Informe de evaluación GÉnesis-sefh julio-2013



Descargar 1,15 Mb.
Página6/9
Fecha de conversión31.05.2017
Tamaño1,15 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9

Se llevó a cabo un estudio retrospectivo de los en sayos FOCUS en 309 pacientes adultos con CAP de gravedad moderada – severa y al menos un patógeno probado al inicio.

La evaluación de la respuesta al día 4 incluyó normalización de los signos ( fiebre, recuento de leucoitos, tensión arterial, tasa respiratoria) y síntomas respiratorios (catarro, disnea, producción de esputo y dolor en el pecho).

La tasa de respuesta en el día 4 fue de 69,5% (107/154) para el grupo de ceftarolina y 59,4% (92/155) para el de ceftriaxona (diferencia de 10,1% IC95% -0,6 a 20,6%).

En los estudio FOCUS de forma individualizada se observaron diferencias del 14,1% (FOCUS 1) y 6,8% (FOCUS II) favorables a ceftarolina.

La tasa de respuesta asociada a los patógenos más comunes fueron: Streptococcus pneumoniae [ceftarolina 54/74 (73%); ceftriaxona 42/75 (56%)] y Staphylococcus aureus [ceftarolina 14/24 (58,3%); ceftriaxona 17/31 (54,8%)]13.


5.2. b Evaluación de la validez y de la utilidad práctica de los resultados
INFECCIONES COMPLICADAS DE PIEL Y TEJIDOS BLANDOS.
Validez interna:
Los estudios CANVAS I Y II, se trata de dos ensayos bien diseñados desde el punto de vista metodológico. Ambos ensayos en fase III, presentan una distribución balanceada de los grupos, 2/3 eran varones, 74% de raza blanca, el 17,5% con diabetes mellitus, y el 13,5% con enfermedad vascular periférica.
La mediana de edad de los sujetos incluidos fue de 48 años, con una pequeña representación de pacientes con 65 años de edad (18%) y mayor o igual a 75 años (7,5%).

Los tipos de infección que presentaban los pacientes también fueron similares en ambos grupos (abscesos, celulitis e infecciones articulares en su mayoría).


El patógeno aislado mayoritariamente fue Staphylococcus aureus con un 42% de Staphylococcus aureus meticilin resistente (SAMR) también con una distribución comparable en ambos grupos (42% ceftarolina vs 36% comparador)
Vancomicina y aztreonam fueron elegidos como comparadores basándose en sus espectros de actividad y la aceptación global. Según las guías o bases de datos consultadas la antibioterapia de primera elección varía.
Según las guías14, para pacientes con IPPB con enfermedad subyacente, sospecha de SARM y sin sospecha de Pseudomonas, el tratamiento empírico recomendado es ceftriaxona 1-2g/día asociado a linezolid 600 mg/12 horas o daptomicina 6 mg/kg/día. Si se presenta fascitis, celulitis y miositis necrosante el tratamiento recomendado es piperacilina-tazobactam 4g-0,5g /6h o meropenem 1g/6-8h asociado a linezolid 600 mg/12h, daptomicina 6-8mg/kg/día; en alérgicos a beta-lactámicos puede emplearse tigeciclina 100 mg IV seguido de 50-100 mg/12h.
En UPTODATE15 sin embargo se señala que la terapia por vía parenteral debe ser considerada para pacientes con graves infecciones de piel, fiebre u otros signos de enfermedad sistémica o paciente con diabetes u otra inmunodeficiencia. Además estos pacientes deberían ser evaluados para enfermedad invasiva. Vancomicina sigue siendo el antibiótico de elección para infecciones de piel y tejidos blandos por MARSA aunque existe una preocupación creciente respecto a la subida en la CMI de S aureus para este antibiótico. Como alternativa a la vancomicina estan linezolid, daptomicina, ceftarolina, tigecilina, etc.
La mayoría de las infecciones complicadas de piel y tejidos blandos están causadas por gérmenes Gram positivos como Staphylococcus aureus. Si tenemos en cuenta el alto porcentaje de aislamientos de SAMS en estos estudios, el hecho de que vancomicina no sea el tratamiento recomendado para microorganismos sensibles a betalactámicos y las recomendaciones actuales disponibles en las guías de tratamiento de infección severa de piel y partes blandas (glucopéptidos, daptomicina, linezolid o tigeciclina), hubiese sido preferible un diseño con otros comparadores (El estudio P-903-19 comparó ceftarolina frente a linezolid +/- aztreonam en IPPB, pero la vía administración de ceftarolina fue la vía IM y los resultados obtenidos favorecen al comparador frente al antibiótico objeto de este estudio)
Aplicabilidad del ensayo a la práctica del hospital:
Se considera que la población reclutada tenía infección complicada y es representativa de la población real que necesita hospitalización y tratamiento intravenoso.
Como limitación del ensayo podría hallarse la exclusión de pacientes que podemos encontrarnos en la práctica clínica y que necesitan tratamiento para este tipo de infección como:

  • Pacientes menores de 18 años.

  • Pacientes inmunocomprometidos (VIH, tratados con glucorticoides, agentes citotóxicos…)

  • Pacientes con infecciones graves: fascitis necrotizante y miositis.

En la práctica habitual los pacientes pueden recibir además otros antibióticos para microorganismos que quedan excluidos del espectro de ceftarolina fosamilo (P. aeruginosa y bacilos gran negativos productores de beta-lactamasas de espectro extendido), este grupo no se recoge en los estudios al ser un criterio de exclusión.


La principal limitación del análisis retrospectivo en el día 3 de tratamiento, consiste en que esta variable principal no fue definida en el protocolo original de los estudios CANVAS y por tanto la recogida de datos no se optimizó para poder medir de este resultado, cuya hipótesis por tanto no fue adecuadamente predefinida.
Relevancia clínica de los resultados:
Según el ECDC15 (European Center for Disease, Prevention and Control) el porcentaje de SARM parece estable y en algunos países está disminuyendo. Pese a todo, el porcentaje de SARM todavía es elevado en varios países, especialmente en el sur de Europa. Las infecciones por SARM según datos obtenidos del EPINE-EPPS 201216 en España, experimentaron un crecimiento hasta aproximadamente el año 2009, disminuyendo levemente desde este año hasta el año 2012.

Las infecciones por SARM constituyen un 41,7 % en al ámbito hospitalario frente al 32% de la Comunidad (Total 37%).


Según un estudio realizado por Manuel Raya-Cruz y cols.17 en el que se estudiaron 996 episodios en 841 pacientes hospitalizados con algún diagnóstico de IPPB, la entidad diagnosticada con mayor frecuencia fue la celulitis/erisipela (66,7%); el origen de la IPPB era comunitario (77%). El microrganismo aislado más frecuentemente fue S. aureus (35,1%), pre-sentaban resistencia a la meticilina (SARM) 19 casos (12,9%), siendo la mayoría de estos de origen nosocomial o asociado a cuidados (84,2%).
El interés de Ceftarolina fosamilo radica en que es la primera cefalosporina con una alta tasa de curación clínica en IPPB causadas por SAMR, con actividad frente a ciertos patógenos Gram negativos y algunos anaerobios.
Ceftarolina fosamilo ha demostrado su no inferioridad frente a vancomicina más aztreonam, considerándose como comparador válido, aunque existen en la actualidad otras alternativas para tratar este tipo de infecciones.
In Vitro, los estudios demuestran una actividad limitada frente a Pseudomonas aeruginosa, si embargo, en el ensayo CANVAS2, ceftarolina parece mostrar una alta tasa de curación 5/7 (%) pacientes en la población microbiológicamente evaluable, aunque este dato hay que tomarlo con cautela.

NEUMONÍA ADQUIRIDA EN LA COMUNIDAD (NAC)
Validez interna:
Los estudios FOCUS I y II, se tratan de dos ensayos bien diseñados desde el punto de vista metodológico. Ambos ensayos en fase III, presentan una distribución balanceada de los grupos, 63% eran varones, 93% de raza blanca, el 26% con alteraciones pulmonares, y el 7% con asma.

La mediana de edad de los sujetos incluidos fue de 61 años, la mayoría de los pacientes superaba los 50 años (76%) y una cifra importante los 75 años (22%).


La mayoría de los pacientes presentaron riesgo PORT III (2/3), el resto PORT IV.
Los patógenos aislados mayoritariamente fueron Streptococcus pneumoniae (42%) y Staphylococcus aureus (17%), siendo más frecuentemente en los grupos tratados con ceftarolina (85,5%vs 68,6% y 72%vs 60%, respectivamente)
Ceftriaxona fue elegida como el comparador basándose en sus espectros de actividad y la aceptación global. Según las guías14, para pacientes con NAC de gravedad moderada/alta que requieren ingreso hospitalario, el tratamiento recomendado es: monoterapia con levofloxacino 500 mg/12-24h o moxifloxacino 400 mg/día o la asociación de una cefalosporina de 3ª generación (cefotaxima 1g/6-8h o ceftriaxona 1g/12-24h), amoxicilina/ácido clavulánico 2-0,2g/8h o ertapenem 1g/12-24h con azitromicina 500mg oral u otro macrólido. A partir de estabilidad clínica y ausencia de fiebre se puede seguir tratamiento oral con una quinolona, amoxicilina/ácido clavulánico o cefditoreno hasta completar 7-10 días.
En el estudio FOCUS 1 se añadieron dos dosis de claritromicina oral 500mg para permitir el reclutamiento de pacientes norteamericanos, esta dosis fue limitada a 24 horas para minimizar los factores de confusión derivados de su administración.
- Aplicabilidad del ensayo a la práctica del hospital:
La población seleccionada en ambos estudios se considera la adecuada para el uso de un agente antimicrobiano intravenoso con las limitaciones propias del espectro de ceftarolina.
Se incluyeron pacientes con riesgo PORT clase III y IV, candidatos a tratamiento inicial intravenoso pero que no cumplían criterios de UCI. Con este criterio se excluyeron pacientes que podemos encontrarnos en la práctica clínica como:


  • Pacientes con tratamiento previo con antibiótico para NAC.

  • Pacientes inmunodeprimidos.

  • Pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

  • Pacientes con alto riesgo de neumonía por SAMR.

Las recomendaciones actuales de las guías tanto europeas (ERS) como norteamericanas (IDSA), recomiendan un betalactamico más un macrólido o fluorquinolona en monoterapia para el tratamiento de la NAC que precisa hospitalización. Como alternativa recomiendan ceftriaxona pero acompañada de un antibiótico macrólido, lo que pone por lo menos en duda el uso real de ceftarolina en monoterapia en NAC en pacientes hospitalizados.


Relevancia clínica de los resultados:
En un estudio realizado en 2006 en 147 hospitales españoles18, sobre aislamientos de Streptococcus pneumoniae, la infección fue comunitaria en la mayoría de los casos 88% de infecciones y monomicrobiana en el 79%. Se calculó que Streptococcus pneumoniae fue aislado 38 veces por cada 100.000 habitantes/año. La resistencia a penicilina (R+I) fue del 42% y a eritromicina del 35%.

Los últimos datos obtenidos del ECDC19, arrojan una cifra de Streptococcus pneumoniae resistente a penicilina (R+I) entre el 25 y el 50% (año 2011).


Tal y como se refleja en el informe EPAR, los ensayos FOCUS I y II emplean ceftriaxona 1g al día como comparador frente a ceftarolina en monoterapia, y hay varios puntos del análisis que sugieren la posibilidad de que este régimen de tratamiento no sea el correcto y que podría alterar la validez de la demostración de no inferioridad:


  1. La menor tasa de respuesta con ceftriaxona no puede explicarse por la presencia de agentes patógenos no sensibles, ya que los sujetos con SARM no fueron seleccionados o fueron excluidos del análisis y había muy pocas cepas no sensibles a penicilina en la población mMITTE. La información sobre fracasos en el grupo de ceftriaxona y de acuerdo a los resultados de las CIM basales de los patógenos de referencia no sugieren una relación entre el fracaso y las CIMs más altas.

  2. Las diferencias entre las tasas de curación son mayores cuando la enfermedad es mas grave, lo que afianza la certeza de que la dosis usada de ceftriaxona no fue la adecuada para la globalidad de la población del estudio.

  3. Aunque el análisis PK/PD proporcionado indica que ceftriaxona 2g/24h no aporta ventaja sobre 1g/24h, los resultados parecen indicar que su adecuación según el riesgo PORT II o IV es por lo menos cuestionable.

No obstante, ceftarolina fosamilo mostró ser no inferior al comparador (ceftriaxona) en el tratamiento de NAC.



5.3 Revisiones sistemáticas publicadas y sus conclusiones
Frampton JE20
Los pacientes que ingresan en un hospital con infección moderada o severa de IPPB tienen un riesgo elevado de infección por SAMR. Estas infecciones se asocian a peores resultados y costes mas elevados de hospitalización, derivados de la mayor duración de su estancia hospitalaria.
Los datos europeos de prevalencia de SAMR disponibles en EARS-Net, indican que la incidencia se encuentra sobre el 25% en 8 de 25 países europeos, principalmente en los del Sur y Este de Europa.
La posibilidad de infección por Streptococcus pneumoniae multiresistente, también debe de tenerse en cuenta en pacientes con NAC, por lo que puede ser apropiada una cobertura empírica de este patógeno según los patrones de sensibilidad y las recomendaciones locales. La incidencia de infecciones por este microorganismo varía entre países, siendo del 36-38% en Francia, Italia y España.
En dos estudios retrospectivos realizados en pacientes con IPPB o NAC, la mayoría de ellos fueron tratados con terapia empírica, concluyendo que aquellos que necesitaron una modificación del tratamiento tuvieron una estancia mas prolongada y mayor consumo de recursos que los que no. Los pacientes con SARM fueron los que necesitaron más modificaciones en el tratamiento.

Ceftarolina fosamilo es actualmente la única cefalosporina que tiene actividad frente a SAMR. Su espectro frente a Gram negativos es similar a otras cefalosporinas de tercera generación, cubriendo a los patógenos mas comunes de IPPB y NAC con la excepción de Pseudomonas y patógenos atípicos en NAC.


IPPB: La elección del comparador en los ensayos pivotales se considero aceptable para el registro del fármaco pero no necesariamente refleja la practica clínica.

En un análisis temprano realizado en el día 3 de tratamiento, la tasa de respuesta clínica fue numéricamente favorable a ceftarolina. Estos datos fueron relevantes en EEUU pero no en la UE.

Los estudios CANVAS excluyen pacientes que se suelen encontrar en la práctica clínica, como pacientes con corticoesteroides, VIH, pacientes con quimioterapia o radioterapia. Hay experiencia limitada en pie diabético y no hay experiencia en pacientes inmunocomprometidos con sepsis o shock séptico, fascitis necrotizante, absceso perirectal y quemaduras extensas de tercer grado.
NAC: En los ensayos FOCUS se excluyen pacientes que requieren ingreso en UCI, pacientes con sospecha de patógenos atípicos y aquellos en tratamiento con macrólidos, excepto un grupo de pacientes del FOCUS 1 que recibió una dosis diaria de claritromicina (esto no afecto a los resultados).

La tasa de curación en pacientes infectados con Streptococcus pneumoniae fue mayor en aquellos que recibieron ceftarolina, al igual que en los pacientes con Streptococcus pneumoniae multiresistente.

La respuesta al día 4 fue mayor para la ceftarolina que para el comparador (análisis retrospectivo), estos datos fueron importantes para su aprobación en EEUU, pero no en Europa.

Staphylococcus aureus fue el segundo patógeno mas comúnmente aislado, aunque los pacientes con sospecha de SAMR fueron excluidos del ensayo, por lo que UE no puede sustentar la eficacia de ceftarolina en el tratamiento de la NAC con sospecha o confirmación de SAMR. Además, los datos disponibles no sustentan la eficacia de ceftarolina en NAC frente a cepas de Streptococcus pneumoniae multiresistentes o no sensibles a penicilinas.
Hasta la fecha no hay otros ensayos clínicos comparativos que comparen ceftarolina con otras alternativas usadas en IPPB y NAC. Se ha realizado un metanálisis pero que incluye un número muy reducido de pacientes, cuyos resultados son aun preliminares.
Ceftarolina fue generalmente bien tolerada en los ensayos, los efectos adversos fueron similares a otras cefalosporinas.
No hay estudios fármaco-económicos que determinen el coste-efectividad del tratamiento empírico de ceftarolina tanto en monoterapia como en terapia combinada. Otra consideración importante a tener en cuenta en el coste-efectividad o conveniencia del tratamiento, incluye la ausencia de una formulación oral para realizar terapia secuencial y el hecho de que por sus propiedades farmacocinéticas, el fármaco debe ser administrado dos veces al día.
Ceftarolina representa una opción atractiva (sola o en combinación) para el tratamiento empírico inicial en pacientes hospitalizados con IPPB (incluyendo aquellos con SAMR) o NAC (riesgo PORT III o IV) que requieren terapia intravenosa.
Ceftarolina debe de usarse de acuerdo a las buenas prácticas de uso de antimicrobianos.
5.4 Evaluación de fuentes secundarias
Evaluaciones previas por organismos independientes


  • Scottish Medicine Consortium21: Restringe ceftarolina a pacientes con infección por SAMR en el supuesto de que sea una infección por Gram positivos donde la vancomicina no sea el tratamiento adecuado o no se tolere; o en el supuesto de una infección polimicrobiana por Gram positivos y Gram negativos (excluyendo los productores de betalactamasas, ampC y Gram negativos no fermentadores como Pseudomonas aeruginosa) donde vancomicina + gentamicina no sea el tratamiento adecuado o no se tolere.

No recomienda aún ceftarolina fosamil para el tratamiento de la NAC.




  • London New Drugs Group22: Según el grupo de revisores los potenciales beneficios de ceftarolina son:

    • Se trata de una cefalosporina con actividad frente SAMR frecuente en IPPB pero no en NAC.

    • Ceftarolina muestra actividad adicional frente a Streptococcus pneumoniae incluyendo cepas multirresistentes.

    • Los efectos adversos son similares a los de otras cefalosporinas.

    • Ceftarolina no ha sido evaluado para su uso en la población pediátrica, mientras que otras cefalosporinas tienen aplicación en todas las edades como cefotaxima y ceftriaxona.

    • El coste todavía no está confirmado (año 2012), por lo que el impacto de ceftarolina dependerá de una serie de factores:

      • Proporción de pacientes con IPPB y NAC que precisan tratamiento intravenoso.

      • Guías locales de tratamiento para IPPB y NAC.

      • Negociaciones locales del coste de antibióticos.

No posiciona a la ceftarolina fosamilo con respecto a las demás alternativas existentes.




6. EVALUACIÓN DE LA SEGURIDAD.


6.1 Descripción de los efectos adversos más significativos (por su frecuencia o gravedad)
La incidencia global de los efectos adversos, discontinuaciones del tratamiento por efectos adversos y efectos adversos graves fue similar entre los grupos de tratamiento de cada estudio.

En los estudios, los efectos adversos más frecuentes fueron: diarrea, cefalea, náuseas, prurito, rash e insomnio. Estos efectos fueron generalmente leves o moderados en cuanto a gravedad y son similares a los que podemos observar en otras cefalosporinas.



Frecuencia de RAM según la clasificación por órgano y sistema


Sistema de clasificación de órganos

Muy frecuentes

Frecuentes

Poco frecuentes

Infecciones e infestaciones







Colitis por Clostridium difficile

Trastornos de la sangre y

del sistema linfático









Anemia, leucopenia, trombocitopenia, tiempo de protrombina (PT) prolongado, tiempo de tromboplastina parcial activada (aPTT) prolongado, cociente normalizado internacional (INR) aumentado

Trastornos del sistema

Inmunológico






Rash, prurito

Anafilaxia, hipersensibilidad (hinchazón de labio y cara)

Trastornos del sistema

Nervioso





Cefalea, mareo




Trastornos vasculares




Flebitis




Trastornos

gastrointestinales






Diarrea, náuseas, vómitos, dolor

abdominal






Trastornos hepatobiliares




Transaminasas

aumentadas






Trastornos renales y

Urinarios









Creatinina en sangre aumentada

Trastornos generales y

alteraciones en el lugar de

la administración





Pirexia, reacciones en

el lugar de la perfusión

(eritema, flebitis,

dolor)





Exploraciones

complementarias



Test de Coombs Directo Positivo








6.2 Seguridad. Ensayos Clínicos comparativos.
Tabla resumen de efectos adversos relacionados con la medicación de estudio en los ensayos en fase III23, 24.


Porcentaje de sujetos con efectos adverso por ensayo

Efecto adverso

CANVAS

FOCUS




Ceftarolina

Vancomicina + Aztreonam

Ceftarolina

Ceftriaxona

Nausea

5,6

5,1

2,3

2,3

Jaqueca

5,2

4,5

3,4

1,5

Diarrea

4,9

3,8

4,2

2,6

Rash

3,2

2,5

-

-

Otros

44,7

47,5

47

45,7

Discontinuación por EA

3

4,8

4,4

4,1


6.3 Fuentes secundarias sobre seguridad.
No procede.
6.4 Precauciones de empleo en casos especiales
Insuficiencia renal: Se requiere ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal moderada (CrCL > 30 a 50 ml/min). No hay datos suficientes para realizar recomendaciones específicas de ajuste de dosis para pacientes con insuficiencia renal grave (CrCL ≤ 30 ml/min) y enfermedad renal terminal, incluyendo pacientes sometidos a hemodiálisis.
Insuficiencia hepática: No se ha establecido la farmacocinética de ceftarolina fosamilo en pacientes con insuficiencia hepática. Dado que no parece que ceftarolina fosamilo sufra metabolismo hepático significativo, no se espera que su aclaramiento sistémico se vea afectado significativamente por una insuficiencia hepática. Por lo tanto, no se recomienda el ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia hepática.
Pacientes de edad avanzada (≥ 65 años): Tras la administración de una sola dosis intravenosa de 600 mg de ceftarolina fosamilo, la farmacocinética de ceftarolina fue similar entre sujetos de edad avanzada sanos (≥ 65 años), y sujetos adultos jóvenes sanos (18-45 años). Hubo un aumento del 33% en el AUC0-∞ en los sujetos de edad avanzada que se atribuyó principalmente a los cambios en la función renal asociados a la edad. No se requiere ajuste de dosis en pacientes de edad avanzada con valores de aclaramiento de creatinina por encima de 50 ml/min.
Población pediátrica: No se ha establecido todavía la seguridad y eficacia en niños menores de 18 años.
Sexo La farmacocinética de ceftarolina fue similar entre varones y mujeres. No se requiere ajuste de dosis en función del sexo.
Contraindicaciones:

  • Hipersensibilidad al principio activo o a alguno de sus excipientes.

  • Hipersensibilidad a las cefalosporinas.

  • Hipersensibilidad inmediata y grave (por ejemplo reacción anafiláctica) a cualquier otro tipo de betalactámico (por ejemplo penicilinas o carbapenems).


Interacciones:

  • No se han realizado estudios clínicos de interacción fármaco-fármaco con ceftarolina fosamilo. Se espera que la interacción de ceftarolina o ceftarolina fosamilo sobre medicamentos metabolizados por enzimas P450 sea baja ya que no son inhibidores ni inductores de enzimas P450 in vitro.

  • Ceftarolina o ceftarolina fosamilo no se metabolizan por enzimas P450 in vitro, por lo que no es probable que la co-administración de inductores o inhibidores P450 influya en la farmacocinética de ceftarolina.

  • Ceftarolina no es ni un sustrato, ni un inhibidor de los transportadores renales de captación (OCT2, OAT1 y OAT3) in vitro; por lo tanto no serían de esperar interacciones de ceftarolina con medicamentos que son sustratos o inhibidores (por ejemplo probenecid) de estos transportadores.


6.5 Seguridad: prevención de errores de medicación en la selección e introducción de un nuevo fármaco
Posee un nombre similar a otras cefalosporinas como ceftazidima o ceftriaxona.

7 AREA ECONÓMICA


7.1 Coste tratamiento / día y coste del tratamiento completo. Coste incremental.
Ver anexo al final del documento. (Anexo IV). Página 30.
Coste incremental respecto a la terapia de referencia:


Comparación de costes de ceftarolina fosamilo frente a otras alternativas infecciones complicadas de la piel y tejidos blandos




Medicamento




Ceftarolina fosamilo

Zinforo®600mg vial IV



Linezolid + Ceftriaxona

Zyvoxid® 600mg solución para PER IV + Ceftriaxona EFG 1000 mg vial IV



Daptomicina + Ceftriaxona

Cubicin® 350mg y 500mg vial IV + Ceftriaxona EFG 1000 mg vial IV



Vancomicina + Aztreonam

Vancomicina EFG 1000mg vial IV + Azactam® 1000mg vial IV



Tigeciclina

Tygacil® 50mg vial IV



Precio unitario*

55,5 €

62 € + 4,05 €

82,74 € y 104,01 €

+ 4,05 €


5,96 € + 9,77 €

47,84 €

Posología

600mg/12h

600mg/12h + 1000mg/24h

500/24h*** + 1000mg/24h

1000mg/12h + 1000mg/12h

Dosis inicial: 100 mg

Dosis mantenimiento 50 mg/12h



Coste día

111 €

128 €

108 €****

31 €

95,68 €

Coste tratamiento completo

(8 días)

888 €

1024 €

864 €

252 €

765 €

Coste incremental *****

+24 €

+160 €

-

-612 €

-67 €

* PVL + IVA. No se consideran los descuentos a aplicar según el RD-ley 08/2010.

** Precio de facturación indicado en la aplicación de gestión de medicamentos en situaciones especiales (AEMPS).

*** Dosis estimada de daptomicina para un paciente de 70-80 kg (6 mg/Kg).

**** Precio calculado utilizando un vial de 500mg.

***** Diferencia de coste global respecto a la terapia de referencia más económica.


Nota: Ver en anexo IV, pag 30, PVL con IVA financiado del vial de Ceftarolina actualizado según nomenclator y tabla actualizada.



Comparación de costes de ceftarolina fosamilo frente a otras alternativas en Neumonía Adquirida en la Comunidad




Medicamento




Ceftoralina fosamilo

Zinforo®600mg vial IV



Ceftriaxona

Ceftriaxona EFG 1000 mg vial IV



Amoxicilina/clavulánico

Amocivilina/clavulánico EFG 2g/200mg vial IV



Levofloxacino

Levoflofacino EFG 500mg bolsa PERFIV



Moxifloxacino

Actira® 400mg vial PERFIV



Precio unitario*

55,5 €

4,05 €

2 €

14,04 €

32,45€

Posología

600mg/12h

1000mg/24h

2g/200mg/8h

500mg/24h

400mg/24h

Coste día

111 €

4,05 €

6 €

14,04 €




Coste tratamiento completo

(7 dias)

777 €

28 €

42 €

98€

227 €

Coste incremental**

+679 €

-70 €

-56 €

-

+129 €

* PVL + IVA. No se consideran los descuentos a aplicar según el RD-ley 08/2010

** Diferencia de coste global respecto a la terapia de referencia.





7.2.b Coste eficacia incremental estudios publicados
Se dispone de un estudio farmacoeconómico25 publicado donde se analiza un modelo teórico sobre el impacto económico que supondría la inclusión de ceftarolina fosamilo en un hospital de Estados Unidos para el tratamiento de la IPPB.
Se realiza un modelo de impacto presupuestario durante 3 años construido con 3 tratamientos de inicio: ceftarolina fosamilo, vancomicina junto a aztreonam y vancomicina junto a otro antibiótico (piperacilina-tazobactam, levofloxacino, cefazolina).
Se utilizaron las tasas de curación similares a la de los estudios CANVAS.

Al tratarse de un modelo teórico, se realizaron diferentes asunciones:



  • El porcentaje de paciente que recibirían ceftarolina como terapia para la IPPB durante esos tres años (20, 30 y 40%).

  • Los pacientes que consiguieran curación clínica con la antibioterapia inicial tendrían una estancia inferior a los pacientes que necesitaran de una segunda terapia.

  • Los pacientes que no respondieron a la terapia inicial, si responderían a una segunda terapia.

  • El coste de la terapia de segunda línea para pacientes donde la terapia inicial hubiera fracasado sería de 100$ por día.

Se tuvieron en cuenta costes directos: medicación, administración, monitorización, estancia…

Los resultados muestran que tratar a un paciente con IPPB con ceftarolina genera un ahorro de 395$, si lo comparamos con el tratamiento de vancomicina+aztreonam. Concluyendo que la inclusión de la ceftarolina no tendría un impacto económico negativo en los presupuestos del hospital.

A parte de ser un modelo teórico, la aplicabilidad en nuestro ámbito es casi nula, ya que los costes de adquisición expuestos son mucho mayores para la vancomicina+aztreonam (110$/día) que para la ceftarolina (92$/día), los cuales son muy diferentes a los costes reales que nos encontramos en nuestro ámbito.




8 AREA DE CONCLUSIONES.



8.1 Resumen de los aspectos más significativos y propuesta.
Resumen de los aspectos más significativos: Eficacia. Seguridad. Coste

- Ceftarolina fosamilo es el profármaco de ceftarolina, una nueva cefalosporina (5ª generación).

- Es una antibiotico de amplio espectro con actividad frente a Staphylococcus aureus (SARM), frente a Streptococcus Pneumoniae multirresistente y otros microorganismos Gram positivos y negativos (Haemophilus influenzae, Moraxella cararrhalis) y cepas no BLEA de Escherichia coli y Klebsiella pneumoniae

- Ha demostrado su no inferioridad en estudios controlados frente a vancomicina + aztreonam en infección de piel y partes blandas y frente a ceftriaxona en neumonía adquirida en la comunidad (riesgo PORT III y IV).

- Su ventaja potencial frente a otros betalactámicos sería su actividad frente a SARM, pero debido a la ausencia de ensayos clínicos en neumonía por SARM y bacteriemia de forma independiente a IPPB y NAC, hace que no se pueda recomendar actualmente frente a otras terapias como primera elección de tratamiento.

- Ceftarolina todavía presenta datos limitados en cuanto al desarrollo de resistencias. No hay datos de desarrollo de resistencias en los estudios pivotales. Aunque existen datos de baja selección de cepas resistentes in vitro, incluyendo microorganismos Gram positivos multirresistentes.

- Ceftarolina es bien tolerada con un perfil de seguridad similar al de otras cefalosporinas.

- Su coste en general es más elevado que el resto de antibióticos con los que se compara.


Resumen de beneficio riesgo y coste efectividad.

- Es la primera cefalosporina con elevada actividad frente a SARM y posee un amplio espectro antibacteriano con una alta actividad frente a multitud de patógenos oportunistas.

- En los ensayos clínicos se han notificado efectos adversos moderados.

- Puede administrarse en pacientes con disfunción renal ajustando la dosis y aunque su farmacocinética en pacientes con alteraciones de la función hepática no se ha establecido, su mínimo aclaramiento hepático parece indicar que no debe alterarse significativamente en caso de disfunción hepática.

- Su perfil de efectos adversos es, en general, más tolerable que otros tratamientos usados en las mismas indicaciones (linezolid, daptomicina, tigeciclina). Ceftarolina ha demostrado muy pocas evidencias clínicas de alteraciones musculares o cardiacas y no produce alteraciones hematológicas.

- No existe consenso sobre la actividad de ceftarolina sobre ciertos organismos productores de betalactamasas. Posee limitada actividad frente a Pseudomonas aeruginosa.

- No existen ensayos controlados en mujeres embarazadas y además su uso en embarazo solo se podría realizar si el beneficio justifica el riesgo. No se ha establecido la seguridad de ceftarolina en la población pediátrica, paciente en tratamiento con glucocorticoides, pacientes VIH, y pacientes en tratamiento con quimioterapia o radioterapia.

- No existen datos relativos al impacto sobre la calidad de vida del tratamiento con ceftarolina.

- El coste incremental respecto a las terapia de referencia en IPPB es favorable a ceftarolina cuando se compara con linezolid, pero no cuando el comparador es daptomicina (a dosis recomendadas en esta indicación) o vancomicina + aztreonam. En el caso de NAC, cuando se comparan los costes directos de ceftarolina frente a las diferentes terapias de referencia, en ningún caso la ceftarolina se ve favorecida.

8.2 Lugar en terapéutica. Condiciones de uso en el hospital. Aplicación de los datos y conclusiones al hospital.
Las características de actividad antimicrobiana de ceftarolina tan limitadas sobre Grampositivos y especialmente sobre SARM, con poco espectro de actividad sobre Gramnegativos, se acompañan de un importante hiato de cobertura sobre Gramnegativos (aerobios y anaerobios) productores de BLEE, así como sobre P. aeruginosa, por lo cual su elección para el tratamiento empírico en monoterapia de algunos procesos o síndromes de IPTB y de Neumonía (NAC con riesgo de aspiración), pese a los resultados de los estudios analizados, podría ser comprometida, salvo que se decidiera llevar a cabo adición de otros antibióticos acompañantes, y en vez de monoterapia se realizara tratamiento combinado.
Ceftarolina fosamilo debido tanto a su espectro de actividad antibacteriana como a su perfil de seguridad, podría considerarse una opción de tratamiento para pacientes con IPPB con confirmación o sospecha de SARM, en aquellos casos en los que exista alguna contraindicación clínica o efectos adversos, que no permitan el tratamiento con los fármacos recomendados según las guías de práctica clínica actuales.
Se decide posicionarlo como segunda línea de tratamiento y únicamente para la indicación de tratamiento de infecciones complicadas de la piel y tejidos blandos con sospecha de S aureus meticilin resistente cuando el uso de vancomicina haya fracasado o no haya sido tolerado o sea inadecuado.
Falta por conocer datos relativos a la eficacia en NAC por SARM y en pacientes que requieran ingreso en unidades de críticos.
Nota: Ver en anexo IV pág. 30, actualización del posicionamiento terapéutico de Ceftarolina fosamilo en IPPB con sospecha de SARM

 


9. BIBLIOGRAFÍA.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal