Introducción a la sociología Jorge Riechmann ¿Todos somos sociólogos?



Descargar 68,92 Kb.
Página6/7
Fecha de conversión04.10.2017
Tamaño68,92 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

La sociología no es predictiva

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • Repitámoslo: la evolución --sea biológica, cultural o social-- no avanza hacia ningún estadio final predeterminado.
  • Pero entonces “los sociólogos nunca tendrán más posibilidades de predecir el futuro de instituciones y sociedades que los antropólogos de predecir el futuro de las culturas o los biólogos de predecir el futuro de las especies.” W.G. Runciman, El animal social, Taurus, Madrid 1999, p. 20.

¿Por qué no es predictiva? Tres razones al menos:

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • Imposibilidad de calcular las consecuencias de la interacción de una enorme diversidad de sucesos independientes.
  • No podemos prever nuestro conocimiento futuro, porque si fuéramos capaces de ello, ya dispondríamos de este conocimiento en el presente (argumento de Karl Popper). La variante del trompetista Humphrey Lyttelton: “Si supiera hacia dónde va el jazz yo ya estaría allí”.
  • Al hacer previsiones y pronósticos, afectamos los futuros estados de cosas: “profecías que se autocumplen” o se autorrefutan.

Falacia de la concreción injustificada

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • Alfred North Whitehead previno contra la fallacy of misplaced concreteness.
  • ¿En qué consiste esta falacia de la concreción injustificada? Esencialmente, en abstraer --la ciencia progresa mediante abstracciones, entre otros procedimientos--, a menudo con un alto nivel de formalización, y luego “aplicar las conclusiones al mundo real sin reconocer el grado de abstracción involucrado”. Herman E. Daly y John B. Cobb, Para el bien común, FCE, México DF 1993, p. 31. Todo el capítulo 1 versa sobre “La falacia de la concreción injustificada en la economía y otras disciplinas”.
  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • En ocasiones se incurre en tal falacia al tomar las abstracciones que los seres humanos forjamos --sobre todo cuando son ampliamente acetadas-- por la realidad.
  • “Es posible que el ejemplo clásico de la falacia de la concreción injustificada en la economía sea la del ‘fetichismo monetario’. Consiste en tomar las características del símbolo abstracto y la medida del valor de cambio, el dinero, y aplicarlas al valor de uso concreto, al bien mismo. (...) Si los saldos monetarios pueden crecer eternamente a una tasa de interés compuesto, lo mismo puede ocurrir con el PNB real, al igual que los cerdos, los automóviles y los cortes de pelo.” Herman E. Daly y John B. Cobb, Para el bien común, FCE, México DF 1993, p. 42.

Vinculado con lo anterior, la advertencia de Aristóteles:

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • “Nos contentaremos con dilucidar esto en la medida en que lo permite su materia; porque no se ha de buscar el rigor por igual en todos los razonamientos, como tampoco en todos los trabajos manuales (...). No [hay que] buscar el rigor del mismo modo en todas las cuestiones, sino en cada una según la materia propuesta y en la medida propia de aquella investigación. En efecto, el carpintero y el geómetra buscan de distinta manera el ángulo recto...” Ética a Nicómaco, 1094b y 1098a.

El comportamiento social es sin embargo predecible...

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • Que las ciencias sociales no sean predictivas no quiere decir que el comportamiento humano no sea predecible en absoluto. ¿Cómo, si no, se harían ricos los publicitarios?
  • En cuanto animales sociales, nuestras pautas de comportamiento son predecibles la mayor parte del tiempo.
  • Pero cuando se agregan todas estas interacciones...

No olvidemos la contingencia y el azar cf. mi ppt correspondiente

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • Harald Welzer: “La idea moderna de que los desarrollos sociales se rigen por leyes y presentan estructuras regulares ha hecho perder completamente de vista que las comunidades de supervivencia humanas siempre se enfrentan a la contingencia, la casualidad y la violencia.
  • Terremotos, erupciones volcánicas, vaivenes climáticos, etc., muchas veces han modificado o aniquilado radical e inesperadamente las condiciones de supervivencia de los seres humanos; catástrofes sociales desencadenadas a partir de conflictos por el poder o los recursos, de constelaciones accidentales de poder o incluso de personas aisladas se intensificaron sin seguir en su escalada ningún sendero trazado de antemano que obedeciera a ley alguna.”
  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • “Así como la casualidad y la contingencia no pueden separarse de los procesos sociales, la violencia tampoco es ‘un accidente de trabajo de las relaciones sociales (...). La violencia es, de hecho, parte de la gran economía de la historia universal, una opción de actuación humana que está siempre presente’ (Heinrich Popitz).” Harald Welzer: Guerras climáticas. Por qué mataremos (y nos matarán) en el siglo XXI, Katz, Buenos Aires/ Madrid 2011, p. 141.

...y además los científicos sociales lo podrían hacer mejor

  • 03/10/17
  • introducción a la sociología
  • Sobre esto ha insistido el politólogo italiano Giovanni Sartori. La modernidad, explica, sigue presa de una mentalidad ingenieril (a pesar de los fiascos del siglo XX): sigue viva la idea de que “tenemos que fabricar no sólo la ciudad buena, sino también nuestro futuro.
  • (...) Lo malo es que la nuestra es una ingeniería sin ingenieros. Si nos ponemos a examinar las reformas político-sociales puestas en práctica de un siglo a esta parte, descubrimos que un ochenta por ciento –por poner una cifra– fracasan; y que si reconstruimos los errores que han conducido al fracaso, nos damos cuenta de que los fiascos eran fácilmente previsibles.” Sartori, La democracia en treinta lecciones, Taurus, Madrid 2009, p. 137.
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal