Instrucciones para pintar con lápices de colores 6



Descargar 27,76 Kb.
Fecha de conversión24.03.2017
Tamaño27,76 Kb.
Instrucciones para pintar con lápices de colores 6


Para que quede realista un dibujo hay que mezclar varios colores. Antes de empezar a pintar tienen que fijarse bien que colores pueden distinguir en el dibujo, para elegir bien cuales van a usar. 
Es útil tener una hoja aparte para probar los colores y ver bien como se mezclan, así no pintamos el dibujo con un color que no va. 

Vamos pintando todo el dibujo que escoge por partes de acuerdo al dibujo que elegiste,  recomiendo no hacer las líneas del dibujo muy oscuras, porque cuando vayan a pintar con un color claro arriba se va a notar. Si el dibujo que están haciendo tiene las líneas marcadas (tipo los comics o manga) no hay problema. 


Lo que yo hago es borrar las líneas de la parte que voy a pintar hasta que apenas se noten. Cuando hay que pintar con un color oscuro ni se noten. Con los colores oscuros hay que pintarle las partes que usted crea que quedan bien en esa parte del dibujo, con el negro se oscurece un poco más para marcarle alguno detalles.
Con 
blanco aclare un poco algunas partes. También lo pueden hacer con una goma o borrador, se corta un pedazo del tamaño que quiera y listo.
Y para terminar agregué algunos detalles con otro color deseado o del original del dibujo, algunas veces empezamos con los colores más oscuros primero; eso lo deciden ustedes según como les parezca más cómodo. Y con eso ya está el dibujo terminado. 
Lo importante es elegir bien los colores y tener un poco de paciencia. 

Puede ser divertido dibujar con lápices de colores, pero transformar los colores que imaginas en realidad, puede ser más difícil de lo que pensabas. Para aprender cómo dibujar con lápices de colores, sigue leyendo este artículo.


Pasos

1. Compra un buen juego de lápices de colores. La mayoría de las tiendas de artículos de arte los tienen disponibles a precios asequibles. Evita comprar los lápices diseñados para niños, pues suelen tener una textura más grasosa y no sirven para dibujar. Escoge algún

Juego de lápices económico para artistas que tengan una amplia variedad de colores.
2 Aprende a sujetar el lápiz correctamente. Sujeta el lápiz entre tu pulgar, el índice y el dedo medio. No hagas presión con el índice y no dobles los dedos más de lo necesario para sujetar el lápiz. Al sostener correctamente el lápiz, tendrás más control de tu dibujo.

3 Practica el sombreado. Puedes lograr muchos colores con un solo lápiz si varías la intensidad del sombreado. Es mejor presionar ligeramente mientras coloreas la misma

Área varias veces para intensificar el color que presionar más fuerte.

4. Experimenta con las texturas. No es necesario que colorees todo de manera plana, experimenta con diferentes texturas para darle vida a tus dibujos. Algunos ejemplos de

Textura comunes que puedes probar son



    • Achurado. Significa dibujar líneas paralelas con espacios en blanco entre cada una. Puedes controlar la profundidad del color variando la distancia de las líneas.



    • Achurado cruzado. Similar al achurado, pero se aplican dos o más juegos de líneas paralelas, con líneas en blanco en ángulo cruzado.



    • Pinceladas dirigidas. Se utilizan para pintar cosas como cabello, piel o césped, en donde el objeto está hecho de pequeñas líneas que van en una dirección en particular. Practica dibujando todas las líneas en la misma dirección siguiendo una curva mientras dibujas las líneas ligeras y rápidamente para que se vean suaves.



    • Circulismo. Se utiliza habitualmente para dibujar texturas de la piel, y consiste en pequeños círculos sobrepuestos. Presiona ligeramente cuando utilices esta técnica. Siempre puedes repasar para obtener la intensidad de color que deseas.



    • No temas experimentar y buscar tus propias texturas. Juega e intenta crear otras texturas que puedas utilizar.

5. Planifica lo que vas dibujar antes de comenzar. A diferencia del lápiz de grafito, los lápices de colores no se borran tan fácilmente, así es que lo mejor es tener una idea de lo que quieres dibujar para evitar los errores.

6. Mantén las pinceladas en la misma dirección. A menos que desees pintar una textura en particular o un contorno, trata de dirigir siempre tus pinceladas en la misma dirección.


INSTRUCCIONES PARA PINTAR

1. un tema para pintar. En primer lugar, sería útil bosquejar dibujos del motivo deseado. Los temas de la pintura pueden provenir del exterior, de la naturaleza, fotografías, modelos o pueden ser Abstractos.



  • Saca algunas pinturas de distintos colores y ponlas sobre la paleta. Utiliza tonos que combinen con el tema a fin de crear una pintura realista. Los artistas abstractos tienen libertad para elegir sus colores. A través del tiempo, los artistas de pintura pueden crear su propia paleta especializada con colores de su autoría.




  • Moja un pincel en la pintura y muévelo para verificar su consistencia. Cada pigmento y cada marca tiene su propio nivel de viscosidad. Jugar con la pintura es una forma de ver qué tan fácilmente se mueve y se desliza. Agrega un aditivo para mejorar el flujo para que la pintura espesa se mueva más fácilmente sobre el papel.

  • Crea una capa de fondo con matices para guiar las capas posteriores de luz y sombras. Puedes utilizar un tono complementario como capa de fondo cuando se haya planificado la paleta primaria para la pintura. Una capa en tonos de amarillo, por ejemplo, complementaría una pintura con violetas.




  • Trabaja sobre el papel con pinturas espesas para producir una textura gruesa.

  • Experimenta con diferentes medios de pintura incluyendo brillante, mate o tipo gel para crear diferentes efectos sobre el papel. Utiliza mejorador de flujo y solvente retardador, una gota a la vez, o diluirás la pintura.




  • Utiliza cinta adhesiva protectora para cubrir secciones de color o para crear formas geométricas sobre el papel.


Paisaje


Las pinturas de paisajes representan escenas de la naturaleza. Puedes optar por pintar cuadros de bosques frondosos, dunas cubiertas de hierba en una playa, campos de maíz dorado, o largas extensiones de tierras de cultivo. Las pinturas de paisajes eran particularmente populares en el arte norteamericano del siglo 19, una época en que los artistas idealizaban el desierto norteamericano a través de la pintura. Al crear paisajes, puedes pintar una escena de la vida real en la naturaleza, un paisaje urbano o una pintura de paisaje alegórico con significado simbólico.


Naturaleza muerta


Las pinturas sobre naturaleza muerta representan objetos inanimados, a menudo dispuestos sobre una mesa. Estos pueden ser de frutas, flores, libros, frascos, o incluso instrumentos musicales y zapatos. En el arte sobre naturaleza muerta, los elementos y su disposición sugieren un mensaje o simbolismo.


Retrato


Los retratos son pinturas de una persona o familia en particular. También puedes pintar un retrato de una mascota. Este era el tipo de pintura más popular en la época colonial de Norteamérica y del siglo 19.


Arte abstracto


El arte abstracto tiene muy pocas reglas. Las pinturas abstractas pueden consistir en líneas, puntos, gotas y salpicaduras de pintura, formas inusuales, bloques del color, y garabatos en cualquier arreglo que elijas. En el arte abstracto, puedes crear a través de la libre asociación, es decir que creas a medida que las ideas se te ocurren orgánicamente. El arte abstracto puede ser tanto sobre el proceso de creación como sobre el producto mismo.


Técnicas de pintura de retratos en acrílico


Mezclar colores, una parte importante de la creación de retratos, es difícil de realizar con acrílicos.

El acrílico es un medio de secado rápido que se asemeja a la pintura de aceite de muchas maneras. Cuando está seco, los dos pueden ser difíciles de distinguir. Sin embargo, el acrílico se compone de manera diferente que la pintura de aceite, ya que es a base de agua en lugar de a base de aceite. Pintar un retrato con acrílicos puede ser un reto debido a su rápido tiempo de secado. Mezclar colores, una parte importante de la creación de retratos, es difícil de realizar con acrílicos.

Preparación


Prepara tu lienzo para pintar. Ya que trabajarás con acrílico, no es necesario preparar el lienzo (pintarlo con yeso), pero la mayoría de los pintores lo prefieren porque un lienzo sin imprimación, tiende a absorber más pintura. Dibuja los sujetos en múltiples ocasiones antes de comenzar la pintura real. Prepárate para pintar el cuadro dibujando el contorno del objeto en el lienzo. Trabaja un tema que sea real, en lugar de uno imaginado. Al elegir un tema, ten en cuenta que si decides trabajar a partir de un objeto vivo, te enfrentarás con ciertos retos. Éstos incluyen las condiciones de luz cambiantes durante el día, un tema que no es capaz de permanecer completamente inmóvil, así como la sutil alteración de posiciones o tomas entre una sesión y la siguiente. Las fotografías son buenos temas de elección, pero asegúrate de elegir una foto que sea de alta resolución.

Mezcla de colores y formas


Para mezclar los colores, y a la hora de pintar las sombras, querrás hacerlo rápidamente, añadiendo retardador de acrílico, aguando la pintura, o realizando una combinación de todos ellos. La mayoría de los retratos requieren un poco de la mezcla. Comienza pintando una capa de colores planos que cubran todo el lienzo. Construye a partir de estos colores con reflejos, luces bajas y detalles. Una vez que la pintura esté seca, si es necesario añadir sombras o reflejos de algo que ya está en el lienzo, tendrás que hacer más fina la pintura que se usa para la adición, con el fin de permitir que la pintura de abajo se muestre. Esto hará disminuir las transiciones discordantes entre la sombra o iluminación y el color original. Alternativamente, puedes mezclar el color base, de nuevo y aplicarlo al lienzo y a continuación, añadir luces y sombras con el color base, mientras esté húmedo.

Línea de tiempo


No trates de realizar un retrato de una sola vez, incluso si estás pintando una fotografía. Volver a la pintura varias veces te dará una nueva perspectiva y te permitirá detectar errores. Durante el tiempo entre sesiones, la pintura acrílica se secará completamente. Con el fin de realizar cambios, puede que te encuentres luchando para combinar las nuevas incorporaciones con la antigua imagen. Una vez más, para mezclar la pintura nueva con la vieja, puedes necesitar diluir la pintura nueva para que la vieja se muestre a través de ella. También puedes encontrar que necesitas volver a pintar secciones enteras del retrato con el fin de coincidir los colores viejos con lo nuevos. El acrílico se puede pintar en capas una y otra vez, casi sin parar, sin preocuparse de que las capas inferiores agrieten las capas más delgadas en la parte superior (a diferencia de la pintura al óleo). Si te encuentras incapaz de resolver tus errores, trata de pestañear muy rápidamente de ida y vuelta entre el sujeto y la pintura para comparar la diferencia de formas entre los dos.

Aplicación de pintura


La pintura acrílica puede ser diluida y aplicada a la tela en capas transparentes, o puede ser aplicada a la lona en gotas con texturas y trazos gruesos. Estas técnicas se pueden mezclar en una misma tela. La mezcla de estas diferentes aplicaciones de pintura en el mismo lienzo puede añadir interés a tu retrato.


Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal