Intendencia de montevideo un pueblo que se constituye en gobierno



Descargar 1,17 Mb.
Página5/22
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño1,17 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

III. Relación ejecutivo‑legislativo

  1. 1. Papel de los ediles en un gobierno popular

      1. -A mí me ha llamado la atención ver a los ediles frenteamplistas muy identificados con el gobierno municipal, algo que no he percibido en los gobiernos del PT en Brasil, ni en los de La Causa R en Venezuela, donde los concejales tienen, muchas veces, grandes contradicciones con los alcaldes. Hay quienes sostienen que esto se produce porque estas experiencias de gobierno popular llevan a que el aparato administrativo se relacione ahora directamente con la población y, por lo tanto, los concejales o los ediles cuyo papel era antes ser puentes entre la administración y la población, ahora se quedan sin esa función y no saben mucho qué hacer. Quisiera entonces que me dijeran cuál creen ustedes que es el papel del edil o del concejal en un gobierno de participación popular y por qué ustedes se sienten como parte de la Intendencia.

-Apoyar a los coordinadores zonales


181. Margarita Percovich: El tradicional papel que han jugado los ediles en América Latina, ha sido justamente de gestores, de intermediarios y, por supuesto, dentro del fenómeno del clientelismo político. Lamentablemente ha sido así. En nuestro caso llegamos con una mentalidad totalmente diferente. Nosotros nos sentimos parte de una fuerza política y de un proyecto muy claro y por eso reasignamos inmediatamente el rol y tratamos de apoyar a los compañeros que el ejecutivo nombró como coordinadores en los barrios para la organización de la gente. Tratamos de que todo pasara por ellos para que la gente se organizara en forma decente y pudiera reclamar los servicios donde tenía que reclamarlos, sin tener que intermediar a través de la fuerza política. Esa es una discusión que tenemos permanentemente con la oposición...

182. Juan Diakakis: Hemos hecho lo que hizo Jesús: no vamos a darle de comer peces, vamos a enseñarles a pescar.

183. Miguel Fernández: ¿Ahora te hiciste cristiano? (risas).

-Pensar la ciudad


184. Margarita Percovich: Yo creo que nosotros como ediles estamos cumpliendo un nuevo rol, no como gestores de servicios para la gente, eso se hace a través de la descentralización, sino como legisladores departamentales. Es decir, repensar la ciudad desde otra óptica, desde la óptica de los intereses de la gente que realmente nosotros queremos defender, en ordenanzas, en decretos, en leyes, y en promoción y organización de la gente; en entrega de información y búsqueda de una mentalidad de cambio en el uso de los servicios. Me parece que esa es una de las tareas grandes que nosotros podemos hacer desde la cámara legislativa.

185. Pero yo te quería agregar un matiz que me parece importante; no es que nosotros hayamos sido un solo corazón con el ejecutivo comunal, porque en el tema de la descentralización, por ejemplo, discutimos muchísimo e hicimos todo un proceso juntos de cómo había que hacerla. Ese tema lo teníamos bastante masticado desde antes de asumir el gobierno y yo creo que muchos de los cuadros del ejecutivo comunal no lo tenían tan introyectado. Muchas veces hemos tenido discrepancias con ellos en cuanto a cómo instrumentar esa descentralización.


          1. -¿Qué discrepancias hubo con el ejecutivo comunal en cuanto a la descentralización?

186. Lilián Kechichian: Como decía Margarita, los ediles tradicionalmente eran los gestores. A un señor le faltaba la bombita en la puerta de su casa y venía al edil y le pedía: “Póngame la bombita en la puerta de mi casa”. Si el resto del barrio no tiene luz, mala suerte, pero yo tengo un edil amigo que me pone la bombita en la puerta de mi casa...

187. Nosotros, en lo personal, más que a una carrera política hicimos una apuesta colectiva al programa del Frente, incentivamos la descentralización y estuvimos, como bancada del Frente Amplio y ‑aquí creo que todos‑ educando, motivando a la gente a que llevara sus reclamos al centro comunal de su zona; motivando a otros vecinos para que lo acompañaran y no fuera un planteo individual; mirando si en la zona no se precisaba antes otra cosa; nos esforzamos por enseñarles a funcionar con mecanismos de solidaridad que son tan importantes, es decir, que la gente no vea sólo su problema, sino también el de los otros, explicándole que lo que él pide tiene que esperar, porque el del frente está mucho peor y está esperando una cosa que es mucho más esencial para la calidad de vida o para el desenvolvimiento de esa persona. El ejecutivo comunal tuvo grandes incomprensiones sobre el rol de la bancada de ediles del Frente Amplio.


-El ejecutivo pasó por arriba del legislativo municipal


188. Mariano Arana: El relacionamiento entre el ejecutivo y el legislativo departamental ha sido bastante traumático. En más de una ocasión he oído las preocupaciones de los compañeros ediles de las diversas tendencias existentes en el Frente, porque las decisiones ‑algunas de ellas de mucha consideración y que obligan, lógicamente, a su defensa en el ámbito parlamentario comunal‑ no siempre son preparadas y concertadas con suficiente lubricación, de forma que los compañeros ediles estén alertados y preparados para dar la lucha. Supongo que, a veces, la urgencia en la toma de decisiones será la que habrá motivado este tipo de trance. Pero no cabe duda que ese ámbito legislativo comunal pasó a ser un ámbito de resonancia, quizás mayor que en otras oportunidades, precisamente porque los partidos tradicionales, la derecha, no podían dejar de cuestionar desde ese ámbito específico las acciones que la izquierda tomaba en materia de gobierno comunal. Creo que hay que hacer algo para procurar revertir este tipo de situación.

189. Creo que es un deber del ejecutivo comunal articular las políticas con los acuerdos y la participación del legislativo. En ese sentido, creo que es una forma más de resolver la relación con la fuerza política, la relación entre partido y gobierno, en tanto que los ediles guardan un vínculo más directo con las instancias de debate político. Asimismo, debe concebirse al legislativo departamental como un ámbito esencialmente político, globalizador, que mire la realidad departamental en su conjunto y exprese la voluntad de gente con una práctica que deberá superar los particularismos y localismos, y, por supuesto, las respuestas clientelísticas y puntuales a las demandas de los vecinos, por justas que sean. Es por ello que me afilio a la idea de una efectiva jerarquización del papel legislativo de la junta departamental.



190. Manuel Núñez: Coincido con lo que dice Mariano. Mi visión es que no se supo saldar bien esa relación con la Junta Departamental. La relación no llegó a generar problemas políticos mayores porque hubo, para mí, una gran capacidad política de parte de los ediles, de anteponer algunas visiones particulares en aras de la unidad de acción del gobierno municipal.

191. Yo diría que, en muchos de los casos, los miembros frenteamplistas del ejecutivo, no consideraban, en las discusiones previas de algún proyecto, a los miembros de la Junta Departamental, y cuando había diferencias de visión se trataba de imponer las soluciones del ejecutivo, utilizando el gran peso de la personalidad de Tabaré Vázquez; que es otro elemento que, de repente, acá nadie analizó. Muchas veces en las discusiones, los directores, nos decían: “Pero esto dice Tabaré Vázquez...” y entonces claro, era como si nos tiraran una aplanadora arriba para imponernos una solución que es la solución del líder, del gestor. Y muchas veces me parece que Tabaré Vázquez ni siquiera estaba enterado.


-Ediles más políticos que el gobierno municipal


192. -A pesar de todo lo señalado creo que muchos de los problemas que se generaron en el ejecutivo comunal, fueron solucionados por la bancada de ediles, por la gran relación que esa bancada tiene con la base social y la base política del Frente Amplio. Ellos han tenido un mayor apego a lo político en las relaciones con la sociedad y en las relaciones con la fuerza política, que el gobierno.

193. Por ejemplo, el tema del ambulantismo no supo resolverlo para nada el ejecutivo comunal, generó problemas. Cuando el proyecto fue enviado al ámbito de la Junta Departamental se realizó un diálogo con los factores sociales y con los frenteamplistas: estaban los ambulantes, los comerciantes, y estaba la gente, y se logró una solución armónica.


-El ejecutivo comunal ha visto a la bancada como oposición


194. Carlos Pita: Yo estoy totalmente de acuerdo con lo que dice Manuel. Fui un observador desde el parlamento nacional, de las relaciones entre el poder ejecutivo comunal y el legislativo comunal y, a veces, me pareció percibir que los compañeros del equipo ejecutivo comunal veían a la Junta Departamental como el ámbito donde está la oposición, y no como el ámbito donde está una parte del gobierno.

195. Ana Olivera: Fijáte todas las cosas que hay que coordinar en esta instancia para ser coherentes: está la instancia del legislativo comunal, la del ejecutivo, la del legislativo nacional y la de la organización política como tal. Y hemos visto que ha habido desfasajes, contradicciones, pero aparte, me parece que se ha generado un espíritu corporativista en cada uno de estos lugares.

196. El ejecutivo da una sensación de autodefensa, de caparazón. No se reconocen las críticas. Creo que es falso pensar que reconocer los errores desprestigia a la organización política. Siempre he pensado que el reconocer a tiempo un error es lo que le da credibilidad a la organización o a la institución o a lo que sea.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal