Intendencia de montevideo un pueblo que se constituye en gobierno



Descargar 1,17 Mb.
Página13/22
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño1,17 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   22

VI. juntas locales

  1. 1. Usando los resquicios legales

      1. -¿Cómo se llega a esta idea de las juntas locales y comisiones especiales delegadas?

615. Walter Cortazzo: Para llegar al proyecto de descentralización, como sabes, hubo que recurrir a la ley vigente y a un acuerdo político. La figura de las juntas locales no estaba en nuestro proyecto inicial, se aprovechó la figura que está en la Constitución de la República y se aplica en el interior del país para las zonas alejadas. Para la planta urbana se buscó, otra figura: la de las comisiones especiales delegadas. El intendente, puede delegar en comisiones especiales responsabilidades del ejecutivo.

616. Entonces, como en Montevideo hay zonas suburbana y rural ahí se establecieron, de acuerdo a la ley, juntas locales; y, en la parte céntrica de la ciudad, respetando los límites que ya existían de los centros comunales, el intendente designó comisiones especiales, pero con la misma integración y con los mismos cometidos que las juntas locales. La ley dice que las juntas tendrán cinco miembros30 con carácter honorario y se integrarán respetando, en lo posible, la proporcionalidad de la Junta Departamental31.


      1. 2. El Frente elige a los ediles, la oposición los designa


617. Walter Cortazzo: La oposición designó a sus representantes en las juntas locales. El Frente Amplio, de acuerdo a su proyecto político, decidió hacer elecciones internas. En cada zona se presentaron planchas32.
          1. -¿Cuántas listas se presentaron por zona?

618. -Una plancha única y como cada edil titular tiene tres suplentes se elegían doce, pero en la lista, iban más de doce, iban como veinte; los doce más votados conformaban el equipo, los tres más votados, los titulares y, el más votado, sería el presidente.
          1. -Creo importante conocer, no sólo la forma en que se eligen, sino también la forma en que se nominan...

619. -La nominatura podía hacerse por vía de las coordinadoras, de los partidos políticos, o mediante una cantidad equis de firmas de frenteamplistas que presentaban el nombre de un vecino.

620. Esa elección se da en el momento en que el Frente Amplio tiene una crisis interna...


          1. -Y, por lo tanto, me decían que fue una elección en la cual en lugar de buscar elegir un buen cuadro se jugó más bien a medir fuerzas...

621. -Exactamente, fue una lucha, un ver cuál era el espacio que cada fuerza ocupaba en esa nueva instancia, y como toda cosa nueva no contó con la debida discusión interna para definir el perfil que debían tener los compañeros para la conducción de la gestión en cada una de las zonas. Sin embargo, no se puede desconocer que esa elección fue una prueba de la voluntad democrática del Frente Amplio.

622. Juan Diakakis: Lo que sucedió ahora en la elección de la juntas locales es atípico; primó la necesidad de que naciera la criatura y nació así. También dentro del Frente habíamos quienes opinábamos que nuestros candidatos debían ser puestos a consideración de todos los vecinos, no sólo de los frenteamplistas. Ganaron quienes opinaron que debían ser puestos a consideración sólo de los frenteamplistas. De todos modos, si lo contrastás con lo que hicieron los otros partidos, lo que nosotros hicimos fue lo más democrático.

-Elecciones con escasa participación

          1. -¿Qué evaluación hacen de la participación de la gente en esas elecciones?, he oído que participó menos gente de la que se esperaba.

623. -Mirá, el Frente Amplio tiene trescientas mil adhesiones en Montevideo y cuando eligió sus candidatos para las juntas locales votaron veinte mil frenteamplistas, y para los concejos vecinales votaron setenta mil montevideanos; son cifras que no son menores para un análisis. Por otra parte, el porcentaje de frenteamplistas elegidos en los concejos vecinales es altísimo, alrededor de un noventa porciento.

624. Susana Regent: Los que estábamos metidos en la descentralización imaginamos que el Frente iba a estar más sensible a esta elección y realmente la movilización fue poca. Hubo mucho más participación en la elección del concejo vecinal, un órgano que formalmente no decide. Esta sí fue una elección abierta y fue abierta a toda la población. Aún cuando te encontrás gente que todavía no sabe qué significa la palabra descentralización y mucha gente que ni siquiera sabe que existe un concejo vecinal en el centro comunal zonal, este órgano tiene mucho más respaldo popular. En el caso de las juntas no sabías para qué estabas designando a alguien, ni como se iba a comportar, ni qué iba a significar este espacio de poder. ¡Ni los ediles mismos todavía lo saben, cómo lo van a saber los vecinos! Creo que ese elemento es clave para explicar esos resultados.

-Concejo vecinal con más respaldo que junta

          1. -¿A qué atribuyes que el concejo vecinal tenga más respaldo que la junta?

625. -Por un lado, a que lo social es mucho más conocido desde lo cotidiano que éste otro órgano, del cuál sólo manejabamos referencias del interior del país.

626. Además hay un problema a resolver para la administración y todos los que trabajamos en lo social, que es el tema de la comunicación, de la democratización de la comunicación y de la información.

627. Todos sabemos, los que trabajamos en un barrio, lo que es un club y lo que es una organización social y, por lo tanto, estamos votando algo que más o menos sabemos cómo se va a comportar; pero en Montevideo, salvo en el año cuarenta y algo, no funcionaron juntas locales, por lo tanto, no sabías para qué estabas designando a alguien, ni cómo se iba a comportar, ni qué iba a significar este espacio de poder. Ni los ediles mismos todavía lo saben. Creo que el desconocimiento es clave para explicar esos resultados y pienso que incidieron después otros dos elementos.

628. Por otra parte, hubo una mala difusión. El propio Frente y nuestro propio equipo de gobierno no nos apoyaron en este proceso. Hubo un cierto temor a las olas que podía provocar en la oposición. Por otra parte, a nivel local, los que nos abanderamos con la descentralización, veníamos haciendo una apuesta mucho mayor a lo social que a lo político‑partidario; nuestra propuesta ideológica apuntaba mucho más a las “asambleas deliberantes”33 que a las juntas locales, porque pretendíamos el avance de los “Sin Voz” en el proceso democratizador de Montevideo.


      1. 3. Funcionamiento y competencias


629. Walter Cortazzo: Estos órganos se instalan a fines del 93, es decir, a un año de culminación de la gestión.

630. Sus competencias son de carácter ejecutivo; es decir, planifica, de acuerdo con el concejo vecinal, las obras que deben hacerse, indica su ejecución sea en el área urbanística, en la de servicios o en la social, y controla que se realicen en la forma debida.

631. Determina qué políticas se van a llevar a cabo en las zonas. Naturalmente que eso se decide en el órgano colectivo, de cinco miembros integrado también por la oposición.

632. Susana Regent: Y es una especie de ordenador de las obras que son ejecutadas a nivel central.

          1. -Y los coordinadores zonales, ¿qué papel pasan a jugar en esta nueva estructura zonal?

633. Walter Cortazzo: Pasan a ser secretarios de las juntas locales. Fue a un acuerdo al que se llegó.

-Miembros no rentados

          1. -Me interesa conversar sobre el carácter no rentado de los ediles.

634. Susana Regent: Mira, Juan Padrós es un edil de la Junta Local 14 y su presidente en ejercicio, él te puede hablar sobre el tema.
          1. -¿Y con el presidente qué pasó?

635. -El presidente está trabajando, por eso no pudo venir hoy acá.
          1. -¿Qué significa presidente en ejercicio, entonces, que se rotan?

636. -La bancada frenteamplista desde que se inició la descentralización ha trabajado en equipos y nos hemos repartido en comisiones, por ejemplo: Comisión de Obras; Comisión de Areas Verdes; Comisión de Salud; Comisión de Cultura.

637. Siendo Juan titular hubo un acuerdo en la junta local de que en ausencia por razones laborales (de Julio ‑el presidente‑,) ejercía la presidencia Juan Padrós que fue el segundo integrante más votado y que en función de ese trabajo colectivo, estaba habilitado para tomar decisiones en el momento en que Julio no estuviera.


          1. -Tú tocas un tema muy importante, porque me parece que los miembros de las juntas locales son personas que tienen muchas responsabilidades, y si es así ¿qué significa realmente ser no rentado?, porque una de las cosas que yo he visto es que para cumplir bien ese papel se requiere tiempo. En Cuba se tuvo que corregir el problema de los delegados no rentados, en algunos casos se tuvo que crear una instancia intermedia para que pudiese profesionalizarse gente, porque las tareas de gobierno son muy fuertes. ¿Cuántos habitantes hay en la Zona 14?

638. Luis Padrós: Noventa mil personas.
          1. -¿Te alcanza el tiempo para atender todos los problemas?

639. -No...
          1. -¿Tú eres jubilado?

640. -No.
          1. -¿En qué cosa trabajas?

641. -Comerciante.
          1. -Ese trabajo te da más flexibilidad que a Julio, que es bancario ¿no?

642. -Así es.
          1. -Julio no puede asumir la presidencia porque es bancario, tiene que trabajar ocho horas, ¡ese es el problema! Hay dos cosas que yo he registrado: una, que no siempre la gente que se elige está preparada para las tareas de gobernar a nivel local y, la otra, la falta de tiempo. O sea, que no alcanza el tiempo. A veces se logra multiplicar los equipos con colaboradores voluntarios; otras, simplemente el compañero debe sacrificar su trabajo profesional.

643. -Es cierto lo que dice. Por eso los frenteamplistas en este momento hemos delineado un perfil en lo que queremos para los compañeros que van a ser electos en la próxima bancada frenteamplistas para integrar la junta, en ese perfil hablamos del tiempo; o sea, si un compañero no tiene suficiente tiempo durante el día ‑dos o tres horas‑ para dedicar a ese tipo de militancia honoraria, le pedimos que no se presente porque si no sacrifica al resto de los compañeros que tienen más voluntad o tienen más tiempo, como ya ha pasado.
          1. -¿Dos o tres horas solamente?

644. Susana Regent: Hay que verificar cuál es el rol de la junta y lo que Juan decía hace un rato, cómo trabaja la junta. Si la junta es un organismo meramente burocrático, administrativo, de ejecución de los proyectos, si la junta es eso, muy poco tiempo sería necesario para el trabajo -en términos administrativos-, porque está toda la oficina administrativa al servicio de la junta. Pero la Junta es bastante más: la junta es un órgano político que tiene que tener un relacionamiento político con la comunidad, y, si es así, ningún tiempo es suficiente, porque ni siquiera a los que estamos rentados nos da el tiempo para cumplir con las necesidades de trabajo político que presenta la situación de la comunidad.

645. Entonces, ¿cómo se llega a ese equilibrio? Nosotros lo que hemos visto en la práctica es que con tres horas diarias, si se trabaja en equipo, la junta puede definir los grandes lineamientos políticos de la zona y, recogiendo el planteo del concejo vecinal ‑porque además se supone que, de acuerdo a nuestro proyecto, se respetará muchísimo lo que el propio concejo vecinal plantee‑, puede ajustar sus lineamientos políticos e impulsar su ejecución.

646. Esa es la teoría. La realidad es que el compromiso que cada uno asume no siempre es el mismo, por eso dice Juan que ahora, en el caso de la zona nuestra, se planteó con mucha fuerza la necesidad de un perfil donde, además de la disponibilidad de horario de los compañeros, también se plantea el no superponer distintos cargos políticos, porque luego terminan haciendo opciones o por el trabajo político-partidario sectorial o por un trabajo también de militancia, todos honorarios en otros ámbitos.

647. Walter Cortazzo: En síntesis, el carácter de honorarios hace que la mayoría de los compañeros ediles tengan que trabajar en su trabajo para mantener sus familias y sólo después dedicar horas a la militancia de la junta local. Eso ha ido generando dificultades, a tal punto que no todos los compañeros están en condiciones de poder llevar a cabo esa tarea que es de alta responsabilidad. Y, a la vez, en un intento de acelerar el proceso de la gestión se empieza a notar con fuerza las dificultades que ya nosotros veníamos notando anteriormente, de coordinación con órganos los centrales. Eso generó muchos tironeos, mucha demanda, mucha presión de parte del concejo a los nuevos ediles, al organismo central, y bueno, esa situación de conflicto fue en algunos lados distanciando a estos órganos que debían actuar como un todo.

-Sin apoyatura económica se inviabiliza el trabajo


648. Susana Regent: Pero estos cargos no sólo no son rentados, sino que además los compañeros gastan de su bolsillo para que esto funcione, porque lo que esta estructura administrativa no previó es que se necesita toda una infraestructura: servicio de locomoción, de papelería, de apoyaturas... Si no se cuenta con medios para resolver estas cosas se inviabiliza el trabajo, aún cuando se haga en equipo, porque no solamente son las noventa mil personas de la zona, es una ciudad segregada, con dificultades de comunicación y de locomoción entre los distintos barrios. Si esto no se resuelve solamente podrían trabajar bien los compañeros que tuviesen un coche particular o los que pudiesen pagarse taxis de su bolsillo. ¿Cómo hacen para cumplir esta función política aquellos que no tienen dinero para hacerlo?

649. Se nos dice -y es cierto- que la oficina administrativa tiene una caja chica, pero la normativa municipal dice que es un dinero en caja para pequeños gastos cotidianos y no prevé la tipología de gastos que genera una junta local.

650. Yo creo que el tema de los recursos y de la apoyatura económica a las juntas es un gran tema que debemos resolver.

651. Creo que sí es importante el tema del pago al edil, pero eso no resuelve el problema del tiempo, porque yo insisto que nunca va a ser suficiente el tiempo que se le dedica en esta coyuntura, si partimos de la situación de pobreza de las personas que debemos atender.


-Buscando un perfil apropiado


652. -Ahora, a propósito del perfil del edil al que se refería Luis ¿con qué nos encontramos?, conque luego de haber llegado a todos los consensos dentro del Frente Amplio en la zona, el resto del Frente de Montevideo y, fundamentalmente, los sectores partidarios que lo componen ‑de alguna manera las coordinadoras responden más a la idea del Frente‑movimiento y los sectores partidarios al Frente‑coalición‑, bueno, ese Frente‑coalición, está tratando de imponer otros criterios y es probable que se cuelen por la ventana un montón de candidatos que no entren dentro de los perfiles propuestos desde la coordinadora. Ese es un dato de la realidad.

653. Lo que nosotros tratamos de impulsar es que los compañeros que vayan a la junta tengan capacidad de encuentro, de diálogo con el área social representada por el concejo vecinal, porque su rol va a ser otro: va a ser articular a favor de lo social desde la estructura partidaria y comprender lo social y darle el rol protagónico que el programa establece.


Adopción de decisiones

          1. -¿Como se adoptan las decisiones en las juntas locales cuando en ellas existen tres ediles frenteamplistas y dos de la oposición?

654. -Te voy a hablar de la junta local de la Zona 14, que es donde yo trabajo. A mí me parece que pesa mucho más la extracción de clase que la posición político‑partidaria de los integrantes, a la hora de tomar decisiones.

655. Eso no quiere decir que no vote después cada uno diferente y tampoco que no tengan la necesidad, en cada reunión, de hacer un pequeño discursito que matice y marque su posición. A los partidos les cuesta entender eso. Uno de los ediles de la oposición nos decía: “Yo no puedo convencer a los de mi partido que acá somos todos hermanos”. Esa palabra que él utilizaba es muy literal, son hermanos de clase, porque incluso la extracción familiar de los dos profesionales que hay es obrera, sus padres eran obreros de la zona y, por lo tanto, todavía no han tenido tiempo de desclasarse ‑hablando a la antigua‑, entonces, eso pesa mucho en la manera de ver la realidad y en la toma de decisiones.34


          1. -Walter, ¿tú conoces algunas experiencias traumáticas?

656. Walter Cortazzo: No traumáticas, pero sí con un perfil más opositor, aunque hay que tener en cuenta que estábamos en un año preelectoral y las actitudes generalmente pasaban por tener un buen discurso y una buena actitud para generar simpatías, para no chocar con los vecinos que, en última instancia, son los que van a dar respaldo popular a los distintos partidos. Veremos qué va a ocurrir en esta nueva etapa, las cosas pueden variar.

-Relación ediles‑secretarios

          1. -Los secretarios actuales, al ser profesionales, ¿no tienen mucha más posibilidad de dedicarse al trabajo zonal que los ediles?

657. -Naturalmente, es un cargo rentado a tiempo total. Además, conocemos la zona, las organizaciones sociales y, aunque hemos aportado toda esta información y conocimientos a los compañeros ediles, naturalmente somos los que mantenemos un contacto permanente con la gente, con las organizaciones y, además, con el personal y con todo el proceso de desarrollo de cada zona -con algunas excepciones‑.

Servicios que se dan en la zona

          1. -Hablemos ahora de la estructura de los servicios que se dan en la zona.

658. Susana Regent: En la zona hay dos grandes áreas de servicios y de obras, que muchas veces se articulan entre sí: la urbanística que se preocupa del mantenimiento del alumbrado público y las áreas verdes; eso está absolutamente desconcentrado y descentralizado, las decisiones ahora dependen de la junta local. La otra, tiene que ver con todo lo que es control del saneamiento y vialidad, sus decisiones no dependen de la zona; esta no tiene las herramientas ni los instrumentos materiales para actuar, pero sí oficia de ordenador de obras; es quién dice: está sucediendo esto, hay tantas bocas de tormentas, necesitamos que nos destapen en tal orden, en tantas calles.

659. El hecho de que no contemos con recursos y que los cargos intermedios, que son los que toman las decisiones en los diferentes departamentos, no tengan un vínculo jerárquico, hace que entremos en permanentes conflictos, porque existe el supuesto de que quien tiene el saber y la experiencia es el que está capacitado para definir, y como en el nivel local no hay técnicos con ese saber y esa experiencia, muchas veces se supone desde el centro que está equivocado el planteo que se hace desde el nivel local. A veces tienen razón y otras no. Lo que debía existir es un espacio de diálogo, por lo menos para discutir las cosas, y eso es lo que está ausente y rechina en este proceso. Y rechina, porque cada una de esas áreas que están descentralizadas, ha sido prácticamente arrancada a la estructura central. Nunca ha sido producto de una concepción programática y de una concepción política. Ha sido siempre una lucha de poderes.


          1. -¿Qué otras cosas te parecen que deberían asumir las juntas locales?

660. -La junta debería asumir, por ejemplo, la discusión a fondo, junto con el concejo vecinal, de ese tema clave que es el del uso de suelo: qué destino tiene esta porción de Montevideo, ¿hacia dónde vamos?, ¿vamos hacia un destino de servicios comerciales?, entonces se debe favorecer la zona comercial; ¿vamos hacia un destino de producción?, entonces se debe incentivar el área productiva de la zona; ¿vamos hacia un destino de casa‑habitación, de zona dormitorio?, entonces desmantelamos las fábricas.

661. A nivel operativo creo que tiene que descentralizarse, por ejemplo, el mantenimiento de la red vial, porque ese es un tema muy sentido en la zona. He discutido con muchos compañeros que no visualizan el tema de vialidad como una política social, cuando ese problema se convierte en político‑social en algunas zonas. Yo tengo claro que no es un problema social para el centro de Montevideo ni para algunos barrios, pero para otros el tener o no tener calle significa que esa gente tiene acceso o no a la cultura, al trabajo, a la educación.

662. Después que se hace una calle cambia el barrio. La gente que puede invertir, invierte a fondo, porque cambian las condiciones de salubridad de su vivienda. Por otra parte, el hacer una calle permite que acceda población nueva a ese lugar y, por lo tanto, cambian las condiciones de la zona, pero además permite a los niños ir todos los días a la escuela, no solamente cuando hay sol; permite que entre la ambulancia o el coche de pompas fúnebres, y esas son cosas vitales para la gente.

663. Yo no creo que en una ciudad tan pequeña como Montevideo sea económico y sea justo que las juntas se dediquen a construir calles, pero el mantenimiento de la red vial perfectamente sería una cuestión a descentralizar y es algo que le permite a la gente más oxígeno en su vida cotidiana.

664. En el tema de la salud, las decisiones de las policlínicas municipales ‑que ya existen, desconcentradas‑ debían estar bajo la órbita local y no central como hasta ahora: éstas funcionan desconcentradamente, pero las decisiones se siguen tomando a nivel central. Y, por eso considero que las políticas de salud deberían ser políticas locales, en cada zona tú estás abasteciendo de salud a sectores muy particulares y necesitas políticas muy específicas, aunque sin descuidar los criterios técnicos generales.

665. Habría también que definir si, en un Montevideo que se empobrece crecientemente, vamos a mantener e incentivar el sistema de guarderías. Si se decide hacerlo ese sería otro elemento a descentralizar. Las poquitas que hay ya están descentralizadas, pero con muchos problemas. La experiencia de las guarderías descentralizadas donde se han armado grupos supuestamente autogestionarios de vecinos que llevan adelante la guardería y donde la Intendencia solamente pone el recurso inicial pronto bajan el rendimiento, porque no hay capacidad de la gente para mantener esa iniciativa sin un apoyo municipal permanente. La autogestión supone, para que se dé de verdad, capacidad material y económica, y cuando digo capacidad económica también me refiero a tiempo vital para trabajar en esas guarderías.


      1. 4. El aparato administrativo local

-Necesidad de un plan director de la ciudad

          1. -¿Cuál es el papel del director de servicios en las juntas locales?

666. Alberto Roselli: El director está sometido a la junta local. La única forma de relacionar a la junta local con el servicio, tiene que ser a través del director de Servicios; de la misma manera que la única forma para que el director general de un departamento se relacione con ella es a través de los directores de división. Este no es un problema sólo formal, se debe a que hay una estructura y esa estructura jerárquica debe funcionar y si no sirve, hay que cambiarla. Ahora bien, si la junta local decide que hay que poner bombillos en tales calles, le indica al director general de la zona y él tiene absoluta autonomía para decidir con su equipo qué hacer, no tiene que consultar a nadie.
          1. -¿O sea, la junta local determina qué hace esa persona?

667. -Así es.

668. Montevideo es una ciudad que está sufriendo un proceso de desconcentración de servicios y de descentralización del poder, pero sigue siendo básicamente una sola ciudad. Nosotros no estamos proponiendo que existan dieciocho intendencias, va a seguir habiendo una intendencia con determinados órganos de gobierno local. Y esa característica hace que durante un tiempo, no sabemos cuánto tiempo será, pero presuponemos que por largo tiempo, estos directores van a depender de lo que hoy se llama el Departamento de Actividades Descentralizadas.



669. Juan Diakakis: Cuando nosotros nos referimos a iluminación, que es un servicio que está totalmente desconcentrado, la cosa queda clara. Pero busquemos un servicio que vos no podés desconcentrar totalmente, por ejemplo, el transporte de la ciudad. Tenés que tener un plan director de la ciudad, para decirlo de alguna manera. La relación que tiene que existir ‑me parece a mí‑ es que el director de Servicios responde a la junta local como tal, pero tiene que haber un nexo con el Departamento de Areas Descentralizadas, porque si no lo hubiera, esos servicios ‑el caso concreto de saneamiento y de transporte‑ quedarían librados sólo a lo que en la localidad se resuelva.

670. Hay que ver cómo se va a hacer ese plan director. Tendrá que conjugar los intereses generales de la Intendencia con los intereses de las juntas locales y, también, con las opiniones de los directores de servicio, que deben tener una visión de cómo se debe realizar las obras en el lugar concreto. Si se logra una democratización en la elaboración de los planes, el plan será el instrumento que entusiasme y, tal vez, eso ayudaría a que se incorporen más decididamente los obreros municipales.

671. A mí lo que me preocupa realmente es si los vecinos se incorporan o no. Cuando los vecinos se incorporan son la sal de la tierra. En nuestra experiencia hemos visto que el funcionario municipal que actúa directamente en convivencia con los vecinos, cambia hasta su calidad. Lo dicen ellos mismos: “Ahora es más humana nuestra gestión, conocemos más a los vecinos.” “Antes éramos un número más acá en la Intendencia.”

Relación secretario de la junta‑director administrativo

          1. -¿Cómo surge la idea del director administrativo?

672. Susana Regent: Yo creo que acá se está apuntando a un problema que casi tiene todo Montevideo menos el Centro comunal 14, porque acá no tenemos director administrativo35.

673. Cuando se dio toda la discusión de la descentralización a nivel político‑partidario, la oposición, los sectores más conservadores, insistieron siempre en que la dirección de los servicios desconcentrados no tuviera cabeza política, sino que tuviera cabeza administrativa. En esto coincidían con el gremio36, que siempre reivindicó el tener más lugares para el escalafón, para que eso permitiera ascender: tener un director de origen administrativo era tener una posibilidad de carrera administrativa más amplia. Entonces la administración y los compañeros ediles de las juntas, apretados entre esas tenazas, terminaron aceptando la inclusión de la figura del director administrativo a cargo de la oficina local.

674. Esto le sirve a la oposición por dos razones. Por un lado, porque pone un intermediario entre las decisiones populares y la ejecución de las mismas. Y, además porque, en general, por edad y por grado, esos intermediarios son casi todos del Partido Colorado. Es decir, significa de hecho poner una persona de su confianza en esa intermediación y crear una permanente confrontación entre los organismos sociales y políticos.

675. Por otra parte, ese director administrativo, por lo general, proviene de una estructura municipal parcelada, en la cual cada director administrativo en su servicio tenía que dirigir solamente un área temática y así fue educado y formado, y ahora tiene que pasar a un espacio local integral, donde tiene que administrar, no solamente el área de donde provenía, sino todo el aparato a nivel local.

676. Además, los profesionales que trabajan en las zonas no admiten ser mandados por un administrativo y eso tiene lógica, porque un administrativo no se va a hacer responsable si se cae una planchada de un salón comunitario en la que el arquitecto dice que se necesita tanto material, pero, sin embargo, tiene potestad, desde el punto de vista de la carta orgánica municipal, para decidir que no firma un determinado pedido de materiales. Lo mismo pasa con los asistentes sociales: un administrativo no está capacitado para resolver la problemática social, salvo que sea un militante que se haya capacitado en la práctica, y sin embargo, ha sucedido, en más de un centro comunal, que el director administrativo resuelve reunirse con tal o cual comisión prescindiendo del asistente social. Por eso hay una confrontación entre los directores y los profesionales.

677. Pienso que el director de servicios debió ser un director profesional. Un profesional puede hacerse cargo de algo administrativo, mientras que un administrativo no puede hacerse cargo del área profesional. Un arquitecto o un asistente social, pero sobre todo un arquitecto, habría sido la persona ideal, por el vínculo muy cercano que tiene con lo social y porque su formación le hubiera dado capacidad para comprender la dinámica urbana y social local de la zona, pero esa pelea la perdimos con ADEOM.


          1. -¿Cuál es el papel del secretario de la junta, si existe el director administrativo? ¿No sería más lógico que existiera un solo cargo?

678. -Lo lógico sería eso. La existencia en Montevideo de los dos cargos ha provocado una especie de duplicidad de funciones, lo que dificulta mucho las relaciones. Hay que revisar si se siguen justificando ambos cargos.

679. Es claro que el servicio tiene que tener una cabeza política que es la junta local, pero como los ediles de la junta no son rentados, no tienen capacidad para hacerse cargo del servicio, tenía que haber un cargo rentado de confianza política, por eso se pensó en la figura del secretario. Lo que pasa es que antes se había puesto ya la figura del director de servicios y, entonces, le venimos a meter una figura que compite, porque jerárquicamente el director de servicio está subordinado al mando del Departamento de Actividades Descentralizadas. Hay un doble mando. Eso es real. Ese doble mando estaba resuelto desde el punto de vista técnico, jurídico, cuando se trataba del interior, allí existe una clara subordinación: la junta le da la orden al secretario ejecutivo y éste, que es una cabeza política complementaria, le da la orden al de servicios, y punto. Pero aquí existe un servicio que tiene potestades, que vienen desde lo central y vienen a través del Departamento de Actividades Descentralizadas, y por otro lado, existen órdenes de tipo político, que tienen independencia jerárquica del aparato central. Si el funcionario quiere le hace caso a estas órdenes y si no, hay que recurrir al aparato central para que mande la orden. Permanentemente hay que estar haciendo este paso de intermediación37.

680. Ahora, como en la 14 yo no tengo director de servicios, no hay problema.

La organización no es espontánea, necesita promotores


681. -En el ámbito social y cultural en realidad son muy pocos los recursos que se han dado. Ahí existe una contradicción flagrante: la administración tiene un programa que hace énfasis en la descentralización y, por lo tanto, en la participación de la gente, pero no destina recursos técnicos, humanos, al área social cuando en esta área valen mucho más los recursos humanos que los materiales.

682. Aquí se necesitan los aportes técnicos que pueden ser asistentes sociales, educadores populares, educadores por el arte, es decir, vos necesitás meter gente dinamizadora desde el punto de vista social y eso tiene un costo. Yo creo que se partió del supuesto equivocado de que la propia comunidad los tenía. Los tienen las zonas ricas, pero no los tienen las zonas pobres. En éstas hay que contar con recursos humanos para dedicarlos al ámbito social y cultural y eso aún sigue siendo una aspiración. Tenemos las atribuciones, pero no tenemos los recursos humanos. Para poder resolver esto, en primer término nos hemos encontrado con la resistencia del gremio que tiene una tradición obrerista, históricamente contrapuesta a los profesionales, y como esos profesionales reclaman mayores ingresos, eso no es bien visto por el gremio.



683. Margarita Percovich: Seguir pensando que es la militancia política la que tiene que promover los cambios, es un error grande. La izquierda tiene que aprender que la organización no es espontánea, que la promoción del ser humano se hace con mucho esfuerzo de conciencia y trabajo técnico atrás, y, claro, con una cabeza política que te orienta hacia lo que tú querés. Si cuando la izquierda habla de eliminar la pobreza, ignora que la reproducción de la pobreza se comporta de determinadas maneras, entonces, todas las administraciones que nosotros hagamos van a fracasar. Y vamos a seguir dirigiéndonos a determinados sectores sociales que ya tienen conciencia y capacidad de autoorganizarse y no vamos a entrar nunca en los sectores sociales más desposeídos y que no tienen conciencia de organización. Los informales, los clasificadores de basura, son muy difícil de organizar si no hay un trabajo social de años.

684. Es dificilísimo hacer entender este análisis a una cantidad de compañeros que están en el ejecutivo municipal. No se le ha dado importancia a esta cuestión a nivel concreto del presupuesto. No se reconoce que el proyecto de descentralización necesita funcionarios técnicos especializados, necesita capacitación de los funcionarios.



685. Lilián Kechichian: Los ediles del Frente Amplio pensábamos que era esencial responder a las reivindicaciones salariales de los asistentes sociales, porque los veíamos como imprescindible en el momento en que la descentralización se estaba instalando. Pero el ejecutivo municipal no accedió al reclamo salarial y en su negativa se obligó a los asistentes sociales a trabajar con un horario fijo durante todo ese período. De una a cuatro de la tarde es poco lo que pueden hacer, porque los vecinos se reúnen de noche cuando vuelven del trabajo, se reúnen los sábados de mañana o de tarde, o los domingos de mañana.

Resistencia del gremio


686. -A eso se une la situación de la Intendencia: su planta de trabajadores administrativos es excesiva. Por una parte, no los puedes echar, porque sería un desastre social, y por otra, no puedes seguir aumentando el gasto, entonces, cuando llegás a la decisión de incorporar más gente, llamás a obreros para el sector de limpieza y no llamás a asistentes sociales o a trabajadores de la cultura. Pero esto te lleva a entrar en contradicción con el propio proceso que quieres empujar.

Personal administrativo de la zona


687. Susana Regent: El personal administrativo ha aprendido mucho, pero en la medida en que no tiene los recursos necesarios para trabajar, le cuesta muchísimo cada cosa que hace. La relación entre costo‑beneficio, entre el esfuerzo que mete para hacerlo y lo que logra, es demasiado grande. Y eso ha provocado un bajón en gente que entró con bastantes ganas de trabajar, sobre todo en nuestra zona. La mayoría de ellos se sentía vinculada al proyecto, aunque no todos son frenteamplistas. Pero aún así se sentían consubstanciados con la propuesta y entraron a aprender muchísimo. Aprendieron tanto que hoy son conscientes de todo lo que les falta y eso les ha hecho también medir la distancia que hay para llegar a la descentralización tal cual la estamos pregonando. Eso explica en parte el bajón general que se está viendo en este momento.

No basta trabajar con voluntarismo


688. -Yo creo que la dirección cometió el gran error de pensar que sólo con voluntarismo se empujaba el proceso. Hay necesidad de contar con condiciones mínimas de trabajo, de dignidad en el trabajo, que son imprescindibles para que ese voluntarismo se mantenga como voluntad. Tal vez nuestro caso sea muy particular, pero nosotros estamos en un único espacio de seis por seis más o menos, treintidós funcionarios, más los vecinos; entonces no hay tampoco espacios para pensar, para trabajar. ¡Qué lío con los expedientes!, se cambian de mesa, se pierden; hay quien quiere esta mesa, el otro también la quiere... Hay una falta de recursos materiales que condiciona mucho el trabajo.

689. Con voluntarismo se puede bancar la agresión inicial de los vecinos y se puede conversar y demás, pero cuando ésta sigue y, por otro lado, no tenés respuesta, no tenés sillas en que sentarte o estás sin teléfono... ¡Eso a los funcionarios los jaquea mucho!


Dificultades con la polivalencia funcional


690. Selva Braselli: Las crisis internas en los centros comunales siguen siendo muy altas y están muy vinculadas a los aspectos gremiales; sobre todo en relación con esa polivalencia generalizada de toda función. No hay día en que no tengamos un cuestionamiento por este tipo de problemas: “Yo soy mecánico, me niego a agarrar el pincel;” “Yo soy pintor, no agarro el tornillo.” Ese tipo de viejos enquistamientos de las funciones es propio de una institución que se fue conformando muy rígidamente.
          1. -El propio sindicato lucha contra lo que en Cuba llaman multioficio...

691. -Lo que pasa es que el sindicato tiene una historia muy compleja, porque toda esa diversidad de categorías que hay en la Intendencia sale de una lucha gremial de muchos años. En una época el sindicato no lograba aumentar los sueldos y lo empezó a lograr por cosas de ese tipo: hay que darle un plus porque maneja tornillos.

692. Alberto Roselli: Nosotros tenemos en el Departamento de Actividades Descentralizadas un batero. Dije: “¡Pero si yo orquesta no tengo”! Me aclararon: “No, el batero es el que se encarga del mantenimiento de las baterías de los vehículos”. ¡Cómo va a considerarse eso una profesión, no es nada!

693. Hoy, en la Intendencia, si quieres trasladar a un funcionario de un lado para otro, de repente te encuentras que si lo cambias lo estás perjudicando, porque en el lugar donde está él tiene una compensación de un cinco porciento por un lado, diez porciento por el otro, o un quince porciento por el otro y si tú lo cambias ya no recibiría esas compensaciones.


1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal