Ideas sobre el universo



Descargar 2,62 Mb.
Página2/21
Fecha de conversión14.05.2017
Tamaño2,62 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21
precesión de los equinoccios es el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra..., que se desplaza en la esfera celeste, trazando una superficie cónica... y recorriendo una circunferencia completa cada 25 776 años, período conocido como año platónico, de manera similar al bamboleo de un trompo o peonza.

El valor actual del desplazamiento angular es 1° cada 71.6 años.[][]

Este cambio de dirección es debido a la inclinación del eje de rotación terrestre sobre el plano de la eclíptica y la torsión ejercida por las fuerzas de marea de la Luna y el Sol sobre la protuberancia ecuatorial de la Tierra.

Estas fuerzas tienden a llevar el exceso de masa presente en el ecuador hasta el plano de la eclíptica.[]

Históricamente se le atribuye el descubrimiento de la precesión de los equinoccios a Hiparco de Nicea como el primero en dar el valor de la precesión de la Tierra con una aproximación extraordinaria para la época. Las fechas exactas no son conocidas, pero las observaciones astronómicas atribuidas a Hiparco por Claudio Ptolomeo datan del 147 al 127 a. C.

Algunos historiadores sostienen que este fenómeno ya era conocido, en parte, por el astrónomo babilonio Cidenas... que advertiría este desplazamiento ya en el año 340 a. C.[][]
Estimó entonces un perímetro de 400.000 estadios (un estadio es algo menos de 200 metros, 80.000 Km App), estimación más del doble que la cifra actualmente establecida.38.4000)
Esta estimación estaba basada en la diferencia en la posición aparente de la estrella polar en Egipto y en Grecia.

Los griegos tenían un tercer argumento a favor de la redondez de la tierra.
Cuando se acerca un barco en el horizonte, primeramente se ven las velas y luego el casco.
Aristóteles pensaba que la tierra estaba en reposo y que el sol – la luna y las estrellas giraban alrededor de esta.

Había razones místicas para suponerlo

Por la misma razón el movimiento circular era el más perfecto y aceptado.
Esta idea fue desarrollada por Ptolomeo en el siglo I de nuestra era.

El estableció un modelo cosmológico completo.

La tierra permanecía en el centro, rodeada por ocho esferas que llevaban, la luna, el sol, los cinco planetas conocidos (mercurio, venus, marte, júpiter y Saturno) y las estrellas fijas.


Primera esfera

Luna

Segunda esfera

Sol

Tercera esfera

Mercurio

Cuarta esfera

Venus

Quinta esfera

Marte

Sexta esfera

Júpiter

Séptima esfera

Saturno

Octava esfera

Estrellas fijas

La esfera externa arrastraba a las estrellas fijas que siempre están en las mismas posiciones relativas pero que tienen un movimiento de rotación común.


Lo que hay más allá de esta última esfera no quedo nunca muy claro, pero ciertamente no era parte del universo observable para la humanidad.
El modelo de Ptolomeo ofrecía un sistema razonable, para predecir las posiciones de los cuerpos celestes de un modo más o menos correcto, sin embargo para predecir las posiciones de la luna
Ptolomeo tenía que hacer una hipótesis según la cual, la luna seguía una trayectoria que en algunos momentos llevaba a la luna a una distancia el doble que en otras.
Esto implicaba que la luna tenía que aparecer algunas veces el doble de tamaño que en otras posiciones

En el sistema ptolemaico, cada planeta es movido por dos o más esferas: una esfera es su deferente que se centra en la Tierra, y la otra esfera es el epiciclo que se encaja en el deferente. El planeta se encaja en la esfera del epiciclo. El deferente rota alrededor de la Tierra mientras que el epiciclo rota dentro del deferente, haciendo que el planeta se acerque y se aleje de la Tierra en diversos puntos en su órbita, inclusive haciendo que disminuya su velocidad, se detenga, y se mueva en el sentido contrario (en movimiento retrógrado). Los epiciclos de Venus y de Mercurio están centrados siempre en una línea entre la Tierra y el Sol (Mercurio más cercano a la Tierra), lo que explica por qué siempre se encuentran cerca de él en el cielo. El orden de las esferas ptolemaicas a partir de la Tierra es:

El modelo del deferente-y-epiciclo había sido utilizado por los astrónomos griegos por siglos, como lo había sido la idea del excéntrico (un deferente levemente desviado del centro de la Tierra). En la ilustración, el centro del deferente no es la Tierra sino la X, haciéndolo excéntrico

Desafortunadamente, el sistema que estaba vigente en la época de Ptolomeo no concordaba con las mediciones, aun cuando había sido una mejora considerable respecto al sistema de Aristóteles. Algunas veces el tamaño del giro retrógrado de un planeta (más notablemente el de Marte) era más pequeño y a veces más grande. Esto lo impulsó a generar la idea de un ecuante.



El ecuante era un punto cerca del centro de la órbita del planeta en el cual, si uno se paraba allí y miraba, el centro del epiciclo del planeta parecería que se moviera a la misma velocidad. Por lo tanto, el planeta realmente se movía a diferentes velocidades cuando el epiciclo estaba en diferentes posiciones de su deferente. Usando un ecuante, Ptolomeo afirmaba mantener un movimiento uniforme y circular, pero a muchas personas no les gustaba porque pensaban que no concordaba con el dictado de Platón de un "movimiento circular uniforme". El sistema resultante, el cual eventualmente logró amplia aceptación en occidente, fue visto como muy complicado a los ojos de la modernidad; requería que cada planeta tuviera un epiciclo girando alrededor de un deferente, desplazado por un ecuante diferente para cada planeta. Pero el sistema predijo varios movimientos celestes, incluyendo el inicio y fin de los movimientos retrógrados, medianamente bien para la época en que se desarrolló.

(Retrogradación de los planetas



Órbita retrógrada, un satélite de color rojo órbita en el sentido del reloj alrededor de un planeta azul/negro girando en sentido contrario al sentido del reloj.
En Astronomía, el movimiento directo, sentido directo o movimiento progrado se define de diferentes formas:

  • Movimiento de rotación de un astro en sentido antihorario, visto desde encima del Polo Norte solar.

  • Movimiento de un cuerpo en su órbita , en sentido antihorario, visto desde encima del Polo Norte solar.

  • Movimiento de Oeste a Este de un astro en la esfera celeste, visto mirando hacia el Sur.

Por ejemplo, el movimiento mensual de la Luna es un caso de movimiento directo. Si se observa la Luna respecto al fondo de estrellas durante varios días a la misma hora, desde el hemisferio norte se puede apreciar el movimiento en sentido antihorario. Sale por el Oeste en fase creciente, y aproximadamente dos semanas después se pone por el Este en su fase llena.

Movimiento retrógrado (sentido retrógrado)

El movimiento diario aparente del Sol de Este a Oeste es un movimiento retrógrado o de sentido horario desde el hemisferio norte.



Movimiento retrógrado es el movimiento opuesto al directo, y se define como:

  • La rotación de un cuerpo en sentido horario, visto desde encima del polo Norte solar.

  • El movimiento de un cuerpo en su órbita , en sentido horario, visto desde encima del polo Norte solar.

  • El movimiento de Este a Oeste de un astro en la esfera celeste, visto mirando hacia el Sur.

Por ejemplo el movimiento diario aparente del Sol de Este a Oeste es un movimiento retrógrado o de sentido horario visto desde el hemisferio norte. Además el movimiento diurno del Sol es ligeramente más lento que el de las estrellas lejanas. Su periodo es un día solar de 24 horas, mientras que el de las estrellas es un día sidéreo, unos 4 minutos más corto.

En el Sistema Solar solo dos planetas tienen rotación retrógrada:



Venus y Urano.

El movimiento directo y retrógrado están definidos considerando una determinada posición del observador (desde encima del Polo Norte solar), y para una determinado sentido de su visual (mirando hacia el Sur). Por lo tanto un movimiento será directo o retrógrado con independencia del observador. Otra cosa es que sea apreciado por el observador en sentido horario o antihorario. Por lo que el movimiento orbital de la Luna es directo tanto en el hemisferio norte como en el hemisferio sur, aunque se aprecie con sentido antihorario en el hermisferio sur, y con sentido horario en el norte. Análogamente, el movimiento diurno del Sol es retrógrado, y será horario para un observador del hemisferio norte, y antihorario para otro del hemisferio sur. Digamos que directo o retrógrado son el verdadero sentido del movimiento, mientras que sentido horario o antihorario es circunstancial, depende de la posición.

La palabra planeta viene del término planete en griego, que significa vagabundo o errante. Se aplica a los astros que modifican sus posiciones respecto a las estrellas fijas. Todos gozan de un movimiento diurno de este a oeste, acompañando a las estrellas mientras se desplazan con lentitud hacia el este. Los planetas ocupan una estrecha banda de 8º de anchura a cada lado de la eclíptica llamada banda zodiacal, estando en ocasiones al norte o al sur de la eclíptica. Para los griegos y sus sucesores eran planetas el Sol, la Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno. En 1781, mucho tiempo después de la revolución copernicana, un nuevo planeta fue descubierto, se trataba de Urano.

El Sol y la Luna parecen moverse de una forma más o menos regular, a lo largo del espacio, avanzando siempre de este a oeste, pero hay cinco planetas que viajan de una forma más irregular. Así estos cinco se desplazan a lo largo del espacio de oeste a este, aunque dicho movimiento se ve interrumpido durante breves intervalos por un movimiento retrógrado de este a oeste.

El retroceso va precedido de una pérdida en la velocidad de avance hasta pararse; luego, retrocede hasta alcanzar otra vez una posición estacionaria y reemprende el movimiento normal de oeste a este.

Mediante una observación cuidadosa los antiguos observaron que los periodos entre las retrogradaciones o periodo sinódico y aunque variaban eran por término medio 116 días, para Mercurio; 584 para Venus; 780 días para Marte; 399 para Júpiter y 378 para Saturno.

La retrogradación ocupa una parte mínima del movimiento del planeta que normalmente se desarrolla en sentido directo. Las duraciones de la retrogradación para los diferentes planetas son para Mercurio 23 días, Venus 42 días, Marte 73 días, Júpiter 123 días y Saturno 138 días.)

Ptolomeo reconocía estas inconsistencias, pero pese a ello, su modelo fue, aunque no universalmente, aceptado.


Fue adoptado por la iglesia cristiana como una imagen del universo que estaba de acuerdo con las sagradas escrituras. Tenía la gran ventaja que dejaba bastante margen fuera de la esfera de las estrellas fijas para el cielo y el infierno.
Razonablemente apropiadas para predecir posiciones de los cuerpos celestes
El problema era describir la trayectoria de la luna.

¿Trayectoria de la luna?

Se acercaría y alejaría en una trayectoria de espiral, como en un movimiento armónico de un resorte

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   21


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal