H ayek y la filosofia cristiana



Descargar 177,1 Kb.
Página5/5
Fecha de conversión08.06.2017
Tamaño177,1 Kb.
1   2   3   4   5

20 Puede considerarse, en efecto, que hay una "teoría unificada" de Mises y Hayek al respecto, que es como una síntesis de sus respectivos aportes. Los aportes de Mises pueden verse perfectamente sistematizados en su tratado de economía (Human Action), en su capítulo 20.

21 Ver La desnacionalización de la moneda, Fund. Bolsa de Comercio de Bs. As., 1980.

22 En Caminos abiertos, op. cit.

23 El primero en "The Counter...". op. cit.; los dos últimos en Studies in Philosophy, Politics and Economics; University of Chicago Press, 1967.

24 En La miseria del historicismo (1944); ed. Taurus, Alianza Ed., Madrid, 1961/73. Cap. IV.

25 Ver nuestro trabajo sobre Popper, op. cit., parte 1, punto 6.

26 Op. Cit., pág. 3.

27 Es a partir del debate Popper-Lakatos que se sabe que, así como no hay verificaciones con certeza, tampoco hay falsaciones con certeza. Lo que es falsado es un conjunto, compuesto por las múltiples partes de la conjetura en cuestión más la multiplicidad de condiciones iniciales conocidas. La falsación no puede establecer qué parte de ese conjunto es el que está fallando.

28 Ver The Constitution of Liberty, Londres, Routledge and Kegan Paul, University of Chicago Press, 1960; y Law, Legislation and Liberty, University of Chicago Press, 1973, tomo I; 1976, tomo II; 1979, tomo III. Traducción Castellana: Los fundamentos de la Libertad, Unión Ed., Madrid, 1975; y Derecho, Legislación y Libertad, Unión Editorial, Madrid, 1978 tomo I; 1979 tomo II; 1982 tomo III.

29 Ver, al respecto, el art. de Ricardo Rojas, "El orden jurídico espontáneo", en Libertas, Nro. 13, mayo 1990.

30 En "Los fundamentos..." (op. cit), cap. XII.

31 Ver al respecto Benegas Lynch, A.: "Los papeles antifederalistas", en Libertas, Nro. 10, mayo 1989.

32 Especialmente en Nuevos estudios, op. cit., segunda parte, y Studies, op. cit., caps. 5 y 6.

33 Empero, opinamos que tanto Hayek como varios tomistas se equivocan al colocar en R. Descartes el origen de ese racionalismo. El racionalismo cartesiano era un sistema metafisico, actitud que nada tiene que ver con el cientificismo positivista del racionalismo criticado por Hayek. Por otra parte, consideramos falsa la tan extendida opinión de que el sistema de Descartes es idealista, como también consideramos falso que su cogito tiene implícito un principio de innamencia que después concluye en Hegel. Pero sobre estas cuestiones no nos podemos extender en este momento y, además, las tenemos recién en la etapa de su primera investigación.

34 Ver el art. de E. Gallo, ya citado.

35 Ver op. cit.

36 Ver Gallo, op. cit., y también su art. "La ilustración escocesa" en Estudios Publicos, Nro. 30, otoño 1988, Centro de Estudios Públicos, Santiago, Chile.

37 Ver al respecto al art. de Zimmermann. E.: "Hayek, la evolución cultural y sus críticos", en Libertas, Nro. 6, mayo 1987.

38 Ver "Popper: búsqueda con...", op. cit., parte II, 1.

39 Ver Summa Theologiae, I, Q. 78, a. 3 y 4.

40 Ver Fabro, C.: Percepción y pensamiento, Eunsa, Pamplona, 1979.

41 Ver op. cit.

42 Ver Suma Contra Gentiles, libro II. cap. 56.

43 Ver I, q. 79.

44 Ver trabajo citado en nota 38, parte II, 4.

45 Ver S.T., I-II, q. 10, a. 2.

46 Ver Gilson, op. cit., y Fabro, C.: Drama del hombre y misterio de Dios, Rialp, Madrid, 1977.

46b Ver Santo Tomás, Suma Contra Gentiles, libro III, caps. 72 a 75. BAC, Madrid, 1967.

47 Ver Derecho, Legislación y Libertad, op. cit., tomo I, pág. 74.

48 Ver Bostaph, S.: The Intellectual Context of Carl Menger's Researsh Efforts, inédito, Dallas University.

49 Maki, Uskali: Carl Menger's Conception of Economics as an Exact Science, paper for presentation at the symposium "The Methodology of Carl Menger: A Symposium on the Philosophical Foundations of Austrian Economics", Jannuary 20, 1990. King's College, London.

50 Ver trabajo citado nota 38, parte 1, 6.

51 Ver Mill, J.S.: Essays on Some Unsettled Questions of Political Economy (1874); Augustus M Kelly Publishers, Clifton 1974, Essay V. Hemos comentado esta cuestión en "Caminos abiertos", op. cit.

52 Hemos desarrollado esta relación entre la antropología tomista y la cuestión del error y la incertidumbre en la racionalidad humana en nuestra tesis "Fundamentos...", citada en nota 1.

53 Ver La lógica de la investigación científica, (1934); Tecnos, Madrid, 1985.

54 Ver al respecto la obra de Simard, E.: Naturaleza y alcance del método científico; Gredos, Madrid, 1961. Sobre De Koninck, ver la tesis de licenciatura de Oscar Beltrán, El conocimiento de la naturaleza en la obra de Ch. De Koninck, presentada a la Universidad Católica Argentina en diciembre de 1991.

55 Ver op. cit., nota 38.

 


56 Ver Suma Teológica, I-II, 95, 2, ad 3, y Villey, M.: El pensamiento ius-filosófico de Aristóteles y de Santo Tomás, Ghersi, Bs. As., 1981, p. 127.

57 Ver "Derecho, Legislación...", op. cit., tomo II, cap. VII.

58 Ver Nuevos estudios, op. cit., cap. IX, punto 2.

59 Idem nota 57, pág. 105.

60 Ver Opusculo sobre el gobierno de los príncipes, Ed. Porrúa, México, 1975; cap. II.

61 I-II, q. 105, a. 1c.

62 I-II, q. 96, a. 2c. Trad. C.I.González, s.j. Ed. Porrúa (idem nota 60).

63 Reiteramos en este punto la aclaración hecha en la nota 33.

64 Ver Lakatos, I.: La metodología de los programas de investicación científica, Alianza Ed., Madrid, 1983.

65 Ed. de Belgrano, Bs. As., 1985.

66 Ed. de Belgrano, Bs. As., 1989.

67 Ver, al respecto, los siguientes documentos: Pacem in terris, de Juan XXIII, 1961; Nous avons lu (1927), Non abbiano bisogno (1931), Mit brennender Sorge (1937), Divini Redemptoris (1937), de Pío XI; y Summi Pontificatus (1939), La Iglesia Católica y el Nacionalsocialismo, discurso del 2/6/45, de Pio XII. Excepto el primero, todos en Doctrina Pontificia, BAC, Madrid, 1958.

68 "Derecho, Legislación y...", op. cit., tomo II, pág. 7 (pág. 2 en el original inglés).

69 Idem, apéndice al cap. IX, pág. 172.

70 Op. cit. en notas 65 y 66.

71 Ver su libro Doctrina Social de la Iglesia, Universidad Católica de Chile, Santiago de Chile, 1987, p. 94.

72 Precisamente, todo el tomo II de "Derecho, Legislación...", op. cit., está dedicado a esta cuestión. Una versión más resumida de esta idea puede encontrarse en el cap. 5 de la 1ra. parte de Nuevos Estudios, op. cit.

73 En nuestro libro "Economía de mercado y...", op. cit., anexo 3.

74 En su Nro. 48.

75 Ver Nuevos Estudios, parte 1, cap. 5, punto 7.

76 Ver su art. "Justicia Distributiva en la Escolástica Tardía", en el libro Cristianismo, sociedad libre y opción por los pobres; varios autores; Centro de Estudios Públicos, Santiago de Chile, 1988.

77 En "El humanismo...", op. cit., cap. 3, punto 6.

78 En Nuevos Estudios, cap. IX, punto 14.

79 Op. cit., pág. 13.

80 Reiteramos que hemos tratado estos temas en "El humanismo...", op. cit.

81 El trabajo con respecto a Mises lo hemos hecho en la tesis citada en la nota 1; en "La filosofía cristiana y el pensamiento de Ludwig von Mises", en Libertas, Nro. 5, octubre de 1986, y en "Ludwig von Mises y la filosofía cristiana", en Estudios Publicos, Santiago de Chile, Nro. 21, verano 1986. Con respecto a Popper, lo hemos hecho, en parte y muy resumidamente, en "Epistemología contemporánea y filosofía cristiana", en Sapientia, UCA, Bs. As., Nro. 180, 1991, y, más extensa y detalladamente, en el libro Popper: búsqueda con esperanza, inédito, 1991.

82 Ver su conferencia "Tolerancia y responsabilidad intelectual" (mayo 1981) en el libro Sociedad abierta, universo abierto, Tecnos, Madrid, 1984.
1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal