Institutos de Derechos Humanos Universidad Complutense de Madrid Por



Descargar 434,94 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño434,94 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7
Institutos de Derechos Humanos

Universidad Complutense de Madrid



Por: Ricardo D. Cordido M.
INDICE
VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS POR PARTE DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
INTRODUCCION
CAPITULO I CONCEPTUALIZACION E HISTORIA DE D.D.H.H. Y MEDIOS DE COMUNICACION
SECCION PRIMERA: CONCEPTO DE LOS DERECHOS HUMANOS

1.- DERECHO A LA LIBERTAD DE EXPRESION.

2.- DERECHO A LA INFORMACION.
SECCION SEGUNDA: CONCEPTO DE MEDIOS DE COMUNICACIÓN

SECCION TERCERA: SINTESIS HISTORICA

1.-SOBRE LOS DERECHOS HUMANOS

2.-SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.
CAPITULO II DERECHOS HUMANOS, MEDIOS DE COMUNICACIÓN, DEMOCRACIA Y LIBERTAD.
SECCION PRIMERA: MEDIOS DE COMUNICACION

1.- PODER DE LOS MEDIOS.

2.- GLOBALIZACION Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

SECCION SEGUNDA: INFRACCION A LOS DDHH

1.- VIOLACION DE LOS DDHH POR PARTE DE PARTICULARES

2.- VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS POR PARTE DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

CASO DE ESTUDIO: LOS HECHOS ACONTECIDOS EN VENEZUELA.

CAPITULO III: LEGISLACION Y NUEVAS TENDENCIAS
SECCION PRIMERA: LEGISLACION Y ORGANIZACIONES REGULADORAS DE LA MATERIA

1.- LEGISLACIONES QUE REGULAN ESTA RELACION Y ORGANISMOS EXISTENTES EN EL MUNDO.

2.-CUARTA GENERACION DE LOS DERECHOS HUMANOS.
SECCION SEGUNDA: MEDIOS Y SOCIEDAD

1.- PAPEL DE LOS MEDIOS EN UNA SOCIEDAD MULTICULTURAL.

2.- DIALOGO ENTRE INMIGRACION Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

SECCION TERCERA: PROPUESTAS

1.- EL DEFENSOR DEL INFORMADO.

2.- ACCIONES CONCRETAS.

CONCLUSIONES
BIBLIOGRAFIA


VIOLACION DE LOS DERECHOS HUMANOS POR PARTE DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN
INTRODUCCION
11 de Septiembre 2001, varios aviones estadounidenses impactan El World Trade Center, varios minutos después se desmoronan, y en el acto terrorista, mueren miles de personas, lo demás es historia, todo esto lo vimos gracias a los medios de comunicación social en vivo y en directo, pero detengámonos un momento a pensar que hubiese sucedido si ese mismo día y con los acontecimientos en pleno desarrollo,1los medios de comunicación social no hubiesen transmitido nada, absolutamente nada, por intereses particulares detrás de estos hechos, entonces vendrían muchas preguntas, como,¿ porque negarnos el derecho humano a recibir libremente información?, vulnerar el derecho a la libertad de expresión, de opinión de muchos periodistas que si deseaban informar los acontecimientos,¿ y que hay de la pluralidad de opiniones?, ¿es que acaso no querían que nos formáramos la colectividad una opinión acerca de los actos terroristas?, ¿es que acaso ellos estaban involucrados en tan viles sucesos?, ¿acaso el poder que tienen estos medios les da autorización para violar cualquier derecho fundamental o humano? ¿O será que no existen acuerdos internacionales, y legislaciones nacionales, que puedan castigarlos por tales acciones u omisiones?, ¿es licito, legal, el auto censurarse2 para no trasmitir dichas informaciones, para comunicarnos los hechos?, ¿quienes son los responsables?, ¿a quien debemos culpar?, ¿a los medios de comunicación social? ¿Social?, ¿a la globalización?3,¿son responsables las organizaciones internacionales como naciones unidas?, ¿o serán los Estados responsables de no contar con legislación para proteger a sus ciudadanos en contra de particulares4?,¿ o somos los ciudadanos responsables de no hacer valer nuestros derechos?, si es que ya existen o de participar y solicitar que estos se hagan cumplir, y es valido también preguntarnos, si una de las bases de la democracia, es el poder expresarnos y estar informados para crear nuestras propias opiniones, entonces estos grupos de poder que se proponen, acabar con nuestras democracias, que hay del desarrollo de nuestra personalidad, de nuestra integridad moral, de nuestra dignidad.

De ahí que tal vez nuestras preguntas no encuentren respuestas entre los fragmentos del saber que son las ciencias y nos veamos de vuelta en una inusitada vigencia de la filosofía, como única capaz de hacerse cargo de las preguntas por el sentido de la técnica y de la ética. O quizás muchas de estas preguntas ya han sido respondidas desde hace muchísimo tiempo, posiblemente en la época de los debates de las cortes, sobre la libertad de expresión, para la promulgación de la Constitución de Cádiz de 1812, Pérez de Castro señalaba: “ La libertad de imprenta es el único medio seguro de conocer la opinión publica, sin la cual no es posible gobernar bien, ni distinguir y dirigir convenientemente el espíritu publico y que sin esta libertad no podrá jamás la nación que es el comitente de las cortes…”. ¿Entonces que sucede si ese medio deja de ser seguro?, si esos medios dejan de trasmitir, publicar, etc., ¿y la opinión publica que?

Exactamente esto que hemos relatado y nos hemos preguntado, es lo que ocurrió en un país del sur de América, también Americano, Latinoamericano5, hispanoamericano, etc. Llamado Venezuela, pero en otra fecha, 11 DE ABRIL DE 2002, ¿lo de 11 fue solo una coincidencia?, también hubo seres humanos muertos y heridos, pero el hecho fue otro, un golpe de Estado, en contra de nuestra democracia; pero lo que nos ocupara serán los días sucesivos y la actitud de los medios de comunicación social imperantes en esta nación y la posición tomada de autocensura, de no mostrar la información, de ocultar, de no comunicarnos lo que estaba ocurriendo en los días posteriores, y de cómo esto constituye directamente una grave violación a los derechos humanos. Además del grado de impunidad bajo el cual se manejan y manipulan a la sociedad y a los ciudadanos que nada tenemos, y que lo único que deseamos es paz, libertad, trabajo, justicia y amor. Podemos afirmar que una sociedad, que no esté bien informada no es completamente libre.

La preservación de una comunicación libre sin la cual no hay, tampoco, sociedad libre exige la garantía de ciertos derechos fundamentales comunes a todos los ciudadanos, pero también una especial consideración a los medios que aseguran la comunicación social y, en razón de ello, a los que profesionalmente la sirven.6

Que las libertades del artículo 20 de la Constitución española, no solo son derechos fundamentales de cada ciudadano sino que significan el reconocimiento y la garantía de una institución política fundamental, como es la opinión pública libre, indisolublemente unida al pluralismo político.7

La libertad de información es, en términos constitucionales, un medio de formación de opinión publica en asuntos de interés general con valor de libertad preferente sobre otros derechos fundamentales y entre ellos el derecho al honor.8

Entonces ¿donde queda la opinión publica sin la información?, pues sin opinión, sin libertad.

Razón principal de mi trabajo de investigación es la relación que existió, existe y existirá entre los medios de comunicación social y los derechos humanos, pero mi estudio sobre esta relación no se fundamentara solamente en la historia sino también en la actualidad de esta correlación, en como se desarrollaron y en que momento de la vida se interconectaron, como se ayudaron mutuamente y como en la actualidad ahora se han desviado los rumbos de los medios de comunicación social para abandonar este histórico camino de lucha por lo justo y convertirse en el segundo poder que impera en la actualidad, una mano que manipula todo, que desinforma9, que no informa, y que solo tiene un solo interés, el particular, ya ha quedado atrás el interés general o social.

El poder, el dinero, los grupos de influencia, las ideologías, los Estados, han comprendido que el dominio y control de los medios de comunicación constituye uno de los basamentos de su superioridad y estabilidad10.

Por todo ello es urgente recordar el grito de alerta lanzado ya hace tiempo, en 1931, a través de Un mundo feliz, por Aldous Huxley. Sostenía este que, en una época de avanzada tecnología, el riesgo más grande para las ideas, la cultura y el espíritu, llegara antes de un enemigo de rostro sonriente que un adversario que inspire odio y terror.

Hoy sabemos, con espanto, que nuestra sumisión y el control de nuestros espíritus no serán conquistados por la fuerza sino a través de la seducción, no como acatamiento de una orden, sino por nuestro propio deseo, no mediante el castigo, sino por el ansia de placer…11

En fin los invitamos a adentrarnos en un cambio de paradigmas, en un tópico nunca antes plasmado en papel, en una realidad que no ha querido ser desvelada por pocos y que nos interesa a muchos, los invitamos a hacer historia, a reclamar Derechos que nos están siendo quitados y sin poder tener la conciencia para hacer algo, los invitamos a sumarse a un reclamo que nunca antes ha trascendido al ámbito legal, pues no existe jurisprudencia alguna que así lo compruebe, pero que sin embargo esta latente y es cada vez mas evidente en cada uno de los países en los cuales habitamos, los llamamos a que formen filas en defensa de sus ideas, de sus libertades, de su paz, de sus derechos que están siendo conculcados por grandes poderes pero que adolecen de nuestros conocimientos, de nuestra fe, de nuestras esperanzas y que sobre todo carecen de lo mas grande que existe que es el amor, dios y la verdad.

En el capitulo primero comenzaremos con vagos conceptos de lo que forman parte de nuestra investigación, los dos epicentros, o en otro sentido mas terrenal, el Tigres y el Eufrates, o sea sobre los derechos humanos y sobre los medios de comunicación social. Así veremos en la primera sección como los conceptos de libertad de información y libertad de expresión se interrelacionan, pudiendo expresar que “no hay libertad de expresión sin derecho a la educación, a la cultura y a la información. Estos derechos forman un todo en el que se funde lo individual y lo colectivo en reciproca interacción dialéctica haciendo posible una conciencia libre. Reciproca interacción porque, a su vez, no hay cultura ni educación ni información, sino manipulación y propaganda, cuando no hay libertad de expresión”12. Ya en la sección segunda daremos breves significados de lo que son los medios de comunicación, o como algunos autores los llaman, los media o medios de comunicación de masas, que pueden ser un conjunto de medios de comunicación destinados a grandes cantidades de gente: periódicos, radios, televisiones, videos, libros, etc. Toman una importancia filosófica desde que McLuhan remarco sus efectos de masa: “El mensaje es el medio”.

Seguiremos adentrándonos en nuestra investigación y llegaremos a la tercera sección en la cual haremos una brevísima reseña histórica de los derechos humanos y de los medios de comunicación social para esto utilizaremos dos formas paradójicas de ver la historia o dos maneras distintas de relatarlas, con el fin de no aburrir a los serios lectores, porque al fin y al cabo como dice el profesor Santiago Sánchez González13, solo el conocimiento de la historia nos puede hacer verdaderamente libres y contribuir a que el enemigo de antaño se trasforme en el adversario de hoy. Si hubo quienes utilizaron la historia en provecho propio, no cometamos hoy día el mismo error. No olvidemos que un tonto y un listo solo se parecen en sus silencios, pero no olvidemos tampoco que el miedo tapa las bocas.

Seamos valientes y recordemos lo que hace siglos dijo un comunicador nato con mágicas palabras, llamado Lucas: Ante todo guardaos del fermento de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay oculto que no deba descubrirse, y nada escondido que no llegue a saberse. Por esto todo lo que decís en las tinieblas será oído en la luz; y lo que habláis al oído en vuestros aposentos será pregonado desde los terrados.

Ya en el capitulo segundo entramos de lleno en materia, dejando atrás a la historia, conjugamos los derechos humanos, los medios de comunicación, la democracia y la libertad, recordemos que la primera manifestación de reconocimiento de la democracia y los derechos humanos vino en 1963 con la Pacem in Terris del Beato Juan XXlll, que acepto por vez primera la concepción liberal de los derechos humanos14. De igual forma no queremos dejar pasar otras de sus palabras, señaló la verdad, la justicia, la caridad y la libertad como los pilares de una sociedad pacífica (Ibíd., 37).

El creciente poder que adquirían los modernos medios de comunicación social fue parte importante del trasfondo de la Encíclica. El Papa Juan XXIII tenía muy en cuenta esos medios cuando llamaba a la “serena objetividad” en el uso de los “medios de información que la técnica ha introducido” y que “tanto sirven para fomentar y extender el mutuo conocimiento de los pueblos”; él desacreditaba “los sistemas de información que, violando los preceptos de la verdad y la justicia, hieren la fama de cualquier país” (Ibíd., 90)15. Es el poder de los medios de comunicación social exactamente con el cual comenzamos nuestro debate de ideas en la sección primera del capitulo ll.

Pues reconocemos que el principio de división de poderes ha sufrido una evolución16.

Su transformación por no decir degeneración es la redacción del segundo punto, a través del proceso llamado globalización, que en muchos aspectos ha sido positiva para nuestra sociedad, pero que a la vez ha traído grandes deformaciones para nuestra sociedad actual y futura y que nos obliga y nos compromete ha hacer algo al respecto antes de que sea muy tarde.

En ese orden de ideas llegamos a la sección segunda donde abordamos el fascinante y nuevo mundo de la eficacia de los derechos fundamentales frente a particulares. Hablamos de lo que los alemanes llamaron Drittwinkung hace muchos años, de este tópico tan solo haremos un esbozo, aunque declaro que nos agradaría hacer una mas amplia y seria investigación pero que el tiempo y el espacio no nos lo permiten, y en esta problemática entre particulares por la vulneración de los derechos humanos fundamentales ponemos en evidencia un caso practico acaecido en Venezuela, en donde los medios de comunicación social en su mayoría vulneraron derechos humanos, fundamentales de una persona, de una colectividad, de una sociedad que debía estar informada de lo que ocurría para poder tomar conciencia y formarse una idea de lo que pasaba, pero por el contrario permaneció por varias horas bajo el somnífero de una tranquila y manipuladora información que nos decía que no ocurría nada, que todo estaba en paz, que nuestra democracia estaba a salvo, nuestra libertad no estaba en jaque, cuando ocurría todo lo contrario, un pequeño y poderoso grupo nos ocultaban la verdad, mientras la democracia caía ante una dictadura, y que la mayor responsabilidad se la atribuimos a los medios de comunicación social, por haber ocurrido mediante un golpe mediático.

Ya en el capitulo lll y ultimo abordamos las diferentes legislaciones y organismos internacionales que se han pronunciado, con respecto a este tópico. Debemos decir que a lo largo de toda la tesis vienen desarrollados muchos de los artículos que luego de manera sistemática organizamos aquí en esta sección primera. Aun sabiendo que los derechos humanos de la libertad de información que aquí puntualizamos ya existen desde hace mucho tiempo, hemos querido en el segundo punto de este capitulo lll, darle una relevancia primerísima, pues así damos como idea o como propulsores de esta nueva etapa que se forme una nueva generación de estos derechos humanos en los cuales se consagren entre tantos otros estos derechos de libertad pero desde un punto de vista en esa nueva defensa frente a particulares, donde pongamos al servicio de la sociedad estas herramientas para protegernos de los nuevos vulneradores de nuestra humanidad, entramos en un nuevo milenio, y debemos entrar con nuevas armas, que no deben ser otras que la de la razón, el amor y las leyes; debemos seguir avanzando y con nosotros el derecho, no podemos permitir que se hagan obsoletos pues estaremos acabados y de nada habrá servido tanto progreso. Debemos seguir avanzando en democracia, en libertad, en igualdad, en paz.

En la sección segunda chocamos con otro de los tantos problemas que afrontamos hoy en nuestras sociedades que no es otro que el multiculturalismo y la inmigración, planteamos breves e interesantes situaciones siempre en busca de la verdad (el dialogo).

Y al final como siempre damos brevísimas propuestas a todas las problemáticas planteadas a lo largo y ancho de nuestra tesis, pues así participamos y damos lo que consideramos tan solo alguna de las posibles respuestas a tan trascendental situación, damos siempre posibles soluciones a los problemas trazados porque sabemos y estamos convencidos que no existe nada en esta vida que no tenga solución. Los invitamos a disfrutar y recrear sus mentes en tan profundas aguas, que al final los inundaran de sabiduría y nuevas experiencias.

CAPITULO I CONCEPTUALIZACION E HISTORIA DE D.D.H.H. Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN
SECCION PRIMERA: CONCEPTO DE LOS DERECHOS HUMANOS
En esta primera sección les daremos una idea abstracta y general que les permita pensar en la realidad, además les daremos conceptos que emanan de la experiencia y de la razón de algunos autores para hacerlos avanzar en los conocimientos de la materia en cuestión, o sea les daremos algunos conceptos.

“Los derechos Humanos son, sencillamente, determinadas situaciones favorables para el ser humano como tal, que se suponen derivadas de su “intrínseca dignidad” y que, por tanto, se reclaman como derechos fundamentales de cada hombre frente a todos los demás hombres y, de modo especial, frente al Estado y al PODER”.17

Y es que hemos querido comenzar con este concepto aunque un poco vago, también ahonda en otros términos que debemos desarrollar a fondo para al fin realizar un concepto mas amplio o mas concreto dependiendo de nuestros intereses, y es que como todo en la vida, y siguiendo a Prado18, en donde cada autor por la diversidad existente le da la interpretación que mas le gusta o le acomoda. No pretendemos forzar un concepto, si no mostrar esa diversidad y así cada uno pueda sacar sus propias conclusiones.

Retomando el concepto anterior debemos fijarnos en conceptos como la dignidad humana, la libertad, la igualdad, el pluralismo, la justicia y del concepto de poder, que hemos resaltado pues es conveniente hacer eso, resaltarlo, pues uno de nuestros objetivos será el demostrar que los derechos humanos hoy en día se ven amenazados no solo por los Estados sino por un poder aun mas grande, por un poder omnipotente, supralegal, como es el poder económico y especialmente los medios de comunicación, que sin nadie que los limite, y es que como dice Prado muy acertadamente esos derechos humanos o fundamentales que se reclaman no solo se pueden reclamar frente a otros hombres o frente al Estado sino contra el poder, como dejando ver esa nueva corriente, esa posibilidad de que existan otros agresores, de lo mas digno para nosotros, nuestros derechos humanos.

Según Pérez Luño se pueden dar tres tipos de definiciones de los derechos humanos:


  1. Tautológicas. No aportan ningún elemento nuevo que permita caracterizar tales derechos. Una definición tautológica muy repetida en la doctrina es la que afirma que "los derechos del hombre son los que le corresponden al hombre por el hecho de ser hombre".

  2. Formales. No especifican el contenido de los derechos, limitándose a alguna indicación sobre su estatuto deseado o propuesto. Una definición formal es la que afirma que "los derechos del hombre son aquellos que pertenecen o deben pertenecer a todos los hombres, y de los que ningún hombre puede ser privado".

  3. Teleológicas. En ellas se apela a ciertos valores últimos, susceptibles de diversas interpretaciones. Una definición teleológica es la que dice que "los derechos del hombre son aquellos que son imprescindibles para el perfeccionamiento de la persona humana, para el progreso social, o para el desarrollo de la civilización".

A ellas podríamos añadir un tipo más de definición: la explicativa o definición descriptiva.

Una definición que pretende ser descriptiva, aunque tiene una fuerte carga teleológica, y que ha sido generalmente aceptada por la doctrina, es la que propone Pérez Luño, quien entiende que los Derechos Humanos son "un conjunto de facultades e instituciones que, en cada momento histórico, concretan las exigencias de la dignidad, la libertad y la igualdad humanas, las cuales deben ser reconocidas positivamente por los ordenamientos jurídicos a nivel nacional e internacional"19.

Hay otros autores que plantean que los Derechos Humanos son innatos a la naturaleza humana, otros que plantean que los Derechos Humanos son producto de las leyes y normas establecidas; y otros una tercera posibilidad, plantean que los Derechos Humanos, son fruto de las conquistas sociales y muchas veces se encontrará con una lista de derechos.

En este mismo orden de ideas otros autores concuerdan en que son Derechos Humanos las facultades y prerrogativas inherentes a la persona humana, que le corresponden por su propia naturaleza, indispensables para asegurar su pleno desarrollo dentro de una sociedad organizada, mismos que deben ser reconocidos y respetados por el poder público o autoridad, al ser garantizados por el orden jurídico positivo.

Y aunque es redundante el decir que nunca existe un criterio especifico o unanimidad en cuanto al concepto de Derechos Humanos, si podemos expresar las diferentes corrientes que persiguen o al menos dar su punto de vista, en este sentido el iusnaturalismo constituye una de estas posiciones, y la misma sostiene que los derechos humanos corresponden al hombre desde su nacimiento y están integrados por todas aquellas garantías que necesita el ser humano para "desarrollarse en la vida social como persona, esto es, ser dotado de racionalidad y de sentido", para disfrutar de una vida digna, que permita la satisfacción de las necesidades esenciales. Según esta postura los derechos de los seres humanos son superiores y anteriores a la actuación del Estado, lo que significa que no es necesaria una normativa jurídica, para la existencia de los mismos, y el Estado tampoco puede eliminarlos mediante la imposición de normas.

También otro criterio relevante es el denominado positivismo jurídico, el cual se fundamenta en que las normas jurídicas deben explicarse por si solas, sin buscar elementos que estén fuera de ellas, por tanto los derechos humanos son el producto de la acción normativa del Estado y sólo pueden ser reclamados cuando han sido consagrados en dichas normas.

En concreto estas posiciones iusnaturalistas y positivistas en cuanto a la determinación de la esencia de los derechos humanos, podría decirse que para los primeros estos derechos constituyen valores, mientras que para los segundos son normas jurídicas. Desde el punto de vista filosófico, el valor sería el fin perseguido por la norma, de tal forma que los valores como norma, tienen una historia reciente, pero el sistema de valores en que se basan tiene su origen en la antigüedad.

Como lo señala el Dr. Pedro Nikken "La sociedad contemporánea reconoce que todo ser humano, por el hecho de serlo, tiene derechos frente al Estado, derechos que éste, o bien tiene el deber de respetar y garantizar o bien está llamado a organizar su acción a fin de satisfacer su plena realización. Estos derechos, atributos de toda persona e inherentes a su dignidad, que el estado está en el deber de respetar, garantizar o satisfacer son los que hoy conocemos como derechos humanos".20

Como concepto de poder podemos dar: Fuerza, potencia, capacidad; se emplea en numerosos contextos. Los estoicos hablan de “cosas en nuestro poder” para designar las que “dependen de nuestra voluntad”, por oposición a aquellas sobre las que nada podemos. “No hay nada que este enteramente en nuestro poder salvo nuestros pensamientos” (Descartes).

De pluralismo: concepción metafísica que afirma la existencia de muchos principios irreductibles. Se opone a monismo.

De libertad damos esta definición: Es libre quien no obedece mas que a si mismo. Las libertades políticas son las que permiten desplazarse, expresarse, pensar y practicar una religión como uno crea más conveniente. Estas libertades se oponen al estado de esclavitud. En un sentido más filosófico, es libre quien es capaz de reflexionar, juzgar y determinar los limites dentro de los que puede actuar y cuales serán las consecuencias de sus actos. Para Kant, la moral exige la libertad que se convierte así en un “postulado de la razón practica”. El existencialismo ve en la libertad lo que constituye al hombre, quien, según Sartre, “está condenado a ser libre”.

De igualdad podemos decir: en matemáticas, equivalencia de dos elementos materializada por el signo “=”. La igualdad natural implica que dos seres tienen idénticas cualidades físicas o morales. En materia de moral, de derecho y de política, el principio de igualdad afirma que todos los individuos tienen el mismo valor y los mismos derechos. En economía, se dirá: “A cada uno según sus necesidades” (versión comunista), o bien “A cada uno según sus obras” (versión socialista)21.


  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal