Hauteskunde-emaitzen araberako aurkezpena



Descargar 166 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión25.07.2017
Tamaño166 Kb.
  1   2   3   4
Lehendakari anderea
Batzarkide jaun-andereak

.....


Jaun-Andereok


1-SARRERA


Hilabete eta egunbete da, gaur hemen, ekainaren 26an, Oñatin bildurik gaudenok foru-hauteskundeetara aurkeztu ginela. Gipuzkoako Batzar Nagusietako batzarkide izan eta, Gipuzkoako diputatu nagusia aukeratzeko.


2003eko maiatzaren 25eko foru-hauteskundeetan Gipuzkoan izandako emaitzen arabera, zuon aurrean azaltzen natzaizue, bada, Gipuzkoako batzarkide, Gipuzkoako diputatu nagusirako hautagai gisa.
PNV-EA koalizioaren izenean aukezten natzaizue, foru-hauteskundeotan bi alderdi abertzale demokratikook plazaratu zuten egitarau soziopolitikoa gaur hona Batzar Nagusietara ekarriaz.
PNV-EA koalizioak 156.264 botu izan zituen 2003.eko maiatzaren 25eko foru-hauteskundeotan eta 27 batzarkide. Batzar Nagusien gehiengo osoa.
Ondorioz, Gipuzkoako diputatu nagusi izateko asmoz natorkizue, jarraian hurrengo lau urtetarako egitasmoa aurkeztera, batzarkideon babes zabala izango duelakoan.
(Traducción de la intervencion en euskera) Hoy, 26 de junio, se cumple un mes y un día desde que los aquí reunidos en Oñati nos presentamos a las elecciones forales, para formar parte de las Juntas Generales de Gipuzkoa y elegir al diputado general de Gipuzkoa.

Con arreglo a los resultados habidos en Gipuzkoa en las elecciones forales de 25 de mayo de 2003, me presento ante ustedes, pues, como miembro juntero de Gipuzkoa y candidato a diputado general de Gipuzkoa.

Me presento en nombre de la coalición PNV-EA, y traigo hoy ante estas Juntas Generales el programa socio-político que los dos partidos nacionalistas democráticos hicieron público en las elecciones forales.

La coalición PNV-EA consiguió 156.264 votos y 27 junteros en las elecciones forales del 25 de mayo de 2003. Es decir, la mayoría absoluta de estas Juntas Generales.(Fin de la traducción)
En consecuencia me presento, de conformidad con el artículo 131 del Reglamento de estas Juntas, que es, junto con el 130 y el 132, el que regula la designación del diputado general, “a exponer en un tiempo máximo de 90 minutos las lineas generales del programa para el gobierno foral.” Y recabar, en la medida que Uds. entiendan conveniente, su apoyo para mi designación.



  • LA COYUNTURA POLITICA REFLEJADA EN LAS JUNTAS GENERALES DE GIPUZKOA

Quisiera, desde el frontispicio mismo de esta exposición, manifestar junto al honor al que he hecho referencia anteriormente, mi insatisfación por el hecho de no poder defender mi candidatura en las condiciones exactas en las que hubiera deseado presentar el programa de la coalición PNV-EA y recabar el apoyo de los señores y señoras procuradoras.


Me hubiera gustado, en efecto, hacerlo en este foro, en las Juntas Generales, en las que estuvieren presentes, y se sintieran representadas y en condiciones básicas de igualdad democrática, cada cual desde su propia personalidad, todas las sensibilidades políticas de nuestro Territorio. No es el caso.
Este déficit, que lamento, y que entiendo debiéramos empeñarnos entre todos en colmar y suplir, no significa, en absoluto, que hoy y aquí estas Juntas Generales no sean democráticas ni que no se hayan constituido en plena legalidad y legitimidad democrática.
Beraz, ez ditzala nire hitzok inork gaizki ulertu. Maiatzaren 25eko foru eta udal hauteskundeetara ez zuten aurkezterik izan ezker abertzaleko zenbait hautagaik. Madrilen onartutako lege batek eragozten zielako, batetik, eta aurkeztearen aurkako jokaera jakina hartu zutelako, bestetik.
Ondorioz, ondo egoera konplexuan ekiten diogu legealdi berriari.
Konplexutasun honen lekuko dira hauteskundeak izan eta, egunez egun bizi ditugun eztabaidak.
Zenbaitzuk gogoko dute katua eta txakurrarenean aritzea. Muturretik muturrera jiraka eta bueltaka.
Beste batzuk irteerarik gabeko bideak jorratu nahiko lituzkete, urak pasa eta gero, presagintzari ekin nahian.
Garaian garaikoak.
Horregatik, PNV-EA koaliziotik argi eta garbi azaldu nahi dugu gai honi buruzko gure jarrera, inor okerbidean murgil ez dadin.
( Traducción de la intervención en euskera) Por lo tanto, que nadie interprete mal mis palabras. Algunos candidatos de la izquierda abertzale no pudieron presentarse a las elecciones municipales y forales de 25 de mayo. Por una parte, puesto que una ley aprobada en Madrid se lo impedía, y, por otra, porque adoptaron una postura concreta contraria a su presentación.
Por lo tanto, damos comienzo a esta nueva legislatura en una situación muy compleja.

Son testigo de esa complejidad las elecciones celebradas y los debates que vivimos día a día.

A algunos les gusta jugar al perro y al gato. Dar vueltas y vueltas de extremo a extremo.

Otros querrían trabajar vías sin ninguna salida, como queriendo construir la presa después de pasar las aguas.

Cada cosa a su tiempo.

Por ello, desde la coalición PNV-EA queremos expresar claramente nuestra postura ante ese tema, para que nadie se preste a confusiones.(Fin de la traducción)
Las elecciones del pasado 25 de mayo, aunque se plantearon y celebraron en condiciones manifiestamente mejorables desde el punto de vista democrático, y, desde luego, no las deseadas ni por mí ni por los partidos de la coalición en cuyo nombre me presento hoy como candidato a diputado general de Gipuzkoa, reflejaron con claridad cuál era la voluntad política de los ciudadanos y ciudadanas de Gipuzkoa a la hora de configurar estas Juntas Generales.
Los ciudadanos supieron de antemano qué significaba cada voto, cuál era la propuesta que cada grupo político le ofrecía al respecto como opción, como actitud y como propuesta para los próximos cuatros años. Con esa información en su mano votaron para estas Juntas Generales las opciones políticas que hoy y aquí están representadas.
Izan gaitezen zentzudunak. Pentsa dezala bakoitzak bere burutik nahasmendutan korapilotu gabe. Asko eta asko dira gizarte-egoera hobetzea helburu izan ordez, beren interes propioak sendotu nahian dabiltzanak. Ez dute errukirik, ezta kupidarik ere, euskal politikagintza gurpil zoro zorabiatu baten ardatzera eramateko. Gurpil zoroa, beti zoro. Jokabide horietatik ez dator irtenbiderik. Bada, hala eta guztiz ere, jiraka eta biraka ibiltzea ondo gogoko duenik.
Gurpil zorotik atera beharra dago, ordea. Onar dezagun demokrazia guztiak ondu daitezkeela eta geurean bizi dugun honek baduela zer hobeturik. Egin dezagun jokabide demokratikoetan sakontzeko ahalegina. Hasteko hemen Batzar Nagusiotan.
(Traducción de la intervencion en euskera) Seamos sensatos. Que cada cual piense por sí mismo sin complicar las cosas. Son muchos los que en lugar de tener como objetivo la mejora de la situación social, tratan de reforzar sus propios intereses. No tienen ningún tipo de reparo a la hora de llevar la política vasca al eje de un círculo vicioso. El círculo vicioso siempre está viciado. No hay ninguna salida a través de esas actitudes. Sin embargo, hay a quien le gusta andar a vueltas.

Sin embargo, es preciso salir del círculo vicioso. Aceptemos que todas las democracias pueden mejorarse y ésta en la que nosotros vivimos tiene qué mejorar. Hagamos un intento por profundizar en las actitudes democráticas. Para empezar, aquí, en las Juntas Generales. (Fin de la traducción)
Porque la mejora de la democracia, viene de más democracia, no de ausencia de ella, ni de echar por la borda las más o menos escasas normas y comportamientos democráticos existentes en una sociedad. La democracia son normas, son procedimientos, son comportamientos en base a los cuales somos capaces de ordenar, regular y llevar a efecto, entre todos, en base a mayorías y minorías, la convivencia. Las normas, los procedimientos y los comportamientos son mejorables y deben ser mejorados constantemente, profundizando de tal forma en la democracia. Pero una voluntad y un propósito de mejora a nadie le exime del respeto y el cumplimiento, incluso a la hora de su modificación, de las normas mayoritariamente aprobadas y existentes en cada momento. A nadie le exime de ello y a nadie le posibilita, tampoco, el cumplimiento arbitrario y a la medida de las propias conveniencias.
Este tipo de consideraciones puede, a algunos, parecer innecesarias, por obvias. Que son obvias, es evidente. No le falta razón a quien así piense. No, por ello, pienso, es hoy y aquí innecesario volver a enunciarlas.
No es mi propósito, en cualquier caso, insistir excesivamente en este tipo de cuestiones básicas y de principio. Ni mucho menos entrar a debatirlas. Poco aportan, siquiera sea por desgracia, entre nosotros, a la altura de los tiempos en que nos movemos. Tengo incluso la impresión de que sirven más para despistar y confundir que para aclarar y ayudar a encauzar y enderezar nuestros problemas.
Mi propósito central es otro. Desearía que mis palabras les sirvieran a Uds., sres. y sras. procuradores junteros, para situarles con alguna precisión en la perspectiva política y programática en la que nos proponemos trabajar, al servicio de Gipuzkoa, desde la coalición PNV-EA, en los próximos años, desde la Diputación Foral de Gipuzkoa y desde estas mismas Juntas Generales.
Bi motatako gogoetak egin asmo ditut gaur hemen zuen aurrean nagusiki: erreflexio politiko zenbaitekin abiatuko naiz, bizi dugun egoerak, besterik ez balitz ere, alboraezin egiten dituenez; eta, jarraian, ondorengo lau urtetan, Gipuzkoako Aldundi eta Batzar Nagusi hauetatik egin asmo ditugunen ildo nagusiak azaltzen saiatuko naiz.
Bi atal horiek izango ditu, horregatik, nere mintzaldi honek.
Nolanahi, bakoitza jorratzen hasi aurretik, beste zerbait ere erantsi nahi nuke, badaezpadan.
Pentsa dezakezuenez, ez nator hona lau urteren buruan egin espero duguna zehaztasunez agertzera. Ildo nagusiak isladatzen saiatuko naiz, esan bezala. Lehenik eta behin, bidezko ez ezik, hala egitea ezinbesteko ere badenez, 90 minutuk denerako ematen ez duenez. Gero, gainera. nere iritziz, gaurko ekitaldia ez delako, izan ere, bidetxidorretan galtzeko, bide nagusien nondik norakoa agertarazteko baizik, eta, horren ondorioz, Batzar Nagusi hauen konfiantza eta aldeko botoa eskatzeko.
(Traducción del euskera) Mi intención hoy aquí es llevar a cabo principalmente dos tipos de reflexiones ante ustedes: comenzaré con algunas reflexiones políticas, aunque sólo sea porque la situación en la que vivimos, nos impide dejarlas a un lado; y, a continuación, intentaré explicar las líneas maestras de los proyectos que tenemos desde la Diputación de Gipuzkoa y desde estas Juntas Generales.

Por lo tanto, mi discurso estará compuesto por esas dos partes.

De todos modos, antes de entrar a desarrollar cada una de ellas, quisiera añadir algo más, a título previo.

Como podrán imaginar, no vengo aquí a explicar detalladamente lo que esperamos realizar a lo largo de cuatro años. Como he dicho, intentaré reflejar las líneas maestras. En primer lugar, puesto que hacerlo así además de lógico es inevitable, ya que 90 minutos no dan para todo. Además, en mi opinión, el acto de hoy no debe servir para perdernos en atajos, sino para expresar los pormenores de las líneas maestras, y, en consecuencia, para solicitar la confianza y el voto a favor de estas Juntas Generales. (Fin de la traducción)

2-PERSPECTIVA POLÍTICA


  • PERSONALIDAD VASCA DE GIPUZKOA

Tal y como he reiterado con insistencia durante la campaña electoral, desde la perspectiva política de la coalición PNV-EA, no existe una Gipuzkoa al margen de un proyecto político común para Euskadi.


Al mismo tiempo, sin embargo, la personalidad de todo orden de Gipuzkoa, en el seno de Euskal Herria, es indiscutible. No existe un Proyecto político del País Vasco que merezca la pena que se base no ya en la negación, ni siquiera en la minusvaloración de cada uno de los Territorios que lo conforman.
Se trata justamente de lo contrario, por lo que al edificio institucional que hemos construido en Euskadi en los últimos 25 años se refiere. Su peculiaridad más destacada radica en la relevancia que se ha atribuido a los antiguos territorios forales, Gipuzkoa entre ellos, ahora rebautizados como territorios históricos.
Se ha recogido con ello la más genuina tradición política, lo que constituye a mi entender un acierto en sí mismo. Pero un acierto que adquiere mucho más valor si se constata, como a mi entender hemos constatado, y lo constataremos todavía más en el futuro, que la descentralización interna con la que nos hemos organizado constituye también la fórmula idónea, tanto desde el punto de vista de la eficacia de la acción política como desde el prisma de la calidad de los servicios.
Ahora bien: El País Vasco no se encierra en los límites administrativos actuales de la Comunidad Autónoma de Euskadi. Otros muchos ciudadanos, que no pertenecen a la Comunidad Autónoma del País Vasco, se reclaman, con igual derecho que el mío, como “vascos”. Esa es una realidad incuestionable que no puede ser ni negada, ni menospreciada, ni evidentemente sacada de su contexto real.
Lamentablemente, hoy es el día en el que ni la Comunidad Autonoma de Euskadi, ni Euskal Herria, dispone de un marco jurídico y administrativo que le permita afrontar el futuro con suficientes garantías de estabilidad, normalidad y confianza en su futuro:


  • Ni dentro de España

  • Ni dentro de Europa.

No existe una única forma político-administrativa para hacer frente a esa realidad. Puede haber propuestas varias.



La propuesta del Lehendakari Ibarretxe, tan de actualidad, merece, desde esta perspectiva, todo el respeto.


Es, también, mi propuesta política,al igual que propuesta de la coalición PNV-EA que represento en este Pleno de designación de candidato a Diputado General de Gipuzkoa, hoy y aquí, para este País del que Gipuzkoa forma parte esencial.
En todo caso, la decisión última corresponde a los ciudadanos y ciudadanas vascos. A ellos hay que darles la palabra.
El plan del Lehendakari Ibarretxe es una propuesta que intenta dar con un estatus jurídico, para Euskadi, en España y en Europa, no supeditado al albur de las circunstancias políticas de la España del momento, más allá de lo indispensable.
Argi eta garbi azaldu nuen hauteskundealdiaren hasieratik bertatik “Ibarretxe lehendakariaren egitasmo politikoaren eragile” izango nintzela hurrengo urteotan, gipuzkoarrek beren botuz Foru Aldundirako aukeratzen baninduten.
Jarrera politiko honi heldu diot, irmoki heldu ere, hauteskundealdian zehar. Gehiago. Sinesturik nago PNV-EA koalizioaren emaitza bikainen arrazoi-giltzetariko bat izan dela.
Gipuzkoarrek, euskaldunek bezalatsu, bakea nahi dute. Elkarbizitzarako egokiera duina. Urte gehiegi daramatzagu alferriko sufrikarioetan. Egoera hau gainditzeko elkarrizketa da tresna. Herritarrak ordezkatzen ditugun ordezkari eta alderdi politiko guztien adostasuna, kale nagusia. Bakea eta normaltasun politikoa, helburu.
(Traducción del euskera) Al principio mismo de la campaña electoral expliqué claramente que sería un impulsor del programa político del lehendakari Ibarretxe durante los próximos años, si los guipuzcoanos me elegían con su voto para la Diputación Foral.

Durante la campaña electoral he mantenido esta posición política, de manera firme y clara. Es más, estoy convencido que ha sido una de las claves de los estupendos resultados de la coalición.

Los guipuzcoanos, como los vascos en general, quieren la paz. Una digna adaptación a la convivencia. Llevamos demasiados años sufriendo inútilmente. El diálogo es el instrumento para superar esta situación. El acuerdo de todos los representantes y partidos políticos que representamos a los ciudadanos, la vía principal. El objetivo es la paz y la normalidad política.(Fin de la traducción)
Es una propuesta que, por lo mismo, intenta dar seguridad jurídica a todo lo que se deriva de dicho estatus: a las Instituciones y a las políticas por ellas desarrolladas. De forma que en adelante no sea necesario seguir ni discutiendo, ni reivindicando, ni resistiendo, ni mendigando permanentemente lo que no tendría por qué no estar claro de una vez.
Es un propuesta que reclama, por otra parte, el nivel competencial necesario y suficiente para el desarrollo autónomo, autogobernado y normalizado del País Vasco en la Europa del Siglo XXI.
Y es, finalmente, una propuesta que entiende sólo de vías única y estrictamente democráticas para avanzar en esta dirección, cediendo la última palabra, en condiciones de igualdad y libertad, a los ciudadanos y ciudadanas vascos, para su ulterior negociación con el Estado español.
Conocen, tan bien como yo, las respuestas que hasta el día de hoy ha recibido esta propuesta del Lehendakari.
Dos tipos de respuesta, contradictorias entre ellas.
Por un lado, la lectura mayoritaria en el País Vasco, incluida por supuesto Gipuzkoa. Ha sido la respuesta de quienes han leído la propuesta, han hecho incluso aportaciones, o, al menos, le han escuchado y creído y se han fiado de él, como cuando le votaron en las pasadas elecciones autonómicas.

Por el otro, la lectura del no. Del no leo, incluso. O su otra cara: lo leo sesgadamente, a mi manera, tergiversadamente, con manifiesta falsedad. Y, eso sí, lo contesto: de forma desproporcionada, ofensiva incluso, carente en ocasiones del mínimo tono ético.


Se trata de una lectura y contestaciones que, me adelanto a decir, son, como mínimo, inmerecidas tratándose de la persona y de Institución más representativa, hoy y aquí, del mayor número de ciudadanos vascos y vascas.
Ha sido y sigue siendo, por desgracia, la lectura de la DESCALIFICACIÓN POR LA DESCALIFICACIÓN. La del “ni nos sentaremos a hablar mientras no la retire”.
Una lectura que ha llegado desde dos frentes:
Desde ETA, por un lado, que, todavía, justo en la confrontación electoral última, mostró, una vez más, su evidente desprecio a las Instituciones de este País, y al Lehendakari en particular, y su nulo propósito consiguiente de escuchar y hacer caso, alguna vez, a la voluntad popular, salvo que ésta haga lo que ella diga, lo que evidentemente ni ha ocurrido en el pasado, ni ocurre en el presente ni va a ocurrir en el futuro.
Nada nuevo, al respecto, por otra parte, para todo aquel que, antes o después, despertó en este País a la vida democrática.
Pero es sabido por todos que, en esta ocasión y en este punto, ETA no ha sido la única que ha dicho no, en términos de la descalificación por la descalificación a la propuesta del Lehendakari.
Dos grupos políticos, presentes en este mismas Juntas Generales, han sido también, hasta el día de hoy, en base a un acuerdo mutuo, concretado en un llamado Pacto antiterrorista, inusualmente agresivos y descalificadores del Lehendakari y de su propuesta, en términos difíciles incluso de entender en la vida política. Me refiero evidentemente al PP y al PSE(PSOE).
Y siguen, hoy todavía. La conformación reciente de municipios, tras las pasadas elecciones del 25 de mayo, han dado muestras de la vigencia de tales actitudes y de la concertación previa de las decisiones.
A resultas, la VIDA POLÍTICA VASCA está transcurriendo entre nosotros por derroteros nada deseables. Se le está sometiendo a tensiones y vaivenes que he calificado repetidas veces “de democracia de papel”. Y está dando lugar a fenómenos políticos que muchos no nos imaginábamos siquiera hace algunos años.

Hoy es el día, en todo caso, en el este género de respuestas agresivamente negativas, no han podido con la sociología política –no digamos nada las otras sociologías, la económica, la cultural, la convivencial, etc.- de este País, que, en vez de ir hacia los extremos, como se ha pretendido, con desvergüenza e impudicia, en las dos últimas confrontaciones electorales, ha sabido mantenerse centrada y estructurada.


PUES BIEN: En estas circunstancias políticas inicia su andadura, por desgracia, esta nueva legislatura.
He preferido describirlas con crudeza y claridad, aún a sabiendas de que, quizás algunos hubieran preferido que, siquiera por un momento, mirara hacia otro lado.
No es mi estilo. Pero, además: ¿Qué adelantamos mirando hacia otro lado? ¿Cree alguien que la situación ha de mejorar haciendo eso? Muy al contrario: de seguro, ha de empeorar, si no la encaramos. Y en cualquier caso que nadie cuente con este candidato a diputado general para añadir más confusión, más crispación o más enfrentamiento social.
¿Qué cabe, entonces, hacer en esta situación política?

3- PRINCIPIOS, ACTITUDES Y VALORES PARA LA POLITICA FORAL GUIPUZCOANA



  • PRINCIPIOS PARA LA POLITICA FORAL GUIPUZCOANA

Hona hemen egin asmo dudana:


Lehen-lehenik, esan dudanaren harian, argi hitzegin. Ez arazoak izkutatu. Ezta kontua nahasmendu eta luzamendutan ibiltzea. Herritarrek euskal politikagintzan gertatzen ari denaren berri zuzena izateko eskubidea dute. Iturri zuzenetik izan ere.
Bigarrenik: Gureak eta bi egingo ditugu, gipuzkoarrak eta gipuzkoar gizartea muturretik erdialdera erakartzeko. Berdin da zein den muturrera jotzeko aurkez daitekeen arrazoia: euskal abertzaletasuna zein espainiar konstituziozaletasuna. Euskal gizartearekin sokatiran ibili nahi dutenek, jai dute gurekin. Ez baikaude joko horietarako. Izan ere, gipuzkoar gizarteak, maiatzaren 25ekoan, berriro ere, alde bateko zein besteko muturrei bizkarra eman eta, elkarrizketa eta adostasunaren aldeko jarrera tinkoa azaldu zuen, PNV-EA koalizioaren hautes-eskaintza babestuz.
(Traducción del euskera)Estas son mis intenciones;

En primer lugar, al hilo de lo expresado hasta ahora, hablar claro. No esconder los problemas. No es cuestión de provocar desconcierto y dar largas al asunto. Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a recibir información directa de cuanto sucede en la política vasca. Incluso de fuentes directas.

En segundo lugar: Haremos todo lo que podamos para atraer a los guipuzcoanos y a la sociedad guipuzcoana del extremo al centro. Es igual qué razón pueda presentarse para tender a los extremos: el nacionalismo vasco o el constitucionalismo español. Quienes quieran hacer un pulso con la sociedad vasca, lo tienen claro con nosotros, pues no estamos para esos juegos. De hecho, la sociedad guipuzcoana, el 25 de mayo dio la espalda a uno y otro extremos, y expresó su firme actitud a favor del diálogo y del acuerdo, apoyando la oferta de la coalición electoral PNV-EA. (Fin de la traducción)
Estas Juntas Generales dan, por su constitución, idea clara de la apuesta de la sociedad guipuzcoana a favor de la moderación y del alejamiento de los extremos.
No son la expresión perfecta –expresión que por lo demás no existe nunca en ningún sitio- de las voluntades y alternativas políticas de nuestra sociedad. Pero son una expresión democrática de tales voluntades y alternativas. Y lo son, además, a pesar de las circunstancias, escasamente democráticas en las que nos han obligado a jugar las últimas elecciones.
Estas Juntas Generales dan idea clara, asimismo, del camino que nos queda por recorrer a favor de la normalización, de la estabilidad y de la confianza en el propio futuro de esta sociedad.
No cederemos al chantaje, venga de donde venga, venga en nombre de lo que venga, de quienes desean que esa normalización se plantee al compás de sus propias estrategias políticas.
Al contrario intentaremos hacer que las Juntas Generales se conviertan en el foro de debate, expresión y decisión políticos por excelencia de Gipuzkoa. Ofrezco para ello, desde ya, en la medida en que sea elegido Diputado General, mi colaboración personal y la del equipo de gobierno que, en su caso, me corresponda presidir y dirigir, a estas Juntas Generales y, de forma expresa, a su Presidenta para, entre todos, alcanzar este objetivo democrático. Y anuncio la disposición abierta de la coalición PNV-EA en cuyo nombre me presento, para introducir cuantas modificaciones reglamentarias se entiendan convenientes para la consecución de estos fines.
En esa dirección trabajará PNV-EA con la amplia representación que le ha proporcionado la población guipuzcoana en estas Juntas Generales.
Berriro diot, PNV-EA koalizioak ezin uler dezake nola ez dauden ordezkatuta Batzar Nagusi hauetan Herri honetako aukera politiko guztien ordezkariak.
Sinesturik gaude ezker abertzaleko aukera nagusia legez kanpo uzteak ez garamatzala inora. Eramatekotan kontrako bidera.
Bakea erdiesteko, bakegile izan behar derrigor. Gatazka gatazka gainean piztuz, ez da bakerik. Sestra, sesioa eta iskanbila bazterretan.
Erizpide berdinari jarraiki, ezin uler genitzake ezker abertzaleak hartu dituen erabakiak. Zenbaitetan badirudi izugarri gogoko duela Madrilen jotako musikari jarraiki dantza egitea. Hala eta guztiz ere, ezker abertzaleak ETArekiko duen autonomia eza zaigu ulerkaitzen.
(Traducción del euskera) Repito, la coalición PNV-EA no puede entender cómo no están presentes en estas Juntas Generales los representantes de todas las opciones políticas de este pueblo.

Creemos que no nos lleva a ninguna parte el hecho de dejar fuera de la ley la principal opción de la izquierda abertzale. De hacerlo, sería al camino contrario.

Para conseguir la paz necesariamente hay que trabajar por la paz. Provocando conflictos sobre conflictos no hay paz. Líneas divisorias, disputas y conflictos en todas partes.

Siguiendo el mismo criterio, no podríamos entender las decisiones tomadas por la izquierda abertzale. A veces parece que les gusta bailar al son de la música que tocan desde Madrid. Sin embargo, lo que nos resulta más difícil de comprender es la falta de autonomía de la izquierda abertzale con respecto a ETA.(Fin de la traducción)
Haremos frente a las responsabilidades que nos correspondan en orden a una progresiva normalización, en todos los órdenes de la sociedad guipuzcoana.
Los siguientes principios presidirán nuestra actuación:
Respeto a las reglas de juego democráticas buscando, en todo caso, su mejora y su profundización. No nos apuntamos ni a la negación, ni al recorte, ni a las rebajas democráticas para un supuesto objetivo más democrático el día de mañana.
Respeto estricto de los derechos humanos. Condena rotunda y explícita de toda violación de los derechos humanos. Y fomento de todos los derechos para todos. Convivencia ciudadana en clave de derechos humanos.
Respeto a las reglas de juego y normativas que tenemos establecidas, en concreto, en estas Juntas Generales, buscando siempre, en su definición y en su aplicación, la mejora y la profundización de las mismas. Buscamos unas Juntas Generales que se conviertan, de verdad, en el foro de debate y decisión de la vida política guipuzcoana.
Respeto, dentro de estas reglas, al juego de mayorías y minorías, buscando, también, en este punto, la mejora y la profundización, que es el de la búsqueda de mayorías más amplias y consensos. Con una renuncia explícita y expresa al uso del rodillo parlamentario.
Junto a todo ello, promoveremos el debate y la reflexión de todo orden con la participación de todos los que lo deseen. Promoveremos foros, entre los que destacará el de la Reflexión estratégica por su configuración y amplitud de objetivos.
Participaremos activamente, en la medida en que esté en nuestra mano, en todos los foros en los que se reflexione, discuta o decida el futuro de Gipuzkoa. Allá donde existan o se organicen.
Y, junto a todo ello, ejecutaremos nuestro programa de actuación para estos próximos cuatro años, buscando, en todo caso y en todo momento, el apoyo político y social máximo posible para generar dinámicas de participación social.
Programa horren hari nagusiak adierazi nahi nituzke ondoren.
Aurrez, nolanahi, hari horiek ulergarriagoak gerta daitezen, zenbait puntu agertuz hasi nahi dut. Bi zehazki.
Lehenik eta behin, jarreren eta balioen garrantzia programaren ardatz nagusi gisa. Ez dugu balio eta jarrerei jaramonik egiten ez dien programarik ulertzen. Era berean ez dugu edozein balio eta jarrera berdintzat hartzen duen programarik ere ulertzen. Gure iritziz, programa baten juzgua egiteko orduan, garrantzi handia du zein jarrera eta balioekin oratzen den. Ez baita berdín bata edo bestea. Horregatik, ezinbesteko ikusten dut zeintzuk diren guretzat progama indartzen duten balio eta jarrerak agertzea. Hortik abiatuko naiz.
Bigarren puntu bat, gure iritzian programa bat bere osotasunean ulertzeko guztiz garrantzizkoa, programa hori gidatzen duten ideia nagusiak adieraztea da.
(Traducción del euskera) A continuación quisiera explicar las líneas principales de dicho programa.

Previamente, para que de alguna manera las líneas mencionadas se comprendan mejor, quiero comenzar explicando algunos puntos. Concretamente dos.

En primer lugar, la importancia de las actitudes y los valores como eje principal del programa. No comprendemos un programa que no tienen en cuenta los valores y las actitudes. Del mismo modo, no comprendemos tampoco un programa que da la misma importancia a cualquier valor o actitud. En nuestra opinión, a la hora de juzgar un programa, es de gran importancia saber con qué actitudes y valores se ha gestado. Todos no nos iguales. Por ello, considero imprescindible explicar cuáles son los valores y actitudes que sustentan nuestro programa. Comenzaré por ahí.

Un segundo punto, en nuestra opinión, de total importancia para comprender un programa en su totalidad, es explicar las líneas maestras que guían dicho programa.(Finde la traducción)


  • ACTITUDES Y VALORES PARA LA POLITICA FORAL GUIPUZCOANA

En consecuencia, los valores y las actitudes que presiden y guían el programa de la coalición PNV-EA son, expuestas resumidamente, las siguientes:


NO compartimos el pensamiento y, sobre todo, la actitud de quienes piensan que “esto va bien” y que “con tal de seguir así más o menos”, ya saldremos adelante.
NO compartimos tampoco el pensamiento y, sobre todo, la actitud de quienes piensan que “no tenemos nada que hacer” o su análogo de que “eso no está en nuestras manos”, o bien, “depende de lo que otros, más o menos próximos o lejanos, hagan o dejen de hacer”.
Creemos y proponemos que hagan lo que hagan otros, “nuestro destino, aunque siempre en compañía y relación con esos otros y con lo que ellos hagan, está finalmente en nuestras manos”. Esta convicción nos anima y orienta decisivamente nuestra propuesta política.
Creemos en las siguientes actitudes y valores que consecuentemente promoveremos y fomentaremos en todo momento, a través del conjunto de las actuaciones y actividades que desarrollemos:


  • Buscamos y proponemos una sociedad y unas personas activas y, a la vez, responsables.




  • Buscamos y proponemos unas Personas y una sociedad abiertas y, al mismo tiempo, solidarias.




  • Buscamos y proponemos unas personas y sociedad emprendedoras, pero también capaces de colaborar entre ellas.




  • Finalmente: buscamos y proponemos unas personas y una sociedad pacíficas y, asímismo, radicales en la defensa de los derechos humanos.

Estos son los valores y comportamientos que, sobre todo, informan y que, al mismo tiempo, se intentan difundir y desarrollar a través del Programa de gobierno con el que, desde la coalición PNV-EA, nos presentamos a las todavía recientes elecciones a estas Juntas Generales de Gipuzkoa y cuyas líneas principales me propongo exponer a sus Señorías en los próximos minutos.





Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal