Intendencia de montevideo un pueblo que se constituye en gobierno



Descargar 1,17 Mb.
Página15/22
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño1,17 Mb.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   22

VI. El espacio más adecuado de participación

      1. -Ustedes que están llevando adelante el proceso de descentralización de Montevideo y han hecho esta subdivisión en dieciocho áreas, ¿no creen que esas áreas son excesivamente extensas? ¿No es sintomático que la gente no conociera a quiénes conformaban las planchas para la elección de las juntas locales? ¿Cuál es, según la experiencia de ustedes, el espacio ideal para la participación de los vecinos?

-Espacio administrativo y espacio para la participacion social


739. Alvaro Portillo: Me parece que para responder a tú inquietud hay que hacer un poco de historia. Cuando nosotros nos planteamos -en la elaboración programática del 89- cómo dividíamos la ciudad, realmente hicimos un ejercicio absolutamente abstracto, donde estuvimos permanentemente presentes, más que los requerimientos de la participación social, los requerimientos necesarios para la puesta en práctica de los servicios que entendíamos que debían desconcentrarse. Fue así como surgió el planteo de las zonas, que no es ni el gran distrito, como habían concebido los paulistas, ni el barrio que es la unidad menor. Aquí tenemos dieciocho zonas y cada zona comprende entre tres y cinco barrios, con un promedio de habitantes de unos noventa mil. Esa propuesta de zonificación es un punto de no retorno, figuraba en el programa, ya no se podía pensar en pasar a veintidós zonas o reducir a dieciséis. Entonces empieza a aparecer eso que tú planteas: una cosa es la zona como territorio para mejorar ciertos servicios y otra, el territorio como espacio para la participación y, en consecuencia, sus límites en cuanto a lo social y cultural.

740. Juan Diakakis: Yo no creo que esté ya terminada la división administrativa de Montevideo con estos dieciocho centros comunales, yo creo que se seguirá en el proceso de búsqueda de la forma definitiva. Hay partidos que priorizan, por ejemplo, el barrio y no un conjunto de barrios como nosotros. En todo caso el tema de la relación estructura-objetivo político, es un tema para discutir, porque, dado el objetivo, yo no creo que la estructura esté dada de una vez y para siempre; sino que ésta debe tener vida; tiene que ser una cosa dinámica, en transformación.

-El barrio: espacio ideal para lo comunitario


741. -Yo creo que aún hoy no estamos en condiciones de responder tajantemente a tu preocupación, pareciera que el espacio en el cual hay más posibilidades de construir las experiencias comunitarias es el barrio. De hecho la elección de los concejos vecinales reafirmó esta idea. ¿Por qué?, porque en los propios plenarios de las zonas, adonde iban representantes de las distintas organizaciones sociales, cuando se empezó a discutir cómo hacer esas elecciones, espontáneamente surgió la idea: “Bueno, dividamos esta zona en subzonas”. Y, en realidad, cada subzona era un barrio. Allí surgieron los candidatos e inclusive se ponía en la boleta: dueño de la panadería tal, del quiosco de no sé qué, el constructor, el Pocho, el Toto, de manera que cuando tú ibas a los concejos vecinales a votar te encontrabas con una plancha muy grande, pero a los de tu barrio seguramente los conocías, porque eran vecinos verdaderamente conocidos.

742. Entonces, a futuro -y me voy a referir a la preocupación que expresabas anteriormente respecto a la elección de los ediles de las juntas locales- yo creo que no será necesario hacer demasiados cambios. ¿Por qué?, porque en el caso de la descentralización política, en el momento en que lleguemos a la meta que nos planteamos, seguramente se va a producir la campaña política zonal de los dirigentes políticos partidarios que van a ofrecer un programa de actuación para la zona y eso los proyectará a todos. Y, en la descentralización social, seguramente las cosas sigan como ahora: cada subzona, cada barrio, nombrando a sus representantes a los concejos vecinales.


-Cómo expandir el protagonismo de la gente


743. Alvaro Portillo: El problema es cómo desde el gobierno y desde la fuerza política, que son dos dimensiones muy diferentes, pero que necesariamente deben estar ensambladas -cosa que lamentablemente no ha ocurrido siempre, por tiempos distintos de maduración de la experiencia y por un montón de otros factores-, cómo, desde ambos puntos de referencia, poder potenciar a la sociedad molecularmente considerada, para expandir el protagonismo de la gente; logrando un protagonismo políticamente democrático y culturalmente superador, sobre la base de una visión mucho más solidaria y de mucha más interacción entre la gente, venciendo el individualismo, la fragmentación, el encerramiento, que en ésta, nuestra sociedad uruguaya, está particularmente agudizado, por lo que son sus tradiciones, por lo que fueron los efectos de la modernidad, por lo que fue el temprano desarrollo industrializador.

-Pensar la política desde el territorio


744. -En nuestro caso, casi que yo diría que la gran tarea es cómo reconstruir la sociedad sobre esas nuevas bases y, en definitiva, sobre una nueva cultura que aliente todos estos valores y esta nueva perspectiva. Hay que pensar la política desde el territorio, no desde el lugar que uno ocupa con respecto a la producción, y encontrar las escalas más adecuadas de actuación, que muchas tendrán que ver, con el barrio y, en otros casos, con experiencias muy concretas.

745. Por ejemplo, estamos haciendo un estudio sobre una identificación minuciosa de la totalidad de los proyectos sociales existentes hoy en el municipio. Todavía no tenemos una sistematización que nos permita decir a cuánta gente involucra, cuál es su perfil social, cómo funciona por sexo, por edad, cuáles son las cosas que más se están planteando esas experiencias que, de hecho, conforman, sí, ahora sí, la vanguardia de la sociedad.


          1. -Proyecto social ¿en qué sentido?

746. -Se trata de la actividad que realiza una comunidad cuando se organiza para instalar una guardería, para construir un merendero, es decir, una microcomunidad que se une al servicio de una idea o una realización determinada que trasciende los intereses individuales concretos. Ese es el gran reto: trabajar sobre ese basamento social para potenciarlo, para desarrollarlo, para ampliarlo.
1   ...   11   12   13   14   15   16   17   18   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal