad

  5. El carácter

    1. Mateo 12:34 – “De la abundancia del corazón habla la boca”.

    2. Lloyd Perry – “El hombre habla como habla porque es como es”.

  6. El tema

  7. La audiencia

Las Cualidades de un Buen Estilo


  1. Claridad

  2. Energía / Pasión

  3. Elegancia

  1. Expresividad

  2. Imaginación

  3. Precisión (economía)


13
"EL BUEN USO DEL HUMOR EN LA PREDICACIÓN"
Introducción

El humor es cosa seria. Si algún aspecto de la vida nos causa risa es porque el mismo es lo suficientemente importante para los que se ríen, de lo contrario la poca relevancia suprimiría lo gracioso del asunto.
Pobre del hombre que a fuerza de hacer serio se convierta en momia.”

Nemesio Canales
El que no sabe sonreír está demasiado ocupado con su propio yo. Aprende a reírte de ti mismo. Si así haces, tu vida será algo serio.”

Alessandro Pronzato
Varios Principios Importantes Sobre El Humor

  1. El humor es un reflejo físico sin fin biológico pero puede afectar la salud física. Aunque su función es principalmente emocional, por el hecho de que nuestra salud es integral lo físico se beneficia del efecto que el humor nos causa.

      • El humor se está usando con frecuencia en casos de traumas bien severos para facilitar la salud emocional del paciente. (Eje. La tragedia de Oklahoma y Charley the monkey)

      • La risa es gimnasia respiratoria. Fen Davis (clinical psychologist) “Laughter is an internal jogging” (correr por dentro).

      • Se dice que los niños de dos años se ríen alrededor de 300 veces al día y los adultos 4 veces / es muy posible que la falta de risa contribuya al proceso de envejecimiento

  2. La risa normal (auténtica) no se puede programar. La risa autentica es espontánea y se produce a consecuencia de factores externos. De ahí que la expresión más difícil de falsificar es la risa. Quince músculos faciales se activan en la risa pero estos músculos se activan a través de lo que se conoce como el sistema líbico del cerebro.

  3. El humor es un asunto social. Por eso es que nadie se puede hacer cosquillas a sí mismo.

  4. ¿Cómo se produce el humor de un chiste?

      • El humor se produce cuando ocurre un choque entre dos contextos incompatibles. El choque súbito de estos dos contextos produce un efecto cómico y compele al que escucha a percibir una situación en dos diferentes perspectivas a la misma vez. El chiste actúa como una especie de guillotina que le da a la situación una terminación súbita, intelectual y cómica sorprendiendo las expectativas de los oyentes.

      • El humor precisa de la integración de los siguientes elementos:

            • un lenguaje común

            • un convencimiento común

            • un sentimiento común


Varios Beneficios Del Uso Del Humor

  1. El humor produce risa

  • La risa es una reacción física que produce relajamiento emocional

  • Platón: “El humor es como la picazón que envuelve dolor y placer a la misma vez.”

  1. El humor cautiva la atención

  2. El humor recalca las ideas

  3. El humor facilita la memoria

  4. El humor es la mejor puerta de escape en situaciones embarazosas

  5. El humor es la mejor licencia para decir lo que no nos atreveríamos a decir en serio

  6. El humor acojina los golpes de las verdades duras

  7. El humor ayuda a suavizar la atrocidad y la dureza de nuestra historia (muchos chistes judíos son la crítica de su cultura, su alta intelectualidad, lo referentes a su dura historia)

  8. El humor genera intimidad social


Varias reglas importantes para el uso del humor en la predicación

  1. Use humor relevante – Relevante a la realidad cultural y situacional de la audiencia.

  2. Use humor de buen gusto – Evite el humor ofensivo.

  3. Use humor natural – No se trate de convertir en un comediante a la fuerza. Use el humor que acomode a su personalidad. El humor en la predicación no es un fin sino un medio.

  4. Use humor con pausas – Si la gente se ríe, pause por algunos segundos, si no se ríen prosiga de inmediato a lo serio sin sentirse fracasado. Recuerde que hay congregaciones que no están acostumbradas al humor en la predicación.


// Yo quiero más de ti

Y habitar en su presencia

Menguar para que crezcas tú

Y cada día seré más como tú //

Quebranta mi corazón

Quebranta mi vida

Te entrego mi voluntad a ti

Todo lo que soy Señor

Todo cuanto tengo es tuyo

Yo quiero menguar para que crezcas tú

14
EL PASTOR Y SU MINISTERIO DE PACIFICADOR

Nuestra Señor señala como una de las bienaventuranzas aquellos que son pacificadores (Mateo 5:9). En ningún otro oficio es más necesario esta cualidad que en el ministerio pastoral. El pastor tiene en sus manos más que ninguna otra persona tiene la oportunidad de promover o obstaculizar la paz y la armonía de su congregación.


A menudo romantizamos y soñamos con un ambiente congregacional donde por siempre perdura la calma, la concordia y la unidad. En ocasiones la realidad es otra. El pastor se verá con frecuencia arbitrando conflictos de juntas, comités, ministerios y grupos. El buen manejo de conflictos es vital para una pastoral pacificadora.
Es imprescindible para el pastor aprender a manejar el malabarismo de permanecer neutral cuando hay disensión entre grupos y ayudar al que los procesos y decisiones tengan un final tranquilo y efectivo. Para lograr esto el pastor deberá cultivar la disciplina espiritual de ser pacificador. La paz que es uno de los valores vitales del Reino de Dios. La paz que Cristo da deberá estar siempre presente en el corazón de un pastor que desea ser fiel a su llamado de cuidar de las ovejas de Cristo.
En una encuesta reciente se ofrecieron las siguientes estadísticas concerniente a los conflictos y tensiones que se suscitan en las iglesias:
Luchas por Control…………....85 %

Visión/Dirección………....64 %

Cambios en el liderato......43 %

Estilo Pastoral…………....39 %

Finanzas………………....33 %

Doctrinas…..23 %


El esquema presentado a continuación, se ha sugerido por expertos y estudiosos de la dinámica del manejo de conflictos como un guía para vigilar y encausar situaciones conflictivas en grupos e instituciones. Las primera tres son negativas y las últimas dos son positivas y beneficiosas. Lo incluimos en esta conferencia para la consideración de nuestros pastores y líderes, entendiendo que éste es solo una más entre muchos que se han ofrecido.

VARIAS MANERAS DE MANEJAR CONFLICTOS

Tipo

Explicación

Intención

Acción

Expresión

Se ve el conflicto como un Certamen o Concurso

Alguien tiene que perder y alguien tiene que ganar

  • Lo importante es yo ganar y todo el que se me oponga pierda.

  • Mi prestigio es lo más importante

  • Impongo mi voluntad

  • Se poner a todo el mundo en su sitio.

Se utiliza lenguaje denigrante para rebajar la otra persona o su opinión

Se ve el conflicto como una Masacre

Imponer mi voluntad aunque destruya personas

Deshacerme de mi contrincante a como dé lugar

  • Se ignora el bienestar del grupo

  • Se desestima el respeto que el otro merece

Se utiliza lenguaje engañoso

Se ve el conflicto como una Misión Suicida

Si yo perezco que perezcan todos

Que las cosas solo se hagan como yo digo

Se utiliza respetuoso lenguaje ofensivo

Se ve el conflicto como un Problema de Comunicación

Se da lugar a las diferencias de opinión o percepción

La meta es llegar a un consenso y reconciliación

Se respeta toda opinión y toda persona

Se utiliza lenguaje cordial y cooperativo

Se ve el conflicto como un Problema a Resolver

El asunto es un problema que hay que resolver

  • Se busca el bien de todos

  • Se busca resolver el problema sin sacrificar personas

  • Se ataca el problema o el asunto pero no las personas

  • Se promueve a mutua comunicación

Se utiliza lenguaje inclusivo


Problemas de Comunicación

  • La Percepciones (definición / ilustración)

  • El Complejo de Exhaustividad

  • Malentendidos del mensaje

            • Cuando se piensan que se entendieron y no se entendieron

            • Cuando se piensan que no se entendieron pero sí se entendieron pero no estaban de acuerdo


// Basta que me toques Señor

Mi vida entera fortalece //

// Si la noche oscura está

Tu presencia me guiará

Basta que me toques Señor //

15
EL PASTOR Y SU MINISTERIO DE PRESENCIA

El Ministerio de “Presencia

En el capítulo 9 de Mateo versos del 35 al 38 se nos presenta al Señor Jesús lamentándose por la falta de pastores para las multitudes durante su ministerio terrenal. El verso 36 nos relata uno de las exclamaciones más lastimeras del Maestro por las gentes de la época: “...tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. Aunque existían muchos supuestos pastores en aquel entonces, el estado de confusión, desesperanza y hambre de lo espiritual de las multitudes, delataba la falta de “presencia” pastoral que sufrían.

En el Salmo 23:4 dice: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú ‘estarás’ conmigo”. Indudablemente este salmo habla de Jehová, el pastor de los pastores. No obstante, el versículo nos pinta en el lienzo de su lenguaje metafórico, la paz y tranquilidad que experimenta la oveja cuando se siente bajo el amparo de la presencia confortante del pastor. Nosotros los llamados pastores del rebaño de Dios, como representantes del pastor de los pastores, somos llamados a ofrecer ministerio de presencia al pueblo que pastoreamos. La presencia pastoral es esencial en la vida de una congregación, aun cuando no se esté ejerciendo alguna función cúltica o ceremonial. ¡Cuánta satisfacción brinda la presencia del pastor al niño o joven en su graduación de escuela u universidad! La visita del pastor al hermano enfermo o atribulado provee, en la mayoría de los casos, más alivio emocional que la de ninguna otra persona. La llegada del pastor a la funeraria cuando un ser querido del feligrés muere es, casi sin excepción, la más esperada y anhelada. El mero hecho de hacer acto de presencia en algún evento u ocasión especial en la vida de algún miembro o grupo de la congregación, es suficiente para que estos se sientan satisfechos y respaldados por su pastor.

El más grande y sublime ejemplo del ministerio de presencia está en el Dios encarnado. Esta fue la promesa dada a Israel a través del profeta Ezequiel 34:11-16:



"Porque así dice el Señor DIOS: "Yo mismo buscaré Mis ovejas y velaré por ellas. "Como un pastor vela por su rebaño el día que está en medio de sus ovejas dispersas, así Yo velaré por Mis ovejas y las libraré de todos los lugares adonde fueron dispersadas un día nublado y sombrío. "Las sacaré de los pueblos y las juntaré de las tierras; las traeré a su propia tierra, y las apacentaré en los montes de Israel, por las barrancas y por todos los lugares habitados del país. "Las apacentaré en buenos pastos, y en los altos montes de Israel estará su apacentadero. Allí reposarán en apacentadero bueno, y apacentarán en ricos pastos sobre los montes de Israel. "Yo apacentaré Mis ovejas y las llevaré a reposar," declara el Señor DIOS. "Buscaré la perdida, haré volver la descarriada, vendaré la herida y fortaleceré la enferma; pero destruiré la engordada y la fuerte. Las apacentaré con justicia."
En el Emanuel, este pueblo recibió el incomparable regalo divino de la presencia corporal del pastor de los pastores. La encarnación es dechado de presencia que alienta, que conforta, que ilumina; paradigma insustituible de la pastoral evangélica.

Aprendiendo a Escuchar

"Esto sabed, mis amados hermanos. Sea todos pronto para oír, tardo para hablar . . .;”

- Santiago 1:19

La comunicación es una de las destrezas más comunes y a la vez más difíciles del ser humano. Se ha dicho que cuando dos personas se juntan, en realidad se juntan seis: las dos personas que ambos creen que son; las dos personas que piensan que el otro es; y las dos personas que en realidad son. La comunicación humana a menudo suele ser explosiva, impredecible, y hasta peligrosa aun en las más estrechas y amorosas relaciones.


La habilidad de escuchar es de extrema importancia para la buena comunicación. Escuchar también es vital para proporcionar presencia pastoral. Nuestra gente, nuestro pueblo precisa de alguien que esté dispuesto a escuchar sus quejas, sus inquietudes, sus preguntas, su alegrías y sus sueños.
¿Qué es escuchar?

Preguntar qué es escuchar puede sonar como una pregunta innecesaria o redundante. Nos parecería que no necesitamos definir el término ya que escuchar es aparentemente algo que hacemos natural e inconscientemente. Sin embargo, con detenida consideración llegamos a la conclusión que la mayoría de nosotros no sabemos escuchar. Escuchar no es una destreza tan natural como la imaginamos.


La Dinámica de Escuchar

Cuando examinamos con detenimiento la dinámica de escuchar nos percatamos de que escuchar no es lo mismo que oír. Desde luego, las definiciones pueden ser diferentes dependiendo la cultura. No obstante, en términos biológicos, oír es el sentido de percibir sonidos. Escuchar en términos práctico y funcional es la capacidad de utilizar el sentido del oído para lograr entender el mundo de otra persona. De la misma manera que no podemos ver todo a simple vista aunque lo estemos enfocando con los ojos, no podemos escuchar todo lo que se dice con la simple habilidad biológica de los oídos. Escuchar comprende tanto la percepción de las palabras dichas con la boca como el discernimiento de la intención del corazón. Es penetrar el mundo íntimo y personal de la otra persona.


Ilustro. Dos posibles maneras de describir una calle, pasando por ella en un automóvil o caminando por ella a pie. Obviamente, la persona que la camina a pie puede ofrecer una mejor descripción ya que puede observar con más detenimiento. Escuchar es observar y apreciar con detenimiento es vecindario entero del alma de una persona sin correr aceleradamente por las calles de sus palabras.
Las personas no son la suma total de sus palabras; a veces son más y a veces son menos. Nuestra tendencia es de juzgar los sentimientos y las intenciones apresuradamente. El oír es algo natural pero el escuchar no lo es. Mientras que oír es una reacción natural a un constante sentido físico, escuchar es una disciplina que necesita ser aprendida, practicada y cultivada.
Escuchar no es una habilidad que no se nos hace fácil o natural a la mayoría de nosotros. Primeramente, escuchar requiere tiempo. Escuchar nos detiene de nuestra rutina. Nos fuerza a ser pasivos y atentos a lo que es importante para otro y no para nosotros, nos resulta aburrido. Escuchar es una tarea ardua que requiere concentración. Para escuchar hay que callar y dejar que sea el otro que hable. Nos vemos obligados a dejar de ser los protagonistas de la historia que se cuenta.
Además de que es tarea difícil y no llega naturalmente la pasividad y el silencio que se requiere, nos la impresión de que al escuchar perdemos el control de la situación y del ambiente.
¿Por qué es importante escuchar?

Escuchar facilita la compresión

La compresión es la meta suprema de la comunicación. El problema es que muchas veces la compresión se dificulta porque nuestras conversaciones no son diálogos sino monólogos al unísono. Para que exista una buena compresión se necesita disposición a callar y escuchar para luego emitir juicio sobre el asunto dialogado.


Ilustración: El oculista y su paciente
Proverbios 18:13 dice: "Es una necedad responder sin escuchar." Por lo general estamos contestando preguntas y reaccionando a situaciones que biológicamente oímos sin escuchar ni detenida ni intencionalmente.
Escuchar facilita la armonía en las relaciones

Cada relación precisa de la habilidad y disposición a escucharse uno al otro. Dependiendo la relación debe ser la calidad y la frecuencia de esa disposición


Ilustración: “La Hija y su papa pastor”
Nuestros oídos deben estar afinados para detectar las voces que claman a nosotros por ser escuchados.
Escuchar facilita la sanidad

Escuchar se ha descrito como darle primeros auxilios a las emociones y al espíritu de una persona. En ocasiones personas se sienten mejor y más llenos de esperanza cuando simplemente alguien se ha dispuesto a escucharlos sin siquiera ofrecer soluciones.


Conclusión

      • Ilustración: La Historia de Helena

      • Comunicación es una de las destrezas más importantes en la vida. Escuchar es el aspecto más importante en la comunicación. La Biblia nos anima a practicar esa destreza. La presencia pastoral también se hace manifiesta en ese valioso e incomparable tiempo que se dedica para escuchar al pueblo, sus preguntas, sus inquietudes, sus dolores, sus pérdidas, sus sueños y esperanzas.


Cuando pienso lo que has hecho en mi vida

Las grandezas que tú haces cada día

Yo me postro humillado ante ti mi Salvador

Te alabo Dios, te adoro Dios

Cuando pienso lo que has hecho en mi vida

Las grandezas que tú haces cada día

Yo me postro humillado ante ti mi Salvador

Ta alabo con todo mi corazón

// Alzo mis manos para darte la gloria

Y ofrecerte mi vida Señor en sacrificio a ti //

16


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal